Cinemanía > Películas > Wicker Man > Comentario
Destacado: Elle Fanning en 'Día de lluvia en Nueva York' de Woody Allen
Wicker Man cartel reducidoWicker Man(The Wicker Man)
Dirigida por Neil LaBute
¿Qué te parece la película?

El ganador de un Oscar Nicolas Cage protagoniza Wicker Man, una nueva lectura del clásico film de culto de los años 70 del mismo nombre. Escrita y dirigida por Neil LaBute, Wicker Man cuenta en su reparto con la también oscarizada Ellen Burstyn, además de Kate Beahan, Leelee Sobieski, Molly Parker y Frances Conroy.

Nicolas Cage, Randall Emmett, Boaz Davidson, John Thompson y Norm Golightly son los productores. Avi Lerner, Trevor Short, Danny Dimbort, Joanne Sellar, George Furla, Andreas Thiesmeyer, Josef Lautenschlager, Gerd Koechlin y Manfred Heid son sus productores ejecutivos. Shawn Williamson es co-productor y Brad Van Arragon es el line-producer. Joel Plotch es montador. Phillip Barker, diseñador de producción. Paul Sarossy es el directo de fotografía. Wicker Man ha sido escrita y dirigida por Neil LaBute.

Nicolas Cage vio por primera vez The Wicker Man ("El hombre de mimbre" en su estreno español) en casa de la legendaria estrella del Punk-Rock Johnny Ramone. Cage recuerda, "No se parecía a ninguna película que hubiera visto hasta entonces. La encontré tremendamente inquietante, me causó una honda impresión". Algunas imágenes de esta producción británica de 1973, dirigida por Robin Hardy, le persiguieron durante semanas. "Pensé que una película que me hacía sentir de ese modo tenía que albergar algo muy poderoso en su interior". Cuanto más pensaba en ella, más cuenta se daba Cage de que, "Se podría hacer de nuevo en clave moderna, reinterpretando la historia original y dándole un buen meneo para trasladarla a otro nivel". Lo habló con Norm Golightly, su socio y productor en Saturn Films, y se dispusieron a encontrar un guionista.

"Para gran placer nuestro, Neil LaBute quiso escribirla y dirigirla", recuerda Cage.

Golightly añade, "Varias personas se mostraron interesadas en participar en este remake, y Neil era uno de ellos". LaBute no había hecho anteriormente casi nada de género fantástico, pero cuando se reunieron por primera vez con él, "Tenía ideas increíbles sobre cómo actualizar la película y hacerla contemporánea. Siempre fui un fan de las películas de Neil".

En los años 70, Neil LaBute trabajaba en un cine de repertorio cuando vio por primera vez el trailer y el póster del film original, que se estrenó en EEUU años después de que lo hiciera en el Reino Unido. Se quedó muy intrigado. "Era una de esas películas que la gente adora o sencillamente no ha oído nunca hablar de ella. Me encantaba la historia, y también el final".

LaBute encuentra interesante el hecho que, "De niño, miraba esa película en una sala, y ahora soy el responsable de su remake".

"Neil tiene un gran prestigio como dramaturgo y también como guionista de films más próximos al arte y ensayo", comenta el productor Randall Emmett, "Pensé, ¡Wow! podemos hacer una película de género muy comercial con, a la vez, integridad artística".

La versión de 1973 de The Wicker Man, dirigida por Robin Hardy, estuvo protagonizada por Edward Woodward, Christopher Lee y Britt Ekland. Considerada en la actualidad como un clásico de culto, el productor John Thompson señala que, como ocurre en casi todos los remakes, será todo un desafío lograr que agrade a los fans de la película original.

Norm Golightly añade que Wicker Man es una película muy interesante para un remake ya que, "Está reverenciada por un pequeño grupo de gente. Quizás muchos conozcan el título, pero no habrán visto el film original. No es como si estuviéramos haciendo un remake de Casablanca, película que todo el mundo conoce, y sobre la que tienen una opinión. En este caso, son muchos, pero dentro de una comunidad pequeña, los que conocen The Wicker Man y la adoran".

"Sobre la puesta al día de la película", afirma Emmett, "Quisimos hacerla aún más intensa. Somos grandes admiradores de la original. Deseamos que nuestra película sea un homenaje a la de Robin Hardy, pero que, al mismo tiempo, atraiga a un público nuevo".

En honor a los fans de la película original, los creadores del remake deseaban poder darle a su estrella, Edward Woodward, un cameo en la nueva versión. Desafortunadamente, no estuvo disponible por problemas de agenda, sin embargo, "Le gusto mucho el guión", asegura Golightly.

En el film original, el personaje de Edward Woodward es el sargento de policía Neil Howie. En homenaje a Woodward, LaBute llamó ‘Edward’ al protagonista de su versión, y ‘Woodward’ a la familia de la chica desaparecida.

Emmett apunta, "Dedicamos mucho tiempo a hablar con Neil para asegurarnos de que no ofenderíamos a nadie y mostraríamos un gran respeto por la película original".

Neil LaBute comenta algunos de los retos que conlleva el hacer un remake. "Creo que existe una presión añadida cuando trabajas en el terreno del género fantástico. La gente etiqueta la película como un film de terror. Pero no es exactamente así. No hay un monstruo o un asesino en serie. Transcurre principalmente durante el día, y carece de la mayoría de elementos que el género posee. Por eso, me preocupa hacer creer a la gente que se trata de un tipo de film, y que luego se encuentren con algo distinto".

A LaBute le preocupan también los fans más acérrimos de la versión original. "Me preocupan los puristas que te odian sólo por el hecho de intentar una revisión. Y les entiendo, de verdad". El director admite que si oyera que ciertas películas fueran a ser objeto de un remake, él mismo se preguntaría "¿Por qué la tocan?, es perfecta". Pero entonces, explica, "No lo haría si no creyera legítimamente que mi versión merece la pena". Admite que no le cuesta dormir por las noches. "Pienso que hemos tomado una dirección diferente, pero que la película retiene el espíritu de la original. Siempre que existe un material original que es familiar para cierto público, se corre el riesgo de decepcionar".

El productor Boaz Davidson explica la idea que hay detrás de rehacer Wicker Man: "Esta película debería ser vista por mucha gente. Porque se trata de un film de culto, el original no ha sido demasiado visto. La historia merece un público más amplio. Y el éxito de esta nueva película está totalmente a merced del personaje principal. El hecho de que a Nicolas Cage le encantara y quisiera hacer el remake nos convenció a todos".

En la película original, ambientada a principios de la década de los 70, Neil Howie es un sargento de policía que destaca por su misericordiosa conducta, fruto de su catolicismo devoto. En la nueva versión, Edward Malus es un policía motorizado que patrulla por las autopistas de California. Ambos reciben la carta de una mujer cuya hija ha desaparecido y vuelan hasta una isla remota para encontrar a la pequeña. Howie llega a Summerisle, Malus a Summersisle, a través del Puget Sound desde la costa del estado de Washington. En el Reino Unido, Summerisle es conocida por la calidad de sus manzanas. En la costa del Pacífico Noroeste, Summersisle produce la mejor miel de abejas. Ambas son sociedades pastoriles, agrarias, a la vieja usanza, con líderes benevolentes: Christopher Lee encarna a Lord Summerisle, mientras que Ellen Burstyn interpreta a Lady Summersisle en la nueva versión.

Nicolas Cage llevaba tiempo queriendo trabajar con Ellen Burstyn. "Durante los últimos años, le he ido ofreciendo distintos papeles en producciones mías", pero nunca cuajó. "Ahora sí, y estoy muy contento de que ella forme parte de este proyecto. Siempre está fabulosa, y lleva a cabo interpretaciones que resultan icónicas. Es una actriz de método y yo quería a toda costa esa sensación de realidad. Cuanto más realista puedas hacer una película de horror, más terror provocará".