Cinemanía > Películas > El agua > Comentario
Destacado: Harry Styles y Florence Pugh protagonizan 'No te preocupes querida'
El agua cartel reducidoEl aguaDirigida por Elena López Riera
¿Qué te parece la película?

EL AGUA, ópera prima de Elena López Riera protagonizada por la debutante de 17 años, Luna Pamies junto a Bárbara Lennie y Nieve de Medina, tiene su estreno mundial en la Quincena de Realizadores del Festival de cine de Cannes 2022.

Producida por Alina Film, Suica Films y Les Films du Worso, con el apoyo del Institut Valencià de Cultura, el ICAA y la participación de RTVE y À Punt Mèdia.

Elena López Riera cuenta con una reconocida carrera como cortometrajista a nivel internacional. Su primer cortometraje, Pueblo (2015) se estrenó en la Quincena de Realizadores del Festival de Cannes y Las vísceras(2016) en el Festival de Locarno. Su último trabajo, Los que desean, (2018) se hizo con numerosos galardones internacionales entre los que se encuentran el Pardino d’Oro al mejor cortometraje en el Festival de Locarno, una mención especial del jurado en el Festival de San Sebastián - Zabaltegui, el Gran Premio de Zinebi, Gran premio en Vila do Conde y una nominación a los EFA, además de participar como video instalación en el MOMA PS1 como parte de Openhouse spring exhibition. Los tres títulos están disponibles en Filmin. Su trabajo también ha sido objeto de focos en la Cinemathèque française, el festival de Gijón o La cinemateca de Colombia. Con El agua participó en las residencias de la Cinéfondation del Festival de Cannes (Premio mejor proyecto CNC) e Ikusmira Berriak - Festival de San Sebastián (Premio Rec Grabatea).

Elena López Riera explica sobre el proyecto que ella misma nació y creció en Orihuela (Alicante): "Un lugar en el que se mezclan constantemente la crónica cotidiana con los relatos fantásticos. Me crié en un ambiente predominantemente dominado por mujeres (mi madre, mis tías, mis abuelas, mis vecinas) que pasaban las horas contando estas historias, transmitidas de generación en generación, y que mezclaban siempre hechos reales con elementos fantásticos y tradiciones locales. Creo que si hago cine, es gracias a ellas, por la pasión con la que transmitían cada relato, cada detalle, por la fe con la que narraban cosas increíbles, porque en su forma de hablar, no hacían ninguna diferencia entre historia y poesía. Por otro lado, en mi tierra, la Vega Baja del Segura, la lluvia no es un fenómeno meteorológico cualquiera. Aquí casi nunca llueve, pero cada tanto, las fuertes tormentas hacen que el río Segura (uno de los más contaminados y sucios de Europa) se desborde. Los recuerdos de cada catástrofe relacionada con el agua forman parte de nuestra memoria desde hace siglos. En 2019 se produjo una nueva riada. La gente publicaba en las redes sociales las imágenes catastróficas de las inundaciones y toda la mitología de mi infancia volvió a surgir...".