Cinemanía > Películas > Shrek, Felices para siempre > Comentario
Destacado: Zendaya, Josh O'Connor y Mike Faist es el trío protagonista de 'Rivales'
Shrek, Felices para siempre cartel reducidoShrek, Felices para siempre(Shrek forever after)
Dirigida por Mike Mitchell
¿Qué te parece la película?

Con las voces de Mike Myers, Eddie Murphy, Cameron Diaz, Antonio Banderas, Julie Andrews, John Cleese, Walt Dohrn, Jon Hamm, Jane Lynch y Craig Robinson. La película está dirigida por Mike Mitchell. El guión es de Josh Klausner y Darren Lemke. Los productores son Gina Shay y Teresa Cheng. Los productores ejecutivos son Aron Warner, Andrew Adamson y John H. Williams. "Shrek felices para siempre" ha sido calificada para menores con reparos (PG) por la MPAA por algo de acción ligera, algo de humor grosero y cierto lenguaje atrevido.



Érase una vez…
Actualmente, el cuento clásico de hadas reestructurado de Shrek, Fiona, Asno y Gato con Botas y sus aventuras en el reino mágico de Muy Muy Lejano es famoso en todo el mundo. Basadas en el popular libro infantil Shrek!, de William Steig, las películas han obtenido grandes elogios de la crítica, un enorme éxito mundial de taquilla y el primer Óscar otorgado a una película de animación. Baste con decir que Shrek y los personajes de Muy Muy Lejano se han ganado el puesto que se merecían en la historia del cine y la animación.

Con gran parte del ámbito de los cuentos de hadas ya cubierto, los realizadores de DreamWorks Animation se enfrentaban a un emocionante desafío creativo en el capítulo final de la trayectoria de Shrek y Fiona.

El director Mike Mitchell, veterano tanto de las películas de acción real como de anteriores películas de DreamWorks Animation, se pregunta: "¿Cómo podíamos ofrecer a los espectadores lo que conocen y les gusta, pero dándole al mismo tiempo un enfoque nuevo, haciéndolo más bonito?" Una difícil tarea para cualquier director, continúa Mitchell: "Habíamos aceptado el agridulce desafío de poner punto final a la historia de Shrek. Sabíamos que los fans querían ver cómo acababa".

Junto a Mitchell en la producción estaban las consumadas productoras Teresa Cheng y Gina Shay, las cuales aportaban una gran cantidad de experiencia en animación a la película: Shay, cuyos títulos de crédito como productora incluyen "Bob Esponja: La Película", entre otras, y Cheng, con más de 20 años de experiencia en animación y producción de efectos visuales (últimamente como productora del especial navideño "Las Navidades con Shrek").

"Mike, Gina y Teresa forman un gran equipo," elogia el productor ejecutivo Aron Warner (y productor de las tres primeras películas). "Inspiraron un gran sentimiento de confianza, no sólo a mí, sino a todo el reparto y el equipo".

Mitchell, Cheng y Shay se pusieron manos a la obra para reunir a un experto equipo de artistas del desarrollo visual y los guiones gráficos, de animadores de personajes, de diseñadores de producción y artísticos, de modeladores de personajes y de equipos de marionetistas, de artistas de la composición, de equipos de iluminadores y equipos de efectos visuales, entre los que se encuentran: Walt Dohrn (responsable del guión), Patrick Mate (diseñador de personajes), Peter Zaslav (diseñador de producción), Max Boas (director artístico), Doug Cooper (supervisor de efectos visuales), Alex Ongaro (responsable de efectos), Youg Duk Jhun (encargado de composición y pre-visualización), Jason Reisig (encargado de la animación de personajes), Olivier Finkelde (encargado de los efectos de personajes), Jeffrey "JJ" Jay (supervisor TD de personajes), Justin Brandstater (supervisor de fondos pintados), Josh West (supervisor de modelado), Lisa Slates Connors (supervisora de revestimientos), Allen Stetson (supervisor de muchedumbres), Valerie Lettera-Spletzer (supervisora de FLO), Nick Fletcher, A.C.E., (montaje), Ethan Van Der Ryn (supervisor de montaje de sonido), Anthony Gray, John Hill, Marcek Kochout y Jason Ryan (supervisores de la animación), y Greg Lev, Betsy Nofsinger, Marc J. Scott y Pablo Valle (supervisores de iluminación). Como encargado de los efectos en 3D, los realizadores recurrieron nada menos que a Phil 'Capitán 3D' McNally. El resultado fue un equipo que reunía a diversos creativos nuevos en el mundo de Shrek junto a otros muchos que ya tenían experiencia en las tres películas anteriores. Todos eran fans de Shrek, así que había un montón de entusiasmo y sinergia naturales animando el proyecto ya desde el principio.

"Hay muchísimo cariño hacia Shrek en este equipo", afirma Shay. "Todos somos fans confesos de Shrek y todo el mundo puso tanta pasión sobre la mesa que el resultado fue un entorno sumamente creativo y de colaboración".

Cuando llegó el momento de desarrollar la historia de "Shrek felices para siempre", los realizadores decidieron centrar realmente la película en Shrek, para ver cómo está y qué tal le van las cosas al antaño temido ogro.

Aunque el ogro verde es el núcleo de todas las historias, algunos dirían que el personaje se había domesticado un poco después de tres películas. Siendo actualmente padre de tres niños, Shrek tiene responsabilidades, deberes y obligaciones. Ya no es el amenazador gigante que conocimos al principio de la primera película, que hacía que la gente de Muy Muy Lejano saliera corriendo en dirección opuesta. Ahora, le tratan como a una celebridad local, con los aldeanos tratándole con reverencia, quitándose el sombrero ante el y saludando cordialmente cada vez que ven en la calle al respetable Shrek.

Como sucede con la mayoría de las historias que tienen una continuación, cada aventura y cada capítulo proporciona nuevas experiencias y oportunidades para que un personaje crezca y se desarrolle. En el caso de Shrek, el siguiente paso lógico parecía ser una crisis de valores de la madurez. "Sabíamos que teníamos que mantener fresca la historia, pero dándole un giro nuevo", explica Cheng. "Nos preguntamos: '¿Qué más puede aprender Shrek en su trayectoria como ogro?'"

Al principio del desarrollo del proyecto, a los artistas se les ocurrió una imagen de Shrek contemplándose en un espejo y mirando su cartel de 'Se Busca', y pensando: "¿En qué me he convertido?" Para los realizadores, aquello resultó ser una encrucijada importante en el desarrollo del argumento de la película. "Pensamos que era interesante el hecho de que ya no es el ogro que era en la primera película de Shrek. Se ha vuelto manso, ya no asusta, le aprecian todos los aldeanos", dice Mitchell. "Lo último que queríamos era que Shrek perdiese su gancho".

A medida que Mitchell iba dando cuerpo con el equipo a los vaivenes de la historia, las posibilidades parecían infinitas. El ignoto potencial de explorar el mundo de Muy Muy Lejano parecía no tener límites. Pero fue al escritor Josh Klausner ("Noche loca") a quien se le ocurrió la idea de que Shrek retrocediera en el tiempo. ¿Qué pasaría si Shrek pudiera volver atrás? "Aquello se convirtió en el cumplimiento de un deseo muy atractivo", dice Mitchell. "Todos pensamos en regresar a nuestro pasado, en volver para atrás el reloj, en volver a vivir nuestra vida".

Los realizadores empezaron a elaborar un argumento definitivo y a volver a las raíces de Shrek. "Aquello parecía un gigantesco trampolín", dice la productora Gina Shay. "Él empieza a hacerse un montón de preguntas acerca de lo que significa ser un ogro. Regresamos a la base y la raíz de su trayectoria. Sabíamos que esta película necesitaba imperiosamente ser la historia de Shrek, vista a través de sus ojos. Shrek empieza a cuestionarse en qué se ha convertido y cómo hubiera sido su vida si nunca hubiese rescatado a Fiona de la torre".

Para Walt Dohrn, que ejerce de responsable del argumento en "Shrek felices para siempre", esa premisa encaja perfectamente con el mundo de Shrek. "En la primera película, Shrek aprende a quererse a sí mismo, en la segunda, aprende lo que significa formar parte de una familia. En 'Shrek Tercero', se resigna a aceptar sus responsabilidades como padre y marido. En la cuarta y última película, se enfrenta a una gran pregunta: ¿qué pasaría si su vida hubiera resultado de otra forma?" El productor ejecutivo Aron Warner añade: "Una vez que integramos esas ideas en el argumento, nos dimos cuenta del círculo completo que supone en cuanto a que la continuación de la historia servía como conclusión y final natural a la serie de las películas de Shrek".

Para Mitchell, era fácil identificarse con el argumento y con los sentimientos de Shrek. Padre de dos niños pequeños, podía simpatizar con "Shrek el padre" teniendo que cambiar la vida de un ogro por la de un chofer de niños con partido de fútbol el sábado por la tarde. "Tengo un niño de dos años y otro de cuatro", explica Mitchell. "Cuando empecé este proyecto, acababa de nacer mi segundo hijo. Es una experiencia que realmente te cambia la vida, y es muy difícil ser genial cuando se lleva una bolsa de pañales colgada al hombro y un chupete colgando del cuello".

Con esa dirección en mente, el equipo desarrolló para Shrek una clásica historia de "¿Qué pasaría si…?". Casado felizmente, con tres hijos y un reino que gobernar, la vida de Shrek se ha vuelto prosaica y muy rutinaria (al menos en su opinión). Sintiendo un poco de nostalgia de su época de ogro soltero, Shrek hace un pacto con el proverbial diablo, que en este caso en concreto no es otro que el embaucador del cuento clásico de hadas, Rumpelstiltskin.

Rumpelstiltskin, el más reciente villano del mundo de Shrek, anda detrás de una cosa: el trono de Muy Muy Lejano. Aprovechándose de la nostalgia de Shrek por su época de ogro, Rumpel le hace a Shrek una oferta que éste no puede rechazar: vivir un día libre de responsabilidades, como un ogro DE VERDAD. A cambio, lo único que Shrek tiene que hacer es darle un día de su pasado. Parece un trato bastante justo: un día a cambio de otro día. Poco imagina Shrek que Rumpel especifica en la letra pequeña de su contrato que el día que él va a tomar es el que cambiará de forma bastante radical tanto la vida de Shrek como la de los habitantes de Muy Muy Lejano. En un gesto de elegante maldad, Rumpel elige el día en que nació Shrek.

"El resultado es absolutamente catastrófico", dice Mitchell. "Todo lo que el público sabe de Shrek, Fiona y los personajes de los cuentos de hadas se vuelve del revés y se introduce en una realidad alternativa". Continúa el director: "Y nadie sabe quién es Shrek. Simplemente, le ven tal y cómo es: un ogro grande y terrorífico".


… Aquí está toda la panda…
Es difícil de creer que ya haya pasado una década desde que Mike Myers, Eddie Murphy y Cameron Diaz dieran vida por primera vez a los personajes de Shrek, Asno y la Princesa Fiona. Acompañados por Banderas en "Shrek 2", el cuarteto ha hecho las delicias de los espectadores durante una década gracias a sus extraordinarios talentos vocales y a su enfoque de sus alter egos en estos personajes.

"Me encanta el mensaje de estas películas", dice Mike Myers. "Las lecciones que Shrek tiene que aprender y que ha aprendido son unas con las que todos nos podemos identificar. Ser capaz de encarnar un personaje y de transmitir ese proceso es una experiencia asombrosa para mí como actor".

En el transcurso de las películas, Shrek y Fiona han experimentado enormes cambios y se han enfrentado a numerosos obstáculos mientras se movían por el mundo de Muy Muy Lejano. "Cuando conocí a Fiona, sólo era una joven princesa atrapada en una torre, y la he visto crecer en las cuatro últimas películas", dice Cameron Diaz. "Hemos visto en qué estupenda madre y pareja se ha convertido, y cómo ha crecido como persona y como ogra, y se ha aceptado tal y como es y lo ha asumido, y cómo ha introducido en su vida a la gente a la que quiere. No sólo ha sido un placer sino también un honor el poder interpretarla". Diaz también se identifica con el papel añadido que tiene Fiona como jefa de los ogros. "Es muy gratificante, un poco como: '¡Soy un ogro, escuchad mi rugido!'".

Los realizadores quedaron igualmente impresionados por la forma en que el reparto reaccionó a la dirección de la historia en el capítulo final, y a lo que habían reservado para sus personajes. "Todos asumieron el concepto tan pronto como lo planteamos", dice la productora Teresa Cheng.

"Cuando vinieron con esa historia de una realidad alternativa y de que los personajes no se conocían entre sí, fue casi como si empezara desde el principio, casi como una nueva película", dice Antonio Banderas. "Pensé que era una idea sencillamente genial, y la reinvención de Gato como una mascota mimada y malcriada está muy inspirada".

"Llegábamos a la sesión sólo con páginas del guión y le dábamos a los actores la ambientación, y ellos simplemente confiaban en nosotros", dice el director Mike Mitchell. "Es una colaboración estupenda".

Cameron Diaz concuerda; "Para Mike, Gina y Teresa, estos personajes son muy importantes. Shrek, Fiona, todos ellos han pasado a formar parte de su historia, y cuando yo llegaba a una sesión de grabación, tenía plena confianza en la historia que estaban contando".

Con la nueva dirección y el nuevo papel de Fiona, Cameron Diaz tenía una amplia gama de emociones que transmitir, dado que el personaje fue completamente reinventado para la película. "Cameron nos ofreció una interpretación increíblemente estelar y con conexión", elogia la productora Gina Shay. "La profundidad de la emoción que le aportó a Fiona junto con su fuerza fue algo muy orgánico".

Las interpretaciones vibraron también con el resto del reparto. Ahora que Shrek y Fiona ya no están juntos y con Shrek metido en una carrera contrarreloj para encontrar el beso del verdadero amor, se subió el listón emocional. "Lo que más me sedujo fue que sigo sintiendo una reacción emocional hacia Shrek y Fiona y aún sigo queriendo verles juntos", dice Eddie Murphy. "La historia te atrapa tanto, que es como si uno tuviera que recordarse a sí mismo que está viendo sólo una película de animación".


… Su nombre es Rumpelstiltskin…
Con unos villanos tan consolidados como Lord Farquaad, el Príncipe Encantador y el Hada Madrina, los cuales demostraron ser todos unos contrastes extraordinariamente memorables para Shrek y Fiona, el equipo de producción no lo tenía fácil para crear un nuevo antagonista decidido a arruinar la felicidad de Srek y Fiona. "Los malos de las películas de Shrek son simplemente geniales", dice Walt Dohrn, encargado del argumento. "Nos preguntamos: '¿Qué hacer para mantener ese nivel de villanos? ¿Cómo crear un nuevo villano adecuado para el enfrentamiento final con Shrek?'"

La narración de historias es una tradición intemporal que pasa de una generación a otra y de un niño a otro. En 1812, bajo el título de Cuentos de los niños y el hogar, los hermanos Grimm publicaron su primer libro de cuentos de hadas. Entre los cuentos más memorables estaba la historia de Rumpelstiltskin, una fábula que narra a un personaje mágico que visita a la hija de un molinero, encerrada en una torre y obligada a convertir paja en oro con una rueca, o sino se enfrentaría a ser ejecutada por orden del rey. La moraleja de la fábula transmite una historia edificante acerca de las fanfarronadas y las consecuencias de las promesas y los tratos. La historia de Rumpelstiltskin ha resistido casi doscientos años.

En la gran tradición narrativa del pasado, DreamWorks Animation creó con Shrek un cuento de hadas moderno y reestructurado. Parecía una ocurrencia feliz y afortunada que el ogro verde se emparejara con uno de los villanos más memorables de la literatura en "Shrek felices para siempre".

"Ya sabíamos prácticamente desde el principio que Rumpelstiltskin iba a ser nuestro villano", dice el productor ejecutivo Aron Warner. "No sabíamos que clase de villano iba a resultar ser". A medida que iba avanzando el proceso de desarrollo, la personalidad de Rumpel comenzó a tomar forma, resultando al final uno de los personajes nuevos más fuertes de cualquiera de las películas de Shrek.

Habiendo trabajado en la parte del argumento de anteriores películas de Shrek, el director Mike Mitchell coordinó la labor de trabajar con el equipo y los animadores del guión para dar cuerpo a la dirección creativa que deberían tomar el personaje, el aspecto y el tono de Rumpel. "Mike es un director excelente y los artistas y animadores reaccionan muy bien con él", afirma la productora Teresa Cheng. "Al ser él mismo un artista, es muy coherente y claro en sus ideas y razonamientos".

Al desarrollar el aspecto y el estilo de Rumpel, los realizadores quisieron alejarse lo más posible de los villanos anteriores. "Farquaad, Hada Madrina y Encantador son unos personajes muy elocuentes", dice Dohrn. "Nos fuimos al extremo opuesto de ese espectro, y buscamos un personaje que fuera asqueroso y vil, pero al mismo tiempo encantador".

Mitchell resume su opinión sobre el tono general y las motivaciones del personaje diciendo simplemente: "¿Sabes ese tipo que gana 200 millones de dólares con el superbote de la lotería y REALMENTE no sabe qué hacer con el dinero? Pues ése es Rumpel".

Eso era una indicación más que suficiente para el diseñador de personajes Patrick Mate cuando se puso a crear visualmente una versión aumentada de la criatura del cuento de los hermanos Grimm tal y como se materializaría en el universo de Shrek.

"Al principio se le modeló un poco a la manera de esos vendedores que te ofrecen un reloj por la calle", dice Mate. "Luego nuestros dibujos se metamorfosearon un poco y buscamos una cara más de animal, e incluso una cola de rata".

Al final, el equipo de diseño de personajes se decidió por un diseño más parecido al humano. Poco después de que se descartaran las ideas de la cara de animal y la cola de rata, a Mate le enseñaron una caricatura del director artístico Max Boas. "Siempre nos estamos haciendo caricaturas los unos a los otros", explica Mate, "[El director artístico] Mike Hernandez hizo una caricatura de Max y terminamos todos riendo y encantados con ella, y dijimos: 'Venga, vale, vamos a hacerlo'. Elegimos el aspecto de Rumpel porque la caricatura era sencillamente perfecta para el diseño que buscábamos".

Al parecer, el pelo de Rumpel también está basado en parte en el pelo de Max Boas. "Rumpel tiene un poco del pelo de Max, un poco como si siempre se acabara de despertar", bromea Dohrn.

A medida que el aspecto de Rumpel iba tomando cuerpo, también lo iba haciendo la historia, justo cuando los realizadores comenzaron las sesiones de grabación iniciales con los actores.


…¡Tacha eso, Estás contratado!…
A medida que avanzaba el aspecto y el diseño de Rumpel, los realizadores sabían que iban a necesitar a un actor igualmente dinámico para insuflarle vida a la voz del personaje. Como encargado del argumento de "Shrek felices para siempre", recayó en Walt Dohrn la tarea de leer la parte de Rumpel (y de otros personajes) frente a los otros actores durante sus sesiones. Dohrn, con Mitchell dirigiendo, empezó a jugar con las inflexiones vocales y el estilo de la voz de Rumpel, y a medida que el proceso avanzaba, la interpretación de Dohrn empezó a influir también en el desarrollo del personaje en el hilo de la historia.

"La interpretación de Walt realmente le puso su sello a este personaje", dice Jason Reisig, encargado de la animación de personajes. "Cuando le escuchamos hacer simplemente la prueba de voz temporal [de Rumpel] en nuestras cintas, nos enamoramos del personaje, y fue en gran parte por esa voz y por lo que Walt le aportaba".

"Walt dio vida al personaje con su interpretación", recuerda Mitchell. "Y eso era realmente importante, porque el personaje de Rumpel es muy primordial para la trama y la conclusión de la historia de Shrek", añade el productor ejecutivo Aron Warner.

Con el tiempo, Dohrn empezó a jugar con diversas inflexiones para la voz de Rumpel, incluso fuera del estudio de grabación. Como inspiración, se fijó en varias interpretaciones notables, entre ellas el retrato que hizo Sean Penn de Daulton Lee en "El juego del halcón".

"Nos gustaba su energía y la sensación de que estaba listo para explotar en cualquier momento, mientras al mismo tiempo es divertido, rítmico y rápido en sus réplicas", observa Dohrn. En el extremo opuesto del espectro de influencias, cita la interpretación clásica de Bette Davis en "¿Qué fue de Baby Jane?". Dice Dorhn con cara de póquer: "Drama. Rumpel se toma muy en serio a sí mismo".

Recuerda la productora Gina Shay: "Montábamos los rollos de la historia, y luego los poníamos delante del equipo y los ejecutivos. Cada vez que lo veíamos, nos tronchábamos de risa. Es que nos quedábamos impresionados con su enfoque del personaje. Se volvió totalmente irremplazable".

Las "frases de Rumpel" en la película favoritas de Dohrn en realidad no son frases en absoluto, sino sonidos y ruidos bastante simples hechos en el transcurso de las sesiones de grabación, lo que los realizadores llaman "esfuerzos". "Cuando más me gusta es cuando suena como un mono o una cabra y cuando se excita mucho, sólo unas vocecillas, unos pequeños sonidos salen de su boca mientras va a lo suyo".

Cuando se trata de tomar decisiones de vestuario, decir que Rumpelstiltskin tiene su propio estilo único y personal sería quedarse corto. Antes de apoderarse del reino de Muy Muy Lejano, se decidió que las ropas de Rumpel y su gama de colores deberían estar acordes con su entorno: de tonos un poco apagados, y un tanto monótonos. Pero una vez que Muy Muy Lejano se transforma, también lo hace él. Adiós a los trajes grises y bienvenidos los trajes blancos recamados con estridentes dorados y toques de rojo sangre. "Tiene todas las riquezas, pero nada de gusto", dice el director Mike Mitchell.

Una mezcla entre el Mago del Juego del Millón y María Antonieta, Rumpelstiltskin se engalana para cualquier reunión, fiesta y ocasión. Su guardarropas incluye unas pelucas intercambiables diseñadas para estar acordes no sólo con la situación, sino también con su humor y su temperamento. "Hay una peluca de trabajo, una peluca de victoria y su característica peluca de enfado", dice la productora Gina Shay. "También teníamos zapatos de trabajo y de fiesta", añade, "pero lo pensamos mejor y terminamos por encontrar el equilibrio perfecto para el vestuario del villano".

El resultado final (el aspecto, el diseño y la voz) de Rumpel obtuvo también grandes elogios de todo el reparto. "Tuve el gran placer de trabajar con Walt", recuerda Diaz. "Hacía todas las voces cuando yo grababa y era sencillamente fantástico. Es un gran actor y me ha dado mucho en cuanto a interpretación en las lecturas para nuestras grabaciones".

"Rumpel es un villano maravilloso", observa el supervisor de efectos especiales Doug Cooper. "Es retorcido y encantador al mismo tiempo, es ridículamente extravagante, cosas que uno no esperaría de un consumado villano, y eso es lo que hace que sea tan divertido verle". La productora Gina Shay añade: "Es tan taimado e inteligente, que puede poner una cara inocente que da confianza y engañar a la gente".


…Realmente muy muy lejano…
Se podría pensar que el término "realidad alternativa" significaría que el equipo tendría carta blanca en lo relativo a la estética y el diseño de la película, casi como si se empezara desde cero, pero no fue ése exactamente el caso. "Fue un auténtico reto cuando nos pusimos a definir la estética de la película", dice Mitchell. "Queríamos darle una estética diferente a esta película y, al mismo tiempo, ser fieles al mundo de Shrek". La productora Teresa Cheng añade: "Sabíamos que todo el mundo sentiría curiosidad por ver el entorno familiar y reconocible de Muy Muy Lejano transformado en un universo alternativo".

Mitchell, Cheng y Shay se inspiraron en la estética que el director artístico Peter Zaslav creó para el especial navideño La Navidad con Shrek, en donde había colaborado con Cheng, y recurrieron a Zaslav y al director artístico Max Boas para que les aconsejasen. La Navidad con Shrek "fue la primera vez que vi la casa de Shrek y Fiona cubierta por la nieve", explica Mitchell. "Era algo familiar, y aún así, muy extraordinario. Supe que seríamos capaces de elaborar la realidad alternativa desde una perspectiva de diseño".

Como plantilla visual, Zaslav y Boas comenzaron con la forma familiar del lenguaje de la gama de colores establecida en las tres primeras películas. "Básicamente, la película comienza como una continuación visual de las películas anteriores de Shrek", explica Zaslav. Los artistas incluso aumentaron un poco la intensidad de los colores para subrayar el contraste dramático con cuando Shrek se encuentra en la realidad alternativa. "Es incluso aún más brillante, alegre y colorista que 'Shrek 2' y 'Shrek Tercero', es decir, hasta que Shrek firma su pacto con Rumpelstiltskin y le echamos un vistazo al Muy Muy Lejano gobernado por Rumpel".

Tan pronto como Shrek se encuentra atrapado en la nueva realidad de Muy Muy Lejano, la estética, el color y el tono de la película cambian drásticamente. Antaño un paisaje verde y exuberante, Muy Muy Lejano se ha convertido en una tierra baldía y más bien desolada, pelada y sombría, dominada por dorados, verdes y grises, inspirados en parte en los colores del contrato que Shrek firma con Rumpel, sobre todo en la tinta dorada.

El oro, tal y como cabría esperar de un cuento con un personaje que una vez le prometió a la hija de un molinero que podría hilar heno y convertirlo en un flujo constante de hilo de 24 quilates, se convirtió en un referente importante para el diseño de la realidad alternativa, gobernada por Rumpel. "El oro se ha convertido en un tema visual dominante asociado con Rumpelstiltskin, y eso se propaga realmente a todo el entorno", dice Zaslav. "Nos habíamos acostumbrado al mundo de Shrek, con todos esos verdes árboles, y la hierba verde y exuberante. En la realidad alternativa, todos los verdes dan paso a tonos más amarillos y dorados".

Pero este oro no reluce. Es el dorado de las hojas caídas y la época de la cosecha, el dorado del otoño, cuando las cosas empiezan a decaer, en lugar del verde primaveral del crecimiento que anima de forma característica la paleta de colores de Shrek. Esa diferencia visual creaba un montón de oportunidades para la creatividad de los realizadores. "Fue muy divertido poner el mundo del revés y jugar con los contrastes entre la realidad normal y el ver a Shrek abrirse camino a través de ese mundo surrealista con remolinos y árboles pelados", dice Boas.

La lobreguez del paisaje también refuerza la desolación inicial de la historia. Encajar eso con el tono general optimista de la saga de Shrek era dificultoso. "El mundo va a ser un poco más oscuro, y gran parte de la película transcurre por la noche", explica Cheng. "Uno de nuestros mayores desafíos consistía en hacer que la historia se desarrollase en veinticuatro horas, [para así] seguir teniendo esa sensación de 'cronómetro en marcha', pero sin vivir en la oscuridad durante demasiado tiempo en la película".

A medida que los personajes, los colores y los paisajes comienzan a actuar en contra de Shrek, creando la sensación de estar atrapado, un rayo de esperanza sigue brillando para el atribulado ogro. Una vez que se ha vuelto a hacer amigo de Asno, él y su leal compañero encuentran una cláusula en el contrato de Rumpel que le proporciona a Shrek un margen de veinticuatro horas para enmendar las cosas.

Para hacer contraste con los tonos oscuros de la película, los realizadores crearon para la película diversas localizaciones, entornos y personajes nuevos que animarían las cosas, y ofrecerían algunas nuevas oportunidades para el humor en medio de este mundo cambiado. Eso condujo a un enfoque absurdo y decadente de Rumpelstiltskin y su ejército de brujas, así como a su opulento y ostentoso palacio.

Pero no fueron sólo las localizaciones las que experimentaron un notable remozado. Todo, desde los personajes de la película hasta la forma en que se proyectará la propia película, fue alterado.

Ante la mera mención de una "batalla", uno instantáneamente imagina una secuencia impresionante, y "Shrek felices para siempre" promete cumplir en ese apartado. Primera de las películas de Shrek en ser rodada en visión estereoscópica en 3D, el equipo de efectos visuales, dirigido por Doug Cooper, tenía un trabajo hecho a su medida. "El 3D es un socio paritario en todo lo que hacemos. No lo consideramos un añadido", dice Cooper. "Hemos meditado mucho la puesta en escena de nuestros planos, diseñándolos para sacar el máximo partido del estéreo".

Para el departamento artístico, eso implicaba concebir el mundo de Shrek desde una perspectiva en 3D. "El hecho de estar haciendo esta película en 3D ha complementado nuestro esfuerzo por expandir ese universo", dice el director artístico Peter Zaslav. "Construíamos literalmente los platós en tres dimensiones, algo que nunca habíamos hecho". En definitiva, la técnica sirve a la historia y la historia es la reina. Los realizadores estaban decididos a permanecer fieles a su idea de contar una historia emocionalmente convincente. "Si hemos hecho bien nuestro trabajo, vais a creer en este mundo porque está muy bien diseñado, ejecutado y dirigido artísticamente", dice la productora Teresa Cheng. "Lo vais a sentir, más que a ver".

Pero los realizadores no querían sacrificar el argumento y la interpretación en aras del espectáculo en 3D. Al plantearse las escenas más cargadas de emoción del guión, en las que el estado mental de los personajes tenía que ser ilustrado claramente, el encargado del argumento de la película Walt Dohrn y el director Mike Mitchell solicitaron a los dibujantes que comenzaran por obviar la parte más logística y "accesoria" de la producción de un largometraje gigante en 3D y animado por ordenador, y se concentraran principalmente en la expresión básica, cruda y mínima de la interpretación de los personajes. "Mínimo no queriendo decir simple", explica Dohrn, "sino mínimo en el sentido de que hay una inmediatez sentida y pura en la línea delicadamente dibujada a mano por el artista, que es la que mejor representa el núcleo de las emociones de un personaje".

Hasta el cambio de posición más sutil de la ceja de un personaje puede hacer que un personaje pase de expresar frustración a transmitir arrepentimiento. "Siempre había un subtexto en cada escena, sobre todo con un personaje como Shrek, al que le resulta difícil expresar sus sentimientos", dice Dohrn. "En una escena en la que parece expresar una rabia frustrada, sabíamos que en el fondo estaba luchando con temas de autoestima. Eso contribuía a dictar una interpretación más conmovedora y matizada en nuestras viñetas, y en definitiva, en la película final".


…Reinventando a los habitantes de muy muy lejano…
Desde el momento en el que firma su pacto con Rumpel, Shrek se siente más como un ogro fuera de su pantano que como un pez fuera del agua. Con su realidad hecha añicos, es lanzado a una realidad alternativa que, al principio, parece ser la misma. El entorno tiene el aspecto y da la sensación de ser familiar. Al principio Shrek piensa que es estupendo, pero pronto descubre que ha sido engañado.

El momento definitivo de lucidez llega cuando es atacado por las secuaces de Rumpel, las brujas. Armadas con calabazas que son bombas lacrimógenas, capturan a Shrek y se lo llevan en una carreta a un encuentro cara a cara con Rumpel. Afortunadamente, Shrek ve un rayo de esperanza al reconocer a su locuaz amigo Asno tirando de la carreta donde le llevan. Este Asno, sin embargo, va muy mal vestido y necesita desesperadamente una visita a la peluquería.

Tomar a personajes muy conocidos y entrañables y ponerles en un conjunto de circunstancias nuevas puede resultar una tarea difícil e imponente para cualquier cineasta. Comenta el director Mitchell: "Eso es lo que hacía que fuera emocionante trabajar en ello". La productora Shay añade: "Aunque fuera arriesgado, Mike, Teresa y yo queríamos desarraigar completamente a nuestros queridos habitantes de Muy Muy lejano y situarles en un universo radicalmente alterado".

Dado que los personajes del mundo de Shrek son algunos de los personajes más ricos y meditados jamás desarrollados, tienen que pasar la prueba de fuego, lo que quiere decir que la esencia del personaje, su "voz" y su personalidad, suenen sinceros en una situación o trama argumental completamente distinta y nueva.

Aunque eso estaba en la mente de todo el equipo, nadie lo sabía mejor que el productor ejecutivo Aron Warner, que fue el encargado de producir las tres entregas anteriores. "El verdadero secreto estriba en vincular los temas a la realidad que ya conocemos", explica. "En el fondo, son los mismos personajes que el público conoce y quiere, y mientras se comporten y actúen de la misma forma en que lo harían en circunstancias normales, permanecerán fieles a su esencia".

Para ilustrar este punto, Warner se remite a la escena en la que Shrek y Asno por fin se encuentran en el nuevo Muy Muy Lejano. Shrek por fin ha descubierto lo que ha sucedido. "Shrek está en su momento más bajo", explica Warner. "Vuelve a conectar con Asno y, a pesar del mundo alternativo, uno ve que la esencia de su relación sigue siendo la misma".

Actuar de la misma manera en nuevos entornos o circunstancias es una cosa, pero cuando llegó el momento de cambiar el aspecto de Asno y de Gato con Botas, el equipo tuvo que replantearse su enfoque en la ejecución de la animación, el aparejamiento y el modelado. "Tuvimos que imaginarnos realmente cómo sería la vida de cada personaje, cómo actuarían si nunca hubieran conocido a Shrek", explica Mitchell.

Reinventar a Asno presentaba una serie de obstáculos completamente nuevos para el equipo. "Es una línea muy fina, porque uno quiere ser fiel a la personalidad del personaje", explica Jason Reisig, encargado de la animación de personajes. Para mantener sus personalidades, los realizadores mantuvieron el entusiasmo característico de Asno y la inteligencia y el aspecto astuto de Gato con Botas. El resultado final es ver cómo se muestra ese entusiasmo cuando Asno está al servicio de las brujas y Gato lleva la vida de un minino mimado y gordinflón.

Sin embargo, para el equipo de efectos visuales el nuevo aspecto de Asno y Gato planteaba una serie de nuevos obstáculos. "Asno presentaba una serie de obstáculos dado que su pelo es ahora un poco más largo", explica Oliver Finkelde, encargado de los efectos de los personajes. "Dado que el pelo es más largo, teníamos que asegurarnos de que la piel [del modelo] no se superpusiera, así que o bien volvíamos al departamento de animación y les pedíamos que lo ajustaran, o deformábamos en realidad la piel para que hubiera un hueco entre, digamos, la pata y el pecho". Debido a la cantidad adicional de volumen y pelo de Gato, el equipo se enfrentó a desafíos similares a la hora de aparejar y modelar al felino.

Claro que esos obstáculos también abrieron la puerta para unos cuantos momentos humorísticos. "Gato es un minino grande, gordo y mimado, y uno se pone histérico al verle", dice Eddie Murphy. "Asno tiene que ayudarle a limpiarse la espalda en una escena, y sólo ver eso ya compensa el precio de la entrada".


…Princesa, ogra, esposa, madre… ¡Y guerrera!
Para una princesa que antaño soñó con convertirse en la señora Fiona de Encantador, "Shrek felices para siempre" re-imagina a la ogra convertida en una intrépida líder, decidida a derrocar a Rumpel y conquistar la libertad para todos los ogros.

Muy lejos de la mimada princesa que conocimos en la primera película, Fiona ha cambiado su corona por un cuchillo y un hacha de guerra, y su vestido por un chaleco de cuero y una armadura de combate. Fiona se ha convertido en una fuerza a la que hay que tener en cuenta, y a la que hay que temer.

"Fiona asume su ogreidad en esta película, y esconde su forma humana ante todos los que la rodean", observa Jason Reisig, encargado de la animación de personajes. "Ha sido golpeada muy duramente por todos los temas que Rumpel ha planteado, y eso a su vez le proporciona su motivación como jefe".

Para subrayar aún más el cambio de princesa a guerrera, Reisig y su equipo trabajaron diligentemente para añadir sutiles cambios a la manera en que Fiona estaba animada, manteniéndose al mismo tiempo fieles a la esencia del personaje.

"Siempre ha sido una poderosa princesa y en manera alguna una incauta", dice Reisig. "Pero esto la lleva a un nuevo nivel donde es una guerrera. También tiene que ser Fiona, pero tiene que tener esta clase de estatura y cierta dureza. Nuestra tarea consistió en encontrar el equilibrio adecuado en los movimientos y expresiones dándole un toque duro a su animación sin cambiar a la vez su forma de ser". Todas esas sutilezas en la animación proporcionaron un buen complemento al aspecto y empuje de un personaje que pasa de ser un noble a ser un guerrero.

Después de pasar años esperando que el amor verdadero la encontrase, Fiona se hizo a la idea de que el amor verdadero no era su destino. Armándose de valor, escapó de la prisión del dragón y volvió a comenzar su vida asumiendo al ogro que llevaba dentro y uniendo a los antaño solitarios y atemorizados ogros que vivían aterrorizados por Rumpelstiltskin. Inspirada por su nueva familia, ahora ha canalizado toda su pasión y energía hacia su trabajo, decidida a derrocar a Rumpel y sus brujas.

"Incluso aunque Fiona se haya olvidado del amor verdadero y haya sido capaz de escapar de la torre, los muros de aquella torre aún siguen rodeando su corazón. Shrek ahora tiene que atravesar esos muros para llegar hasta ella", dice la productora Gina Shay. Atravesar los muros del corazón de Fiona resulta ser para Shrek un reto mayor de lo que había imaginado al principio. Cuando se encuentra por primera vez con Fiona en el campamento ogro, se queda claramente desconcertado por el cambio causado por la nueva realidad de Rumpel, culpa directa de Shrek.

"Hay algunos bellos momentos entre Shrek y Fiona en los que intentan comprender por qué es tan intensa su conexión, pero ella no le conoce en este universo alternativo. Son atraídos simplemente por la química", explica la productora Gina Shay. "Hay una escena en la que están entrenándose en la lucha y su química me recuerda a la de dos chavales de instituto que se gustan pero no saben qué hacer al respecto y simplemente se lían a puñetazos entre ellos. Los animadores captaron realmente bien esa sutil dinámica".

Uno de los cambios físicos más notables en la princesa Fiona es su peinado. "Su peinado es un personaje en sí mismo", dice el director Mike Mitchell. Como bien saben muchos en el campo de la animación, ejecutar pelo generado por ordenador es una de las tareas más complicadas de lograr, y la mayoría estará de acuerdo en que el pelo largo no hace sino aumentar la dificultad.

"El pelo de Fiona es uno de los cabellos más largos que hemos animado nunca aquí en DreamWorks", dice el supervisor de efectos visuales Doug Cooper. "Su pelo no sólo es largo, sino ondulado y rizado, y es difícil crear un cabello ondulado y rizado que resulte creíble".

Para abordar las onduladas mechas y rizos de Fiona, Cooper recurrió a su equipo de efectos de personajes, dirigido por el supervisor de efectos de personajes Oliver Finkelde.

Para lograr los efectos deseados, Finkelde y su equipo trataron el pelo de Fiona como si fuera de verdad otro personaje distinto y crearon un sistema completo e independiente de modelado para los tirabuzones rojizos. Sin embargo, el modelado planteaba sus propios retos, ya que el equipo de efectos de personajes tenía que colaborar estrechamente con el equipo de animación para garantizar que el modelado del pelo y el personaje de Fiona no se superpusieran el uno sobre el otro al moverse.

"Era importante asegurarse de que esos rizos y ondas no se entrometieran entre sí o cortaran otra parte del personaje, como los hombros, el brazo o el cuello", explica Finkelde. "Todo el equipo hizo un trabajo maravilloso con Fiona, la Princesa Guerrera", dice el director Mike Mitchell. "No puedo sentirme más orgulloso".

Aunque básicamente trabajaban con los mismos personajes de las películas anteriores, el equipo recibió con gusto los cambios. "Parece como si se les estuviera animando por primera vez aunque todos ya les conociéramos", dice el supervisor de animación Marek Kochkout.

Para expandir el mundo de Shrek y de Muy Muy Lejano, la introducción de nuevos ogros parecía una evolución natural a ojos de los realizadores. "En cierto momento, uno tiene que pensar: 'Tiene que haber algo más que Shrek y Fiona, ¿verdad?'", dice la productora Teresa Cheng.

En última instancia, el equipo habló sobre quiénes eran los ogros y cuál era su aspecto. "No son tan sofisticados como Shrek", continúa Cheng. "Él es un ogro domesticado, el que más contacto ha tenido con los humanos". La producción se decidió finalmente por un diseño que es ligeramente más de ogro en la forma, para ilustrar que Shrek ha evolucionado más.

Cuando Shrek se tropieza con un campamento lleno de ogros, no sólo se da cuenta de que no esta solo en el mundo, sino que también se da cuenta de que es el benjamín de la estirpe de los ogros. Los diseños para el lugarteniente de Fiona evolucionaron hacia una versión más grande, dura y maloliente de Shrek llamado Brogan, a quien da voz Jon Hamm, un recién llegado a la familia Shrek. "Estamos acostumbrados a ver a Shrek como un ogro grande y fornido, y de repente le vemos junto a Brogan y parece su hermano pequeño", dice Hamm. "¡Ha sido una experiencia apasionante trabajar en la película y estoy entusiasmado por haber formado parte de ella!"

Entre los otros miembros del clan de los ogros se encuentran algunos roba-escenas como: el jefe del campamento, adecuadamente llamado Cookie, a quien presta su voz Craig Robinson, y la chica graciosa Gretched, a quien da voz Jane Lynch. "Cookie está muy orgulloso de su carrito de comidas y, sin desvelar demasiadas cosas, digamos que es una buena idea el que se lo lleve a la batalla", dice Robinson.

La batalla que están preparando Fiona y su banda de ogros no es otra que contra Rumpelstiltskin y su ejército de brujas. "Las brujas son las secuaces de Rumpel", explica Cheng. "Tiene dos clases de brujas: brujas de fiesta que se divierten con él en palacio, y brujas de patrulla, que son básicamente las que capturan ogros para Rumpel".

Dándole voz al bando de las brujas están Lake Bell, Kathy Griffin, Mary Kay Place, Kristen Schaal y Meredith Vieira. "En 'Madagascar 2' interpreté a una locutora, así que me resultaba algo muy cercano", dice Vieira. Para "Shrek felices para siempre", Vieira tuvo que apurar sus dotes interpretativas y desarrollar un personaje diferente a su personalidad, entrando en un mundo con otros actores. "Esto es un poco distinto, y ahora agradezco el proceso de interpretar a otro personaje".

Además, el cazarrecompensas de Rumpel es el Flautista de Hamelin, cuyas hipnóticas y armoniosas melodías atraen a los ogros fuera de su escondite y les provocan un trance, poniéndoles bajo el control del juglar. "En realidad se trata de una escena bastante elaborada y compleja", dice Mitchell. "Tuvimos la gran suerte de poder contar con Michael Rooney para que viniera y coreografiara la secuencia de baile para nosotros".

Por su parte, Rooney trajo consigo unos 30 bailarines con el equipo de diseño y el realizador a mano para que rodasen en video la escena como referencia. "El objetivo era encauzar parte de la trama mediante un número de baile", dice Rooney, "así que tenemos la música del Flautista de Hamelin sirviendo como vehículo para cumplir los deseos de Rumpel".

"Y eso es sencillamente lo que hizo Michey", añade Mitchell. "Le aportó su arte a toda la escena y ésta cuenta una pequeña historia. Comienza con esos ogros siendo atraídos por el Flautista, rodeados y metidos en jaulas. ¡Es la forma más entretenida que he visto de meter a alguien en una jaula!"


…Remodelación extrema del palacio…
En muchos sentidos, puede que sea bueno que el rey Harold y la reina Lillian no estén presentes para ver la estridente transformación que sufrió el amado castillo medieval donde vivían cuando Rumpel tomó el control de Muy Muy Lejano. Mediante una remodelación extrema que salió rematadamente mal, Rumpel ha elevado el "mal gusto" hasta niveles desconocidos.

"Ése fue uno de los platós más elaborados de la película", dice el diseñador de producción Peter Zaslav. "Es quizás uno de los platós más elaborados de todas las películas de Shrek". Basado en la arquitectura y los modelos del palacio de los reyes, Zaslav y el director artístico Max Boas continuaron con el tema de la forma ovalada que se introdujo en el aparcamiento de carruajes donde vivía Rumpel, transplantando el diseño de la carroza de Rumpel al palacio, como poniéndola en lo más alto. El motivo ovalado también se llevó al interior del castillo.

Explica Zaslav: "Queríamos alejarnos de la forma tradicional de retratar al villano como muy angular, con todo a su alrededor siendo agudo y afilado. Así que fuimos en la dirección contraria, haciendo redondas todas las formas a su alrededor".

Una vez dentro del palacio, dorados chillones, blancos brillantes, rojos y lavandas dominan la paleta cromática. El aspecto de Fifí, el ganso mascota de Rumpel, incluso proporciona inspiración para las pautas de decoración de las habitaciones, incluido el salón VIP de Rumpel situado junto a la pista de baile de la discoteca y las muchas alcobas donde las brujas se reúnen para verse, que las vean, hacer fiestas y, sobre todo, bailar.

"Rumpel da muchas fiestas", dice el director artístico Max Boas. "El suelo de la discoteca brilla en color naranja al ritmo de la música y, en una de las mayores sorpresas de la película, el suelo se abre y se descubre que el brillo naranja es en realidad el fuego de un dragón".

El palacio también sirve de localización para una de las dos secuencias más difíciles visualmente de la película: una adrenalínica escena de Persecución con Escobas, en la que Shrek y Asno son perseguidos por las brujas, y la decisiva batalla final de la película con Shrek, Fiona y un dragón.


…Los efectos visuales…
En la que probablemente será recordada como una de las secuencias más espeluznantes jamás vista en las películas de Shrek, la Persecución con Escobas por el palacio de Rumpel quedará para los anales.

Novato en el vuelo con escobas, Shrek tiene que cabalgar una escoba descontrolada a través del cavernoso palacio mientras le persigue una docena de brujas lanzando calabazas explosivas. Ah, y tiene una escopeta que lleva Asno.

Después de que la secuencia hubiera sido dibujada en viñetas por el equipo de Walt Dohrn, el director Mike Mitchell recurrió a su equipo de diseño y efectos visuales para crear la salvaje secuencia de acontecimientos.

"El trabajo de la cámara es increíblemente dinámico, lo que hace que la escena sea tan eficaz", dice Doug Cooper, encargado de los efectos visuales. "Rodar en 3D creaba retos relativos a cómo íbamos a iluminar el espacio y a cómo íbamos a integrar a los personajes en el entorno".

Dado que la escena incluía a Shrek siendo perseguido por más de una docena de brujas disparándole, la secuencia requería una estrecha colaboración entre el departamento de layout/pre-visualización y el equipo de animación de personajes, dirigidos respectivamente por Yong Duk Jhun y Jason Reisig.

Para el equipo, eso significaba utilizar la cámara estereoscópica de la forma más eficaz posible. "Cada plano rodado con la cámara estereoscópica es controlado cuidadosamente por los artistas de layout", explica Yong Duk Jhun, encargado de layout. "En secuencias de acción complicadas como la Persecución con Escobas, la profundidad de campo en la cámara será menor de lo habitual, porque la distancia estereoscópica real cubrirá el resto de la información sobre la profundidad".

La mera complejidad de los detalles visuales del propio palacio (un entorno recargado, ostentoso y exagerado) podría haber perjudicado a la secuencia de acción, pero en vez de eso, el equipo de efectos visuales utilizó los detalles para complementar los planos de acción.

Colaborando con el director artístico Max Boas y el diseñador de producción Peter Zaslav, el equipo de efectos visuales se recreó en los detalles del palacio para que los espectadores pudieran leer lo que ocurría en la escena entre los personajes. El equipo pasó horas tomando los ricos y detallados interiores del palacio y organizándolos visualmente para que todos los movimientos que tenían lugar por los corredores y salones tuvieran sentido para los espectadores.

El enfrentamiento final entre el Ejército de Ogros y Rumpel y sus brujas fue una de las escenas técnicamente más complejas y difíciles de animar, si no la que más. Con cientos de ogros portando hachas, cadenas y escudos, y brujas volando por el palacio y lanzando calabazas explosivas, el equipo de efectos visuales metió la directa. "La escala de complejidad de la secuencia de la batalla final es enorme", dice Alex Ongaro, encargado de efectos visuales.

En el centro de la batalla se encuentra la nueva y reluciente bola de discoteca que Rumpel instala sobre la pista de baile. Lo que él no sabe es que en realidad es un "caballo de Troya", que oculta a cientos de ogros armados y listos para el combate. A una señal de Asno y Gato, los rectángulos plateados de la bola se separan, revelando al ejército verde y su armamento. La aparición de los ogros resultó ser una escena enormemente complicada de ejecutar, y requirió una estrecha colaboración entre los equipos de efectos visuales y de animación.

"Hay unos personajes que tienen que apiñarse con sus escudos para formar una bola", explica Doug Cooper, encargado de los efectos visuales. Para lograr una imagen creíble, el equipo de efectos orquestó la coreografía del comienzo de la escena, una tarea de la que normalmente se encarga el equipo de animación. "El equipo de efectos hizo que la explosión pareciera como si la bola se rompiera, empujada por los ogros", dice Jason Reisig, encargado de la animación de personajes. Una vez libres de la bola de discoteca, el equipo de Reisig tomó el mando. "Creamos ciclos de animación que podíamos aplicar a los escudos de los ogros y que luego seguirían los ogros. Entonces se lo pasamos a nuestro equipo de animación de multitudes", añade. El toma y daca entre los dos departamentos produjo una sobrecogedora escena maestra de los efectos visuales y la animación.


…Y vivieron felices para siempre…
Así se completa la trayectoria de un ogro verde que empezó en 1995, cuando Jeffrey Katzenberg y su equipo de DreamWorks Animation comenzaron el proceso de desarrollo para llevar por primera vez a la gran pantalla el cuento de hadas reconstruido de William Steig. Después de cuatro largometrajes, un Óscar a la mejor película de animación, dos especiales de televisión (uno aún en fase de desarrollo), un musical de Broadway, parques temáticos de atracciones y numerosos premios en el campo de la animación y los efectos visuales, Shrek se ha convertido en un icono mundial querido por millones de personas.

"El legado de esta película (y de todas las películas) es realmente extraordinario", observa Cameron Diaz. "Lo que han conseguido Shrek, Asno, Fiona, el Gato y todos ellos, y lo que le han dado al público, es algo de lo que todos estamos muy orgullosos, y estoy orgullosa de haber formado parte de esta trayectoria".

En un reto definitivo para el capítulo final de la serie de películas de Shrek, éste tiene que salvar una vez más a Muy Muy Lejano, conquistar el corazón de la princesa Fiona, y demostrar que es merecedor del Beso de Amor Verdadero. Sólo entonces podrá salvarse a sí mismo y regresar a su viejo y familiar mundo y a su vida normal. Al hacerlo, Shrek se reconcilia con la vida que brevemente ha dejado atrás, y al volver a elegirla llega a estar realmente dispuesto y deseoso y a ser capaz de vivir su auténtico 'Felices para siempre'.


La banda sonora
Accede a la información sobre la banda sonora Shrek forever after BSO.