Web  LaHiguera.net
LaHiguera.net
Música | Cine
 Destacado: La nueva película de Ridley Scott, 'Exodus: Dioses y reyes'
Lahiguera.net en Twitter Lahiguera.net en Facebook
 Noticias de cine | Cartelera | Próximos estrenos | DVD | Avances | Tráilers | Festivales y premios | Actores y actrices | Carteles | Blog C 
 
   Buscar |
Guía de cine   |
|
 
 Cinemanía >> Películas >> Lorax. En busca de la trúfula perdida >> Comentario
Lorax. En bu. | Sinopsis | Comentario | Reparto | Ficha técnica | Fotos | Noticias 
Lorax. En busca de la trúfula perdida cartel reducido
Lorax. En busca de la trúfula perdida
(The Lorax)
Dirigida por Chris Renaud
¿Qué te parece la película?
Genial Muy buena
Entretenida Interesante
Mediocre Un rollo
Votar  Ver resultados 
El Facebook de LaHiguera.net: Síguenos, y estarás al tanto de todas las novedades
Reducir tamaño de letraAumentar tamaño de letra Cambiar el tamaño del texto

"¿Qué era el Lorax? ¿Y por qué estaba allí?
¿Y por qué fue llevado a alguna parte desde la otra punta
de la ciudad donde crece la hierba Grickle?
El viejo Una-Vez aún vive allí, pregúntaselo, él lo sabe"
- Dr. Seuss, The Lorax


Los creadores de Gru - Mi villano favorito y la imaginación del Dr. Seuss se unen para llevar a la gran pantalla el esperado largometraje LORAX - EN BUSCA DE LA TRÚFULA PERDIDA, la adaptación en animación digital 3D de la clásica historia acerca de un guardián del bosque que conserva el eterno poder de la esperanza.

Las talentosas voces de la película pertenecen a DANNY DeVITO (la serie "Colgados en Filadelfia", Los gemelos golpean dos veces, L.A. Confidential, La guerra de los Rose) como Lorax, el icónico protagonista, y a ED HELMS (Resacón en Las Vegas, Resacón 2, ¡ahora en Tailandia!, la serie "The Office") como el enigmático Una-Vez. Les acompañan las superestrellas ZAC EFRON (Hairspray, 17 otra vez) en el papel de Ted, el joven idealista que parte en busca de Lorax, y la ganadora del Premio Grammy TAYLOR SWIFT (Historias de San Valentín) como Audrey, la chica que puebla los sueños de Ted. Completan el elenco ROB RIGGLE (Resacón en Las Vegas, Una aventura extraordinaria) como el villano Alisios O’Hare; JENNY SLATE (Alvin y las ardillas 3, el programa "Saturday Night Live") en el papel de la superprotectora madre de Ted, y la muy querida actriz BETTY WHITE (La proposición, la serie "Hot in Cleveland") como la sabia abuela Norma.

LORAX - EN BUSCA DE LA TRÚFULA PERDIDA es una aventura divertida y conmovedora que subraya la importancia del equilibrio entre la naturaleza y el progreso. La película gira en torno a Lorax, el hilarante y adorable personaje que no se detiene ante nada para proteger el bosque y los árboles que viven allí. Cuando Una-Vez corta un árbol, Lorax aparece de pronto y lanza una airada advertencia al joven empresario.

El bucólico paisaje de Valle Trúfula está lleno de una gran variedad de animales, desde los majestuosos cisnes cisneros hasta los armoniosos cantapeces. Los más amorosos son probablemente unos seres llamados barbalutosos, que se dedican a rodar entre los árboles.

La tarea de Lorax, como guardián del bosque, es puesta a prueba cuando el ambicioso y joven Una-Vez empieza a cortar árboles trúfula y amenaza con seguir para conseguir sus objetivos económicos. Desde el principio, Lorax critica sin miramientos lo que hace Una-Vez. Son enemigos natos y cada uno está empeñado en echar al otro, pero el tiempo pasa y acaban desarrollando un extraño afecto mutuo. Sin embargo, Lorax no puede hacer nada contra la avaricia y la ambición que consume a Una-Vez, y este acaba por destruir todo el bosque para que su empresa funcione.

Años después, en un mundo sin árboles, Ted se aventura más allá de los límites de la impecablemente industrializada ciudad de Thneedville para encontrar a Una-Vez y preguntarle cómo puede llevarse a casa un árbol para Audrey, la chica de sus sueños.

Al principio, Una-Vez no se decide, pero hay algo en Ted que le convence para contarle la historia de su encuentro con Lorax, y el niño entiende que debe restaurarse el equilibro en Thneedville plantando árboles trúfula.

CHRIS MELEDANDRI, expresidente de 20th Century Fox Animation, fundó Illumination Entertainment en 2007. En 2010 estrenó el éxito mundial Gru – Mi villano favorito, al que siguió en 2011 Hop, un largometraje híbrido de animación digital. Durante su estancia en Fox, Chris Meledandri supervisó el departamento de animación y se ocupó de la producción ejecutiva de Ice Age: La edad de hielo, Ice Age 2: El deshielo y Horton.

Para LORAX - EN BUSCA DE LA TRÚFULA PERDIDA, el productor ha reunido a muchos de sus colaboradores más cercanos, como la productora JANET HEALY (Gru – Mi villano favorito, El espantatiburones). Dirige la película CHRIS RENAUD (Gru – Mi villano favorito), al que se unen los guionistas CINCO PAUL y KEN DAURIO (Gru – Mi villano favorito, Hop, Horton) y el codirector KYLE BALDA (Gru – Mi villano favorito).

Encabezan el equipo de animación el diseñador de producción YARROW CHENEY (Gru – Mi villano favorito, Jorge el Curioso); el director artístico ERIC GUILLON (Gru - Mi villano favorito); los montadores KEN SCHRETZMANN (Toy Story 3, Cars), CLAIRE DODGSON (Gru – Mi villano favorito, Fantástico Sr. Fox) y STEVEN LIU (Gru – Mi villano favorito, Lluvia de albóndigas); el compositor JOHN POWELL (Horton, Cómo entrenar a tu dragón, El ultimátum de Bourne), que ha escrito las canciones de la película con Cinco Paul; y el productor ejecutivo de canciones CHRISTOPHER "TRICKY" STEWART. La producción ejecutiva corre a cargo de AUDREY GEISEL (Horton), Ken Daurio y Cinco Paul.


Su libro favorito: El Dr. Seuss y The Lorax
"The Lorax no pregona que la industria maderera sea inmoral.
Vivo en una casa hecha de madera y escribo libros impresos en papel.
Es una historia acerca de cómo se debe cuidar lo que tenemos.
Va en contra de la contaminación y la avaricia"
.
Theodor "Dr. Seuss" Geisel

Uno de los autores de libros infantiles más vendidos de la historia, Theodor "Dr. Seuss" Geisel, escribió relatos que se publicaron en 95 países y en 17 idiomas. Este icono estadounidense conocido en el mundo entero consiguió vender la nada despreciable cifra de más de 500 millones de libros.

Antes de convertirse en el autor de libros infantiles conocido como Dr. Seuss, fue dibujante de publicidad y de viñetas políticas. En un ensayo publicado en 1960, el Dr. Seuss explicaba la importancia que tenía para él escribir libros destinados a lectores jóvenes: "La lectura y el pensamiento de los niños son la piedra angular en la que se apoyará este país para levantarse, o no levantarse. En esta época de tensión y confusión, los escritores han empezado a darse cuenta de que los libros infantiles tienen un potencial mayor para el bien y el mal que cualquier otra forma de literatura en esta tierra".

En septiembre de 1970, intentando aliviar el bloqueo de su marido y la frustración que este sentía por el consumismo desaforado de sus conciudadanos, Audrey Geisel sugirió que se fueran de viaje al este de África. Durante el viaje, después de ver una manada de elefantes cruzando el Serengeti, le vino la inspiración para escribir The Lorax. Esa misma tarde anotó los puntos principales del libro en el único papel de que disponía, la lista de lavandería de la habitación del hotel.

Los libros del Dr. Seuss están profundamente unidos a sus dibujos, y los árboles del Serengeti le sirvieron de inspiración para las trúfulas. Por primera vez cambió la paleta de colores que usaba habitualmente, basada en colores primarios, para usar tonos malva, ciruela, violeta e incluso verde salvia. El escritor siempre dijo que estos cambios se debían a su esposa, y dedicó The Lorax a Audrey y a las hijas de ambos, Lark y Lea.

Publicado en otoño de 1971, ahora puede decirse que The Lorax fue un precursor. Cuando el movimiento medioambiental irrumpió con fuerza una década después, la popularidad del libro creció exponencialmente. Los lectores, jóvenes y viejos, se identificaban con la historia de un chico que quería saber qué había pasado con los árboles.

The Lorax se ha convertido en un cuento que enseña y entrega a los niños la posibilidad de hacer cambios en sus vidas. De los más de cuarenta libros que escribió el Dr. Seuss antes de fallecer en 1991, a menudo dijo que The Lorax era su preferido.


De la página a la pantalla: El regreso de Lorax
"Planta una nueva trúfula. Trátala con cariño. Dale agua limpia.
Aliméntala con aire puro. Haz crecer un bosque.
Protégelo de las hachas que machacan.
Y puede que Lorax y todos sus amigos vuelvan"
.
- Una-Vez en The Lorax

La relación que se creó entre Chris Meledandri y Audrey Geisel cuando el primero rodó Horton le ha llevado a hacer LORAX - EN BUSCA DE LA TRÚFULA PERDIDA. El productor explica cómo ocurrió: "Fue Audrey Geisel quien tuvo la idea de adaptar The Lorax como continuación de Horton. Habíamos hablado de hacer otra película juntos y un día me dijo: ‘Quiero que sea esta’. Me comentó que había sido el libro favorito de su marido Ted y que se lo había dedicado a ella. Siente un gran amor por este libro y cree que la historia es de una gran relevancia".

El cineasta reflexionó y consideró el peso y la responsabilidad que implicaba la adaptación de un libro con semejante mensaje. "Leí el libro varias veces antes de hablar con mis socios de Illumination", dice. "Con cualquier libro del Dr. Seuss es importante encontrar una forma de contar la historia que honre a estas obras esenciales. Tardamos unos seis meses en decidir si podíamos conseguir nuestro objetivo".

LORAX - EN BUSCA DE LA TRÚFULA PERDIDA es la cuarta película que Chris Meledandri produce con los guionistas y productores ejecutivos Cinco Paul y Ken Daurio. Se ocuparon de los guiones de Gru – Mi villano favorito y de Hop, ambas de Universal, y anteriormente de Horton, para Fox. Entienden el mundo del Dr. Seuss y saben trasladar con éxito sus imágenes a la gran pantalla.

La adaptación de un artista del talento del Dr. Seuss ofrece la oportunidad de crear un mundo fílmico rico y lleno de colorido. "El Dr. Seuss poseía una de las imaginaciones más ricas del siglo XX", dice el productor. "Creaba mundos juguetones, caprichosos, alegres, poblados de personajes atractivos. Las historias son encantadoras, pero siempre se basan en temas eternos".

Chris Meledandri volvió a recurrir a Chris Renaud, el director de la exitosa Gru – Mi villano favorito, para llevar esta adaptación a buen puerto. Cuando se le pregunta por la influencia del Dr. Seuss, el realizador contesta que "forma parte de mi vida desde que era niño. He transmitido sus historias, sobre todo The Lorax, a mis hijos. Nos enseña a ser conscientes de un mundo que no podemos controlar, y que los actos de cada uno de nosotros cuentan. Si esto lo aprendemos de niños, la lección nos servirá durante toda la vida".

Sin embargo, para adaptar el libro a la gran pantalla, era necesario dar más presencia a los personajes y crear un mundo complementario. No se trataba de reescribir la historia, sino de añadir lo que faltaba al inicio y al final del relato.

Conseguirlo no fue nada fácil. "Queríamos ser fieles al original, pero debíamos hacer una película de 90 minutos, algo que no tiene nada que ver con un libro infantil", explica el director. "No basta con pasar los personajes y los mundos a la pantalla, hay que ampliar la historia". Por suerte, el Dr. Seuss había preparado el camino. "Cuando Una-Vez le tira las semillas a Ted, nos pareció el momento perfecto para enseñar cómo sería ese mundo y aprovechar para contar la historia pasada de Lorax y de Una-Vez".

Al ser un libro muy querido por incontables lectores, era de suma importancia respetar los más mínimos detalles en la adaptación. "Sabemos a qué se parece Lorax", dice Chris Renaud. "Tuvimos que adaptarlo para que fuera tridimensional, pero disponíamos de la estructura básica". Cinco Paul y Ken Daurio imaginaron el mundo de Thneedville a partir de los pequeños detalles que contenían los dibujos del libro. "Hay un pequeño dibujo de la ciudad donde vive Ted en una esquina de la primera página", dice el realizador. "Fue nuestra inspiración para Thneedville".


Desde el Valle Trúfula a Thneedville: ¿Quién es quién en el mundo del Dr. Seuss?
"Era bajito y viejecito. Marroncito y musgón.
Hablaba con una voz cortante y mandona"
.
- Una-Vez en The Lorax

El mundo del Valle Trúfula y de Thneedville está poblado por las personas y criaturas más diversas, desde cacahuetes peludos gigantes, pasando por empresarios carcomidos por la ambición, hasta un ingenuo doceañero y la chica de sus sueños. A continuación encontrarán una guía de quién es quién y qué es qué.

Lorax (Danny DeVito) es el guardián del bosque y habla en nombre de los árboles. Es un cascarrabias bajito, ruidoso y mandón en el interior de una deliciosa criatura suave y peluda. Pero la misión de Lorax se tambalea cuando Una-Vez corta un árbol trúfula y amenaza con cortar muchos más para hacer realidad su grandioso plan. Lorax intenta echar a Una-Vez del Valle Trúfula y le advierte de que si molesta a la naturaleza, esta se defenderá.

Conocemos a Una-Vez (Ed Helms) cuando ya es un viejo y amargado eremita que vive en una vieja cabaña (el Lerkim) a las afueras de Thneedville. Es el único que puede hablarle a Ted de Lorax, de los árboles auténticos y de lo que les pasó. Volvemos atrás en el tiempo y vemos a Una-Vez con su burro Melvin llegando al Valle Trúfula para hacer fortuna. Después de un inesperado enfrentamiento con Lorax, Una-Vez promete que no cortará más árboles, pero la avaricia y la ambición son más fuertes y acaba cortando todos los árboles. El anciano Una-Vez le explica a Ted que antaño había árboles de verdad por todas partes, hasta que él los destruyó para fabricar "thneeds" (un producto revolucionario con un millón de usos).

Ted Wiggins (Zac Efron) es un niño decidido a encontrar un árbol vivo porque solo así podrá ganarse el afecto de Audrey, la chica de sus sueños. Para conseguirlo, debe descubrir la historia de Lorax, la gruñona y encantadora criatura que lucha por proteger su mundo. Ted descubre que complacer a Audrey y el destino de Thneedville depende de que él encuentre un árbol.

Audrey (Taylor Swift) es la vecina de Ted y sueña con ver un árbol de verdad. Es un espíritu libre que siente pasión por el mundo que la rodea. Pinta un asombroso mural del bosque Trúfula a pesar de no haberlo visto nunca. Le sigue la corriente a Ted cuando este pierde "accidentalmente" objetos en su jardín porque le divierte que el niño esté colado por ella.

Alisios O’Hare (Rob Riggle) es un villano de grandes proporciones a pesar de no llegar al metro de altura. Se ha hecho rico vendiendo aire puro a los habitantes de Thneedville. Sus fábricas contaminan y su negocio va viento en popa. Controla su imperio desde un gigantesco dirigible que flota sobre Thneedville. Siempre le acompañan dos gorilas, Mooney y McGurk. Su negocio se irá a pique si los árboles vuelven a crecer en la ciudad y no haga falta pagar por respirar aire puro.

A pesar de su edad, la abuela Norma (Betty White) está llena de vida y energía. Recuerda cuando el mundo estaba cubierto de árboles y está decidida a ayudar a su nieto Ted, que planea restaurar el equilibrio ecológico en Thneedville. La abuela es quien le aconseja que busque a Una-Vez porque solo él podrá contarle la historia de Lorax y de los árboles.

La madre de Ted (Jenny Salte) es la típica residente de Thneedville y está encantada con las comodidades de un mundo divertido aunque artificial. No acaba de entender el excéntrico comportamiento de su madre, la abuela Norma, ni de su hijo Ted, y decide vigilarles de cerca. Pero cuando se entera de que su familia está en peligro, hará lo que sea para protegerles.

Los barbalutosos son criaturas adorables que ruedan entre las trúfulas, juegan sin cesar y comen fruta. Lou es el más grande, y Pipiolo es el más pequeño y también el más torpe del clan. Pipiolo tiene dos pasiones, las nubes de azúcar y babear mientras duerme.

Los cisnes cisneros tienen cuellos gráciles y poderosos pechos. Se les puede ver volando en bandadas por el paradisíaco Valle Trúfula. Son capaces de anidar en cualquier sitio, encima de un poste de la luz o en un cuenco en la mesa del comedor. Bill, un cisne bizco, es el más joven de todos y el más gracioso.

Se oye a los cantapeces a kilómetros de distancia. Finn y Gil son grandes comedores de tortitas de frutos de las trúfulas y no pueden resistir la tentación de transformar los vasos de Una-Vez en jacuzzis. Pero si alguien se atreve a meterse en sus estanques, tendrá que vérselas con un Lorax muy enfadado.


Leyendas de la comedia y jóvenes superestrellas: El casting de la película
"A no ser que a alguien como tú le importe como lo que más,
nada irá a mejor. Jamás"
.
- Una-Vez en The Lorax

Para interpretar a los personajes creados por el Dr. Seuss, los cineastas escogieron a actores capaces de encarnar a la perfección a las entrañables criaturas y a las personas.

La productora Janet Healy explica que las voces de los actores suelen influir en los dibujos de los personajes: "Los animadores estudian a los actores mientras estos graban los diálogos, e incorporan las expresiones de los actores en la película. Es lo que realmente da vida a los personajes. Pasan mucho tiempo buscando los diferentes matices en cada actor con el fin de basar los movimientos y expresiones de los personajes en ese estudio".

El legendario actor cómico Danny DeVito da vida al malhumorado y divertido Lorax. Los cineastas estaban de acuerdo en que la voz del actor era el reflejo ideal de la personalidad cortante y mandona de Lorax, que también puede ser entrañable. "Tenía que ser un actor corrosivo y adorable a la vez; alguien capaz de aportar un lado cómico a un viejo gruñón que tiene algo muy atractivo", dice el productor Chris Meledandri. "Danny posee un talento inconmensurable y era perfecto para el papel".

El director Chris Renaud está de acuerdo: "Nunca pensamos en nadie más. Cuando escuchamos la voz de Danny viendo una imagen de Lorax, no tuvimos la menor duda, funcionaba. Era el actor ideal y todo ha salido de maravilla".

No es la primera vez que el actor presta su voz a un personaje de animación. Ya le oímos en Hércules, en el papel del sátiro entrenador Filoctetes.

Danny DeVito, que tiene tres hijos, es un fan de los libros del Dr. Seuss y un decidido defensor del medioambiente. "Doblar la voz de un personaje favorito es algo muy especial", dice. "Todos los libros del Sr. Seuss son divertidos y algunos tienen un toque político. Soy verde, y quiero que se salven los bosques. Chris vino a verme con un dibujo de Lorax y pensé que era un personaje genial. No quería dejar pasar la oportunidad de participar en este proyecto".

También cree que Lorax simboliza algo que todos llevamos dentro: "Es un espécimen único, pero todos llevamos un Lorax dentro. Es él quien nos dice que no tiremos algo al suelo, o quien nos susurra que dejemos de comer tanto azúcar".

El actor cómico Ed Helms encarna al enigmático Una-Vez. Es el único que debe cambiar de voz en el transcurso de la historia, ya que dobla al joven y ambicioso Una-Vez y también al anciano ermitaño en el que se convierte.

"Ed estaba entusiasmado con la idea de prestar su voz a un personaje icónico como este", dice el director Chris Renaud. "Nunca está dibujado claramente en el libro y esta era la oportunidad de darle más cuerpo, de hacerle aparecer de verdad. Ed tiene el don de ser sarcástico y mordaz, así como vulnerable e ingenuo, una combinación perfecta para el personaje".

"Interpretar el mismo personaje en dos etapas tan diferentes de su vida representaba un reto tremendo", explica el productor. "La voz debe ser vocalmente distinta, pero requiere que haya consistencia entre el joven y el anciano Una-Vez. Ed Helms tiene muchas tablas, un enorme instinto cómico y es guionista, algo muy importante para quien protagoniza una película de animación ya que a menudo se recurre a la improvisación".

"The Lorax era uno de mis cuentos favoritos", dice el actor. "Sentía una profunda conexión con el mundo fantástico del Dr. Seuss: me hacía reír y tenía sentido para mí. Encarnar a Una-Vez ha sido maravilloso porque me ha permitido entrar físicamente en ese mundo". Cuando Ed Helms se enteró de que se iba a adaptar el libro, se puso en contacto con los productores. "Me enteré de que estaban adaptando The Lorax y pedí una entrevista con Chris Meledandri. Le dije que me encantaría estar en la película, aunque fuese un papel muy pequeño, porque tenía una conexión visceral con la historia".

Hablando de su personaje, el actor dice: "Como muchos, Una-Vez quiere dejar su impronta en el mundo. Es inteligente y decide hacer grandes cosas, pero el éxito le supera. Creo que Una-Vez es intrínsicamente bueno, pero el éxito y el dinero le atrapan, llevándole por una senda muy oscura. Aunque acaba descubriendo su error, quizá sea demasiado tarde".

Para doblar a su personaje, Ed Helms descubrió que era más fácil adaptarse a la versión joven que al anciano Una-Vez. "El joven Una-Vez habla de una forma muy parecida a la mía", explica. "Pero el viejo Una-Vez es muy diferente, tiene una voz de persona mayor, y me costó volver a encontrar el tono en cada nueva sesión de grabación. Descubrí que si gritaba y tosía mucho un poco antes, conseguía ese tono rasposo, envejecido, amargado".

El papel del apasionado y curioso doceañero Ted recayó en Zac Efron. A pesar de que el personaje es mucho más joven que el actor, los cineastas estaban seguros de que el encanto de Zac Efron encajaría muy bien con Ted. Consideraron que era más importante dar el papel a alguien capaz de aportar pasión que ser fieles a la edad real del personaje. "Zac es un actor de mucho talento, con un encanto juvenil irresistible", dice Chris Meledandri. "Y es capaz de canalizar ese encanto en su interpretación".

Zac Efron recuerda que sus padres le leían The Lorax de niño y comenta que el libro "plantó una semilla medioambiental en mí". En cuanto a su personaje, dice: "Ted es un chico normal con ganas de aventuras. Está colado por una chica, tiene una abuela un poco loca y una madre demasiado estricta, por lo que busca libertad. Además, vive en un mundo basado íntegramente en la tecnología, carente de plantas y árboles".

El actor aún no había prestado su voz a un personaje de animación. Aunque grabar solo en una cabina no era muy cómodo, disfrutó con la experiencia: "Pensé en mi infancia y volví a vivir situaciones realmente violentas, típicas de esa edad. La línea que separa una interpretación divertida de una exagerada es muy delgada. Además, estoy seguro de que debía parecer totalmente ridículo interpretando en una caja de cristal".

La premiada cantante Taylor Swift encarna a Audrey, el gran amor de Ted, una adolescente y activista medioambiental que desea ver un árbol de verdad. "Empezamos a ver la increíble gama interpretativa de Taylor", dice Chris Meledandri. "Audrey no está en la historia original, por lo que era vital ser convincente y persuasiva. La expresividad de Taylor hace que Audrey sea uno de los personajes más atractivos de la película".

El entusiasmo de la actriz aumentó cuando vio un dibujo del personaje. "Me gustó desde que vi el primer dibujo", recuerda. "Me pareció que era una chica diferente, decidida, y tuve muchas ganas de interpretarla".

"Audrey es una soñadora empedernida y sus sueños son imposibles", sigue diciendo Taylor Swift. "Y los sueños imposibles me atraen. Es capaz de dibujar trúfulas en la pared cuando nadie se acuerda de cómo eran. Sueña con el día en que ya no habrá cemento por todas partes. Es una adolescente normal, pero con una personalidad muy especial. Es una aventurera y no teme arriesgarse".

El pequeño pero poderoso y malvado rey de las finanzas de Thneedville es Alisios O’Hare, al que presta su voz el actor cómico Rob Riggle. Este personaje también fue creado para la película y es la personificación de la avaricia. Controla toda la información en torno a Thneedville. El actor describe a este personaje como falso y volcado en su empresa: "O’Hare puede ser sensato un momento y demostrar una total falta de ética al siguiente. Es un industrial que intenta crear una ciudad donde muchos no querrían vivir. Tiene un complejo napoleónico, por eso está lleno de rabia e ira".

El director Chris Renaud siempre pensó que Rob Riggle era perfecto para el papel de Alisios O’Hare: "El personaje de Rob es muy exagerado y a Rob le encanta exagerar. Tiene una voz estentórea y la usa para captar el lado meloso así como el lado abrasivo, implacable, agresivo de O’Hare, sin nunca dejar de ser divertido. Rob tiene el don para equilibrar un personaje así".

Rob Riggle afirma que obtuvo el papel por el discurso que lanzó a los cineastas. "Nada más llegar, empecé a decirles lo mucho que odiaba los árboles", recuerda. "No tardé en darme cuenta de que éramos almas gemelas y que el papel debía ser mío". Y describe cómo se preparó para la interpretación: "Pasé mucho tiempo en el parque, gritando a los niños. Si no me gustaba como corrían, si eran lentos, les gritaba".

Durante la grabación de los diálogos estaba en contacto mediante Skype con Chris Renaud, a pesar de que este se encontraba en París. "Chris Renaud era genial cuando se trataba de situarme en la historia, de indicarme lo que sentía", recuerda Rob Riggle. "Me parece fantástico que él estuviera en París y yo en Los Ángeles; vivimos en una época fantástica".

La laureada actriz Betty White, a la que siempre se recordará por encarnar a Rose Nylund en "Las chicas de oro", es la energética abuela Norma, que no tiene pelos en la lengua. Sin ella, Ted no encontraría la semilla de trúfula.

Este personaje tampoco está en el libro, sin embargo, es el favorito de Audrey Geisel. "La abuela Norma no se parece en nada a Betty White, pero la personalidad de la actriz se apodera del personaje", dice Chris Meledandri. "Todos creen que es demasiado mayor, pero su nieto comprende que su sabiduría puede ayudarle. No se equivoca, será su mejor aliada".

Betty White está acostumbrada a prestar su voz a personajes de animación. "Siempre se hace el ridículo en la cabina, pero me lo paso muy bien", dice. "Se trabaja a solas, pero lo mejor es no tener que maquillarse ni peinarse. En realidad, es como hablar solo. Lo más difícil no son los diálogos, sino la acción. Por ejemplo, cuando te caes de una moto o te estampas contra una pared. Pero es parte de nuestro trabajo".

Hacia el final de la película, la ágil y valerosa abuela se une a Ted en una secuencia de persecución. "Nunca pensé que haría una película de acción", dice la actriz, riendo.


Danny DeVito es el primer actor de una película de animación que se dobla a sí mismo en varios idiomas
"Soy Lorax. Hablo por los árboles.
Hablo por los árboles, pues los árboles no tienen lengua.
Y se lo pido a usted con toda mi voz"
.
- Lorax en The Lorax

Siempre es difícil escoger a un actor para un papel protagonista que funcione en todo el mundo y mantenga no solo la integridad del personaje animado, sino la interpretación original. La increíble personalidad que Danny DeVito aportó a Lorax en la versión inglesa era tan brillante que los cineastas se preguntaron si no valdría la pena que lo intentase en otros idiomas.

Por consiguiente, le propusieron la imposible tarea de que se doblara a sí mismo en cuatro idiomas. A pesar de hablar solo inglés, Danny DeVito estaba más que dispuesto a intentarlo. Aceptó doblarse en español, italiano, ruso y alemán. Contra toda probabilidad, no solo fue capaz de adaptarse a los acentos y entonaciones, sino que supo imponer su instinto cómico.

Chris Renaud dice: "Danny aceptó hacer algo tremendamente difícil, y se empeñó en que fuera perfecto. Trabajó con directores de doblaje de los países escogidos y con lingüistas. En otro idioma, todo depende de los matices y de los sonidos. Pero siempre dije que nadie excepto Danny DeVito podía hacer de Lorax, y esto demuestra que tenía razón".


Celebración e inspiración: El estilo visual de la película
"¡Y los árboles! ¡Los árboles! ¡Los árboles trúfula!
Llevo toda la vida buscando árboles como esos.
El tacto de las hojas era más suave que la seda.
Y olían a leche de mariposa"
.
- Una-Vez en The Lorax

Chris Meledandri, Cinco Paul y Ken Daurio sabían que se debía seguir el espíritu del libro para crear personajes y decorados nuevos, así como alargar la historia. Todo debía tener esa cualidad "seussiana" para que fuera consistente con el mundo que imaginó Ted Geisel.

"Al dar vida a esta nueva historia, también aportamos nuevos diseños", dice el productor. "Los dibujantes conocían muy bien el estilo del Dr. Seuss y la continuidad es impecable. En este libro, Ted empezó a hacer cosas muy interesantes con el color. Se alejó de los tonos pastel de sus trabajos anteriores y sorprendió a su editor con nuevos colores. Se nota sobre todo en los cielos. Hay violetas y diferentes azules para comunicar un cielo amenazante".

El diseñador de producción Yarrow Cheney, el creador del complicado universo de Gru – Mi villano favorito, se encargó del diseño de LORAX - EN BUSCA DE LA TRÚFULA PERDIDA. Al hablar de la paleta de colores de la película, dice: "Nos familiarizamos con el libro y sus colores, formas y personajes, e intentamos entender qué tiene de especial el mundo creado por el Dr. Seuss".

Thneedville
El relato exigía mucho colorido para plasmarlo en la pantalla, aunque también debían mostrarse los efectos nocivos de las acciones de Una-Vez. El libro explora los suntuosos colores del Valle que vio el joven Una-Vez, así como el decrépito y contaminado mundo que surge después de que corte todos los árboles, pero la película también incluye a Thneedville, una ciudad moderna y divertida.

De hecho, Thneedville no es un lugar horrible para sus habitantes. "Se nos ocurrió que podía ser algo como Las Vegas, Disneylandia o Abu Dabi", explica el director Chris Renaud. "Podemos vernos reflejados en la ciudad. Hay matorrales hinchables, flores y árboles mecánicos, toda la naturaleza es falsa. Los habitantes parecen felices, tienen todo lo que quieren, desde coches gigantescos a robots y cualquier aparato que deseen. Pero todo gira alrededor del equilibrio. ¿Es factible mantener el equilibrio de un planeta así?"

En el libro, Thneedville solo aparece brevemente al principio. "Hemos amplificado la presencia de la ciudad de Thneedville", dice el director. "Está basada sobre todo en el diseño, es un lugar muy colorido, complejo y artificial. Pero era muy importante para apoyar la historia y la transformación por la que ha pasado".

El viaje de Ted empieza en cuanto sale de Thneedville y descubre el paisaje desolado que rodea la ciudad. Mientras recorre el duro camino hacia el Lerkim, empieza a entender que todo lo que le ha contado la abuela Norma es verdad. Hay otro mundo más allá de la ciudad perfecta en la que vive. El diseñador de producción Yarrow Cheney dice: "El espectador descubre un espacio casi incoloro que se extiende más allá del muro que rodea la ciudad. Ahora, los tonos son azules muy fríos, violetas oscuros. Todo es más sombrío. Pero cuando aparece el Valle Trúfula, es un sitio maravilloso, muy verde y con cielos azules".

El Valle Trúfula
The Lorax fue una fuente inagotable de inspiración para el equipo de diseño gracias a los colores, las formas, los animales, los árboles trúfula y los montes ondulantes y verdes. La mayor dificultad consistió en convertir una imagen bidimensional en tridimensional, donde se pudiera andar, oler el perfume de las flores y jugar entre los barbalutosos, los cisnes cisneros y los cantapeces.

"Nos enfrentamos a muchas dificultades a la hora de trasladar los dibujos del libro a la pantalla", explica la productora Janet Healy. "El Valle Trúfula debía ser muy especial, pero a la vez debía parecer natural y mantener el estilo del Dr. Seuss. Afortunadamente, trabajamos con grandes artistas, desde el equipo de concepto de diseño a los equipos de modelado y acabado".

Uno de los aspectos más sorprendentes del Valle son los magníficos árboles trúfula. El diseñador de producción descubrió que eran más complejos de lo que esperaba: "Uno de los problemas fue cómo resolver la forma de la copa de las trúfulas al tener forma de molino, porque solo quedaba bien desde un ángulo. Si se miraba de lado, no era más que un montón de ramas sin ton ni son".

"Debíamos componer planos con los árboles, por lo que fue necesario orientar las ramas con mucha delicadeza hacia la cámara para recuperar el efecto molino del libro", explica Yarrow Cheney. "Nos costó mucho conseguir que funcionara en un espacio tridimensional. Algunos planos, cuando Una-Vez llega al Valle, incluyen a miles de trúfulas mecidas por el viento, moviéndose como si fueran más ligeras que el aire. Fue todo un logro técnico y artístico".

Una-Vez y su familia destruyen el maravilloso Valle y las criaturas que vivían allí deben irse. "En el libro hay muchas ilustraciones del Valle Trúfula sin árboles", añade el diseñador de producción. "El cielo ya no es azul, está lleno de nubes violetas y azul oscuro".

El Lerkim
Cuando Ted sale de la ciudad en busca de Una-Vez, que vive en el Lerkim, es uno de los momentos más emblemáticos del libro. Por primera vez, el espectador se da cuenta de que Thneedville no es lo que pretende ser. "Ted descubre que está en medio de una tierra devastada", explica Yarrow Cheney. "Un enorme muro rodea la ciudad y a nadie se le ocurre querer salir. Ted no acaba de creérselo, pero se adentra entre los tocones y las fumarolas acres".

Y añade: "Si uno se fija en algunas de las escenas, verá que en realidad el Lerkim es parte de la vieja fábrica. Es todo lo que queda del imperio de Una-Vez, cuando se levantaba Thneedville. Aquí se ve claramente que hemos usado uno de los dibujos del Dr. Seuss y lo hemos convertido en tridimensional".


Dentro de la aventura: Inmersión tridimensional
"Y debajo de los árboles vi a barbalutosos marrones correteando
en sus trajes de barbalutosos mientras jugaban en la sombra
y comían frutos de las trúfulas. Desde el estanque ondeante
me llegaba el reconfortante sonido de los cantapeces que cantaban
mientras chapoteaban en el agua"
.
- Una-Vez en The Lorax

La empresa de animación Illumination Mac Guff, radicada en París y recientemente adquirida por Illumination Entertainment, se encargó de la animación y digitalización de los personajes, después del gran trabajo que hicieron con Gru – Mi villano favorito.

La planificación debía ser perfecta para los animadores franceses y estadounidenses. Según la productora Janet Healy se trataba de conseguir "una maquinaria perfectamente lubricada que creara un mundo que debe salvarse". Y añade: "Trabajábamos en diversos husos horarios, pero era el mismo equipo que en Gru. Llegamos a ser unas 350 personas divididas en diferentes departamentos. Había muy buena comunicación, y el liderazgo técnico y de producción era impecable".

De la imagen clásica a la digitalización
A pesar de la gran experiencia que tienen Chris Renaud, Chris Meledandri y Janet Healy en la supervisión de animaciones digitales, al reinterpretar las creaciones del Dr. Seuss y trasladarlas a este nuevo mundo se enfrentaron a las mismas dificultades que en Horton. "En este caso también nos hemos basado en los dibujos de Ted para trasladarlos al 3D", explica el productor. "En realidad, no sabíamos si podríamos hacer justicia a The Lorax hasta que no tradujimos el dibujo de Lorax a un personaje 3D. Solo entonces vimos que el espíritu del dibujo de Ted seguía vivo y coleando en esta nueva dimensión".

El Dr. Seuss es conocido por sus líneas ondulantes y edificios destartalados, dos condiciones difíciles de trasladar a 3D. "Fue todo un reto convertir estos dibujos aparentemente simples en objetos tridimensionales", dice el director. "Por ejemplo, tomemos la forma del Lerkim, donde vive Una-Vez. Transmite la sensación de que está a punto de derrumbarse, incluso en el dibujo".

"Intentamos ser lo más fieles posible al aspecto del Lerkim cuando creamos el modelo 3D", sigue diciendo. Pero hubo que realizar algunos ajustes. "En el libro, Una-Vez solo es unos ojos amarillos y unas manos verdes, así que hicimos trampa con la iluminación. En la animación digital suele funcionar mejor cuando la imagen es más realista, pero también hace falta saber cuándo quitar realismo a la imagen. Por ejemplo, detrás de Una-Vez hay mucha luz, pero sus ojos siguen viéndose. Si fuera real, no se verían sus ojos porque su rostro desaparecería con tanta luz detrás de él".

Desde el punto de vista técnico, es mucho más difícil trabajar en 3D, dado que los animadores deben duplicar cada fotograma. "Siempre pensamos en 3D cuando empezamos a desarrollar el proyecto", explica Chris Renaud. "Si hablamos de dificultades, mencionaré el pelo de los árboles trúfula. Para hacer la película en 3D, todo se planeó con antelación, desde los planos donde se adopta el punto de vista del personaje, hasta cuando Una-Vez va hacia el río o cuando los cisnes cisneros vuelan entre los árboles".

La creación de un mundo tridimensional a partir de imágenes inmóviles y planas requiere grandes conocimientos técnicos. "Un dibujo puede comunicar muchas cosas", explica Yarrow Cheney, "pero a la hora de convertirlo en un espacio tridimensional, es necesario diseñarlo todo de nuevo. Y cuando digo todo, me refiero desde el objeto más pequeño, como un sacapuntas, pasando por los coches y los edificios, hasta el cielo y las nubes. Todo debe dibujarse desde cero y desde cualquier ángulo".

Cada plano requiere meses de trabajo, no solo por los dibujos, sino también por la construcción requerida. El diseñador de producción sigue diciendo: "Hay que añadir color y luz a los objetos y a los personajes. El diseño es de suma importancia en la animación porque se parte de la nada. Hay que diseñar la ropa, lo que implica escoger el tipo de tela para las camisas, los pantalones, todo".

El mayor desafío, sin lugar a dudas, fue la cantidad de pelo humano, animal y vegetal. El supervisor de animación digital BRUNO CHAUFFARD dice: "El Valle Trúfula se basa casi todo en el pelo vegetal de los árboles, de la hierba. Los barbalutosos también tienen pelo. Hay una escena general donde todos entran en el valle, lo que implicaba muchísimos polígonos tridimensionales al mismo tiempo. Cuando vi el concepto por primera vez, estaba con Chris Renaud y los dos nos preguntamos cómo íbamos a crear algo semejante. No disponíamos de programas capaces de generar tantos polígonos, tanto pelo diferente".

Pero la innovación tecnológica resolvió el problema. "Nos esforzamos mucho, probamos diferentes soluciones, todos los departamentos echaron una mano y conseguimos crear un programa especial para generar las imágenes de la película".

La cantidad de escenas de multitudes planteaba otro problema. El equipo nunca había animado a una multitud cantando. La productora Janet Healy dice: "Hay unas cuantas escenas musicales de grupo donde nos encontramos con cien o doscientos personajes juntos. La dificultad residía en animar manualmente a todos los personajes sin desviar la atención de los personajes de las primeras filas. Pero quedé muy satisfecha con los resultados".

La iluminación más perfecta
La iluminación en una película de animación digital es tan importante como en una película de acción real. El equipo iluminó cada toma para que las miradas se dirigieran al punto donde aparecía el personaje, exactamente como si se iluminara un decorado auténtico. Por ejemplo, nunca colocaron a Lorax delante de una trúfula anaranjada, ya que entonces le criatura sería casi invisible.

También se esforzaron en realzar los movimientos y se aseguraron de que el público viviría una experiencia realmente envolvente. "Hicimos muchas pruebas porque había que descubrir la suavidad exacta de una rama o de otra", explica Bruno Chauffard. "Los árboles trúfula siempre están en movimiento, se nota, como si soplara una ligera brisa. Los colores y las sensaciones eran muy importantes. Diseñamos algunos árboles para que se movieran de forma dinámica al caer, cuando las máquinas de Una-Vez los cortan".

La productora Janet Healy explica que fue un esfuerzo coordinado: "El pelo vegetal, las trúfulas y el entorno en general requieren una enorme cantidad de datos, y cada movimiento necesita más datos. Precisamos de una codificación especial y de grandes técnicos para conseguirlo".

Una aventura tridimensional
Desde el alocado recorrido en motocicleta por todo Thneedville, hasta la huida de Una-Vez por el río en compañía de Pipiolo, cada elemento se diseñó para que el público se sumergiera en la película y disfrutara de una auténtica aventura 3D.

El estereógrafo JOHN R.A. BENSON debía asegurarse de que se aprovechaban todos los elementos tridimensionales de la mejor forma posible. "Queríamos que los personajes parecieran perfectos", explica, "y que diesen la sensación de estar ahí mismo, pero tampoco demasiado cerca. En un cine, el espacio delante de la pantalla y el espacio dentro de la pantalla deben formar un total. Diseñamos la película de forma que el espectador sienta que está al lado de Lorax como si este estuviera en el salón de casa, para que el espectador sienta que forma parte del entorno".

Dada la cantidad de elementos en los que el público debe fijarse, la construcción de los decorados fue muy estudiada. "Cuando ocurren muchas cosas en una escena, si hay muchos colores en segundo plano o si se trata de una ciudad compleja con tráfico y transeúntes, es necesario que la iluminación, los colores y los tonos separen a los personajes principales de los demás", explica Janet Healy. "Lo hicimos a base de reflexión, plano a plano, asegurándonos de que la iluminación siempre era la adecuada".

El 3D equivale a manipular otra dimensión, y la productora termina diciendo: "Rodar en estéreo equivale a coordinar una dimensión suplementaria. No solo se trata de lo que se ve en la pantalla, sino de lo que los ojos ven en profundidad. Nuestro excepcional equipo se esforzó en que fuera perfecto".

Que siga creciendo: La música de la película
"Hace mucho, cuando la hierba aún era verde, el estanque aún tenía agua,
las nubes aún estaban limpias y el canto de los cisnes cisneros
llenaba el aire, una buena mañana, llegué a un lugar maravilloso"
.
- Una-Vez en The Lorax

Aunque los cineastas no catalogan a LORAX - EN BUSCA DE LA TRÚFULA PERDIDA en el género musical, la aventura de animación se sirve de la música para enriquecer la narración. El productor Chris Meledandri dice: "La película empieza con los habitantes de Thneedville cantando lo mucho que les gusta vivir allí. Hay cinco o seis números musicales con importancia narrativa".

Para componer la música y las canciones de la película, Chris Meledandri, Janet Healy y Chris Renaud recurrieron al talentoso John Powell, conocido por las bandas sonoras de las películas de animación Cómo entrenar a tu dragón, Kung Fu Panda y Shrek, y las de acción real Hancock, El ultimátum de Bourne y Sr. y Sra. Smith, entre otras. El guionista y productor ejecutivo Cinco Paul escribió la letra de las siete canciones de la banda sonora. "He tenido la suerte de trabajar con John Powell en Robots, Ice Age 2: El deshielo y Horton", dice el productor Chris Meledandri. "Es un genio componiendo melodías".

Todos sabían que se trataba de una fábula que debía servir de inspiración a niños de cualquier edad. Una vez más se trataba de alcanzar el equilibrio idóneo entre el entretenimiento y el mensaje del libro original. Hablando de los números musicales, Chris Renaud dice: "Las canciones permiten aportar ironía y alegría, ayudan a contar una historia que, en esencia, es sombría y oscura. La música transmite ligereza, algo importante en una película de animación. Empezamos con el tema ‘Thneedville’ para situarnos y acabamos con ‘Let It Grow’ (Que siga creciendo), el tema del renacimiento. La película abre con una celebración y finaliza con la inspiración. Lo construimos todo a partir de esas dos canciones".

Una-Vez sabe tocar la guitarra y hace varios solos. Por suerte, Ed Helms canta bien y no tuvo problemas para grabar todas las canciones de su personaje, entre las que destacaremos "These Trees" y "Everybody Needs a Thneed", de John Powell y Cinco Paul, y "How Bad Can It Be", de John Powell, Cinco Paul y Kool Kojak. "Ed llegó y cantó esos tres temas sin el menor esfuerzo", recuerda el realizador. "Es un genial cantante de bluegrass y toca muy bien el piano".

Para que resulte efectivo, las canciones deben aparecer en momentos clave y ser una continuación natural de la historia. "En ocasiones rozamos el kitsch para subrayar la idea de que nos cuentan una historia", explica el compositor John Powell. "Por ejemplo, la película empieza con un proscenio donde aparece Lorax, el cuentacuentos. Me basé en este tipo de cosas durante la composición de la banda sonora. La música debe encajar con el estilo narrativo, muy extravagante en ciertos momentos, por lo que llegamos a traspasar la cuarta pared".

Al finalizar la película, se oye a los habitantes de Thneedville celebrar la plantación de la última semilla de trúfula. Cantan "Let It Grow", a la que sigue otra versión, "Let It Grow (Celebrate the World)", escrita por Christopher "Tricky" Stewart, Ester Dean, Cinco Paul, John Powell y Aaron Pearce, mientras pasan los títulos de crédito de salida.

Chris Meledandri recurrió a Tricky Stewart, un productor musical conocido por escribir letras inolvidables, que ha colaborado con Beyoncé, Rihanna, Justin Bieber, Christina Aguilera y Katy Perry. "Recuerdo que ‘Single Ladies’ me pareció increíble", dice Chris Renaud. "No era nada convencional, pero funcionaba de maravilla. Tricky es un gran productor de todo tipo de música, tiene gustos muy eclécticos".

El productor musical habla de la canción "Let It Grow": "Ester Dean y yo adaptamos la canción. Conservamos el mensaje inicial y lo transformamos en algo más comercial para dar ganas de oírla un millón de veces. El mensaje es muy bueno, pero la canción toca la fibra sensible sin sermonear".

Top Vídeos Películas
PROXIMOS ESTRENOS
CARTELERA DESTAC.
ACTORES Y ACTRICES
AVANCES DESTAC.
Musicalia Cinemanía Servicios (+)
Noticias
Novedades
Próximas novedades
Discos históricos
Canciones
Festivales + premios
Artistas y grupos
Portadas
Listas
Guía / directorio
Blog Musica & Roll
Noticias
Cartelera
Próximos estrenos
DVD
Avances
Tráilers
Festivales + premios
Actores y actrices
Carteles
Box-office
Guía / directorio
Blog Cine & Rol
Postales
Chistes
Lista de correo
Top10Listas.com
© LaHiguera.net | Contacto | Redacción | Recomienda | Sugiere una web | Aspectos legales | Política de privacidad | Cookies | Publicidad y webmasters | RSS