Cinemanía > Noticias > ¿Son los casinos que nos muestran en el cine fieles a la vida real?
Destacado: Karra Elejalde y Toni Acosta protagonizan 'Poliamor para principiantes'
¿Son los casinos que nos muestran en el cine fieles a la vida real?

¿Son los casinos que nos muestran en el cine fieles a la vida real?

La realidad de la industria de los casinos actual en España, aquello en lo que sí aciertan y en lo que no

25/03/2021 | 18:07 CET2'
Añade a tu blog Facebook Twiter Whatsapp Correo electrónico Impresión de la noticia

El cine puede modificar la forma en la que vemos las cosas. Puede hacernos cambiar nuestra manera de pensar, ayudarnos a empatizar con personas que de otra forma nunca hubiéramos entendido. Los estados totalitarios han utilizado históricamente el cine de propaganda para manipular a la población, pero las películas también pueden transportarnos hasta un punto en el tiempo para hacernos entender mejor cómo se vivía entonces que ni los mejores manuales de historia.

Son muchos y muchas que habrán conocido por primera vez el mundo de los casinos a través también de la gran pantalla. De hecho, existen decenas de películas que tienen de talón de fondo los salones de grandes y opulentas salas de apuestas, como es el caso de Casino Royale, Ocean’s Eleven o 21 Blackjack. Estas cintas retratan los casinos como sinónimo de diversión y mucha emoción. ¿Pero hasta qué punto plasman lo que ocurre a diario en estos establecimientos?


La realidad de la industria de los casinos actual en España
En primer lugar, se hace necesario contextualizar el momento actual de la industria. La mayoría de películas que tienen los casinos como escenario optan por situar la trama en una sala física y tradicional. Sin embargo, esto no representa toda la realidad del sector, pues en los últimos años no ha parado de popularizarse su versión digital. Mientras ningún director se anima a traerlos al cine, deberemos conformarnos con una lista de los mejores casinos online y más fiables de España.


Aquello en lo que sí aciertan
Eso no significa que los casinos físicos hayan dejado de existir y, en muchos aspectos, las películas de esta temática sí que consiguen hacer un buen retrato de la realidad. En la historia del cine, aquellas que mejor lo han hecho son las que, directamente, se basan en hechos reales. La mencionada 21 Blackjack, por ejemplo, expone con fidelidad la dificultad de contar cartas en un casino y todos los métodos que utilizan sus personajes son los que emplean los profesionales en la vida real.

Algo similar ocurre con High Roller: The Stu Ungar Story, el biopic del famoso jugador de póquer. Aunque los eventos que en él se cuentan podrían parecer fruto de la imaginación del director A.W. Vidmer, lo cierto es que todos los movimientos de cartas que se muestran en la película son totalmente realísticos. En esta lista, también podríamos incluir al clásico del cine de casinos: Rounders, con un espectacular Matt Damon que consigue representar el típico jugador de póquer.


Aquello en lo que no aciertan
No obstante, también podría decirse que, en Rounders, el director John Dahl se tomó varias licencias, especialmente a la hora de darle más emoción a las apuestas en el juego. Pero no es la única película que, pese a que en algunos aspectos sí muestra la realidad de los casinos, en otros puntos flojea.
Casino Royale es un claro ejemplo. Esta entrega de la saga de James Bond tiró de elementos hollywoodenses con una mano final del agente 007 que raramente se ve en el Texas Hold’em.

Y todo esto para darle más emoción a la trama, claro. También lo hace Richard Donner en su película de 1994. Maverick, protagonizada por Mel Gibson, recurre también a muchas licencias cinematográficas para atraer al espectador. Elecciones como cierto vestuario poco adecuado o, de nuevo, una partida poco realística van siempre en virtud del espectáculo. De hecho, la escalera real con la que Gibson gana la partida final es, cuanto menos, fruto de la imaginación del guionista.


¿Deberían ser más fieles a la realidad?
Opulencia, glamur, acción e incluso tramas de crímenes y robos. Todo ello tiene un objetivo: crear suspense y despertar el interés del público. Seguramente, si las películas se grabaran una noche cualquiera en un casino cualquiera, terminarían interesando solo a los que entienden del juego. Algunos dirían que para eso ya hay las retransmisiones en directo de partidas reales. Aún así, el cine podría ser una manera de traer más aficionados al juego. ¿Pero se le hace justicia?

Como decíamos al principio, seguramente la próxima generación de películas sobre casinos deberían tener lugar dentro de casa, en el sofá o la cama del protagonista, o mientras este va en transporte público hasta el trabajo. Sería, como mínimo, una buena manera de retratar la otra realidad del sector, cada vez más focalizado en su vertiente online. Aunque, qué duda cabe, Hollywood aprovechará para adornar la trama con prácticas que, aunque poco comunes, siguen muy asociadas al juego.

¿Te ha parecido interesante la noticia? Si No
Sección de opinión Comentarios enviados por los usuarios! (Actualizar)
No hay comentarios por el momento
Deja tu comentario Rellena y envía el formulario!
NORMAS DE PARTICIPACIÓN

No se permitirán los comentarios fuera de tema ó injuriantes

No se aceptarán los contenidos considerados como publicitarios

Se eliminarán los comentarios que no cumplan estas normas

*Indica un campo requerido (obligatorio)
Se permiten las siguientes etiquetas en el mensaje <b> <i> <u>