Web  LaHiguera.net
LaHiguera.net
Música | Cine
 Destacado: Keira Knightley y Adam Levine en una película muy musical
Lahiguera.net en Twitter Lahiguera.net en Facebook
 Noticias de cine | Cartelera | Próximos estrenos | DVD | Avances | Tráilers | Festivales y premios | Actores y actrices | Carteles | Blog C 
 
   Buscar |
Guía de cine   |
|
 
 Cinemanía >> Películas >> Furia de titanes >> Comentario
Furia de tit. | Sinopsis | Comentario | Reparto | Ficha técnica | Fotos | Noticias 
Furia de titanes cartel reducido
Furia de titanes
(Clash of the titans)
Dirigida por Louis Leterrier
¿Qué te parece la película?
Genial Muy buena
Entretenida Interesante
Mediocre Un rollo
Votar  Ver resultados 
El Facebook de LaHiguera.net: Síguenos, y estarás al tanto de todas las novedades
Reducir tamaño de letraAumentar tamaño de letra Cambiar el tamaño del texto

"Furia de Titanes" ha sido dirigida por Louis Leterrier. Al frente de su reparto internacional encontramos al actor australiano Sam Worthington ("Avatar") como Perseo, el hijo mortal de Zeus, el rey de los dioses. Liam Neeson ("La lista de Schindler"), nominado a un Óscar, interpreta al colosal Zeus, junto con otro nominado a un premio de la Academia, Ralph Fiennes ("El paciente inglés"), que es Hades, el rey del inframundo que se alimenta del miedo de los hombres. Completan el reparto Gemma Arterton como Io, la misteriosa guía espiritual de Perseo que le acompañará en su viaje, Mads Mikkelsen, que es Draco, quien toma su espada para unirse a Perseo, Jason Flemyng como Acrisio, un rey convertido en una bestia terrible, Danny Huston como Poseidón, el dios de los mares, y Alexa Davalos en el papel de Andrómeda, una princesa condenada a perder su vida si Perseo no tiene éxito.

Louis Leterrier ha sido el director de "Furia de Titanes" a partir de un guión de Travis Beacham, Phil Hay y Matt Manfredi, basado en la película "Furia de Titanes", dirigida por Desmond Davis con un guión de Beverley Cross. Sus productores han sido Basil Iwanyk y Kevin De La Noy. Sus productores ejecutivos son el oscarizado Richard D. Zanuck ("Paseando a Miss Daisy") y Thomas Tull, Jon Jashni y William Fay, de Legendary Pictures.

El equipo técnico está compuesto por el director de fotografía Peter Menzies, Jr., el diseñador de producción Martin Laing, los editores Martin Walsh y Vincent Tabaillon, la oscarizada diseñadora de vestuario Lindy Hemming ("Topsy-Turvy") y el compositor Ramin Djawadi.

También han participado en el equipo creativo el supervisor de efectos visuales nominado a un Óscar Nick Davis ("El caballero oscuro"), el supervisor protésico nominado a un Óscar también Conor O'Sullivan ("El caballero oscuro", "Salvar al soldado Ryan"), el oscarizado supervisor de efectos especiales y animatronics Neil Corbould ("Gladiator"), la oscarizada diseñadora de maquillaje y peluquería Jenny Shircore ("Elizabeth") y el mezclador de sonido Ivan Sharrock ("El último emperador"), ganador por su parte de un Óscar también.


¡Liberad al Kraken!
Con unas bestias míticas de dimensiones colosales, unas vistas imponentes que van desde lo más profundo del infierno hasta la cumbre del monte Olimpo y batallas a muerte entre hombres y dioses, "Furia de Titanes" es un gran espectáculo que atrapará al público desde la primera escena y lo hará partícipe de un emocionante viaje en 3D por la Grecia antigua sólo concebible en el siglo XXI.

"Es una gran aventura muy divertida, una película de evasión, me encantan ese tipo de películas", comenta Louis Leterrier. "Se trata de una historia heroica, mítica, romántica… Habla de cumplir tu destino. Tiene fantasía y diversión, pero también da un poco de miedo. Y a eso hay que sumar un reparto increíble con Sam Worthington, Ralph Fiennes y Liam Neeson; el resultado es una experiencia verdaderamente estimulante".

Con Leterrier a la cabeza, las estrellas del film no lo dudaron a la hora de adentrarse en el mundo mítico. "Siempre me han gustado los directores que se atreven con los retos", comenta Sam Worthington, que interpreta el papel protagonista de la película, Perseo. "La visión de la película de Louis era grande, atrevida y heroica. Quería que fuera una película emocionante de las que se ven comiendo palomitas, y yo pensé: 'Bueno, es un buen director para hacerlo, quiero participar en su proyecto'."

Dos buenos amigos como Liam Neeson y Ralph Fiennes, al frente de los papeles de Zeus y Hades, respectivamente, están de acuerdo. "Mis hijos me animaron a hacerlo", comenta Neeson, "y estaba seguro de que con Louis y todos esos genios informáticos que tenía a su cargo, las imágenes iban a saltar fuera de la pantalla".

"Siempre me ha gustado la mitología griega y todo lo que puede lograrse con los efectos especiales ahora me parece extraordinario", añade Fiennes. "También vi que el guión tenía una intensidad y calidad épica realmente increíbles".

Gran amante de la película original, Leterrier se sintió como un niño en una tienda de golosinas durante todo el rodaje. "La versión de 1981 de 'Furia de Titanes' era una de mis películas favoritas; de hecho, es una de las películas más mágicas que haya visto en mi vida. Me vuelve loco. Así que no lo dudé en cuanto tuve ocasión de hacer mi propia versión".

El entusiasmo del director por el material ha quedado patente. El productor Kevin De La Noy lo explica así: "A Louis le encanta hacer películas y contar historias, y se enfrentó a todos los retos con humor y la firme determinación de que todo funcionara. Su energía incansable fue una inspiración para todos nosotros. Se implicaba al máximo en todas y cada una de las tomas; lo veía todo clarísimamente y quería que todos participáramos de ello. Y así obtuvo los resultados deseados".

Leterrier no era el único al que le apasionaba el proyecto. El productor Basil Iwanyk comenta: "Recuerdo haber hecho cola durante dos horas cuando tenía 11 años - uno de mis mejores fines de semana en el cine - para ver "Furia de Titanes" con todos sus monstruos y batallas y princesas y gente con espadas… cosas que no había visto nunca antes".

A cargo de la tarea de convertir un clásico de culto en una película del siglo XXI están los guionistas Travis Beacham, Phil Hay y Matt Manfredi.

"Me encantó lo que habían hecho los guionistas", recuerda Leterrier. "No era un mero remake toma por toma con tecnología moderna. Conservaba la integridad del original, pero era algo totalmente diferente".

"Me encanta el original, por lo que la propuesta me daba un poco de respeto", explica Beacham. "Una de las cosas que me gustan de la película, y de los mitos en general, es que ponen las luchas comunes del hombre en un contexto con circunstancias imposibles para contar cosas que no pueden expresarse de otra forma. ¿Quieres salvar a la chica? ¿Cuál es el problema? Pues que tendrás que enfrentarte a un monstruo terrible para lograrlo. Tendrás que ir al fin del mundo y volver. ¿Quieres rebelarte contra tus padres? Bueno, tu padre es un dios, así que, ¡vamos a ver qué eres capaz de hacer!".

"Hablamos mucho del tono que íbamos a usar para intentar hacer una aventura divertida con mucho ritmo pero con la acción estrechamente ligada a los personajes y sus peripecias", añade Hay.

Manfredi comenta: "Para nosotros, la acción sólo funciona si tiene emociones. Queríamos que cada acción revelara quién es Perseo en ese momento; la acción es el campo de pruebas que forja su carácter y sus relaciones. Tiene que tener consecuencias para la gente de la que nos ocupamos".

"Es una forma clásica de contar historias, en el sentido literal de la palabra", aporta Iwanyk. "Es la vida y la muerte, la traición y el valor… todo ello interpretado por humanos, monstruos y dioses. Mi objetivo al reinventar esta película era transmitir a la gente las mismas sensaciones que yo tuve de niño, pero con toda la tecnología avanzada disponible en la actualidad".

Como ayuda para lograr ese objetivo, a la versión de 2010 de "Furia de Titanes" se añadió una nueva dimensión: el 3D. Esto encajaba a la perfección con la visión del director. "Aunque no estábamos rodando en 3D, diseñé muchas de las tomas con ese estilo visual en mente, profundizando en los nuevos mundos, haciendo que las enormes criaturas llegaran al espectador en unas imágenes fantásticas", afirma Leterrier, cuya visión resultó bastante acertada. "La conversión al 3D aporta una increíble profundidad a cada escena, mejorando la historia y ofreciendo una experiencia de "furia" total".


El viaje de un héroe
De acuerdo con la mitología de "Furia de Titanes", el hombre fue creado por los dioses y, a su vez, sus plegarias dotaban a las deidades de su inmortalidad y su fuerza. Y, gracias a la adoración de los hombres, éstos pueden regir su destino. "Es un poco como el palo y la zanahoria", explica Leterrier, "pero hay un poco demasiado de palo y falta zanahoria. Los humanos se están volviendo rebeldes, así que existe tensión. Se necesitan mutuamente, pero al mismo tiempo, están enfrentados".

Perseo, el héroe de la película, acaba de perder a la única familia que ha conocido, y está dividido entre los dos mundos: el de los hombres, en el que se crió, y el de los dioses, al que muchos creen que pertenece. Sam Worthington interpreta al semidiós que se niega a asumir, o siquiera a aceptar, que es hijo de Zeus.

"El actor que interpretara a Perseo tenía que tener una rara combinación de gran corazón y fortaleza exterior", comenta Leterrier. "Sam es uno de los actores más maravillosamente explosivos que conozco, pero lo más importante para mí era lo que quería expresar a través del personaje. Nos ha ofrecido un Perseo fuerte, decidido, aunque con dudas, y eso es exactamente lo que creo que hacía falta para este papel".

Iwanyk agrega: "Cuando entró Sam, todos supimos que era nuestro Perseo. Nos convenció inmediatamente, y nos gustaba el hecho de que quisiera trabajar duro como actor y que entendiera lo que iba a exigirle el papel. Sam posee tanto intensidad como juventud. Es duro y tiene un físico increíble. Resulta creíble como dios".

"Perseo es un sencillo pescador cuando aparece por primera vez y lleva una vida sencilla", señala Worthington. "Pero las circunstancias le llevan a vengar la muerte de su familia a manos de los dioses. Aparte de la naturaleza épica de la película, lo que realmente me atrajo fue la idea de la familia, de los padres tratando de reconciliarse con sus hijos, de los hijos que desean saber por qué sus padres no los quieren o por qué los abandonaron, así como de unos hermanos, por así llamarlos, vinculados a distintos niveles".

Iwanyk aporta, por su parte: "Perseo es básicamente un daño colateral en la guerra entre los hombres y los dioses. Termina en Argos, la cuna de la civilización en la Grecia antigua, que se está viniendo abajo a manos de los mismos dioses que mataron a su familia. Y ahí es donde descubre quién es en realidad".

La negativa de Perseo a aceptar su lado divino es un factor muy importante para Worthington, que lo explica así: "No quería que Perseo tuviera que ser un dios para alcanzar el éxito. Creo que el hecho de que lo rechace, de que quiera hacerlo todo como un hombre, es un mensaje positivo. No le gustan los abusones, así es como ve a los dioses, y piensa que ya está bien; alguien tiene que hacer algo, y bien podría ser él. Empieza de modo bastante petulante y aparatoso, pero finalmente tiene que madurar y admitir que debe aceptar su origen para sobrevivir".

Un personaje que no aprecia la independencia de Perseo es su padre natural, Zeus, el rey de los dioses, que cree que Perseo no sólo tendría que querer, sino también pedir su ayuda. Acostumbrado a recibir un amor sin fisuras de su propia creación – la humanidad – Zeus no sabe bien cómo hacer frente a la merma en su devoción y las crecientes revueltas.

"Zeus, más que cualquier otro dios, ama a los hombres", explica Leterrier. "Los ha creado, y se siente mal porque los ama tanto que no quiere enfrentarse a ellos con todo su poder y destruir todos sus ejércitos. Así que intenta por todos los medios conseguir que le obedezcan... pero los tiempos están cambiando".

Y no le ayuda tampoco que su hermano Hades, el señor del inframundo, le esté presionando para que le permita hacer las cosas a su manera. El afamado actor Liam Neeson, que interpreta el papel del atribulado rey del Olimpo, explica esta delicada relación. "Hace millones de años, Zeus, Hades y su hermano Poseidón, recibieron el control del universo de manos de sus padres, los Titanes", comenta Neeson. "Zeus recibió los cielos y Poseidón los mares, pero Zeus engañó a Hades para que se hiciera cargo del inframundo, y por eso Hades ve ahora la oportunidad de vengarse de Zeus iniciando una guerra con los humanos. Confundido en un primer momento por las llamadas a la hermandad de Hades, Zeus cree que éste podría tener razón... y que quizás tenga que dar una lección a la humanidad".

"Podríamos haber hecho dos cosas con Zeus", observa Leterrier. "Podría haberlo presentado con el pelo blanco, barba cana, toga y sentado en un trono. Pero no era eso lo que queríamos. Este Zeus lidera una guerra, es activo, es fuerte. Sus debilidad es que ama a los mortales, especialmente a las mortales".

"El físico de Liam era perfecto para este papel", comenta Iwanyk a propósito del actor. "Es grande, es fuerte y tiene una voz grave y autoritaria, pero su rostro es dulce y sus ojos resultan muy emotivos. El Zeus en el que habíamos pensado es el rey de los dioses y tiene mucho poder, pero también está herido, confundido, hundido, se ha ablandado un poco. Liam tiene una figura muy intensa, imponente, pero sabe interpretar con esa suavidad, con esa emoción en la cara".

Aprovechando el dolor de su hermano por haber perdido la devoción de los mortales, Hades convence a Zeus para que lleve el miedo al corazón de los hombres, diciéndole que el temor devolverá sus oraciones a Zeus y, con ellas, su poder. Pero, en realidad, el miedo de los hombres hace más fuerte a Hades, no a Zeus, El aclamado actor Ralph Fiennes interpreta el papel del taimado rey del inframundo decidido a ocupar el puesto que merece en el cielo.

"Ralph no es lo que se entiende por un hombre con un físico imponente", comenta Iwanyk, "pero es capaz de transmitir una gran intensidad, furia y fuerza. Quería que trasladara ese personaje único e increíblemente aterrador en la pantalla, y lo hizo". El productor también vio positivamente la amistad en la vida real entre Fiennes y Neeson. "Hades y Zeus tienen una relación muy complicada en pantalla, ya que no son sólo rivales, son hermanos. La amistad de Ralph y Liam realmente aportaba mucho a la dinámica".

"Los dioses están rebosantes de energía", afirma Fiennes, "y Hades sube al Olimpo, con su imponente hall de mármol colgado entre las nubes y ve que lo que ha estado echando de menos ahí abajo entre los condenados y los muertos. Y no es un dios compasivo. Ha sido traicionado por Zeus y cree que ha llegado su turno. Así que acude a la ciudad de Argos y les demuestra su cólera y su fuerza. Por eso exige el sacrificio que termina enviando a Perseo a su expedición".

El sacrificio que exige Hades es muy duro: la vida de la princesa de Argos, Andrómeda, para que sea devorada por un ser monstruoso, el Kraken, en el próximo eclipse. Alexa Davalos interpreta a la desgraciada princesa, una joven amable y generosa dispuesta a dar su vida si con eso va a salvar la vida del pueblo de Argos.

"Andrómeda es muy cabezota y rebelde", explica Davalos. "Pero esas cualidades suponen también una vulnerabilidad. Está defendiendo la historia y la realeza de su familia y forjándose su propio camino; está verdaderamente conectada con la gente de una forma distinta a la de sus padres". A pesar de la disposición de Andrómeda para sacrificar su vida, Perseo no está dispuesto a dejarla morir sin luchar, lo que se convierte en el motor de su heroica misión.

Acompañando a Perseo en su gesta está Io, cuyo destino va unido al suyo, y que es una especie de ángel guardián para él. La actriz Gemma Arterton interpreta a la guía mítica - no es ni un mortal ni un dios - que sigue a Perseo en sus viajes. Como muchos otros de los que han participado en la película, a Arterton le gustaba mucho la película original.

"La vi unas 50 veces cuando era niña, así que cuando me enteré de que iba a tener un papel en la nueva versión, estaba encantada", comenta. "Fingí que no me afectaba, pero rápidamente cogí el teléfono para llamar a mi madre y a mi hermana". Irónicamente, el personaje que interpreta no aparece en la película original. "Eso era aún más emocionante, porque tenía que implicarme, pero con algo nuevo y diferente para mí".

Leterrier describe el contraste entre las dos mujeres que aparecen en la historia de Perseo. "Para mí, representan los dos mundos entre los que está dividido - el mundo de los hombres en el que se ha criado y el mundo de los dioses al que pertenece - y tiene que elegir". El director no podría estar más satisfecho con la elección de las dos actrices. "Alexa y Gemma son unas intérpretes estupendas. Como la princesa, Alexa es muy realista y muy humana, mientras que Gemma es muy etérea, con una piel de porcelana casi transparente... es como si pudieras atravesarla al tratar de tocarle el rostro".

Ninguna de las actrices se mostró demasiado escrupulosa ante las exigencias físicas de sus respectivos papeles. "Las dos forman parte de la aventura, e igual que a los actores les decíamos 'Vamos, chicas' y lo hicieron estupendamente", recuerda el director.

Aunque salvar la vida de Andrómeda es el catalizador de la misión de Perseo, e Io actúa como su guía espiritual, Draco, un soldado cansado de la vida, es el primero en tomar su espada y unirse a él. Se convierte en una especie de mentor, deseoso de enseñar a usar la espada y estrategias para la lucha al testarudo semidiós.

"Draco es un protector de la princesa y un antiguo guerrero a punto de retirarse", comenta Mads Mikkelsen, que interpreta el papel. "Sabe que no puede matarse al Kraken, por lo que decide aceptar ese último encargo y unirse a Perseo; no está muy contento, aunque su formación hace de él el mejor hombre para el trabajo". Afortunadamente, el actor y antiguo gimnasta lo veía de otra forma. "Cuando me dijeron que querían que me columpiara de una cuerda con una espada, me acordé de que solía soñar con ello de niño, y fue genial".

Uno de los personajes con que se encuentran Perseo, Draco y sus compañeros de viaje es Calibos, mitad hombre, mitad monstruo. Era un antiguo rey, Acrisio, que se convirtió en una bestia cuando Zeus lo golpeó con un rayo. El veterano actor Jason Flemyng interpreta este papel dual. "Conozco a Jason desde hace años y es un actor estupendo", señala Leterrier. "Realmente quería ser Calibos, y ya había interpretado a Jekyll y Hyde antes, por lo que pensé que sería el hombre perfecto".

"Cuando tienes que colocarte prótesis durante cuatro horas, la gente dice '¡A por Flemyng!'", bromea el actor. "Pero estaba encantado de volver a trabajar con Louis. Y si entras en un set de rodaje y te encuentras con Liam Neeson y Ralph Fiennes, sabes que el rodaje ese día va a merecer la pena".

También entre los muchos actores con talento de todo el mundo que forman parte del reparto de la película están Danny Huston como Poseidón, el rey de los dioses, Pete Postlethwaite como Spyros, y Elizabeth McGovern como Marmara, los padres adoptivos de Perseo, Luke Treadway como Procopion, el vociferante profeta de Hades en Argos que pide insistentemente la muerte de la princesa Andrómeda, y Liam Cunningham, Nicholas Hoult y Hans Matheson como Solon, Eusebio e Ixas, tres de los memorables viajeros que ayudan a Perseo en su gesta.

El impresionante reparto era una especie de sucursal de las Naciones Unidas en el rodaje, con representantes de EE.UU., Australia, Dinamarca, Irlanda, Israel, Francia, Inglaterra, Polonia, Escocia y algún país más.

Leterrier, que es a su vez francés, recuerda haber preguntado a algunos de sus actores al comienzo de la película si estaban "listos para mojarse, mancharse, sentirse mal, pasar calor, hambre y dolor durante los siguientes seis meses y que todos respondieron que sí. ¡Y no hubo día en que no lo lamentaran!", comenta divertido.


Dioses y monstruos
Aparte de los personajes humanos y en línea con la mitología del guión, "Furia de Titanes" está llena de bestias y criaturas míticas – desde el caballo alado Pegaso hasta la mortal Medusa o el peor monstruo de todos con forma de escorpión, el temible Kraken. Crear a esas criaturas exige una combinación de elementos prácticos y efectos visuales.

El supervisor de efectos visuales Nick Davis declara: "Estábamos trabajando con el Olimpo y Hades, así que teníamos el cielo y el infierno, y teníamos dioses y monstruos; éstos eran los elementos fantásticos inherentes a la historia. Pero, al mismo tiempo, queríamos ser foto-realistas. Queríamos que la gente se creyera al caballo volador y que las arpías son reales dentro del sustrato fantástico que habíamos creado para la película".

Para la lucha de escorpiones, el equipo de Davis empezó creando bloques de lo que serían los personajes en la batalla masiva. Trabajaron con el director para determinar la escala de los escorpiones, que era de aproximadamente 765 centímetros a 1 metro, desde el aguijón hasta la cola.

El equipo de efectos especiales, liderado por el supervisor de efectos especiales y animatronics Neil Corbould - que, de adolescente ya había trabajado en la versión original de "Furia de Titanes" pegando plumas a la lechuza Bubo – construyó un prototipo mecánico a modo de escorpión provisional para que los actores tuvieran algo con lo que interactuar durante la secuencia de la batalla. "El cruce entre los efectos especiales y visuales era evidente en ese prototipo", explica Corbould. "Nick diseñó un estupendo escorpión en 3D que utilizamos como base de un modelo físico para el prototipo". El equipo de efectos utilizó luego un sistema remoto para manejar el prototipo mecánico a través de los controles de un joystick.

"También creamos un prototipo móvil para montar, que era un bastidor programado por ordenador con el caparazón de un escorpión encima", explica Davis. "El personaje de Draco se sube a su lomo y comienza un recorrido salvaje y lleno de acción".

"Se trataba de un rodeo muy técnico", añade Corbould. "Era capaz de moverse un metro por segundo en cualquier dirección: arriba, abajo y también de rotar 360 grados. Además, teníamos casi un metro de carril que podía subir y bajar también. Era bastante difícil mantenerse arriba, literalmente te sacaba disparado".

Su reto más complicado con el propio prototipo fue la velocidad. "Los escorpiones se mueven muy deprisa, así que tratamos de alcanzar esa velocidad", recuerda Corbould. "Pero tuvimos que echar un poco el freno. Ni el jinete más hábil hubiera podido mantenerse encima a esa velocidad".

Sólo montar el prototipo en el lugar de rodaje ya fue muy difícil, puesto que la película se estaba rodando en un parque nacional, el de Tenerife, con el tercer volcán más alto del mundo, y eso implicaba que había que seguir unas normas muy estrictas. El equipo no podía sacar ningún vehículo fuera de la carretera para llevarlo al set de rodaje. Esto hizo que hubiera que llevar el pesado escorpión todo lo lejos que se pudo en camión para luego trasladarlo "a mano" atravesando las rocas. Se precisaron cuatro días para montar el prototipo definitivo con todo el sistema, dejando el equipo informático y operativo en la montaña, a merced de los elementos durante esos cuatro días. Todas las noches el equipo rezaba para que no saliera volando.

El equipo de Davis también utilizó una combinación de imágenes generadas por ordenador e imágenes rodadas para dar vida a la Medusa, el Kraken, las arpías, Pegaso y algunos personajes más. A diferencia de cualquier otra representación anterior de la Medusa, esta versión del personaje letal no sólo tenía la cabeza coronada de serpientes, sino que su cuerpo era mitad humano, mitad serpiente, y era capaz de cazar a los intrusos con sigilo y precisión. Los efectos digitales convirtieron a la top model rusa Natalia Vodianova en una górgona capaz de aniquilar con la mirada.

Quizás la criatura mítica más importante de la historia es el caballo volador Pegaso, un animal verdaderamente majestuoso. Leterrier lo explica así: "Pegaso es un caballo alado, es el compañero de los dioses, y ningún humano lo ha montado nunca. En un primer momento lucha con Perseo, lo que supone otro obstáculo más que ha de superar el héroe".

"El problema con los caballos voladores es que los caballos no vuelan", afirma Davis. "Por eso tienes que resolver un montón de problemas aerodinámicos para que resulte natural".

Se utilizaron dos sementales frisones – una especie grande y negra de caballo oriunda de los Países Bajos – para el papel: Bonce hizo del Pegaso protagonista, y Gallo fue el que montó el especialista.

El equipo de efectos especiales desarrolló un complejo sistema para colocar sensores de seguimiento en los animales y utilizó cámaras especiales para seguir sus movimientos con mucho cuidado. Para completar la ilusión, las alas se añadieron luego sirviéndose de imágenes digitales.

Además de los dos caballos, el reparto y el equipo técnico también trabajaron con otros animales entre los que se incluyen camellos, una pitón de Borneo albina de 2 metros y 17 kilos de peso, dos jóvenes bueyes y varios perros. En línea con su propietario, Zeus, el animal más majestuoso quizás fuera un águila calva americana, que fue todo un éxito en el rodaje; al final de la película, la mayoría de los miembros del reparto y el equipo técnico se habían hecho una foto con ella. Y no es sólo que todo el mundo se divirtiera trabajando con el reparto "animal" de la película, sino que también recibieron la más alta valoración concedida por la American Humane Association por el cuidado que tuvieron al tratar a los animales.

La fase de diseño del Kraken – la bestia más temida de todo Argos – se prolongó durante un período aproximado de cinco meses. Davis lo cuenta así: "Aaron Sims, nuestro diseñador de personajes, trabajó con Louis y conmigo y el equipo de arte hasta dar con algo que nos gustara a todos, y luego la gente de MPC (Moving Picture Company) comenzó su trabajo ocupándose de la textura y todo lo demás. El agua también era un elemento muy importante. El Kraken sale del mar, así que el agua tiene que caer en cascada a escala masiva, pero hay otra parte que se queda siempre en el agua, agitándola. Suponía todo un reto".

"El Kraken es misterioso, es una leyenda", explica Leterrier, "así que no queríamos que se viera desde un primer momento. Nick, Aaron y MPC hicieron un trabajo estupendo al crear este monstruo marino que aparece poco a poco. Tiene las escamas transparentes porque no ha visto el sol en miles de años, por lo que tenía que haber cierta transparencia por debajo de la superficie y la luz tendría que entrar y rebotar en su piel".

Además de las criaturas, la unidad de efectos especiales incorporó regularmente muchos efectos de la naturaleza a las escenas, como máquinas de viento y agua, fuego y vapor. "Neil nos dio en el rodaje toda la interacción necesaria, ya se tratara de objetos que suben empujados por el viento o que se caen, o de los bastidores y los prototipos mecánicos, las explosiones o las llamas y las nubes de polvo. Trabajamos juntos para diseñar toda la logística", concluye Davis.

Con localizaciones en Tenerife, Gales y Etiopía, el equipo de efectos visuales contaba con un enorme lienzo sobre el que trabajar. Davis prosigue: "Estábamos trabajando en esos lugares, y como queríamos que la ciudad de Argos realmente pareciera pertenecer a los acantilados y montañas en los que estábamos rodando, filmamos secuencias completas de ellos. Todo se basó en ese material, y ha sido un punto de partida excelente".


En busca de la Grecia del 200 a.C.
"Reunimos un equipo y un reparto compuesto por más de 800 personas de todo el mundo para crear una escala realmente mundial", nos cuenta Leterrier refiriéndose a las variadas y distantes localizaciones utilizadas en "Furia de Titanes".

De La Noy añade: "Louis tenía una visión bastante clara desde un primer momento. No quería limitarse a lo digital para crear este mundo; evidentemente, íbamos a necesitar criaturas mitológicas digitales, pero queríamos que el mundo en el que vivían los personajes fuera lo más real posible".

"Furia de Titanes" se ha rodado, de hecho, por todo el mundo, incluidas algunas ciudades que rara vez aparecen en el cine. Tenerife, en las Islas Canarias, es un destino turístico junto a la costa de África que rara vez ha aparecido en una gran producción en las últimas cuatro décadas.

"A diferencia de las localizaciones que suelen aparecer con frecuencia en las películas", explica Leterrier, "ésta es totalmente nueva, con lava blanca y negra, y árboles verdes y extrañas formaciones de nubes. Me sentía como si estuviera en la cima del mundo, en un lugar al que nunca hubiera llegado antes el hombre".

"La película se desarrolla en la antigüedad, así que necesitábamos un paisaje virgen", ratifica De La Noy quien, en sus primeros tiempos como director de localizaciones, se ganó el apodo de "sendero inexplorado". "Siempre me he sentido así", continúa. "Siempre he encontrado una gran satisfacción en llegar a sitios en los que no hubiera estado nunca antes nadie más".

Tenerife ofrecía a la producción una gran variedad de localizaciones, así como oportunidades únicas. De La Noy afirma lo siguiente: "En la secuencia en la que la estatua de Zeus cae en Argos, estábamos a 200 metros, con los helicópteros sobrevolando la cima del volcán. Era la primera vez que había helicópteros volando por ahí. Todo lo que se veía era surcos de lava petrificada".

La producción también aprovechó el océano circundante, sobre todo cuando los dioses desatan su furia contra Argos. Allí es donde la familia de Perseo fallece en un bote de pesca. La embarcación utilizada en la película se construyó en Inglaterra y se llevó a Tenerife para el rodaje; sin embargo, se hundió la primera vez que se echó al mar. Después de recuperarla, hubo que volver a colocar el corcho para que pudiera hacerse a la mar y volver a hundirse, esta vez a propósito.

En las Islas Canarias, también rodaron en Gran Canaria y Lanzarote, porque su paisaje es diferente. "Las Islas Canarias en su conjunto forman un elemento muy importante y sustancial de la película: son unas islas muy pequeñas donde puedes encontrar todo un continente de paisajes", comenta De La Noy. Una de las características dinámicas más importantes de las islas son sus nubes. "Estábamos realmente por encima de las nubes. Esta película no va a resultar nada claustrofóbica", concluye.

El productor considera que los acantilados de Los Gigantes son "clavados" a los de Argos. "Recuerdo como algo de lo más gratificante la primera vez que llegué allí; al dar la vuelta con la Zodiac miré al cielo y vi esos acantilados verticales que se elevaban unos 300 o 400 metros por encima del agua. Eso era justamente lo que estaba buscando, y podía tocarlo y sentirlo. Fue simplemente fantástico".

En una localización muy diferente como es Gales, el equipo también rodó algunas secuencias críticas como las de la entrada de Hades, una lucha entre Perseo y Calibos y los exteriores de la visita del viajero a las brujas Estigias. Sobre estas últimas, el diseñador de producción Martin Laing afirma: "En nuestra mitología, cuando la Tierra se creó en la batalla entre los Titanes, uno de ellos murió y al caer su mano al suelo se creó el mundo en el que viven nuestras brujas, en sus dedos. Pasan el tiempo moviéndose por la palma de la mano y ése fue precisamente el marco que desarrollamos".

"Mi idea se basaba en los exteriores de Gales y era muy oscura, muy negra, con mucha niebla misteriosa que entra", prosigue Laing. Luego le mostramos los diseños a Leterrier. "De esa conversación salió la idea de la mano; salió del humo. Fue una colaboración estupenda".

"Martin vino con esta visión más grande que la propia vida, y me encantó", recuerda Leterrier.

Laing afirma que tanto él como su director son también grandes amantes de las texturas. "En Gales encontramos una maravillosa cantera de pizarra, con todos esos escombros cayendo por la ladera de una colina. Recuperamos esos elementos, la descarnada realidad de sus elementos, y la trasladamos al rodaje".

Aunque en esta producción se han utilizado profusamente numerosas localizaciones al aire libre, no todo se rodó in situ, y también hubo que crear algunos decorados para el resto. Entre los decorados creados por Shepperton Studios se incluyen el hogar de las brujas Estigias, la morada etérea de los dioses, el monte Olimpio, y algunas partes de Argos y su basílica.

En los Pinewood Studios de Buckinghamshire, se utilizó un tanque para las escenas submarinas y los primeros planos de las almas de los muertos remando en la barca de Caronte por el río Estigia, entre otras cosas. Longcross – una antigua zona de pruebas militares del gobierno británico que se emplea ahora como estudio de cine e instalaciones de pruebas para el sector automotor - sirvió para recrear Argos.

"En el caso de Argos, podríamos haber acudido a lugares que ya tuvieran las paredes y todo lo demás, pero el problema era que queríamos una destrucción masiva, y lo mejor para poder destruir es construir primero", afirma Leterrier. "Así que creamos una ciudad de más de 12.000 metros cuadrados y resultó muy emocionante porque íbamos a destruirlo todo luego. Éramos como niños jugando con los Lego... pero a gran escala".

Longcross también acogió a la barca de Caronte, la plataforma de los sacrificios del Kraken, el dormitorio de la reina Danae, el arsenal, las catacumbas donde se encuentran Hades y Calibos y la guarida de la Medusa, el primer decorado utilizado en el rodaje.

"Para ser sinceros, hay que decir que esta película está basada en la mitología griega, no en la historia de Grecia, así que tuve que jugar un poco con ello, dentro de los límites de la arquitectura de la época", afirma Laing. "La guarida de la Medusa se diseñó en torno al templo de Atenea. Atenea era una diosa maravillosa cuando la Medusa entra en su templo pidiendo ayuda. Pero Atenea se enfada con la Medusa, destruye el templo y la arroja a una tierra baldía. Así que preparé un rápido modelo en papel del templo de Atenea, lo arrugué y lo torcí buscando los ángulos de la cámara. Cuando lo construimos, resultó un lugar estupendo para filmar. La escena es realmente una caza del gato y el ratón, con muchos lugares en los que esconderse, casi como un gran gimnasio selvático". La guarida se situó dentro de una gran caverna para aportar más oscuridad y texturas interesantes en las que pudiera moverse la cámara.

"Fue una forma curiosa de comenzar la película", considera el director de fotografía Peter Menzies, Jr. "Queráimos que resultara lo más cercano al infierno como fuera posible, con vapor, fuego y explosiones. El templo tenía tres pisos de altura, y se desploma dentro de un foso de lava que tiene debajo. Sabíamos que cada toma tenía que tener una gran profundidad y estructuración, no sólo en la guarida de la Medusa, sino también en todo el film. Louis y yo apostamos fuerte por la cámara móvil, así que nos sentimos verdaderamente como Perseo en su viaje. Utilizamos grúas casi todos los días del rodaje, además de steadicam y cablecam, para contar la historia de forma fluida, porque hay mucha historia que contar".

"Cuando terminamos la primera semana de la fotografía principal en la guarida de la Medusa, todos nos sentamos exhaustos, sudando, sordos por las explosiones que atronaban y con quemaduras por todo ese fuego", recuerda Leterrier. "Pero nos había encantado. Nos miramos, sin aliento, y simplemente sonreímos y nos pusimos a reír. Todos dijimos: hacer esta película va a ser una gran aventura'."


Saltar a la acción
"Furia de Titanes" está repleta de acción épica a gran escala, y para organizar la logística de tantas batallas, Leterrier confió en el supervisor de especialistas Paul Jennings. "Es un hombre increíble", comenta el director. "Reunió un equipo estupendo de especialistas y creó una coreografía fantástica para las luchas. Le puedes pedir que quieres una lucha de espadas como no se haya visto nunca antes y él te la crea".

Leterrier pronto aprendió cómo podía alentar una sana rivalidad entre sus actores, permitiéndoles al mismo tiempo saber lo básico que iban a necesitar para interpretar. "Promoví cierta lucha por la superioridad", comenta. "Cuando estaban aprendiendo a usar la espada, había una especie de concurso soterrado para ver quién iba a ser el mejor. Sam era muy bueno, y también Mads, pero esa rivalidad no tardó en convertirse en una especie de camaradería. Fue realmente divertido".

"Creo que el público quiere que los actores lo hagan de verdad", declara Worthington. "Me encantó aprender a usar la espada… y ponerte un arnés y saltar sobre una colchoneta es genial".

Los hombres no fueron los únicos en tirarse de cabeza a la piscina, por así decirlo. Según Leterrier, las mujeres tenían las mismas ganas de pasar a la acción. "Alexa es como un pez. Puede pasarse tres minutos en el agua sin sentirse incómoda al actuar y eso era lo que de verdad nos hacía falta en esta película".

El arsenal de armas empleado en "Furia de Titanes" ha sido muy amplio. Se crearon mil seiscientas armas, todas ellas partiendo de cero. Las espadas estaban hechas de distintos materiales, en función de cómo se fueran a usar en el rodaje: bronce para que tuvieran un mejor aspecto, aluminio para que fueran más ligeras, caucho para evitar las heridas e incluso galleta en algunos casos, para que se rompieran fácilmente.

El supervisor de armamento Nick Komornicki se divirtió especialmente creando las armas de Ozal y Kucuk, los hermanos turcos que se unen a Perseo en su viaje. Ozal, interpretado por Ashraf Barhom, lleva cuatro dagas, una cerbatana, una honda, un arco, una flecha y una roca. El actor quería más, pero el conjunto ya resultaba bastante pesado para llevarlo todo de una vez.


Más allá de las togas
Al hablar del vestuario de "Furia de Titanes", Letterier le comentó a la diseñadora Lindy Hemming que estaba preocupado por el hecho de que Perseo y todo su entorno de guerreros de la ciudad de Argos tuvieran que tener un aspecto que reflejara su rudeza y su fuerza, por lo que era preciso que no se les vieran demasiado las extremidades, especialmente las piernas. "Diseñé varios estilos de armadura diferentes, y sobre todo, unas protecciones muy resistentes para los brazos y las piernas", explica Hemming. "Toda la armadura, fabricada de metal y cuero, tenía que parecer como si se hubiera utilizado mucho en las guerras que anteceden al comienzo de nuestra historia, por lo que fue preciso realizar mucho trabajo de envejecimiento y pintura, y una vez que tuvimos esculpida la armadura metálica, nos aseguramos de hacer muchas abolladuras y marcas de espada en los moldes".

Al elegir el look de los dioses del monte Olimpo, Letterier también estaba seguro de que no quería que los dioses y diosas llevaran toga. Hemming recuerda que "quería que llevaran armadura porque estaban en guerra luchando contra los humanos. Tenían que parecer superhumanos". Así que Hemming diseñó la armadura de cada dios inspirándose en la criatura o la planta que cada uno tiene asignada en la mitología - Zeus tiene "forma de águila", por ejemplo – y luego la escultora Emma Hanson preparó una versión en tamaño real del diseño, que se modeló y fabricó posteriormente en metal. Toda la armadura tenía que parecer fabricada en distintos metales preciosos y el departamento de efectos visuales nos permitió que prácticamente "irradiaran luz".

Zeus, interpretado por Neeson, resultaba especialmente majestuoso y brillaba mucho, lo que provocó que se hiciera un silencio abrumador cuando llegó con su capa de 4,5 metros de largo. Sin embargo, le resultaba muy incómoda porque la armadura y el traje de escamas metálicas de debajo pesaban tanto que los carpinteros tuvieron que fabricarle un estrado de apoyo y una silla especial que le restaran algo de peso.

Al decidir el look y la paleta de colores, Hemming investigó todo lo que pudo la historia de la vida en la antigua Grecia y su forma de vestir, y se fijó mucho en las localizaciones más extremas. "Elegí un rojo sucio teñido a base de plantas, muy dramático, y un bonito naranja tostado para las capas de tejido grueso de los guerreros", confiesa, "y para el guerrero del desierto que se une a Perseo en su viaje elegí un azul índico muy fuerte y muchas prendas africanas color barro pintadas a mano".

A propósito del interior de la ciudad y del palacio de Argos, Hemming comenta: "La gente vive una vida decadente, así que decidí que tenía que parecer como una fiesta de Versace. Utilicé sedas naturales y algodones totalmente naturales, plisados y teñidos a mano en colores claros como el albaricoque, crema, melocotón, amarillo y rosa empolvado, con muchas joyas de oro fabricadas a mano".

Uno de los looks favoritos de Leterrier es el que Hemming creó para Hades. "Hades lleva armadura desde que fue enviado al inframundo, justo después de la batalla de los Titanes", apunta el director. "Pero su armadura está corroída, descompuesta por el azufre, en pedazos, aunque aún la lleva puesta. Y su capa ha capturado los gritos de miles de almas. Está hecha de puro humo y polvo, de dolor y de sangre".

Otro ajuste que tuvo que realizar la diseñadora fue en el calzado; los viajeros y otros actores llevaban sandalias, pero durante las escenas de acción, corrían el riesgo de lastimarse, así que en esos casos se usaron unas sandalias especiales cerradas que tenían los dedos de los pies pintados.

Bajo la supervisión del supervisor de prótesis Conor O'Sullivan, el maquillaje prostético completó el look de muchos de los personajes. Hubo que hacer moldes de varios atores, incluido Jason Flemyng, que tardaba unas tres horas cada día en convertirse en Calibos. Flemyng se divirtió especialmente haciendo de Calibos una vez en que, mientras le estaban llevando al rodaje, le pidió varias veces al conductor que detuviera el vehículo para poder preguntar por alguna dirección a quienes pasaban por ahí y echarse unas risas con sus reacciones ante su monstruoso maquillaje.

Las brujas Estigias tienen cada una tres conjuntos de partes del cuerpo, cinco juegos de cabezas y estuvieron prácticamente ciegas durante el rodaje. Para crear el Ojo que todo lo ve, se necesitaron 25 prototipos. Al final se fabricaron tres ojos: el principal, otro más resistente para que pudiera lanzarse por ahí y otro verde que sería el que se utilizaría para los efectos creados por ordenador.

Sheikh Suleiman, el jefe de los inexpresivos guerreros del desierto, necesitó 40 juegos de caras con carcasas duras sustituibles, 40 cuellos y 15 pares de brazos animatrónicos.

Bajo la batuta de la diseñadora de peluquería y maquillaje Jenny Shircore, la mayoría de los actores, si no estaban cubiertos por las prótesis, tenían que usar un maquillaje bronceador con regularidad para mantener su aspecto moreno de griegos. El maquillaje se aplicaba luego sobre ese "bronceado". Y aunque la mayoría de los actores y actrices que aparecen en "Furia de Titanes" tenían mechones largos a los que hubo que añadir pelucas o extensiones, el Perseo de Sam Worthington llevaba el pelo afeitado. "En la antigua Grecia no había maquinillas, ¡pero tampoco había Krakens ni caballos voladores!", sentencia.

"Esta versión de 'Furia de Titanes' presenta una mitología griega del año 2010", declara el director Louis Leterrier. "Es una gran película de aventuras que habla también de la familia, la lealtad y el destino. Y es grande porque el mundo de la mitología griega es grande, no había alternativa. Los monstruos son los más grandes que se hayan visto y no hay sólo dos o tres, sino que aparecen 12 criaturas diferentes. Es un nuevo mundo, un mundo nunca visto antes, y creo que el público disfrutará de una experiencia verdaderamente memorable".

Top Vídeos Películas
PROXIMOS ESTRENOS
CARTELERA DESTAC.
ACTORES Y ACTRICES
AVANCES DESTAC.
Musicalia Cinemanía Servicios (+)
Noticias
Novedades
Próximas novedades
Discos históricos
Canciones
Festivales + premios
Artistas y grupos
Portadas
Listas
Guía / directorio
Blog Musica & Roll
Noticias
Cartelera
Próximos estrenos
DVD
Avances
Tráilers
Festivales + premios
Actores y actrices
Carteles
Box-office
Guía / directorio
Blog Cine & Rol
Postales
Chistes
Lista de correo
Top10Listas.com
© LaHiguera.net | Contacto | Redacción | Recomienda | Sugiere una web | Aspectos legales | Política de privacidad | Cookies | Publicidad y webmasters | RSS