Cinemanía > Películas > Hit Man > Comentario
Destacado: Will Smith y Martin Lawrence en 'Bad Boys: Ride or die'
Hit Man cartel reducidoHit Man(Asesino por casualidad)
Dirigida por Richard Linklater
¿Qué te parece la película?

UNA CONVERSACIÓN CON RICHARD LINKLATER

P: ¿Qué te inspiró a escribir esta película?

R: HIT MAN. ASESINO POR CASUALIDAD trata sobre la vida de Gary Johnson, quien tiene el trabajo de ser un asesino a sueldo encubierto que es enviado cuando alguna persona enloquecida cree que puede contratar a un asesino en el mercado abierto, algo que no existe. Se basa en una historia del Texas Monthly que leí hace unos 20 años. Siempre me quedó grabado este personaje de la vida real, este tipo que se hace pasar por un asesino a sueldo falso.

P: Es un poco confuso en cuanto a tono y género ¿Cómo describirías la película?

R: La película abarca muchas notas: comedia, cine negro, thriller, estudio psicológico, mientras examina sobre todo el concepto de identidad y cuán fijas pueden ser o no nuestras personalidades. Siempre la enfoqué como un cine negro o un thriller un poco sexy. Somos una mezcla de géneros, pero la comedia prevalece sobre todo lo demás. Creo que esa es una característica de la película, que no se puede resumir fácilmente porque trata de muchas cosas. Pero a nivel de trama, es simplemente un tipo que se involucra un poco demasiado. Sus pasiones lo llevan en una dirección donde está engañando a alguien de quien está enamorado mientras se hace pasar por otra persona.

P: La identidad y cómo podemos subvertirla es un tema predominante ¿Por qué te resultaba tan interesante?

R: Gary descubre que realmente le gusta este otro personaje que ha creado. Es su alter ego. Creo que a muchos de nosotros no nos importaría adaptarnos o adoptar otra persona, pero estamos atrapados en nosotros mismos hasta cierto punto. ¿Puedes convertirte en alguien más? ¿Eres esa otra persona y simplemente no lo estás mostrando? ¿Quiénes somos? ¿Qué es el yo? Y tener a Gary como instructor universitario también ayuda. Podemos hacer esto más evidente en sus conferencias y en su comportamiento. Y toda la película es realmente un estudio de eso. A pesar de sus elementos de asesinato y caos, para mí se trataba de la identidad.

P: Has colaborado con Glen Powell desde que era adolescente, y él coescribió esta película contigo. ¿Qué te gusta de trabajar con él?

R: Es un gran colaborador. Me recuerda a algunos otros con los que he trabajado. Es como el capitán del equipo, está ahí para todos, trabajando duro. Siempre digo que es como un equipo deportivo. Si el mejor del equipo es también el que más trabaja, puedes ganar. Pero si la persona que es la número uno en la lista de llamadas es un dolor de cabeza, no va a terminar bien para nadie. Es una fuerza desmoralizadora durante toda la producción. Es muy importante que esa persona sea muy generosa con los otros actores, que lo dé todo y que sea un gran colaborador. Y eso es lo que es Glen. Quiere que todos sean excelentes, porque es lo suficientemente inteligente como para saber: 'Si ellos no son buenos, y yo no soy bueno, esto no es bueno'. Así que está ahí para todos.

P: ¿Por qué Adria Arjona fue la elección perfecta para interpretar a Madison?

R: El casting de Madison fue el momento crucial, en realidad. Tenía que ser alguien por quien un hombre arriesgaría todo en lo que ha trabajado para estar con ella. Y, sin embargo, tenía que ser muy simpática. Lo que le pedíamos a Adria era simplemente ser una persona real. No es la Viuda Negra. Es realmente compleja como todos nosotros. La conocemos en su momento más oscuro. Pero, ¿eso define a una persona? No lo creo. Pero las condiciones en las que se encuentra son extremas. Ella está tratando de contratar a alguien para asesinar a su marido; no hay nada más extremo que eso, y creo que Gary se da cuenta de ello. Pero nosotros, como espectadores, también tenemos que darnos cuenta de eso. Adria tenía esta cualidad de ser muy simpática. Está llena de vida. Y simplemente la sigues. Tiene que ser creíble que el personaje de Gary bajo la apariencia de Ron seguiría su liderazgo y adonde sea que eso los llevara a ambos. En última instancia, es una película sobre la relación entre ellos.


UNA CONVERSACIÓN CON GLEN POWELL

P: ¿Cuál fue tu primera impresión de Gary Johnson cuando leíste el artículo del Texas Monthly?

R: Ese artículo se escribió hace mucho tiempo y varias personas intentaron adquirir los derechos, pero nadie realmente pudo descifrarlo. Cuando lees ese artículo, lo que ves más que nada es a un tipo que es simultáneamente extremadamente apasionado y, sin embargo, un poco atrapado en sus costumbres. Cuando lo leí, pensé: "Aquí hay un individuo complicado que está teniendo una especie de la versión más controlada de una crisis existencial".

P: ¿Por qué te atrajo tanto ese personaje como actor?

R: Una de las cosas que me atrajo de Gary Johnson en general es que me recordaba las mejores partes de Rick Linklater. Rick es el tipo con el que nunca te aburres porque es tantas cosas diferentes que parecen tan conflictivas, pero que existen en un solo hombre. Es un académico y también un atleta. A veces quiere su propio espacio, y otras veces es muy social. Puede jugar con estos diferentes géneros con todo tipo de películas y continuar haciéndolo a lo largo del tiempo. Y nunca ha sido derivativo de sí mismo porque está interesado en explorar todas estas diferentes facetas de sí mismo y todas estas diferentes identidades y partes de nosotros.

P: ¿Qué tipo de investigación hicisteis tú y Rick para desarrollar tu personaje?

R: El verdadero Gary Johnson fue la fuente de todo esto. Rick y yo revisamos décadas de informes policiales donde se sentaba con clientes reales como estos diferentes falsos asesinos a sueldo. Era un actor convincente. Y las personas, cuando lo veían en la vida real, lo ignoraban. Ni siquiera sabían que estaba en la habitación. Tenía esta energía que casi era inexistente. Y luego se ponía estos personajes y las personas que escuchaban no podían creer quién estaba al otro lado. Pudimos escuchar algunas de esas grabaciones. Y no son Gary Johnson. Y esa es la parte más fascinante: ¿Quién es ese tipo y por qué cobra vida aquí?

P: ¿Por qué pensaste inmediatamente en Rick para dirigir esta película?

R: Rick y yo somos ambos de Austin, Texas, y hemos estado trabajando juntos desde que tenía como 14 o 15 años. Trabajamos juntos por primera vez en Fast Food Nation [2006] y luego volvimos a colaborar en Todos queremos algo [2016] y Apollo 10 1/2: Una infancia espacial [2022]. Creo que Rick me vio como un colaborador potencial porque realmente se apoya en las personas con las que está en el set. Es el tipo de director donde cada actor siempre gana en sus películas porque tienen su propio ADN emocional en toda la película. No hay mejor director en el planeta que entienda las sutilezas en una actuación y cómo esos ajustes en la interpretación pueden ser extremadamente importantes en la cámara. Cada película que ha hecho está llena de vida y autenticidad. Nunca te martillea con las cosas. Son brillantes y perduran porque son auténticas y eternas. Rick y yo nos propusimos escribir una película que fuera una historia auténtica de identidad y pasión y cómo todo eso se explora en la cercanía de un hombre.

P: ¿Fue ésta tu primera vez escribiendo un guion?

R: He escrito y vendido guiones antes, pero este es el primero que se ha hecho realidad. Y es increíblemente genial hacerlo con tu héroe y amigo. Tener mi nombre al lado del nombre de Richard Linklater es un sueño hecho realidad.

P: Gary Johnson murió en 2022, pero ¿cuál fue su participación en esta película?

R: Nunca tuve la oportunidad de hablar con el verdadero Gary Johnson. Lo escuché mucho en grabaciones antiguas y leí mucho de lo que hizo en los informes policiales, pero, Rick quiso ser el único que realmente interactuara con Gary. Estábamos creando un momento en el tiempo para Gary, no donde está ahora. A veces, cuando conoces a las personas en la vida real, las conoces en una fase diferente de su vida y eso puede afectar quiénes solían ser. Pero realmente desearía haber tenido la oportunidad de conocerlo porque Rick tenía mucho respeto por Gary y por quién era. Creo que Gary murió la semana antes de que empezáramos a filmar, por lo que nunca llegó a ver un corte de la película. Estoy muy contento de que tengamos ese tributo a él al final de la película, porque creo que realmente habría apreciado la historia.

P: ¿Cuánta licencia creativa tomásteis tú y Rick con los hechos de la vida de Gary?

R: Cuando muchas otras personas intentaron contar esta historia, intentaron limitarla a la función de Gary Johnson dentro del departamento de policía. Ahí es donde muchas cosas pueden volverse redundantes, ya que hizo eso durante 30 años. Sin embargo, tal vez había un par de frases en el artículo del Texas Monthly que hablaban sobre esta relación que Gary tenía con una mujer que realmente estaba en peligro. Tenía un exmarido que intentaba matarla. Así que ella intentaba contratar a un asesino a sueldo para matar a su exmarido antes de que él pudiera matarla. Resultó ser cierto, y Gary se involucró. Le dije a Rick: "Creo que esa es la historia. Ese es el hilo del que necesitamos tirar". Así que empezamos a investigar para ver cómo era esa relación y adónde le llevó. Todavía teníamos al verdadero Gary Johnson integrado en nuestro personaje, pero con la historia de amor es donde empezamos a tomar nuestra licencia creativa.

P: ¿Cómo inspiró el espíritu de Nueva Orleans esta película?

R: Los verdaderos asesinos a sueldo no existen, así que queríamos ir a un lugar donde la fantasía del asesinato por encargo se sintiera legítima y real. Realmente nos gustó la interesante colisión de personas en Nueva Orleans. Tiene todos los colores, credos y niveles socioeconómicos, y todos están juntos en esta ciudad que es antigua y en cierto modo primitiva y emocionante. Es una ciudad donde todos los personajes que interpreto podrían existir absolutamente. Es un mosaico de lugares y cosas. Y así es Gary. Es un poco un mosaico.

P: Tienes mucho que hacer en esta película. ¿Cómo te desafió este papel como actor?

R: Creo que siempre es bueno entrar en una película sintiendo un poco de miedo. Definitivamente estaba asustado con esta porque hay mucho que hacer. Honestamente, no sé si teníamos muchas referencias sobre cómo funcionaría esta película. Teníamos muchas películas que podíamos referenciar para ciertos momentos. Pero en cuanto al tono, Hit Man y mi personaje tienen mucho en marcha. Solo tienes que confiar en el hecho de que estás trabajando con uno de los mejores cineastas de todos los tiempos, y Rick y yo realmente nos unimos en cada paso del camino y discutimos cada detalle de esto. Es tan genial verlo ahora y ver cómo pequeños momentos de los que hablamos en el set o en nuestras laptops mientras lo escribíamos se han unido tan bien. Podría haber descarrilado, pero nunca lo hizo, y terminamos con una película de la que estoy realmente orgulloso.


UNA CONVERSACIÓN CON ADRIA ARJONA

P: ¿Cuál fue tú primera impresión del guion?

R: Soy una gran admiradora de Rick, así que leí el guion sabiendo que me iba a gustar solo porque amo todo su trabajo. Pero luego lo leí y realmente me enamoré de él. No solo porque Rick había dejado su huella en él, sino porque Madison tenía una hermosa dualidad. Y quería seguir explorando eso. Y tenía tantas preguntas para él sobre por qué hace las cosas que hace o por qué tiene este elemento casi conspirador. Pero lo que realmente me interesaba era cómo siempre queremos reinventarnos. Estamos en búsqueda constante de la reinvención, y sentí eso en Madison.

P: ¿Cómo describirías a Madison?

R: Madison es una superviviente. Creo que ella encuentra su propia personalidad a través de las personas. Lo hizo en su primera relación, y luego en esta segunda relación con Ron/Gary, descubrió un lado muy diferente de ella, esta parte emocionante de ella. La consideraría un poco camaleónica. Pero en su núcleo, es una buena persona y solo quiere encajar. Y tiene mucha dualidad y muchas contradicciones. Es una contradicción ambulante, lo cual es muy emocionante de interpretar y de ensuciarme las manos. Fue muy divertido.

P: ¿Cuál fue el truco para hacer que Madison fuera tan encantadora y aun así estuviera llena de contradicciones?

R: Oh, esa fue mi parte favorita. En el papel era una cosa, pero dentro de las conversaciones que tuve con Rick y Glen, la idea de ella era muy diferente. Realmente no estaba interesada en interpretar a una femme fatale. Eso me habría emocionado mucho al principio de mi carrera. La parte desafiante para mí fue que la femme fatale es un personaje que hace lo que sea necesario para conseguir lo que quiere. Pero Madison es muy diferente. Es bastante terrenal, y aunque usa su sexualidad, no quería que fuera juzgada por ella. Creo que es un poder que sabe que tiene y lo saca de su caja de herramientas en momentos de necesidad y lo usa como estrategia. Eso me interesó porque soy completamente lo opuesto a eso.

P: ¿Por qué crees que Madison se siente tan atraída por Ron?

R: Cuando se conocen por primera vez, Madison está en un momento tan bajo en su vida que necesita a alguien que la rescate y la proteja. Pero si él la hubiera protegido completamente, probablemente no le habría gustado. Él le da buenos consejos y le da el poder para cambiar su vida. Y eso le dio confianza a Madison. Y creo que lo respeta por eso y lo encuentra sexy. Es nuevo y un poco peligroso. Creo que Madison se siente realmente protegida sabiendo que nadie puede hacerle daño cuando está con Ron porque, ya sabes, él los mataría, al menos eso cree ella.

P: ¿Sería Madison una buena asesina a sueldo?

R: Creo que sería genial. Al igual que Gary, Madison tiene esta compulsión por reinventarse y jugar estos diferentes personajes. Es emocionante para ella escapar y no ser ella misma. Madison es algo que yo nunca podría ser, que es estratégica. Yo no hago las cosas con ángulos. Solo hago las cosas naturalmente. Y Madison no lo hace. Ella piensa y se mueve.

P: Llegaste a esta película como una gran fan del trabajo de Rick. ¿Qué te sorprendió al trabajar con él?

R: La gente dice que no conozcas a tus héroes, pero Rick superó todas y cada una de mis expectativas. Es un hombre maravilloso y un director increíble. No tiene ego en absoluto cuando trabaja. Es muy abierto. Siempre me encantó la calidad de improvisación que tenían sus películas, y cuando hablé con él por primera vez, eso fue una de las cosas que le dije. Y él estaba como, "Odio la improvisación". [Risas] Tiene una forma completamente diferente de trabajar de lo que podría haber imaginado. Ensayamos, estudiamos y trabajamos muy duro durante tres semanas. Con Rick y Glen, los tres nos reunimos en la casa de Glen en Nueva Orleans. Desayunamos, almorzamos y cenamos juntos desde las 9 a.m. hasta tal vez las 8 p.m. Pasábamos del comienzo al final del guion varias veces durante el día, cambiando cosas, compartiendo historias y conociéndonos y uniendo lazos como trío. Y una vez que el guion estuvo hecho, no hubo más cambios. Fue palabra por palabra. Cada decisión que tomamos en esa mesa luego se plasmó en la cámara, y pensé que no me habría gustado ese tipo de proceso. Pero lo encontré como la experiencia más liberadora. Dejé el set muy seguro porque había tomado esas decisiones de antemano. Me sentí preparada y simplemente nos divertimos. No había presión. Cada pregunta que teníamos ya estaba respondida. Estoy muy agradecida a Rick porque me dio una nueva herramienta como actriz, y así es como trabajaré para siempre, gracias a él.

P: Parece que tuviste mucha participación en el desarrollo de tu personaje.

R: Oh, sí. Lo que me encanta de Rick y Glen es que eran muy conscientes de que eran dos hombres escribiendo un personaje femenino, y lo primero que ambos me dijeron fue: "Queremos tu opinión sobre esto y queremos que moldees un poco a Madison a tu manera". Nunca había tenido esa oportunidad de tener tanto peso en mi personaje antes. Madison es en gran medida un personaje creado por Rick y Glen, pero me dieron la oportunidad de moldearla según la forma en que mi cuerpo se mueve y en la que mi cerebro piensa. Fueron muy abiertos al darme espacio para expresar mis ideas, lo cual fue genial y rara vez sucede.

P: ¿Qué esperas que suceda con Madison y Ron después de la última vez que los vemos?

R: No estoy segura de lo que les sucede. Creo que esos dos están unidos de por vida, y no me sorprendería si se reinventaran una vez más. Finalmente se convierten en las personas que quieren ser y luego comienzan una nueva fase donde juegan a ser una familia durante un par de años, ¿y luego qué viene después de eso? Creo que siempre mantendrán las cosas emocionantes, sexys e interesantes.


SOBRE LA PRODUCCIÓN
HIT MAN. ASESINO POR CASUALIDAD está basado en un artículo de crimen real que leyó Richard Linklater hace casi veinte años en el Texas Monthly. La película intenta tocar muchas notas: comedia, noir, thriller, estudio psicológico, mientras examina sobre todo el concepto de identidad y cómo de fijas pueden ser o no nuestras personalidades.

Como todo comenzó
Durante la pandemia de COVID-19, Richard Linklater, el director nominado al Oscar detrás de Boyhood (Momentos de una vida) y la trilogía de Antes del Amanecer, Antes del Atardecer, y Antes de la Medianoche, recibió una llamada de su amigo y colaborador, Glen Powell, conocido por el público por sus papeles protagonistas en Top Gun: Maverick, Devotion. Una historia de héroes y Figuras Ocultas, quien le preguntó si alguna vez había leído la historia "Hit Man". "La leí en 2001 cuando salió la historia", respondió Linklater. "El escritor, Skip Hollandsworth, es amigo mío. Me obsesioné un poco y a lo largo de los años pensé en ella, pero nunca logré visualizarla completamente como una película porque la historia no parece ir a ningún lado".

A Powell le presentó el artículo de Skip Hollandsworth del 'Texas Monthly' el productor Michael Costigan, él también estaba intrigado por la historia y coincidió en que había un personaje convincente en el artículo. Cuando Costigan le preguntó con quién creía que sería bueno explorar esto, la respuesta inmediata de Glen fue Richard Linklater. Powell dijo: "No hay nadie mejor para entender la naturaleza intrínseca de lo que hace humanos a los humanos. Él piensa en estas cosas de una manera que nadie más lo hace, que yo haya conocido. Así que muy temprano en la pandemia, se lo presenté a Rick, y pronto estábamos tratando de encontrar una manera de hacer que la historia funcionara como película". Se convirtió en el proyecto de guion de la pandemia para la dupla.

Powell recuerda: "Había una línea cerca del final del artículo sobre Gary Johnson sobre esta mujer que estaba tratando de matar a su marido, pero viendo la humanidad en ella. Miró a esta persona y pensó: 'Esta es una víctima de sus circunstancias, y quiero ayudarla a superar esto'. Un tipo que imitaba la humanidad estaba encontrando a su vez su propia humanidad. Esa relación resultó ser clave para toda la película".

Ajustando el género
Hit Man. Asesino por casualidad combina elementos de una variedad de géneros: noir, romance, thriller, atraco, acción y comedia. Powell explica: "Rick ha tenido una carrera increíblemente audaz, ha jugado en todo tipo de espacios, esta película es la culminación de todos estos diferentes géneros y personajes en una película. Fue una película difícil de lograr, y él lo hizo sin esfuerzo".

Linklater se preguntaba sobre la relación central al leer el artículo de 'Texas Monthly': "¿Qué pasaría si una mujer volviera a ponerse en contacto con él, incluso llegara tan lejos como para darle las gracias? ¿Y si ella lo invitara a salir? ¿Y si estuvieran juntos? Pero él está atrapado en su personaje de sicario, pero eso está bien porque lo encuentra mucho más divertido para recorrer el mundo, especialmente en relación con ella. Entonces, se convierte en una comedia de intercambio de cuerpos de una manera extraña".

Powell también especuló: "¿Se mantuvo en su personaje? ¿Ella lo conocía como un sicario? ¿Él se sinceró...? Y lo que fue una exploración interesante fue un tipo que imita un sicario convirtiéndose en un sicario. Un tipo que imita la humanidad encontrando su humanidad. Así que ese fue nuestro viaje".

Comentando sobre su proceso creativo, Linklater afirma: "te fascinas con una historia, un personaje, un ambiente. Algo te atrae. En este caso, estábamos bastante avanzados cuando me di cuenta de que estábamos en el territorio del noir-thriller... Es divertido darte cuenta de que estás en un género porque sabes que vas a hacer tu propia vuelta de tuerca a ese género. Vas a reconocer el género, pero aun así seguir tu propio camino". Pero la película también es cómica, "es extrañamente divertida todo el tiempo, me gusta el tono de comedia oscura. Entonces, es una comedia... sobre el asesinato. ¿Qué hay más divertido?".

Linklater explica: "Las reglas tradicionales del género noir-thriller son que el pobre desgraciado está o en prisión o muerto al final porque no puede controlar su pasión. Gary ha seguido ese camino, está tratando de encontrar la pasión en su vida. Lo encuentra a través de Ron, lo encuentra en Madison. ¿Pero debería ser castigado por eso?" Añade: "También se trata de convertirse en tu mejor yo. Entonces, hay algunos momentos oscuros en su pasado, pero aparte de eso, realmente es una persona mucho mejor al final. Esa es la tesis de la película de alguna manera. Quiero que la audiencia desee la felicidad para Gary y Madison".

Glen está de acuerdo, "es una fantasía al final del día. Quieres creer en la fantasía. Hicimos una película que no solo es divertida, sino sexy, emocionante... esta película lo tiene todo, incluso tiene la primera escena de sexo en una película de Linklater. ¡Es una película perfecta para una cita!"

Trabajar con Richard Linklater
Powell recuerda: "Cuando tenía 14 años, trabajé con Rick por primera vez. Y en ese momento, pensé: 'Oh, Dios mío, él es uno de los grandes. Estoy en un set de rodaje, en un set de rodaje de Richard Linklater'. Y ahora han pasado 20 años, y sigo viendo a Rick de la misma manera. Simplemente me pellizco todos los días porque tengo la oportunidad de estar aquí".

Linklater y Powell compartieron las tareas de escritura, colaborando en un documento compartido, turnándose o escribiendo juntos, Powell explica: "Estabamos al teléfono mientras escribíamos, hablando sobre los giros de la trama. Hubo momentos en los que él tomaba una sección, y yo otra. Hacíamos nuestra tarea por separado y luego volvíamos y escribíamos juntos. Pero, en su mayor parte, estábamos trabajando juntos en tiempo real. No hay mayor alegría que estar en la mente de Richard Linklater y ver cómo ve el mundo".

Durante el proceso de escritura con Linklater y Powell investigaron casos reales de asesinatos por encargo, escucharon y vieron horas de cintas de vigilancia, y tienen todos los archivos de investigación de Skip Hollandsworth para su historia. Para capturar la forma en que realmente hablan las personas cuando están pensando en matar a alguien, algunos de esos casos realmente se reflejan en el diálogo. "Este es un mundo del que poca gente sabe, no conocíamos este mundo, y descubrir la realidad fue una alegría hacerlo con Rick, que tiene un gran sentido del humor. Nos reímos tanto por teléfono, sobre las historias que encontramos".

Powell agrega: "La mejor parte de trabajar con Rick es que no hay ego. Hemos estado uno al lado del otro en esto, en cada paso del camino. Esta es nuestra cuarta colaboración, pero la parte más especial de esta es que realmente siento que tengo un compañero de equipo, y estamos navegando juntos".

Arjona está de acuerdo: "¡Dios mío, trabajar con Rick ha arruinado la realización cinematográfica para mí! Hay un enfoque sin ego en su trabajo y es un excelente oyente. Me ha permitido sentirme tan libre al expresar mis opiniones y compartir mis pensamientos sobre mi personaje, algo que muchos directores no hacen. Siempre quieren dejar su huella en todo. Rick no era así. Realmente es único".

Arjona continúa: "Ser parte de esta película y del proceso de Rick fue muy especial. Ensayamos durante aproximadamente dos semanas y media. Para Rick, significaba papel y lápiz, guion en mano, repasando cada línea varias veces. Por eso filmar fue tan divertido: porque estabas completamente libre, sabías lo que estabas haciendo. Tenías todas tus herramientas listas. Hay una libertad en su forma de hacer cine que ahora, después de trabajar con él, respeto mucho más porque ahora entiendo el proceso. Es calculado, es específico, está pensado y todo está ahí por una razón".

Bienvenidos a otro lado de Nuevo Orleans
Para Linklater, Nueva Orleans era el lugar obvio para ambientar la película.

"Nueva Orleans es un gran personaje en esta película. Se adapta al espíritu de Nueva Orleans. Es decir, sí, la tasa de criminalidad y asesinatos ha aumentado, es un lugar algo loco, pero amas a todas las personas."

"Nueva Orleans tiene esa crudeza, pero es absolutamente hermosa y llena de historia," dice Arjona. "Cualquier lugar donde camines, puedes sentir la energía de este lugar que ha estado aquí por tanto tiempo. Cuando filmábamos, la ciudad te aportaba algo como lo haría otro actor."

Aparte de unas pocas escenas ambientadas en un pantano justo afuera de la ciudad, Hit Man se filmó completamente en Nueva Orleans.

"Necesitaba que nuestras localizaciones me devolvieran algo, más que solo paredes," dice el diseñador de producción Bruce Curtis. "Nueva Orleans es una ciudad en la que suceden muchas cosas. Creo que hicimos un buen trabajo al evitar la normalidad de Nueva Orleans. "No quería que fuéramos cliché," añade. "Para mantenerlo más real y en el estilo de Linklater, pensé que era más interesante alejarnos del típico Mardi Gras con el que generalmente asociamos a Nueva Orleans."

Eso también se extendió a la banda sonora, con su enérgica mezcla de maestros de Nueva Orleans (Jelly Roll Morton, Dr. John, Allen Toussaint) y actos más contemporáneos (Rob49, Tuba Skinny). Los supervisores musicales Randall Poster y Meghan Currier sabían exactamente lo que Linklater quería.

"La música en esta película nació de Nueva Orleans y tiene ese espíritu de dejar que los buenos tiempos rueden," dice Poster. "Esa es una especie de firma de las canciones, y si miras algunos de los modismos de Nueva Orleans, el romance generalmente es complicado y a veces engañoso, a veces frustrante y a veces trágico. Pero hay un espíritu de resistencia dentro de eso, igual que en esta película."


COMO FUEGOS ARTIFICIALES: GLEN POWELL Y ADRIA ARJONA ENCIENDEN LA PANTALLA
Todo comenzó con una bebida. Bueno, quizás varias. Definitivamente con tequila.

"No tuvimos una prueba de química, pero conocí a Rick por Zoom primero, y luego organizó que saliera a conocer a Glen, y terminamos hablando durante unas cuatro horas," dice Arjona. "Ambos estábamos haciendo el Enero Seco, y una hora después de nuestra cena, los dos nos relajamos, bebiendo tequila y celebrando el hecho de que íbamos a hacer esta película juntos."

"La química no es algo que se pueda trabajar, o está ahí o no," dice Powell. "Y gracias a Dios, con Adria surge muy fácilmente. Ella hace todo más ligero y divertido. Fue una alegría actuar con ella todos los días."

"La primera pista de que teníamos química fue que podíamos pasar cuatro horas juntos y no callarnos," dice Arjona, cuyos proyectos en cine y televisión incluyen El padre de la novia, Andor, Irma Vep y la próxima película de Zoë Kravitz, Parpadea dos veces "Una vez que te sientes cómodo con alguien, hay una capa de confianza y respeto que te abre a permitir que ese tipo de química viva."

Su conexión instantánea también fue evidente para Powell. "Sentarme con Adria por primera vez," dice, "fue como la mejor primera cita, pero también como si la conociera desde siempre."

"Desde el primer momento me sentí completamente cómoda," coincide Arjona. "Glen, como actor y persona, es increíblemente abierto y seguro y tiene esa calidad caballeresca. No podríamos haber planeado la química o esa comodidad, simplemente sucedió, y estoy agradecida por eso. Sin esa química, esta película pierde su chispa."

"Me impresionó mucho lo camaleónico que eres como actor y cómo fuiste capaz de transformarte tantas veces y traer tantas energías diferentes a una sola película," dice Arjona a su compañero. "Si hay prueba de que puedes hacerlo todo, es esta película."

El sentimiento es mutuo.

"Una de las cosas más impresionantes al volver a ver esta película es cómo navegas por todas las minas terrestres donde la audiencia podría perder la fe en tu personaje," dice Powell a Arjona. "Respiras honestidad y vida. Si no te hubiéramos elegido a ti, no creo que esta película funcionaría en absoluto."

Powell y Arjona no fueron los únicos que notaron que algo explosivo estaba ocurriendo en el set.

"Lo que ves en pantalla es como fuegos artificiales. Simplemente chispeaban juntos," dice Sanjay Rao, quien interpreta a Phil. "Me recordó a las parejas clásicas del cine. Su química era tan palpable que añade otra capa a la película."

Quizás ninguna otra escena encarne más su conexión eléctrica que un momento hacia el final de la película. Mientras la película se dirige a su clímax, Ron de Powell y Madison de Arjona dan una clase magistral que parece ser una actuación improvisada al desactivar una crisis tensa mediante mensajes de texto en un teléfono móvil. La escena te deja boquiabierto y emocionado, preguntándote cómo lo lograron.

Simple, dice la editora Sandra Adair. "Ensayaron muchísimo esa escena. Como editora, nada es mejor que recibir material en el que sabes lo que pretendían y que las actuaciones están en el punto," dice Adair. "Es la escena soñada para llegar a tu sala de montaje. Dicho esto, siempre hay que buscar la mirada y la emoción perfecta. El truco al cortar una escena como esa es usar el texto del teléfono justo lo suficiente para que la audiencia pueda entender lo que está pasando, y hacer que los dos permanezcan conectados, es decir, que las actuaciones se relacionen entre sí, que se conecten entre sí."

Eso es precisamente por lo que Powell y Arjona se esforzaron.

"La conexión entre Madison y Ron es la relación central de la película," dice Powell. "Esa relación tenía que funcionar, y afortunadamente lo hace."


¿QUIÉN ES TU HIT MAN?
Uno de los grandes gags visuales de HIT MAN. ASESINO POR CASUALIDAD es ver a Glen Powell transformarse con una actuación magistral en varios sicarios encargados de engañar a alguien lo suficientemente ingenuo como para contratar a un asesino falso. Prácticamente todos en el set recuerdan cómo se miraban y caían las mandíbulas cada vez que Powell salía de peluquería y maquillaje como otro alter ego desquiciado.

"Glen salía de su camerino y nadie lo reconocía, incluyendo a su asistente, que decía: 'Oye, ¿alguien sabe dónde está Glen?'", dice Glen Powell Sr., el padre del actor, quien a menudo estaba en el set durante la producción.

Como el buen chico Gary, Powell lo interpreta de manera directa: camisas a cuadros, pantalones caqui, pelo suelto enmarcando unas gafas de montura de alambre dignas de un profesor de filosofía. Pero, cuando se convierte en el elegante Ron, se echa el pelo hacia atrás, con una camisa oscura desabrochada lo suficiente para revelar una camiseta ajustada, se pone gafas de aviador y su actitud se eleva.

Más allá de Ron, Powell se transforma en un carrusel de sicarios, cada uno hecho a medida. Sus asombrosas transformaciones fueron un esfuerzo de los equipos de maquillaje, peluquería y vestuario dirigidos por los jefes de departamento Tara Cooper (maquillaje) y Ally Vickers (peluquería) y la diseñadora de vestuario Juliana Hoffpauir.

"Cuando leí el guion por primera vez, estaba súper emocionada," dice Cooper, quien también conceptualizó las pelucas y el maquillaje de los personajes.

Trabajando en estrecha colaboración con Powell y el director Richard Linklater, Cooper diseñó alrededor de 40 disfraces diferentes, cada uno con su propia historia de fondo con vestimenta, acento, accesorios y una personalidad sospechosa a juego. Incluso obtuvieron sus propios nombres: Tanner, Nico, Dean y X.

"Como coguionista del guion, Glen tenía claras inspiraciones para los diversos sicarios. Había palabras descriptivas claves en el guion para transmitir una cierta sensación," dice Hoffpauir, en cuyos vestuarios destacaban la comedia pero también el peligro que acechaba en cada look. "Por ejemplo, Tanner era un tipo sureño familiar que todos sentíamos conocer. Se describía con una camiseta patriótica desgastada. X era un personaje tipo Patrick Bateman de American Psycho en traje y corbata, y Nico era europeo del este y vestía un abrigo de cuero negro.

"El disfraz del personaje de Dean fue el que más tiempo llevó descifrar. Primero descrito como un 'cajún loco,' evolucionó en un asesino tranquilo con un acento extraño," añade Hoffpauir. "Glen hizo referencia a Javier Bardem en No es país para viejos. Glen quería que fuera un verdadero tipo raro y pidió guantes de goma negros."

Powell, Linklater y Cooper tuvieron en cuenta que los disfraces debían ser lo suficientemente simples para que una persona común pudiera usarlos en casa.

"Cada uno de estos personajes tenía que ser absolutamente único," dice Powell. "Pero al final del día, teníamos que poder usar herramientas y técnicas que Gary Johnson pudiera realmente esconder: tácticas caseras como poner algodón en tu mejilla para cambiar la forma de tu cara o poner cosas en tu nariz para hacerla más ancha. Es increíble cómo pequeños cambios en realidad cambiaron toda la manera en que percibes una cara."

"Una de las principales cosas en las que teníamos que pensar al hacer estos personajes era el hecho de que era Gary quien se hacía estos looks de maquillaje a sí mismo," dice Cooper. "No podían ser nada demasiado complicado, como prótesis, así que tuvimos que equilibrar la realidad y la magia del cine."

Eso se tradujo en tatuajes temporales (también diseñados y dibujados por Cooper), dientes postizos que iban de sobresalientes a grandes, una cicatriz facial al azar y muchas pelucas. Vickers tenía la tarea de cortar y colorear una variedad de pelucas e incluso extensiones hechas a medida. Ella admite que disfrutaba viendo hasta dónde podían llegar y convertir al galán protagonista de la película en un bicho raro que evitarías en la calle.

"Me divertí colaborando con Tara y Juliana, y Glen y Rick estaban tan dispuestos y abiertos a cualquier cosa," dice Vickers. "Glen está dispuesto a ir a cualquier extremo para hacer que un look funcione. Eso fue realmente emocionante, especialmente cuando propones ideas tan extrañas y diferentes para alguien que es una estrella de cine tan atractivo, pero llegamos a ponerlo en todos estos disfraces de loco.


UN EQUIPO ARTISTICO SECUNDARIO PARA LA HISTORIA
Parte de la magia de cualquier película de Richard Linklater es la cohesión de su elenco. Para HIT MAN. ASESINO POR CASUALIDAD el director y Glen Powell trabajaron estrechamente con la directora de casting Vicky Boone para reunir a un grupo de actores que iluminan la pantalla en cada escena.

"Una vez que supimos que teníamos este increíble elenco de actores - Adria, Austin, Retta y Sanjay -, el guion se convirtió en un nuevo organismo," dice Powell. "Lo que hace de Rick un director singular es cómo realmente ve la fotografía, como un deporte de equipo. Él involucra a todos, y creo que sus películas brillan por eso."

Boone se unió al proyecto en el momento en que supo que Powell iba a interpretar a Gary y sus diversos alter egos de asesino a sueldo.

"Fue muy divertido imaginar lo que iba a ser un gran esfuerzo para un actor," dice ella. "Y luego la combinación de Retta, Sanjay, Glen y Adria fue realmente emocionante. Todos ellos son personas muy divertidas y están impulsadas por la química, se alimentan muy bien unos de otros."

Boone añade, "Otra gran parte del casting fue todas las diferentes personas que estaban solicitando al asesino a sueldo, y cómo diferenciarlas y darles a cada una sus cualidades distintivas."

AUSTIN AMELIO (Jasper)
Austin Amelio conocía la trampa de interpretar al policía corrupto Jasper.

"Aunque Jasper es una especie de villano, siempre tienes que encontrar algo, un punto de vista, que respalde al personaje y justifique por qué está haciendo lo que está haciendo. Podías sentir su ira y era errático, y la imprevisibilidad de él me emocionaba," dice Amelio (The Walking Dead, Todos queremos algo). "Traté de encontrar su humanidad. Si no, puede ser súper cliché y demasiado obvio."

De hecho, Jasper camina sobre una cuerda floja, el tipo de canalla por el que el público podría animar demasiado si la interpretación no es tan matizada como la que Amelio aporta al papel.

"La relación de Gary con Jasper era única y específica, y mientras Rick y yo escribíamos, no había nadie de quien habláramos o consideráramos para el papel de Jasper aparte de Austin Amelio," dice Powell. "Escribimos este personaje para él. Ambos habíamos trabajado con él en Todos queremos algo y es simplemente uno de esos actores especiales que son divertidos de ver. Este personaje es muy difícil de interpretar, pero él lo hace parecer tan fácil. Jasper es simplemente un personaje que amas odiar."


Amelio dice: "Conozco muy bien a Glen, así que fue divertido ver un guion que tenía tanto la retórica de Glen Powell como la de Richard Linklater combinadas. La unión de los dos es una especie de combinación poderosa, así que estaba muy emocionado al respecto."

Amelio tiene una escena especialmente crucial con Arjona, quien estaba asombrada de su coprotagonista.

"Austin es uno de los actores más libres, tanto física como emocionalmente, con los que creo que he trabajado," dice ella. "A veces era difícil estar en escenas con él porque simplemente te sientas y observas. Podría verlo para siempre."

RETTA (Claudette)
Interpretar a Claudette fue una decisión fácil para Retta, la veterana de la comedia y actriz que compartía algunas similitudes claves con su personaje.

"Me encanta un misterio, me encanta un thriller, y esto era ambos," dice Retta (Parks and Rec, Chicas buenas). "No tenía el guion completo cuando hice el casting, solo tenía las escenas que estaba leyendo. Pero amo a Rick. Hice mi primer piloto con él. Él es realmente genial, pero no intenta serlo."

Retta también tiene una larga historia con Powell, habiendo trabajado juntos en la película de 2014 Sex Ed, el maestro aprendiz.

"Un dato interesante sobre Retta es que también está increíblemente bien informada sobre historias de crímenes," dice Powell. "Cuando Rick y yo estábamos construyendo las líneas argumentales sobre cómo alguien moriría o qué buscaría la policía, Retta era nuestra detectora de tonterías. Ella diría, 'Eso nunca pasaría. Descubrirías el cuerpo aquí.' Así que Retta fue realmente importante para asegurarnos de que teníamos una trama a prueba de balas en términos del elemento criminal de esta película, y le debemos mucho a Retta por esa parte del proceso de escritura."

"Claudette fue escrito como un hombre, Claude, y no había mucho en qué basarse," dice Retta. "¿Cómo investigas a los detectives? Nunca he oído hablar de un grupo de detectives que hagan operaciones encubiertas para personas que intentan contratar a asesinos, así que ni siquiera sabía por dónde empezar."

Dicho esto, ella y su coprotagonista Sanjay Rao obtuvieron relatos de primera mano sobre lo peligrosos que podrían ser sus roles en la realidad. "Nos reunimos con algunos detectives de Nueva Orleans para tener una idea de lo que implicaba el trabajo," dice ella.

SANJAY RAO (Phil)
Sanjay Rao, interpreta a Phil, que es el complemento perfecto para la Claudette de Retta, exactamente como Linklater y Powell habían planeado.

"Queríamos que esta pareja de Claudette y Phil fuera nuestro Laurel y Hardy," dice Powell, refiriéndose al clásico dúo de comedia. "Pero Sanjay aportó tanta calidez y vida al personaje de Phil, y realmente lo ancló de una manera más matizada. Ver a los dos juntos fue genial."

Nunca lo adivinarías por su actuación, pero Rao admite que estaba nervioso al entrar en la órbita de Linklater.

"Las películas de Rick son extremadamente naturalistas. Viniendo de un trasfondo de comedia, en realidad estaba preocupado por ser demasiado exagerado, haciendo gestos demasiado grandes o un chiste demasiado obvio, para una película de Linklater," dice Rao.

"Al final de nuestro periodo de ensayo, recuerdo que Rick me dijo, 'Aporta tu esencia a ello.' Así que, para mí, no se trataba tanto de crear un personaje, sino de ser yo mismo," añade. "Pero aún soy Phil, quien se mudó a Nueva Orleans y luego terminó en este extraño trabajo con la fuerza policial."

Hit Man. Asesino por casualidad le brinda a Rao su gran oportunidad en la gran pantalla después de años de perfeccionar su sentido del humor en clubes. Protagonizó la película de 2022 Bad Romance, pero su último papel es una muestra de sus habilidades de improvisación.

"Sanjay es realmente bueno en improvisación, y fue agradable simplemente lanzarnos ideas mutuamente. Una vez que escuchas el tipo de cosas que la gente improvisa, captas su humor," dice Retta sobre su compañero en la resolución de crímenes. "Hicimos clic y estábamos dispuestos a ir al mismo lugar con nuestras idas y venidas."

Powell dice, "Sanjay aportó mucho al papel y realmente hace que esta película funcione en términos de cómo te relacionas no solo con el drama, sino también con la comedia y cómo se supone que debe sentirse el público."