Cinemanía > Películas > Ritmo salvaje > Comentario
Destacado: La gran escapada en 'La familia Addams 2'
Ritmo salvaje cartel reducidoRitmo salvaje(Idlewild)
Dirigida por Bryan Barber
¿Qué te parece la película?

¿Qué más podían hacer dos hombres que han grabado seis álbumes de la más innovadora fusión – dos discos de platino y cuatro multiplatino –, que han realizado unos treinta vídeos, que han dado conciertos en el mundo entero fusionando rhythm & blues, pop, hip-hop y sonidos urbanos, además de haber ganado la mayoría de premios musicales de importancia? Sólo les quedaba un campo por descubrir: la industria cinematográfica.
ANDRÉ BENJAMIN y ANTWAN A. PATTON, a los que sus legiones de fans conocen por André 3000 y Big Boi, del grupo OutKast, no buscaban un proyecto hecho a su medida para ser la última cosecha de cantantes convertidos en actores. Hacía tiempo que el grupo, conocido por su estilo de fusión poco convencional, estaba interesado en trabajar con el guionista y director BRYAN BARBER, que ha dirigido la mayoría de sus videoclips, en una película realizada desde el punto de vista afroamericano acerca de clásicos personajes sureños de los años treinta. Y si iban a hacer una película, la harían al estilo OutKast.

Cuenta los amores y ambiciones de dos músicos de la época de la prohibición a través de espléndidos números musicales y vibrantes secuencias de baile. El musical está protagonizado por los miembros de OutKast, André Benjamin en el papel del tímido pianista Percival, y Antwan A. Patton en el de Rooster, el llamativo presentador y encargado de un local clandestino llamado “Church” (Iglesia).

Bryan Barber, el premiado y visionario director de muchos videoclips de OutKast, ha escrito y dirigido el primer largometraje de su carrera, una historia cuyo telón de fondo es un local clandestino del sur de Estados Unidos en los años treinta, donde se funden el drama, la música y el baile. Da vida a los demás personajes un reparto formado por algunos de los cantantes, actores de cine y teatro más notables del momento, además de famosos bailarines coreografiados en números increíbles por el ganador de tres Premios Tony HINTON BATTLE (Dreamgirls).

El grupo OutKast, como era de esperar, no solo canta y toca, sino que ha compuesto los números musicales. La mayoría de la música, incluso la partitura, es una mezcla de hip-hop contemporáneo, blues clásico y música swing, con temas de leyendas de la talla de Cab Calloway y Bessie Smith. Han vuelto a grabar canciones clásicas para aportar un toque moderno a la música de IDLEWILD. Músicos como Arturo Sandoval han prestado su talento a la banda sonora y a los números musicales.

Los productores CHARLES ROVEN (Batman Begins) y ROBERT GURALNICK (ex ejecutivo de Warner), la diseñadora de vestuario SHAWN BARTON (Diablo/A Man Apart), el compositor JOHN DEBNEY (La pasión de Cristo), la montadora ANNE GOURSAUD (Drácula de Bram Stoker), el diseñador de producción CHARLES BREEN (Una cenicienta moderna), el director de fotografía PASCAL RABAUD (Paris, je t’aime) y los productores ejecutivos WILLIAM GREEN (Ali G anda suelto), ROBIN O’HARA (King of the Jungle) y SCOTT MACAULAY (The Château) se unen al director Bryan Barber.

Bryan Barber conoció a André Benjamin y a Antwan A. Patton en 1993 mientras estudiaba en la Escuela de Cine de la Universidad de Clark en Atlanta. Empezó como director con el primer vídeo musical de OutKast, “Skew It on the Bar-B”, y siguió con los famosos “Hey Ya!”, “Roses” y “The Way You Move”. También se ha ocupado de videoclips para artistas de la fama de Destiny’s Child, Nelly Furtado, Kelly Clarkson y Missy Elliott. Su trabajo más reciente es el clip “Ain’t No Other Man”, de Christina Aguilera, que comparte cierta sensibilidad artística con IDLEWILD.

Hacía tiempo que los tres amigos hablaban de la posibilidad de crear un musical que transcurriese en los años treinta con actores negros para contar la historia de personas de las que habían oído hablar mientras crecían en el sur más profundo. De hecho, empezaron a trabajar en un musical desde que publicaron su álbum “Aquemini” en 1998. “Stankonia” en 2000 y “Speakerboxxx/The Love Below” en 2003 catapultaron a OutKast a la estratosfera musical, pero nunca olvidaron el proyecto.

El director y los dos músicos tenían muy claro que no querían hacer un musical en el que los actores "empezasen a cantar sin más", según André Benjamin. Querían un proyecto basado en la interpretación y construido alrededor de música ragtime con resonancias hip-hop en el que se contarían historias semiautobiográficas. El guionista y director Bryan Barber sabía que André Benjamin y Antwan A. Patton eran perfectos para la película con su combinación de cultura pop y estilo urbano.

A Bryan Barber le gusta que las películas basadas en los años treinta incluyan a muchos personajes afroamericanos. Se inspiró sobre todo en Cabin in the Sky, de Vincente Minnelli, un musical de época con coreografía swing que cuenta la dura vida de sus personajes. Como un auténtico enamorado de los musicales – su madre le llevaba a verlos desde niño –, cree que las películas sobre esa época son "muy románticas" y quería que el reparto estuviera a la altura. Empezó a buscar actores que le ayudasen a rendir un homenaje a los clásicos y supieran convertirse en habitantes creíbles de la pequeña ciudad de Georgia.

André Benjamin haría el papel de Percival, el hijo respetuoso y Antwan A. Patton sería el notable crápula Rooster. El productor Charles Roven dice: "Todo el ambiente de la película depende de OutKast. Estaban dispuestos a arriesgarse y su esencia ha penetrado en toda IDLEWILD".

Mientras Bryan Barber escribía el papel de Percival, sabía que André Benjamin tenía la sensibilidad necesaria para interpretar a un hombre reprimido que se libera al conocer a la mujer de sus sueños.

André Benjamin ya había trabajado en papeles secundarios antes de IDLEWILD, por ejemplo en Be Cool, de Gary Gray, por eso los productores estaban convencidos de que daría la talla. Charles Roven dice: “André es un actor espectacular; más aún, un artista multifacético”.
El actor dice: "Cuando el público me ve en un escenario, ve a alguien muy diferente de lo que soy en realidad. Sin embargo, el personaje de Percival es más cercano a mí".

Big Boi, el alter ego de Antwan A. Patton, le ayudó a meterse en la piel de su primer personaje, Rooster, el encargado y presentador del "Church". "Rooster es un auténtico embaucador”, dice. “Hay algo de mí en Rooster, Bryan se basó en mí a grandes rasgos, pero sólo intento aportar un toque mío al personaje. Su local es un compendio de todo lo que no se debe hacer, hay prostitutas, alcohol, contrabando, pero es un lugar genial".

Ben Vereen, el profesor de interpretación de Antwan A. Patton, le hizo ver películas como Casablanca, Public Enemy y Stormy Weather para que se familiarizara con el género y estudiara los movimientos y posturas. El productor Robert Guralnick recuerda la primera vez que vio al actor y músico en el rodaje: "Cuando vi por primera vez a Big Boi en el plató, me recordó a Jimmy Cagney. Le dije que viera Al rojo vivo".

André Benjamín, refiriéndose a su compañero Antwan A. Patton, dice riendo: "Le gusta montar fiestas, que vaya todo el mundo. Era perfecto para llevar el ‘Church’, es Rooster".

"Los personajes de Dré y de Big Boi tienen bastante que ver con su forma de ser en la vida real", acaba diciendo el director. "Pero gracias a la magia del cine y a su propia magia, la película cobra vida por sí misma".

La banda sonora
Accede a la información sobre la banda sonora Idlewild BSO.