Web  LaHiguera.net
LaHiguera.net
Música | Cine
 Destacado: Río 2, bienvenido a la jungla animada
Lahiguera.net en Twitter Lahiguera.net en Facebook
 Noticias de cine | Cartelera | Próximos estrenos | DVD | Avances | Tráilers | Festivales y premios | Actores y actrices | Carteles | Blog C 
 
   Buscar |
Guía de cine   |
|
 
 Cinemanía >> Películas >> Si fuera fácil >> Comentario
Si fuera fác. | Sinopsis | Comentario | Reparto | Ficha técnica | Fotos | Tráiler 
Si fuera fácil cartel reducido
Si fuera fácil
(This is 40)
Dirigida por Judd Apatow
¿Qué te parece la película?
Genial Muy buena
Entretenida Interesante
Mediocre Un rollo
Votar  Ver resultados 
El Facebook de LaHiguera.net: Síguenos, y estarás al tanto de todas las novedades
Reducir tamaño de letraAumentar tamaño de letra Cambiar el tamaño del texto

Detrás de la cámara, el equipo técnico está encabezado por los productores habituales de Judd Apatow, BARRY MENDEL (La boda de mi mejor amiga, Hazme reír/Funny People) y CLAYTON TOWNSEND (Lío embarazoso, Virgen a los 40).

Los tres cineastas cuentan con la colaboración del director de fotografía PHEDON PAPAMICHAEL (En la cuerda floja, Los descendientes); el diseñador de producción JEFFERSON SAGE (La boda de mi mejor amiga, Lío embarazoso); los montadores BRENT WHITE (Lío embarazoso, Virgen a los 40), JAY DEUBY (Jeff, Who Lives at Home, Cyrus) y DAVID L. BERTMAN (las series "The Neighbors" y "Las chicas Gilmore"); la diseñadora de vestuario LEESA EVANS (La boda de mi mejor amiga, Paso de ti); el supervisor musical JONATHAN KARP (La boda de mi mejor amiga, Lío embarazoso), y el compositor JON BRION (Magnolia, ¡Olvídate de mí!).

PAULA PELL (las series "Saturday Night Live", "Rockefeller Plaza") se ocupa de la producción ejecutiva.


Hora de ponerse las pilas: Empieza SI FUERA FÁCIL
Después de terminar Lío embarazoso, Judd Apatow no imaginaba que volvería a meterse en la vida de dos de los personajes más populares de sus distintivas comedias. El guionista, director y productor reconoce que la escritura de este último proyecto representó un auténtico desafío ya que se trataba de plasmar una de las grandes transiciones en la vida de cualquier persona. "Creo en el viejo dicho de ‘Se escribe una película para descubrir por qué la escribimos’", dice. "Empecé queriendo escribir comedias. No se me había ocurrido que la comedia era un acto íntimo y vulnerable. Últimamente he aceptado que escribir es una forma de autoexploración. Intento entender cómo me siento en la vida y, a la vez, divertirme durante la investigación. Cuando escribí Hazme reír/Funny People, mi madre acababa de morir de cáncer de ovarios, y sentí la necesidad de escribir acerca de la vida y de su propósito. No sé si era mi forma de superarlo o de negarlo, pero no tuve otra opción".

Y sigue diciendo: "Últimamente he pensado mucho en qué significa cumplir 44 años. No sé si es la crisis de los cuarenta o si estoy haciendo un inventario, pero pienso en ello. Al llegar a una edad, te das cuenta de lo que es tu vida. Sabes que no participarás en la carrera de obstáculos de los Juegos Olímpicos y que no vivirás en una montaña de Suiza. Tengo esposa, familia, un trabajo y me estoy quedando calvo. Entonces queda decidir cómo te sientes con todo eso. En general, me gusta mi vida, pero hay momentos en que Leslie y yo nos preguntamos por qué ciertos aspectos de nuestra vida y nuestra relación no son más fáciles con el tiempo. Esta película explora esta pregunta".

Cuando empezó a escribir el guión de SI FUERA FÁCIL, Judd Apatow se planteó dónde estaría la famosa pareja: "Debbie es una persona que se preocupa de que todo esté bien", explica. "Quiere mucho a su familia e intenta que la infancia de las niñas sea perfecta, pero su perfeccionismo saca de quicio a todo el mundo". Ahora bien, a Pete le pasa exactamente lo opuesto. El director sigue diciendo: "Pete es distante, tiene problemas y prefiere no verlos. Come muchos bollos, no se cuida. Está preocupado porque el negocio va muy mal, pero no quiere decírselo a Debbie. Se está desmoronando en silencio".

Al comenzar el rodaje se dio cuenta de que algunos colaboradores se reconocían en el guión. "Me sentó muy bien que muchos técnicos dijeran cosas como: ‘Vaya, tuve la misma discusión con mi mujer hace un par de días’", recuerda. "Siempre espero que el ejemplo más específico también sea el más universal. No se llega de vacío a vivir en pareja, se traen recuerdos de otras relaciones, y pasa lo mismo con los hijos, piensas en cómo te educaron. Cada día debes ser generoso con el otro y ver su belleza en los peores momentos. Sé que se debe tener mucha paciencia para vivir conmigo, y mi esposa siempre la ha tenido".

Barry Mendel y Clayton Townsend no iban a dejar solo a su buen amigo para producir la película. Barry Mendel explica lo que le atrajo del proyecto: "Judd evoluciona con cada proyecto. Virgen a los 40 era una comedia conceptual; Lío embarazoso se basaba más en las emociones, y en Hazme reír/Funny People incluyó secuencias dramáticas por primera vez. Aquí volvemos a la comedia. Mezcla elementos de la vida real y consigue hacernos sentir que nos ha rodado a escondidas… hasta llegar a un punto extremo".

El productor está de acuerdo con el realizador en que la mejor comedia siempre nace de las situaciones más incómodas, es lo que les pasa a los protagonistas. Barry Mendel habla de su momento favorito en el guión: "La tensión crece entre Debbie y Pete, e incluso parece difícil que puedan superarlo. Por eso deciden solucionar el estrés en que viven invitando a sus respectivos padres a una fiesta de cumpleaños, y así podrán culparles de lo que les ocurre y, de paso, perdonarles. Pero el intento de perdón sale fatal y la barbacoa se convierte en una experiencia caótica, lo peor de lo peor".

Clayton Townsend, que ha estado al lado de Judd Apatow en sus cuatro películas como director, y en otras de las que ambos han sido productores, explica por qué decidieron que el reparto estaría compuesto por actores con los que ya habían trabajado: "Nos interesaba combinar la vena cómica de estos actores en SI FUERA FÁCIL, y les hemos pedido mucho. No se han limitado a ser divertidos, han tenido que llegar a sitios recónditos y oscuros con el humor. El hecho de que tantos compañeros y amigos hayan colaborado en la película más personal de Judd demuestra lo bien que trabajamos todos juntos".


Todo queda en familia: El reparto de la película
Los cuatro personajes principales de la película, a los que conocimos en Lío embarazoso, están interpretados por el actor Paul Rudd y tres miembros de la familia de Judd Apatow, su esposa, la actriz Leslie Mann, y las hijas de ambos, Iris y Maude Apatow.

El guionista y director dice: "Las quiero y me gusta verlas cada día. Además, tienen talento y son atractivas. No conozco a una actriz con más coraje que Leslie. Tiene el don de ser hilarante y desgarradora a la vez, y nadie la iguala en eso. Siempre me empuja a ir más lejos. Muchas ideas de esta película nacieron a partir de conversaciones entre los dos. Maude e Iris tienen talento y son divertidas. Entienden perfectamente en qué consiste el trabajo. Son jóvenes profesionales que no se sienten intimidadas por las cámaras porque han estado en películas desde pequeñas, pero es la primera vez que tienen papeles importantes. Parte de la historia gira alrededor de su rivalidad y sus discusiones, pero lo mejor fue que se dieron cuenta de lo mucho que les gusta trabajar juntas, y eso las unió. Puede decirse que la película ayudó a resolver un problema de la vida real".

Judd Apatow y los dos productores sabían que había cuatro actores que no podían faltar, pero quedaban muchos papeles y no fue tarea fácil encontrar a los intérpretes idóneos. "Es una película con un elenco bastante amplío", explica Barry Mendel. "Paul, Leslie, Chris, Jason, Megan, Melissa, Albert, John, Lena, Charlyne, Annie, Robert, todos son cómicos con estilos muy diferentes, pero debían formar un conjunto sin perder su individualismo. Creo que lo hemos conseguido y que dan la impresión de pertenecer al mismo mundo, a la misma familia".


La unidad familiar
Las discusiones entre Debbie y Pete en Lío embarazoso fueron algunos de los momentos preferidos del público, y Judd Apatow era consciente de la dificultad que representaba trasladar personajes secundarios a papeles principales. Pero no estaba nada preocupado por el hecho de que los dos actores se convirtieran en los pilares de la historia. "Hace mucho que somos amigos de Paul Rudd y de su mujer. Hemos viajado por el mundo promocionando películas", dice el director. "Paul y yo tenemos muchos gustos en común. Le gustan las bandas poco conocidas y la cultura pop, y las cosas que molestan a Leslie en la vida real, molestan a Debbie en la película porque no le interesan. Le da igual que me sepa el nombre de todos los miembros del grupo Kajagoogoo. Y si se lo digo, incluso le saca de quicio. Mis películas siempre han sido así: hablan de personas que no comparten los mismos intereses, pero que a pesar de eso, se quieren".

A pesar de que el realizador sabía que Leslie Mann y Paul Rudd no tendrían ningún problema en volver a meterse en la piel de los personajes, sí le preocupaba que el afable actor fuera capaz de interpretar a alguien tan frustrado como Pete. "Paul Rudd cae bien a todo el mundo, por eso era peliagudo", explica Judd Apatow. "Quería que se le viera como a alguien preocupado, distante, con un montón de problemas de los que no habla. Pete se avergüenza de su fracaso, por lo que no comparte sus preocupaciones con Debbie; le quita importancia a todo. También es un pasivo agresivo. Tenía miedo de que la calidez y el encanto naturales de Paul superaran su capacidad de interpretación, pero no fue así. Leslie y él tienen mucha química y funciona en la pantalla. Cuando se pelean, nos duele, y nos alegramos de que se reconcilien".

"Siento que Judd y yo somos un poco de la misma familia", reconoce Paul Rudd. "Es la segunda vez que trabajo con su mujer y sus hijas, y me gusta cómo dirige. Confío plenamente en él, en su enfoque. También nos vemos a menudo fuera del trabajo. Sé cómo vive. Hablamos mucho de nuestras vidas personales en relación con los personajes que interpreto en sus películas".

El actor explica por lo que está pasando su personaje, un empresario de la industria musical que no tardará en cumplir los cuarenta y que no está satisfecho con la dirección que ha tomado su vida. "En lo que a la música se refiere, Pete ni siquiera está seguro de lo que le gusta o sabe", dice. "Parece haber perdido la habilidad de saber qué grupos tienen talento, cuáles son buenos. Me identifiqué fácilmente con esto porque revela su estado de ánimo. Al envejecer, ciertas cosas empiezan a interesarnos menos, ya no estamos tan al día, y es fácil poner en entredicho la propia identidad. Lo que antes parecía inamovible empieza a parecer nebuloso".

Debbie, la media naranja de Pete, también pasa por una crisis. Leslie Mann, hablando de su personaje, dice: "Debbie rehúsa reconocer que está a punto de cumplir los cuarenta. Su forma de enfrentarse al problema es ignorarlo, pero en el fondo, no lo soporta. Está convencida de que si consigue que todo sea perfecto en su vida, entonces no pasará nada, pero se equivoca".

A la actriz no le molesta hablar de cómo ha evolucionado la relación con su marido: "Llevamos 15 años casados. Cuesta llevar tanto tiempo casados, pero merece la pena, y por eso podemos hablar del tema. Incluso cuando se quiere mucho a alguien, puede sacarte de quicio. Todos nuestros amigos en esta situación pasan o están pasando por lo mismo, problemas con los hijos, el trabajo y la pareja. Tenemos la suerte de poder expresarlo todo a través de nuestra profesión".

La actriz estaba encantada de volver a trabajar con Paul Rudd. "Siento un gran afecto por Paul y me siento muy cómoda con él", explica. "Creo que si entrara en casa una noche, tardaría un rato en darme cuenta de que no es Judd", añade, riendo.

A medida que Barry Mendel veía el copión, le gustaba más que Leslie Mann hiciera una interpretación sin concesiones, que nunca pidiera la simpatía del espectador. Al contrario, creaba un personaje de carne y hueso, lleno de contradicciones, pasando con igual facilidad del drama a la comedia. "Creo que el público femenino apoyará a Debbie por su capacidad de mostrar las cosas tal como son", dice. "Leslie es una gran actriz, y no le asusta ser honrada y vulnerable. En mi opinión, es su mejor interpretación hasta la fecha".

Aunque las dos hijas de Judd Apatow eran muy jóvenes cuando rodaron Lío embarazoso, han seguido creciendo en un plató de cine. Maude Apatow, una prometedora escritora, explica que no es exactamente como su personaje: "Sadie es una versión exagerada. Iris y yo somos bastante más tranquilas". Y añade: "En esta película, lloro, grito y digo muchos tacos, cosa que no suelo hacer en la vida real. Pero hay una escena en la que Iris y yo nos peleamos porque quiere ver Perdidos y no la dejo. Eso ocurrió de verdad cuando me dio por ver las seis temporadas de la serie en dos semanas".

Judd Apatow recuerda que a su hija mayor le preocupaba tener que llorar cuando él se lo pidiese. "El día que Maude se enfada con sus padres porque han leído lo que ha escrito me dijo que estaba muy nerviosa", explica el director. "Añadió que no sabía si sería capaz de hacerlo y se puso a llorar. Así que aproveché para gritar ‘¡Acción!’ y le dije que repitiera el texto. Estuvo estupenda. Le pregunté si quería volver a hacerlo y dijo que sí. Fue increíble, era como ver a alguien enamorándose de la interpretación". Después de una pausa, añade, muy serio: "No sabría decir si fue un momento maravilloso o si la destrocé emocionalmente. Aún es muy pronto para saberlo".

Iris Apatow solo tenía tres años cuando debutó como Charlotte en Lío embarazoso. Al preguntarle qué recuerda del rodaje, dice: "Intentaba ser graciosa y todo el mundo se reía, pero entonces me ponía a llorar porque estaba convencida de que se burlaban de mí".


Unos genios cómicos hacen de abuelos
Al no poder contar con su padre cuando era niña, Debbie se convirtió en una joven muy independiente. Y como de pequeña sus padres no se ocupaban mucho de ella, ahora, de adulta, necesita más atención. Por el contrario, los padres de Pete le controlaban mucho, y ahora quiere más espacio. Larry, el padre de Pete no deja a nadie en paz, y encima pide dinero prestado como si se lo debieran. Es capaz de vaciar la nevera y llevárselo todo a casa.

Fue un gran éxito convencer a Albert Brooks, y así lo reconoce Barry Mendel: "Crecimos viendo Modern Romance, Lost in America, Real Life y El cielo… próximamente. Albert es una leyenda y fue genial trabajar con él. Encima, nos dio la impresión de que se lo pasó a lo grande durante el rodaje".

Albert Brooks explica cómo llegó a formar parte del proyecto: "Judd me llamó, me dijo que había escrito el papel pensando en mí y me preguntó si me interesaría participar en la película. Leí el guión y me gustó el rumbo de la historia". Acababa de trabajar con Ryan Gosling en Drive y le apetecía hacer una comedia, por eso dice: "Había rodado una película donde me dedicaba a matar a un montón de personas, esto era un poco más ligero".

El actor, nominado a un Oscar, disfrutó interpretando a alguien a quien todo el mundo parece adorar y que, al mismo tiempo, quiere echar de su casa. "Larry no ha tenido mucha suerte en la vida", explica. "Básicamente, la relación con su hijo se limita a pedirle dinero para llegar a fin de mes porque tiene tres hijos pequeños con su nueva mujer (LISA DARR, Dioses y monstruos). El padre y el hijo se quieren, pero es una relación basada en que Pete debe darle dinero. No dudo de que Pete preferiría que a su padre le fuera mejor y que no solo le llamara para pedirle ayuda. Y eso también explica por qué Debbie no le traga".

Conocimos a la madre de Debbie en Lío embarazoso (interpretada por Joanna Kerns), pero no a su padre Oliver. "El padre de Debbie lleva tiempo fuera de la familia", explica el productor Barry Mendel. "Pero ahora quiere volver a entrar. Su exmujer le impidió que tuviera mucho que ver con sus hijos. Es algo que ocurre a menudo: el padre se siente culpable y quiere tener una relación con sus hijos cuando son adultos, pero los hijos no están tan seguros de necesitarle".

El patriarca desaparecido está encarnado por John Lithgow, que había trabajado previamente con Leslie Mann en la comedia Orange County/Colgado, pringado y sin carrera. "John ha trabajado en numerosas comedias y otros tantos dramas, pero cuando le vi actuar en el plató, reconozco que me impresionó", dice el productor. "No esperaba menos de él, pero era increíble verle".

John Lithgow habla de su papel: "Oliver es un persona desconocida para la familia. Apenas ha visto a su hija en 40 años. Tiene otra familia de la que ocuparse, pero Debbie le hace entrar de nuevo en su vida invitándole a una barbacoa. En realidad, los dos padres aparecen para servir de chispa y arrancar la vida de Pete y Debbie hacia el mañana".

John Lithgow entiende que Debbie no sea la única en intentar mejorar la tensa relación. "En principio, le invita por ella y por su matrimonio, pero acaba siendo un día muy importante para el padre. De pronto, no puede contenerse y empieza a decirle todo lo que nunca le ha dicho. Las crisis familiares duelen, pero también ayudan a romper los diques y a que fluyan las emociones". Después de una pausa, añade: "La película es una comedia, y las mejores comedias nacen a partir del dolor y de verdaderos sentimientos".


Amigos, compañeros de trabajo y enemigos mortales
La vida de Debbie y de Pete es de lo más normal si la comparamos con la de sus mejores amigos, Barb y Barry, interpretados por Annie Mumolo y Robert Smigel. El productor Barry Mendel habla de los dos cómicos, conocidos sobre todo por su trabajo como guionistas: "En La boda de mi mejor amiga, Annie era la mujer sentada al lado de Kristen cuando esta pierde los papeles en el avión. En las primeras proyecciones descubrimos que el público se reía a carcajadas cada vez que Annie abría la boca. Fue la coguionista y coproductora de La boda de mi mejor amiga y es una cómica de pies a cabeza. Robert Smigel hace el papel de su marido y también está hilarante. Es un guionista cómico y un fantástico actor. ¿Quién no desea tener un amigo divertido y tan inepto como él?".

Annie Mumolo explica cómo llegó a participar en la comedia: "Conocí a Judd muy al principio de La boda de mi mejor amiga. Cinco años después, con la película ya estrenada, Judd me pidió que hiciera una prueba. La hice y volvieron a llamarme. Improvisé con Robert y Leslie, y me dieron el papel".

"Barb es la mejor amiga de Debbie, pero está mucho peor que ella. Barry y Barb siempre dan pésimos consejos a Pete y a Debbie, no se aclaran. Pero ellos siguen viéndonos porque así se sienten mejor, superiores", dice, riendo.

Hace tiempo que Robert Smigel conoce a Judd Apatow. El actor dice: "Hace veinte años que Judd y yo coincidimos no profesionalmente, y en Zohan, licencia para peinar apenas trabajé con él. Es la primera vez que realmente le veo dirigir, y he aprendido mucho. Además, es muy agradable estar en un plató donde también se encuentra la familia del director y no hay tensiones".

Barry siempre acompaña a Barb, y acaba siendo amigo de Pete por defecto. "Debbie y Barb son muy buenas amigas", explica Robert Smigel. "A los maridos no les queda más remedio que participar cuando las dos parejas salen juntas. Al principio se toleran, y poco a poco empiezan a ser amigos. Barry, en su deseo de ser simpático, le cuenta muchas cosas íntimas, lo que da pie a una improvisación tan repugnante como lamentable".

Megan Fox es Desi, la diligente vendedora que trabaja en "Lulu", la tienda de ropa de Debbie. La actriz dice: "Las pruebas se basaban sobre todo en la improvisación. Había hablado antes con Judd y me había preguntado si me sentía cómoda improvisando. Hice una prueba con Leslie, Paul, Judd y los productores. Judd solo me dijo: ‘En esta escena, Paul te hace preguntas, pero crees que está coqueteando contigo, adelante’. Nos inventamos toda la escena y, al parecer, funcionó".

No solo la juventud de Desi le recuerda a Debbie que los años no pasan en balde, también empieza a sospechar que le roba dinero. Megan Fox explica qué ocurre: "Las finanzas de Debbie y Pete están de capa caída, y aunque soy la que más vende en la tienda, podría parecer que siso aquí y allá. Más adelante acuso a mi compañera Jodi, a la que encarna Charlyne Yi, de ser la ladrona".

Conocimos a Jodi en Lío embarazoso durante una fiesta en el piso de Ben (Seth Rogen). Charlyne Yi vuelve a meterse en la piel de la chica que fuma porros con sus amigos. Conocida por sus incongruencias, Jodi ha acabado trabajando en la tienda de Debbie. Hablando de su papel, la actriz dice: "Trabajo con Desi en la tienda de ropa, pero no tenemos nada que ver. Somos totalmente diferentes". Cuando se le pregunta qué ha hecho Jodi en los últimos cinco años, contesta: "Ha intentado enderezarse. Fue a la Universidad y lo dejó, volvió a intentarlo y volvió a dejarlo. Vamos a ver con qué va a sorprendernos ahora".

"La gran sorpresa para el público será descubrir lo divertida que puede llegar a ser Megan", dice Barry Mendel. "Forma el dúo cómico perfecto con Charlyne. Deberían montar un espectáculo. Encarnan a dos chicas que no se soportan, y disfrutan con el papel. No sé cuál de las dos es mejor".

En la discográfica "Unfiltered Records", Pete tiene problemas con algunos empleados, que empiezan mostrándole su total desacuerdo a actuar con absoluta superioridad. Chris O’Dowd, de La boda de mi mejor amiga, es Ronnie, un empleado que no da ni golpe. El actor dice que quería mostrar la frustración de su personaje: "Pete contrató a Ronnie para que contratara a grupos irlandeses, ingleses y de otros países europeos. Pero no tarda en darse cuenta de que a Pete solo le interesan grupos antiguos. No le deja hacer nada. A pesar de tener buen gusto, le da miedo dar su opinión y acaba por ser totalmente negativo".

La otra empleada de la discográfica es Cat, a la que da vida Lena Dunham, la creadora y protagonista de la serie "Girls". La actriz habla de su personaje: "Acaba de licenciarse en la universidad, es su primer trabajo. Quiere hacerlo bien, pero no se atreve a enfrentarse a Pete y aplaude todas sus ideas. Además, tiene una relación antagonista con Ronnie, que no solo la acosa sexualmente, sino que también la menosprecia. Cat hace lo que puede, pero es ambiciosa y quiere ver si el puesto encaja con sus planes de futuro".

Lena Dunham explica cómo se unió al equipo Apatow: "Judd vio una película mía llamada Tiny Furniture y me mandó un mail; pensé que era una broma. Luego se involucró en un piloto que yo estaba escribiendo para HBO que acabaría convirtiéndose en la serie ‘Girls’. Judd era el productor ejecutivo y pasé mucho tiempo con él escribiendo, buscando actores y aprendiendo. Me dejó leer algunas versiones de SI FUERA FÁCIL. Fue un honor que me ofreciera un papel". Y añade, hablando de Paul Rudd, su jefe en la pantalla: "Le dije que Clueless/Fuera de onda es la película más importante de mi vida y que podía decirle los diálogos de memoria".

Jason Segel es el entrenador de Barb y Debbie, y vuelve a encarnar a Jason, de Lío embarazoso, el compañero de piso de Ben que estaba colado por Debbie. Melissa McCarthy, que interpretó a Megan en La boda de mi mujer amiga y fue nominada a un Oscar por ese papel, es Catherine, la madre enfurecida que insulta sin compasión a Debbie y a Pete delante de la directora del colegio, la Sra. Laviani (JOANNE BARON, Arrástrame al infierno), cuando se entera de que Debbie ha regañado a su hijo Joseph (RYAN LEE, Super 8). Solo una maestra de la improvisación era capaz de despotricar de tal forma sin perder la compostura.


En los huesos: La música para la comedia
Cuando conocimos a Pete hace cinco años nos enteramos de que trabajaba en el departamento A&R (Artistas y Repertorio) de una importante discográfica. "Se me ocurrió que le habían despedido y se había visto obligado a fundar una pequeña discográfica", explica Judd Apatow. "Casi todos los grupos con que trabaja son los mismos que al principio de su carrera. Está convencido de que las personas que compraban un disco de Graham Parker seguirán haciéndolo, y descubre que no es así. En un época en que la industria de la música se viene abajo, artistas que vendían 100.000 discos no superan los 20.000. Pete debe enfrentarse a que el planteamiento de su discográfica no le lleva a ninguna parte".

Paul Rudd conocía a los músicos que Judd tenía en mente para la discográfica de Pete. "Judd y yo somos apasionados de la música", dice el actor. "Lo pasamos muy bien pensando en quién podía estar en la discográfica de Pete. Hablamos de Colin Hay, Grant-Lee Phillips, Bob Mould, Paul Westerberg, Frank Black, músicos que nos gustan y a los que respetamos, y que podían encajar en el negocio de Pete. Había oído a GRAHAM PARKER, pero no conocía todos sus discos. Tenía dos CD suyos, nada más. Cuando se apuntó al proyecto, lo escuché todo y me volvió loco".

El cantante, compositor y músico Graham Parker, que hace de sí mismo en la película, habla de su participación: "Llevo grabando discos desde 1976, unos veinte con diferentes bandas. Mi primer grupo fue Graham Parker & The Rumour (STEVE GOULDING ANDREW BODNAR, MARTIN BELMONT, BOB ANDREWS y BRINSLEY SCHWARZ). Hace poco volví a reunir a todos los miembros de The Rumour y grabamos un nuevo álbum después de 31 años. Al poco de firmar el contrato con la discográfica, Judd se puso en contacto conmigo y me habló de una película en la que el protagonista tiene una discográfica independiente que trabaja con músicos como yo".

El cantante sigue diciendo: "Le comenté que acababa de reunir a mi banda, The Rumour, y que habíamos grabado un disco. Judd no se limitó a contratarme a mí, sino que se llevó a la banda y un nuevo disco. Todo encajó a la perfección. Y entonces me dejó boquiabierto cuando me dijo que me quería en la película haciendo de mí mismo. Y me uní a toda esta gente de talento. Fue una experiencia genial y le estoy muy agradecido".

"Judd siempre tuvo a Graham en mente", recuerda el supervisor y montador musical Jonathan Karp. "Hablaba de él en las primeras versiones del guión. Graham encajaba a la perfección con los gustos de Pete. Siempre pensamos que la discográfica de Pete solo se ocuparía de músicos de calidad, aunque no vendieran mucho. Pero dado el actual estado de la industria musical, es difícil sobrevivir con un segmento pequeño del mercado. Y además, Pete tiene un enfoque comercial anticuado".

Uno de los momentos culminantes del rodaje fue el concierto que reunió a Graham Parker y a The Rumour, algo que muchos fans llevaban años esperando. "Rodamos el concierto en el Belasco Theater", explica Judd Apatow. "Fue muy emocionante porque era la primera vez que se reunían desde finales de los setenta. Los músicos llegaron de sitios muy diferentes. Tuvimos la impresión de que se lo pasaban a lo grande. Tocaron muchos de los temas más conocidos y algunos del nuevo álbum. El lanzamiento del disco coincidirá con el estreno de la película. Curiosamente, la película promociona un disco que existe de verdad".

"Todos tocan de maravilla", dice Graham Parker. "Cuando grabamos el álbum, no tuvimos ningún problema y en el escenario fue eléctrico. Era como antes, pero sin los nervios, solo queríamos pasarlo bien. No tenemos la misma intensidad que a los 27 años, ya no canto como antes, he aprendido a cuidar mi voz para no quedarme sin poder cantar en medio de un concierto", añade, riendo.

"Fue algo realmente genial para cualquier seguidor de Graham Parker & The Rumour", dice Paul Rudd. "Siempre fueron los músicos por antonomasia, muchos otros músicos les admiraban, pero nunca tuvieron un éxito arrollador. No acababan de creerse que iban a salir en una película. Hacía 30 años que no tocaban juntos, pero lo llevan en los huesos, estuvieron increíbles".

Además de Graham Parker, Judd Apatow se puso en contacto con músicos a los que admira para que le ayudaran con la identidad musical de la banda sonora.

El cineasta mandó una primera versión a Fiona Apple, cuya canción "Paper Bag" forma parte de la banda sonora de La boda mi mejor amiga. Para SI FUERA FÁCIL escribió "Dull Tool", por lo que volvió a colaborar con el conocido productor musical y compositor Jon Brion, nominado a dos Grammy por la partitura y banda sonora de Magnolia (1999) y ¡Olvídate de mí! (2004), y que se ha encargado de producir a otros artistas para la banda sonora, además de componer la partitura de la película.

NORAH JONES contribuyó con el tema "Always Judging" después de ver algunas escenas de SI FUERA FÁCIL, e hizo los coros en la nueva versión de "I Got You" que WILCO grabó especialmente para la película.

LINDSEY BUCKINGHAM, de Fleetwood Mac, fue otro colaborador clave con tres canciones originales para la banda sonora, todas ellas inspiradas en la película y compuestas después de largas charlas con Judd Apatow. Además de "Brother & Sister", con la voz de Norah Jones, también se oyen "Sick of You" y "She Acts Like You".

RYAN ADAMS grabó nuevas versiones de "Shining Through the Dark" y "Lucky Now". Y para acabar, Graham Parker contribuyó con la canción "What Do You Like", grabada en Los Ángeles con Jon Brion y sus colaboradores habituales, PUNCH BROTHERS.

La banda sonora también incluye temas de YOKO ONO ("I’m Your Angel"), PAUL SIMON ("Rewrite"), PAUL McCARTNEY ("Lunch Box Odd Sox"), LOUDON WAINWRIGHT ("Days That We Die") y THE AVETT BROTHERS ("Live and Die").


De vuelta a casa: Decorados y diseño
El diseñador de producción Jefferson Sage, que trabaja con Judd Apatow desde la serie "Freaks and Geeks", no necesita hablar con el realizador para saber lo que este quiere. Hablando del diseño de la comedia, dice: "En Lío embarazoso, los chicos vivían en el Valle para que hubiera un contraste con Pete y Debbie, que residían en Brentwood. Había una división clara, la ciudad estaba entre medias. Pero esta historia transcurre en el hogar familiar, en el barrio donde hacen la compra, van a tomar café y donde Pete monta en bicicleta. Buscamos decorados que encajaran con esa idea".

Judd Apatow quería regresar a la misma casa en la que rodaron los exteriores de Lío embarazoso. Pero han cambiado muchas cosas en los últimos años, y el matrimonio de Pete y Debbie se tambalea. "Volvimos a la casa y descubrimos que también había cambiado", dice el diseñador de producción. "Los árboles eran más grandes, el seto no estaba tan bien podado, todo daba la sensación de estar menos cuidado que hacía cinco años. Pero era mejor para nosotros; encajaba con la situación de Pete y Debbie".

Judd Apatow y Jefferson Sage hablaron de los posibles cambios en el interior de la casa. "Me acordaba muy bien del diseño de la casa", dice el diseñador de producción. "Busqué todos los apuntes de Lío embarazoso para refrescarme la memoria. Era fácil ver qué cambios debíamos hacer. Hay un par de habitaciones que apenas tocamos, como el dormitorio principal. Los muebles y la arquitectura son iguales que hace cinco años, solo cambiamos un poco la decoración. Además, solucioné un par de problemas, por ejemplo, moví unas columnas que molestaban en Lío embarazoso. De algo sirve la experiencia".

Para enfatizar el distanciamiento entre los miembros de la familia, Judd Apatow le pidió a Jefferson Sage que el interior de la casa pareciera más grande y más vacío. Los dormitorios debían estar alejados. Se sigue un largo pasillo para llegar a las habitaciones de las niñas, separadas por un cuarto de baño. Así, si se pelean, no tienen que hacerlo en las zonas comunes.

Ahora, el despacho de la casa también refleja los gustos de Pete, además de los de Debbie. Hay muchas fotos de Pete con famosos (gracias al Photoshop), recuerdos musicales de años pasados, pero también hay fotos auténticas, entre ellas una de Paul Rudd con Mick Jagger.

La fiesta de cumpleaños de Pete tiene lugar en el jardín. Mediante el uso de un cenador de grandes dimensiones, retirando la valla alrededor de la piscina y añadiendo un trampolín, el equipo de decoración creó la impresión de una zona mucho más amplia. Debbie abrió la tienda de ropa "Lulu" como pasatiempo, pero se ha convertido en una fuente estable de ingresos. Desgraciadamente, su éxito – hasta que se da cuenta de que alguien está robando – añade más tensión a su relación con Pete. Jefferson Sage escogió una tienda propiedad de unos amigos de los Apatow. "En realidad, fuimos a Denise Carolyn para documentarnos", explica, "pero nos gustó tanto que llamamos a Phedon (el director de fotografía) para ver qué le parecía".

La discográfica de Pete está rodada en un espacioso loft con paredes de ladrillos y cemento en Venice. Hay pocos muebles y la decoración es minimalista, dejando claro que Pete tiene muy pocos recursos económicos.

En Los Ángeles se buscaron diversos clubes un poco cutres donde Pete va en busca de grupos jóvenes y desconocidos. El concierto de Graham Parker and The Rumour se celebró en el Belasco Theater, en el centro de Los Ángeles. "Es un teatro precioso que ha sido restaurado y convertido en discoteca. No se ha tocado el diseño, solo parte de la decoración para que esté a la última. El lugar me entusiasmó, somos de los primeros que han filmado allí. Es una preciosidad".

Si fuera fácil (20 vídeos)
PROXIMOS ESTRENOS
CARTELERA DESTAC.
ACTORES Y ACTRICES
AVANCES DESTAC.
Musicalia Cinemanía Servicios (+)
Noticias
Novedades
Próximas novedades
Discos históricos
Canciones
Festivales + premios
Artistas y grupos
Portadas
Listas
Guía / directorio
Blog Musica & Roll
Noticias
Cartelera
Próximos estrenos
DVD
Avances
Tráilers
Festivales + premios
Actores y actrices
Carteles
Box-office
Guía / directorio
Blog Cine & Rol
Postales
Chistes
Lista de correo
Top10Listas.com
© LaHiguera.net | Contacto | Redacción | Recomienda | Sugiere una web | Aspectos legales | Política de privacidad | Cookies | Publicidad y webmasters | RSS