Cinemanía > Películas > Hypnotic > Comentario
Destacado: Ryan Gosling protagoniza junto a Emily Blunt 'El especialista'
Hypnotic cartel reducidoHypnoticDirigida por Robert Rodriguez
¿Qué te parece la película?

Película de Robert Rodriguez (Alita: Ángel de combate, Grindhouse), protagonizada por Ben Affleck. Se pudo ver en la Sección de Medianoche del Festival de Cannes.


Los telépatas leen la mente. Los hipnotizadores remodelan su realidad
Es sólo un instante. Un momento de distracción y desaparece. Consternado por la desaparición de su hija sin dejar rastro alguno tras su secuestro en un parque local, el detective de Austin, Danny Rourke (Ben Affleck), ahora una sombra de lo que fue, vuelve al único trabajo que conoce: trabajar de policía.

Siguiendo una pista anónima, Rourke y su compañero Nicks (JD Pardo) se dirigen al Banco de Austin, donde supuestamente ese mismo día se llevará a cabo un robo. Después de dos atracos a las sucursales del banco en Houston y Amarillo, ambos cometidos por alguien interno y que involucraba el robo de una sola caja de seguridad, los dos hombres se unen a la vigilancia montada en el exterior banco. Y es aquí donde algo llama la atención de Rourke. Una figura enigmática y cada vez más sospechosa (William Fichtner) se acerca a los dos guardias de seguridad armados apostados en el exterior del edificio, quienes, tras un breve intercambio de palabras, se retiran repentinamente.

Rompiendo el protocolo, Rourke, sospechando lo peor, abandona su puesto, entra en el banco, coge un juego de llaves y adelanta a la misteriosa figura hasta la bóveda, donde encuentra el objetivo del posible atraco: una única caja de seguridad. Pero en su interior hay algo más valioso para el propio detective de lo que hubiera imaginado: una polaroid de su hija desaparecida con una nota garabateada a mano: "Encuentra a Lev Dell Rayne".

Cuando se desata el tiroteo, se lleva a cabo el intento de robo, orquestado por este misterioso hombre, que de algún modo manipula las acciones de todos los que lo rodean. Todos menos Rourke, que persigue al sospechoso frustrado a través de una violenta vorágine de llamas y balas por las calles de la ciudad hasta acorralarlo en la azotea de un aparcamiento... Donde desaparece en el aire, dejando una cadena de víctimas a su paso.

¿Quién es el misterioso hombre? ¿Qué relación tiene con la hija desaparecida de Rourke? ¿Qué extraño poder posee y por qué ha iniciado este juego del gato y el ratón? Con la ayuda de Diana Cruz (Alice Braga), una inquietante síquica experta en hipnosis (y la mujer que está detrás de la denuncia anónima inicial), Rourke intentará encontrar las respuestas a estos interrogantes y a su hija mientras transita por un peligroso mundo de sombras en el que nada ni nadie es lo que parece.

El cineasta Robert Rodríguez empezó a trabajar en la historia de HYPNOTIC en 2002, un proyecto apasionante que tardaría algo más de veinte años en llegar a la pantalla. Inspirado por el reestreno en pantalla panorámica del clásico de Hitchcock Vértigo (1958), Rodríguez se propuso inmediatamente crear su propio thriller hitchcockiano: "un viaje de suspense al mejor estilo Hitchcock, pero con esteroides, porque quería que tuviera giros y vueltas implacables", comparte sobre el proyecto, que seguiría estando muy cerca de su corazón en los años que siguieron. "A los diez minutos de pensar en el título, se me ocurrió la base de la historia", cuenta Rodríguez, "un villano que podía quitarte lo que quisiera, marcharse, y ni siquiera sabrías que lo habías conocido".

Según Rodríguez, si bien HYPNOTIC sufrió varias modificaciones a lo largo de los años que trabajó en forma continua en el proyecto antes de asociarse con el guionista Max Borenstein (Godzilla; Kong: Skull Island), la película terminada aún conserva muchos de los anzuelos y decorados originales del borrador inicial. "Algunas [películas] se mantienen en un cajón más tiempo que otras y a veces tienen que pasar ciertas cosas en la vida antes de poder terminarlas", afirma sobre la génesis de la película. "En cuanto a algunos de los giros de la película, yo tenía que vivir un poco más para darme cuenta cuáles serían. Algunos de los giros más importantes surgieron con el tiempo".

En particular, fue la considerable filmografía de Rodríguez -y su enfoque distintivo- lo que atrajo el interés del dos veces ganador del Oscar(r), Ben Affleck, quien aprovechó la oportunidad de colaborar con uno de los directores más influyentes de la industria en su última película, ayudando así a que HYPNOTIC comenzara su proceso de producción.


El rodaje
La producción de HYPNOTIC, cuyo rodaje estaba previsto para comenzar en Los Ángeles en la primavera de 2020, se pospuso debido a la Pandemia. Finalmente comenzó 18 meses más tarde en Austin, y la mayor parte de la producción se realizó en los Troublemaker Studios de Robert Rodriguez.

"Al haberse pospuesto tantas veces debido al Covid, el presupuesto se agotó", explica Rodríguez, quien, además, como resultado de la naturaleza intermitente del retraso, se vio obligado a ajustar su calendario de producción. "Cuando empezamos, el calendario de rodaje era uno de los más cortos que había tenido", explica el director. "Eso también implicó que tuvimos que hacer todos los trabajos de nuevo, [casi] como en la época de El Mariachi: dirigir, producir, escribir, pero también editar y filmar", señala Rodríguez, quien asumió múltiples roles para la realización de HYPNOTIC, como hizo con su gran éxito de 1993.

Sin embargo, a diferencia de su experiencia con El Mariachi, Rodríguez ahora tenía a su disposición su propio estudio de cine para rodar HYPNOTIC, cuya fotografía principal comenzó a finales de septiembre de 2021. Fue en dicho estudio donde se llevó a cabo la mayor parte del rodaje, incluida una extensa secuencia que se desarrolla en México (rodada en un set que quedó de su película Alita: Ángel de combate de 2019). Otras localizaciones fueron Republic Square, en el centro de Austin, (escenario del atraco al banco que abre la película), Cedar Park y la cercana Georgetown (donde se rodó el clímax final de la película).

"Aun así, muy pocos días rodamos en exteriores", señala el cineasta. "La mayor parte se rodó en cada uno de los rincones de este lugar, desde los ascensores a las oficinas, pasando por detrás del decorado, hasta un set que se usó en Alita, que representaba a México... Utilizamos todo".

"Me fue difícil no sentir envidia, porque es como mi mundo de fantasía", señala Affleck, expresando su admiración por Rodríguez, sobre la experiencia en general. "Él cuenta con todo este material para jugar, su propio decorado... Si yo tuviera la posibilidad, haría exactamente lo mismo. Es la fantasía de todo cineasta".

Para agilizar la producción, Rodríguez solía compartir la cámara con su colega cineasta Pablo Berrón. Por la noche, solía hacer un montaje aproximado del metraje de cada día para que a la mañana siguiente los actores tuvieran una idea más clara de la película que estaban haciendo. "Eso genera confianza creativa", explica Rodríguez. "Cuando están rodando, no siempre están seguros de cómo va a encajar todo, pero cuando lo ven montado, se dan cuenta del trabajo artesanal... También se consiguen secuencias increíbles ante la cámara en tiempo real".

Robert tiene un gran entusiasmo... Creo que nunca he conocido a alguien con un espíritu semejante", afirma William Fichtner sobre trabajar con Rodriguez. "El primer día que vine a Austin, me bajé del avión, hice una prueba de vestuario y fui a ver a Robert al set. Ya llevaban un par de semanas rodando. Inmediatamente, Robert me dijo: 'Ven aquí que tengo que enseñarte algo'; me llevó a una pequeña sala de proyección y me enseñó algo que había rodado el día anterior, y que ya había montado", continúa Fichtner. "Si ese tipo de entusiasmo no es contagioso, no sé qué lo será. Y así fueron todos los días que rodamos".

Alice Braga afirma, "Troublemaker Studios es como su parque de diversiones privado. Él hace todo ahí. Tiene un equipo increíble con el que lleva trabajando muchos, muchos años. Es una familia, y yo sabía que hacer esta película con esta familia sería más que especial".

De hecho, desde trabajar con los antiguos miembros del equipo y los jefes creativos de los diferentes departamentos (incluidos los diseñadores de producción Steve Joyner y Caylah Eddleblute y la diseñadora de vestuario Nina Proctor), hasta los miembros actuales del clan Rodríguez, el rodaje de HYPNOTIC fue en gran medida un asunto de familia. El equipo de producción incluía a los hijos de Rodríguez, Racer (uno de los principales productores de la película en el plató) y Rebel, quien compone la banda sonora. "Yo también solía componer la banda sonora de mis películas, pero Rebel me quitó el trabajo", se ríe Rodríguez. "En la última película que hicimos, Superniños, dibujaba garabatos a mi alrededor... En ésta, ya había estado escribiendo música en la etapa de preproducción, así que cuando terminamos de rodar ya tenía varias piezas principales para la banda sonora". Para no quedarse atrás, el otro hijo de Rodríguez, Rogue, quien entonces tenía 17 años, se encargó del storyboard animado para la previsualización de la película. "Eso fue de gran ayuda para determinar qué rodar para los efectos especiales... Nos dio a todos una idea de todas las imágenes maravillosas que íbamos a añadir más tarde. Y él creó todo eso en su máquina de videojuegos".

El rodaje de HYPNOTIC terminó el 16 de noviembre de 2021. Para Affleck, la experiencia no sólo supuso una oportunidad de profundizar sus aptitudes actorales, sino también de trabajar estrechamente con un cineasta al que admiraba desde hacía tiempo. "Llegué a apreciar y respetar el ritmo al que se mueve, así como la precisión y la búsqueda de excelencia", señala Affleck sobre Rodríguez. "No tenía idea de con qué me iba a encontrar y siento que encontré mi alma gemela en Robert. Fue muy divertido trabajar con alguien a quien admiras y que también es amable y genuinamente inclusivo en el proceso".

"Con respecto al público, creo que lo que más quiero es que sienta que se ha divertido y que aprecie y disfrute del estilo único de Robert", continúa Affleck. "Muchos directores te dirán: 'Esto es lo que quiero hacer con esta película', y al final se parece a cualquier otra película. Como Robert es tan bueno, consigue que parezca moderna y a la vez una película de los años 40 o 50 hecha por un maestro del cine. Se atreve a utilizar todas las herramientas para emularlas, actualizarlas y jugar con ellas de una forma sumamente divertida, y que considero única".

"Veinte años después, fue increíble ver cómo cobraba vida por primera vez, al ver cómo se materializaba como un sueño lejano", comparte Rodríguez.

"HYPNOTIC siempre ha sido mi historia original favorita desde que empecé a escribir", cuenta el director. "Simplemente capturó mi imaginación y alimentó muchísimas ideas, porque hace lo que intentamos hacer como cineastas. Metes al público en una habitación oscura y tratas de hacerle creer que lo que está viendo es absolutamente real, al menos lo suficientemente real como para que se implique emocionalmente. Creas una construcción hipnótica con imágenes, sonido y música, para hacerles creer y sentir de una determinada manera. Y de eso se trata esta película. Eso es lo que les pasa a los personajes, que no saben distinguir lo que es real de lo que no lo es. Ese juego constante con los personajes es lo que hacemos los cineastas con el público... Ésta toma eso, pisa el acelerador y llega hasta el final".


Ben Affleck como Danny Rourke
"Una de las cosas que siempre elevaba el nivel de las películas de Hitchcock era el reparto (Cary Grant, James Stewart, Grace Kelly, Ingrid Bergman) y realmente queríamos contar con un reparto de superestrellas", señala Rodríguez sobre su elección definitiva para el papel central de HYPNOTIC. "Ben Affleck, en el papel de Rourke, aporta esa especie de mística de Hitchcock... Su calidad y presencia de estrella es tal que casi me sentí como si estuviera rodando una película de Hitchcock, como si estuviera trabajando con una de esas estrellas del cine clásico. Se presentó esbelto, cruel y dispuesto a lucirse; estuvo increíble".

"Lo que me hizo querer hacer la película fue la complejidad del personaje y del guion", manifiesta Affleck sobre su atracción inicial por la película. "Y más aún por Robert Rodríguez y la admiración que siento por él como director. Siempre he querido trabajar con él. Todo lo que ha hecho, desde el comienzo de su carrera, siempre me ha inspirado", confiesa Affleck. "Se ha convertido como una especie de misión para mí trabajar con directores de los que pueda aprender. Y en ésta aprendí mucho".

Si bien HYPNOTIC es en sí misma una montaña rusa de giros argumentales e inquietantes revelaciones de personajes, la colaboración entre los colegas de la industria Rodríguez y Affleck no debería sorprender. Desde que cautivó al público con su papel ganador junto a Matt Damon en El indomable Will Hunting (1997), por la que ambos recibieron un Oscar(r) por haber escrito el guion, Affleck no sólo sigue siendo una de las estrellas de cine más solicitadas, sino también una fuerza creativa detrás de cámara igual de prestigiosa. En 2007 debutó como director con Adiós pequeña, adiós y más tarde dirigió Argo (2012), que se alzaría con el Oscar(r) a la mejor película. Para Robert Rodríguez, eso significaba que su protagonista de HYPNOTIC era también uno de los principales cineastas de la industria, una combinación que resultaría muy valiosa a medida que avanzaba el rodaje.

"La ventaja de haber dirigido películas es que cuando trabajas con alguien que es muy detallista técnicamente, sabes lo que está haciendo, sabes lo que quiere y, con suerte, sabes cómo darle lo que quiere", comenta Affleck, que también encontró en Rourke un personaje diferente a todos los que había interpretado. "Eso se debe a que se trata de una historia con varios matices, en la que hay un nivel de realidad y luego se revela otro nivel, y otro, y otro", explica Affleck. "Hay muchas cosas que [inicialmente] pueden parecer un poco fuera de lugar, extrañas o desconcertantes, pero luego entiendes exactamente por qué son así. Me gustó mucho ese aspecto complicado de múltiples capas y también me gustó el reto que suponía en cuanto a la interpretación".

"Básicamente, el personaje de Ben persigue a un hombre con un extraño poder hipnótico y por eso involucra a una experta en hipnosis, Diana Cruz, interpretada por Alice Braga, quien lo introduce a él y al público en este mundo subterráneo de hipnotizadores", cuenta Rodríguez. "Ella se convierte en nuestro conducto hacia este inquietante mundo en el que al final descubriremos de lo que, en realidad, son capaces de hacer".


Alice Braga como Diana Cruz
Para el papel central de Diana Cruz, Rodríguez recurrió a la actriz brasileña Alice Braga, que atrajo por primera vez la atención de Hollywood en 2002 con Ciudad de Dios, de Fernando Meirelles. Nominada a cuatro premios Oscar(r) ese año, la película está considerada un clásico contemporáneo y sigue siendo una de las favoritas del público y la crítica.

"Casi pierdo el proyecto por culpa de mi agenda", señala Braga, quien seguía trabajando en la exitosa serie La Reina del Sur, justo antes de que HYPNOTIC (junto con otras innumerables producciones) se paralizara a causa de la pandemia. "Sinceramente, rezaba para que no siguiera adelante con otra actriz", confiesa Braga. "Creo que fui la única persona que se alegró de que retrasaran la producción".

"Tenía esperanzas de que pudiéramos conseguirla para la película y cuando lo conseguimos me emocioné mucho", afirma Affleck sobre su coprotagonista. "Es una auténtica profesional. Está tan comprometida y le apasiona tanto lo que hace que es contagioso; no puedes evitar sentir una cantidad tremenda de energía y entusiasmo cuando trabajas con ella".


Dayo Okeniyi como River
Con el personaje de Braga, Diana Cruz, como guía, Danny Rourke se adentra en un mundo de sombras poblado por hipnotizadores, capaces de alterar las perspectivas de quienes los rodean. Uno de ellos es River, el personaje de Dayo Okeniyi, un genio de la tecnología y teórico de la conspiración que vive al margen de la sociedad. Para Cruz, River podría ser la clave para encontrar al hombre que los ha estado provocando desde el asalto al banco de Austin, Dellrayne (William Fichtner), y a su vez conducirlos hasta la hija desaparecida de Rourke.

"Tuve la oportunidad de leer el guion hace mucho tiempo, dos o tres años, y me enamoré de él", afirma Okeniyi, el actor nigeriano-estadounidense que recientemente protagonizó Rise para Disney+. "Honestamente, es una de las historias más entretenidas y alucinantes que he leído y, sin decir demasiado, uno de los personajes más fascinantes que he interpretado porque tiene una doble naturaleza", comenta Okeniyi sobre River. "Cuando por fin todo sale a la luz, es una revelación increíble para el público".

"Cada vez que leía mis escenas con él, me encantaba", comparte Braga sobre trabajar con Okeniyi. "Todo el mundo conoce a una persona como River. Pero aquí es aún más extrovertido. Me encanta ese personaje, es sumamente divertido, inteligente y loco".

Okeniyi agrega, "Fue muy divertido interpretarlo, y Robert [Rodríguez] colaboró increíblemente en cuanto a lo que podía hacer con el personaje. Por muy colorido que fuera en el guion, quería que yo le aportara mi propia creatividad al personaje, mis propios puntos de vista, y eso también fue muy divertido".

"Todo el mundo aportó lo mejor de sí mismo", continúa Okeniyi. "Nadie quería ser el eslabón débil de este grupo, ya fuera Ben Affleck, Alice Braga, JD Pardo o Bill Fichtner. Todos ellos son increíbles, profesionales consumados en lo que hacen, y tienen un control total sobre el personaje y sobre la historia. El sólo hecho de compartir el rodaje con ellos fue increíble".


William Fichtner como Dellrayne
Uno de los últimos miembros en unirse al reparto de HYPNOTIC fue William Fichtner, el poderoso hipnotizador Dellrayne, en el centro del thriller de acción psicológico de Robert Rodríguez. "No sólo Rourke y Cruz persiguen a este tipo, sino que Dellrayne también los persigue a ellos", explica Rodríguez sobre el personaje. "Y es una persecución mutua hasta el final de la película".

"Mi agente me envía el guion y me dice: 'Lee esto - se llama HYPNOTIC. Robert Rodriguez la está haciendo y, si te gusta, le gustaría tener un Zoom contigo", cuenta Fichtner sobre su inesperada audición. "Bueno, leí el guion e inmediatamente lo llamé y le dije: 'Organiza el Zoom'".

"Hablé con Robert y fue sumamente interesante escucharlo profundizar sobre la historia", continúa Fichtner. "Después de quince/veinte minutos de Zoom me dice: 'Esto suena genial, espero verte en Texas'. Y yo me quedé ahí sentado pensando: 'Creo que me acaba de pedir que venga a hacer esto...'".

Participando actualmente en The Company You Keep, de ABC, y habiendo interpretado más de 90 papeles a lo largo de su carrera cinematográfica de más de 30 años en películas que incluyen El caballero oscuro, Crash y Black Hawk derribado, Fichtner sigue siendo uno de los favoritos de los fans. Para el veterano actor, el asombroso atractivo de HYPNOTIC era triple: interpretar al personaje de Dellrayne, la oportunidad de volver a trabajar con Ben Affleck y la oportunidad de trabajar con Robert Rodriguez por primera vez. "No he dicho esto muchas veces en mi vida, si es que alguna vez lo he dicho, pero hay algunas personas con las que he trabajado, entre ellas Ridley Scott, con las que me he sentido feliz de vivir la experiencia", comparte Fichtner sobre Rodríguez. "Trabajar con Robert, su visión, su estilo, su sentido de cómo filmar las cosas, cómo percibe las cosas, las historias que cuenta, es en cierto modo como esas cosas que pones en la lista de cosas que hacer antes de morir".

Asimismo, Fichtner tenía ganas de volver a trabajar con Ben Affleck, su compañero de reparto en el éxito de taquilla de 1998, Armageddon, del productor y director Michael Bay. "Ben y yo nos conocimos rodando mientras intentábamos salvar el planeta; estábamos en el mismo equipo", ríe Fichtner. "Esta vez es un poco diferente... En esta ocasión, yo soy el asteroide, él es el planeta".

Por último, otra de las cosas que lo atrajo a Fichtner fue la oportunidad de interpretar al polifacético personaje de Dellrayne. "El personaje captó mi interés desde el momento en que aparece en la página y nunca perdí ese entusiasmo por él", explica el actor. "En realidad, nunca te pones por encima de la historia, que es parte de la razón por la que es tan asombrosa... Creo que eso para el público es emocionante, y desde luego siempre es emocionante para mí cuando veo cosas así". Rodríguez agrega: "No puedo imaginar a nadie mejor para este personaje; quiero decir, tiene una cualidad hipnótica. Pones la cámara delante y en el centro y ahí está".