Cinemanía > Películas > El correo > Comentario
Destacado: Dua Lipa en el elenco artístico de la película 'Argylle'
El correo cartel reducidoEl correoDirigida por Daniel Calparsoro
¿Qué te parece la película?

EL CORREO es un largometraje de Daniel Calparsoro (Todos los nombres de Dios, Hasta el cielo,) escrito por Patxi Amezcua (Infiesto) y Alejo Flah (Taxi a Gibraltar) y producido por Vaca Films (Fatum, Hasta el cielo, El desorden que dejas, La Unidad).

Se trata de un thriller con elementos de comedia ácida protagonizado por Arón Piper (Fatum, El silencio, El desorden que dejas, Élite), María Pedraza (Las niñas de cristal, Elite, La casa de papel) y Luis Tosar (Fatum, Hasta el cielo, Celda 211)a los que les acompañan Laura Sépul (Baraki, Into the night, Enemigo público), Nourdin Batán (Todos los nombres de dios, Hit, La Unidad) José Manuel Poga (La Fortaleza, Tú también lo harías, La Casa de Papel, y Luis Zahera (As bestas , La Unidad, Celda 211) entre otros.

Según su director, Daniel Calparsoro, EL CORREO narra “la ‘época dorada’ tras la llegada del euro a España siguiendo las peripecias de un joven buscavidas, y su ascenso desde la calle a la cima de la corrupcio´n que rodearon los años de la burbuja inmobiliaria”.

El rodaje se desarrolló durante 6 semanas en localizaciones de Madrid, Marbella, Bruselas, Ginebra y Hong Kong.

EL CORREO, es una producción de Vaca Films en coproducción con Panache Productions y La Compagnie Cinématographique, en asociación con Playtime, con la participación de Netflix, RTVE, Movistar Plus+, Canal + y Ciné+, con la financiación de ICAA-Ministerio de Cultura y el apoyo de Programa Europa Creativa de la Unión Europea y con la ayuda del Tax Shelter del Gobierno Federal de Bélgica y el Tax Shelter de Movie Tax Invest.


NOTAS DEL DIRECTOR (por Daniel Calparsoro)
"El Correo narra la “época dorada” tras la llegada del euro a España siguiendo las peripecias de un joven buscavidas, Iván, y su ascenso desde la calle a la cima de la corrupción que rodearon los años de la burbuja inmobiliaria.

El Correo avanza a lo largo de diez años descubriendo las tripas de la corrupción y el blanqueo de dinero que animaron a un amplio grupo de políticos y constructores a desarrollos inmobiliarios imposibles y esperpénticos, mientras se llenaban los bolsillos sin saber muy bien qué hacer con tanto billete.

El exceso catapulta a nuestro buscavidas en una espiral que lo enriquece, y a medida que avanza la historia, lo endurece. Dejando caer a socios y conocidos, siempre mirando hacia delante, siempre adelantándose a la jugada.

El Correo es un thriller donde hemos querido retratar la espectacularidad del cine de género.

La puesta en escena se apoya en una fotografía sofisticada y un montaje muy ágil, que traslada al espectador la sensación del momento, al frenesí que vive el protagonista y la propia historia. Buscando reflejar la emoción, transmitir el placer y el miedo, hacer que la experiencia visual se convierta en algo lúdico y potente.

El Correo es una película de alto voltaje, para que disfrute el espectador pero que también dé paso a una reflexión más profunda sobre lo que sucedió en aquellos años, cómo afectó a muchas personas y cómo se prolongó en el tiempo con consecuencias que todavía colean hoy en día. Un retrato de la España que fue y que pudo ser."



Sobre DANIEL CALPARSORO
Daniel Calparsoro es uno de los directores fundamentales de la industria cinematográfica española. Un cineasta rompedor, de reconocido prestigio internacional, con películas vendidas y estrenadas en todo el mundo. Además, es todo un especialista del denominado thriller ibérico. Desde su primer largometraje, Salto al vacío, con el que se dio a conocer y participó en el Festival de Berlín.

Recientemente ha estrenado para Netflix la adaptación a serie del exitoso thriller Hasta el cielo, una de las películas más taquilleras de 2021. En su filmografía también destacan títulos de series y películas como Todos los nombres de dios, Operación Marea Negra, Centauro o El regreso de la espia, entre otras.

Calparsoro ha rodado más de una decena de largometrajes, además de TV-Movies y series para la televisión. El castigo rompió records de audiencia en Antena 3. Su segundo largometraje, Pasajes, participó en la Quincena de Nuevos Realizadores del Festival de Cannes y Cien años de perdón, además de inyectar grandes dosis de adrenalina a los espectadores con uno de los robos más grandes jamás contados en el cine español, se convirtió en una de las películas más taquilleras del año 2016 con varias nominaciones a los Premios Goya.


NOTAS DEL PRODUCTOR (por Borja Pena)
"Siempre me han encantado las películas basadas en hechos reales, las que mezclan personajes de ficción con personajes reales y que además muestran acontecimientos relevantes que todos podemos recordar, que están en nuestro imaginario. Esas películas que consiguen transmitir una verdad que llevan al espectador a implicarse más con ellas y hacen que su visionado sea más especial.

Iván Márquez es un chaval de Vallecas, de barrio, que va ascendiendo paso a paso en el mundo del blanqueo de capitales y por ende de la corrupción. Esa corrupción que campó a sus anchas en España en la primera década de este siglo, con su epicentro en Marbella.

Nuestro protagonista se va cruzando con lo más granado de la corrupción patria, viéndose envuelto en famosas operaciones como la Malaya o la Emperador. Al mismo tiempo que vive en su propia piel momentos decisivos de la histórica crisis financiera, como fue la caída de Lehman Brothers o la aparición años más tarde de la Lista Falciani, todo ello apoyado en nuestra película con la utilización de imágenes de archivo casi a modo documental.

Las aventuras de Iván se cruzan con personajes reales, a los que en varias ocasiones hemos tenido que cambiar el nombre por motivos obvios, pero en otras no. Precisamente uno de estos personajes que se interpreta a sí mismo es Hervé Falciani al que desde aquí queremos mostrarle nuestro más profundo agradecimiento por su colaboración. Él precisamente dota a la parte final de la película de esa verdad que comentaba antes.

El objetivo de El Correo es divertir al público y que pase un muy buen rato. Pero también esperamos que los espectadores salgan de la sala con el recuerdo de lo que fueron aquellos “maravillosos años”. Que en realidad solo fueron maravillosos para unos pocos, pues la gran mayoría ha tenido que pagar unas consecuencias muy dolorosas."