Cinemanía > Películas > Cerdos salvajes. Con un par... de ruedas > Comentario
Destacado: Christopher Nolan dirige a John David Washington en 'Tenet'
Cerdos salvajes. Con un par... de ruedas cartel reducidoCerdos salvajes. Con un par... de ruedas(Wild hogs)
Dirigida por Walt Becker
¿Qué te parece la película?

Cerdos Salvajes (Con Un Par...De Ruedas) (Wild Hogs), film protagonizado por Tim Allen, John Travolta, Martin Lawrence y William H. Macy. Los co-protagonistas son el nominado al Golden Globe® nominee Ray Liotta (Smokin’ Aces, Something Wild), la ganadora del Premio de la Academia® Marisa Tomei (My Cousin Vinny, In the Bedroom), M.C. Gainey (Mr. Woodcock), Jill Hennessy (Crossing Jordan), Tichina Arnold (Everybody Hates Chris), Kevin Durand (Smokin’ Aces) y los hermanos Jason y Randy Sklar (Cheap Seats: Without Ron Parker). También hay cameos de Paul Teutul, Sr. y Paul Teutul, Jr., de las populares series televisivas Orange County Chopper y American Chopper, quienes además prestaron a la producción sus motocicletas fabricadas a medida.

Dirigida por Walt Becker (National Lampoon’s Van Wilder) a partir de un guión de Brad Copeland (My Name Is Earl, Arrested Development). El film está producido por Mike Tollin (Dreamer), Brian Robbins (Norbit) y Todd Lieberman (The Shaggy Dog). Los productores ejecutivos son Amy Sayres (Meet the Fockers) y Sharla Sumpter Bridgett (Coach Carter).

El equipo de producción que salió a la ruta en la locación de New Mexico incluye al fotógrafo Robbie Greenberg (The Santa Clause 3), al diseñador de producción dos veces nominado al Oscar ® Michael Corenblith (How the Grinch Stole Christmas, Apollo 13), a la diseñadora de vestuario Penny Rose (trilogía Pirates of the Caribbean) y a los editores Christopher Greenbury (There’s Something About Mary, American Beauty) y Stuart Pappé (Kicking and Screaming, American Wedding).

En la edad de oro de la Harley, salir a la ruta en motocicleta sin destino fijo era considerado el acto más rotundo de libertad y rebelión, lo más "cool". Hoy en día, sin embargo, el motociclista promedio brinda una imagen bastante diferente: es un hombre suburbano que el fin de semana pasea por la ciudad. Son los llamados “juerguistas de fin de semana”, los que montan su motocicleta cuando termina la jornada laboral, esperando encontrar aunque sea un reflejo del espíritu de libertad que todavía bulle por debajo de sus roles de padres, jefes o trabajadores.

Pero, ¿qué ocurriría si un grupo de hombres suburbanos encendieran sus gruñones motores, se calzaran ropa de cuero y, a horcajadas en el cromo brillante, salieran a la ruta, listos para cualquier situación estrafalaria que pudiera acontecer?

Con todo su potencial cómico, esta fue la pregunta que inspiró al escritor Brad Copeland para concebir la idea de Cerdos Salvajes (Con Un Par...De Ruedas) (Wild Hogs). Copeland se hizo conocido como una de las mentes más candentes de la comedia televisiva, como autor de dos de los más cómicos y aclamados programas de los últimos años: "Arrested Development", las peripecias de una familia disfuncional y ganadora de los premios Emmy® y Golden Globe®, y "My Name Is Earl", la comedia acerca de un sinvergüenza que trata de enmendar sus numerosos errores, uno por uno.

La historia de surgió cuando Copeland se sintió fascinado por la nueva subcultura de muchachos que visten traje y trabajan en oficinas durante la semana, pero que el fin de semana se convierten en motociclistas vestidos de cuero con sus Harley. "Pensé por qué nadie hacía una película acerca de estos muchachos motociclistas", cuenta Copeland. "Esos tipos que viven una existencia común de hombres de negocios de 9 a 5 comenzaron a intrigarme, ya que tienen otra vida al salir a la ruta. Me pareció un planteo delicioso para una aventura muy divertida".

Cuando comenzó a escribir, Copeland desarrolló cuatro personajes con sus fallas, pero a la vez singularmente identificatorios de los suburbios Cincinnati, quienes comparten solamente la sensación de estar atrapados y el hobby de la Harley: Doug (ALLEN), un dentista con un complejo de inferioridad que hace que se presente como doctor; Woody (TRAVOLTA), el aparente “muchacho de oro” del grupo, un acaudalado y carismático hombre de negocios que parece ganador pero cuyos conflictos secretos están a punto de exhibir sus consecuencias; Bobby (LAWRENCE) un plomero que soporta las quejas de su esposa y que se ha tomado un año sabático para intentar, sin éxito, convertirse en escritor; y Dudley (MACY), un solterón obsesivo de las computadoras con talento para meterse en situaciones embarazosas.

Explica Copeland: "La idea es que estos muchachos viven su propia versión de la vida de cuello blanco del suburbio, excepto los domingos, cuando visten sus trajes de cuero y se reúnen con sus Harley-Davidson; entonces se sienten como si fuesen otros. Un día se miran mutuamente y se preguntan: ‘¿Por qué no hacemos esto de verdad y nos largamos a la ruta?’".

Pronto la idea disparó toda clase de situaciones cómicas y emocionantes, como también una revelación de los personajes. Para Copeland, era la idea de que uno puede mantener la perspectiva de una alucinante aventura, aun en un suburbio de clase media.

El autor explica: "Creo que apunta al hecho de que nadie quiere sentirse seguro en la vida. Estos muchachos aman sus trabajos, a sus esposas y a sus hijos, pero también piensan que quizás estén necesitando que algo los vincule con esa locura para vivir al límite, aun cuando sea por pocos días. Simplemente quieren ver cómo se sentiría… Pero no tienen idea de adónde los va a conducir este viaje, tanto geográfica como emocionalmente".

"Ni en nuestros sueños más alocados pensábamos atraer a un reparto así en una película", afirma el director Walt Becker.

Tim Allen se unió en el papel de Doug, el dentista que está harto de ser "simplemente un dentista", un hombre en la búsqueda de algo que catalice un cambio en su vida. Su personaje tiene a cargo algunas de las escenas más reflexivas y payasescas del film. "Contar con Tim en ese papel fue emocionante porque es uno de esos actores que hacen lo que dice el guión, pero diez veces más divertido", elogia Becker.

Allen, quien había hecho varios filmes familiares seguidos, se sintió especialmente atraído por la idea de trabajar al fin con un reparto de actores mayores que púberes. "La idea de trabajar con cuatro hombres adultos era inspiradora. Desde Galaxy Quest que no hacía un film adulto", explica.

Para John Travolta, quien en una carrera ecléctica ha transitado desde la comedia al drama y que ha sido un ícono, el papel de Woody le permitió hacer un poco de todo, incluso bailar. Como viejo fanático de las motocicletas, en principio lo atrajo la historia misma: "No podía creer que nadie la hubiese filmado, porque las motocicletas se han convertido en uno de los hobbies más comunes en los Estados Unidos", señala. "La idea me atrapó inmediatamente".

Martin Lawrence llegó a l proyecto porque le encantaba la idea de unirse a un "equipo", de volver a sus raíces en la improvisación y medirse con otros talentos creativos, con el aporte diferente de cada estrella. "Trabajar con semejante reparto te da una cierta libertad, y así puedes ser más divertido en tu papel", observa. "También adoro la comedia física, así que cuando vino la escena del toro, sabía que me iba a resultar especialmente divertida. Traté de sacarle el máximo jugo posible".

El cuarteto se completó con el integrante más inesperado: el actor de teatro, televisión y cine William H. Macy, más conocido por su inolvidable interpretación nominada al Oscar®, la del vendedor de automóviles de Minnesota en Fargo, el clásico de los Hermanos Coen. En esta película interpreta a Dudley, el solterón solitario y nerd, nada vergonzoso y adorable. Para Macy, la reunión con sus compañeros en el foro fue una experiencia "magnífica", pero admite: "Había mucha testosterona en ese foro. Si querías que te escucharan, debías hablar rápido y en voz bien alta".