Web  LaHiguera.net
LaHiguera.net
Música | Cine
 Destacado: Channing Tatum y Jonah Hill protagonizan Infiltrados en la Universidad
Lahiguera.net en Twitter Lahiguera.net en Facebook
 Noticias de cine | Cartelera | Próximos estrenos | DVD | Avances | Tráilers | Festivales y premios | Actores y actrices | Carteles | Blog C 
 
   Buscar |
Guía de cine   |
|
 
 Cinemanía >> Películas >> Vicky El Vikingo y el martillo de Thor >> Comentario
Vicky El Vik. | Sinopsis | Comentario | Ficha técnica | Fotos 
Vicky El Vikingo y el martillo de Thor cartel reducido
Vicky El Vikingo y el martillo de Thor
(Wickie auf großer Fahrt)
Dirigida por Christian Ditter
¿Qué te parece la película?
Genial Muy buena
Entretenida Interesante
Mediocre Un rollo
Votar  Ver resultados 
El Facebook de LaHiguera.net: Síguenos, y estarás al tanto de todas las novedades
Reducir tamaño de letraAumentar tamaño de letra Cambiar el tamaño del texto

Vicky-Pedia (Los libros – La obra radiofónica – La serie animada – El éxito cinematográfico)
En 1963, el autor sueco Runer Jonsson (1916 - 2006) empezó a escribir su serie de libros infantiles "Vicke Viking". Las aventuras del inteligente niño vikingo empezaron a publicarse también en Alemania a partir de 1964 con el título "Wickie und die starken Männer" (Vicky y los hombres fuertes). Al año siguiente, recibieron el Premio Alemán de Literatura Infantil. En octubre de 1965 la Westdeutsche Rundfunk (WDR, Radio de Alemania Occidental) emitió una obra radiofónica en dos partes sobre "Vicky el vikingo". Unos años más tarde, Josef Göhlen, responsable de programación infantil y juvenil de la cadena de televisión alemana ZDF, decidió producir una serie de marionetas de 13 capítulos basada en los libros. Sin embargo, la idea quedó pronto descartada a favor de una serie de dibujos animados. Para reducir los costes lo máximo posible, ZDF, junto con el canal de televisión austriaco ORF, se embarcaron en la primera cooperación internacional con un socio japonés. Zuiyo Enterprise Company, que más adelante se convertiría en Nippon Animation, recibió el encargo de crear la serie animada. El creador de Vicky, Runer Jonsson, también colaboró en la elaboración de los guiones.

Entre 1972 y 1974, el estudio de animación produjo un total de 78 episodios de 23 minutos de duración cada uno.

La música de la versión alemana de "Vicky el vikingo" corrió a cargo de Karel Svoboda. El famoso tema principal, "¡Hey, hey, Vicky! ¡Hey, Vicky, hey!", fue compuesto por Christian Bruhn y Andrea Wagner, e interpretado por un conjunto de Colonia, Stowaways, que más tarde se conocerían también como Bläck Fööss.

A partir del 31 de enero de 1974, la cadena ZDF emitiría cada jueves "Vicky el vikingo". Se trataba de la segunda serie de animación, después de "Meteoro (Speed Racer)", emitida en la televisión alemana, y con ella nació una especie de estilo de manga euro-japonés. Más adelante, siguiendo esta tradición, llegarían otras coproducciones germano-japonesas, como "La abeja Maya", "Pinocho", "Tao Tao" o "Alicia en el país de las maravillas". A diferencia de ellas, otras series de anime como la famosa "Heidi" o "Simbad" fueron en realidad producciones puramente japonesas, sin cooperación alemana, aunque también se exportaron con gran éxito por toda Europa.

La cadena ORF se encargó de emitir "Vicky el vikingo" en Austria a partir del 17 de febrero de 1974, y la cadena Fuji TV hizo lo propio en Japón a partir del 3 de abril de 1974. La serie se emitió en otros muchos países, como España, Francia, Italia, Gran Bretaña, Holanda y Taiwán, entre otros.

Hace unos años, el productor Christian Becker y su productora Rat Pack Filmproduktion, en cooperación con Constantin Film, desarrollaron una nueva interpretación del material de Vicky con intención de crear una gran película de aventuras para toda la familia, basada en los libros y la serie de animación. Becker convenció a Michael Bully Herbig para que se encargara de dirigirla y, en 2008, con la ayuda de un programa de televisión de ‘casting’ emitido en la cadena ProSieben, "Bully busca vikingos", Michael Bully Herbig logró reunir al reparto de la primera película de acción real de "VICKY EL VIKINGO". La cinta de aventuras se rodó entre agosto y noviembre de 2008 en Múnich, en el lago Walchensee y en Malta, con el joven Jonas Hämmerle en el papel principal. Desde septiembre de 2009, más de seis millones de espectadores de las regiones de habla alemana acudieron a las salas de cine para ver esta fantástica aventura.

El 30 de agosto de 2010, el director Christian Ditter (que se encargó, además, de escribir el guión) empezó a rodar VICKY EL VIKINGO Y EL MARTILLO DE THOR en 3D, junto con el alabado productor Christian Becker.


Un nuevo capitán
No tardó en quedar claro que tendría que haber un nuevo capitán al timón de esta formidable producción. Christian Becker agrega: "A causa de compromisos previos como actor, Bully no podía encargarse de la dirección de VICKY EL VIKINGO Y EL MARTILLO DE THOR, así que quedaba una sola elección posible para el director: Christian Ditter, un maravilloso narrador, que trabaja bien con los actores y, muy especialmente, con niños". Christian Ditter y Christian Becker ya habían llevado antes a la gran pantalla FRANCÉS PARA PRINCIPIANTES y las primeras dos entregas de la serie infantil VORSTADTKROKODILE (Los cocodrilos).

En esta ocasión, la diversión alcanza nuevas cotas, no solo por el contenido, sino también ópticamente: "Las 3D encajan a la perfección con el entretenimiento familiar, la aventura y la acción, en una palabra: VICKY", recalca Christian Becker. El productor califica la revolucionaria tecnología de filmación y reproducción como "un auténtico valor añadido del cine", comparado con la televisión y el DVD: "El público se siente metido en plena acción, el mascarón de proa de la cabeza de dragón del drakar vikingo les pasa virtualmente por encima de la cabeza, las velas se agitan ante sus narices".

No costó nada convencer al director del atractivo que presentaban las 3D. "Christian Becker me llamó y me preguntó si quería hacer la primera película alemana de acción real en 3D", recuerda Christian Ditter. "Acepté de inmediato y solo entonces descubrí que se refería a VICKY EL VIKINGO Y EL MARTILLO DE THOR". Al tratarse Vicky de uno de los héroes de su infancia, Christian Ditter encontró la propuesta más interesante todavía. "Vicky tiene una prudencia natural que suele interpretarse con demasiada ligereza como temor. Pero, a la hora de la verdad, siempre es él quien salva la situación", afirma el director. "Como es lógico, los pequeños en especial son los que más disfrutan cuando un niño les da una lección a los adultos, ya que, de niño, uno tiene la impresión de que saberlo todo evidentemente mucho mejor que los adultos".

Desde el otoño de 2009, había varios autores trabajando simultáneamente en diversas historias, en busca del mejor guión entre todos. Desde principios de 2010, el propio director empezó también a escribir su propia versión, enteramente personal. "Christian Ditter ofreció la mejor historia y el mejor guión. Es, al fin y al cabo, un autor de gran talento", lo alaba Christian Becker, recalcando lo alto que estaba su baremo y sus intenciones para con la secuela: "Tras utilizar escenas clave, como el miedo de Vicky al lobo o la competición entre su padre Halvar y él en VICKY EL VIKINGO, en VICKY EL VIKINGO Y EL MARTILLO DE THOR utilizamos otras escenas conocidas y adoradas de la serie de animación". Concretamente, para empezar, la huída de la mazmorra del castillo, o también cuando los vikingos se disfrazan de bufones, a lo que hemos añadido castillos, caballeros ladrones, gélidos páramos, hermosas mujeres en islas recónditas y audaces batallas navales en mortales cañones.

Pero, por estupendas que sean las aventuras y grandiosos los escenarios, el pequeño Vicky es quien vuelve a ser el eje central de la historia. "A estas alturas, los vikingos aceptan ya a Vicky porque saben que tiene buenas ideas, es digno de fiar y leal", explica Christian Becker. "Eso dota a la historia de nuevas posibilidades; por ejemplo, Vicky puede asumir temporalmente el papel de jefe de la tribu". El director Christian Ditter agrega: "Vicky es mayor, más sabio y más seguro de sí mismo. Eso también encaja en la práctica porque nuestro actor protagonista, Jonas Hämmerle, es también un poco mayor, ya no es un niño, pero tampoco puede considerarse todavía un adolescente, sino que se encuentra en una etapa en la que uno se plantea más la vida. Tuvimos que recoger este sentimiento en la película". Un elemento central de este tema es su incipiente amor por una niña: Svenja, personaje creado específicamente por Christian Ditter para la película. "La relación es muy tierna, ni siquiera llega al primer beso", comenta Christian Becker, "pero resulta conmovedora, ya que Vicky se ve tan abrumado por esa relación que ni siquiera es capaz de dejarse llevar, a pesar de estar colado por ella".


Personajes nuevos junto a los ya conocidos
Entre los papeles nuevos más destacados de VICKY EL VIKINGO Y EL MARTILLO DE THOR se encuentra el de Svenja. Tras una convocatoria de ‘casting’ en un popular programa alemán de entretenimiento en julio de 2010, se presentaron más de 400 jóvenes actrices con intención de hacerse con el papel. Al final, se impuso Valeria Eisenbart, que entonces tenía 12 años, y aportaba cierto grado de experiencia ante la cámara. Entre otros papeles, interpretó a la hija de Jessica Schwartz y Mads Mikkelsen en el ‘thriller’ cinematográfico de Anno Saul "DIE TÜR" (2009). "Valeria aporta a su papel de Svenja una serenidad, una fuerza y una confianza en sí misma de las que carece Vicky a la misma edad que ella", asegura Christian Becker. "Puede hacer frente a Vicky y al mismo tiempo resultar sumamente mona". La mayor parte de los restantes personajes de VICKY EL VIKINGO Y EL MARTILLO DE THOR son los ya conocidos y queridos de VICKY EL VIKINGO, sobre todo Jonas Hämmerle que, con doce años ya antes de iniciarse el rodaje, había crecido unos doce centímetros y dos tallas de ropa de una película a otra. Este salto de tamaño era relativamente sencillo de solucionar ante las cámaras: la diseñadora de vestuario Anke Winckler encargó hacer cascos más grandes para el avispado Vicky y ajustó el corte del vestuario del joven protagonista a sus nuevas proporciones. El diseñador de maquillaje Georg Korpás utilizó toda clase de trucos propios de su oficio para hacer que Jonas Hämmerle pareciera más pequeño: "Teñimos sus cejas de un tono más claro y las depilamos para entresacarlas un poco, mientras que hicimos su peluca rubia rojiza ligeramente más pequeña, para que su rostro pareciera más joven y aniñado".

Waldemar Kobus, que interpreta al padre de Vicky y jefe de la aldea de Flake, se había dejado crecer aún más su abundante barba, y Georg Korpás le añadió pelo de búfalo. Además, Kobus también tuvo que abstenerse de hacer ningún tipo de régimen, para que las curvas del jefe vikingo se asemejaran con más exactitud a las del personaje animado. Ni siquiera Patrick Reichel, que regresaba a su papel del intérprete de lira y esteta Ulme, se libró de ganar peso: en los veinte meses entre películas, había engordado unos buenos 20 kilos. Para su papel de Gorm, Mike Maas tuvo que perder todo su pelo hasta no quedarse más que con una pequeña coronilla.

Además de los ya mencionados Patrick Reichel y Mike Maas, VICKY EL VIKINGO Y EL MARTILLO DE THOR vuelve a contar, como cabría esperar, con todos los demás vikingos de Flake, que fueron elegidos entre los 4.400 candidatos que se presentaron al programa de televisión de ‘casting’ "Bully busca vikingos": Olaf Krätke como el sabio y anciano Urobe, Christian A. Koch y Nic Romm como Snorre y Tjure, eternamente de pelea, y Jörg Moukaddam como el igualmente querido e ingenuo Faxe.

Fue una gran alegría para el director Christian Ditter poder contar con un equipo de probada valía en su nuevo proyecto cinematográfico: "Fue una verdadera suerte que VICKY EL VIKINGO tuviera un reparto tan maravilloso y que los actores ya estuvieran acostumbrados a trabajar juntos". Nic Romm, que interpreta a Tjurre, alaba la sensibilidad con la que el nuevo director supo manejar al reparto existente: "Me vi con Christian Ditter antes del rodaje, en los Premios del Cine Alemán, y me dijo que apreciaba mucho nuestro anterior trabajo juntos y que no tenía intención de cambiar por completo nuestros personajes. Más bien, los elaboró a lo largo del proceso de escritura y producción de manera muy agradable".

Todos los miembros del reparto se reunieron en un fin de semana de ensayos que se organizó en Múnich a fin de leer y comentar el guión. "Los actores se conocían tan bien sus papeles que podían hacer sobre la marcha sugerencias sobre cómo debíamos cambiar determinadas formas de expresarse", recuerda Christian Ditter, y señala: "Después de este fin de semana juntos, ya nos habíamos convertido en un buen equipo".


Flake en el lago Walchensee
El rodaje de esta nueva entrega comenzó el 30 de agosto de 2010 en el lago Walchensee, en el distrito de Jachenau de la Alta Baviera. Los vikingos ya habían encontrado su hogar cinematográfico, Flake, a orillas del lago alpino de mayor profundidad de Alemania en 2008 para VICKY EL VIKINGO, que imitaba a la perfección los paisajes escandinavos. En esta ocasión, la reconstrucción de la aldea correría a cargo de Evi Stiebler, sucesor del creador de la aldea para la primera entrega, el diseñador de producción Matthias Müsse.

"Quería que Flake fuera el punto de referencia que tenía de VICKY EL VIKINGO", explica nuevamente el director y guionista Christian Ditter. "Sin embargo, no hay muchas escenas ambientadas en Flake, ya que me parecía importante que el público tuviera ocasión de conocer suficientes lugares nuevos. Por eso los vikingos no tardan en partir de Flake para emprender un nuevo viaje".

Parte de los hogares de los vikingos también había emprendido su propio viaje. Forzosamente. Tras el rodaje, se había buscado un nuevo hogar a la docena de casas originales levantadas en 2008 en la bahía que llevaba el bonito nombre de Stille Winkel (Rincón Tranquilo). O bien se habían trasladado a los Bavaria Film Studios como atracción para los visitantes, o se habían regalado a los niños de Kochel am Walchensee para usar como zona de juego. Cinco de estas casas emprendieron entonces un insólito viaje. Reforzadas con andamios de acero, se subieron a balsas para llevarlas flotando de vuelta hasta Stillen Winkel. Pero hubo que reconstruir por completo la casa del jefe Halvar y el enorme poste con su impresionante cabeza de dragón. Ambos elementos se habían convertido en atracciones tan importantes de la visita turística de los Bavaria Film Studios que ya no podían prestarlos para el rodaje, ni siquiera durante unos pocos días.

Únicamente los expertos en Vicky que pongan especial atención notarán que la nueva aldea cinematográfica de Flake tiene unas cuantas casas menos que la original. En su lugar, es más verde que la primera versión. "Hay más parcelas de verduras y zonas sembradas", explica el diseñador de decorados Evi Stiebler, especulando, "es evidente que los vikingos han tenido tiempo para dedicarse a la jardinería". También contribuyen a darle un toque más natural toda una serie de cabras, ovejas, vacas, cerdos y mucho pescado salado maloliente. Como la tecnología digital de filmación de las cámaras 3D ofrece cada imagen con mayor claridad y cada fondo con mayor detalle, Evi Stiebler y su equipo tuvieron que crear un desorden más artificial. Hubo que quemar y regar las fachadas de troncos de árboles de las casas, y ensuciar los senderos con barro y tierra.


Lucha en el barro y contratiempos iniciales
El actor que interpreta a Halvar, Waldemar Kobus, estaba deseando regresar a su aldea de Flake: "¡Es mi localización favorita! En vez de pasar la noche en un hotel, duermo en una caravana proporcionada por la productora y, después de un día de rodaje, puedo zambullirme en las cristalinas aguas de Walchensee para darme un baño". Sanne Schnapp, que interpreta a la mujer de Halvar y madre de Vicky, tampoco tiene más que cosas buenas que decir de Flake: "Nuestra casa se alza justo en el fiordo. No podría imaginarme un lugar más hermoso. No sé quién fue el fundador original de nuestra aldea, pero desde luego tenía buen ojo para elegir lugares bonitos".

Cuando se le pregunta por el apellido de la familia de Vicky, que nunca se menciona, Sanne Schnapp ofrece una interesante teoría: "Siempre se dice: Halvar von Flake [Halvar de Flake], así que supongo que todos nuestros apellidos serían ‘von Flake’ [de Flake]. Así es como se formaron todos esos apellidos nobiliarios, al fin y al cabo". Llegados a este punto, habría que mencionar el curioso dato de que la actriz que interpreta a la mujer de Tjure en la película se llama Gisa Flake en la vida real.

Los vikingos, sus correspondientes mujeres de la ficción y hasta 45 extras del distrito de Bad Tölz-Wolfratshausen poblaron la aldea de cine de Walchensee durante una serie de días. Por desgracia, nada más comenzar el rodaje, los dioses no se mostraron precisamente compasivos. "El primer día de rodaje fue un completo desastre", recuerda la productora creativa Lena Schömann. Un buen número de extras se encontró temblando inquietos bajo la lluvia, todo el equipo se vio cubierto hasta las rodillas de barro".

El director Christian Ditter también recuerda con horror el desafortunado arranque: "Entre 25 y 30 camiones atascados en el barro y el equipo entero calado hasta los huesos en minutos, a pesar de estar provistos de ropa de lluvia". En lugar de los habituales 15-30 planos asignados para un día de rodaje, no había más que siete previstos de todos modos para ese primer día, para permitir al equipo acostumbrarse a trabajar con las cámaras 3D. "Al final, después de un día de lluvia, conseguimos exactamente tres planos, ninguno de los cuales me acababa de convencer", señala Christian Ditter negativamente. Pero Lena Schömann lo ve de manera más realista: "Después de semejante comienzo, las cosas solo podían ir a mejor, y así fue poco después, cuando disfrutamos de unos cuantos días buenos en Walchensee. El equipo de atrezo hizo un trabajo excelente para deshacerse de todo rastro del baño de lodo con serrín y paja".


Tres barcos para Vicky
También realizaba una nueva aparición en el lago Walchensee el drakar vikingo, incluyendo su imponente cabeza de dragón, sus velas de franjas blancas y rojas y su enorme casco de madera. Sin embargo, no se trató del original utilizado en VICKY EL VIKINGO, ahora indispensable como parte fundamental de la visita guiada de los Bavaria Film Studios, sino de una réplica exacta del original: 17,5 metros de eslora, 5,5 metros de manga, 13 toneladas de peso y una vela de 100 metros cuadrados, atada a un mástil de 14 metros de altura. Se adoptaron incluso las imprecisiones históricas del legendario barco, que la serie de animación lleva 30 años reafirmando, a saber: el barco es demasiado grande y redondeado, sobresale demasiado del agua y no ofrece el verdadero número de asientos para remeros.

Esta vez se contó para la construcción del drakar con dos personas con suma experiencia en estas labores: el director artístico Uwe Stanik, que ya había diseñado anteriormente navíos para otros proyectos cinematográficos, supervisó el proceso de construcción, junto con el experto en vikingos y circunnavegador Burkhard Pieske, de Lübeck, que conoce como nadie el arte de la construcción naval vikinga y ya ha navegado y atravesado el Atlántico en uno del mismo tipo, siguiendo una ruta histórica hacia América.

El nuevo barco vikingo se encuentra descansando en una cantera de piedra del distrito de Jachenau, a la espera de su próxima aparición cinematográfica. Aunque estaba en condiciones de navegar y los inspectores de seguridad lo habían comprobado, el barco de Halvar no necesitaba realizar el viaje al siguiente escenario de rodaje, en Malta. Para las escenas grabadas a partir de octubre de 2010 en los estudios acuáticos de la isla mediterránea, el equipo de producción utilizó otros dos barcos: uno completamente nuevo y otro que se había guardado en Malta en 2008 tras el rodaje de VICKY EL VIKINGO. Entonces, hizo las veces de drakar vikingo, así como, bien disfrazado, de barco pirata de Sven, el Terrible. En esta ocasión, no sería posible compartir un mismo barco para VICKY EL VIKINGO Y EL MARTILLO DE THOR. El guión incluía esta vez una persecución entre los vikingos y los piratas de Sven a través de la Garganta de Odín, por lo que hacía falta contar con dos barcos.

A consecuencia de asumir temporalmente Vicky los papeles de jefe y capitán, el experto en vikingos Burghard Pieske se encontró realizando una inesperada intervención como invitado especial. En un par de escenas de navegación, tuvo que hacer de doble de Jonas Hämmerle. "Jonas no tenía la fuerza suficiente para manejar él solo el timón del barco", explica Pieske, que, para estas escenas, llevó versiones ajustadas del traje, la peluca y el casco de Vicky, y tuvo que afeitarse la barba por primera vez en más de 40 años.

En los Mediterranean Film Studios, a las afueras de Valetta, la capital de Malta, el equipo filmó ambos barcos en un enorme estanque de agua, que también se ha utilizado en innumerables superproducciones de Hollywood, como GLADIATOR (EL GLADIADOR) y TROYA. En el tanque artificial, es posible controlar el oleaje como más convenga, mientras que el fondo representa perfectamente la inmensidad del auténtico mar. Normalmente. "Subestimamos con cuánta claridad se vería el borde entre las aguas al rodar en 3D", comenta el productor Christian Becker. "Mientras que con una técnica de rodaje convencional es sencillo engañar al ojo humano, se hizo necesario posteriormente retocar con suma paciencia y manipular el montaje de las imágenes digitales en 3D para lograr una mayor profundidad visual, a fin de hacer perfecta la ilusión".

Para el diseñador de decorados Evi Stiebler, el significativo salto cualitativo en calidad de imagen también supuso nuevos retos. Mientras que para VICKY EL VIKINGO bastó con añadir rocas pintadas en bastantes partes; ahora, en la Garganta de Odín, fue necesario recrear cada roca en el estanque de agua. Y así, se logró que sobresalieran de las aguas once enormes rocas, sacadas de auténticas formaciones rocosas de Malta y reconstruidas a base de fibra de vidrio impermeable, con una estructura de madera debajo. "Incluso aunque te encuentres delante de ellas, creerías que son todas de verdad", asegura Burghard Pieske, notablemente impresionado. Para el viaje a través de este serpenteante pasadizo rocoso, hubo que acelerar todos los barcos con camiones, a los que se sujetaban con cuerdas. "Tenía gracia ver un antiquísimo camión destartalado con un viejo maltés al volante acelerando en cierta dirección, para frenar de repente lo bastante rápido como para que el barco no se estrellara contra el borde del estanque", recuerda Evi Stiebler.


Castillos de verdad y fortalezas de mentira
Para el diseñador de decorados Evi Stiebler, el castillo de Burghausen parecía a primera vista demasiado limpio y cuidado para hacer las veces de hogar creíble de Sven, el Terrible. "Parecía una especie de casa de campo de la Toscana", comenta Evi Stiebler riendo. Así que parte de los patios interiores se "decoraron" con paja y tierra. El denso verde del foso se abrasó hasta reducirlo a un marrón oscuro con un quemador de gas. Este tono encajaba mucho mejor con el "Cabo del Miedo", donde Sven, el Terrible, trama sus diabluras, y donde se encuentra situado el castillo, según el guión. "La fortaleza de Sven en la película no existe en realidad", desvela Christian Becker. "La creamos con calidad fotorrealista en un ordenador y únicamente utilizamos planos de acción real de pasillos, la mazmorra y el patio interior". Una localización esencial del rodaje era la denominada torre de la pólvora, una torreta con muros de ladrillo de hasta cinco metros de grosor, documentada por primera vez en 1533. Aquí es donde vive Sven, el Terrible, con sus temibles piratas. Su archienemigo, Halvar de Flake, también está retenido aquí como rehén. El actor encargado de interpretar al personaje, Waldemar Kobus, no se dio cuenta hasta empezar el rodaje de lo que la captura supondría para él: "De pronto, me di cuenta de que los demás lo hacían casi todo sin mí. Fue realmente horrible. Vivían las mayores aventuras en un mar embravecido, eran capturados por hermosas valquirias y les disparaban en maravillosos castillos. Mientras yo me quedaba sentado en una celda o me encontraba en casa. De hecho, solo tengo dos tareas importantes en esta película: al principio, cuando tengo un malentendido con Vicky, y al final, cuando sigo sin entenderme con Vicky".

Pero VICKY EL VIKINGO Y EL MARTILLO DE THOR tiene muchos momentos mágicos para el rival de Halvar, Sven. "No solo es la encarnación del mal, sino un verdadero psicópata", señala el actor Günther Kaufmann. "Eso hace a Sven, el Terrible, mucho más peligroso. Creo que a los niños les entra dolor de barriga cuando ven a Sven en la pantalla". Sobre todo cuando oyen la aterradora risa de Kaufmann: "Es mi sello característico, me sale de dentro, al igual que buena parte del papel, la verdad", recalca el actor, y no escatima en echarse elogios: "Seguro que no hay ningún otro Sven tan terrible como yo en toda Europa ni en el resto del mundo, es algo que puedo decir con total sinceridad y modestia".

A causa de una importante pérdida de peso sufrida en su vida real, se hizo necesario modificar el maquillaje y el vestuario de Günther Kaufmann. Como consecuencia, la falsa panza de silicona de más de 10 kilos de peso tuvo que hacerse bastante más grande en VICKY EL VIKINGO Y EL MARTILLO DE THOR que durante el rodaje de VICKY EL VIKINGO, y partes de su cuerpo quedaban ocultas bajo pieles. "Las pieles me hacían parecer más brutal y animal", afirma Günther Kaufmann.

Christoph Maria Herbst vuelve a brillar en su papel de la mano derecha de Sven, Pokka. "Es la extensión repelente, cubierta de baba, oportunista y zalamera de Sven, el Terrible", comenta Christoph Maria Herbst sobre su papel. "Daría lo que fuera por ser más terrible todavía que su jefe, y lo más probable es que secretamente se vea como el único sucesor digno de su ilustre bisabuelo. Pero es sencillamente incapaz de ello. Es demasiado idiota para ser terrible".

Terrible de verdad era el proceso de maquillaje necesario cada mañana para convertir al actor en el feo Pokka. "Lo que menos gracia le hizo a Christoph Maria Herbst fue que una vez más le teñimos las cejas de rubio", recuerda el diseñador de maquillaje Georg Korpás. Además, Herbst acabó usando hasta 20 de sus enormes narices falsas a lo largo del rodaje y, por si fuera poco, tenía que llevar la peor dentadura de todos los personajes de la película. Y tampoco es que los demás piratas fueran precisamente bellezas. "Usamos una técnica de aerógrafo para rociar la piel con maquillaje", explica Georg Kopás sobre el proceso empleado con los actores y extras. "Así es como conseguimos un efecto de piel curtida que resultara tan realista". Con estos métodos, el diseñador de maquillaje logró su objetivo de hacer que los piratas parecieran aún más salvajes, malos y peligrosos de lo que se había visto en VICKY EL VIKINGO. Georg Kopás explica por qué: "Esta vez, los vikingos encuentran a lo largo de su viaje más grupos étnicos. Me resultaba importante resaltar las diferencias entre las valquirias, los esquimales, los vikingos o los caballeros, así que, para los piratas, decidí añadir otra capa de maquillaje".


Problemas de vestuario y chapa abollada
La única nota de color del siniestro castillo de Sven la aportan los trajes de vivos colores que Vicky y los vikingos roban a la compañía de bufones para poder colarse sin ser descubiertos en la fortaleza. Esta ropa supuso un grato desafío para la diseñadora de vestuario Anke Winckler: "Como pudimos reutilizar la mayor parte del vestuario de VICKY EL VIKINGO, fue un verdadero placer poder idear trajes específicos para cada personaje". Era importante que esos trajes no parecieran estar hechos a medida. "Había que tener presente que los vikingos habían robado la ropa a unos bufones", explica Anke Winckler. "Así pues, a un personaje la ropa le va demasiado justa, a otro, demasiado larga, a un tercero demasiado grande. Y, para el traje de bufón de Vicky, incorporamos elementos de Merlín, el mago. Este traje le sentaba muy bien a Jonas".

Los vikingos tenían que cambiarse otra vez de ropa para escapar del castillo de Sven: debían ponerse armaduras y corretear por los pasillos como un pequeño ejército de lata. "La armadura apretaba y pellizcaba un poco, ¡pero quedaba fantástica!", recuerda Anke Winckler. Los modelos más sólidos procedían de la República Checa, donde hay muchos especialistas en este tipo de metalistería. "Podríamos haber usado también materiales más baratos de China pero, con esos, solo tienes que presionar un poco la chapa para que se hunda", comenta la diseñadora de vestuario. "La armadura de China era de muy poca calidad para que los actores pudieran trabajar realmente con ella puesta". Sin embargo, esas versiones más baratas sí que llegaron a utilizarse, en la escena en el castillo de Sven en la que unas cuantas armaduras caen al suelo como un dominó, armando un gran estruendo. Abolladuras incluidas.

A mediados de noviembre, el equipo de rodaje se trasladó a los platós de Bavaria Film Studios, en Geiselgasteig, cerca de Múnich. Las escenas finales de la gran aventura de Vicky se rodaron a lo largo de tres semanas en el estudio 12, el denominado "Bavarian Film Hall", el estudio más grande y moderno de Europa. En primer lugar, fue donde se rodaron las escenas cargadas de efectos especiales de la mazmorra de Sven pero, sobre todo, también se grabaron allí las escenas de las extensiones árticas y el Palacio del Hielo Eterno. Una segunda unidad ya se había trasladado a Alaska y filmado las vastas extensiones de mares helados, pero los escenarios para los planos más cercanos se crearon en el estudio, mucho menos frío y lejano. La nieve engañosamente real se creó a partir de una selecta mezcla de elementos: "Hicimos pruebas durante semanas, y meses, para descubrir qué nieve artificial parecía más realista", explica el diseñador de decorados Evi Stiebler. Dos favoritas acabaron imponiéndose al final. Grandes cantidades de sal común y corriente, complementadas por una carísima nieve falsa brillante, creada por la compañía especializada británica Snowbusiness, sirvieron para simular la nieve caída que cubría el suelo. La nieve que caía se simuló con copos de espuma. "Ese era el efecto que quedaba más creíble en 3D", asegura Evi Stiebler. "Los trocitos de papel que suelen utilizarse con frecuencia en los rodajes se veían claramente demasiado planos en 3D. La tecnología 3D tiene sus propias reglas".


Hielo artificial
Atrapados en el hielo, los vikingos únicamente consiguen sobrevivir gracias a la inestimable ayuda que les prestan los esquimales, en forma de ropa de abrigo y conocimiento del lugar. Para encarnar a los esquimales, 30 actores secundarios y extras asiáticos se desplazaron hasta el paisaje de nieve artificial del estudio. Tras una importante labor de búsqueda y documentación, Anke Winckler logró encontrar al fin su vestuario en un almacén de vestuario en la soleada España. "Están maravillosamente cosidos y tienen un aspecto tan realista como si los acabara de llevar un foca", asegura la diseñadora de vestuario. Al encontrar su drakar inesperadamente atrapado en un mar de hielo, los vikingos no van precisamente vestidos para aguantar temperaturas bajo cero. "No están preparados y no han traído ropa de abrigo", explica Anke Winckler, "pero los esquimales comparten las suyas con ellos, así que Tjurre recibe una parka de verdad, mientras que Snorre solamente recibe una bufanda".

El gran final en el Palacio del Hielo Eterno se rodó hasta principios de diciembre en el estudio 12. El enorme decorado casi llenaba los 3.000 metros cuadrados y 15 metros de altura del plató. Fue con diferencia el mayor desafío que tuvo que afrontar en toda la película el diseñador de decorados Evi Stiebler: "Durante mucho tiempo, temí que nuestro hielo artificial pareciera una bolsa de plástico y experimenté durante semanas con todos los materiales imaginables. Al final, se acabó imponiendo uno sintético, vivak, utilizado a menudo por arquitectos y constructores de maquetas, que ya conocía gracias a mi estudio". Como el plexiglass, el vivak es transparente como el cristal y se puede moldear con calor sin que le salgan burbujas. Evi Stiebler y su equipo construyeron un enorme foso de arena en el plató, le dieron forma a una serie de ondulaciones e imperfecciones y lo cubrieron con grandes paneles calentados de vivak, que se pintaron luego por detrás con pulverizador de color azul y blanco, y se levantaron sobre armazones de madera para crear el efecto de grandes muros. El resultado no solo parece engañosamente real, sino que sigue las leyes invernales de la naturaleza: "El palacio de hielo era sumamente resbaladizo", recuerda Jörg Moukaddam. "Me resultó especialmente sorprendente, porque supuse que en el estudio todo sería artificial, seguro y marcharía según el plan. Pero la verdad es que resultaba increíblemente resbaladizo cuando había que caminar sobre el hielo con nuestras suelas de cuero. El hielo de verdad no podría haber sido peor. Era asombroso".


Vicky en la tercera dimensión
"Estamos haciendo historia técnica del cine", señala el productor Christian Becker, no sin cierto orgullo. "VICKY EL VIKINGO Y EL MARTILLO DE THOR es la primera película 3D de acción real de habla alemana de la historia. En el futuro, cuando se enseñen nuevas tecnologías de cámaras en escuelas de cine, se mencionará el título de nuestra película". Lo cierto es que, incluso en 2008, la idea inicial con VICKY EL VIKINGO era haberla rodado en 3D. "Pero la tecnología estaba todavía demasiado verde", asegura el productor, así que, desde el otoño de 2009, se sumió en una búsqueda a escala mundial de la tecnología 3D más sofisticada. Recibió el apoyo del director Christian Ditter y el director de fotografía Christian Rein. "Ambos sienten una gran afinidad por las nuevas tecnologías y no temen adquirir los conocimientos necesarios", los alaba la productora creativa Lena Schömann, agregando: "Son exactamente la clase de personas que se necesitan para llevar a cabo la pionera labor que realizamos en VICKY EL VIKINGO Y EL MARTILLO DE THOR".

El director de fotografía Christian Rein explica el primer paso: "A fin de comprender las reglas que permiten obtener como resultado una buena película 3D, es necesario ver todas las películas que se han rodado usando esta tecnología". La mayoría de las productoras estadounidenses se mostraron muy colaboradoras, ofreciendo a sus colegas alemanes copias de sus películas 3D. Christian Ditter y Christian Rein vieron AVATAR, de James Cameron, y muchas otras películas una y otra vez, normalmente sin sonido, para poder concentrarse así en las imágenes y comentar las técnicas de filmación. Entonces el director de fotografía vio la aventura de animación CÓMO ENTRENAR A TU DRAGÓN, de DreamWorks. "En ese mismo instante, lo supe: ¡Este es nuestro modelo a seguir!", explica Christian Rein. "Quería plasmar la acción real de VICKY EL VIKINGO Y EL MARTILLO DE THOR del mismo modo que habían resuelto y animado esta película. Les mostré la película a Christian Ditter y Christian Becker y la sugerí como la dirección que debería seguir nuestro proyecto. El hecho de que tratara de niños vikingos era pura coincidencia".

Christian Ditter y Christian Becker asistieron a una feria técnica del sector en Toronto, Canadá, para ponerse al corriente de lo último en tecnología 3D. Además, pudieron recopilar más datos sobre la experiencia internacional en 3D en los rodajes de las películas 3D FURIA CIEGA, con Nicolas Cage, y RESIDENT EVIL: ULTRATUMBA, con Milla Jovovich. "En cierto momento, nos dimos cuenta de que nuestros colegas internacionales no eran más magos que nosotros", opina el productor Christian Becker. "Eso tan solo sirvió para que aumentaran nuestras ganas de producir VICKY EL VIKINGO Y EL MARTILLO DE THOR puramente con tecnología alemana", ya que, mientras tanto, Christian Becker había conocido al estereógrafo Florian Maier, que llevaba muchos años experimentando con la tecnología 3D y cuya compañía, Stereotec, había desarrollado una técnica de filmación en 3D conjuntamente con la compañía muniquesa Arri.

Para el licenciado en ingeniería Florian Maier, las 3D son mucho más que una moda pasajera de efectos que surgió en un determinado momento de la historia del cine, para luego desaparecer tan rápido como surgió. "Nuestro objetivo es utilizar la profundidad espacial de las imágenes sin resultar molesto", explica el estereógrafo. "En mi opinión, la señal de una buena película en 3D es cuando el público olvida pronto que está viendo una película en 3D, con la diferencia, por supuesto, de que ya no son simples observadores mudos, sino que están mucho más metidos en la acción. No obstante, es evidente que la historia sigue teniendo una importancia fundamental".

El director Christian Ditter no tardó en quedar convencido por las ideas y técnicas de Florian Maier: "La calidad de las imágenes estereográficas es la mejor que he visto nunca". Un factor clave aquí es el hardware de filmación, hecho de fibra de carbono. El aparejo proporciona a las dos cámaras Alexa producidas por Arri, que filmarán las respectivas imágenes del ojo izquierdo y derecho, una base firme, que permite obtener imágenes perfectamente equilibradas. "La imagen completa no puede tener ni la más mínima irregularidad, ya que resultaría demasiado difícil de compensar para nuestros cerebros", explica Florian Maier.

El director de fotografía Christian Rein considera los avances realizados por Stereotec y Arri como la labor de auténticos pioneros. "Pasaron más de una noche en vela para que todo funcionara a la perfección. Nosotros no tuvimos más que juntar todos los distintos elementos básicos para rodar la película". Aun así, el director Christian Ditter describe como una gran aventura trabajar con la nueva tecnología. "Aprendíamos hechos nuevos y fascinantes semana tras semana y logramos ir acumulando cada vez más experiencia. Fue un poco como clase de química. Si mezclo este elemento con ese, ¿saltará por los aires o saldrá algo maravilloso? En ese aspecto, cada plano era un experimento para conseguir la mejor imagen o el mejor efecto".

Cuando el productor Christian Becker echa la vista atrás para recordar todos esos experimentos, le viene a la cabeza una palabra por encima de todas las demás: "¡Estrés, estrés, estrés!". Pero el productor era perfectamente consciente de por qué merecía la pena invertir todo ese "maldito esfuerzo" para hacer la película: "Desde el primer momento, dije al equipo: ‘Por lo que respecta al 3D, pretendemos ser Neil Armstrong, el primer hombre en la luna, y no Buzz Aldrin, el segundo. Queríamos no solamente hacer la primera película alemana en 3D, sino al mismo tiempo producir una de las mejores. El resultado está a la altura de cualquier producción internacional, pero no fue ningún camino de rosas".

La colosal empresa exigía a los actores una cosa por encima de todas: paciencia. "Las esperas eran mucho más largas que en la mayoría de las producciones", reconoce el actor que interpreta a Ulme, Patrick Reichel. "A veces es de locos lo mucho que se tarda de un plano a otro, cuando hace falta todo un ejército de técnicos para preparar las cámaras."

De todos modos, el productor Christian Becker recuerda con gran satisfacción el rodaje, mientras que la productora creativa Lena Schömann agrega: "Después de las primeras semanas, cualquier aprensión que pudiéramos tener en un primer momento quedó descartada con confianza. Al final, todo salió perfectamente y hemos hecho una película de primera categoría, tanto en lo referente a contenido como a pericia técnica. Con los conocimientos adquiridos, no tardaremos en ponernos a rodar nuestra segunda película en 3D". Suponiendo que los productores estén dispuestos a invertir más dinero que en una película 2D normal. "Naturalmente, una película 3D implica más gastos en un primer momento, porque hace falta duplicar el número de cámaras y lentes, así como más iluminación, distinto servicio técnico y conocimientos especializados", admite el estereógrafo Florian Maier. "A pesar de todo, con un equipo humano bien preparado, se pueden mantener los costes de rodaje en 3D bajo control y al menos aproximarse a los costes de una película de gran presupuesto en 2D. Las 3D nunca serán más baratas que las 2D, pero la tecnología permite acceder a toda una serie de posibilidades formales nuevas para la industria del cine y, en última instancia, nuevas posibilidades de sacar beneficios".

El productor Christian Becker demuestra cómo, por ejemplo, en VICKY EL VIKINGO Y EL MARTILLO DE THOR, los costes extra pueden mantenerse dentro de los límites del presupuesto: "Como norma general, lo cierto es que para rodar una película en 3D, se necesita un 25% más de tiempo, gastos y tecnología. Sin embargo, lo que hicimos fue cambiar la distribución de trabajo. En lugar de rodar muchas escenas con plano y contraplano, trabajamos mucho con travellings y con tomas largas y elaboradas. La cámara pesa entre 45 y 60 kilos, de modo que ya no se puede mover tan rápido de un lado a otro. Así que no puedes planificar los habituales 25-30 planos que se suelen conseguir en un día normal de rodaje. No consigues más que entre 10 y 20 planos. Como lo planificamos correctamente desde el principio, siempre movimos las cámaras con grúas y utilizamos cinematografía mucho más compleja, logramos que nuestros costes adicionales no supusieran aproximadamente más que un 10% extra del presupuesto habitual".

Para conseguirlo, era importante incorporar a los estereógrafos desde el principio en todos los preparativos. "Puedo asesorar y ayudar a preparar un guión de profundidad ya desde la misma fase de escritura o, como muy tarde, durante la elaboración del ‘storyboard’", explica Florian Maier. "Reviso todo el guión con el director y el director de fotografía, sugiero dónde podemos meter más efectos y dónde dejar el ojo un poco más tranquilo. El público puede ver a la gente y los objetos a diferentes profundidades, así que en una película 3D uno no depende tanto de tantos planos y cortes como en las películas 2D. Pusimos más énfasis en tomas más largas y en travellings".

Pero resulta especialmente importante para todos los implicados que VICKY EL VIKINGO Y EL MARTILLO DE THOR no sea únicamente una experiencia cinematográfica especial como consecuencia de sus efectos 3D. "La película funciona tan bien en 2D como en 3D, porque lo fundamental es la maravillosa historia y las asombrosas imágenes", recalca el productor Christian Becker. "Pero, en 3D, se consigue una mayor sensación de verte metido en plena acción, que una vela ondea justo delante de tus narices o que uno de los mascarones de dragón del barco te pasa justo por encima de la cabeza". El director Christian Ditter agrega: "Para que una película funcione, necesita ante todo una buena historia. Si el espectador puede reírse y dejarse llevar por la historia, si lo conmueve profundamente, entonces la tecnología utilizada carece de importancia. Lo primordial para VICKY EL VIKINGO Y EL MARTILLO DE THOR es contar una buena historia, que resulte apasionante. Que además se pueda disfrutar de ella en 3D es la guinda del pastel".


Ficha artística
Jonas Hämmerle (Wickie)
Waldemar Kobus (Halvar)
Günther Kaufmann (Sven)
Valeria Eisenbart (Svenja)
Jonas Hämmerle (Wickie)

Top Vídeos Películas
PROXIMOS ESTRENOS
CARTELERA DESTAC.
ACTORES Y ACTRICES
AVANCES DESTAC.
Musicalia Cinemanía Servicios (+)
Noticias
Novedades
Próximas novedades
Discos históricos
Canciones
Festivales + premios
Artistas y grupos
Portadas
Listas
Guía / directorio
Blog Musica & Roll
Noticias
Cartelera
Próximos estrenos
DVD
Avances
Tráilers
Festivales + premios
Actores y actrices
Carteles
Box-office
Guía / directorio
Blog Cine & Rol
Postales
Chistes
Lista de correo
Top10Listas.com
© LaHiguera.net | Contacto | Redacción | Recomienda | Sugiere una web | Aspectos legales | Política de privacidad | Cookies | Publicidad y webmasters | RSS