Cinemanía > Shô Kosugi > Biografía
Destacado: Adaptación cinematográfica de Steven Spielberg de 'West Side Story'
Shô Kosugi

Shô Kosugi es un legendario especialista en artes marciales que alcanzó la cumbre de su carrera en los ochenta y los noventa con una serie de exitosas películas sobre ninjas. El actor, hijo de un pescador de Tokio, inició su formación en artes marciales a los cinco años de edad. Originalmente, Kosugi tenía un cuerpo muy débil, pero sus padres obligaron a su llorón hijo a tomar clases de karate en un dojo para hacer de él un hombre fuerte. Amplió sus estudios en artes marciales aprendiendo judo, kendo, aikido, iaidō, ninjutsu y taekwondo. A los 18 años de edad, alcanzó el estatus de Campeón de Karate All-Japan.

Al año siguiente, Kosugi abandonó Japón y se dirigió a Los Ángeles, donde se graduó en económicas por la Universidad Estatal de California. Continuó compitiendo en artes marciales, ganando la increíble cifra de 663 trofeos en torneos de karate de Estados Unidos, Canadá y México entre 1970 y 1975, así como en el Open de Los Ángeles en 1972, 1973 y 1974. Kosugi realizó su primera incursión en la industria cinematográfica con un pequeño papel en la película taiwanesa Six Killers, y posteriormente obtuvo un papel en la producción coreana The Stranger from Korea (también conocida como Bruce Lee Fights Back from the Grave).

Durante ocho años, Kosugi trabajó continuamente como extra en diversas películas, durmiendo tan solo cuatro o cinco horas diarias y trabajando a tiempo parcial para ayudar a su familia. Su gran salto al estrellato llegó en 1981, año en el que obtuvo el papel de ninja Hasegawa en La justicia del ninja. El éxito de aquella película le llevó a actuar en otras películas sobre ninjas como La venganza del ninja y La dominación, gracias a las cuales se estableció como superestrella de las artes marciales con leales seguidores de culto.

Tras un breve regreso a la pequeña pantalla con la serie de acción Maestro Ninja en 1984, Kosugi continuó protagonizando numerosas películas de artes marciales, incluyendo Ruega por tu muerte (Indestructible) y Las nueve muertes del ninja, y como agente secreto ninja en Águila negra, junto a Jean-Claude Van Damme.

En 1990, Kosugi volvió a Japón, donde se implicó en diversas producciones televisivas de artes marciales, y en 1992 protagonizó junto a Toshiro Mifune y Christopher Lee una serie épica samurai para la gran pantalla Journey of Honor. Por considerarla su mayor triunfo artístico, Kosugi también co-escribió y produjo la película, dirigida Gordon Hessler con banda sonora interpretada por la Hungarian State Opera Orchestra.

Kosugi permaneció muy activo en producciones televisivas japonesas y colaboró en el diseño de coreografías de artes marciales para el popular juego para PlayStation Tenchu: Stealth Assassins. Kosugi creó el Instituto Sho Kosugi en Hollywood para ayudar a los actores asiáticos con la aspiración de introducirse en la industria cinematográfica estadounidense. Asimismo, Creó una sucursal del Instituto Sho Kosugi en Tokio, para impartir modales, disciplina a inglés a niños a partir de tres años. Kosugi también creó una productora en Hollywood y Tokio llamada Sho Kosugi Production Inc., con el objetivo de obtener fondos para futuros proyectos y distribuir sus películas.

Durante su primera época de expansión Kosugi se convirtió en escritor en Japón, publicando el que sería el primero de sus nueve libros hasta la fecha: Sho Kosugi: The Man Who Achieved the American Dream.