Web  LaHiguera.net
LaHiguera.net
Música | Cine
 Destacado: Transformers: La era de la extinción, la nueva película de la saga
Lahiguera.net en Twitter Lahiguera.net en Facebook
 Noticias de cine | Cartelera | Próximos estrenos | DVD | Avances | Tráilers | Festivales y premios | Actores y actrices | Carteles | Blog C 
 
   Buscar |
Guía de cine   |
|
 
 Cinemanía >> Películas >> El vuelo >> Comentario
El vuelo | Sinopsis | Comentario | Reparto | Ficha técnica | Fotos | Tráiler | Noticias 
El vuelo cartel reducido
El vuelo
(Flight)
Dirigida por Robert Zemeckis
¿Qué te parece la película?
Genial Muy buena
Entretenida Interesante
Mediocre Un rollo
Votar  Ver resultados 
El Facebook de LaHiguera.net: Síguenos, y estarás al tanto de todas las novedades
Reducir tamaño de letraAumentar tamaño de letra Cambiar el tamaño del texto

El thriller "El vuelo (Flight)", tiene como protagonista a Denzel Washington, que interpreta al capitán Whip Whitaker, un piloto comercial con una larga experiencia, que consigue aterrizar milagrosamente su avión tras una catástrofe en el aire, salvando a casi todos los pasajeros. Tras el accidente, Whip es vitoreado, pero según se va sabiendo más del incidente, surgen más preguntas que respuestas a cerca de quién o qué es responsable y qué ha ocurrido realmente en ese avión.

"El vuelo (Flight)" está dirigida por Robert Zemeckis. Producida por Walter F. Parkes y Laurie MacDonald de Parkes/MacDonald Production, y Robert Zemeckis, Steve Starkey y Jack Rapke de ImageMovers. La productora ejecutiva es Cherylanne Martin. El guión original es de John Gatins. El director de fotografía es Don Burgess, ASC. El diseñador de producción es Nelson Coates. La diseñadora de vestuario es Louise Frogley. El supervisor de efectos especiales es Michael Lantieri. El supervisor de efectos visuales es Kevin Baillie. Está editada por Jeremiah O’Driscoll.

La película está protagonizada por Denzel Washington, Don Cheadle, Kelly Reilly, John Goodman, Bruce Greenwood, Melissa Leo, Brian Geraghty, Tamara Tunie, Nadine Velazquez y James Badge Dale.

"El vuelo (Flight)" supone la primera colaboración de los ganadores de Premio de la Academia Denzel Washington y el director Robert Zemeckis, quien vuelve al cine dramático de imagen real (live-action) después de pasar años como un prominente director y productor de películas de tecnología "motion capture.


El recorrido de "El vuelo (Flight)"
En 1999, el guionista y actor John Gatins trabajó como consejero técnico en una épica militar, como consecuencia pasó mucho tiempo con otros consejeros técnicos, en su mayoría pilotos navales. Contaron unas historias increíbles sobre lo que tenían que hacer para aterrizar sus aviones en pistas en altamar. Para el escritor, que siente una gran fascinación y miedo a volar, estas historias hicieron que su imaginación se echara a volar. Se preguntó acerca de la presión y la euforia que se siente al realizar esas acrobacias en el aire – ¿qué estado mental tendrían y cómo podrían encontrar consuelo otra vez en tierra?

Comenzó una odisea de doce años para llevar "El vuelo (Flight)" a la gran pantalla. El mayor conflicto dramático explorado por "El vuelo (Flight)" es la incapacidad de Whitaker a ser honesto consigo mismo. Es un experto de la negación, incluso cuando su desmoronamiento personal se multiplica exponencialmente. Gatins lo describe de la siguiente manera: ""El vuelo (Flight)" estudia la personalidad de un tipo que está lidiando con sus propios demonios. Lo que tendría que haber sido un típico día de trabajo para él se convierte en una sucesión de acontecimientos desafortunados, que desembocan en un acontecimiento desastroso en su avión. De ahí parte una historia que va más allá para él, a nivel personal y profesional. Según avanza la trama, vemos cómo se descompone el hombre en el centro de todo esto.

Gatins investigó ampliamente historias verídicas de accidentes aéreos. Mucho antes (unos diez años antes) del legendario "aterrizaje milagroso del Hudson de US Airways, por parte del heroico piloto Sully Sullenberger.

En cualquier caso, con la ayuda de la NTSB (Junta Nacional de Seguridad del Transporte) y las entrevistas a pilotos, Gatins pudo escribir un borrador de 35 páginas, ésta es la base de lo que acabaría convirtiéndose en "El vuelo (Flight)" – que acabó siendo mucho más que una simple película del género de catástrofes, cuando incluyó detalles de su propia experiencia.

"Parte de mi vida personal se hizo con un hueco en el guión. Para mí fue un ejercicio de análisis de mis propios problemas y demonios, que he tenido a lo largo de mi vida, y de cómo se relacionan con este personaje que se encuentra en medio de un acontecimiento extraordinario, dice Gatins.

Gatins explica que una de las adicciones de Whip es mentirse a sí mismo y no desmentir lo que otras personas le piden que mantenga. Su verdadero calvario comienza cuando "…el peso de esas mentiras llegan a un punto culminante en el que va a tener que tomar una decisión, dice Gatins.

Gatins acababa de completar la película "Dreamer, en 2006, en la que trabajaron los productores Walter Parkes y Laurie MacDonald como los jefes de estudio en DreamWorks. Les pasó 40 páginas del guión a Parkes y MacDonald. Parkes cuenta que "estaba inacabado y verde, pero eran las 40 páginas más apasionantes que jamás habíamos leído. El personaje principal, tan brillantemente interpretado por Denzel, es alguien que tiene el control de su vida, heroico y encantador, y sin embargo totalmente vulnerable.

MacDonald añade que, a pesar de que Gatins aún no había terminado el guión cuando lo leyeron por primera vez, la historia les intrigó. "Nos encantaba el potencial que tenía. Tenía personajes complejos, moralmente comprometidos; funcionaba como un thriller judicial pero según avanza la historia, te das cuenta de que el que Whip gane el caso también podría ser su perdición; a menos que se enfrente a la verdad de quien es, le destrozarán de una manera mucho más profunda. En un sentido más general, todos podemos identificarnos ya que todos contamos con ciertas cosas a las que no nos queremos enfrentar o confesar, entre ellas, las mentiras que nos contamos a nosotros mismos y a otros. Parkes añade "me encantaba la idea de que casi deseas que le ocurra algo malo al personaje principal porque ese sería el principio de su posible redención. Y nunca he visto que se haya contado esa historia.

Lo siguiente fueron dieciocho meses de trabajo intenso, que resultaron en un borrador a finales de 2007, ésta sería la base de la película que se produjo. "Películas tan especiales como "El vuelo (Flight)" tardan muchísimo tiempo en llegar a la gran pantalla, dice Parkes. "A fin de cuentas, se trataba de atraer a los talentos adecuados, que es el motivo por el que todo cambió cuando Denzel leyó el guión en 2009 y se comprometió.

Ahora había que buscar a un director. En el verano de 2010, cuando la película (con guión de Gatins ) "Acero puro estaba en producción en Detroit, uno de sus productores, Jack Rapke de ImageMovers, leyó el borrador de "El vuelo (Flight)" y pensó que sería un proyecto que su colega de ImageMovers, Robert Zemeckis, podría estar interesado en dirigir. La historia cautivó a todos y el proyecto de 12 años de Gatins finalmente se convirtió en una película.

Para Zemeckis, "El vuelo (Flight)" supone su regreso al cine de acción real. El innovador director ha pasado la última década dirigiendo y produciendo películas que usan tecnología de "captura de movimiento y ha estado a la cabeza de la tecnología de efectos especiales y visuales en cine. En cualquier caso, encontramos personajes fuertes, con travesías emocionales conmovedoras, en todas sus películas, incluida "El vuelo (Flight)".

"Lo que realmente me atrajo fue lo complejos que eran los personajes – todos se mueven en un terreno gris. No son los típicos tipos buenos y tipos malos. Todos en la película están, en cierto sentido, dañados y eso se convierte en el motor dramático de la obra, comenta Zemeckis.

"Lo que también resulta muy interesante es que el suspense de la película viene de la incertidumbre de lo que van a hacer los personajes, de cómo van a responder. No es como si hubiera una bomba de relojería a punto de detonar o un meteorito que vaya a destrozar la tierra. La intriga viene de no saber lo que van a hacer los personajes en cada escena. Es tan difícil encontrar un guión que tenga ese tipo de profundidad y complejidad. Eso fue lo que me llamó la atención. Quería ver cómo se iba a resolver esto, qué iba a pasar con el personaje de Whip.

El antiguo socio productor de Zemeckis, Steve Starkey, entendió su atracción por el proyecto. "La paleta de Bob (Zemeckis) es tan amplia, así que su decisión de hacer esta película no me sorprendó, dice Starkey. El productor de "El vuelo (Flight)", colaborador y socio Robert Zemeckis durante 25 años, menciona que Zemeckis al ser él mismo piloto "…inmediatamente entendió las exigencias de la profesión, y se preocupó en dotar a las secuencias del avión de una sensación de realidad y credibilidad. Sin embargo, el accidente de avión es, sobre todo, un mecanismo para llegar a la historia de verdad. En el fondo se trata de la historia de un hombre en lucha para ser honesto consigo mismo. El accidente de avión desencadena una serie de acontecimientos que hacen que se mire interiormente y descubra la verdad sobre su propio carácter.

A diferencia de la mayoría de los calendarios de producción, Zemeckis rodó la película de manera secuencial para que las interpretaciones pudieran crecer de manera orgánica, haciendo que los actores y cineastas pudieran aprender de, y elaborar sobre sus personajes según evoluciona la película. Por este motivo invitó a John Gatins, el guionista, a venir al set a diario durante toda la película para consultar y mejorar el guión según se producían cambios o revelaciones.

Lo que no cambió fue Whip. Es la quintaesencia del antihéroe, algo que Zemeckis deja claro al principio de la película.

"No cabe la menor duda de que cualquier persona que vea esta película no pueda evitar sorprenderse cuando vea la escena al principio de la película, en la que Whip comete todos los excesos posibles y después, al cruzar el umbral, se vuelve un piloto de confianza, comenta Starkey. "Es un shock. Es un giro que nadie espera, y resultó incluso mejor cuando lo rodó Bob, con un sentido del humor inesperado.

El angustioso vuelo resulta ser sólo el comienzo del viaje. A través de Whip Whitaker, "El vuelo (Flight)" explora dilemas morales aluciantes. Según Gatins, "Whip es un hombre que, por su propia mano, se ve en una posición comprometida, pero pilota de manera milagrosa y se gana el derecho de controlar su propio destino. Para mí, el tema central era el valor que tiene vivir una vida honrada. Es parte de uno de los aspectos de la película, en el que queremos invitar al público al mundo de Whip para que sean el "tribunal y que le vean luchar con las fuerzas que intentan aclararle, por un lado, y hacer de él un héroe, por otro. ¿En base a qué le juzgamos? ¿Por su increíble habilidad como piloto o por sus demonios personales?

El productor Walter Parkes añade que el vertiginoso desmoronamiento de Whip está relacionado con el mismo sistema que le declara un héroe.

"En cierto sentido es un giro extraño. Whip lo ha hecho todo bien – aterrizó milagrosamente y salvó vidas. Se le recibe como a un héroe pero el problema es que también es una víctima. A fin de cuentas, la película trata de cómo vivir la vida con buenas intenciones – y eso significa contar la verdad, dice Parkes.


Manifiesto de vuelo - El reparto
El ganador de un Premio de la Academia Denzel Washington es el protagonista dramático en el papel de Whip Whitaker, un hombre con graves defectos y un piloto con una destreza increíble, que aterriza con éxito un avión abocado al desastre, salvando la vida de 96 de las 102 personas a bordo. Para los medios y el público, Whip es un héroe. Sin embargo su vida está llena de confusión y contradicciones, vicios y sinsentidos. Washington, uno de los actores más valorados de su generación, ha retratado a policías, detectives, abogados, oficiales de submarinos nucleares y maquinistas. Con "El vuelo (Flight)" suma el papel de piloto comercial a su repertorio.

"¡Era tan divertido ver a Denzel! Quiero decir, no puedes creer lo que estás viendo cuando le ves interpretar. Su genio se ve cuando hace una cosa que me gusta llamar ‘interpretar tras los ojos’. Hay muchas escenas donde puedes sentir su miseria y es impresionante verlo. Realmente, es uno de los grandes actores activos hoy en día. El poder contar con él en este papel fue un sueño hecho realidad, dice Zemeckis.

"Tuvimos tanta suerte de trabajar con Denzel, añade el productor Starkey. "Cuando le ves actuar no puedes imaginarte a nadie más interpretándo ese personaje.

Al leer el guión por primera vez, Washington inmediatamente supo que el personaje y la historia de Whip Whitaker tenían todas las claves emocionales y de carácter que le atraen. "Antes de que la película terminara de tomar forma, recuerda John Gatins, "me senté con Denzel durante dos horas y me contó su reacción al guión. Le resultaba muy cercano. Dijo ‘Sabes, este material es peligroso’ con una especie de sonrisa – con esa sonrisa de Denzel. Me di cuenta de que realmente le fascinaba.

Gatins comenta que Washington también estaba muy interesado en conocer su conexión personal con la película. "La primera vez que me senté con Denzel para hablar del guión, enseguida hizo alusión a ello porque es un actor que necesita saberlo todo, dice Gatins. "Tiene una manera particular de proceder, me miró directamente y me dijo ‘cuéntame esa historia. Entiendo que has investigado sobre todos los aviones que se han estrellado y lo que podría ocurrirle al avión en nuestra película, pero lo que realmente quiero saber es sobre tu historia personal –cómo llegaste a esto, y cuál es tu situación en lo que concierne a la adicción.’ Tuvimos una conversación muy abierta. Fue increíble en ese sentido.

Washington leyó el guión mucho antes de que Zemeckis se involucrara en la película, pero se emocionó cuando oyó que Zemeckis estaba interesado en dirigir "El vuelo (Flight)".

"Creí que era perfecto para él – ahí fue cuando la película realmente empezó para mí, dice Washington.

Muy al principio, Starkey preguntó a Washington lo que él, como productor, podría hacer para ayudarle a prepararse para el papel de Whip Whitaker. "Dijo que ‘lo más importante para mí era aprender a ser piloto’, recuerda Starkey. Starkey comenta que Washington quería trabajar con un instructor de vuelo y recibir un entrenamiento serio para poder retratar a un piloto con naturalidad, especialmente para las escenas en las que está al mando del avión. Starkey continua "así que le pusimos en contacto con un piloto en Atlanta y usó un simulador, pasó muchas horas entrenando para que pudiera convertirse en un experimentado piloto. Es muy creíble cuando le oyes comunicarse con la torre de control, con su copiloto y pilotando en general.

Washington también se esforzó en hacer entender a los pilotos que la película no era una acusación hacia ellos.

"Quería que supieran que la película no intentaba hacer un crítica de las aerolíneas ni los pilotos. No trata tanto del vuelo como de la adicción, por lo menos en lo que se refiere a mi personaje. El personaje podría trabajar en correos, pero volar un avión supone una situación dramática más intensa. En el fondo se trata de un hombre que tiene problemas y este hombre podría ser un cineasta, un piloto o un fontanero. La adicción y la negación son la misma cosa y esperemos que también lo sea su recuperación. Pero ser un piloto es duro, es un trabajo estresante. Vuelas de Los Ángeles a Nueva York y después a Hong Kong, pasas 24 horas ahí, vas y vuelves y así otra vez. Eso es muy duro para el cuerpo, estás solo en estos hoteles con extraños y tu equipo de vuelo se convierte en tu familia. Pero también podría ser la vida de cualquiera que pasa una noche solitaria en una habitación de hotel luchando con sus demonios, comenta Washington.

Washington, Zemeckis y Gatins también se volcaron en la lectura del guión, discutiéndolo, analizándolo e interiorizándolo. Fue un proceso absolutamente natural que les permitió aliarse para entender al personaje profundamente.

"No es un ensayo en el sentido clásico, pero nos metimos en una sala de conferencias y durante horas y horas leímos y hablamos de las escenas, para asegurarnos de que estábamos haciendo la misma película. Nos hicimos las preguntas clave en ese momento, nos metimos en el guión y discutimos si el diálogo sería mejor de una manera u otra. Nos permitió meternos en la psicología profunda del personaje y entender lo que está sintiendo en todo momento. Y un gran actor como Denzel puede usar todo esto y hacer que se materialice a través de una interpretación extraordinaria, dice Zemeckis.

Fue durante estas conversaciones, dice Washington, que Whip empezó a tomar forma para él – un proceso creativo inefable al que Washington se aferra pero que no le gusta analizar en exceso.

"John Gatins y Bob Zemeckis entendían profundamente a este personaje… de vez en cuando, este tipo de colaboración funciona. Puedes tener a la misma gente excelente en una habitación con un guión genial y aún así fallar. En este caso, creo que Bob creó una película excelente, y sólo fue una parte del proceso. No hay una receta mágica, pero gran parte de la construcción del personaje se debe a esos momentos en los que estaba sentado en esa habitación con Bob y John, trabajando en el guión, dice Washington.

El productor Walter Parkes añade que parte del don de Zemeckis como cineasta es su habilidad para manejar tanto los aspectos técnicos como los aspectos humanos del proceso creativo.

"En una escena, no lleva un aparato o no usa un bastón y, en la siguiente, anda con el aparato. Se lo pone cuando lo necesita, pero no necesariamente por sus problemas físicos. Está intentando salvar su trasero. Es un gran mentiroso. Está en negación y está intentando salvarse a través de mentiras, dice Washington.

"Nunca le pregunto a un actor a dónde quiere llegar con su interpretación. Mi trabajo como director es motivar esa interpretación – permitiendo que el actor entienda cuan feliz o desgraciado estaría en ciertos momentos, por ejemplo. A dónde va el actor para conseguir esa emoción, eso es un don y nunca quiero saber a qué recurre para ello, dice Zemeckis.

"Se aprecia un nivel de pura maestría cinematográfica al ver a Bob trabajando. Tiene un gran conocimiento de todos los aspectos de la tecnología fílmica – no hay ningún trabajo en el set que no entienda o que no pueda hacer él mismo. Y, sin embargo, cuando se trata de los actores, es totalmente protector con su trabajo y aproximación, y crea un ambiente seguro para todos ellos.

Para un personaje tan complicado y lleno de sutilezas como Whip, esto resultó de incalculable valor. De alguna manera, Whip está "actuando todo el tiempo. Washington retrata la habilidad de Whip para engañar a todos, él mismo incluido, a través del encanto y seguridad de Whip pero también a través de detalles pequeños pero significativos. Tras el accidente, Whip se recupera en el hospital pero sus heridas – o ausencia de ellas – revelan algo más profundo sobre su personalidad.

La actriz inglesa Kelly Reilly es Nicole Maggen, una bella y problemática joven de Atlanta que lucha con sus propias adicciones, que establece una amistad con Whip.

"Tiene su propio y particular accidente que enlaza con la historia de Whip, menciona Gatins. "Se conocen de una manera fascinante en el hospital, en un momento realmente bajo para los dos y eso se convierte en el génesis de su relación, que nos lleva a lo largo de la mayoría de la historia.

Los cineastas llevaron a cabo un proceso de búsqueda y de casting extensísimo para este papel tan cargado emocionalmente. Reilly, mejor conocida por sus numerosos papeles televisivos y fílmicos en su Inglaterra natal y que recientemente ha protagonizado junto a Robert Downey Jr y Jude Law el taquillazo "Sherlock Holmes, tuvo que hacer el casting a la antigua usanza.

"Encontrar a Kelly fue una de esas historias increíbles de Hollywood. Ella sabía que estaba buscando a alguien para ese papel y daba la casualidad que estaba de vacaciones en Texas. Se grabó a sí misma en una cinta y la envió a nuestro director de casting. Vi su interpretación y dije ‘¡Wow! ¡Que venga!’ La conocía de las películas de "Sherlock Holmes, pero no se nos había ocurrido porque era una actriz inglesa. Tenía que conocerla. Y cuando leyó con Denzel quedó claro que tenían una química excelente. Todos lo sentimos, incluido Denzel. Nunca tuvimos que hacer una prueba tradicional, tenía tanta presencia y entendió a la perfección la vulnerabilidad de Nicole, dice Zemeckis.

"Kelly nos dejó paralizados, dice emocionado Starkey. "Estábamos fascinados con lo que hizo.

Parkes comenta que trajo una autenticidad crítica e intrínseca al papel.

"Nicole empieza como la salvavidas de Whip. Él cree que quizá no puede controlar su vida pero que quizá pueda salvarla a ella. Pero lo que le sorprendió – y al público también le sorprenderá – es que Kelly aportara tanta honestidad – se niega a que le arrastre con él, a abandonar su supervivencia, dice Parkes.

Reilly estaba interesadísima en la película y el papel pero, para ella, simplemente conocer al equipo técnico era recompensa suficiente.

"Me apasioné con el guión durante semanas. Mucha gente cuenta con información para una decisión así, pero de repente ahí estaba yo en Los Ángeles a punto de conocer a Bob. Y de hecho fue un día increíble. Estaba muy nerviosa, pero sabía que estaba en una sala llena de gente con la que realmente quería trabajar, porque eran tan profesionales y tan apasionados e inteligentes a cerca de la película y los personajes. Hicieron que me sintiera totalmente cómoda y bienvenida. Cuando salí, pensé: ¿sabes qué? Esta reunión ha sido un regalo en sí misma. Creí que fue un privilegio simplemente tener esa experiencia y conseguir el trabajo sería un bonus. Y, ¡conseguí el trabajo! cuenta Reilly.

"El vuelo (Flight)" es la primera película de Reilly en Estados Unidos y la primera vez que interpreta a una americana. Como tal, trabajó incansablemente con una entrenadora vocal para perfeccionar el acento de Georgia, pero fueron los temas universales de recuperación y redención los que la atrajeron. Cuando Nicole conoce a Whip, está lidiando con un severo problema de adicción. Se conocen por casualidad en el hospital, donde él se está recuperando del accidente y ella se está recuperando de una sobredosis, y eso la encamina a salvar su propia vida.

"Esta historia también trata de las personas que necesitas, en ciertos momentos de tu vida, y de cómo pueden cambiarte. Y Nicole es alguien que está tratando de cambiar, pero está encadenada a su adicción. Whip, en cierto sentido, le salva. Hace que salga del mundo en que está metida y le da un lugar donde ella puede intentar curarse. Y después se involucra en alcohólicos anónimos, un programa que ayuda a la gente a recuperarse una vez que están preparados para pedir ayuda. Pero no lo habría hecho ella sola. A Bob se le ocurrió que una vez que Nicole sobrevive a la sobredosis, se da cuenta de lo bella que es la vida y no quiere ser esclava a esta droga. Según intenta encontrar su camino, intenta ayudar a Whip a que encuentre su lugar también, pero aún está inmerso en su negación. Según ella se va recuperando, empieza a ponerle un espejo", dice Reilly.

Reilly describe a Nicole como "sola y rota" antes de que conozca a Whip.

"Cuando la conocemos, está en su proceso de adicción. Su droga es la heroína. Del porqué nos damos cuenta más tarde en la película. Con la pérdida de su madre y un padre alcohólico, simplemente se equivocó en sus decisiones, optó por caminos erróneos y acabó muy perdida, dice Reilly.

Gatins describe a Nicole y Whip como "… dos personas que están dañadas – y dañadas de la misma manera – conectan enseguida. Aunque no podrían ser más distintos en sus vidas – él es piloto y ella es una fotógrafa yonqui – no importa. Inmediatamente se ven arrastrados a la vida del otro".

Al describir la experiencia de trabajar con Denzel Washington, Reilly dice que era como "ser un boxeador en un ring con un campeón de pesos pesados. Continua: "Es tan intenso, brillante, descorazonador. En casi todas las escenas me emocionó tremendamente con la verdad de a dónde se dirige con su personaje. Ver a alguien ser tan honesto con un personaje que está en un viaje tan feo es toda una lección de humildad.

Para asistir a Reilly en la preparación de su personaje, los cineastas contrataron a Mitchell Riley, un artista callejero de Atlanta ex toxicómano, que trabajó con ella las sensaciones físicas y los aspectos técnicos de pincharse heroína y la familiarizó con la parafernalia del consumo de drogas, tales como agujas y cucharas. Se reunieron varias veces antes de que empezara el rodaje y Riley estuvo en el set para supervisar la acción en el rodaje.

"El verdadero regalo que me dio, dice Reilly, "es que me habló sobre su adicción y su camino hacia la recuperación. Y esa psicología es lo que me resultó interesante para poder aplicarlo a mi personaje, cómo uno puede salir de esa prisión emocional.

El aclamado actor Don Cheadle interpreta al abogado defensor de Chicago, Hugh Lang, al que llaman para aconsejar a Whip Whitaker sobre los cargos de negligencia a los que quizá se tenga que enfrentar por su implicación en el accidente aéreo. "El vuelo (Flight)" es la primera vez que Cheadle trabaja con Denzel Washington, desde su interpretación revelación como Mouse en el drama criminal "El demonio vestido de azul de 1995 de Carl Franklin.

"Sale a relucir durante la investigación que el capitán Whitaker había tomado drogas y estaba borracho antes del vuelo, dice Cheadle. "Sale en el análisis médico. Es un tema tremendo para mí porque tengo que encontrar la manera de manejar ese dato e intentar que conserve su trabajo, y que la aerolínea siga siendo solvente, y proteger a todos.

Es una relación turbulenta, ninguno de los dos siente gran aprecio por el otro y la confianza necesaria entre abogado y cliente es tenue, en el mejor de los casos.

"La manera en que Denzel y yo hablábamos de la relación entre ellos es que a Whip no le gusta Hugh y, sin embargo, ahí está para salvarlo. Por razones obvias, Hugh siente lo mismo hacia Whip. A través de una muy interesante relación, puedes ver la psicología del personaje de Whip. No aguanta la idea de que así es su vida, que necesita a alguien como Hugh para ayudarle. No termina de entender cómo llegó a este punto y todo lo que puede hacer es atacarle, pero le necesita porque es quien le va a salvar de ir a prisión. Es una relación muy complicada, una relación magnífica, dice Zemeckis.

Estaba claro para Cheadle, en sus charlas con Zemeckis, que el director quería explorar los significados profundos de la película y analizar lo que pasaba con Whip y con cada uno de los personajes. Cheadle explica "mi personaje está intentando ayudar a Whip, pero también está intentando ayudarle a evitar responsabilizarse de cierta manera. Y esa es la lucha real: mi personaje actúa como un abogado defensivo intentando protegerle, y él está intentando descubrir lo que significa realmente proteger.

Cheadle también destaca que Whip no siempre es el personaje más agradable y es especialmente despreciable con Lang. Cheadle añade que este aspecto es una parte crítica de la psique de Whip y del viaje emocional y, dice, es prueba de que Washington estaba preparado para explorar las cualidades más oscuras de Whip Whitaker.

"Creo que cuando contratas a alguien como Denzel para un papel como éste puedes contar con que vas a ver cómo se esfuerza realmente por ir a lugares bastante incómodos. Todos queremos caer bien, que piensen que somos buena gente, pero Whip necesita liberarse de algunos demonios para que eso ocurra y, en el proceso, deja que el público vea el lado más feo, dice Cheadle.

Al final, remata Cheadle, los viajes de Whip llevan a algo redentor.

"Se trata sobre todo de una persona enfrentándose con quien es realmente, y a dónde se permite que le arrastren esas partes de él que son menos alegres, o si luchará para encontrar algún tipo de paz y sosiego que puedan acabar siendo espiritual.

El veterano actor de televisión y cine, y ganador de diversos galardones, John Goodman ya había aparecido con Denzel Washington en el thriller de 1998 "Fallen. En "El vuelo (Flight)", Goodman interpreta al enérgico mejor amigo de Whip, Harling Mays, un hombre que es el apoyo de su amigo en sus momentos más oscuros. "Harling es el amigo de confianza de Whip, su colega de fiesta que, a pesar de todo, es su gran apoyo, dice Gatins. "A pesar del hecho de que es un tipo que quizá venda drogas y vive al límite de lo que la gente considera normal, creo que es increíblemente honesto y quiere a su mejor amigo. Gatins añade que este amigo frenético siente gran afecto por Whip y se convierte en la única persona a la que puede llamar cuando necesita a alguien – "es el tipo con el que Whip sabe que puede contar.

También se convierte en el personaje con el que puede contar el público para echarse unas risas, aunque no sea el tipo más fiable del mundo. Es un terreno resbaladizo que Goodman sabe manejar con aplomo.

"El personaje de John Goodman es el clásico facilitador y también es el elemento cómico de la película. Podrías considerarle el personaje más peligroso de la película; hay algo honesto en él y de ahí viene su lado cómico. Y John, por supuesto, es un gran actor, que tiene unas grandes dotes cómicas y una gran habilidad para la improvisación, y supo exactamente lo que necesitaba para este personaje. Para mí, la gran ironía del personaje es que es tan magnético que no te hartas de él pero, al final, es el camello de Whip. Es el demonio. Y no puedes esperar a verle en pantalla. Dice Zemeckis.

La amistad entre Whip y Harling es real pero también es una relación de dependencia. Harling cuida de verdad de Whip, pero le mantiene junto a él en un círculo vicioso de adicción y negación.

"Dependen el uno del otro y se entienden. Harling es el hombre que suministra lo que Whip necesita y quiere, y sabe cuando hacerlo, sabe lo bajo que ha caído Whip pero no le juzga, sólo le suministra, dice Washington.

El versátil actor canadiense Bruce Greenwood interpreta al viejo amigo de Whip, Charlie Anderson – un antiguo piloto militar y comercial que conoce a Whip desde sus días en la marina y que ahora es representante de la Unión de Pilotos encargado de ser el contacto de Whip durante la investigación del accidente aéreo. La última vez que trabajó junto a Denzel Washington fue en el thriller de 2006 "Dèjá Vu.

Greenwood dice que Charlie, y el sindicato que representa, no están tan preocupados con la celebridad en calidad de héroe tras el vuelo como lo están con proteger sus propios trabajos. "Es un terreno resbaladizo moral y ético, dice. "Tiene que elegir entre proteger a alguien que ha hecho algo horriblemente malo, permitiendo que la aerolínea sobreviva y dos mil personas conserven sus trabajos, o sacrificar a este hombre y dejar que se enfrente a sus propios demonios. Es complicado. No es fácil decidir.

Zemeckis llama a Charlie el "everyman (todos los hombres) de la película.

"Es el hombre que representa la verdad y la justicia y lo correcto. Pero todos en su entorno parecen tener mucho más poder, agobiándole con lo que tiene que hacer. Su personaje sólo quiere ayudar a un buen amigo, alguien que conoció en su juventud. Estuvieron juntos en la marina y entiende de verdad que Whip estuvo en un avión defectuoso y aún así consiguió salvar todas esas vidas, dice Zemeckis.

El guionista Gatins añade que el personaje de Greenwood es "el nexo entre quien solía ser Whip como joven piloto y el tipo que es actualmente. Charlie conoció a Whip como joven piloto cuando volaban juntos y después cada uno tuvo su propia carrera en la industria aeronáutica como pilotos. Y ahora es un representante del sindicato y le han asignado, por su experiencia, ayudar a Whip tras el accidente. Charlie tiene los intereses de su empresa en mente mientras intenta que Whip salga limpio del proceso y asegurar que quede como el héroe que América quiere que sea.

Greenwood tenía un poco de experiencia pilotando, e incluso con accidentes… "Mi abuelo era instructor y tenía un avión, así que estuve en algunas de sus lecciones de vuelo. Nunca despegué o aterricé. Sólo hice turnos de control y de descensos. He tenido un accidente en un avión pequeño. Todos sobrevivimos pero ahora tengo una actitud ligeramente distinta hacia los vuelos, cuenta Greenwood.


Prepárense para el despegue
"El vuelo (Flight)" comenzó la parte principal de fotografía el 12 de octubre de 2011 en Atlanta (Georgia) y rodaron durante 48 días.

Según la película se mete en diversas áreas de especialización – como la aviación comercial o la toxicología – se hicieron necesarios consejeros técnicos para ayudar al reparto y a los cineastas a crear escenas que fueran verosímiles no sólo para el público general, sino para las personas familiarizadas con esos mundos.

"Una película de esta envergadura, con tanto detalle necesitó un número tremendo de consejeros técnicos, explica Starkey. "Teníamos a un piloto al que consultábamos los problemas mecánicos de volar un avión y acerca del tiempo que tardarían en producirse ciertos eventos. En el guión tenemos una investigación de la NTSB, así que tuvimos a un consejero de la NTSB para asegurarnos de que retratábamos de forma certera la manera en que investigarían un accidente. Si teníamos a guardias de seguridad, o gente del FBI, conseguíamos consejeros de todas esas áreas para asegurarnos de retratar todo correctamente.

Uno de los consejeros principales sobre vuelo para la película fue Larry Goodrich, un piloto del ejército del aire y de líneas comerciales, que guió a Denzel Washington y Brian Gerafhty en el simulador de vuelo y estuvo en set durante las secuencias de vuelo para supervisar la acción. Con Goodrich a su lado, Washington y Geraghty completaron su formación en el simulador en el centro de entrenamiento en el aeropuerto internacional Harsfield-Jackson. Allí, entrenaron con paneles de control de aviones para entender cómo controlar la altura, velocidad, altitud y otros mecanismos del avión para que operarlo resultara natural cuando actuaban. Como entrenamiento adicional, revisaron el patrón programado de vuelo del SouthJet 227, imitando la secuencia representada en la película. "Los cineastas querían que los actores se hicieran una idea real del papel de un piloto, cómo se comporta en emergencias, sus responsabilidades y su interacción con el resto del equipo, explica Goodrich. "Denzel, al interpretar al capitán, estaba muy interesado en aprender sobre las responsabilidades principales de un piloto y sobre el entorno de trabajo antes de entrar a cabina con los sistemas e instrumentos. El proceso comenzó con los actores acomodándose en sus asientos y familiarizándose con el panel de vuelo. "Lo dividimos en secciones pequeñas y les dejamos que vieran los instrumentos de vuelo, los mandos de motores, solapas, listones y frenos, y después el funcionamiento del piloto automático, dice Goodrich. "Y una vez que cubrimos todo esto, les enseñamos cómo una de las partes que más disciplina requiere para ser piloto es comprobar todo siguiendo una lista detalla.

El simulador indudablemente ayudó a que Washington entendiese los mecanismos a la hora de pilotar un avión y fue divertido.

"El simulador fue genial, es lo que usan los pilotos para practicar y fue de gran ayuda. Sé que tengo un trabajo fantástico – pude conducir trenes en una película y pilotar aviones en la siguiente, comenta Washington.

Al mismo tiempo, las actrices Tamara Tunie y Nadine Velazquez, que interpretan a las azafatas de SouthJet, realizaron varios cursos en una de las mejores academias de azafatas para aprender los procedimientos básicos y sobre la simulación de accidentes.

El diseñador de producción Nelson Coates y su equipo del departamento de arte fueron los responsables de crear el concepto visual general de la película. Coates, que trabajó con Washington en su debut como director, "Antwone Fisher, recuerda estar entusiasmado cuando leyó el guión por primera vez – en un avión. "Probablemente no el mejor sitio para leer un guión sobre un avión estrellándose y la consecuente investigación, comenta.

Coates se dio cuenta de que, a pesar de lo difícil que sería el accidente de avión, "… el aspecto más difícil de este proyecto sería crear y materializar la historia de trasfondo de quién es realmente Whip Whitaker, y posicionar esos elementos de su vida de manera sólida en un ambiente que resultara verosímil y, además, darle una familiaridad dominante, atemporal. Coates señala que la estética que envuelve a Whip y Nicole es una estética de ruinas, como sus vidas.

"A parte de la aerolínea y el aeropuerto, no hay nada muy brillante ni reluciente en la película, observa. "Hay mucha "descomposición en marcha, así que las paredes están cubiertas con cosas que se están desmontando de la misma manera que nuestro personaje se derrumba a ciertos niveles. Dice que quería acentuar el recorrido que Whip y Nicole hacen juntos. Añade, "Sean las fotografías en sus habitaciones, o los colores en sus paredes, o sólo un poco del set, todo en sus ambientes personales se eligió cuidadosamente. Sólo teníamos un poquito de tiempo para explicar su pasado.

Coates dice que articular el diseño general de la película sobre una base creíble era la orden principal de Robert Zemeckis. "Cuando trabajas con un accidente de avión y una investigación, estás trabajando con un fabricante de aerolíneas, con el desarrollador de la imagen de aerolíneas, y queríamos asegurarnos que esos elementos parecieran reales y creíbles y que tuvieran un factor de plausibilidad, sostiene.

Señala que, mientras que el accidente aéreo es el motor del argumento que pone en marcha la historia, "en el fondo esta película no trata tanto de un accidente de avión, sino de la redención de un hombre que está roto y ha perdido su camino. Mostramos la transformación a la vez que él intenta hacerse cargo de las consecuencias que han tenido sus decisiones sobre otras personas. Así que queríamos asegurarnos de que lo visual no entorpeciera ese proceso de redención.


Aproximación visual: enfocando la película
"El vuelo (Flight)" necesitaba un director de fotografía que pudiera manejar sin fisuras la cinética salvaje de la película, los efectos de la secuencia del accidente aéreo, pero también poner a punto la psicología del personaje y el drama personal. El director de fotografía Don Burgess, ASC, ha colaborado con Robert Zemeckis como director de fotografía en todas sus películas de acción real desde "Forrest Gump. "El vuelo (Flight)" es la primera película que les une desde "Náufrago. A pesar del paso del tiempo, Burgess cuenta: "¡no tardamos en pillar el rollo! Después de tantos años, para Burgess la experiencia de trabajar con Zemeckis todavía le resulta un reto. "Realmente es uno de los mejores directores que hay actualmente.

Trabajar con un presupuesto más modesto que en películas que habían hecho anteriormente fue tanto un reto como una liberación.

Burgess recuerda, "Bob y yo nos preparamos brevemente, y estuvimos bajo el punto de mira desde el primer momento. También teníamos un calendario de rodaje muy limitado. Cada día del rodaje tenía que ser pensado y repensado para solucionar todos los problemas de logística de las complicadas escenas de vuelo, la disponibilidad de los actores, la construcción del set y, lo más importante de todo, intentar rodar de manera continua lo máximo posible. Lógicamente, a lo largo de una colaboración de 25 años, Burgess y Zemeckis han desarrollado una sincronía que les ha ayudado a mantener un ritmo acelerado de producción.

Para resaltar las escenas donde los personajes están en estados de intoxicación por drogas, Zemeckis y Burgess decidieron que la cámara debería "flotar, lo consiguieron con una Steadicam. Todas las demás escenas se filmarían de manera más tradicional, con dollies, también reflejando el estado mental de Whip.

"Primero necesitábamos hablar del concepto y estilo, que parten de la trayectoria del personaje principal, dice Burgess. "Bob quería usar la cámara tanto como le fuera posible para que el público permaneciera en conexión con el capitán Whitaker. Cuando Whip está sobrio la cámara está razonablemente estática y cuando está bajo la influencia del alcohol o las drogas, la cámara tiende a moverse a la altura de su cadera. Variamos la longitud de enfoque, de ancho a extremadamente ancho, y usamos diferentes velocidades de cámara para enfatizar el efecto en esas situaciones.

Burgess recientemente ha aceptado el uso de cámaras digitales, y para "El vuelo (Flight)" ha decidido emplear la cámara RED EPIC, que destaca por su pequeño tamaño. Fue especialmente útil para las secuencias del avión, donde la cámara necesita espacio para maniobrar dentro de la estrechísima cabina.

Durante la pre-producción, Zemeckis articuló una pre-visualización del accidente aéreo y después se sentó con Burgess un rato largo para hablar sobre cómo iban a crear la ilusión de un avión cayendo boca abajo, dónde debería estar la cámara, el movimiento, a través de la perspectiva de quién. En esa fase inicial, resultó evidente que la RED EPIC sería perfecta para ello.

Burgess recuerda, "Muy al principio de nuestra preparación creí que necesitábamos una cámara que pudiéramos usar como una Steadicam, rodar con ella en mano, en alta velocidad, que fuera lo suficientemente pequeña para caber en la cabina del avión y también tener la resolución para un estreno en la gran pantalla. Creí que la RED EPIC sería la mejor elección y estoy muy satisfecho con los resultados. Rodamos toda la película con esa cámara. Incluso montamos tres de ellas en la parte delantera del helicóptero para rodar planos aéreos, que unimos y colocamos en todo el parabrisas del avión. No hay ninguna cámara, analógica o digital, que pueda hacer eso excepto la RED.


Turbulencias a bordo – SouthJet Vuelo 227
La película arranca – literalmente – con una angustiosa escena de vuelo que sigue al capitán Whip Whitaker pilotar un avión comercial lleno de pasajeros, salvándoles de una serie de dificultades que no hacen más que incrementar, empezando con severas turbulencias y culminando con un fallo técnico masivo. Momentos después de superar la peor parte de un itinerario de condiciones atmosféricas pésimas, el avión inexplicablemente pierde control y comienza un descenso vertiginoso. Para hacerse con el control de nuevo, Whitaker debe confiar en su experiencia, intuición y habilidad únicas para intentar una serie de maniobras heterodoxas y muy arriesgadas, que incluyen el deslizamiento sin motores del avión.

Gatins, el guionista, dice que la secuencia está inspirada en un accidente real sobre el que leyó durante su investigación.

"Un piloto profesional al que consulté me mencionó este incidente en el que el ala de la cola de un avión se rompió y quedó en una posición con la cabeza del avión orientada hacia el suelo. Intentaron de todo para enderezar el avión y, en un momento dado, tuvieron que invertirlo y volar boca abajo. Sabían que su única oportunidad para aterrizar el avión tendría que ser un vuelo invertido estable y descender lo suficiente. Después podrían dar la vuelta al avión e intentar aterrizar con la parte inferior del avión, que es lo que hace Whip en esta película.

Pre-visualizado y meticulosamente planeado en la pre-producción, la aterradora secuencia exigió los talentos combinados de los equipos de efectos visuales, efectos especiales y dobles de acción, junto con una fotografía creativa, que echa mano de lo último en tecnología fílmica.

Primero trabajaron en el avión mismo. Coates trabajó con Robert Zemeckis durante varios meses, desarrollando una identidad para el avión – todo, desde su logo hasta su revista, pasando por los respaldos de los asientos y su cabina. Él y su equipo modificaron varios aviones reales para crear el SouthJet de la película. Coates explica: "queríamos que resultara muy familiar y sin embargo, por la naturaleza sensible del tema, necesitábamos crear nuestro propio fabricante, nuestra propia compañía aérea.

Muchos de los sets del avión – pasarela de embarque, cabina de pilotos y la zona de pasajeros – se levantaron en múltiples plataformas y superficies móviles en el estudio 5 del complejo de EUE/Screen Gems en Atlanta. Para hacer que este avión de la compañía ficticia SouthJet Air resultara único, Coates creó un avión a medida, influenciado por varios aviones usados frecuentemente por aerolíneas regionales (en Estados Unidos), aviones como los de las series MD-80 y 737. Para gran parte de la secuencia, el avión estaba situado encima de un colchón de aire que simulaba los movimientos de turbulencias. Cada esquina del colchón contaba con muelles de un metro que podrían extenderse o contraerse para mover el avión en todos los sentidos, controlado por los técnicos de los efectos especiales. Mientras tanto, el director de fotografía Don Burgess y su equipo usaron una amplia gama de grúas y demás equipo técnico para filmar estas escenas tan complicadas técnicamente como una Technocrane, Felix Crane, Libra Head y mini head, entre muchos otros.

Para el momento del vuelo en el que Whitaker invierte el avión 180 grados, intentando recuperar algo de control, la cabina del avión se introdujo en un "rotisserie rig – un término empleado por los cineastas para describir esta plataforma rotativa, por su semejanza funcional con el aparato culinario – un espacio circular que podía girar la cabina 360 grados. Se diseñó a medida para estas escenas, tenía que ser fuerte y seguro, lo suficientemente seguro como para poder albergar esa sección del avión, que pesaba más de 500 kg, y sus pasajeros. Con el avión dentro de una serie de anillos, los técnicos de efectos especiales pudieron controlar una sección del avión y rodarla de manera que quedara invertida. Como el "rotisserie rig no podía con el peso de un avión entero lleno de pasajeros, los segmentos de la cabina se filmaron en dos secciones de 14 filas de asientos, con 25 pasajeros por segmento, y después el equipo de efectos visuales los unió para crear el interior completo de un avión. "Diseñamos la plataforma de 360 grados para poder poner el avión boca abajo y filmar toda la acción que ocurre cuando el avión está invertido, dice el galardonado supervisor de efectos especiales, y viejo colaborador de Zemeckis, Michal Lantieri.

El supervisor de efectos y su equipo tuvieron que diseñar las plataformas de manera que aguantaran el peso del avión – la sección de la cabina, que se inspiró en una cabina de un avión MD-80, pesaba 350 kg – además del peso de los pasajeros. El diseño de la plataforma rotativa también tenía que tener en cuenta que era necesario que la cabina tuviera ambos extremos abiertos para que la grúa con la cámara pudiera entrar y salir mientras la cabina giraba.

Los días de rodaje con el avión invertido, los pasajeros – la mayoría dobles de acción – estuvieron del revés multitud de veces, en ocasiones para tomas de hasta veinte minutos. Charlie Croughwell, el coordinador de los dobles de acción, compara el rodaje de las secuencias de vuelo con "subirse a una montaña rusa. Él mismo dice: "Tuvimos que encontrar personas que pudieran soportar estar en una montaña rusa durante ocho horas al día, que pudieran estar boca abajo todo el día, todos los días – y hacer que fuera excitante. Como es un vuelo regional breve de Orlando a Atlanta, para que resultara creíble era imprescindible que los dobles parecieran personas corrientes. "El mayor reto fue que Bob Zemeckis no quería dobles que parecieran los típicos dobles, añade. "Teníamos que tener una gran variedad de personas que parecieran que acababan de estar en Disney World.

Los dobles profesionales no fueron los únicos que sufrieron las escenas boca abajo. Croughwell señala que Denzel Washington también tuvo que soportarlo. "Denzel es genial – quería hacer su parte, dice Croughwell. "No quiere tener a otra persona haciendo sus escenas de acción, y es genial que esa sea su manera de trabajar. Obviamente, si creíamos que algo era demasiado peligroso para él, lo hablábamos con él y lo resolvíamos, pero estuvo al pie del cañón.

Para asegurarnos de que este grupo de dobles de aspecto ordinario pudiera aguantar los días de rodaje, Croughwell y su equipo llevaron a cabo una serie de test de seguridad antes del rodaje. "Hicimos pruebas con personas colgadas boca abajo para calcular el tiempo que resultaba seguro, y para observar los efectos de estar boca abajo, explica. "Toda la sangre corre a tu cerebro. Y después de estar sentado en un avión durante ocho horas, hay todo tipo de problemas de circulación con los que tienes que lidiar. Así que tuvimos que trabajar con todas esas complicaciones físicas.

Tener a actores, dobles y sets en posiciones que desafían a la gravedad, mientras mueves cámaras y equipo, fue una coreografía complicada que tenía que lograrse a gran velocidad. La preparación, a todos los niveles, resultó más crucial de lo normal.

"Realmente colgamos a todos boca abajo, pendiendo de sus cinturones de seguridad. Creo que los consejeros de seguridad dijeron que podíamos tener a las personas así durante un minuto. Así que rodábamos todo lo que podíamos en 60 segundos y después teníamos que enderezar todo de nuevo. Luego dábamos la vuelta al avión de nuevo y lo hacíamos todo otra vez. Todo se tuvo que hacer por partes y, evidentemente, no queríamos que nadie se lastimara. Esas escenas fueron muy complicadas y la pre-visualización era fundamental, así que sabíamos donde poner las cámaras y lo que estábamos buscando. Estudiamos a fondo cuáles serían los mejores ángulos para crear la ilusión del avión dándose la vuelta y cayendo en picado. Necesitábamos crear la ilusión del avión cayendo del cielo con una cámara dentro de la cabina de pilotos. Para que resultara trepidante mucho dependía del trabajo de cámara. Y el colgar a personas boca abajo durante un minuto cada vez, dice Zemeckis.


El plan de vuelo: las localizaciones
El set más grande y más abrumador de los que tuvieron que crear fue el del aterrizaje forzoso del SouthJet 227, un vuelo regional del Sureste de Orlando a Atlanta, que se ve obligado a aterrizar en un campo a dos millas del aeropuerto internacional Hartsfield-Jackson de Atltanta. En la granja privada Green Valley Farms, situada a lo largo de la carretera 278 en la ciudad de Covington, el diseñador de producción Nelson Coates y su equipo de directores artísticos y personal de construcción crearon el lugar del aterrizaje forzoso.

Esta localización también fue el lugar donde, diez días después del accidente, Whip y su abogado, Hugh Lang, inspeccionan la devastación creada por el avión sobre una plataforma en obras. La escena desoladora con la que se encuentra Whip es un momento crucial para él a muchos niveles.

Coates señala que Atlanta estaba tan desarrollada que no había muchos espacios próximos donde pudiera aterrizar un avión a dos millas del aeropuerto principal. "Tuvimos que buscar más allá, recuerda Coates.

El lugar del choque tenía que ser un área que tuviera campo, donde el avión podía bajar, y una colina donde el equipo de diseño de producción pudiera levantar una iglesia neogótica de finales del siglo XIX, cuya torre queda destrozada por el avión en su descenso. En el campo despejado bajo la colina, pusieron el fuselaje hecho trizas y otras piezas del avión en una pila humeante. El jefe de localizaciones, Eric Hooge, encontró el que sería el sitio del accidente después de conducir a lo largo de un perímetro de 35 millas en las afueras de Atlanta. "Esa colina también nos dio la oportunidad de mostrar el aspecto del avión desde cierta altura, explica el productor Steve Starkey. Starkey señala que el lugar del accidente es el set más grande de todas las películas que ha producido.

En la fase inicial de producción, un equipo aéreo rodó todos los planos previos al accidente de la localización que usarían el editor y el equipo de efectos visuales para completar la escena del aterrizaje forzoso según el avión se aproxima a su destino final.

Otra localización cercana a Atlanta fue la granja Whitaker, la propiedad que Whitaker hereda de su padre, William Whitaker, desde donde dirigía su empresa Whitaker Crop Dusting Company. El hogar, el lugar donde se recluye Whip después de ser acosado por los medios, se filmó en el rancho privado Hall’s Flying Ranch, una granja de 250 acres en un área aislada cerca de la pequeña ciudad de Hampton (Georgia), 35 millas al Sur de Atlanta, junto a la famosa autopista Atlanta Motor Speedway. Whip se queda en la granja tras salir del hospital, en vez de regresar a su casa en Atlanta donde los medios están acampados.

Coates dice que la historia de fondo de Whip Whitaker está fuertemente influenciada por la elección de esa localización. "Muy al principio, Bob pensó que, como rasgo definitorio de Whip, su padre debería haber sido un aviador de Tuskegee – y eso le situaría en el Sur, y quizá durante años tras su estancia en las fuerzas armadas tenía una empresa de fumigación en las afueras de Atlanta. Así que necesitábamos encontrar una granja que tuviera una pista de aterrizaje de hierba y alguna especie de hangar. La arbolada granja que encontraron, rodeada de fincas ganaderas y establos, había sido la sede de un negocio familiar que ofrecía clases privadas de vuelo y contaba con un establo que funcionaba como hangar construido para guardar un pequeño avión, y con una pista de aterrizaje de hierba de 650 metros de largo – todo resultaba extrañamente paralelo al guión. Sin embargo, como la localización no tenía una casa para hacer las veces del complejo de la familia Whitaker, Coates y su equipo de diseño construyeron el exterior de una de las propiedades. Coates dice, "No podíamos encontrar los tres requerimientos en el mismo sitio, en una zona cercana a Atlanta, así que acabamos construyendo la casa; la hicimos de manera que tuviera un porche, con forma de "V para que el estar expuesto en el porche resultara acogedor. El porche daba al hangar y a la pista de aterrizaje, que según Coates se hizo para "mantener siempre el centro en el hecho de que los aviones formaban una parte grande y significativa de la infancia de Whip.

Siguiendo el deseo de autenticidad de Zemeckis, las escenas de hospital se filmaron en el ala antigua de cuidados intensivos del hospital St. Joseph, el hospital más antiguo y más distinguido de Atlanta, que se encuentra en el barrio de Peachwood-Dunwoody.

Además de las ventajas prácticas de filmar en Atlanta – créditos fiscales, localizaciones que encajan con la historia y/o necesidades de producción para contar esa historia, Zemeckis señala que Atlanta hizo de sí misma, en vez de servir para representar otra ciudad.

"La película da la sensación absoluta de tener lugar en Atlanta. No es como si tuviéramos que ir ahí y hacer que pareciera Nueva York. La situamos allí porque es una de esas ciudades americanas que tiene una tradición de aerolíneas y simplemente parecía la ciudad americana perfecta para esta película, dice Zemeckis.

Además, se encuentra justo dentro del llamado cinturón bíblico, de manera que el aterrizaje forzoso en las cercanías de una iglesia pentecostal tenía un sentido irónico para Zemeckis.

Fundamentalmente, "El vuelo (Flight)" combina varios de los referentes de Zemeckis – tecnología cinematográfica avanzada, personajes conmovedores en momentos de cambio vital, los temas de recuperación y descubrimiento – o como él mismo dice: "Mi pensamiento es el siguiente: Hay una cita maravillosa de Francois Truffaut que suscribo… dijo que una película que funciona es la mezcla perfecta de verdad y espectáculo. Y siempre que encuentro un guión que cuenta con ambos aspectos, esas son las películas que me atraen – y creo que "El vuelo (Flight)" es ese tipo de película. Quiero decir que es esperanzadora, una historia humana de redención que está rodeada de este espectáculo intenso y muy dramático. Y para mí las películas son eso, dice Zemeckis.

El vuelo (5 vídeos)
PROXIMOS ESTRENOS
CARTELERA DESTAC.
ACTORES Y ACTRICES
AVANCES DESTAC.
Musicalia Cinemanía Servicios (+)
Noticias
Novedades
Próximas novedades
Discos históricos
Canciones
Festivales + premios
Artistas y grupos
Portadas
Listas
Guía / directorio
Blog Musica & Roll
Noticias
Cartelera
Próximos estrenos
DVD
Avances
Tráilers
Festivales + premios
Actores y actrices
Carteles
Box-office
Guía / directorio
Blog Cine & Rol
Postales
Chistes
Lista de correo
Top10Listas.com
© LaHiguera.net | Contacto | Redacción | Recomienda | Sugiere una web | Aspectos legales | Política de privacidad | Cookies | Publicidad y webmasters | RSS