Cinemanía > Películas > Bodas y Prejuicios > Comentario
Destacado: Los animales se animan con la música en ¡Canta 2!
Bodas y Prejuicios cartel reducidoBodas y Prejuicios(Bride & Prejudice)
Dirigida por Gurinder Chadha
¿Qué te parece la película?

"Es una combinación de Bollywood y Hollywood, todo bien encajado, con una sensibilidad puramente británica" - Gurinder Chadha

Del equipo de Quiero ser Como Beckham nos llega una adaptación de Jane Austen como nunca antes hemos visto.

"Pride and Prejucice", a través de un trato puramente al estilo Bollywood, obtiene un resultado espectacular de la fusión entre Oriente y Occidente. Esta clásica historia de amor de Austen nos presenta un gran despliegue de color y emociones, música y baile desde la India rural hasta Londres y Los Ángeles.

Cita obligada para los amantes de los musicales y de Bollywood, y en general para todos los románticos. No podemos dejar escapar el afecto, la calidez, el humor y el entusiasmo con que Gurinder Chadha nos obsequia.

Bodas y Prejuicios es la prueba de que mezclando las tradiciones de Oriente y Occidente, sus diferentes formas de interpretar, de dirigir, sus talentos - todos tanto delante como detrás de la cámara - podemos crear una película con un impacto y una accesibilidad universal.

Sobre la producción
Bodas y Prejuicios es una mezcla de las tradiciones de Oriente y Occidente.

Bollywood se encuentra con el musical americano. Gurinder nos cuenta que "Bodas y Prejuicios nos muestra los musicales con los que yo crecí. Las películas de Bollywood al igual que los clásicos como El Mago de Oz, Grease o El Violinista en el Tejado, se han unido en un espectáculo lleno de emoción, color, música, canciones y baile. Podemos encontrar un poco de cada una de ellas aquí".

Una mezcla de diferentes formas de actuar. El equipo es una mezcla internacional así que los actores llegaron al rodaje con diferentes técnicas interpretativas. Según nos cuenta Gurinder "teníamos actores americanos que interpretaban al puro estilo Hollywood, los actores británicos estaban muy curtidos por el teatro y la televisión y los de Bollywood con su estilo muy gestual. Todos se adaptaron a una forma común de interpretar y confesaron que bajo la dirección de Gurinder aprendieron mucho unos de otros".

Tres equipos técnicos. "Al tener que trabajar en tres lenguajes diferentes y en tres entornos culturales diferentes, la única solución era tener tres equipos técnicos distintos" nos dice Gurinder. Su experiencia trabajando tanto para Bollywood como para Hollywood le ha enseñado que vayas donde vayas tienes que trabajar al estilo que se trabaja en ese país. Así que cuando estábamos rodando en Inglaterra trabajábamos a la inglesa y cuando estábamos en la India lo hacíamos como si fuéramos de la India. Como directora mi energía se repartió en diferentes formas de dirigir".

La música y el baile encuentran la intersección. Chadha y el productor Deepah Nayar contrataron a Anu Malik, una de las compositoras indias más importantes, y a Craig Pruess para crear una banda sonora que fusionara las preferencias musicales de Oriente y Occidente. "La música y las canciones son de Bollywood, pero tienen arreglos y están producidas para que a la gente de Occidente les gusten. " Lo mismo ocurre con los bailes. Chadha quería que la coreógrafa Saroj Khan usara material tradicional de Bollywood y lo mezclara con la influencia de Occidental. Saroj también tuvo que enseñar a bailar a algunos actores como Naveen Andrews y Daniel Gillies.

Localizaciones, localizaciones, localizaciones. La casa de los Bakshi está en el entorno rural de Amritsar, en el estado de Punjab, en la India. Deepak lo describe como una comunidad llena de vida con perros ladrando y gente por todos los lados. La acción luego cambia a Goa, junto al Mar Arabigo, a Munbai, a Londres y finalmente a Los Ángeles, incluyendo la famosa playa de Santa Mónica.

La directora nos cuenta
En el Festival de Cannes de 2001, unos días antes de empezar el rodaje de Quiero ser como Beckham, mi amiga Cameron McCracken de Pathé Films me preguntó si me interesaría hacer un musical. Sabía que en 1997 había intentado hacer una versión Bollywood británica combinando mi amor por Bollywood y los musicales americanos. Un mes después de haber empezado el rodaje el dinero se acabó así que nunca la terminamos. Esta es la única mala experiencia que he tenido haciendo una película.

¿Qué si quería regresar allí, al mundo del glamour, de los interminables cambios de vestuario, de los vistosos números musicales con cientos de bailarines y con fuentes con alto contenido erótico? Por supuesto que quería. Una semana más tarde tuve una epifanía y supe lo que quería hacer. "Pride and Prejudice" era mi libro preferido. Decidí que como Beckham, Jane Austen era un importante icono inglés al que sacar partido. Partiría de Elizabeth Bennet - la última heroína independiente del la literatura británica - y la convertiría en Lalita Bakshi, una orgullosa bomba de relojería con mucho cerebro y muchas agallas y con mayores expectativas de lo que se espera de una chica en la India.

Mientras que Austen explora las diferencias entre clases sociales en el siglo XVIII, yo quería fijarme en la primera impresión cultural que tenemos los unos de los otros en este mundo cada vez más pequeño. Así nació Bodas y Prejuicios. Los Bennets serían los Bakshis, Darcy sería un rico hotelero de Los Angeles y su amigo Bingley un hindú británico. En vez de conocerse en un baile, los personajes se conocería en tres bodas en tres continentes diferentes.

Mi vida (y mi trabajo) siempre se han centrado en celebrar la diáspora, en contar historias de aquellos que van de Inglaterra a la India y de allí a Estados Unidos. Si tanta gente como yo se mueve sin problemas de una parte a otra del mundo, ¿por qué mis personajes no podían hacerlo en la película? Este era mi punto de vista para dar un toque de dirección diferente a una película británica.

Cuando empecé a adaptar la novela estaba totalmente convencida de que Jane Austen fue india en una vida anterior. Los personajes se adaptaban perfectamente y la historia y los temas encajaban muy bien en la India actual. Una madre histérica con cuatro hijas a las que casar ¿quién no podría encontrar ningún tipo de relación con esa idea?

Como he crecido viendo películas de Bollywood, siempre he tenido un cariño especial a este tipo de cine y a la India en particular. Es un cine de grandes contradicciones que funciona cuando da la impresión que no debería funcionar. Cualquier cine que combine las emociones sin límites con la inocencia y un mínimo de siete secuencias musicales espectaculares me viene bien.

Elegir a los colaboradores para dar vida al guión fue muy divertido. Ane Malik es la mayor compositora de canciones pop del momento con melodías muy divertidas. Saroj Khan es la madrina de la danza india y ha coreografiado cientos de canciones desde que empezó con trece años. Santosh Sivan es un cinematógrafo brillante que ha ganado más National Awards (equivalentes a los Oscars) que cualquier otra persona que pueda recordar.

Para el papel de Lizzie Bennet elegí a Aishwarya Rai, un mujer de gran talento a la que Julia Roberts describe como "la mujer más hermosa del mundo". Para el papel de Darcy elegí a Martín Henderson. Y después de esto, todo lo que quedaba era renovar mi pasaporte y empezar a rodar.

Tras 80 días de rodaje en ciudades muy diferentes, tenía una película que era todo un honor para Bollywood porque recorre toda la gama de emociones. Y, como siempre ocurre cuando haces una película, de una manera u otra muestra todos los aspectos de quien soy realmente y de cómo la gente como yo ve el mundo. Te reirás, llorarás, es romántica, divertida, femenina y genialmente subversiva.