Cinemanía > Películas > Mr. Magorium y su tienda mágica > Comentario
Destacado: Michelle Rodriguez es una de las protagonistas de Fast & Furious 9
Mr. Magorium y su tienda mágica cartel reducidoMr. Magorium y su tienda mágica(Mr. Magorium's Wonder Emporium)
Dirigida por Zach Helm
¿Qué te parece la película?

Protagonizada por la candidata a los Oscar® y ganadora de un Globo de Oro Natalie Portman, el ganador de dos Oscars® Dustin Hoffman, el ganador de un Globo de Oro Jason Bateman y la joven promesa, el actor Zach Mills (Santa Claus 3: Por una Navidad sin frío, Hollywoodland). El filme marca el debut como director del guionista Zach Helm (Más extraño que la ficción), quien se ha encargado también del guión. La película ha sido producida por el dos veces candidato a los Oscar® Richard N. Gladstein (Descubriendo Nunca Jamás, Las Normas de la Casa de la Sidra, El caso Bourne, Pulp Fiction), a través de su empresa FilmColony, y por James Garavente, el socio de Helm en la productora Gang of two. Joe Drake y Nathan Kahane (Más extraño que la ficción, El grito, Dos colgaos muy fumaos) de Mandate Pictures han ejercido de productores ejecutivos de la película. Barbara A. Hall (Buenas noches y buena suerte, Yo soy Sam, Ray) ha realizado las labores de co-producción.

El equipo creativo cuenta con el director de fotografía Roman Osin (Orgullo y prejuicio), la diseñadora de producción Thérèse DePrez (La Huella), el diseñador de vestuario Christopher Hargadon (Un canguro superduro), y los montadores Sabrina Plisco (La telaraña de Carlota) y Steven Weisberg (Harry Potter y el prisionero de Azkaban). La música ha sido compuesta por el candidato al Oscar® y ganador de un Globo de Oro® Alexandre Desplat (La reina, La brújula dorada) y Aaron Zigman (The Jane Austen Book Club, Un puente hacia Terabitihia).


Adentrémonos en la Tienda Mágica
La imaginación es la fuerza dominante del increíble mundo fantástico de Mr. Magorium y su tienda mágica, y hasta las cosas más divertidas y disparatadas pueden ocurrir aquí dentro. En esta encantadora juguetería viviente, las pelotas botan solas, los muelles Slinky® hacen mucho más que subir y bajar escaleras, los bancos de peces vuelan por los aires, los peluches devuelven los abrazos y los deberes bien hechos se convierten instantáneamente en magníficas recompensas… Asimismo, los clientes son tan abiertos de mente que pueden disfrutar plenamente de todo ello.

Tras dos siglos de entretenimiento, la magia parece estar a punto de agotarse, pero la tienda todavía guarda alguna que otra sorpresa increíble y le da a una joven que no confía en sí misma y a un hombre que dice no creer en la magia una última oportunidad para descubrir uno de los regalos más extraordinarios que nos da la vida: la capacidad de maravillarnos y de sorprendernos ante las posibilidades.

No es de extrañar que el talentoso y joven guionista, y ahora director primerizo, que ha ideado la Tienda Mágica de Mr. Magorium, Zach Helm, hubiera trabajado como empleado de una juguetería. Helm saltó a la fama gracias al guión de la innovadora comedia Más extraño que la ficción, con Will Ferrell, dirigida por Marc Forster. Mientras estudiaba interpretación en la Universidad DePaul de Chicago, Helm encontró una gran inspiración en una juguetería especialmente divertida en la que trabajaba a tiempo parcial, donde comprendió los poderes fascinantes del juego puro e imaginativo.

"La juguetería en la que trabajé se parecía a la Tienda Mágica de Mr Magorium por su eclecticismo, pero era muchísimo más pequeña", recuerda Helm. "Una tarde lluviosa en la que la tienda estaba especialmente vacía, empecé a escribir en mi agenda y entonces se me ocurrió el boceto de una juguetería que pertenecía a un señor de 243 años. La historia vivió allí en mi cuaderno durante mucho tiempo".

Años más tarde, aunque en el mundo de Magorium todo ese tiempo equivalga a sólo un minuto, cuando Helm estaba en Hollywood buscando una idea para su primer guión, volvió al concepto de la Tienda Mágica. "La idea siempre me fascinó", comenta Helm. Cuando empezó a escribirlo en serio, sintió que la inspiración fluía desde muchísimas fuentes inesperadas y diversas –desde el surrealismo de René Magritte, hasta el humor alocado de los Hermanos Marx, pasando por las obras de dramaturgos que juegan con el concepto de la realidad como Samuel Beckett, Tom Stoppard y Harold Pinter, la inventiva loca y cinética de los artilugios de Rube Goldberg, y a la alegría y fantasía peluda de los Teleñecos.

"La película es una cornucopia de todas las cosas que adoro y que me parecen emocionantes, divertidas y apasionantes", resume Helm. A pesar de tener un enfoque ligero y juguetón, la película está plagada de ideas sobre el tiempo, la moralidad, la individualidad y el concepto de dejar algo bonito cuando uno se marcha.

El núcleo de todo ello era la ensoñadora visión de Helm: la juguetería que él define como "la más asombrosa, extraña e increíble del mundo entero". Añade que "la mitología que la sostiene es que Mr. Edward Magorium, un insólito y longevo inventor de juguetes, llegó al país en el siglo XIX, y construyó y desarrolló la tienda para que haya llegado a ser lo que es hoy en día. Ha dado con una leal aprendiz, Molly Mahoney, una joven que está a punto de adentrarse en el mundo de los adultos y a quien espera poder legarle la tienda ahora que él debe marcharse. El único problema es que Molly todavía no ha encontrado lo que le hace a ella ser tan especial. A la vez, Mr. Magorium ha contratado a un contable para que calcule el valor real de la tienda, pero Henry sólo tiene cabeza para los números y las reglas y los intereses de los adultos, y no entiende de qué va la tienda. Cuando todo empieza a cambiar, los juguetes empiezan a perder su magia y nos preguntamos: ¿es porque Mr. Magorium se marcha, porque Mahoney no se cree capaz de gestionar la tienda o por la llegada de Henry? Y lo que es más importante y preocupante, ¿cómo pueden hacer para que la tienda vuelva a cobrar vida?".

Mandate Pictures, que acababa de producir el exitoso guión de Helm "Más extraño que la ficción", se posicionó para llevar la historia a la gran pantalla. También le ofrecieron a Helm la oportunidad con la que siempre había soñado: la posibilidad de dirigir su propio guión. "Me dieron una oportunidad fantástica para expresar visualmente todo lo que me inspiró mientras escribía el guión", apunta Helm. "¡Me encantó ver cómo todo cobraba vida sin tener que plantearme qué estaría pensando el guionista cuando escribió la historia!".

Entretanto, el productor Richard N. Gladstein se unió a la operación para acelerar el proyecto. Conocía el trabajo de Helm por "Más extraño que la ficción" y se sintió atraído por la sensación de diversión imaginativa e incesante del guión. "Me encantó que el guión de ‘Magorium’ le diera una nueva vuelta de tuerca al tema de la magia y al concepto de la importancia de creer en uno mismo para que la magia funcione. También me encantó el humor y el tono del film, que me pareció fresco y único. La película presenta una historia llena de cosas increíbles que deleitarán a grandes y pequeños".

Helm se mostró muy agradecido de todas las aportaciones de Gladstein a la producción. "Jim y yo aprendimos muchísimo de Richard, desde cómo preparar el guión para el rodaje hasta cómo realizar las audiciones, pasando por cómo lograr encuadres y escenas específicas", dice Helm. "La enorme experiencia de Richard como productor ha influido muchísimo en todos los aspectos de este filme".

A Gladstein le encantó poder llevar sus conocimientos a una película con tanta ambición positiva. "El maravilloso tono del guión se vio amplificado aún más durante el rodaje; es divertida, alentadora y conmovedora, pero, lo más importante es que es muy real. Incluso la magia más fantástica de la película parece totalmente real. Lo mejor es que así, la Tienda Mágica se convierte en un sitio en el que la gente puede llegar a creer de verdad", resume Gladstein.


La encargada: Molly Mahoney
En el centro de la historia de "Mr. Magorium y su tienda mágica" encontramos a la creativa encargada de la juguetería, Molly Mahoney, una joven que todavía no está del todo preparada para el mundo de los mayores. Molly tiene una habilidad prodigiosa para la música y le encantan las maravillas y las diversiones de su actual trabajo, pero se siente frustrada porque nunca ha logrado terminar nada de lo que ha empezado. Ha tenido muchos comienzos prometedores, algunas mitades atractivas, y ningún final. Ahora que Mr. Magorium quiere dejar la Tienda Mágica, un establecimiento sin igual, en sus manos, teme no tener la naturaleza heroica, por no decir mágica, que necesita para recoger su testigo.
Para que Molly Mahoney cobrara vida de forma realista –con toda la ilusión, encanto e inseguridad que esconden toneladas de potencial– en medio de esta deliciosa fantasía, los realizadores sabían que tenían que dar con una actriz muy especial. Todos convinieron en que si el mundo fuera perfecto y los sueños se hicieran realidad, la primera opción para el papel sería Natalie Portman. La candidata al Oscar® se ha posicionado entre las mejores actrices de su generación gracias a papeles tan diversos como cautivadores, desde el mundo fantástico de "La guerra de las galaxias" de George Lucas hasta las complejidades adultas de la adaptación cinematográfica de "Closer" realizada por Mike Nichols.

Zach Helm se emocionó y alucinó cuando Portman aceptó instantáneamente. "Al pensar en Mahoney, la primera actriz que se me vino a la mente fue Natalie Portman", comenta Helm. "Creo recordar que le mandamos el guión un jueves y al lunes siguiente nos dijo que sí. ¡Menuda emoción! Gracias a ella una de las piezas principales del puzzle ya estaba colocada".

"Zach me envió el guión envuelto como si fuera un regalo con un enorme lazo rojo alrededor de la caja", recuerda Portman. "Contenía una carta preciosa que me pedía que leyera el guión. Ya le conocía por ‘Más extraño que la ficción’, que me encantó, así que me dispuse a leer ‘Mr. Magorium’ y me enamoré de nuevo de su forma de escribir. Zach tiene una perspectiva específica y muy optimista del mundo que me encanta, sobre todo en esta era tan cínica en la que vivimos. Ese aspecto me emocionó y pensé que el punto de vista de Mr. Magorium le añadiría un elemento vivo, brillante y alentador a la vida de los espectadores".

El compromiso de Portman inspiró a todo el equipo. "Natalie se convirtió en el eje de la película", comenta James Garavente. "Encarna a la perfección esa transformación entre niñez y edad adulta que está viviendo Mahoney y llevó al personaje más allá del papel, convirtiéndola en una persona de carne y hueso, que es exactamente lo que nosotros queríamos".

Portman pudo identificarse plenamente con el gran obstáculo al que se enfrenta Mahoney y que no le permite ser una empresaria creativa como Magorium: simple y llanamente, la incapacidad de dar con su propia magia interna. "Es uno de los problemas más grandes y más comunes a los que nos enfrentamos en la vida, no tener confianza en nosotros mismos para decir ésta es mi opinión, ésta es mi vida, ésta es mi creación. Temer salir al mundo real con confianza y dar el paso hacia la vida adulta", comenta.

En cuanto al papel que Mr. Magorium desempeña en la vida de Mahoney, "creo que es tanto un mentor como un compañero de juegos. Ella sabe que su habilidad para vivir a través de su imaginación es una forma de vida, es su elección. De cierta manera, es un modelo de lo que a ella le gustaría ser, pero cuando Mr. Magorium decide marcharse, obliga a Molly a entrar de lleno por fin en ese mundo", explica Portman.

La colaboración de Portman y Dustin Hoffman permitió que su relación cobrara una vida multicolor y desencadenara una autentica sensación de asombro y emoción en Portman que la actriz ha trasladado a la pantalla. "Dustin se parece mucho a su personaje porque en cada momento está utilizando al máximo todos sus poderes creativos", observa Portman. "Fue una gran inspiración ver cómo una persona saca tanta alegría y esfuerzo de cada segundo que está trabajando".

Portman también se lo pasó de maravilla trabajando con Jason Bateman que interpreta a Henry, el aparentemente aburrido contable que debe realizar la imposible tarea de ponerle un precio final a la Tienda Mágica –un lugar que, en contra de todos sus instintos, cambia lo que siente por todo y por todos, Mahoney entre ellos. "Se supone que Henry debe ser un hombre serio y sin sentido del humor, pero Jason ha hecho que su personaje sea muy divertido", ríe Portman. "Siempre me partía de risa con él. Al final, el cínico Henry es el que realmente le muestra a Mahoney lo que Mr. Magorium estaba intentando que viera".

Teniendo en cuenta la gran compenetración que Portman ha tenido con el resto de los actores, comenta que uno de los retos más grandes del papel fue aprender a tocar el piano y utilizar la batuta de director de orquesta con las habilidades virtuosas que Mahoney guarda en secreto. "Fue todo un desafío porque no sabía tocar", admite. "Di un par de clases a los 8 años, pero ni siquiera sé leer una partitura. Menos mal que tuve una profesora buenísima y, a pesar de que he tenido que trabajar mucho, ha sido muy divertido y espero no dejarlo después de la película. Dirigir música le cambia la vida a Mahoney. Cuando empieza a creer, el bloqueo que tenía para la música desaparece y entonces empieza a dirigir la tienda para devolverla a la vida".


El inimitable e ingenioso Mr. Magorium
Los cuentos y las películas nos han presentado a infinidad de extraños, excéntricos y extraordinarios inventores de juguetes, pero ninguno es comparable a Edward Magorium. Él mismo se define como "empresario de los juguetes, aficionado a las maravillas y ávido calzador de zapatos". A pesar de tener 243 años no aparenta tener más de 65, sin tener en cuenta su pelo blanco como la nieve, y sigue teniendo la misma energía entusiasta, loca y brillante que cuando inauguró su Tienda Mágica hace 114 años con la esperanza de llevar emociones, risas y el arte de lo imposible a niños de todas las edades. Cada minuto que ha pasado en la tienda ha estado plagado de ocurrencias fantásticas, pero ahora ha llegado el momento de que Mr. Magorium se marche… si la tienda le deja.

Para este personaje imponente, vivaz, conmovedor y vulnerable, el equipo analizó meticulosamente las diferentes opciones de casting que se les presentaban. "Dado que el personaje tiene 243 años, sabía que necesitábamos a un actor que pudiera interpretar el papel desde el espíritu, la sabiduría y la experiencia vivida", recuerda el productor Richard Gladstein. "Casi fue una decisión colectiva, todos dijimos ‘Necesitamos a Dustin Hoffman’". Todos se conocían de antes porque Hoffman acababa de rodar "Más extraño que la ficción", escrita por Zach Helm, y había trabajado anteriormente en "Descubriendo Nunca Jamás" de Marc Forster, producida por Gladstein.

"Realmente hay un elemento de seis grados de separación en cuanto a Dustin se refiere", añade Gladstein, "pero fue nuestra primera opción para Magorium, a pesar de que muchos hayamos trabajado anteriormente con él. Es el mejor recurso natural que puede tener una película. Capta todo lo que tiene a su alrededor e inventa un personaje con el que nunca hubiera soñado el guionista al escribirlo. Nos quedaríamos cortos al decir que nos pusimos eufóricos cuando accedió a interpretar a Mr. Magorium".

Según James Garavente: "El personaje es un producto de la imaginación de Zach Helm que no tiene una referencia real, con lo que lo divertido ha sido ver cómo Dustin utilizaba todos sus poderes interpretativos para encontrar al personaje".

Zach Helm añade: "Tuve una experiencia tan buena con Dustin como guionista de ‘Más extraño que la ficción’ que me encantó poder trabajar de nuevo con él, y esta vez como director. Es muy entregado, imaginativo, siempre está dispuesto a jugar pero a la vez es tremendamente preciso. Le importan todas y cada una de las tomas, de las escenas, de las palabras. Estaba decidido a darle a su personaje todo cuanto pudiera".

Hoffman hizo suyo el papel sin nociones preconcebidas, tanteando el carácter desinhibido pero no necesariamente desquiciado de Magorium, creando una combinación de elegancia dignificada, singularidad desenfadada y humor constante. "Al empezar un proyecto, nunca sé cómo va a acabar siendo el personaje", explica Hoffman. "Me gusta absorber la imaginación del director, del diseñador de vestuario y del equipo de peluquería y maquillaje y realizar una labor conjunta. Sabíamos que no queríamos que el personaje reflejara la edad real de Magorium, porque tener que llevar mucho maquillaje prostético sería una distracción, así que sin el maquillaje y sin la estereotipada voz de anciano, tuve que dar con otra forma de encontrar a mi personaje".

Según Hoffman, gran parte del mérito de dar con Mr. Magorium es de la mujer con la que lleva 30 años casado, Lisa. Hoffman cuenta que "mi encantadora esposa estaba leyendo el guión y me dijo ‘¿Te acuerdas del chiste ese de la avestruz?’ Claro que lo recordaba, porque es uno de mis chistes favoritos, uno de mis clásicos. Y Lisa dijo, ‘¿Te has mirado en el espejo cuando lo cuentas?’, y la verdad es que nunca lo había hecho, así que me puse delante de uno, conté el chiste y vi adónde quería llegar . Ahí estaba Mr. Magorium, mirándome desde el otro lado de aquel espejo".

A partir de ahí todo empezó a rodar a pasos agigantados. "Es impresionante ver cómo trabaja Dustin", comenta Helm. "A veces parecía que estaba en su mundo, un lugar loco, salvaje e irreal. Luego, se daba la vuelta, y al mirarle a los ojos veía su gran corazón y toda su experiencia. Ha sido genial. Creo que el público podrá verle hacer cosas con esta interpretación que nunca ha hecho antes, a pesar de su larga trayectoria. Tras 40 años en este mundo, sigue siendo increíble".

Hoffman devuelve los elogios. "Zach escribió este guión a los 23 años. Me parece impresionante y me chocó mucho que alguien tan joven haya sabido explorar temas como el tiempo, la moralidad y los legados", dice Hoffman.


El Mutante: Henry el contable llega para calcular el valor incalculable de la Tienda
Cuando Mr. Magorium se prepara para marcharse, se da cuenta de que necesita saber el valor de la tienda para incluirlo en sus libros contables, y para ello contrata a Henry el contable que deberá hacer lo impensable y, según Mr. Magorium, lo imposible. Mr. Magorium no tiene mucha idea de lo que es un contable y por tanto asume que Henry debe ser una mezcla "entre un contador y un mutante". Ciertamente, Mr. Magorium obviamente prefiere las invenciones resplandecientes a los recibos y no tiene ni la más remota idea de cómo va la economía de la Tienda Mágica…. Sólo sabe que lleva en funcionamiento 114 años. Pero para Henry, la Tienda Mágica parece un quebradero de cabeza económico de proporciones infinitas, hasta que empieza a entablar amistad con la encargada, Molly Mahoney.

La relación entre ellos fue un elemento tan importante para la diversión cómica de "Mr. Magorium y su tienda mágica" como el Blandiblub. "Nuestra inspiración para la relación que se establece entre Mahoney y Henry fueron Hepburn y Tracey con ese clásico diálogo lleno de bromas, así que sabíamos que necesitábamos un Henry que tuviera un gran sentido de de la comedia", apunta James Garavente. "También queríamos que fuera alguien que hiciera creíble que éste es un tío que nunca ve la magia del mundo, un tío que en realidad nos personifica a todos pero que, al final de la película, y a pesar de sí mismo, acaba creyendo. Esa persona era, sin duda, Jason Bateman".

Bateman se ha posicionado recientemente como una referencia televisiva gracias al papel cómico de Michael Bluth, la única fuente de estabilidad de la familia disfuncional que protagonizaba una de las series más aclamadas de televisión, "Arrested Development". El papel no ha atraído sólo espectadores y buenas críticas, sino también un Globo de Oro®, y este año aparecerá en la gran pantalla en una serie de películas muy esperadas.

Sobre la selección de Bateman para interpretar a Henry, Zach Helm comenta: "A pesar de que Henry es tan escéptico, a todos nos cae bien por la manera en que Jason le interpreta. Se siente tan cómodo trabajando en la esfera de la incomodidad que los espectadores entienden plenamente lo difícil que resulta para Henry aceptar las extrañas ocurrencias que experimenta en la Tienda Mágica. Al juntar esto con su talento innato y su increíble química personal con el resto del elenco, Jason creó algunos de los mejores momentos cómicos de la película".

Bateman recuerda que se enteró de que le habían dado el papel cuando estaba inmerso en un típico atasco californiano. "Me llamó mi agente para decirme que dentro de un par de semanas iba a estar rodando una película con Natalie Portman y Dustin Hoffman. Entonces me choqué contra el primer coche", bromea, "me choqué contra el segundo cuando me dijeron que el director-guionista era Zach Helm. Huelga decir que conduje directamente al despacho de mi agente para recoger el guión. En realidad ni siquiera necesitaba leer el guión para aceptar, porque la idea de trabajar con Natalie, Dustin y Zach era una oportunidad genial para un tipo como yo". Pero tras leer el guión, Bateman quedó todavía más prendado. "El tono visual de la película como conjunto encaja perfectamente conmigo", dice.

En cuanto a Henry, Bateman siente algo de pena por aquel tipo tan lógico que se encuentra con la tarea de aclarar 114 años de contabilidad totalmente anárquica. "Henry es un tío bastante estirado, y es muy escéptico. No cree en la magia ni la fantasía. Sólo le interesan sus libros, hasta que empiezan a pasarle cosas que sólo se pueden explicar a través de la magia", dice Bateman.


El empleado de la Tienda Mágica: Eric Applebaum, un niño prodigio de 9 años
Mr. Magorium es el alocado cerebro del negocio y Mahoney supervisa la gestión diaria de los constantes tejemanejes creativos, pero la Tienda Mágica tiene otro empleado pequeño pero vital: Eric Applebaum, un brillante pero tímido niño de 9 años que, a pesar de andar solo, está intentando salir de su caparazón.

Eric resultó ser el personaje más difícil a la hora del casting, y los realizadores tuvieron que hacer pruebas por todo el país en busca del niño que combinara estas cualidades tan únicas. "Vimos a casi 2.000 niños. La búsqueda fue muy exhaustiva y prácticamente hicimos un barrido de costa a costa", comenta James Garavente. "Necesitábamos a un chico que pareciera la persona más inteligente de la sala, pero que no fuera un listillo, ni descarado ni precoz; simplemente queríamos que se viera su inteligencia".

Cuando finalmente le hicieron la audición a Zach Mills, que nació en Lakewood, Ohio y se ha mudado hace poco a Los Ángeles para continuar su carrera interpretativa, la búsqueda llegó a su fin. "Zach nos pareció un niño tremendamente sabio", añade Garavente. "Es muy listo, educado e interactúa perfectamente con los adultos, algo que encajaba perfectamente con el personaje de Eric que vive en un mundo completamente adulto. Le cuesta mucho entablar amistad con otros niños de su edad, y esa es la parte del carácter de Eric que Zach logró captar tan bien".

"Es a la vez sabio e inocente", recuerda Richard Gladstein. "En esta película parece que cuanto más viejo, más juvenil, y cuando más joven, más sabio. ¡Así que Dustin encajaba perfectamente para ser juvenil, y Zach interpretó maravillosamente al ‘mayor’!".

El director-guionista Zach Helm también quedó impresionado. "En cuanto vimos su audición, supe que habíamos dado con Eric", comenta Helm. "Nadie lo dudo ni un segundo, era muy expresivo y sabía concentrarse perfectamente. Muchos niños actores transmiten unas afectaciones totalmente irreales, pero ése no es el caso de Zach. Es tan natural que inmediatamente comprende todo lo que le está pasando a Eric y en cuanto aparece en pantalla, todos estamos con él, apoyando a su personaje. Además, ¡tiene una cabeza perfecta para los sombreros!".

Mills no se podía creer su suerte. "¿Acaso hay algo mejor para un niño que salir en una película sobre una juguetería mágica?", pregunta. "Cada día llegaba al rodaje y me encontraba un juguete nuevo que no había visto el día anterior. Había juguetes y libros por todas partes… era genial. Todos se han portado genial conmigo, sobre todo Natalie y Jason, porque ambos estaban ya trabajando a mi edad, y creo que estaban cuidando de mí".

Portman quedó particularmente prendada de su joven compañero de rodaje. "Me pareció increíble", dice. "Eric es un personaje tan especial, es un chaval muy puro que cree firmemente en todo y Zach ha sabido muy bien cómo convertirse en ese personaje. También es un niño muy agradable, listo, educado y un gran actor. Me acostumbré a él, pero cuando entraban otros niños, ¡me daba cuenta de lo duro que puede ser para ellos!".