Cinemanía > Steven Seagal > Biografía
Destacado: Llega a las salas de cine 'Gru 4 Mi villano favorito'
Steven Seagal

Steven Seagal es una estrella de cine, héroe de acción, siete veces cinturón negro de Aikido e icono internacional.

De joven, Seagal sentía una gran pasión por la música y estaba obsesionado con las artes marciales. Comenzó a entrenar en artes marciales a los siete años y se dedicó a estudiar con varios instructores hasta que finalmente se centró en el aprendizaje del Aikido, conocido como el arte de la armonía divina. A lo largo del camino Seagal descubrió la religión, la filosofía y las antiguas prácticas de sanación asiáticas. A los 17 años dejó Detroit y se fue a Japón a cumplir sus sueños. Seagal estudió acupuntura, medicina a base de plantas y artes marciales. Se convirtió en un ushi-deshi, un estudiante que vive y trabaja en un dojo (academia de artes marciales). Después de años de estudio, Seagal ganó el séptimo cinturón negro y obtuvo las credenciales de maestro en Aikido. En 1975 se convirtió en el primer occidental en abrir su propio dojo en Japón. Seagal es un hombre que encontró su camino espiritual de forma temprana y jamás perdió el rumbo.

En 1985 Seagal sintió que era el momento de ampliar sus horizontes y dejó Japón para regresar a Estados Unidos, creyendo que se dedicaría a la sanación, las artes marciales y la escritura. Abrió un dojo en Los Ángeles que atrajo a los pesos pesados de Hollywood como Sean Connery, James Coburn y el agente Michael Ovitz. Con el género de acción de alto voltaje en pleno auge, Ovitz presentó a Seagal al entonces director de Warner Bros. Pictures, Terry Semel, que tuvo la visión de poner a Seagal en la gran pantalla. Debutó en la película de Warner Bros. Por encima de la ley (Above the Law) en 1988. Interpretó a Niko, un oficial de narcóticos de Chicago que descubre vínculos entre la CIA y unos traficantes de drogas. Pam Grier dio vida a su compañera y Sharon Stone a su esposa. Con experiencia en las artes marciales y conexiones en Vietnam con la CIA, el personaje era un héroe explosivo que no se había visto antes. Este desconocido artista de las artes marciales no solo protagonizó, sino también co-escribió y co-produjo la película que se convirtió en un éxito de taquilla y lanzó la carrera de Seagal como actor, guionista, estrella y una fuerza aún por descubrir en Hollywood.

Seagal siguió a este sorpresivo éxito con otro taquillazo de acción, Difícil de matar (Hard to Kill) con Kelly LeBrock, donde Seagal daba vida a un oficial de policía que se enfrenta a la mafia. Luego produjo y protagonizó su tercer película, Señalado por la muerte (Marked for Death), que siguió con el golpe de suerte. En esta última interpretaba a un oficial de la DEA que vuelve de su retiro y se enfrenta a los capos de la droga. Luego le siguió Buscando justicia (Out for Justice), coprotagonizada por William Forsythe, como un mafioso psicópata, y Jerry Orbach. Seagal supo cómo mantener la acción y la historia cuando produjo Alerta máxima (Under Siege). Donde su personaje, un soldado de la marina disfrazado de cocinero, se enfrenta a unos psicópatas que amenazan con una guerra. Seagal protagonizó la película junto a Tommy Lee Jones, quien acababa de ser nominado al Oscar® por JFK (Caso abierto) (JFK). Gracias a su tirón en taquilla comenzó a ejercer su influencia en sus películas para reflejar sus creencias espirituales y personales, especialmente aquellas que tenían que ver con el abuso del medioambiente. Entonces dirigió, produjo y protagonizó En tierra peligrosa (On Deadly Ground), una historia acerca de una amenaza al medioambiente de Alaska por parte de una compañía de petróleo y su despiadado dueño sin escrúpulos, interpretado por Michael Caine.

Como actor y productor, Seagal rodó Alerta máxima 2 (Under Siege 2: Dark Territory) con Eric Bogosian y Morris Chestnut; la película de policías The Glimmer Man con Keenan Ivory Wayans; En tierra peligrosa 2 (Fire Down Below) con Marg Helgenberger, Kris Kristofferson y Harry Dean Stanton; El último patriota (The Patriot) con Camilla Belle; Al filo de la muerte (Half Past Dead), El extranjero (The Foreigner), Venganza ciega (Out for a Kill) y Las entrañas de la bestia (Belly of the Beast).

Los trabajos de Seagal como actor y productor ejecutivo incluyen Rescate al límite (Out of Reach) y el documental The Path Beyond Thought. Protagonizó Herida abierta (Exit Wounds) con DMX, Isaiah Washington y Anthony Anderson, Tiempo límite (Ticker) con Tom Sizemore y Dennis Hopper; y apareció como oficial de la marina junto a Kurt Russell, en el papel de analista de la CIA, en Decisión crítica (Executive Decision).

En 2004, Seagal finalmente tuvo la oportunidad de hacer un filme en su hogar espiritual, Japón, agregando un elemento de su fe budista cuando escribió y protagonizó Yakuza: el imperio del sol naciente (Into the Sun). Seagal ha sido el coreógrafo y coordinador de artes marciales de la mayoría de sus filmes.

La música es otra faceta del polifacético actor. Seagal tuvo su primera guitarra a los 12 años y desde entonces no ha dejado de tocar blues. Ha perfeccionado su técnica a lo largo de los años, compartiendo su amor por el blues e improvisando con algunas de las leyendas más prolíficas de la industria. Pero no fue hasta que su madre lo convenció de que "dejara al mundo oír su música", que no editó su primer álbum, "Songs from The Crystal Cave" en 2004. El CD contiene títulos muy conocidos del blues y de la música popular estadounidense, así como canciones de reggae y música de Oriente Próximo. En el CD se incluye la música de B.B. King y Stevie Wonder, además de muchos otros grandes. Como "Songs From the Crystal Cave", su último álbum, "Mojo Priest", celebra el poder de muchos de los músicos que han sido una influencia y han motivado a Seagal a escribir y llevar el arte de contar historias a sus canciones. Aplaudido por la crítica, "Mojo Priest" captura la esencia no solo de la suave aunque a veces oscura guitarra de Seagal sino también la esencia de algunos de los grandes del blues como Muddy Waters, Bo Diddley, Robert Lockwood Jr, Ko Ko Taylor, James Cotton, Willie "Pine Top" Perkins y Hubert Sumlin. Seagal es un consumado guitarrista y su talento natural junto con su dedicación a reflejar el blues de forma tradicional se percibe en la forma en que escribe e interpreta.