Web  LaHiguera.net
LaHiguera.net
Música | Cine
 Destacado: Capitán América: El soldado de invierno, en cines 28 de marzo
Lahiguera.net en Twitter Lahiguera.net en Facebook
 Noticias de cine | Cartelera | Próximos estrenos | DVD | Avances | Tráilers | Festivales y premios | Actores y actrices | Carteles | Blog C 
 
   Buscar |
Guía de cine   |
|
 
 Cinemanía >> Películas >> Los fantasmas de mis ex novias >> Comentario
Los fantasma. | Sinopsis | Comentario | Reparto | Ficha técnica | Fotos | Noticias 
Los fantasmas de mis ex novias cartel reducido
Los fantasmas de mis ex novias
(Ghosts of girlfriends past)
Dirigida por Mark Waters
¿Qué te parece la película?
Genial Muy buena
Entretenida Interesante
Mediocre Un rollo
Votar  Ver resultados 
El Facebook de LaHiguera.net: Síguenos, y estarás al tanto de todas las novedades
Reducir tamaño de letraAumentar tamaño de letra Cambiar el tamaño del texto

Matthew McConaughey y Jennifer Garner protaognizan la comedia romántica Los fantasmas de mis ex novias. Otros protagonistas de la película son Breckin Meyer, Lacey Chabert, Robert Forster, Anne Archer, Emma Stone y Michael Douglas.

Los fantasmas de mis ex novias. está dirigida por Mark Waters a partir de un guión de Jon Lucas y Scott Moore, y producida por Jon Shestack y Brad Epstein. Los Productores ejecutivos son Marcus Viscidi, Mark Waters, Jessica Tuchinsky, Toby Emmerich, Cale Boyter y Samuel J. Brown, con Ginny Brewer como co-Productora. El equipo creativo incluye al Director de fotografía Daryn Okada, la Diseñadora de producción Cary White, el Editor Bruce Green y la Diseñadora de vestuario Denise Wingate. La música es de Rolfe Kent. El Productor ejecutivo de la música es Ralph Sall.


Probablemente no es la mejor persona que puedas escoger como Padrino de bodas, incluso si se trata de tu único hermano
El último lugar en la faz de la tierra en la que podríamos esperar encontrarnos a Connor Mead es en una boda. Sería aún más difícil si se trata de su propia boda, aunque ya es bastante difícil imaginarnos que logra vencer su aversión al matrimonio durante tiempo suficiente como para participar en la ceremonia de otro. Pero esta vez es diferente. Se trata de la boda de su hermano y sólo porque se trata de Paulie, Connor está dispuesto a dejar el gran estilo de vida que lleva en la ciudad de Nueva York para desplazarse a Newport, Rhode Island, la ciudad donde nació, y donde se llevará a cabo la ceremonia en la bellísima propiedad de su finado tío Wayne.

Connor se imagina que va a estar algo incómodo durante las celebraciones, pero lo acepta. Sólo se trata de un fin de semana. Lo que no se espera es cómo se va a sentir cuando se encuentre frente a frente con su amor de juventud Jenny Perotti (Jennifer Garner).

"Connor está acostumbrado a sentir mucha confianza en sí mismo, a ser encantador y divertido, algo especial, y siempre estar muy seguro de todo. Él no desea herir a nadie, sólo busca divertirse. Pero es también un tío que ha perdido algunos de sus encantos y aún no lo sabe. Ha estado interpretando este papel tanto tiempo que ni siquiera se ha percatado de que lo que se encuentra al final es un camino solitario", comenta Matthew McConaughey, quien interpreta al soltero empedernido de nuestra historia.

"El volver a ver a Jenny le proporciona la primera pista", dice el Director Mark Waters.

Hermosa, inteligente y segura de sí misma, Jenny podría haber sido lo mejor que le podría haber ocurrido a Connor... si no se hubiese alejado de ella hace unos años. Ahora es la madrina de honor, y está muy clara con todo lo que se refiera a su ex, y está determinada a no dejar que nada, ni nadie, estropee esta ocasión tan especial, y esto significa dejarle todo muy claro a Connor, en caso de que planee algo que pueda a empañar la dicha de la feliz pareja.

"Habiendo experimentado en carne propia el estilo Connor Mead, Jenny no le tiene ni un atisbo de paciencia", afirma Jennifer Garner. "De niños eran los mejores amigos y eso significaba algo realmente importante para los dos, luego se volvieron a ver y comenzaron a salir de adultos pero para ese entonces, Connor ya estaba en camino de convertirse en un playboy de fama mundial y la desilusionó por completo. Casi le hizo perder la esperanza en los hombres. Cuando los vemos juntos en la casa, seguro que saltan chispas, pero no son las buenas".

Waters se imagina a Jenny como "la combinación entre una chica normal y la que logró zafarse del encanto de Connor, con un toque de algo especial que Connor no logra descifrar. Tienen una gran historia juntos y el sentimiento de que Jenny conoce a Connor de una forma en que ninguna otra mujer podrá hacerlo jamás. Para mayor desilusión de Jenny al ver en lo que se ha convertido, ella sabe que el Connor real es mucho mejor que eso; como consecuencia de esto, ella descubre todas sus jugadas y lo pone en su sitio. Matthew y Jennifer se adentran en un proceso de competencia que proviene de los años que Connor y Jenny pasaron juntos durante la infancia".

"Jenny es el tipo de mujer que todos esperamos tener en nuestras vidas, alguien que pueda vernos como en realidad somos y que pueda sacar lo mejor de nosotros mismos", comenta el Productor Jon Shestack, quien reconoce que Garner le proporcionó a Jenny "una vulnerabilidad e inteligencia convincentes, a pesar de sus duras palabras, la tristeza que siente por Connor y lo vacía que ha quedado su vida. Aunque sería difícil convencer a alguien que conozca a Connor Mead, de que en realidad él posee una dulzura especial, muy dentro de él, Jenny piensa que sí, y sigue buscando ese sentimiento, a pesar de que todo le demuestra que está equivocada".

Pero esa dulzura, si es cierto que existe, está oculta muy dentro de él.

La noche del ensayo de la cena de bodas, a Connor le piden que haga el brindis. Fuera de todo lo que le es natural, y sorprendido al ver a Jenny, sintiéndose aprisionado en una casa llena de tul blanco y flores y envalentonado por sus muy frecuentes viajes al bar, Connor se lanza en un discurso predecible, pero no por eso menos atroz en contra del matrimonio y todo lo que representa. Luego, escapa en el estilo típico de Connor antes de que nadie en la mesa pueda decirle algo, siendo los principales contrincantes, la futura novia, su padre, Jenny, y posiblemente incluso Paul, quien está comenzando a dudar sobre si hizo bien al invitar a su hermano.

Aunque es difícil saber a ciencia cierta qué tanto Connor se cree sus propias historias, o por qué lo hace, el Productor Brad Epstein explica: "a pesar de toda su popularidad y su éxito, él está totalmente alienado emocionalmente. Le tiene miedo al amor. Podría toparse frente a frente con lo mejor de su vida, pero no estaría en capacidad de verlo. No puede ver los árboles en medio del espeso bosque".

Waters comenta, dejando algunas pistas sobre lo que está por venir: "este es un tío que no se percata del vacío de su existencia y que necesita un llamado urgente del cosmos. En este sentido, la película ‘Los fantasmas de mis ex novias’ es más que una simple comedia romántica. Es un tipo de comedia romántica donde cada quien se lleva su merecido de una manera mágica".

Si Connor alberga alguna esperanza de tener un futuro significativo, tendrá que volver a vivir el pasado. Pero va a ser un viaje difícil, y va a necesitar ayuda especial.


Chico, presta mucha atención. El recorrido ha sido muy largo para llegar aquí
Dejando atrás la locura de la fiesta de boda a favor de la paz y de la privacidad del baño de invitados, Connor se siente muy agradecido de poder disfrutar de unos minutos a solas. Necesita pensar y recalibrar su estado de ánimo. Este fin de semana va a ser más difícil de lo que se imaginó.

De repente, entre el lavamanos y el servicio..... está el fantasma de su tío Wayne.

Wayne, ídolo de Connor durante su juventud, aún se ve muy bien, aunque algo pasado de moda. Interpretado por Michael Douglas, Wayne es el arquetipo del playboy de cierta época de gran estilo, con todo y chaqueta de terciopelo y pañuelo anudado al cuello, sin mencionar las gafas de sol, la consabida copa de whisky y el puro.

Waters comenta: "Michael Douglas dio la nota perfecta, proporcionándole al personaje el tipo de estilo que hace voltear cabezas y el encanto que te hace pensar que podría perfectamente ser perdonado por cualquier cosa que hiciera o dijera. Wayne en el fondo es un sentimental; un seductor eterno y siempre en la onda. Yo pensé que Michael podía hacer de él un personaje atractivo, como pensé que Matthew lo haría con Connor aunque sean los dos papeles más políticamente incorrectos de la historia. Ellos hacen que podamos percibir el corazón de los personajes. Aunque creo que en el caso de Wayne, tienes que fijarte con mucho detenimiento".

Por supuesto, el tío Wayne ya no es el alma de la fiesta. Ha estado muerto desde hace cinco años. Pero se está colando en esta boda como espíritu porque tiene un mensaje muy importante para su sobrino preferido, el chico que de tanto admirarlo, dedicó su vida a ser exactamente como él. Es un mensaje que Connor nunca hubiese esperado recibir y que no quiere escuchar en realidad: "Chico, no malgastes tu vida como lo hice yo".

Douglas explica: "el tío Wayne le enseñó a Connor todo lo malo que él había aprendido acerca de las relaciones, que esencialmente se reducía a no dedicarse a ninguna mujer, sino a pasarla bien y a seguir su camino. Así fue como Wayne llevó su propia vida, pero en esa época, la intención era proteger a Connor de una decepción amorosa".

"Al ver a Wayne ahora", continua Douglas, "te das cuenta de que en realidad a él le hubiera gustado no terminar así. Se da cuenta de los errores que cometió en su vida e intenta que Connor no los repita". Por eso, trata de tener algo así como un efecto retroactivo con este último esfuerzo por guiarlo en una dirección más positiva. Pero va a necesitar ayuda muy poderosa y él es lo bastante inteligente para contar con un tipo de ayuda a la que Connor no dejará de prestar atención: mujeres.

Anticipando las tumultuosas horas que se le avecinan, el tío Wayne le advierte a Connor que va a ser arrastrado a través del desastre romántico de su vida por los espíritus de las mujeres que mejor lo conocen, representadas por sus novias del pasado, el presente y del atemorizante futuro, para ver si logra ganarse una segunda oportunidad para poder encontrar, y mantener, el amor de su vida.


¿Qué pasaría si pudieses revivir el pasado, aprender del presente y cambiar el futuro?
Recién salida de los ochenta con su conjuntito de vaqueros y encaje y el cabello disparado nos encontramos con Allison Vandermeersh de 16 años de edad, en otras palabras, con el Fantasma de las novias del pasado, interpretado por Emma Stone. Ella trae a Connor de vuelta a una época en la que era un chico dulce y tímido con el corazón en la mano y para quien Jenny Perotti era su mejor amiga. Juntos, Allison y Connor de adulto, vuelven a vivir la humillación de bailar una canción lenta en el baile de graduación y luego ir de mal en peor, en el camino que lo llevaría a convertirse en el infame Connor Mead.

Elegida por la fortaleza de su interpretación cómica, pero sensible, en la película "Supersalidos", Stone disfrutó poniendo todos los límites en el papel de Allison, a quien considera "una bomba de tiempo. Esencialmente, Allison es un tipo de alucinación, siempre estancada en el momento exacto en que se encontró por primera vez con Connor, lo que quiere decir que aún se comporta como la chiquilla de 16 años de edad y es muy excitable".

Luego, para mostrarnos algo de los eventos más recientes está Melanie, la asistente de Connor, interpretada por Noureen DeWulf. Aún cuando técnicamente no es una de sus conquistas, Melanie se le aparece como el Fantasma de las novias del presente en virtud del hecho de que es la única relación consistente que Connor tiene hoy en día con alguna mujer. DeWulf comenta: "ella no se siente particularmente encantada con la tarea. Ya es bastante lo que trabaja para él, y ¿ahora le toca trabajar para él durante el fin de semana como un fantasma, y sin cobrar nada? Será algo tan normal". Lo bueno para Melanie es que durante estas escenas su relación de trabajo cambia y ella se convierte en el jefe. Ella lleva al cansado pero cada vez más consciente soltero a través de las paredes de algunos apartamentos de la ciudad de Nueva York para que pueda ver lo que realmente ocurre del otro lado del teléfono después de que él les dice adiós.

Pero sin lugar a dudas el más atemorizante es el Fantasma de las novias del futuro, una belleza etérea y silente interpretada por Olga Maliouk, quien le proporciona a Connor un vistazo de lo que puede ser su vida si sigue rechazando al amor verdadero.

"El fantasma fue un gran recurso para introducir el viaje a través del tiempo y además permitió expandir el potencial de la historia", comenta McConaughey, quien literalmente se lanzó en cuerpo entero a las posibilidades de algunas de las escenas. "Hay mucha más libertad cuando sales del mundo real, se abre más campo para jugar y de una manera extraña, también una mayor honestidad. Mark y yo fuimos encontrando maneras distintas de trabajar con eso".

En cuanto a la logística de lo que Waters llama "las reglas de los fantasmas", este es un aspecto que consideró anteriormente, cuando trabajó el romance entre un hombre y el fantasma de una mujer en la comedia de 2005: "Ojalá fuera cierto". "A veces, los actores se preocupan por detalles como si se debe ver que los sillones de los asientos se hunden cuando se supone que se están sentando y mi respuesta es: ‘eso no importa. Son las reglas de los fantasmas.’ Yo creo que una vez que el público acepta el concepto artístico de que son personajes que no pueden ser vistos u oídos por todos, entienden lo que estás haciendo y te siguen. Con una historia como esta, no se trata de los efectos; se trata del viaje de Connor y de que él esté presente en todos estos reveladores escenarios".

"En los primeros contactos que Connor tiene con los fantasmas busca desesperadamente que lo vean y detener los acontecimientos. Sin embargo, poco a poco, deja de actuar de forma física porque se da cuenta no sólo de que es totalmente inútil, sino de que además es peligroso y doloroso", comenta McConaughey.

También se presentan momentos de gran emotividad, explica el Director, como cuando Connor se ve forzado a presenciar el desarrollo de una escena romántica entre Jenny y su nuevo e inesperado enamorado Brad, en la cocina de la Mansión Mead. "Es como si se desarrollaran dos historias simultáneas. Por un lado, es una clásica escena de una comedia romántica interpretada por Jenny y Brad que se están conociendo, pero al mismo tiempo está el espíritu de Connor allí presente y pensando: ‘esto es una pesadilla. Estoy haciendo que estos dos se junten.’"

Garner concuerda. "Connor tiene una experiencia muy distinta de la que tienen el resto de los invitados a la boda. Nos encontramos en este fin de semana de celebración preguntándonos qué es lo que le sucede y él se va volviendo más y más loco a medida que se desarrolla la película".


La boda
A diferencia de Connor y Jenny, Paul y su novia Sandra son la pareja perfecta, "están hechos el uno para el otro", comenta Breckin Meyer, quien interpreta al futuro novio. "Paul está hecho para la monogamia. Él cree en el amor y realmente quiere estar con Sandra para el resto de su vida. Al final, la única familia que tiene en su lista es Connor, y es la única persona que en realidad no debería asistir a la boda".

"Paul es un contraste interesante para Connor. Al principio, es como el corazón de Connor. A primera vista, parecen no tener nada en común, pero sus similitudes y la relación que tienen como hermanos va apareciendo a medida que se va desarrollando la historia", explica el guionista Jon Lucas, cuyos créditos con su socio guionista Scott Moore incluyen el éxito de las fiestas: "Como en casa, en ningún sitio" y la comedia que será estrenada próximamente: "The Hangover".

"Ver el amor que Connor siente por su hermano, nos proporciona una pista acerca de su humanidad y de su potencial", agrega Moore. "Si él es capaz de comprometerse con eso de todo corazón y si alguien tan fantástico como Paul lo apoya, bueno, a lo mejor no es tan mala persona después de todo".

Pero no es una tarea fácil. Paul defiende el comportamiento de su hermano de todo corazón y hasta donde puede, hasta que alcanza un punto en el que ya no puede justificarlo ni por un minuto más. De acuerdo al inventario de desastres que hace Meyer: "Connor no puede dejar de hablar mal acerca del matrimonio, destruye el pastel, flirtea con la futura suegra de Paul e incluso deja colar cierta información, que podría perfectamente proporcionar motivos para cancelar la boda".

Si los talentos Paul para controlar los desastres llegan al límite con Connor, también pasan a examen sus talentos para mantener la calma e intentar que Sandra no se desanime del todo antes de que se escuche la marcha nupcial.

Lacey Chabert, una de las estudiantes en "Chicas malas" quien interpreta a Sandra, confirma: "no es que se esté tambaleando ante la perspectiva de la boda porque quiere parecer interesante. Ella en realidad es una chica fantástica, muy emotiva y sometida a una gran presión. Ella ha estado planeando esta boda desde que tenía cuatro años de edad y quiere que todo salga perfecto. Se alegra por Paul de que su único hermano pueda venir, pero en cuanto llega Connor, ella ya sabe que van a tener problemas".

Del lado de Sandra está el Sarge: el Sargento Mayor Volkom, de la Marina Estadounidense, retirado, interpretado por Robert Forster. No sólo es el padre de la novia, también será quien oficie la boda a las 15:30. No es un hombre con el que se pueda jugar. Meyer bromea: "un suegro que tengas que respetar es una cosa, y un suegro al que tengas que hacerle el saludo oficial es algo atemorizante".

"El Sarge es una persona increíblemente dulce y cariñoso con su pequeña Sandra, pero te das cuenta de que está listo para partirle el cuello a Connor si va demasiado lejos", explica Waters. "Sólo hace falta mirar a Forster y ya te das cuenta de lo que está pensando… y no es nada bueno".

El actor, más conocido por su trabajo en películas dramáticas, estuvo encantado con la oportunidad de divertirse un poco con el papel del Sarge, al que describe como "un militar retirado súper duro que ahora oficia ceremonias. Para él esta boda es de suma importancia. Cuando Connor llega y comienza a crear problemas, él se pone a la defensiva porque cuando eres soldado, no dejas de serlo nunca y cuando eres padre, harás todo lo que esté en tus manos para evitar que tu hija sufra".

Anne Archer interpreta el papel de Vonda, la ex mujer del Sarge. Vestida para matar y totalmente liberada, Vonda tiene un intercambio muy provocador con Connor en el bar en el que le revela cierta afinidad con sus ideas acerca de las costumbres sociales tan "anticuadas" como el matrimonio, con una excepción fundamental. A diferencia de Connor, Vonda reconoce la importancia del amor.

Archer comenta: "ella es definitivamente una mujer fatal, el tipo de mujer que se siente sexy a cualquier edad, que es algo que no ves con frecuencia en las películas y que resulta muy refrescante. No hay nada pasado, ni obsoleto en esta futura suegra. Es muy inteligente y tiene un peculiar sentido del humor. Es muy sabia y no le interesa censurar la conducta de nadie".

Aún cuando la boda de Sandra vuelve a juntar a Vonda y al Sarge por primera vez desde el divorcio, el tema es si este par logrará dejar atrás la política de no volverse a hablar lo bastante como para compartir la felicidad de su hija.

Otro de los importantes miembros del reparto es Daniel Sunjata ("El diablo se viste de Prada") en el papel de Brad, el atractivo soltero, el típico anti-Connor perfecto que Sandra intenta juntar con Jenny; además de Camille Guaty (serie de televisión "Las Vegas"), Rachel Boston (serie de televisión "The Ex List") y Amanda Walsh (serie de televisión "Sons & Daughters") quienes aportan un ritmo muy activo a la película interpretando a las damas de honor Donna, Deena y Denice, locas por encontrar algo de acción y aprovechar todo del dinero que se han gastado en los tratamientos de belleza que se han hecho para la boda.

La cantante, compositora y actriz Christina Milian ("El amor no cuesta nada") ayuda a establecer la personalidad de Connor en las primeras escenas de la película interpretando a Kalia, una de sus clientes de alto perfil que acompaña sus sesiones de fotos con alguna sesión de retoques posteriores....


La Mansión Mead: un cruce entre Hugh Hefner y Martha Stewart
"Mark tenía en mente algo muy específico para la boda de Paul y Sandra", comenta la Diseñadora de producción Cary White, para quien esta es su sexta colaboración con el Director de Los fantasmas de mis ex novias. Los dos consideraron muchas propiedades antes de decidirse por la que se convertiría en la Mansión Mead.

El interior de la casa tenía que reflejar dos temas bien distintos y coexistir pacíficamente en lugar de chocar. "De fondo, teníamos esta idea del playboy mayor", comenta White, haciendo referencia a los suntuosos paneles de madera, los múltiples bares, tapizados de animales y detalles como el cabecero en el cuarto de Connor con el monograma de las iniciales de Wayne de forma muy prominente y masculina. "A esto le añadimos por encima, capa tras capa de elegantes decoraciones nupciales coordinadas".

Para gran disgusto de Connor, la casa está vestida con kilómetros de tul, ramilletes de flores blancas y velas que llenan el aire con el aroma característico de la novia: la lavanda. Eso es suficiente para hacer desaparecer cualquier rastro de olor a puro que pueda quedar en algún rincón.

"Fuera de la casa, Mark quería plasmar el espíritu de Newport, una mansión al estilo del Gran Gatsby con columnas y estatuas", explica la diseñadora, "lo que demostró ser todo un reto ya que la producción estaba basada en Boston y en áreas aledañas. La arquitectura de esa área tiene un aspecto muy inglés, por lo que terminamos diseñando una fachada para una mansión en Ipswick conocida como el Castillo Crane".

El Castillo Crane proporcionó los exteriores y algunos interiores de la casa del tío Wayne. Construida por el arquitecto David Adler en 1928 para la familia Crane, la mansión de 59 habitaciones de estilo Estuardo es hoy en día un monumento nacional histórico del Estado de Massachusetts. Los cinéfilos la reconocerán como el lugar donde se llevaron a cabo las escenas diabólicas en "Las brujas de Eastwick" y como el imponente hogar de "Flores en el ático".

Los fantasmas de mis ex novias fue filmada dentro de la casona, y fue utilizado su patio posterior embellecido con columnas falsas y entablamento. Además, fue instalada de manera temporal un camino circular rodeado de estatuas sobre el césped. Las modificaciones que le hicieron los cineastas a la propiedad se unieron a unas reparaciones que los responsables ya habían comenzado, y que incluyeron, pintar, ventanas nuevas, y reparaciones a varios muros externos.

Otros de los interiores, incluyendo la biblioteca y el salón de fiestas, fueron creados en lo que White denomina "una mansión en ruinas en Wellesley que estaba realmente en mal estado. Pero el diseño de la misma era perfecto desde el punto de vista visual para el rodaje y la mayor parte de la película fue filmada allí. Cuenta con siete entradas que dan a los pies de la escalera y eso hace que sean posibles infinitas entradas y salidas. Tuvimos que reformar totalmente esos cuartos, pero no queda duda de que valió la pena". La combinación de partes de estas dos estructuras además de los escenarios para el cuarto y el baño construidos en platós completaron la Mansión Mead.

Los lugares prácticos que representaban la vida de Connor en la ciudad de Nueva York en las escenas en flashback incluyeron los populares restaurantes del centro de Boston Sonsie y Les Zygomates, y el estudio de fotografía de Connor fue creado a partir de un local vacío en la calle Channel Center en el sur de Boston. El conocido club de Boston FELT se mantuvo para uno de los únicos emplazamientos con el nombre de Infinity Bar, un homenaje a la película "All That Jazz (Empieza el espectáculo)" en la que Waters comenta: "Connor se ve rodeado en un torbellino surrealista por todas las mujeres que ha conocido en su vida, al tiempo que el bar se va extendiendo incesantemente en todas las direcciones".

La producción también utilizó la Capilla Martha-Mary en Sudbury, Massachusetts, así como unos 90 residentes de Sudbury aproximadamente para aparecer como invitados de la boda.

"Está la ciudad, el campo, el pasado, el presente y el futuro; tenemos espíritus, jugadores, bellísimas mujeres, amor, comedia, una persecución salvaje y todo tiene un aspecto muy rico y elegante. Es así como quieres que se vean las películas: como la vida real, sólo que mejor, más brillante y más bonito", comenta Shestack.

Con escenarios tan grandiosos como los de la Mansión Mead, Waters intentó "colocar la historia en un contexto de gran expansión para que no se desarrollara como un drama familiar muy íntimo. El público verá a Connor por primera vez en el loft de techos altos donde tiene su oficina, y poco después, llegando a la casa de su tío Wayne, donde su coche prácticamente desaparece en el camino de la grandiosa casa que llena toda la pantalla, haciéndote sentir que algo épico puede ocurrir allí ese fin de semana. Es una gran historia acerca de grandes sentimientos y queríamos asegurarnos que las actuaciones contaran con suficiente espacio para representar los distintos papeles a ese nivel".

Top Vídeos Películas
PROXIMOS ESTRENOS
CARTELERA DESTAC.
ACTORES Y ACTRICES
AVANCES DESTAC.
Musicalia Cinemanía Servicios (+)
Noticias
Novedades
Próximas novedades
Discos históricos
Canciones
Festivales + premios
Artistas y grupos
Portadas
Listas
Guía / directorio
Blog Musica & Roll
Noticias
Cartelera
Próximos estrenos
DVD
Avances
Tráilers
Festivales + premios
Actores y actrices
Carteles
Box-office
Guía / directorio
Blog Cine & Rol
Postales
Chistes
Lista de correo
Top10Listas.com
© LaHiguera.net | Contacto | Redacción | Recomienda | Sugiere una web | Aspectos legales | Política de privacidad | Cookies | Publicidad y webmasters | RSS