Cinemanía > Noticias > ¿Por qué nos gustan tanto las películas de terror?
Destacado: Llega a las salas de cine una nueva aventura de Astérix y Obélix (y el reino medio)
Foto: <u><a href="https://unsplash.com/es/@simonwijers">Simon Wijers</a></u> en UnsplashFoto: Simon Wijers en Unsplash

¿Por qué nos gustan tanto las películas de terror?

Estimulación, experiencias nuevas, satisfacción de la curiosidad y marco protector

06/01/2023 | 11:14 CET2'
Añade a tu blog Facebook Twiter Whatsapp Correo electrónico Impresión de la noticia

El género de terror es uno de los géneros cinematográficos más populares y ciertamente no entiende de modas. No es extraño que los filmes de miedo copen las listas de películas más vistas y que hayamos integrado a muchos de sus personajes en la cultura popular: desde Freddy Krueger de Pesadilla en Elm Street a Norman Bates de Psicosis o Jack Torrence de El resplandor.

Pero ¿qué tienen las películas de miedo que hacen que la gente no se pierda ningún estreno y revise los clásicos del terror una y otra vez? Si en nuestro día a día intentamos evitar todo aquello que nos asusta, ¿por qué pagamos dinero para ver una película que nos sitúa al borde del infarto?

De la misma manera que las empresas de marketing tientan a los consumidores con anuncios persuasivos, los casinos con bonos sin depósito atraen a los jugadores con dinero gratis y los supermercados incentivan a los clientes con sus habituales ofertas de 2x1, las películas de terror están pensadas para atrapar al público y mantenerle en tensión. Demasiado asustado para moverse y demasiado intrigado para perderse el final, el público vive pendiente del próximo susto.

No existe una explicación única de por qué a la gente le gustan los sustos. Por lo general, se debe a múltiples motivos que intentaremos desgranar en este artículo.


Estimulación
Un motivo por el que las películas de miedo gustan tanto es porque resultan estimulantes. La exposición a hechos aterradores, o incluso la anticipación de que se produzcan, puede estimularnos tanto mental como físicamente. Esta estimulación puede darse de dos maneras: negativamente en forma de miedo o ansiedad y positivamente en forma de entusiasmo o alegría. Estas sensaciones pueden activar la secreción de adrenalina, lo que provoca excitación fisiológica y euforia. A pesar de que las películas de terror son un montaje, la respuesta del organismo es muy real.


Experiencias nuevas
Otro motivo por el que vemos películas de miedo es para vivir experiencias nuevas. El terror apocalíptico, por ejemplo, nos permite vivir realidades alternativas, desde ataques alienígenas hasta epidemias zombis. Se trata de realidades que no experimentamos en nuestra vida diaria. Algunos psicólogos sugieren que tenemos un sistema de detección de amenazas innato, debido a los muchos peligros que corrían nuestros ancestros. En la actualidad, como no vivimos situaciones aterradoras muy a menudo, las películas de miedo activan dicho sistema de detección de amenazas, aunque en un entorno seguro.


Satisfacción de la curiosidad
A algunas personas, ver películas de terror les ayuda a satisfacer la curiosidad sobre el lado oscuro de la mente humana. Somos una especie eminentemente curiosa, y a mucha gente le obsesiona lo que otros seres humanos son capaces de hacer. Las películas de terror nos permiten explorar indirectamente la naturaleza del mal, tanto en otras personas como en nosotros mismos, y luchar contra la parte más oscura del ser humano en un espacio seguro.


Marco protector
Los investigadores afirman que, para disfrutar de una película de terror, debemos poseer lo que se denomina un «marco protector». Debemos ser conscientes de estar en un entorno seguro y alejados del mal, y que el «asesino psicótico» no es más que un actor. Al amparo de este marco protector, podemos disfrutar del peligro y del miedo, cosas que en la vida real no resultarían satisfactorias. Y es que, cuando no nos sentimos seguros, la experiencia no es nada agradable.


Conclusión
Aunque no a todo el mundo le gustan las películas de terror, existen múltiples motivos por los que mucha gente las disfruta. A pesar de la ausencia de una amenaza real, la gente se siente como realizada cuando ve una película de miedo entera. Lidiar con algo fuera de su zona de confort, pero en un entorno seguro, les hace sentir que pueden superar cualquier obstáculo. Y, para algunas personas, esto supone un gran logro.

¿Te ha parecido interesante la noticia? Si No
Sección de opinión Comentarios enviados por los usuarios! (Actualizar)
No hay comentarios por el momento
Deja tu comentario Rellena y envía el formulario!
NORMAS DE PARTICIPACIÓN

No se permitirán los comentarios fuera de tema ó injuriantes

No se aceptarán los contenidos considerados como publicitarios

Se eliminarán los comentarios que no cumplan estas normas

*Indica un campo requerido (obligatorio)
Se permiten las siguientes etiquetas en el mensaje <b> <i> <u>