Cinemanía > Películas > Brothers > Comentario
Destacado: Carlos Sedes dirige a Blanca Suárez y Javier Rey en 'El verano que vivimos'
Brothers cartel reducidoBrothers(Hermanos)
Dirigida por Jim Sheridan
¿Qué te parece la película?

Una película dirigida por Jim Sheridan, nominado a seis Oscar (En América, Mejor Guión Original, 2003; En nombre del padre, Mejor Director, Mejor Película, Mejor Guión Adaptado, 1993; Mi pie izquierdo, Mejor Director, Mejor Guión Original, 1989), a partir de un guión de David Benioff (Cometas en el cielo, Tránsito, Troya), protagonizada por Tobey Maguire, Jake Gyllenhaal, Natalie Portman, Sam Shepard, Bailee Madison, Taylor Geare y Mare Winningham. La producción corre a cargo de Ryan Kavanaugh, Sigurjon Sighvatsson y Michael De Luca. Productores ejecutivos, Tucker Tooley, Jon Feltheimer, Scott Fischer y Zach Schiff-Abrams. Coproductor ejecutivo, Jeremiah Samuels. Coproductores, Kenneth Halsband, Mark Fischer y Matt Battaglia. Basada en la película danesa BRØDRE, de Susanne Bier y Anders Thomas Jensen.

El equipo detrás de la cámara está compuesto por el director de fotografía Frederick Elmes, ASC (Terciopelo azul y Corazón salvaje, de David Lynch, La tormenta de hielo); el diseñador de producción Tony Fanning (Munich, Spider-Man, Ocean’s 12 y 13); el montador Jay Cassidy, ACE (Hacia rutas salvajes, Extraño vínculo de sangre, Cruzando la oscuridad); la diseñadora de vestuario Durinda Wood (Un poderoso viento, Very important perros, Mulholland Drive), y la directora de casting Avy Kaufman, CSA (El ultimátum de Bourne, Brokeback Mountain/En terreno vedado, Syriana).

Con BROTHERS – HERMANOS, el famoso cineasta Jim Sheridan vuelve a demostrar su maestría como realizador de dramas sutiles y emocionalmente realistas. La película, con la guerra de Afganistán como telón de fondo, vuelve a tocar varios temas habituales en la filmografía del director, como las relaciones familiares, la larga sombra de la guerra y la posibilidad del perdón y de la curación. Para esta película, que transcurre en su mayor parte en una urbanización de la clase media estadounidense, Jim Sheridan se ha rodeado de tres de los mejores actores jóvenes de Hollywood, Tobey Maguire (las entregas de Spider-Man, El buen alemán), Jake Gyllenhaal (Zodiac, Brokeback Mountain/En terreno vedado) y Natalie Portman (Las hermanas Bolena, Closer); el admirado dramaturgo y actor Sam Shepard (Elegidos para la gloria) y la conocida actriz Mare Winningham (Georgia).

BROTHERS – HERMANOS está basada en el drama danés BRØDRE (2004), coescrito y dirigido por Susanne Bier. La película impresionó al veterano productor Sigurjon Sighvatsson (Corazón salvaje, de David Lynch; K-19: The Widowmaker y El peso del agua, de Kathryn Bigelow), que vive entre California, Dinamarca e Islandia, su país natal. El productor vio una conexión clara entre BRØDRE y la época de las películas posteriores a la guerra de Vietnam como El regreso o El cazador. Eran películas que exploraban "la guerra en casa" y cómo se hace sentir en la vida de las familias de los soldados. Con este tipo de drama íntimo en mente, decidió hacer un remake americano de la película. En opinión del productor "es una historia acerca de la familia. No trata de matar a personas, sino del efecto de la guerra sobre los vivos".

Mientras el productor Sigurjon Sighvatsson hablaba con la directora Susanne Bier en Dinamarca, la película BRØDRE también había llamado la atención de Michael De Luca y de su socio Zach Schiff-Abrams, de Michael De Luca Productions. Les intrigó la historia de dos hermanos con temperamentos opuestos y sumidos en sendas experiencias inesperadas, una constructiva, otra destructiva.

Michael De Luca dice: "Me pareció que la película original exploraba dos temas: ¿Qué hace fuerte a un hombre en su vida y qué le debilita? Para el hermano menor, el ex convicto, formar parte de una familia le hace fuerte cuando está al borde de la autodestrucción. En el caso del hermano mayor, que siempre ha sido impecable, la guerra, el cautiverio y la pérdida de claridad moral le rompen. Casi puede decirse que los dos hermanos intercambian sus posiciones. Y eso fue lo que me llevó a querer explorar la historia dentro de un contexto estadounidense".

Pero cuando Michael De Luca quiso comprar los derechos para hacer un remake, descubrió que Sigurjon Sighvatsson se le había adelantado. Dado que ambos productores tenían una visión compatible de la obra, decidieron asociarse para producir el remake estadounidense de BRØDRE.

Se pusieron en contacto con el aclamado guionista David Benioff (Cometas en el cielo, Tránsito, Troya) para que adaptara la película. David Benioff decidió escribir el guión sobre un telón de fondo basado en la reciente historia de Estados Unidos: Sam y Tommy Cahill son los hijos de un marine retirado que estuvo en la guerra de Vietnam. La historia es básicamente la misma, dice el guionista: "Son dos hermanos. Uno siempre ha ido por el buen camino, es el típico hombre perfecto que nunca abandona a nadie, y el otro, el hermano pequeño, siempre se ha metido en líos".

Los productores enseñaron las primeras versiones del guión a varios directores, pero se entusiasmaron cuando supieron que Jim Sheridan no tenía ningún proyecto inmediato. Las películas del realizador, desde Mi pie izquierdo y En nombre del padre hasta The Boxer y En América, han explorado la complejidad de las relaciones familiares, el núcleo vital de BROTHERS – HERMANOS. El productor Sigurjon Sighvatsson dice: "Jim siempre se centra en las emociones. Se preocupa por la historia y por los acontecimientos dentro del relato, pero el verdadero motor son las emociones que mueven a los personajes. Como realizador es único".

Empezando con Mi pie izquierdo, Jim Sheridan ha retratado a familias de la clase obrera, y sintió una afinidad inmediata por los dos hermanos. "Los Cahill proceden de una familia de la clase media baja, un terreno conocido para mí. La guerra los desgarra, y la película se plantea si podrán curarse algún día", dice el director. El calvario perfectamente plausible que vive Sam durante su cautiverio añade otra dimensión al retrato que hace la película de la condición humana. Jim Sheridan añade: "La experiencia de Sam en Afganistán va más allá de la comprensión, y cambia la historia. Va más allá de la tragedia. Me atrajeron las emociones que emergen de semejante vivencia".

Ryan Kavanaugh, fundador de la productora Relativity Media, se unió a los cineastas y aportó la financiación. Al igual que el director, se sintió atraído por el dilema de Sam, por sus secuelas y por el impacto que tiene en toda la familia Cahill: "En realidad, la película no trata de la guerra, sino más bien de lo que le pasa a un ser humano sometido a terribles sufrimientos y el impacto que esto tiene sobre las personas que le rodean. Cuando Sam regresa, se ha convertido en un ser oscuro, lleno de ira, totalmente paranoico, pero no cuenta su secreto a nadie, ni siquiera a su familia. Entretanto, Tommy se ha hecho con el papel de Sam; ahora él es el hermano responsable y firme".

La posibilidad de trabajar con Jim Sheridan en un drama poderoso atrajo a un conjunto de actores de primera. Jake Gyllenhaal fue el primero en apuntarse para encarnar a Tommy, la oveja negra de la familia. "Tenía muchas ganas de trabajar con Jim, sobre todo interpretando un personaje diferente a lo que estoy acostumbrado", dice el actor. "Tommy creció a la sombra de Sam, y tiene la sensación de que nadie le quiere. Está enfadado, se encierra en sí mismo. Pero las circunstancias despiertan y abren su corazón".

Tobey Maguire estaba interesado en el personaje de Sam Cahill, el hermano mayor, desde que leyó una de las primeras versiones del guión: "Debido a la dinámica familiar, Sam se siente seguro en el ejército. Perdió a su madre siendo aún niño y su padre regresó de Vietnam con heridas emocionales. Sam cuidó de su hermano Tommy cuando murió su madre e incluso llego a sentir que era un padre para él".

El actor preparó el papel a conciencia y visitó el campamento militar de Pendleton, en California, y el de la Guardia Nacional, en Nuevo México. Al describir los ejercicios de entrenamiento, dice: "Nunca se trata de competir con un compañero, al contrario. Hay apoyo mutuo. Y tiene sentido, forman parte de un equipo. Me impresionó descubrir como cuidaban el uno del otro".

A Sam le ha ido bien en los Marines y en su vida personal. Es el hijo predilecto al que todo le sale bien. Pero cuando cae prisionero con otro soldado en Afganistán, pierde el control de su vida. La necesidad de supervivencia le obliga a enfrentarse a un terrible dilema moral y psíquico. Tobey Maguire sigue diciendo: "Su vida entera se desmorona, o al menos los cimientos, es decir, sus ideas e ideales, las bases sobre las que ha erigido su vida".

Jim Sheridan está de acuerdo: "También es la historia de un hombre que ataca. Sam se ve empujado hasta los últimos límites del compañerismo entre hombres. Y entonces ocurre algo que le hacer perder el respecto por sí mismo. Pero ¿podrá volver a encontrar su alma, representada por su esposa e hijas, o se habrá perdido para siempre?"

Natalie Portman interpreta a Grace Cahill, la mujer de Sam. Eran novios en el instituto, y es la mujer ejemplar, perfecta para un soldado: le apoya, no se queja, siempre está de buen humor. "Me interesaba encarnar a una madre y a una esposa", dice la actriz. "Grace escogió un camino siendo aún muy joven, quería una vida estable". Natalie Portman visitó algunas bases para entender mejor a las esposas de los soldados. "Es difícil, empezando por estar separadas de sus maridos durante un año y verles sólo tres meses seguidos. Tienen que llevar la casa, educar a los niños, que no siempre entienden por qué no está papá y qué hace papá. También deben cuidar de sus esposos cuando regresan y enfrentarse a lo que haya podido ocurrirles durante su última misión".

Sam Shepard es Hank Cahill, el autoritario padre de los dos hermanos. Habla poco y no parece estar del todo resignado a la vida civil. El padre del actor estuvo en las Fuerzas Aéreas y ha reflexionado mucho acerca de las contradicciones inherentes a la vida militar. "El ejército se considera como una hermandad, y lo es. Son personas muy valientes, con un código ético", explica el actor. "Pero también está la otra cara de la moneda, donde succionan los sentimientos del soldado para convertirlo en un número y en un arma. Es una dicotomía tremenda".

Mare Winningham es Elsie Cahill, la segunda mujer de Hank y madrastra de los hermanos. Es una mujer bondadosa con mucho sentimiento materno; suele poner paz y es la única persona a la que Hank escucha. La actriz dice: "Se supone que Elsie se casó con Hank cuando los chicos eran adolescentes, y que debió pasar muy malos momentos cuando Tommy decidió ir por el mal camino, mientras Sam era el hijo modelo y el favorito de su padre. Tengo la impresión de que siente mucha simpatía por Tommy, que cree en él".

BROTHERS – HERMANOS se rodó principalmente en Nuevo México, un estado donde los cineastas encontraron la urbanización de clase media y las vistas desérticas y paisajes agrestes para Afganistán. Las escenas de los extrarradios se rodaron en barrios de Santa Fe, Las Vegas y Los Álamos. El Centro Baptista de Conferencias de Glorieta, no lejos de Santa Fe, se convirtió en Fuerte Mahlus, la base de los Marines. Las colinas de Abiquiu y de Zia Pueblo hicieron las veces del lejano Afganistán.

Es la primera vez que trabajan juntos Jim Sheridan y el talentoso director de fotografía Frederick Elmes, que ha colaborado con directores de la talla de David Lynch (Cabeza borradora/Eraserhead, Terciopelo azul), Ang Lee (La tormenta de hielo, Cabalga con el diablo), Jim Jarmusch (Flores rotas, Noche en la tierra) y Bill Condon (Kinsey). Los movimientos de cámara y el color son un reflejo del viaje de los hermanos desde el orden hacia la incertidumbre. "Toda la película descansa en los personajes", dice Frederick Elmes. "Al principio, la fotografía es más bien tranquila; después sigue una sección dura y caótica en Afganistán, antes de volver a la urbanización, pero esta vez la luz es diferente, más oscura, más atormentada".

BROTHERS – HERMANOS se rodó en orden cronológico siempre que fue posible para ayudar a los actores a integrarse en la trayectoria de sus personajes. Jim Sheridan, que fue actor, dramaturgo y director de teatro antes que cineasta, trabajó muy de cerca con los actores. Natalie Portman dice: "Jim se involucró emocionalmente, interpretaba a cada personaje. Creo que su entrega fue crucial, no sólo para la interpretación, sino para la película en general".

Jim Sheridan se dio cuenta de que los actores principales trabajaban con técnicas diferentes y que, sin embargo, no tenían problemas para crear un conjunto. "Jake va más por libre, intenta encontrar el punto auténtico en cada escena. Natalie lo tiene muy claro desde el principio. Tobey quiere tener el control, pero es capaz de dejarse ir si hace falta, y en este papel no le quedó más remedio que perderlo".

Sam Shepard, que ya exploró la dinámica familiar en películas clásicas como True West, está de acuerdo con la visión y el planteamiento de Jim Sheridan. "El argumento de BROTHERS – HERMANOS me recuerda mucho a la tragedia griega", dice. "Pero lo más interesante es que Jim lo enfoca de una forma totalmente personal. Busca la esencia, el factor humano".

El factor humano, según Jake Gyllenhaal, está en el título: "Es una película acerca de una familia. A veces, la única persona con quien hablar, es con la que creciste, con la que compartiste la belleza y el dolor de la familia. Sam y Tommy son muy diferentes, pero también se parecen mucho. Sólo Tommy puede salvar a Sam".