Cinemanía > Juliette Lewis > Biografía
Destacado: Una comedia musical al ritmo de las canciones de Hombres G, 'Voy a pasármelo bien'
Juliette Lewis

Juliette Lewis es considerada una de las actrices de Hollywood más versátiles y valiosas de su generación desde que asombró al público y a la crítica por primera vez con su papel, nominado al Oscar, de Danielle Bowden en El cabo del miedo (Cape Fear). Ha trabajado con algunos de los más admirados directores, como Martin Scorsese, Woody Allen, Lasse Hallström, Oliver Stone y Garry Marshall. Tanto en los papeles a los que aporta una dramática autenticidad o en aquellos que requieren su vis cómica natural, la actriz ilumina la pantalla con su amplísimo registro y su original y cautivador estilo.

Lewis nació en Hollywood, y a los seis años ya sabía que quería ser artista. A los doce, consiguió su primer papel importante en el telefilme Home Fires. Tras aparecer en telecomedias como «Aquellos maravillosos años», dio el salto al cine, trabajando con Chevy Chase en ¡Socorro! Ya es Navidad (Christmas Vacation) y con Jennifer Jason Leigh en el drama Crooked Hearts: secretos de familia (Crooked Hearts). A los dieciséis, protagonizó con Brad Pitt el telefilme Demasiado joven para morir (Too Young to Die?), que encandiló a la crítica y captó la atención de Martin Scorsese, que la incluyó en el reparto de su thriller El cabo del miedo. Sus intensas escenas reflejaban las calladas complejidades de la adolescencia y le valieron optar al Oscar y al Globo de Oro a la mejor actriz de reparto. Su escena con De Niro en el teatro escolar se considera un momento clásico de la historia del cine.

A continuación, Lewis se puso a las órdenes de Woody Allen en Maridos y mujeres (Husbands and Wives), donde interpretó a una universitaria con debilidad por los hombres mayores que ella, especialmente por su profesor casado. Enseguida llegó una sucesión de papeles importantes en grandes producciones y proyectos alabados por la crítica, como Kalifornia, Doble juego (Romeo Is Bleeding), ¿A quién ama Gilbert Grape? (What's Eating Gilbert Grape) y Asesinos natos (Natural Born Killers), la controvertida sátira mediática de Oliver Stone sobre dos asesinos en serie que se convierten en figuras populares. Los siguientes títulos de su filmografía son la comedia de Nora Ephron Un día de locos (Mixed Nuts), donde actuó con Steve Martin y Adam Sandler; la cinta de ciencia ficción Días extraños (Strange Days), con Ralph Fiennes y Angela Bassett; el relato vampírico de Quentin Tarantino Abierto hasta el amanecer (From Dusk Till Dawn), con George Clooney; La fuerza del cariño, la historia continúa (Evening Star), con Shirley MacLaine; la película de Gary Marshall Aprendiendo a vivir (The Other Sister); así como Tardes de Gaudí (Gaudi Afternoon) y Aquellas juergas universitarias (Old School), con Luke Wilson, Vince Vaughn y Will Ferrell.

Paralelamente, Lewis fue añadiendo nuevos papeles a su creciente lista de trabajos televisivos, protagonizando My Louisiana Sky, telefilme de Showtime que le reportó una candidatura al Emmy, y la película dirigida por Mira Nair para HBO Ciegas de amor (Hysterical Blindness), con Uma Thurman y Gena Rowlands. Asimismo, ha tenido apariciones especiales en las series «Me llamo Earl» y «Memphis Beat».

Después de un paréntesis de seis años para dedicarse exclusivamente a su arrolladora carrera musical, Lewis anunció su regreso al cine con cinco proyectos. En 2009, trabajó con Ellen Page, Marcia Gay Harden, Kristen Wiig, Jimmy Fallon y Sarah Habel en la comedia dirigida por Drew Barrymore Roller Girls (Whip It), y con Jennifer Aniston, Jason Bateman y Patrick Wilson en la comedia romántica Un pequeño cambio (The Switch). En 2010, la actriz compartió cartel con Orlando Bloom, Laura Linney y Mark Ruffalo en Sympathy For Delicious, debut de Ruffalo tras las cámaras que se llevó el premio Dramatic (el premio especial del jurado) en el Festival de Cine de Sundance. Ese mismo año, Lewis actuó con Robert Downey Jr. y Zach Galifianakis en Salidos de cuentas (Due Date), y con Hilary Swank, Melissa Leo, Minnie Driver y Sam Rockwell en el aclamado drama independiente Betty Anne Waters (Conviction). Con este último trabajo, la polifacética artista se metió a la crítica en el bolsillo: la revista Time ensalzó los «momentos robaescenas» de su papel de retorcida novia, Entertainment Weekly afirmó que «Juliette Lewis nos recuerda a sus fans por qué queremos que sea siempre un alma libre», y San Francisco Chronicle proclamó que «su extraordinario papel como secundaria de carisma debería estudiarse en las escuelas».

La actriz ha protagonizado recientemente los largometrajes Foreverland y Open Road, y estrenará en 2014 Kelly & Cal, que ha rodado en Nueva York con Cybill Shepherd y la estrella de «Cougar Town» Josh Hopkins.

Juliette Lewis vive en la actualidad en Los Ángeles.