Web  LaHiguera.net
LaHiguera.net
Música | Cine
 Destacado: La nueva película de Ridley Scott, 'Exodus: Dioses y reyes'
Lahiguera.net en Twitter Lahiguera.net en Facebook
 Noticias de cine | Cartelera | Próximos estrenos | DVD | Avances | Tráilers | Festivales y premios | Actores y actrices | Carteles | Blog C 
 
   Buscar |
Guía de cine   |
|
 
 Cinemanía >> Películas >> Project X >> Comentario
Project X | Sinopsis | Comentario | Reparto | Ficha técnica | Fotos | Noticias 
Project X cartel reducido
Project X
Dirigida por Nima Nourizadeh
¿Qué te parece la película?
Genial Muy buena
Entretenida Interesante
Mediocre Un rollo
Votar  Ver resultados 
El Facebook de LaHiguera.net: Síguenos, y estarás al tanto de todas las novedades
Reducir tamaño de letraAumentar tamaño de letra Cambiar el tamaño del texto

Nima Nourizadeh debuta como director en esta película a cargo de un reparto de actores noveles que tuvieron que superar un casting con candidatos de todo el país. Todd Phillips (saga de Resacón en Las Vegas) corre a cargo de la producción junto a Joel Silver, Scott Budnick, Andrew Rona, Alex Heineman y Marty P. Ewing como productor ejecutivo. Matt Drake y Michael Bacall escribieron el guión basado en una idea original de Bacall. Los protagonistas de Project X son Thomas Mann, Jonathan Daniel Brown, Oliver Cooper, Dax Flame, Kirby Bliss Blanton, Alexis Knapp y Miles Teller (Footloose).

El equipo creativo de detrás de las cámaras está formado por el director de fotografía Ken Seng (Step Up 3-D), el jefe de diseño de producción Bill Brzeski (saga de Resacón en Las Vegas, Salidos de cuentas), el editor Jeff Groth (serie de televión Entourage: El séquito), y la diseñadora de vestuario Alison McCosh (asistente de diseño de vestuario en las películas Resacón en Las Vegas).


"Quería tirarme el rollo por una noche. Quería que las chicas se fijaran en mí.
Pero la cosa se me ha descontrolado"
.


La casa está en ruinas, tanto, que el vecindario parece más una zona de guerra que un lugar donde viven familias. Es difícil decir qué fue lo que destruyó más cosas, si el fuego o los esfuerzos del helicóptero por apagar el incendio. Aunque, sin duda, el traficante de drogas enfadado y armado con un lanzallamas es el principal culpable. Claro que él solo estaba intentando recuperar el gnomo que le habían robado los adolescentes, quienes no tenían ni idea de su verdadero valor. Solo querían una mascota para su fiesta, su "evento social" planeado para liberarse de su anonimato en el instituto y hacer historia. Solo se cumple 17 años una vez, ¿no? Por eso, muy posiblemente, los peores desperfectos son, principalmente, culpa suya.

Lo bueno es que todo fue una farsa; aunque se grabó para que pareciera real, es el resultado del rodaje de la nueva y escandalosa comedia Project X, inspirada en historias de alocadas fiestas reales descontroladas y en lo caro que resulta reparar los desastres que provocan.

El productor Todd Phillips dice: "El comienzo fue un poco raro, era como un experimento. Alex Heineman [el productor ejecutivo] nos contó su idea, unos cuantos nos sentamos en círculo en una habitación y comenzamos a compartir historias de fiestas memorables, algunas que habíamos vivido y otras de las que solo habíamos escuchado hablar. A partir de ahí, solo teníamos que decidir la sensación que queríamos transmitir, la perspectiva y la historia de la película. Esa es la parte divertida".

El guionista Michael Bacall desarrolló esas historias en el contexto que vemos en la película. "Todd contactó conmigo cuando estaba en Toronto rodando otra película. Discutimos la idea y esa misma noche escribí un borrador que contenía prácticamente toda la película. La idea desde el principio era crear la fiesta de adolescentes más salvaje de todos los tiempos. Estaba claro que necesitábamos un lanzallamas. El resto de la historia, naturalmente, se nos ocurrió un par de semanas después".

El guionista Matt Drake disfrutó escribiendo una historia que debía aparentar ser totalmente improvisada. "Al principio fue un reto intentar crear un contexto en el que la presencia de una cámara estuviera justificada y fuera creíble, pero que no distrajera tanto al público como para romper la famosa cuarta pared. Cuando lo conseguí, los retos pasaron a ser aspectos más técnicos de la película como: '¿qué tipo de fluidos corporales queremos ver?' y '¿deberíamos matar a alguien o no?'".

Project X es la historia de tres amigos que celebran el decimoséptimo cumpleaños de uno de ellos haciendo una fiesta que superará a todas las fiestas. Poco a poco, una sucesión de malas decisiones y elecciones desafortunadas, hacen que la fiesta se descontrole y lo que era una celebración pasa a ser un desmadre, en el sentido más literal de la palabra.

Phillips explica: "La película en realidad trata del anonimato de los adolescentes. No son esto, ni aquello. Son ellos, en los que nadie se fija, ni siquiera les ponen motes. Son invisibles. Trata de lo que Costa dice en la película: "Tenemos que triunfar". Creo de verdad que la mayoría de los chavales que van al instituto son de ese tipo, más que chulitos o "friquis". La mayoría se sienten como si no existieran".

Un par de llamativos spots publicitarios para Adidas donde aparecían imágenes de fiestas que dirigió Nima Nourizadeh, le sirvieron para ser elegido entre una lista de los mejores directores para liderar el artístico caos de Project X.

"Nima era perfecto para la película", comenta Phillips. "Es un director afincado en Londres procedente del mundo de los vídeos musicales y spots publicitarios. Aunque no había hecho ninguna película antes, su trabajo representaba el estilo de lo que queríamos que fuera Project X. Pero más que su trabajo, nos decantamos por él después de conocerle, de hablar con él de la perspectiva y del tipo de película que queríamos hacer. Nos dio la impresión de que lo pilló a la primera".

Nourizadeh recuerda: "Les expliqué mi punto de vista, cómo desarrollaría yo el guión. También el aspecto que quería que la película tuviera y la sensación que quería que transmitiera. Después de un par de llamadas al equipo de producción, me pasaron con Todd. Nos caímos muy bien, charlamos y nos reímos mucho. Después, Scott Budnick [productor ejecutivo] me comunicó que querían que trabajase en la película. No sabía exactamente lo que significaba aquello, así que hice la maleta y en dos semanas viajé a Los Ángeles. Cuando quise darme cuenta, habían pasado dos años".

Cuando le preguntaron que por qué pensaba que encajaba en Project X, Nourizadeh respondió: "Pensaron que le daría mi toque personal, que la haría auténtica. Lo que me gustó fue realizar el proyecto con una perspectiva exclusivamente en primera persona. Querían que fuera creíble, enfocarlo con una perspectiva realista. Y yo pensé "genial", si eso es lo que queremos, entonces quiero un reparto desconocido. Encontrar chavales nuevos que estuvieran empezando era algo emocionante".

El productor ejecutivo Joel Silver, con bastante experiencia en la combinación de acción y desenfreno, comenta: "La idea era que los espectadores vieran algo que estuviera ocurriendo de verdad. No queríamos que salieran caras conocidas. Sí, es una película narrativa, pero queríamos que diera la sensación de ser algo que nadie antes hubiera visto. Creo que eso nos ayudó a hacer que pareciera real"

Nourizadeh afirma: "Quería que los actores se sintieran como si fueran los personajes, no como actores interpretando a este o a aquel. Comenzamos a buscar ese tipo de chicos, que podrían ofrecernos algo. Buscábamos a gente que pudiéramos desarrollar en el guión".


"Me llamo Thomas Kub. Hoy es mi cumpleaños. Estás invitado".


Para buscar a los tres amigos protagonistas de la historia, los cineastas llevaron a cabo audiciones abiertas, la mayoría a gente que se presentó voluntariamente a través de la web creada para este fin: ProjectXOpenCall.com. Para su satisfacción, encontraron jóvenes actores que reunían no solo las mismas características de los papeles originales, sino también rasgos que podían incorporarse al guión, adaptando el papel al actor y viceversa. Cuando emparejaron a cada actor con su papel, tomaron otra decisión clave: con solo un par de excepciones, los personajes se llamarían igual que los jóvenes actores que los interpretaban.

La dulzura y vulnerabilidad inherentes de Thomas Mann encajaban a la perfección con Thomas, el adolescente que por fin cumple los 17. La habilidad de Jonathan Daniel Brown para los cómics le vino como anillo al dedo al algo taciturno J.B., el más inadaptado, feliz simplemente por formar parte del grupo. Oliver Cooper, en lugar de parecer lo que es, un chico de Ohio, parecía un neoyorquino, así que la historia de su personaje, la de un chico seguro y rebelde que se muda de Queens a North Pasadena, empezó a tomar forma incluso durante las audiciones.

Mann era uno de los pocos actores del reparto que tenía experiencia en cine, pero pensó que Project X estaba muy por encima de todo lo que había hecho. El actor comenta: "Fue increíble estar en el plató en una fiesta que pasa de ser una celebración a un desenfreno total. Me resultó difícil interpretar el terror que siente Thomas ante el giro que da la fiesta porque nos estábamos divirtiendo muchísimo; era más fácil ser Thomas cuando pensaba que su vida estaba acabada y que al menos iba a pasárselo bien".

En su primer papel, Brown apenas creía la suerte que tenía: "No me lo esperaba. Esperaba tener un trabajo donde me pagaran ocho dólares la hora toda mi vida. Había dejado la universidad un par de años antes para intentar ser monologuista. Ese era mi principal objetivo. Ir a alguna ciudad de la zona central del país, contar un chiste en un bar, ganar 15 dólares y llorar. Nada más. Esta no era mi meta, pero es mucho más de lo que jamás habría esperado".

Casualmente, Cooper también había dejado los estudios para dedicarse al mundo de la comedia y los monólogos. Estando en clase de interpretación, escuchó que los que hicieron Resacón en las Vegas estaban haciendo audiciones abiertas para una comedia de adolescentes. "Pregunté por ahí, hice algunas averiguaciones, di la lata a la gente y finalmente me colé en una audición". En su primera prueba, les mostró partes de Costa antes de que el personaje estuviera terminado del todo.... cuando se bajó los pantalones (aunque se dejó los calzoncillos). Cooper declara: "Cuando tuve la oportunidad de arriesgar, me arriesgué, pensé en ser yo mismo y no asustarme... porque en realidad, no tenía nada que perder. Si entras con miedo al "no", es muy probable que no consigas el papel. Así que entré pensando: "que sea lo que Dios quiera". Y supongo que funcionó. Pero en algunas ocasiones durante el rodaje, tuve que esforzarme. Es divertido interpretar a un idiota, pero para que funcione de verdad, tienes que caer bien".

Todd Phillips comenta: "En cierto modo todo dependía de aquellos tres chicos y de cómo actuaran juntos. Nunca hicimos pruebas individuales, siempre eran audiciones de tres chicos a la vez, los mezclábamos, añadíamos a uno, cambiábamos a otro... Estuvimos probando grupos hasta que encontramos uno que nos gustó".

Joel Silver añade: "Es como si conociéramos a estos chicos, como si hubiéramos crecido con ellos. Juntos forman un gran equipo".

Después de superar el casting, los tres jóvenes quedaron para salir, fueron juntos a Big Bear, un parque de atracciones..."salíamos a comer o simplemente íbamos a casa de alguno y veíamos DVDs", explica Brown. Mientras los chicos pensaban que estaban divirtiéndose juntos por el mero hecho de pasárselo bien, los cineastas sabían que la confianza entre ellos se vería en la película y que subirse a una montaña rusa es mucho más divertido que ensayar.

Por supuesto, el motivo principal por el que los chicos quieren hacer una fiesta es para llamar la atención del sexo opuesto, las chicas que nunca les dieron una oportunidad, sobre todo Alexis, una alumna del instituto especialmente guapa. Alexis Knapp interpreta el papel.

"Mi personaje decide ir a la fiesta que Thomas hace con sus amigos porque no se cree que puedan montarla de verdad", afirma. "Sabe que Thomas va detrás de ella, así que eso también le motiva, aunque también le intriga ver hasta dónde es capaz de llegar. Cuando la fiesta se convierte en una noche sorprendentemente épica, empieza a ver a Thomas con otros ojos, que es lo que Thomas esperaba que pasara".

Una chica con la que Thomas no se pone nervioso, aunque quizá debería, es su amiga de toda la vida Kirby, interpretada por Kirby Bliss Blanton. "Todos sabemos lo que es tener un amigo que solo siente amistad hacia nosotros mientras nosotros sentimos algo más", dice de su personaje. Blanton disfrutó interpretando el trasfondo de este tipo de relación. "Nima nos animó a improvisar un poco, a que nos lo pasáramos bien, que nos metiéramos en los personajes, y eso me encantó. Creo que la película parecerá muy real gracias a eso y a la conexión que hay entre Thomas y Kirby".

Los actores que completan el reparto de invitados a la fiesta y otros personajes son Miles Teller, que interpreta al deportista popular y chulito, Miles; el cómico Rick Shapiro, en el papel del furioso traficante T-Rick; Martin Klebba, el "Pequeño Gruñón" que descarga su rabia contra la casa de Thomas; Rob Evors, el también cabreado vecino Rob; Caitlin Dulany y Peter MacKenzie como los confiados padres de Thomas; Jesse Marco como el DJ que pone banda sonora a la alocada noche; y Brady Hender y Nick Nervies, los jóvenes pero intrépidos "seguratas" que contrata Costa para controlar las situaciones inesperadas.... u ocuparse de los indeseados aguafiestas. En el papel del verdadero "mejor amigo" de Thomas y posiblemente el invitado más especial de la fiesta, Paxton, un cruce de YorkshireTerrier, interpreta a Milo, el perro de la familia que durante el transcurso de la noche llega a lo más alto, literalmente.

Para el papel crucial del "friqui" de los vídeos que se pasea por la fiesta como cronista de la noche, Nourizadeh y su equipo encontraron a un joven video blogger que grababa su vida. Antes de la audición, Dax Flame llevaba dos años grabándose en vídeo a menudo haciendo observaciones extrañas. El blogger comenta: "Como es el que lleva la cámara, mi personaje no sale mucho en pantalla, pero cuando lo hace, es muy impactante".


"Estas son muuuuchas más de 100 personas"


En un intento por establecer un entorno realista en el que la fiesta se pudiera descontrolar (y, realmente crear un modo de abrir las restricciones asociadas a una película en primera persona), Nourizadeh y Ken Seng, el director de fotografía, se dieron cuenta de que, en el siglo XXI, cualquiera con un teléfono puede hacer una película. Así que, en ese momento, el equipo supo que Project X no solamente iba a ser una empresa que rompiera con convencionalismos de la mayoría de películas de adolescentes conocidas, sino que se vería a través de los ojos de muchas personas. La mayoría de las discusiones iniciales sobre el rodaje tenían que ver con utilizar múltiples formatos, con rodar con una amplia variedad de cámaras.

Seng comenta: "Project X se ha rodado con ocho tipos diferentes de cámaras. Es una película narrada desde el punto de vista de la cantidad ingente de personas que acuden a la fiesta, lo que le da a la situación una perspectiva única. También hemos buscado la mejor forma de capturar el tamaño del evento y el nivel de destrucción con nuestros recursos. Por ejemplo, cómo hacer que unos 200 extras parecieran más de 1000".

En la pre-producción, Nourizadeh y Seng consideraron y probaron 12 sistemas de cámara varias veces, llegando a la conclusión de que la cámara digital HD Sony F23 se utilizaría como principal, porque funciona bien con iluminación extrema, y capta tanto la luz del sol, como la luz estroboscópica de la noche. Las secuencias se rodaron con múltiples cámaras desde todos los ángulos posibles, para que, una vez terminada la película, se reflejase estilísticamente la naturaleza casual de los caóticos sucesos de la noche. A lo largo de las 25 noches de rodaje, el equipo llegó a repartir entre los extras una docena de cámaras Flip y les pidió que grabasen todo lo divertido que vieran ocurrir a su alrededor. Al final de cada noche, recogían las cámaras y las mandaban a edición. Seng comenta: "Algunas cosas realmente le dieron textura a la película".

Uno de los retos de usar todas estas cámaras era cómo evitar que aparecieran en plano. ¿La solución? Vestir a los extras de negro y darles cámaras sin ningún tipo de dispositivo ruidoso, solo con lo esencial para filmar. Vestidos así, apenas se les veía cuando se deslizaban por el plató escondiéndose en arbustos, entre coches o en cualquier otro sitio donde pudieran pasar desapercibidos y no salir en plano. Todas estas huidas, supuestamente escapando de las autoridades que finalmente aparecen o para retirarse a un sitio más tranquilo, daban incluso más energía caótica al ambiente ya cargado de por sí.

Además de las cámaras principales A y B, las F23 y las Flip que se les dio a los extras, los cineastas también utilizaron una cámara de vídeo EX3 HD; cámaras Iconix pequeñas, con una perspectiva del tamaño de un pintalabios en los teléfonos móviles del "héroe" y en las cámaras de seguridad de la policía; iPhones y Blackberries; e incluso cámaras Canon 5D y 7D, distribuidas cuando había operadores de cámara extra en el plató.

Seng bromea: "Gracias a Dios que existe el departamento de edición, porque rodamos el equivalente a 6 km de película. Es como una película épica bélica o de aventuras rodada durante un período de seis meses". El departamento, bajo la dirección del editor Jeff Groth llevaba un ritmo de montaje tan rápido que tan solo dos semanas después de terminar de rodaje, ya había terminado el primer corte de la película.

Lograron unificar los formatos de edición cargando todos los formatos digitales diferentes a un sistema informático especial diseñado por Codex que creó archivos compatibles con todos los programas. De esta forma, los editores pudieron manipular todo el material como si tuviera el mismo tipo de metraje para la grabación secuencial y los cortes.

El hecho de que la película estuviera rodada en su mayor parte en orden cronológico fue una ventaja para Groth y su equipo, porque les ayudó a mantener las escenas sin cortes y así no tenían que volver a atrás para insertar metraje recién rodado en escenas anteriores de la película. También fue un gran alivio para el departamento artístico, que hubiera tenido que reparar forzosamente cualquier parte del plató para que volviera a tener su aspecto precaótico. Una vez que empezara la fiesta, ya no habría vuelta a atrás.

La producción decidió rodar la fiesta en una casa ubicada en el Rancho Warner de Burbank, un plató de exteriores con un complejo de viviendas situadas a lo largo de una falsa calle residencial. De hecho, la casa que sale en la película resultó estar ubicada justo al otro lado de la calle de la casa del personaje Roger Murtaugh, de las películas de la saga Arma letal, de Joel Silver.

"Volver a aquella calle fue una agradable sorpresa", comenta Silver.

Phillips cuenta: "No teníamos muchas opciones a la hora de buscar un barrio en el que rodar, porque cerrar un vecindario todas las noches durante cinco semanas hubiera sido muy molesto para la comunidad, eso sin mencionar lo que supondría el prenderle fuego a muchas de las viviendas y zonas comunes. Por eso, era evidente que teníamos que hacerlo todo en un emplazamiento controlado y el racho, con su interesante pasado, era el lugar idóneo".


"Esta noche vamos a comernos lo que no está escrito. Esta noche vamos a triunfar".


Así como uno no puede olvidar la fiesta más loca que haya tenido en la adolescencia, el reparto y el equipo de Project X nunca olvidarán las semanas que pasaron rodando la fiesta de adolescentes más loca de todas en las que habían estado.

"Fue increíble, y me quedo corto", sonríe Thomas Mann. "O sea, es una locura que tuviera que trabajar con Todd Phillips, Joel Silver y todo el equipo en una de mis primeras películas. Todo el equipo era fantástico y todo fue demasiado rápido, como un sueño".

Oliver Cooper añade: "Antes de comenzar, tenía muy buenas expectativas sobre mi experiencia en la película y la verdad es que todo lo que imaginaba se ha superado con creces. Espero que también el público sienta eso mismo cuando salga del cine".

"Hoy en día cualquiera puede literalmente coger una cámara y contar cualquier cosa que esté ocurriendo a su alrededor y así es como se desarrolla la película", afirma Jonathan Daniel Brown. "Creo que también muestra hasta dónde son capaces de llegar los amigos para hacer de un cumpleaños u otra ocasión algo inolvidable. Ahora bien, no digo que sea necesario destruir la casa y causar daños personales para lograrlo, pero a veces, bueno, pues puede pasar". El productor Todd Phillips añade: "En realidad no es una comedia propiamente dicha, sinceramente. Es una película que trata sobre las malas decisiones y sobre cómo las cosas pueden entrar en una espiral fuera de control…y eso siempre es divertido de contar".

El director Nima Nourizadeh concluye: "Es una película que habla sobre la diversión. Nos divertimos haciéndola y queremos que el público se divierta viéndola. En los años 80 había películas excelentes, como La mujer explosiva y Dieciséis velas, sobre chicos que querían cambiar sus vidas, que se fijaran en ellos, ser populares. Espero que esta sea el tipo de película que gusta a los chavales de hoy, ¡aunque no recomiendo que tomen decisiones basándose en lo que ven hacer a Thomas y sus amigos!".

Top Vídeos Películas
PROXIMOS ESTRENOS
CARTELERA DESTAC.
ACTORES Y ACTRICES
AVANCES DESTAC.
Musicalia Cinemanía Servicios (+)
Noticias
Novedades
Próximas novedades
Discos históricos
Canciones
Festivales + premios
Artistas y grupos
Portadas
Listas
Guía / directorio
Blog Musica & Roll
Noticias
Cartelera
Próximos estrenos
DVD
Avances
Tráilers
Festivales + premios
Actores y actrices
Carteles
Box-office
Guía / directorio
Blog Cine & Rol
Postales
Chistes
Lista de correo
Top10Listas.com
© LaHiguera.net | Contacto | Redacción | Recomienda | Sugiere una web | Aspectos legales | Política de privacidad | Cookies | Publicidad y webmasters | RSS