Web  LaHiguera.net
LaHiguera.net
Música | Cine
 Destacado: Santiago Segura regresa con 'Torrente 5', en cines el 3 de octubre
Lahiguera.net en Twitter Lahiguera.net en Facebook
 Noticias de cine | Cartelera | Próximos estrenos | DVD | Avances | Tráilers | Festivales y premios | Actores y actrices | Carteles | Blog C 
 
   Buscar |
Guía de cine   |
|
 
 Cinemanía >> Películas >> Los juegos del hambre >> Comentario
Los juegos d. | Sinopsis | Comentario | Reparto | Ficha técnica | Fotos | Noticias 
Los juegos del hambre cartel reducido
Los juegos del hambre
(The hunger games)
Dirigida por Gary Ross
¿Qué te parece la película?
Genial Muy buena
Entretenida Interesante
Mediocre Un rollo
Votar  Ver resultados 
El Facebook de LaHiguera.net: Síguenos, y estarás al tanto de todas las novedades
Reducir tamaño de letraAumentar tamaño de letra Cambiar el tamaño del texto

LOS JUEGOS DEL HAMBRE ha sido dirigida por Gary Ross, con un guión de Gary Ross, Suzanne Collins y Billy Ray, y ha sido producida por Color Force, de Nina Jacobson, en colaboración con el productor Jon Kilik. El best-seller de Suzanne Collins, la primera dentro de una trilogía publicada por Scholastic y que ha vendido más de 26 millones de copias solamente en Estados Unidos, se ha convertido en todo un acontecimiento masivo a escala mundial. Ha ocupado durante más de 180 semanas consecutivas/más de tres años consecutivos hasta la fecha la lista de libros más vendidos de The New York Times desde su publicación en septiembre de 2008, y también ha estado incluida durante mucho tiempo en las listas de best-sellers de USA Today y Publishers Weekly.

En España, las novelas han sido publicadas por la editorial Molino.


"Lo único más fuerte que el miedo es la esperanza" -- Presidente Coriolanus Snow, LOS JUEGOS DEL HAMBRE


En las ruinas de una tierra que antiguamente se conocía como Norteamérica, los Juegos del Hambre anuales están a punto de empezar, y una participante de 16 años, Katniss Everdeen, sólo tiene una remota posibilidad de burlar a un aciago destino. Como la mayor parte de la nación de Panem, Katniss vive en uno de los doce distritos esclavizados, gobernados por un misterioso Capitolio que, tras décadas de caos y guerra, termina sometiendo a su pueblo a una dictadura decadente y de lo más dura. Cada año, en el Día de la Cosecha, cada uno de los distritos debe elegir, por sorteo o a través de voluntarios, a un chico o una chica para que los represente en la retorcida idea del Capitolio de organizar un evento por todo lo grande que demuestre su control absoluto, y que dé al mismo tiempo al pueblo un mínimo resquicio de esperanza al que agarrarse. Se trata de los Juegos del Hambre: una intensa lucha de gladiadores entre 24 guerreros adolescentes conocidos como los Tributos y que se retransmite en directo por televisión hasta que sólo queda un superviviente… y, una vez que Katniss se ha embarcado en esta aventura, ya no hay vuelta atrás.

Ese día, en el Distrito 12, ocurre lo impensable: la hermana pequeña de Katniss, Primrose, a la que Katniss ha ayudado a alimentar y cuidar durante gran parte de su vida, es elegida para participar en los Juegos. En un acto valiente y de autoinmolación que sabe que podría costarle la vida, Katniss se presenta voluntaria para sustituir a su hermana. Al momento, ella y su co-Tributo, el hijo del panadero, Peeta Mellark, son llevados bajo custodia sin muchos miramientos al Capitolio, ataviados de la forma más glamurosa posible y entrenados sin cuartel para así prepararles para enfrentarse a los despiadados "Tributos profesionales", que proceden de los distritos más ricos y se han preparado para estos Juegos durante toda su vida. En los días siguientes, bajo la guía de un antiguo vencedor borracho, Haymitch Abernathy, Katniss afinará su instinto, mejorará su habilidad con el arco y concentrará su creciente fuerza y voluntad en la tarea que tiene entre manos: mantenerse viva a toda costa.

Pero cuando traspasa la puerta como luchadora sorpresa, Katniss empieza a ver que hay en juego mucho más que la promesa de la fama, la fortuna y su propia vida. Si desea ganar, tendrá que tomar decisiones difíciles y duras, contraponiendo la supervivencia a la humanidad, la seguridad a la confianza y la vida al amor.

LOS JUEGOS DEL HAMBRE ha sido dirigida por Gary Ross, con un guión de Gary Ross, Suzanne Collins y Billy Ray, y ha sido producida por Color Force, de Nina Jacobson, en colaboración con el productor Jon Kilik. Sus productores ejecutivos son Robin Bissell, Collins y Louise Rosner-Meyer. La película está protagonizada por Jennifer Lawrence, Josh Hutcherson, Liam Hemsworth, Woody Harrelson, Elizabeth Banks, Lenny Kravitz, Wes Bentley, Toby Jones, Alexander Ludwig, Isabelle Fuhrman, Amandla Sternberg, Stanley Tucci y Donald Sutherland.

El equipo técnico se compone del director de fotografía nominado a los Óscar Tom Stern (AL FINAL DE LA ESCALERA, MILLION DOLLAR BABY); los editores Stephen Mirrione, quien recibió un Óscar por TRAFFIC; y Juliette Welfling, nominada a los Óscar por LA ESCAFANDRA Y LA MARIPOSA; el diseñador de producción Philip Messina (OCEAN’S TWELVE, OCEAN’S THIRTEEN); la diseñadora de vestuario nominada a los Óscar en tres ocasiones Judianna Makovsky (SEABISCUIT, MÁS ALLÁ DE LA LEYENDA, HARRY POTTER Y LA PIEDRA FILOSOFAL, PLEASANTVILLE) y los compositores T Bone Burnett (ganador de un Óscar por CORAZÓN REBELDE) y el ocho veces nominado a los premios de la Academia James Newton Howard.


El fenómeno de Los juegos del hambre
Bienvenidos a la intensa realidad de Katniss Everdeen, una joven de 16 años que tiene que tratar de sobrevivir – solamente con su inteligencia y su fuerza de voluntad – en un mundo del futuro altamente tecnológico y apocalíptico al mismo tiempo, deslumbrante y primitivo, increíblemente peligroso y un espejo revelador de nosotros mismos. LOS JUEGOS DEL HAMBRE, que se desarrolla en su totalidad desde la perspectiva de Katniss, nos muestra cómo la hija de un minero de ese oscuro futuro se transforma de mero peón dentro de un concurso televisivo en heroína conmovedora y sacrificada que se da cuenta de que tiene mucho más que proteger y por lo que luchar que por su propia familia.

Pocos de quienes han conocido a Katniss han sido capaces de resistirse a la emoción visceral de verle encontrar su fuerza, voluntad y corazón bajo la presión más extrema que un adolescente pueda imaginar. Y eso es ciertamente lo que les ocurrió a los ejecutivos de producción de Lionsgate Entertainment. Para ellos, el viaje de Katniss salía de las páginas del éxito de Suzanne Collins LOS JUEGOS DEL HAMBRE con tanta fuerza y belleza que instantáneamente se dieron cuenta de que merecía ser llevada a la gran pantalla.

Cuando la productora Nina Jacobson compró los derechos de la novela en 2009, LOS JUEGOS DEL HAMBRE estaba empezando a encontrar un público devoto. Jacobson se la presentó a los ejecutivos de cine de Lionsgate Joe Drake y Alli Shearmur, entre otros ejecutivos del estudio, quienes, al momento, se obsesionaron con Katniss y su aventura. Y no fue hasta una vez comenzado el desarrollo del proyecto que la popularidad de los libros empezó a ir de la mano del interés por la película. Millones de personas comenzaron a preguntarse cómo se podría trasladar al cine la recreación de Collins de un futuro siniestro y – sobre todo – la compleja a la par que valiente heroína que hace que un libro de aventuras resulte tan dramáticamente realista.

En última instancia, Lionsgate y Jacobson reunieron a un equipo, liderado por Gary Ross, un director atrevido en términos visuales que quedó igualmente atrapado por los registros de Katniss y por cómo su evolución como ser humano influía a millones de lectores. La idea subyacente a la adaptación al cine consistía en introducirse visualmente en la cabeza de Katniss, así como en su corazón, igual que Collins había hecho con palabras. De esa forma, la película no sólo capturaría los enfrentamientos de Katniss con los otros Tributos en los Juegos, sino que también explotaría los ricos temas que Collins había explorado a través de la experiencia que cambia la vida de la protagonista: sacrificio personal, amor desventurado y la cuestión de hacia donde podría estar dirigiéndose la sociedad actual.

El mundo de Katniss estuvo inspirado en un primer momento, en palabras de Collins, por su fascinación por el antiguo mito griego de Teseo, quien cada nueve años enviaba a un grupo de chicos y chicas a un laberinto mortal para luchar contra el monstruoso Minotauro. También estaba influido por sus experiencias de zapping por una desconcertante nebulosa compuesta por realities y la cobertura de conflictos bélicos, preguntándose si esa combinación de entretenimiento y terror real no sería un presagio del futuro de la sociedad. Juntas, esas dos ideas se sumaron en la creación de Katniss Everdeen, quien entra en un futuro violento y mítico desde una perspectiva única. Su aventura en el Capitolio de Panem, una vez que ocupa el lugar de su hermana en los Juegos, podría tener el ritmo trepidante de un thriller de ciencia ficción, pero, en el fondo, trata de una joven que se enfrenta a los dilemas del poder, la injusticia y la supervivencia en un momento de su vida en el que también está descubriendo el amor, la independencia y su propia identidad.

Como antigua guionista de programas infantiles de televisión y madre de dos hijos, Collins supo hacer que el mundo de Katniss resultara tan profundamente personal que los lectores no podían dejar de imaginarse cómo se sentirían en su lugar cuando en un primer momento siente el impulso de salvar a su hermana, su familia y a ella misma pero más tarde comienza a atisbar la posibilidad de cambiar algo para el resto de las personas en el sombrío panorama que representa Panem.

Collins no tuvo miedo al situar a Katniss en un terreno peligroso porque sabía que los adolescentes ya tienen que lidiar con esas preguntas en el mundo que les rodea. En su presentación del libro, Collins dijo: "Aunque está ambientado en el futuro, LOS JUEGOS DEL HAMBRE explora temas perturbadores de la guerra moderna como quién lucha nuestras guerras, cómo se orquestan y las cada vez mayores oportunidades de observar cómo se disputan". Aunque también equilibró estas cuestiones con el crecimiento y la evolución de Katniss hasta convertirse en una persona tan valiente y de principios como cabezota y tenaz. Señala que Katniss, aunque en un primer momento era "desconfiada", extrae de su aventura "una profunda capacidad de amar y sacrificarse por las personas que le importan".

El éxito de LOS JUEGOS DEL HAMBRE dependía de la identificación de los lectores con Katniss, y eso es exactamente lo que ocurrió. El libro pronto empezó a pasar de mano en mano, de lector en lector, desarrollando una audiencia devota que se sumergía de pleno en este fenómeno cultural. El escritor Stephen King bautizó a Katniss como una "Annie Oakley con arco y flechas", The Atlantic Monthly la denominó "el personaje femenino más importante en la historia cultural popular reciente" y The New York Times alabó "la convincentemente detallada construcción de un mundo [por parte de Collins] y su memorablemente compleja y fascinante heroína". Stephanie Myer, autora de la saga CREPÚSCULO, comentó en su blog: "La historia me mantuvo despierta varias noches seguidas, porque incluso después de acabar, me quedaba tumbada en la cama pensando en el libro".

Una vez que empezó a difundirse la voz acerca de los libros y la próxima película, su popularidad comenzó a correr como la pólvora. Cuando la película llegó a la fase de producción, había unos 8 millones de ejemplares de las novelas en circulación; al finalizar la producción, la cifra se había disparado hasta los 26 millones. La primera novela ha ocupado desde entonces y hasta la fecha la lista de best-sellers de The New York Times durante 180 semanas consecutivas y más de tres años seguidos. Collins escribió otros dos best-sellers más dentro de la serie, En llamas y Sinsajo, que han hecho de Panem un mundo permanentemente presente en la imaginación popular.

En un primer momento, Collins decidió confiar a Katniss y la recreación de su vida en Panem a Lionsgate porque le gustaba su enfoque práctico, su accesibilidad y el compromiso con el espíritu de la historia de toda la cúpula del grupo. "Todas las personas que eran necesarias para hacer realidad la película se ponían al teléfono", recuerda. "El estudio era lo suficientemente pequeño como para hacerlo posible y creí que era nuestra mejor posibilidad para llevar la historia a la gran pantalla."

Lionsgate convirtió en su misión el demostrar a Collins que eran fieles a su visión al adaptar la novela al cine. "Suzanne pensaba que éramos el estudio de SAW", recuerda Joe Drake sobre su primera conversación telefónica con la autora, "pero la convencimos de que seríamos capaces de trabajar de forma sensata y precisa con su material, mencionándole nuestro trabajo en otras películas como PRECIOUS, nominada a los Óscar, o CRASH, que recibió el premio de la Academia a la Mejor Película".

Nina Jacobson quedó igualmente impresionada con la pasión que Lionsgate ponía en el proyecto. "Conecté tanto con él que estaba segura de que la película sería estupenda, aunque fuera preciso ir con cuidado", explica. "Defendí muy apasionadamente ante Suzanne que era preciso preservar su visión y Lionsgate nos dio todo su apoyo para realizar una adaptación fiel que no resultara llena de sangre y gore, sino basada en la temática de los libros".

Collins se muestra igualmente agradecida con la contribución de Jacobson. "De todos los productores con los que nos reunimos, sentí que Nina era la que más conectaba con el trabajo", comenta la escritora. "Le creí cuando me dijo que haría todo lo que estuviera en su mano para proteger su integridad."

Desde el principio, Drake, junto con el presidente de producción de Lionsgate Alli Shearmur y el responsable de marketing Tim Palen, llamaron con mucho cariño a Suzanne la ‘madre de los Juegos del Hambre’. Su principal objetivo sería mantenerse fieles a la promesa que le habían hecho acerca de cómo se iba a tratar su libro, y la elección del director era lo primero, una decisión que tomaron teniendo la vista siempre puesta en su compromiso con Suzanne y su libro.

El proceso de preservar la historia y el personaje de Katniss comenzó con la elección de un director que llevara a la gran pantalla la película desde una perspectiva técnica pero, lo más importante, también emocional. Su elección quedó sellada cuando Gary Ross apareció para su primera reunión con Lionsgate pertrechado con un gran número de escaletas y una presentación en vídeo de niños reales hablando de forma sincera y apasionada de por qué les gustaba tanto el libro.

Shearmur lo explica así: "Después de esa demostración de una tremenda comprensión y sensibilidad, todos nos convencimos de que Ross era el hombre perfecto para este trabajo. Es conocido tanto por las fantásticas imágenes de PLEASANTVILLE como por las emociones viscerales de SEABISCUIT, MÁS ALLÁ DE LA LEYENDA, y era precisamente ese equilibrio lo que resultaba tan esencial para esta película".

Para Jacobson, Ross presentaba la combinación de habilidades narrativas íntimas y épicas perfectas para sumergir a la audiencia directamente en las experiencias más subjetivas de Katniss. "Gary no es sólo un director, sino un guionista/director, y ése es un matiz importante para la película", comenta. "Hacer un tratamiento correcto del libro era muy importante, y la visión de Gary de cómo el punto de vista de Katniss tenía que constituir el núcleo de la historia fue clave. Conectaba muy bien con Suzanne, y terminaron escribiendo el guión juntos. Lo que es más importante, aunque Gary tiene unas increíbles ideas visuales, siempre tuvo claro que la historia tenía que contarse desde la perspectiva del personaje. Por eso se aproximó a ella de forma tal que los personajes impulsan el suspense en cada giro y el público tiene la oportunidad de experimentar ese mundo completamente a través de sus ojos."

Ross incorporó luego al proyecto al productor Jon Kilik, con quien ya había colaborado en PLEASANTVILLE. Él también había quedado prendado del libro. "Tiene elementos del cine clásico que siempre me ha gustado, desde REBELDE SIN CAUSA hasta EL CLUB DE LOS CINCO, combinados con una visión distópica de hacia dónde podría dirigirse nuestra sociedad. Me pareció una mezcla increíble y, en cuanto la leí, le dije a Gary que podían contar conmigo", recuerda Kilik. "Conozco a Gary desde 1997, y supe que era la persona perfecta para LOS JUEGOS DEL HAMBRE porque tiene unos hijos a los que les encanta el libro y porque posee una rara habilidad única para evocar la angustia adolescente y los mundos alternativos. A pesar de que la historia se desarrolla en el futuro, creo que Gary percibió que se trata más de una reflexión sobre la actualidad de lo que podría parecer en un primer momento, y por eso la gente – y no sólo los niños, sino también los adultos – conecta muy bien con Katniss y Panem. Katniss trata de sobrevivir en un mundo en el que todo es juego y manipulación, lo mismo que nosotros".


Panem a través de los ojos de Katniss
Gary Ross presenció por primera vez el impacto de LOS JUEGOS DEL HAMBRE y Katniss Everdeen en sus propios hijos. "Había oído hablar muy bien de LOS JUEGOS DEL HAMBRE, y cuando les pregunté a mis hijos, fue como una explosión y se pusieron a contarme toda la historia de corrido", recuerda. "Su entusiasmo era tan contagioso que subí a la planta de arriba y a la 1.30 de la mañana dije: ‘Tengo que hacer esta película.’ Fue un impulso."

De pronto, Ross había tenido una visión absolutamente nítida de lo que había detrás del atractivo de LOS JUEGOS DEL HAMBRE. "Lo tuve muy claro desde el principio", afirma. "Me di cuenta de que había algo hermosamente real que ocurría debajo de la historia. Evidentemente, se trata de un relato visceralmente emocionante de supervivencia dentro de un escabroso espectáculo del futuro. Pero creo que lo que realmente lleva a la gente a pasarse el libro de mano en mano es que, en el fondo, se trata de una chica, Katniss Everdeen, que encuentra su propia humanidad. Empieza como alguien que quiere luchar por ella misma y por su supervivencia personal, aunque lo que encuentra en el transcurso de los Juegos es algo más importante que simplemente conservar la vida. Su corazón se abre y se convierte en alguien dispuesto a sacrificarse por algo más grande."

Prosigue así: "La clave está en que te pones en el lugar de Katniss. En SEABISCUIT, MÁS ALLÁ DE LA LEYENDA, quería trasladar emocionalmente al público al hipódromo. En LOS JUEGOS DEL HAMBRE, la audiencia tiene que meterse en la cabeza de Katniss. Sabes lo que ella sabe. Nada más y nada menos. Estás en esta experiencia al 100% con ella. Para ello, la película tenía que tener un estilo muy subjetivo. Tenía que ser urgente, inmediata y estar estrechamente ligada a Katniss todo el tiempo".

El deseo de llevar a la gran pantalla la lucha de Katniss por su propia supervivencia y algo más podría haber sido instantáneo, pero Ross posee un largo historial en la recreación cinematográfica de mundos imaginativamente detallados y nunca antes visto. Comenzó con su guión para BIG, nominado a los Óscar, sobre un niño que se convierte en hombre; evolucionó con su debut como director en PLEASANTVILLE, de la que también fue guionista, sobre dos adolescentes transportados a una sitcom de los años 50 del siglo pasado; y continuó con SEABISCUIT, MÁS ALLÁ DE LA LEYENDA, de la que fue guionista, productor y director, transportando al público a la época de la Gran Depresión a través de la increíble historia de un caballo segundón.

Ross ya estaba listo para recrear Panem totalmente tal y como lo ve Katniss cuando viaja desde su lejano y lóbrego Distrito al deslumbrante Capitolio, y en el bosque en el que comienzan los Juegos, con su perspectiva ampliándose en cada paso. Empezó por acudir directamente a la fuente, invitando a Suzanne Collins a colaborar en la adaptación, para dotarla de toda su profunda visión de los Juegos y la experiencia vital interior de Katniss. "No era sólo cuestión de implicar a Suzanne, sino de que formara parte del equipo de guionistas", afirma Ross. "Fue una colaboración fantástica, eléctrica… Saber que estás escribiendo una película no sólo con el apoyo del autor, sino con su aportación, es todo un regalo."

Collins afirma, por su parte: "Gary escribió un borrador que incorporaba su increíble visión como director de la película y fue muy generoso al invitarme a trabajar con él. Tuvimos una conexión creativa inmediata y delirante que trasladamos desde el guión al primer día de rodaje".

Collins comprendió que la película tenía que ser una experiencia en sí misma, por muy fiel a la esencia de la novela que fuera. "Cuando estás adaptando una novela para convertirla en una película de dos horas, no puedes llevarlo todo", señala. "No todos los personajes van a aparecer en pantalla. Por ejemplo, dejamos fuera a Madge, redujimos la historia de la chica Avox y también al grupo de profesionales. Fue difícil hacerlo, pero no creo que esas decisiones limiten el alcance emocional de la historia. Y luego está la cuestión de cómo trasladar un libro contado en primera persona y transformarlo en una experiencia dramática satisfactoria. En la novela, no dejas a Katniss ni un segundo y conoces todos sus pensamientos. Teníamos que descubrir cómo dramatizar su mundo interior."

Mientras Ross y Collins trabajaban en estos desafíos, así como en la cuestión de cómo presentar la violencia que tanta importancia tiene en lo que Katniss está viendo de manera apropiada aunque impactante para un público mayor de 13 años, llegaron a admirarse mutuamente por su creatividad. "Ha sido todo un placer trabajar con Gary", resume Collins. "Tiene un talento increíble, es muy colaborador y se mostró absolutamente respetuoso con el libro en todo momento."

Todos los participantes en el proyecto estaban muy emocionados por cómo estaba evolucionando su colaboración. "Suzanne dejó en manos de Gary la elección del reparto, la fotografía y el diseño de producción, pero también le apoyó artísticamente", explica Jon Kilik. "Aunque Gary se aseguró de que todas las ideas futuristas y los inteligentes diseños que forman parte del libro estuvieran presentes en la película, el guión que escribió junto con Suzanne trata realmente de las relaciones, la familia, la supervivencia y la historia de una chica que busca cómo volver a su hogar".

Para Ross, la adaptación del guión tenía que empezar con el entorno que había hecho de Katniss quien es: Panem, un mundo distópico con muchas influencias de la ciencia ficción clásica desde George Orwell hasta Margaret Atwood, aunque Collins lo convirtiera en algo específico de la visión de una chica de 16 años y de nuestro momento actual en la cultura estadounidense. "Tenía que aludirse a la historia que hay detrás de Panem dejando claro que muchos factores, como el cambio climático, la escasez de recursos, las guerras prolongadas y todo lo demás, habían acabado con lo que era la cultura estadounidense culminando en un Estado muy opresivo. Cuando los distritos se revelan, el Capitolio crea los Juegos del Hambre como un medio de control, para mantener a la gente en su sitio", explica Ross.

Tanto Ross como Collins querían resaltar la forma en que los Juegos amplifican la obsesión actual por los reality-show, en algo que arrastra a Katniss y a los otros Tributos a un peligro mortal. Por muy siniestros y despreciables que resulten los Juegos, todo el mundo en Panem está enganchado a ellos porque anhelan ver algo que relacionan con el triunfo y la posibilidad de cambiar sus vidas.

"Los Juegos son como un espectáculo romano pero también tienen mucho de los reality show actuales", comenta Ross. "La gente se siente atraída hacia los Juegos porque todos tenemos esa necesidad de unirnos a alguien que haga lo que nos gustaría hacer a nosotros mismos. Cuando el Presidente Snow afirma ‘lo único más fuerte que el miedo es la esperanza’ es porque sabe qué es lo que hace que la gente conecte con la competición. Esa es una de las cosas más brillantes del libro de Suzanne: sabe que la mejor forma de controlar a las personas no es sojuzgándolas, sino haciéndoles partícipes. Así es como el Capitolio utiliza los Juegos para controlar los distritos".

Ross también empezó a visionar la arquitectura física del Capitolio, que sabía que tenía que irradiar autoridad para Katniss pero al mismo tiempo revelar la decadencia cínica de quienes prosperan a costa de los demás. Collins y él acordaron que la ciudad ocuparía un lugar destacado en la historia, que no sería una mera fantasía, tanto que al comienzo prácticamente arrolla a Katniss. "Queríamos que el Capitolio trasmitiera parte de su pasado", explica. "Si te fijas en cualquier sede del poder – desde la Puerta de Brandenburgo hasta la Plaza Roja – se trata de espacios abiertos acotados por edificios enormes. Esa fue la idea en que nos basamos. Para Katniss, todo ello evoca cierto sentido de fuerza y poder".


Quién es quién en Panem

En el Distrito 12:

Katniss: la Tributo que se convierte en una heroína cuando se ofrece voluntaria para sustituir a su hermana en los Juegos del Hambre
Gale: cazador y compañero de Katniss, rebelde y su mejor amigo, que queda con el corazón roto cuando Katniss se presenta voluntaria y parte para los Juegos
Peeta: el Tributo masculino del Distrito 12, quien desde hace mucho tiempo alberga sentimientos secretos hacia Katniss

Equipo de Katniss en los Juegos del Hambre:

Haymitch: vencedor de la 50 edición de los Juegos del Hambre y que ahora es el mentor, rara vez sobrio, de Katniss y Peeta
Effie: escolta de peinado imposible de Katniss y responsable de las RR.PP. de los Juegos
Cinna: estilista personal de Katniss que se convierte en su inesperado confidente y seguidor
Portia: estilista de Peeta para los Juegos
Venia, Flavius y Octavia: equipo de preparadores de Katniss para los Juegos

Principales Tributos:

Marvel y Glimmer: los despiadados y peligrosamente hábiles Tributos profesionales del Distrito 1
Cato y Clove: procedentes del Distrito 2, son los dos Tributos profesionales más temibles de los Juegos
Foxface: la Tributo femenina del Distrito 5, cuya inteligencia le hace privilegiar la estrategia sobre la fuerza
Rue: la Tributo más joven de los Juegos, procedente del Distrito 11, y que se convierte en la principal aliada de Katniss
Thresh: el Tributo masculino del Distrito 11

El poder del Capitolio:

Presidente Snow: el dictador de Panem que gobierna aplicando sus propias reglas basadas en una brutalidad despiadada
Seneca Crane: el responsable de la organización de los Juegos, creador de la 74 edición de los Juegos del Hambre
Caesar Flickerman: el presentador oficial de los Juegos en televisión
Claudius Templesmith: el infame comentarista televisivo de los Juegos del Hambre


El casting de los juegos
Cuando se corrió la voz de que se iba a rodar una versión cinematográfica de LOS JUEGOS DEL HAMBRE, las especulaciones acerca del reparto comenzaron a circular, convirtiéndose en un fenómeno en Internet en sí mismo. En medio de toda esa expectación, el equipo se dio cuenta de la intensidad con la que los fans de la novela esperaban encontrarse con algo creíble en la pantalla. "Nos quedó claro que todo el que hubiera leído el libro tenía su propia idea de quiénes deberían ser Katniss, Gale o Peeta", señala Gary Ross. "Demuestra la conexión de la gente con esta historia, y lo encuentro increíblemente emocionante."

Nina Jacobson añade: "La gente tenía su propia opinión sobre quién debería encarnar a cada personaje, y evidentemente, eso generaba una gran presión. Pero creo que a mí me pasa lo mismo: si me gusta un libro, no quiero que nadie lo estropee. Así que comenzamos el proceso de casting y hablamos mucho sobre buscar la esencia de estos personajes en los actores. Puedes crear muchas cosas diferentes en pantalla, pero no puedes crear esa esencia. Tienes que salir y encontrarla".

Katniss y el Distrito 12
Todo empezó con el personaje para el que era más difícil encontrar intérprete: la chica que logra levantarse de la oscuridad y la suciedad de un distrito minero de Panem para convertirse en una heroína rebelde e icónica: Katniss Everdeen. Puede que sus orígenes sean normales, pero Katniss no es para nada una chica normal. Movida por unas duras circunstancias, puede resultar fría y calculadora en algunos momentos, pero su corazón no conoce el egoísmo y es muy leal. Con sólo 16 años, también está inmersa en el proceso de conformar sus propios ideales y nociones del amor y la seguridad en sí misma… en un mundo donde esas cosas resultan prácticamente imposibles.

"Katniss es una superviviente orgullosa e independiente", nos describe Gary Ross. "Es una cazadora, una arquera y una atleta, y cuando comienza la historia, ya cuenta con una increíble habilidad para protegerse a ella y blindar a su familia. Y lo que es más importante, es alguien que llega a conocer su propia verdad. Una de las cosas de las que hablé con Suzanne fue de que era como una especie de Juana de Arco: alguien que no puede evitar enfrentarse a los tiranos y que, en última instancia, utiliza su valor para desafiar al Capitolio".

El productor ejecutivo Robin Bissell señala además: "En mitad de los Juegos surgen algunas preguntas importantes para Katniss; no sólo es capaz de sobrevivir, sino también de amar y ¿a quién ama? Va adquiriendo una importante fuerza, pero también se desarrolla como ser humano".

El papel era codiciado por jóvenes actrices de todo el mundo, pero la búsqueda terminó cuando Ross y los ejecutivos de Liongate conocieron a Jennifer Lawrence, quien había sido nominada a un Óscar por su conmovedora interpretación de una joven que protege a su familia en el thriller independiente de bajo presupuesto WINTER’S BONE. Y lo que es más importante, la propia Collins dio su bendición a Lawrence.

Collins admite que, en un primer momento, le daba vértigo que alguien pudiera interpretar a la Katniss que ella había imaginado. Pero Lawrence acabó con todos esos temores. En una carta dirigida a los lectores de Entertainment Weekly, Collins escribió: "En su increíble prueba de interpretación, vi en Jennifer todas las cualidades necesarias para dar vida a Katniss. Vi a una chica con un potencial de rabia capaz de lanzar una flecha contra los organizadores de los Juegos y el instinto de protección necesario para convertir a Rue en su aliada. Capaz de conquistar el corazón de Peeta y Gale incluso a pesar de haber hecho todo lo posible para mantenerse emocionalmente al margen de cualquier cosa que pudiera desembocar en un romance. Y, sobre todo, pensé que era una chica capaz de ponerse al frente de los maltrechos distritos de Panem y hacer que se revelaran. Creo que eso era lo más importante para mí. ¿Resultaría creíble abanderando una rebelión? ¿Proyectaba la fuerza, rebeldía e inteligencia necesarias para seguirla en lo que sin duda iba a terminar siendo una guerra? Para mí, lo hacía. Jennifer es una actriz increíble. Tan fuerte, tan vulnerable, tan hermosa, implacable y valiente. Nunca pensé que encontraría a alguien tan excepcional para este papel. Y no puedo esperar a que la gente la vea en pantalla".

"Pensé que había dado con la persona capaz de interpretar a Katniss", recuerda Ross acerca de su encuentro con Lawrence. "He trabajado con muchos actores extraordinarios, pero creo que alguien como Jen surge una vez en cada generación. Posee un talento increíble y aporta muchas más cualidades que constituyen la esencia y la verdad de su personaje, desde su porte atlético natural hasta su potencia emocional. Siempre imagino distintas versiones de las películas que dirijo, pero no puedo imaginarme ninguna versión de esta película sin Jen".

Jacobson añade: "En su prueba, Jen nos ‘robó’ el papel. Su actuación rebosaba fuerza, intensidad y verdad desde el primer momento. Algunos intérpretes pueden ser valientes y otros pueden resultar tiernos, Jen es capaz de ambas cosas".

Lawrence comenta que hubo algo que le hizo meterse instantáneamente en la piel de Katniss: "Su fuerza". Y prosigue: "Siempre me siento atraída hacia los personajes fuertes porque yo quiero ser así. Se trata de una chica que lleva todo el peso del mundo sobre sus hombros y se convierte en una especie de Juana de Arco futurista. Simplemente sabía que respetaba mucho los libros y que, por el propio personaje, no haría nada que no fuera en la dirección correcta. También me encantó que Gary comprendiera que en esta película no se trata de que Katniss aparezca estupenda con un arco y una flecha; en realidad, ella tiene el corazón roto por todo lo que tiene que hacer".

A la actriz no le daba miedo lo que sabía que sería un implacable escrutinio por parte de los millones de seguidores de Katniss. "Te enfrentas a una gran presión cuando estás interpretando a un personaje al que tanta gente adora, pero también sentía que podría estar tranquila, porque me iba a esforzar al máximo", afirma Lawrence. "Sabía que contábamos con un grupo repleto de talento decidido a hacer la mejor película posible y sencillamente creí en eso."

Con Lawrence a bordo, la siguiente tarea consistía en encontrar al chico que le diera la réplica en los Juegos: su co-Tributo, Peeta Mellark, quien desde hace tiempo alberga sentimientos secretos por Katniss pero que no está seguro de poder confiar en ella. El papel de Peeta lo interpreta Josh Hutcherson, conocido por su trabajo en LOS CHICOS ESTÁN BIEN y UN PUENTE HACIA TERIBITHIA y, de nuevo, Ross no lo dudó un momento. "Lo de Josh estaba increíblemente claro. Llegó y fue capaz de articular todo lo que el personaje despertaba en nosotros", recuerda el director. "Dijo ‘Peeta es alguien capaz de desarmar a cualquiera con su encanto, pero que tiene muy claro a quién ama y que siempre ha amado a Katniss. La ama con mucha intensidad, es la persona por la que sería capaz de hacer cualquier cosa.’ Al final pensé ‘ahora que tenemos a Peeta puedo rodar la película’."

Suzanne Collins quedó igualmente satisfecha con el casting. Esto fue lo que dijo al respecto en Entertainment Weekly: "Aunque Josh hubiera sido de color azul y hubiera tenido alas de dos metros de largo cuando hizo la prueba, mi decisión hubiera sido la misma ‘¡Fichadlo!’ ‘Ya solucionaremos lo de las alas!’ Es increíble".

Hutcherson recuerda que desde el primer instante en que comenzó la lectura del libro, se rindió a la conexión que estableció con Peeta. "Nunca había visto un personaje tan cerca de mí como persona", declara. "Tiene un humor irónico, su visión de la vida y la forma en que intenta ser fiel a sí mismo por encima de todas las cosas… encontraba esos mismos elementos en mi propia vida. El personaje de Peeta me conquistó inmediatamente."

A medida que se van desarrollando los Juegos, Peeta llega a tener aún más claro su objetivo. "Su meta es conseguir que Katniss sobreviva", explica Hutcherson. "Su mejor baza es su capacidad para hablar con los demás, para negociar y para manipular, y la utiliza no por maldad, sino para proteger a Katniss".

Eso le resultó fácil a Hutcherson, dada su relación con Lawrence. "Creo que Jen encarna a la perfección a una joven que encuentra la fuerza suficiente para cuidar de sí misma y de quienes le rodean. Posee al mismo tiempo una dureza y una vulnerabilidad que la hacen muy atractiva y genuina", comenta acerca de su compañera de reparto.

Dando vida al mejor amigo de toda la vida de Katniss en el Distrito 12 encontramos al actor australiano Liam Hemsworth. Él también llegó al proyecto teniendo las ideas muy claras acerca de su personaje. "Gale es un tipo honrado aunque cabezota que odia al Capitolio más que a nada en este mundo", afirma el actor. "Odia todo lo que venga de él. Odia lo que le hace a la gente. Y cree que los Juegos del Hambre están muy, pero que muy mal. Con respecto a Katniss, siempre ha pesando que eran la única vía de escape mutua que tenían para superar el horrible mundo en el que vivían. Pero cuando Katniss se enrola en los Juegos del Hambre, se ve obligado a competir con Peeta, y empieza a tener dudas sobre con quién terminará ella finalmente".

Jon Kilik señala: "El proceso de casting de LOS JUEGOS DEL HAMBRE fue como juntar las piezas de un puzzle épico y Liam en el papel de Gale era una de esas piezas que encajaban a la perfección. Tiene una gran presencia física, y una especie de cualidad heroica natural que realmente representa lo que es Gale en el libro".

El Distrito 12 es también el hogar de una persona que espolea el instinto de supervivencia de Katniss como ninguna otra: Primrose, la hermana pequeña a la que Katniss juró proteger y a la que sustituye en los Juegos. En las pruebas, Ross quedó inmediatamente impresionado por Willow Shields, una niña de 11 años de Albuquerque, Nuevo México. "Willow es una de esas criaturas increíbles, y me resultaba casi imposible creer que alguien de su edad pudiera tener tanto talento", afirma Ross.

Shields comenta: "Prim es alguien que ha tenido una vida muy dura y que de todas formas siempre está dispuesta a ayudar y ser amable con su hermana".

Cuando Katniss es enviada al Capitolio, Primrose queda al cuidado de una madre viuda traumatizada que finalmente termina por salir de su aturdimiento, la señora Everdeen, interpretada por Paula Malcomson, la actriz irlandesa a la que pudimos ver en "Deadwood", "Perdidos" y "Sons of Anarchy". Para Malcomson, LOS JUEGOS DEL HAMBRE fue una verdadera experiencia de grupo. "Gary reunió a un reparto increíble. Es alguien para quien cada detalle resulta precioso y eso es lo que nos encanta a los actores: todo ese tejido conjuntivo que te permite explorar los momentos entre los momentos", comenta. "Me interesó mucho ver cómo se llevaba a la gran pantalla este libro tan colosal de la mano de un grupo de personas a las que les preocupaba mucho lo que estaban haciendo".

El equipo de Katniss
Cuando Katniss y Peeta son trasladados al Capitolio para participar en los Juegos, sus vidas son absorbidas por un equipo cuya misión es convertirles en megaestrellas de la televisión y unos sagaces guerreros. Todo este proceso es supervisado por Effie Trinket, su escolta y "mujer para todo" y responsable de RR.PP. Para dar vida a la nada discreta y a la par desesperada Effie, Ross eligió a Elizabeth Banks. El director ya había trabajado con ella en SEABISCUIT, MÁS ALLÁ DE LA LEYENDA, pero pensó en ella para interpretar a Effie cuando le escribió una apasionada carta pidiéndole el papel.

"Leí el libro nada más publicarse y me conquistó al momento", recuerda Banks. "Llamé a todo el mundo en cuanto me enteré de que iban a hacer la película. Para mí fue un sueño participar desde el primer momento, y Effie era el personaje al que quería interpretar".

Ross quedó impresionado por su entusiasmo pero no abandonó por ello su riguroso proceso de casting habitual, estudiando a muchas posibles candidatas. Aunque, a medida que iba pasando el tiempo, cada vez tenía más claras las cosas. "Al final, empecé a plantearme en serio el papel y lo que precisaba. Me di cuenta de que nos hacía falta alguien con cualidades cómicas pero, al mismo tiempo, que no sólo estuviera interesada en la comedia", afirma Ross. "Liz lo comprendía a la perfección y era capaz de ver a Effie en ese contexto, algo muy importante para la historia".

Banks quería recrear no sólo el desenfadado humor de Effie, sino también su complejidad cuando hace malabarismos con su precaria posición en el Capitolio y la estremecedora realidad de su trabajo. Es una persona muy extravagante, pero también creo que está asustada", señala Banks. "Ve de primera mano la opresión que le rodea, mientras que creo que la mayoría de los ciudadanos de Capitolio viven en la total ignorancia. Pero también sabe que, además de las vidas que están en juego, también lo está su propio estilo de vida, y que si cabrea a alguien, todo podría acabarse para ella".

Otro personaje muy querido en Capitolio es Haymitch Abernathy, el único vencedor superviviente de los Juegos del Hambre procedente del Distrito 12. Ahora es un hombre de mediana edad que rara vez se mantiene sobrio y que se convierte en el mentor oficial de Katniss y Peeta. Aunque Haymitch cree que los Juegos no son más que un espectáculo y que ganarlos es tan vacuo como perderlos, poco a poco pero, sin remedio, se convierte en el promotor de Katniss. El papel es interpretado por el actor, dos veces nominado a los Óscar Woody Harrelson, famoso por su variado abanico de personajes en films como THE MESSENGER, EL ESCÁNDALO DE LARRY FLYNT, NO ES PAÍS PARA VIEJOS, y la reciente RAMPART.

Harrelson quedó seducido por el astuto rebelde que habita dentro del alma capaz de lidiar con la fama de Haymitch. "Se podría decir que es un tanto anti-autoritario, y en eso coincido con él", observa Harrelson. "De niño ganó los Juegos y luego, de pronto, tenía un montón de dinero, la gente se portaba bien con él y era dueño de una bonita casa, aunque, al final, descubrió que todo era un fraude y un absurdo. Empieza no queriendo implicarse emocionalmente con Katniss, porque, por a su entender, no va a durar mucho, pero, a medida que van sucediéndose los acontecimientos, empieza pensar que, quizás, ella podría triunfar".

Harrelson y Lawrence recrean la turbulenta relación entre Haymitch y Katniss. "Haymitch choca mucho con Katniss porque son muy parecidos", señala Nina Jacobson. "Los dos son supervivientes natos y él no puede evitar desarrollar cierto respeto por ella, aunque sea a regañadientes. En Woody se puede reconocer al hombre que lo ha visto y vivido todo y que soporta ese cansancio. Pero también puedes ver a un hombre subversivo y valiente con la inteligencia necesaria para ayudar a Katniss en los Juegos".

Ross vio cómo Harrelson no sólo encontraba la vertiente cómica de Haymitch, sino también la desilusión en la que se basa su sabiduría salvaje y que trastoca Katniss. "Hay algo verdadero, y un poso de tristeza y rabia en el trabajo de Woody en este papel", anota el director. "Aunque Woody es increíblemente divertido, también ha sido capaz de aportar un trasfondo muy intenso a Haymitch".

Mientras que Haymitch se ocupa de poner a punto la fuerza y la estrategia de Katniss, su estilista designado, Cinna, construye su imagen, lo que revela no sólo su habilidad artística con un atrezzo nada discreto para vestirla como "La chica en llamas", sino ocupándose de su corazón también. En el papel encontramos a Lenny Kravitz, la estrella del rock y actor que realizó un trabajo tan memorable en PRECIOUS. "Para Cinna necesitábamos a alguien que pudiera ser fuerte, sexy y que tuviera un gran atractivo sin muchos aditamentos", señala Jacobson. "Se trata de un personaje atractivo en sí mismo y una estrella del rock por derecho propio. Así que optamos por una estrella del rock en la vida real".

Kravitz quedó encantado con el personaje. "Cinna ayuda a Katniss a crear su estilo y le enseña cómo gustar a los espectadores durante los Juegos para que pueda conseguir patrocinadores", explica. "Creo que se siente atraído por Katniss como persona, y que no sólo quiere ayudarle con su estilismo, sino también como ser humano". Comenta también que trabajar con Lawrence resultó muy fácil. "Interpreta a Katniss como alguien que realmente sabe quién es y, para alguien tan joven, eso está muy bien".

Las fuerzas del Capitolio
En el oscuro corazón del poder del Capitolio encontramos al dictador de Panem, el Presidente Coriolanus Snow, responsable del opresivo gobierno de la nación y el hombre que se da cuenta del peligro que hay en que Katniss se convierta en una aparente heroina en los Juegos. Ross pensó inmediatamente que un actor veterano como Donald Sutherland podría dotar al personaje del peso y la profundidad necesarios para que resultara real. "Se necesita verdadera entidad", apunta el guionista/director. "Y Donald Sutherland es alguien capaz de aportar mucho al Presidente Snow en unas pocas escenas".

Sutherland comenta que Ross fue quien le convenció. "Es un guionista brillante", comenta el actor. "El guión era realmente atractivo y pensé que podría ser importante para llegar a un público joven. Ha sido maravilloso trabajar con él y verle trabajar; me inspiró mucho".

Aunque el Presidente Snow controla todo Panem, el genio oscuramente creativo que está detrás de la 74 edición de los Juegos del Hambre es Seneca Crane, el organizador de los Juegos oficial con poder sobre la vida y la muerte de más de 24 jóvenes Tributos. Es interpretado por Wes Bentley, de quien Gary Ross era seguidor desde su aclamado papel en AMERICAN BEAUTY. "Pensé que Wes podría crear algo muy interesante con este personaje", señala Ross. "Seneca es alguien cegado por su propia juventud, ambición y éxito, y Wes demuestra cómo eso puede autopropulsarle".

Bentley encontraba a Seneca sorprendentemente complejo. "Cuando hablé con Gary, me di cuenta de que no era un tipo cínico muy malo", señala. "Es más bien un producto de la cultura corrupta del Capitolio. No es que tenga decidido comportarse de forma terrible. En realidad es un mago de la tecnología que trata de dejar su huella aunque realmente no presta atención a las consecuencias de su trabajo".

Para completar a los más destacados habitantes del Capitolio encontramos al actor nominado a los Óscar Stanley Tucci como Caesar Flickerman, el periodista que termina convirtiéndose en el entrevistador oficial de los Juegos y al actor británico Toby Jones como Claudius Templesmith, el legendario presentador de los Juegos del Hambre en televisión. Jacobson comenta a propósito del papel de Tucci: "Cuando vi a Stanley con su peluca azul tan divertido y extremo en una especie de pose tipo CABARET, pensé que encajaba muy mal y a la vez muy bien en el personaje".

Los Tributos
Una vez en marcha los Juegos, Katniss debe tomar la medida a los otros Tributos, ya que cualquiera de ellos podría acabar con ella. El casting del plantel de los Tributos fue todo un reto. "En el libro, cada Tributo tiene su propio estatus social y una descripción física muy concretos, por lo que fuimos muy selectivos y los elegimos de uno en uno", explica Jon Kilik. "Nuestra directora de casting, Debbie Zane, es simplemente increíble a la hora de encontrar a los actores de más talento de entre 12 y 18 años de edad. Vio a muchos intérpretes y fue extremadamente diligente. Junto con Gary trabajó con mucha paciencia y muy duro hasta que reunió a todo el grupo".

Los más temibles competidores son los denominados "Tributos profesionales", que han sido cuidados y entrenados físicamente para los Juegos desde el día de su nacimiento. Especialmente preocupantes para Katniss resultan los cuatro profesionales favoritos: Clove, a la que da vida Isabelle Fuhrman, Cato, interpretado por Alexander Ludwig, Glimmer, encarnada por Leven Rambin; y Marvel, al que recrea Jack Quaid. Cada uno aporta sus propias habilidades particulares.

"Clove es la Tributo más inteligente", afirma Fuhrman, quien recientemente alcanzó la fama con la película de terror LA HUÉRFANA. "Lo más interesante es que parece muy delicada y femenina, aunque también tiene su lado oscuro".

Ludwig, conocido sobre todo por su papel en LA MONTAÑA EMBRUJADA, añade: "Cato es alguien muy fuerte, tanto física como mentalmente, es despiadado, pero creo que en lo más profundo de su ser había una buena persona antes de participar en los Juegos".

Para Rambin, a la que hemos podido ver en "One Tree Hill", "Anatomía de Grey" y "CSI: Miami", la clave de Glimmer pasaba en esforzarse al 110% en todo. "Glimmer considera participar en los Juegos como un honor", señala. "Le gusta la fama, y por eso puede resultar una gran amenaza".

Quaid, quien hace su debut en el cine con LOS JUEGOS DEL HAMBRE, comenta a propósito de Marvel: "No me atrevería a decir que es el mejor, pero está encantado de estar ahí y lo da todo".

Entre los Tributos más ordinarios que están tan aterrados y sobrepasados como Katniss, dos se ganan inmediatamente su cariño: la pequeña Rue, que fue raptada para participar en los Juegos a la tierna edad de 12 años, y la rápida e inteligente Foxface. Los papeles recayeron en dos nuevos actores: Amandla Stenberg como Rue y Jacqueline Emerson dando vida a Foxface.

Stenberg lo ha dado todo en este trabajo, e incluso se llegó a ensuciar en la calle antes de entrar a hacer su prueba ante Ross en su casa. "Tenía hasta hojas en el pelo", recuerda Stenberg. "Gary tiene una casa preciosa, y no quería sentarme en ningún sitio por no ensuciar, así que encontré un pequeño taburete en el que sentarme. Estaba muy nerviosa". A pesar de ello, estaba claro que poseía una gran afinidad con Rue, quien termina convirtiéndose en la aliada de Katniss. "Había leído el libro cuatro veces y me encantaba Rue porque es muy inteligente y ágil aunque dulce al mismo tiempo", comenta Stenberg. "Creo que cuando Katniss ve a Rue, se acuerda de su hermana y por eso la quiere tanto".

En el rodaje, Stenberg también desarrolló una intensa y estrecha relación con Lawrence que añadió un extra a su interpretación. "Actuaban como si de verdad fueran hermanas, y eso resultó fantástico para la película", comenta Ross. "A veces se reían tanto que tenía que decirles que se calmaran, pero ciertamente era muy similar a lo que ocurre entre Katniss y Rue".

Una de las escenas favoritas de Suzanne Collins es la secuencia final de Rue, a la que Collins pudo asistir en el rodaje. "Se trata de una escena muy importante, y no sólo porque tenga un gran impacto emocional para Katniss – Rue básicamente termina convirtiéndose en el alter ego de Prim en la arena –sino porque tenía que tener suficiente fuerza como para desencadenar los primeros brotes de la rebelión", afirma la autora. "Era muy duro para los actores. Los tres chicos –Jen, Amandla y Jack –nos regalaron una interpretación increíble. T Bone Burnett aportó esa bonita y evocadora melodía para la canción de cuna. Y Gary, que estaba al frente de la supervisión de todo, la filmó con gran maestría. Hay una toma de Katniss acunando a Rue en la hierba con el exuberante bosque como telón de fondo. En el monitor parecía un retrato preciosista, como algo a lo que se le podría poner un marco y colgar en un museo. Recuerdo que Amandla vino y se sentó junto a mí entre toma y toma y me preguntó: ‘¿Cómo te imaginabas que sería?’ A lo que le respondí: ‘Precisamente así. Aunque en realidad habéis superado todas mis expectativas".

El co-Tributo de Rue, Thresh, interpretado por el actor novel nigeriano Dayo Okeniyi, trata de cuidarla. "Thresh es el típico chico sencillo y trabajador del distrito agrícola que adora a su familia y que sólo quiere volver a verla. Para él, Rue es como una hermanita pequeña", comenta Okeniyi. "Quiere protegerla, pero sabe que puede llegar el día en el que tenga que elegir entre su vida o la suya. En su corazón subsiste esa lucha constante".

Emerson se enamoró también de Foxface. "Me encanta que sea la Tributo más astuta y la forma en que se va abriendo paso en los Juegos", afirma. "Toda su estrategia consiste en evitar ser capturada. Siempre va dos pasos por delante del juego, imaginando cosas que sólo se le ocurren a ella".

A pesar de toda la intensidad física del trabajo, Emerson comenta que Ross siempre hizo que los actores no descuidaran la experiencia interior de sus personajes. "Lo mejor que tiene Gary como director de LOS JUEGOS DEL HAMBRE es que ha sido capaz de encontrar el corazón de la historia", resume Emerson. "No se trata sólo de una película de acción trepidante, sino también de personas e ideas que te hacen pensar durante mucho tiempo cuando sales del cine".


El diseño de los juegos

Diseño visual
Cuando el reparto comenzó a prepararse para su aventura en Panem, Gary Ross y su equipo se lanzaron a recrear la visión de Suzanne Collin del mundo futurista que habitan con total viveza en la pantalla. Todo empezó con el concepto de fotografía de Ross – moverse por Panem a través de la experiencia subjetiva de Katniss Everdeen, igual que Collins había hecho en los libros –, lo que llevó a cabo con la colaboración del director de fotografía nominado en los Óscar Tom Stern (cuyo trabajo se ha podido ver recientemente en J. EDGAR, de Clint Eastwood).

"Una de las cosas más importantes para mí y para Tom era transmitir la inmediatez y el punto de vista en primera persona que hace que el libro resulte tan irresistible", comenta Ross. "Esto implicaba rodar con un estilo urgente e intensamente personal, algo que siempre había querido hacer pero que nunca había encajado en mis anteriores películas."

Ese punto de vista en primera persona alcanza a todos los detalles del film, y también se convirtió en la piedra de toque para las atrevidas puestas en escena creadas por el director de producción Philip Messina, quien se encontró a su vez convirtiendo rincones de la Carolina del Norte moderna en el futurista Distrito 12, el Capitolio y la arena donde se desarrollan los Juegos.

Messina denomina la imagen que creó junto con Ross para la película como "retrofuturista". Lo explica así: "Es como si cogieras los Estados Unidos de mediados de siglo y la época de la Gran Depresión y de pronto los trasladaras al futuro lejano, con toques de alta tecnología. El libro creaba un universo alternativo donde, por una parte, tenías a personas escarbando en la basura para sobrevivir y, por otra, hay naves aerodeslizantes. Y queríamos ser fieles a esa visión".

Eso era algo esencial para todo el equipo. "Phil tenía que ser capaz de crear el futuro en una forma tal que siguiera pareciendo enraizado en la historia real de Norteamérica", señala Nina Jacobson. "Todos queríamos que diera la sensación de que eso era en lo que podríamos convertirnos dentro de unos siglos. Y lo hizo, creando al mismo tiempo una gran cantidad de decorados, desde el mercado negro del Distrito 12 hasta el Capitol o unos bosques increíbles".

Al igual que los actores, Messina sabía que podía no estar a la altura de las elevadas expectativas de los espectadores y la idea que ellos se habían hecho de cómo sería Panem. Pero, al igual que Ross, se inspiró directamente en el libro en la medida de lo posible. "Gary estaba decidido no sólo a ser fiel al espíritu del libro, sino también a sus detalles", señala Messina. "Esto implicaba que nunca pensábamos ‘esto nos lo saltamos’ cuando las cosas resultaban complicadas, sino que en lugar de ello nos preguntábamos ‘¿y cómo podríamos hacerlo?’ Estábamos decididos a adaptarnos a cualquier situación difícil para ser lo más fieles posible a la novela".

Messina y Ross compartieron sus ilustraciones con Collins para conocer su opinión. "En ocasiones nos decía ‘así es exactamente como me lo imaginaba’, recuerda Messina. "¿Acaso puede decirte algo mejor un autor?"

Una de las primeras tareas de Messina consistió en crear el Seam, la zona más pobre y dedicada a la minería del Distrito 12, donde viven Katniss y su familia. Mientras estaban rodando en una población fabril abandonada en Henry River, Carolina del Norte, encontró un grupo de casas los años 20 del siglo pasado que encajaban a la perfección con el entorno que Collins describe en el libro. "La zona era perfecta para el Seam", comenta Messina. "No podríamos haber pedido nada mejor."

Para Ross, el trabajo de Messina en el Seam introduce al público directamente en la dureza y aparente desesperanza de la vida en el Distrito 12. "El Seam tenía que transmitir una imagen de miseria y decadencia", describe. "Una cosa es vivir en la pobreza, y otra es vivir en un lugar sin ninguna individualidad, donde todas las casas están hechas con el mismo molde y tienes la sensación de que han sido fabricadas por una empresa, no por personas. Phil encontró el lugar perfecto para recrear el entorno compartimentado y uniforme en el que vive Katniss".

Para el Día de la Cosecha en la plaza central del Distrito, el equipo rodó en una vieja limpiadora de algodón en Shelby, Carolina del Norte, incluyendo a 400 extras en el rodaje, además de construir las vías para el tren que lleva el precioso carbón del distrito al Capitolio. "Fue un enorme trabajo"
, recuerda Messina. "Construimos unos 100 metros de vías y luego colocamos los trenes encima con grúas."

Otro proyecto intensivo fue la creación del Hob, el miserable aunque abarrotado mercado negro del Distrito 12. "El Hob es el mercado y el zoco del Distrito 12", describe Ross, "donde los Agentes de la Paz hacen la vista gorda. Phil recreó un mercado increíble donde gente de cualquier condición vende todo tipo de baratijas y cosas que se han encontrado por ahí. Realmente recrea la miseria del Distrito".

Todo eso contrastaba en extremo con los diseños de Messina para el Capitolio, que en un primer momento se construyeron en una antigua fábrica de Phillip Morris. "En el libro, el Capitolio se ve a través de los ojos de Katniss, y queríamos reflejar la opulencia e inmensidad de la que ella es testigo", comenta. "Pensaba en esos edificios de la Exposición Mundial de 1936 en Nueva York, que eran como una especie de templos a la industrialización y nos basamos en ellos como punto de partida. El Capitolio tenía que ser imponente pero también escandaloso, porque la gente que vive en él recuerda a la corte decadente de María Antonieta".

Los colores del Capitolio son una mezcla de tonos helados y ácidos. "Tiene color, aunque no es necesariamente acogedor", comenta el decorador de sets Larry Dias. "Esos colores no son cálidos, todo es agresivo".

Los propios sentidos de Katniss se ven asaltados cuando es trasladada al Capitolio junto con los demás Tributos en los tradicionales carros tirados por caballos que forman parte del boato y la ceremonia de los Juegos. Messina sabía que éste tenía que ser otro diseño clave. "Me ocupé de los carros en un primer momento", comenta, "y nos basamos en diseños tipo zeppelín que recordaban a los trenes Maglev de alta tecnología del Capitolio. Los pintamos con pintura de automóvil negra y cromada, e incluso aunque son de aspecto convencional, poseen unas bellas líneas escultóricas. Creo que nos retrotraen a la antigua Roma en su justa medida".

En otro cambio de tercio, Messina diseñó el centro de entrenamiento de los Juegos como un bastión donde reina el sudor y la ansiedad. "El centro de formación tenía que dar miedo y ser oscuro, como en una iconografía romana, pero también tenía que ser muy americano. Gary y yo lo pensamos como el gimnasio de instituto más aterrador que pudieras imaginar", comenta un divertido Messina. "La idea era trasladar el temor ante una clase de gimnasia y multiplicarlo por diez."

"El centro de entrenamiento es donde todos los Tributos empiezan a tomarse la medida los unos a los otros, porque es donde empiezan a poner a prueba sus habilidades", señala el productor ejecutivo Robin Bissell. "Phil hizo un trabajo estupendo construyendo un decorado en el que eso podía ser así".

Para los exuberantes y peligrosos bosques de la propia arena, Ross tenía algo muy específico en mente, y encontró una zona en perfecto estado de conservación. "Quería que la arena fuera un bosque con árboles nobles", comenta el director. "No quería que fueran coníferas. Quería que fueran intrínsecamente americanos. En Carolina del Norte, encontramos un bosque natural increíblemente verde que resultaba perfecto."

La arena también contiene uno de los diseños más complicados de Messina: la Cornucopia, un cuerno dorado gigante que contiene un alijo de armas híbridas y valiosos suministros de Panem por el que los Tributos tienen que competir cuando comienzan los Juegos. "El aspecto de la Cornucopia me preocupaba bastante pero, al final, es una de las cosas que más me gustan de toda la película: ese enorme y llamativo cuerno escultural en mitad del campo", afirma Messina. "Nos basamos en los diseños de Frank Gehry y mucha arquitectura moderna con planos plegados y superficies fractalizadas. Parece que ha caído ahí desde el cielo".

Ross señala: "Phil creó exactamente lo que quería ver: un gran elemento escultural metálico que prácticamente parecía el filo de un cuchillo que sobresalía en un paisaje natural".

Incluso en el bosque, la atención a los detalles no se descuidó en ningún momento hasta encontrar el árbol perfecto en el que colocar el infame nido de las rastrevíspulas. "El árbol tenía que ser perfecto", señala el diseñador de localización Todd Christensen. "Tenía que tener el tamaño y las ramas adecuados y tenía que funcionar desde los distintos ángulos de la escena en la que Katniss tiene un importante intercambio con Rue".

Al final, Messina quedó muy satisfecho con el resultado de cómo Panem se presentaba como un lugar altamente inusual pero palpablemente real. "He trabajado en películas grandes, pero nunca había hecho nada tan creativo y divertido como esto en términos de diseño", concluye.

Para los actores, el aspecto táctil del decorado se traduce en unas interpretaciones más inmediatas. "Los decorados resultaron muy útiles para crear el personaje de Katniss", comenta Jennifer Lawrence. "Nunca había visto nada así y creo que para la mayoría de los que estábamos en el rodaje era una especie de lugar encantado. Desde mi casa en el Distrito 12 hasta los bosques, todo era incluso mejor de lo que me había imaginado en el libro".

Vestuario, peluquería y maquillaje
Igualmente importante que la viva realidad de Panem es el trabajo de la diseñadora de vestuario Judianna Makovsky, colaboradora habitual de Gary Ross. Pero esta película les trasladaría a lugares que no habían explorado nunca. "No es el tipo de diseño que normalmente hacemos", admite Makovsky. "Se introduce en el ámbito de la moda de fantasía en el Capitolio, pero también queríamos que la imagen resultara reconocible y real, llevando la alta costura actual un paso más allá. Para mí fue todo un desafío. Porque no es habitual tener la gran oportunidad de hacer algo tan llamativo en términos de vestuario, maquillaje y peluquería."

Makovsky empezó con los enormes contrastes de tipo yin y yang entre los Distritos y el Capitolio: los primeros, lo más primitivos y ásperos posible, y el segundo, sin poner freno a los excesos. "Los Distritos tienen unas paletas cromáticas muy limitadas", explica. "Son grises y azules grisáceos. Luego, cuando llegas al Capitolio, encontramos dos paletas cromáticas: una con sus tonos pastel brillantes, con muchos fucsia y turquesa, y la otra con amarillos y verdes más ácidos. El Capitolio también tiene algo de mezquino, por lo que decidimos utilizar mucho negro para contrarrestar los colores brillantes y más llamativos."

La ropa de Katniss también cambia cuando se traslada desde el Distrito 12 hasta el Capitolio. "Las prendas en el Distrito 12 son todas ellas ropa de trabajo y la de Katniss es prácticamente siempre heredada", apunta Makovsky. "El Día de la Cosecha, lleva el vestido azul que se describe en el libro, y encontramos una estupenda tela vintage que poseía la simplicidad perfecta para él. Pero, cuando llega al Capitolio, en el carro va vestida con unas mallas estrechas y botas altas, y todo tiene un aspecto muy brillante y dramático".

Para el famoso traje de "La chica en llamas" de Katniss, Makovsky pensó en las intenciones del hombre que lo diseña en la historia: el estilista de Katniss en los Juegos, Cinna. "Cinna es un hombre muy elegante, por lo que pensamos que diseñaría un diseño elegante, y que la llama en la parte de abajo del vestido sólo sería visible cuando girara", comenta Makovsky. "Queríamos que el traje fuera más fashion que los típicos trajes de baile. Añadimos cristales de Swarovski que hacen que brille cuando se mueve pero, cuando está quieta, no es más que un bonito vestido con tablas que recuerdan a una llama".

Makovsky se aproximó a una de las responsables del vestuario más extravagantes de la historia – Effie Trinket – con mucho cuidado, conversando con Elizabeth Banks sobre su visión del personaje. "Acordamos que Effie es al mismo tiempo formal y exuberante", señala Makovsky. "Tiene cierto look de institutriz, pero también es sexy. Cuando está en el Distrito 12, contrasta mucho con sus habitantes. Pero cuando llega al Capitolio, se vuelve cada vez más desatada y alocada. Sus mangas se alargan, los colores se hacen más fuertes y cambia de peluca con cada traje, desde el rosa hasta el verde o el lavanda".

Top Vídeos Películas
PROXIMOS ESTRENOS
CARTELERA DESTAC.
ACTORES Y ACTRICES
AVANCES DESTAC.
Musicalia Cinemanía Servicios (+)
Noticias
Novedades
Próximas novedades
Discos históricos
Canciones
Festivales + premios
Artistas y grupos
Portadas
Listas
Guía / directorio
Blog Musica & Roll
Noticias
Cartelera
Próximos estrenos
DVD
Avances
Tráilers
Festivales + premios
Actores y actrices
Carteles
Box-office
Guía / directorio
Blog Cine & Rol
Postales
Chistes
Lista de correo
Top10Listas.com
© LaHiguera.net | Contacto | Redacción | Recomienda | Sugiere una web | Aspectos legales | Política de privacidad | Cookies | Publicidad y webmasters | RSS