Cinemanía > Películas > Salvador (Puig Antich) > Comentario
Destacado: Julián López y Natalia de Molina protagonizan 'Operación Camarón'
Salvador (Puig Antich) cartel reducidoSalvador (Puig Antich)Dirigida por Manuel Huerga
¿Qué te parece la película?

Memoria del Director
Llevar a la pantalla la historia de SALVADOR PUIG ANTICH es un proyecto fascinante porque posee los ingredientes idóneos para una gran película de alcance y comprensión universales. En primer lugar, su propia vida. La vida de un joven que adopta de forma consciente la opción de luchar por la libertad, asumiendo hasta las últimas consecuencias el trágico y desproporcionado precio que deberá pagar por sus actos y que la historia convertirá, por este motivo, en el símbolo de una generación. Su juventud, la atractiva y carismática personalidad, romántica y voluptuosa a la vez, la riqueza y variedad que rodea sus relaciones familiares y sentimentales, la trepidante acción de sus hazañas con los compañeros del MIL y, por supuesto, el tremendo dramatismo de sus últimas horas hasta su ejecución serían ejemplos suficientes para construir una película de gran intensidad.

Hay que añadir, además, el valor de estar basada en hechos reales rigurosamente documentados que acontecen en un período reciente de la historia de España, el final del franquismo, una etapa relativamente virgen desde el punto de vista cinematográfico. Esto nos permite la recuperación de un escenario sociológico que apela a una memoria colectiva de amplio espectro entre el público, tanto el que vivió aquella época como también el público joven que puede encontrar elementos de identificación con el personaje, a quien verán como un rebelde con causa, anhelante y amante de una vida mejor que la que le ha tocado vivir, luchando con todas sus fuerzas contra la injusticia, la mediocridad y el conformismo.
En este sentido, la película es un nuevo y contundente alegato contra la pena de muerte, pero también contra toda imposición de un orden establecido que todavía dista mucho de estar a la altura de su responsabilidad con la Historia.

La película no es un viaje nostálgico hacia un episodio aislado, localista y anecdótico sino que pretende demostrar la absoluta vigencia de su protagonista, con independencia del marco histórico o geográfico. Desgraciadamente, la historia de Puig Antich sigue repitiéndose obstinadamente en cualquier rincón del mundo, ya sea literalmente en su forma más cruda y explícita, como en la actitud vital subyacente del personaje. Para ello, hemos utilizado un lenguaje “moderno” que conecte con las exigencias y expectativas del público actual y estimule la empatía hacia el protagonista, sin caer nunca en el maniqueísmo, sin tratar de presentar el personaje ni como un líder o un mártir, ni como un ingenuo idealista, sino precisamente como un joven normal y corriente, con sus contradicciones, sus dudas, sus errores y sus aciertos, pero lo suficientemente lúcido como para rebelarse contra un estado de cosas intolerable.

Manuel Huerga (El director)
Nacido en Barcelona en 1957.

Precoz realizador de cine en super8 m/m y video, pronto se hace un nombre en circuitos de carácter experimental y de vanguardia participando en bienales de arte y festivales alternativos. Colabora esporádicamente en diferentes publicaciones. De 1980 a 1983, es responsable del Dpto. de Vídeo de la Fundació Joan Miró. Desde 1983, fecha de inicio de TV3, inicia su trayectoria como director y realizador de programas: Estoc de Pop (Premio Ondas), Arsenal (Premio Ciutat de Barcelona, Laus y medalla Fad).

Entre 1988 y 1989 dirige el documental Gaudí, Premio de la Crítica del Festival Internacional de Cinema de Barcelona. Con Arsenal Films produce Boom-Boom de Rosa Vergès, video-clips musicales y spots publicitarios con Ovideo. En 1989, co-realiza, con Juan Bufill, Buñuel, Primer Premio en la Biennal Europea para la Conservación del Patrimonio Cultural Europeo. Realiza con Jordi Beltrán el programa Soundtrack de Catalunya Ràdio. Entre 1989 y 1990 realiza el vídeo L’Espectador i l’Esport, Medalla de Oro del Festival de Cinema, Vídeo y Televisión de Nueva York.

En 1990, Premio Extraordinario de Cinematografia de la Generalitat de Catalunya. Entre 1990 y 1992, dirige las Ceremonias de Inauguración y Clausura de los XXV Juegos Olímpicos (Medalla Fad), Asesor en la Dirección de las Ceremonias de Inauguración y Clausura de los XXV Juegos Paralímpicos. Guionista y Supervisor Artístico de la Ceremonia Inaugural de los III Juegos Deportivos Special Olímpics. En 1992, dirige el documental “Les Variacions Gould”, que fue finalista al mejor documental de música clásica en el Midem de Cannes del 93 y obtuvo, entre otros, el Premio al Mejor Realizador en los Premios Nacionales de Vídeo y Cinematografía de la Generalitat de Catalunya, y Plata de los Laus 93. En 1992-94, organiza y gestiona el Dpt. de Audiovisuales del CCC. En 1995, estrena su primer largometraje, Antártida, con Ariadna Gil y Carlos Fuentes. Goya a la Mejor Fotografía (Javier Aguirresarobe).

Dirige toda clase de actos y galas: Un Pont de Mar Blava; IX Premios Goya en Madrid; XXIV y XXV Premis Octubre en València; espectáculo Soundtrack; ceremonia del Centenario del Barça; Final de la Copa de la UEFA. Diseñó el Piromusical Olímpico del X Aniversario de la Barcelona’92 y Piromusical del enlace de la Infanta Cristina. En1997, junto con La Fura dels Baus, estrena El Martirio de San Sebastián en la Ópera de Roma. Con Ovideo TV, gana el concurso público para la gestión de producción y programación de BTV, canal que dirige hasta 2003.

En 2003, se incorpora al Fórum Barcelona 2004, como Director de La Plaça y, posteriormente, como responsable de las producciones audiovisuales. Director de la película oficial. Dirige los V Premios de la Música (SGAE); la Festa de Barcelona; Neruda en el Corazón; concibe la dramaturgia del espectáculo Café de Chinitas. En diciembre de 2004, estrena la ópera Gaudí en el Liceu. En diciembre de 2004, dirige los XVII Premios Europeos del Cine.

En noviembre de 2004, hace su debut como director de escena en el estreno mundial la ópera “Gaudí” de Joan Guinjoan, en el Liceu de Barcelona.

En 2005 dirige su segundo largometraje, “Salvador” sobre la figura del joven anarquista Puig Antich, último preso político ajusticiado a garrote vil.