Cinemanía > Películas > La niñera mágica > Comentario
Destacado: Llega a las salas de cine la película de animación 'Onward'
La niñera mágica cartel reducidoLa niñera mágica(Nanny McPhee)
Dirigida por Kirk Jones
¿Qué te parece la película?

Nanny McPhee es una comedia para toda la familia está protagonizada por Emma Thompson (Love Actually, Sentido y sensibilidad) y Colin Firth (La chica de la perla, Love Actually).

El director de la película es Kirk Jones (Despertando a Ned), el guión es de Emma Thompson (Sentido y sensibilidad) a partir de la colección de libros infantiles "Nurse Matilda", de Christianna Brand. Los productores son Lindsay Doran, Tim Bevan y Eric Fellner. La coproduce Glynis Murray. Universal Pictures es el distribuidor mundial de Nanny McPhee.

También coprotagonizan la película Angela Lansbury (La bella y la bestia, Se ha escrito un crimen) en el papel de tía Adelaide; Kelly MacDonald (JM Barrie's Neverland, Trainspotting) como Evangeline, la criada del Sr. Brown; y Thomas Sangster (Love Actually) como Simon, el hijo mayor del Sr. Brown. Eliza Bennett, Jenny Daykin, Raphael Coleman, Sam Honywood y Holly Gibbs interpretan al resto de los niños Brown.

Henry Braham (Bright Young Things, Despertando a Ned) es el director de fotografía; Michael Howells (Bright Young Things, Atrapados en el hielo) se encarga del diseño de producción; Nic Ede (Bright Young Things, Gente con clase) está a cargo del vestuario; Peter King (El señor de los anillos, Quills) diseña el maquillaje y la peluquería. Patrick Doyle (El diario de Bridget Jones, Sentido y sensibilidad) se ocupa de la música.

Nanny McPhee es la tercera película en la que Thompson y Doran unen sus esfuerzos. Doran también produjo Sentido y sensibilidad, por la que Emma Thompson ganó el Oscar al Mejor Guión Adaptado. Además, la película fue nominada a seis Oscar, entre otros, al de Mejor Película. Doran también ha producido Morir todavía, con Emma Thompson, Kenneth Branagh y Robin Williams.

"Emma es una guionista extraordinaria", nos dice Lindsay Doran. "Tiene un gran sentido del drama y del humor, un estilo conmovedor que nunca roza el sentimentalismo. También tiene un don innato para escribir diálogos de época accesibles a los oídos de hoy en día".

Después de la experiencia de Sentido y sensibilidad, empezaron a buscar otro proyecto. A pesar de tener muchas ideas, ninguna les entusiasmaba realmente hasta que en 1997 Emma Thompson le habló a la productora de la serie de libros infantiles Nurse Matilda. "No sabía ni que existían", nos dice Lindsay Doran, en esa época presidenta de United Artists Pictures. "Pensé que era cosa mía, pero luego me enteré de que eran muy poco conocidos, incluso en Inglaterra".

"Estaban en la librería", recuerda la actriz. "Me gustó el texto y las ilustraciones. Eran directos, ingeniosos; tenían un lado algo tenebroso, pero había otro muy conmovedor. Volví a descubrirlos hace unos siete años y pensé que se podría hacer algo con ellos".

"Emma me contó las líneas maestras durante una comida", recuerda Lindsay Doran. "Me bastó con eso, me pareció una idea genial para una película. Pasaron los días y no se me iba de la cabeza, me parecía divertido, conmovedor. En mi opinión, es la mejor forma de desarrollar un proyecto, con entusiasmo".

Después de buscar los tres libros (Nurse Matilda, Nurse Matilda Goes to Town y Nurse Matilda Goes to Hospital) en una biblioteca pública (estaban agotados), la productora compró los derechos y Emma Thompson empezó a escribir el guión.

Cuando Lindsay Doran se enteró de que Kirk Jones estaba interesado en dirigir la película, esperaba ver a alguien mucho mayor. Kirk Jones fue el guionista y director de Despertando a Ned, pero no ha vuelto a hacer nada para la gran pantalla desde su estreno en 1998. "Mucha gente cree que Kirk Jones es un irlandés nonagenario", nos dice la productora, riendo. "Y tiene sentido. Hizo una película acerca de unos irlandeses muy mayores; no se sabe nada de él en EE UU desde entonces y muchos deben creer que ha muerto, pobre hombre. Me quedé muy sorprendida cuando descubrí que tenía 36 años y que no era irlandés".

"Hizo una película genial con muy poco dinero", nos dice Emma Thompson. "Fue un éxito de taquilla porque Kirk le dio un toque universal. Era el tono que buscábamos. La parte conmovedora de LA NIÑERA MÁGICA se crea a partir de la madre fallecida, mientras que la parte cómica se basa en el trabajo del Sr. Brown en la funeraria".

Después de terminar el guión, todavía le quedaba mucho trabajo a Emma Thompson. "Dijo desde el principio que quería interpretar a la niñera mágica", recuerda Lindsay Doran. "Le parecía un papel muy divertido".

Pero es un papel muy diferente para una actriz acostumbrada a interpretar personajes dramáticos y muy humanos tanto en los escenarios como en la pantalla. La actriz compara a la niñera con la figura de un maestro zen. En cuanto aparece en el umbral, se convierte en la fuente de calma que la familia necesitaba.

Según la actriz, la niñera no les dice qué deben hacer, sino que les guía para encontrar el buen camino. "Un maestro zen es la disolución del ego", nos dice. "Nanny McPhee no tiene ego. No es una persona habitual; ofrece tranquilidad, paz y amor desde el principio".

Nanny McPhee contrasta fuertemente con la familia Brown, cuyo cabeza es el solitario, destrozado y a veces desesperado Sr. Brown. Encontrar al actor ideal para interpretar este personaje central, que es la conexión entre el aspecto cómico y el aspecto romántico de la película, era crucial. "Hay que reconocerlo, necesitábamos una combinación imposible", nos dice Lindsay Doran. "Alguien que fuera creíble como padre de siete niños, y además guapo dado que la historia de amor es muy importante en la película". Kirk Jones nunca dudó: "Colin Firth encabezaba mi lista", nos dice.

Aclamado por su trabajo dramático (La joven de la perla) y cómico (El diario de Bridget Jones), el actor estaba dispuesto a interpretar ambos géneros en LA NIÑERA MÁGICA. "Una de las maniobras más interesantes en el cine es llevar al espectador de las lágrimas a la risa y de nuevo a las lágrimas", dice Colin Firth. "Un papel así tiene mucho atractivo para un actor".