Cinemanía > Películas > Camino > Sinopsis
Destacado: Llega a las salas de cine 'Cómo entrenar a tu dragón 3'
Camino cartel reducidoCaminoDirigida por Javier Fesser
¿Qué te parece la película?

Pamplona, junio de 2001.

Camino, una preciosa y dulce niña de once años, vive sus últimos momentos en la habitación de un hospital. Rodeada de familiares, amigos, sacerdotes y un número inusitado de personal clínico, da a todos un casi sobrenatural ejemplo de muerte serena y feliz. En una atmósfera de santidad y cuando parece que la muerte es ya inevitable, ocurre algo extraordinario en la habitación.

Inspirada en hechos reales, CAMINO es una aventura emocional en torno a una extraordinaria niña de once años que se enfrenta al mismo tiempo a dos acontecimientos que son completamente nuevos para ella: enamorarse y morir. CAMINO es, sobre todo, una luz brillante capaz de atravesar todas y cada una de las tenebrosas puertas que se van cerrando ante ella y que pretenden inútilmente sumir en la oscuridad su deseo de vivir, amar y sentirse definitivamente feliz.


Los personajes

Camino
Un ser extraordinario, luminoso e irrepetible. En una edad (11) en la que todo cambia y la vida se presenta llena de opciones y posibilidades, Camino escoge el AMOR por encima de todo y lo hace dando ejemplo de generosidad y desprendimiento. Su corazón es transparente y sin embargo no deja de verse en ningún momento de la película. Su madre tiene un plan para ella.

Gloria
La madre de Camino pelea con firmeza y determinación contra un guión que la acosa en todo momento. Y cuando finalmente la derriba nos proporciona uno de los momentos más duros pero también más hermosos y humanos de la película. Gloria convive con un aplastante sentimiento de culpa que su educación y su entorno se esfuerzan por alimentar constantemente.

José
Está acorralado. El padre de Camino encarna la duda, el desconcierto y la incapacidad de enfrentarse a algo tan antinatural como la muerte de una hija. Y eso es precisamente lo que le hace tan de verdad, tan de carne, hueso y alma. Su mirada es además incapaz de esconder su verdadera tragedia: no tener un plan B.

Nuria
Es la ausencia. Es la fragilidad. Es la bondad. Es la incapacidad de enfrentarse a sí misma. La mayor y única hermana de Camino también fue un ser luminoso y extraordinario que asiste ahora impotente al desvanecimiento paulatino, triste, absurdo y doloroso de su propia luz. Por eso envidia y admira profundamente a su hermana enferma.