Musicalia > Dixie Chicks >> Entrevista
Destacado: '10:20:40' es el nuevo disco de Melendi

PRO. NOVEDADES DISCOS

NOVEDADES DISCOS

CANCIONES

RECOMENDAMOS

Dixie ChicksUna de las componentes de las Dixie Chicks, Emily Robinson habla del disco Taking the long way...

¿Después de toda la polémica de los últimos 3 años fue difícil el olvidarse de todo ello y concentrarse otra vez en la música?
Fue muy curioso porque lo primero que queríamos hacer era poder seguir con lo nuestro que es la música pero después resultó que nuestra inspiración para las canciones del disco vino de lo que nos había pasado. Así que en vez de ir al psiquiatra nosotras escribimos canciones. No nos tumbamos en ningún diván pero si que hablamos muchísimo entre nosotras. Porque, aunque somos muy amigas las 3, creo que no habíamos compartido todas nuestras experiencias y sentimientos sobre lo que nos había pasado hasta dos años más tarde cuando lo incorporamos a nuestras nuevas canciones.

¿Quieres decir que la experiencia os ha unido más que antes?
Exactamente, porque hubo algunas epifanías en las reacciones que tuvimos a nuestros sentimientos tan personales y yo aprendí mucho sobre Natalie y Martie y como sobrellevar ciertas cosas y presiones. Fue una experiencia que nos ha unido muchísimo.

Además yo estaba embarazada con mis gemelos y me pasaba el tiempo sentada en un balón gigante de plástico, dando botes yo sola, y con mis hormonas jugando con mis sentimientos aún más de lo habitual. ¡Y seguimos escribiendo hasta el día que salía de cuentas!

¿Hubo algún momento en el que alguna de vosotras tres mencionó en voz alta que ojalá no hubierais dicho aquella famosa frase contra Bush y así vuestra vida hubiera sido mucho más fácil?
No, porque de alguna manera estábamos acostumbrándonos demasiado a una vida de éxito donde todavía amábamos lo que hacíamos pero donde los momentos álgidos no eran tan especiales y los momentos bajos no eran tan malos. Todo era un poco fácil y teníamos un poco de apatía con la industria musical en general y nos habíamos vuelto muy cínicas al ver como funcionaba todo en realidad. En muchas entregas de premios te das cuenta que vas a ganar algo si acudes a la ceremonia pero que si decides no ir el premio irá a parar al otro artista que si acudió a la cita. No todos los premios son así pero muchos sí lo que son.

Pero con todo lo que trajo esta polémica y al ver como mucha gente no quería que pidiéramos perdón sino que querían ver como nos humillábamos y arrastrábamos, todo eso nos devolvió el fuego interno para volver al panorama musical como si fuéramos novatas porque ahora tenemos que volver a demostrar lo que valemos. O al menos tenemos que demostrárselo a aquellos nuevos fans que no nos conocían antes.

¿Y estáis contentas con el resultado final del álbum?
Para nosotras era un disco muy importante porque queríamos escribir todo el disco nosotras mismas, algo que nunca habíamos hecho antes. Era un experimento arriesgado pero estamos muy orgullosas del resultado final y también tenemos que agradecérselo a los co-autores que nos han ayudado en las labores de composición. Era la primera vez que en nuestras canciones expresábamos lo que sentíamos convirtiendo cada canción en algo autobiográfico y aunque algunas veces era un poco intimidante el abrirte tanto en un disco creo que el resultado final ha sobrepasado nuestras expectativas

El productor del disco es el legendario Rick Rubin, quien ha trabajado con gente tan importante como Shakira, Johnny Cash, Beastie Boys, Neil Diamond o Metallica. ¿Tuvo mucha influencia en el estilo y dirección del álbum?
Fue un placer trabajar con Rick y desde un principio fue él quien nos puso en contacto con 3 de los co-autores principales del disco. Desde muy pronto nos dimos cuenta que estábamos de acuerdo en la parte artística y en la personal. El nos dejó concentrarnos en escribir el disco entero sin interferir, porque creo que el error que algunos productores hacen es el querer controlarlo todo y yo creo que la inspiración inicial debe venir del artista y el productor esta ahí para hacer todo más fácil y coherente. Y Rick es un genio cuando se trata de encontrar a los músicos adecuados y en manipular las canciones que has escrito donde siempre encuentra la melodia y el estribillo más apropiado para la estructura final de la canción.

El álbum es más rockero que los anteriores, ¿fue una decisión consciente?
Desde un principio no queríamos encasillarnos demasiado y por supuesto que no nos sentamos y dijimos que íbamos a escribir un disco de rock estilo californiano de mitad de los años 70. Lo único que teníamos eran puntos de referencia y hablamos del estilo de ciertos grupos. Si estábamos trabajando en una armonía podíamos comentar que nos recordaba a Mamas & the Papas más que a otra cosa, y en una canción diferente podíamos escuchar más a Simon & Garfunkel, pero nada predeterminado.

Aquí en Europa no entendemos la separación tan radical que hay en los Estados Unidos entre el mundo country y el del pop/rock. ¿Creéis que os han forzado a dejar uno, el del country, pero que habéis sido aceptadas en el otro?
No queremos mirarlo de esa manera como si nos hubieran forzado a pasarnos al rock porque, incluso sin los incidentes de los últimos 3 años, posiblemente hubiéramos evolucionado en esta dirección. De todos modos, aunque solo sea por nuestro propio nivel de interés a nosotras nos gusta cambiar de vez en cuando. Nuestro último disco fue todo de música Bluegrass y para nosotras era algo nuevo el hacer un álbum acústico por completo y pensábamos que las emisoras de radio country más comerciales no lo programarían, y eso fue antes de toda la polémica sobre Bush.

Siempre fuimos de la opinión que no queríamos ser encasilladas en ninguna categoría y cuando empezamos no dijimos: ‘¡vamos a ir a Nashville y nos convertiremos en estrellas de música country!’. Era el estilo que más se acercaba a lo que hacíamos y la compañía discográfica necesitaba un mercado concreto en el que promocionarnos.

Pero es una pena que en America las cosas tengan que estar restringidas a categorías tan estrechas que además están en competición continua. Si hablamos con las emisoras de música rock o pop entonces las emisoras de country no quieren entrevistarnos y viceversa. ¡Es increíble!

Las canciones en ‘Taking the Long Way’ son tan autobiográficas que incluso hay una, ‘So Hard’, que habla de los problemas de infertilidad…
Sí, mi hermana Martie y yo hemos tenido fecundación in vitro las dos y ambas hemos dado a luz a gemelos y, aunque no habíamos planeado escribir una canción sobre ello, nos vino de una forma muy natural y creo que es muy gracioso que una de las canciones más rockeras del disco hable sobre infertilidad. Nunca en un millón de años me lo hubiera imaginado pero la canción habla sobre todo de los problemas que algo así puede traer a la relación en la pareja.

¿Pero no es un tema muy personal y muy valiente el cantar sobre ello?
Algunas personas se sienten un poco incómodas hablando de ello pero yo soy muy franca al respecto posiblemente porque estoy en el medio y me parece algo de lo más normal. Además cuando tienes dos hermanas con gemelos la gente empieza a preguntarte si es algo que viene de familia y cosas así y yo no estaba dispuesta a mentir a la gente. Yo no creo que sea un estigma y, además, hay tantísima gente con el mismo problema en estos momentos que parece mas como una epidemia. Yo creo que debe haber alguna razón en el medio ambiente que lo esté causando porque no creo que todo se pueda achacar a las mujeres dejándolo hasta muy tarde por sus carreras profesionales…

‘I Hope’ es una de las canciones mas emotivas del disco y que estrenasteis el año pasado en un programa de televisión en beneficio de los damnificados por el huracán Katrina. ¿Cual es la inspiración para esta canción?
La canción viene de un momento en el que sentíamos que habíamos perdido la esperanza en la buena costumbre americana de cuestionar las acciones de nuestro gobierno. En el mundo de la política americana normalmente hay unos sistemas de control y crítica que creemos que desaparecieron por un tiempo. Creo que fue una política de marketing brillante por parte del gobierno de Bush al decir que o se estaba de su lado o si no eras un traidor y no un patriota.

Y la canción pregunta que hemos aprendido de todo esto y que legado vamos a dejar a nuestros hijos. Y buscábamos esta esperanza y creo que ahora las cosas están mejorando en los Estados Unidos y los americanos se han despertado: ‘I Hope!’.


Javier López Fernández
© Lahiguera.net es cine, música, postales y otros servicios adicionales. Blogs Musica & Roll y Baloncesto León
Recomienda | Contacto | Aspectos legales | Publicidad y webmasters | Sugiere una web | RSS