Cinemanía > Películas > Los crímenes de Oxford > Comentario
Destacado: Daniel Calparsoro dirige a Miguel Herrán en 'Hasta el cielo'
Los crímenes de Oxford cartel reducidoLos crímenes de Oxford(The Oxford Murders)
Dirigida por Álex de la Iglesia
¿Qué te parece la película?

Alex de la Iglesia es el realizador de la película, basada en la premiada novela "Los crímenes imperceptibles", escrita por el argentino Guillermo Martínez.

Rodada íntegramente en inglés, cuenta con un reparto internacional encabezado por Elijah Wood, John Hurt, Leonor Watling, Julie Cox, Anna Massey, Alex Cox y Dominique Pinon.

Film de cine negro, en el que la pasión, los celos y la lógica matemática son el telón de fondo para una serie de crímenes. Una historia, en la que nada es lo que parece.

Alex de la Iglesia aporta su particular e inusual punto de vista de esta sucesión de crímenes en serie que nos llevará a preguntarnos si hay algo de lo que realmente estemos seguros, si hay una verdad o, por el contrario, todo es cuestionable.

Como señala el propio de la Iglesia: "El objetivo de la trama se centra en poner en tela de juicio -desde dentro- el fundamento mismo del género del cine negro. Los personajes describen el crimen como un acontecimiento analizable desde el punto de vista lógico, como si se tratase de un jeroglífico, o mejor aún, de una ecuación matemática".

El guión ha sido escrito por el propio director junto a su guionista habitual, Jorge Guerricaechevarria. La producción corre a cargo de Tornasol Films, Estudios Picasso- Telecinco, Oxford Crimes y La Fabrique de Films.

El director vasco, Alex de la Iglesia, tiene una dilatada carrera que comenzó con sus premiadísimos cortos (Mirindas asesinas) y continuó con largometrajes que alcanzaron importantes éxitos de taquilla como "El día de la bestia" o "La Comunidad". Su anterior película "Crimen Ferpecto" protagonizada por Guillermo Toledo, consiguió un importante y variado recorrido internacional.

Elijah Wood, mundialmente conocido por el papel de Frodo en la trilogía "El Señor de los anillos"; comenzó muy joven su carrera como actor -con tan solo nueve años de edad.

John Hurt, es una de los más importantes actores de la escena internacional con personajes memorables como "El hombre elefante", "El expreso de medianoche" ó "Alien". Uno de sus últimos trabajos ha sido "V de Vendetta".

Leonor Watling, es una de las actrices españolas con más proyección internacional, proyección que extiende también a su carrera musical como solista del grupo "Marlango". Entre sus trabajos más premiados están "Hable con ella", de Pedro Almodóvar, y "Mi vida sin mí", de Isabel Coixet.


Memoria del director
Oxford murders es, básicamente, un thriller de misterio a la antigua usanza. La película comienza con un asesinato y el motor de la historia se centra en el deseo del espectador por descubrir al asesino. No es nada nuevo. ¿Qué la hace diferente? En primer lugar, descubrir al asesino parece imposible si antes no se soluciona otra pregunta realmente decisiva: ¿es posible conocer la verdad? ¿Es posible tener una certeza absoluta acerca de algo? Cuestionarse esto seriamente sí es inusual en un thriller.

Digamos que la solución del misterio pasa por saber si el hombre está realmente capacitado para conocer la realidad de manera absoluta, o por el contrario, su maquinaria mental no es lo suficientemente sofisticada para alcanzar lo que podríamos denominar una certeza indudable, un axioma irrefutable. Esto nos implica como espectadores y como personas.

¿Tiene la realidad una esencia numérica?¿Existe una lógica oculta que ordena y explica nuestros actos o, por el contrario, la vida se rige tan solo por la lógica y el azar? Este y no otro es el conflicto real del thriller: dos posturas diferentes acerca del mundo y el conocimiento. El protagonista confía en la capacidad del método lógico, en las matemáticas como instrumento perfecto para discernir lo verdadero de lo falso. Seldom es viejo y desconfía de todo. Cree que existe una disociación irresoluble entre el pensamiento puro y la materia. Nunca podremos tener una certeza absoluta acerca de quién es el asesino porque nunca tendremos suficientes pruebas, y ninguna de ellas es absolutamente irrefutable. Seldom es un cínico, pero se acerca más a la verdad al dudar acerca de ella.

Martin comienza la película seguro de sí mismo y de su inteligencia.

Es capaz de entender la realidad y atraparla, incluso seducirla. Ese es punto de partida, la confianza del protagonista en la realidad. La vida es un juego en el que se gana y se pierde, con unas reglas específicas. El que sabe jugar, gana. Sólo pierde el ignorante. El juego está lleno de trampas. Al final, Martin descubre que el juego ni se gana ni se pierde. Y algo más terrible. Puede que él no sea quien cree que es.