Cinemanía > Películas > Blindado > Comentario
Destacado: Se estrena en salas de cine 'Pobres criaturas' con Emma Stone
Blindado cartel reducidoBlindado(Armored)
Dirigida por Nimród Antal
¿Qué te parece la película?

Blindado está protagonizada por Matt Dillon (Crash (Colisión) [Crash]), Jean Reno (El código Da Vinci [The Da Vinci Code]), Laurence Fishburne (Matrix [The Matrix]), Amaury Nolasco (Prison Break), Fred Ward (Sweet Home Alabama), Milo Ventimiglia (Héroes [Heroes]), Skeet Ulrich (Jericho) y Columbus Short (Stomp The Yard: ritmo salvaje [Stomp the Yard]). El guión de la película es de James V. Simpson y la dirección de Nimród Antal (Habitación sin salida [Vacancy]). Los productores son Joshua Donen (Arrástrame al infierno [Drag Me to Hell]) y Dan Farah (Visioneers), con Debra James (Una conejita en el campus [The House Bunny]) y Russell Hollander (Good Luck Chuck) como productores ejecutivos. El director de fotografía es Andrzej Sekula (Pulp Fiction). La dirección artística corre a cargo de Jon Gary Steele (Quarantine). El montaje es de Armen Minasian (Yo, robot [I, Robot]). El diseño de vestuario es de Maya Lieberman (Obsesionada [Obsessed]). La música ha sido compuesta por John Murphy (La última casa a la izquierda [The Last House on the Left]). El casting es de David H. Rapaport, CSA y Lindsey Hayes Kroeger, CSA (Destino final 4 [The Final Destination]).

Incluso antes de comenzar a escribir Blindado, el guionista James V. Simpson sabía que quería hacer un thriller poco convencional, una película que estuviera llena de acción y suspense pero que evitara uno de los elementos tradicionales de este tipo de tramas: los tipos malos. "Blindado trata de gente corriente, con defectos pero que básicamente son buena gente", afirma Simpson. "Estos tíos se encuentran en situaciones difíciles y toman decisiones equivocadas. Entonces tienen que lidiar con las consecuencias".

Simpson además quería encontrar un entorno original para su historia. La inspiración le llegó un día cuando paseaba a su perro cerca de donde vive en Vancouver. Un camión blindado giró una esquina y Simpson se fijó en que él mismo, así como todos los que estaban en la calle seguían el camión con la mirada. "Me di cuenta de inmediato que el camión blindado había hecho una entrada visual que había dejado a todos en trance", explica el guionista. "Todos se sintieron atraídos hacia él automáticamente. Supe entonces que ese tenía que ser el escenario de mi historia".

Cuando Simpson terminó con el borrador, lo presentó a la prestigiosa Nicholl Screenwriting Competition , un evento anual patrocinado por la Academia de Cine de Estados Unidos . El guión llamó la atención de los productores Chris Lemos y Luis Guerrero, quienes lo llevaron a Dan Farah de Farah Films & Management. "Me encantó el concepto", afirma Farah. "Es una película de acción, pero al mismo tiempo los personajes están muy bien construidos. Y tiene un gancho estupendo".

"Ese martes por la tarde llevé el guión a todos los estudios", continúa el productor. "El viernes por la mañana, Variety anunció que Blindado era uno de los diez finalistas de Nicholl. Lo vendimos esa misma tarde a Sony en una guerra de pujas".

El guionista primerizo se sorprendió y se sintió encantado con que su guión hubiera levantado tanto interés. "Conectamos inmediatamente con Josh Donen y con Clint Culpepper (presidente de Screen Gems) en Sony", cuenta Simpson. "Entendieron la historia que queríamos contar perfectamente. Inmediatamente captaron a los personajes y la dinámica que había entre los guardias".

Los socios de Buckaroo Entertainment, Sam Raimi (Spider-Man) y Joshua Donen acababan de firmar un nuevo acuerdo de producción con Sony, e inmediatamente expresaron su interés por Blindado. "Josh es un veterano de Hollywood y tiene una experiencia increíble en trabajar con algunos de los directores más grandes de la industria", afirma Farah. "Me entusiasmó tenerlo en el proyecto".

Culpepper le mostró el guión a Nimród Antal, un joven director que acababa de finalizar el angustiante thriller para Sony, Habitación sin salida (Vacancy). Tal como ocurría en este filme y en la anterior película de Antal, Kontroll, Blindado transcurre en un mundo misterioso y reducido. "Ni siquiera se lo presentamos a ningún otro director", afirma Farah. "Hizo un gran trabajo con Habitación sin salida (Vacancy). Nimród hizo del material algo más que una simple película. Incluso viendo los brutos diarios, se veía que estábamos frente a un gran filme".

Como en Habitación sin salida (Vacancy), algunas de las secuencias cruciales de Blindado transcurren en lugares claustrofóbicos que agregan tensión a la pantalla. "Disfruto rodando en espacios limitados", explica Antal. "Ese tipo de estructura me obliga a buscar nuevas ideas".

Las películas de robos es el género favorito del director que se crió en Hungría. "Una vez le preguntaron a un director francés por qué hacía películas de robos y él respondió: ‘No tengo el valor para robar un banco, así que sólo puedo hacer películas sobre ello’", relata el director. "Me pareció que sería divertido ponerme con esto. Puede parecer un género sencillo, pero es muy complicado de hacer bien".

Al director, el mundo de los guardias de camiones blindados, le parecía un mundo exótico, que según afirma siempre se ha sentido atraído por subculturas inusuales. "Me pareció que cada uno de esos guardias es un personaje muy interesante y la situación en la que se encuentran es excitante".

Darle al guión el tipo de autenticidad que Antal requería fue complicado. Las compañías de camiones blindados no están interesadas en compartir los secretos de sus transacciones. Finalmente, Simpson contactó con un amigo en la policía de Vancouver que intercedió por ellos. "Los servicios de camiones blindados son conocidos por su secretismo debido a lo vulnerables y susceptibles que son de ser robados", puntualiza el guionista. "Les preocupaba que en realidad estuviéramos planeando un golpe, ya que estábamos interesados al detalle por la información interna".

Una vez que los realizadores pudieron entrar en ese mundo, pasaron un tiempo en los garajes hablando con los conductores y familiarizándose con los camiones. Aunque no pudieron verlo todo, Antal afirma que logró entender la vida de los guardias en el trabajo. "Tienen un trabajo terriblemente difícil, si piensas en lo que cobran comparado con el peligro al que se exponen todos los días. A mi modo de ver no es equiparable".

Por más que algunos de los actores quisieron investigar para sus personajes de primera mano, no pudieron acceder a ello. Por ejemplo, viajar en algún camión en activo no se podían ni plantear. "Cuando interpreté a un policía sí pude hacerlo", cuenta Matt Dillon, quien interpreta al Oficial Jefe Bill Cochrane, el hombre clave del plan. "Pero de ninguna manera iban a dejar que nos subiéramos y los acompañáramos en el camión blindado. Aún así, la preparación fue bastante amplia. Nos mostraron lo que podría pasar si una situación similar se diera en la vida real".

Los guardias explicaron cuáles eran sus actividades diarias y por qué había que evitar las rutinas. "Nos explicaron cosas que ninguna persona común sabe", agrega Simpson. "Por ejemplo, nunca utilizan el nombre de las calles o palabras que puedan dar pistas de dónde está el camión blindado, para que en el caso de que alguien trate de localizar el camión a través de transmisiones de radio sea más difícil. Entran en los edificios desde una dirección y salen por otra, lo que hace que sea más complicado de predecir qué camino cogerán. Utilizan rutas diferentes todos los días, jamás utilizan el mismo itinerario para un destino".

Un elemento importante que Simpson pudo integrar dentro de la película es el mecanismo interno de cierre de seguridad del camión, que no permite que el vehículo se abra en el caso de que el guardia sea coaccionado o eliminado. "Los guardias que están dentro del camión pueden utilizar lo que se llama el slam lock para que no pueda ser abierto desde fuera".

Ver su primer guión producido ha sido para Simpson la experiencia de su vida. "Utilizando una metáfora deportiva, es como si me hubiera matado durante veinte años en tercera y finalmente me hubieran llamado para las grandes ligas", confiesa. "Acabo de entrar en el campo del estadio de los Yankees y estoy viviendo mi sueño. Como guionista, no hay nada que pueda pasar que sea mejor que esto".


Los hombres del camión
Cada uno de los diferentes personajes de Blindado tiene sus propios motivos para tomar parte en el golpe, pero todos tienen algo en común: ninguno de ellos son héroes o villanos. Esta complejidad es lo que llevó a los realizadores a buscar actores que pudieran delimitar una línea entre el bien y el mal. Desde veteranos de la industria como Matt Dillon, Laurence Fishburne, Jean Reno y Fred Ward, hasta los relativamente recién llegados Columbus Short, Skeet Ulrich, Amaury Nolasco y Milo Ventimiglia, el reparto de Blindado ayudó a dar forma a la historia gracias a que cada uno de ellos aportó una mirada diferente a sus personajes.

Simpson afirma que el reparto, para él, fue una de las sorpresas más grandes de todo el proceso. "Era diferente a mi visión original, pero cuando me abrí a la idea y vi lo que se había propuesto, me di cuenta de que iba a ser la historia que quería contar pero aún mejor".

"El reparto es absolutamente fantástico", opina el productor Dan Farah. "Tanto Nimród como Clint Culpepper tuvieron una gran intuición en cuanto a estos tíos y a cómo interactuaban entre ellos. Tienes a seis guardias de un camión blindado que se supone trabajan día tras día en un espacio muy reducido, era necesario que tuvieran un cierto tipo de relación".

Durante el rodaje, el reparto desarrolló una camaradería similar a la de sus personajes. "La relación entre los actores fue genuina", afirma Antal. "El ego de cada uno fue puesto a un lado en la dinámica que se establece entre los personajes. Una vez que se establece un estrecho lazo entre ellos, es cuando toda la maquinaria empieza a desmoronarse. Y vemos cómo cada una de las personas maneja eso. La traición es mucho más dolorosa porque desde el comienzo se encuentran fuertemente unidos".

En el centro de la historia está Ty Hackett, un joven con grandes conflictos internos, que no está preparado para el reto que implica cuidar de su hermano y mantener a flote su humilde hogar. Los realizadores buscaron un actor que tuviera un inconfundible carisma. "Columbus Short personifica eso", explica Antal. "Además tiene mucho talento. Todos los días aportó una gran energía al rodaje, y su pasión por la película es innegable".

Short cuenta que una vez que comenzó a leer el guión no pudo parar. "Es una película muy inteligente y peleé para obtener mi parte", recuerda. "Combina el drama y la acción de forma creíble. Hay muchos momentos de pura acción y también escenas emocionales intensas. Y hasta ahora, nadie ha visto en realidad la vida de los guardias de los camiones blindados. Supe que con el director apropiado se convertiría en un mundo apasionante y en una gran historia".

Antal fue el director apropiado, opina el actor, que dio el tono necesario para el equipo técnico y artístico. "Su actitud en el rodaje reflejaba liderazgo y eso ayuda mucho a la hora de crear una buena atmósfera en el trabajo", continúa Short. "Trataba a los extras de la misma manera en que me trataba a mí, a Matt o a Laurence. Escuchaba de verdad. No puedes comportarte como un estúpido en el rodaje si el director es un hombre que tiene esa humildad. Llama a las tropas y todos se ponen en fila tras él".

Trabajar junto a actores veteranos a los que vio actuar mientras crecía fue una experiencia notable para el actor de 26 años. "Podría contar durante horas todo lo que he aprendido de ellos", afirma. "Todos ellos me apoyaron muchísimo desde el comienzo. Cada tanto dejaban caer algunas pequeñas perlas de sabiduría aquí y allí, y yo me aseguré de estar atento para atraparlas".

El actor con quien más de cerca trabajó fue Matt Dillon. "Es encantador", asegura Short. "Es un tío súper genuino. Su personaje es básicamente una figura paternal para mi personaje y su hermano. Cuando el golpe se tuerce, es cuando el dilema moral aparece. ¿Qué hacer, defiendes lo que sabes que está bien o defiendes a los que quieres?"

Bill Cochran, interpretado por Dillon, es el oficial jefe del camión. "Cochrane sin duda es quien lleva la voz cantante en el lugar", explica Simpson. "Todos lo respetan y confían en él. Pero íntimamente, siempre ha creído que existían grandes oportunidades que estaban fuera de su alcance. Trabajó duro durante toda su vida. Siempre siguió las reglas, y ahora siente que la vida está a punto de pasarle por encima".

"El robo es su idea y el plan es simple y elegante. No necesita de grandes fuegos artificiales: se trata sencillamente de coger el dinero, ocultarlo y escenificar un falso robo. Él y Ty tienen una relación muy cercana, por lo que Ty accede a secundarlo en el plan".

Dillon cubre todos los requisitos como actor, asegura Antal. "Matt es capaz de dar vida al tipo majo, al gracioso. Y es capaz de sacar dureza. Todo está allí".

A Dillon lo que lo atrajo del filme fue su original premisa así como la complejidad y las contradicciones de su personaje. "Me gustó la relación que tenía con Ty", explica el actor. "El padre de Ty fue su mentor y él se convierte en el de Ty. Esto es parte de los cimientos de lo que ocurre más tarde en la historia".

"Esta película tiene mucha acción, pero en esencia es un filme de personajes", continúa Dillon. Cada uno de los personajes es muy específico, con una personalidad distintiva y una manera de reaccionar bajo presión. Cuando vi la dinámica en su conjunto sentí que estaba frente a un clásico del cine de crímenes".

Dillon había visto Kontroll y le gustó lo que vio. Blindado, afirma, presentaba un reto similar. "La mayor parte pasa en una sola localización y los personajes se hayan confinados en más de un sentido, pero la historia tiene una especie de energía implacable. Nimród tuvo la capacidad de abrirlo todo".

La fortaleza del reparto fue otro plus para Dillon quien disfrutó de trabajar con Laurence Fishburne por primera vez desde La ley de la calle (Rumblefish), hecha en 1983. "Es un actor maravilloso que con el tiempo se ha perfeccionado más y más", afirma el actor.

Fishburne condujo a su personaje, Baines, en una dirección que según el guionista jamás había anticipado. "Lo hizo mucho más auténtico", asegura Simpson. "Baines es más que un bala perdida. Es un tipo al que le gusta ensuciarse las manos. Si no hubiera sido por su conexión con Cochrane, ya hubiera robado un camión blindado. Es un criminal que encontró su camino gracias a la compañía de hombres buenos que lo convirtieron en un buen tipo, sin embargo es alguien a quien se le pueden ir las cosas de las manos".

Toda película de robos necesita de un personaje como Baines, afirma Fishburne. "Tienes que tener a un tío que no está del todo bien. Ese es el tipo que interpreto en este filme. Baines hace un buen trabajo aparentando ser un tipo normal, pero no lo es".

A Fishburne le impresionó el espíritu y la energía de Antal. "Existen algunos directores que aprecian lo que los actores hacen, pero que no necesariamente le gustan los actores", aclara el actor. "A Nimród realmente le gustan los actores. Sabe mucho de técnica y creció adorando el cine. Tiene pasión por esto".

"La gente del reparto no es quién uno se imagina desde el principio", agrega el actor. "Creo que es genial que eligiera a Columbus Short como el héroe. Eso es algo que jamás hubiera sucedido hace 20 años. Y cuando nos ves a todos juntos, funciona. Todos los que están en esta película tienen la habilidad de llegar a esos lugares más profundos".

Reunirse con su compañero de La ley de la calle (Rumblefish), Dillon también le produjo un gran placer, afirma Fishburne. "Matt es, en muchos aspectos, el mismo tío que era hace 20 años, pero es más profundo y su instrumento ha madurado mucho. Es un gran lector y un gran viajero, pero en lo que sigue siendo exactamente igual es que posee la humildad que tenía cuando era muy joven".

Antal admite que trabajar con Fishburne, cuyas interpretaciones ha admirado desde que viera al actor en Apocalypse Now, fue en un principio sobrecogedor. "Es uno de los actores más increíbles con los que he trabajado. Ha hecho algo realmente espectacular en esta película. Hay un momento en que su personaje tiene que sacar una caja del camión y ponerla en la zona de carga. Solo necesitábamos explicar los pasos que había que dar para transferir el dinero, pero no era una toma importante en sí misma. Él hizo que el simple acto de coger la caja del camión y colocarla en la plataforma de carga fuera un momento verdadero. Un actor capaz de hacer eso es una rareza".

Aún con toda la experiencia que tiene, Fishburne afirma que aprende algo en cada una de las películas que hace. "Esta vez, trabajando con Jean Reno, redescubrí el poder del silencio".

Reno interpreta al tercer guardia veterano, Quinn. "Quinn es un seguidor", explica Simpson. "Quinn quiere agradar. Jean Reno le aportó una gran accesibilidad al personaje. Creo que mucha gente se va a sentir identificada con él y se sorprenderá con lo que ha hecho con su personaje".

Reno, quien conocía los anteriores filmes de Antal, afirma que el director fue la razón principal para aceptar el papel. "Pensé que sería interesante trabajar con alguien con tanto talento", reflexiona. "Tiene un punto de vista muy específico y una idea real de lo que quería hacer, desde la imagen al montaje. Eso me dio una gran confianza en él".

"También me gustó mucho la idea de trabajar con este reparto. Cuando tienes un buen grupo de actores profesionales, no tienes que explicar qué es lo que vas a hacer. Cuando bailas con alguien que sabe bailar, no tienes que explicar dónde vas a poner el pie. Saben que estás allí. Todos aprendimos algo cada día, o bien acerca del talento o bien de la generosidad".

Short recuerda otra metáfora musical que Reno compartió con él. "Jean dijo: ‘Es una orquesta, Columbus’. Y así es. Sin siquiera hablar nunca de ello, sin jamás decir ‘yo seré el violín y tú serás la viola’, simplemente sucedió. Una de las claves para convertirse en un actor de calidad es escuchar y observar. Entonces ves hacia dónde va cada uno con su personaje y cómo tu personaje encaja en esta increíble mezcla de trabajos".

El sensible retrato que Skeet Ulrich realizó del guardia más joven, Dobbs, es, según el director, uno de los puntos destacables del filme. "Una de las primeras cosas que todo el mundo que ha visto la película es que Skeet es fantástico", afirma Antal. "Va a sorprender a mucha gente, porque las emociones que desplegó y la profundidad de su personaje es asombrosa".

El guionista describe a Dobbs como alguien que se mete en una situación que lo supera y no puede ver la salida. "Cuando las cosas empiezan a descontrolarse, tiene miedo de hacer lo correcto, tiene miedo de hacer lo que debe. Esto conecta con la interacción que existe entre lealtad y traición, el tira y afloje entre hacer lo correcto o ser leal a aquellos que te rodean".

Según Ulrich, lo que más recordará de la experiencia de rodar Blindado es la química entre los actores. "No sé cómo explicarlo. Existe un cierto entendimiento de la posición de cada uno en cuanto a la historia como un todo. Fue un placer trabajar con un grupo de actores que hacen su trabajo sin exceso de histrionismo. Algunos de los mejores momentos que pasé fueron simplemente esos en los que nos sentábamos a hablar".

El actor cree que el mérito de haber creado ese clima fue de Antal. "Tiene un talento inmenso. Parece tener una innegable visión de lo que está haciendo y de cómo las piezas del rompecabezas van a encajar. Esto le permite llevar el suspense y los giros de trama de una manera única y poderosa".

Completando el reparto de guardias de seguridad está Palmer, interpretado por Amaury Nolasco. "Palmer es un tío que creció en el otro lado de la ley", cuenta el actor. "De niño fue problemático y pasó un tiempo en prisión, luego de uno de sus periodos en la cárcel encontró a Dios. Y entonces volvió a nacer".

El rodaje fue una experiencia de extrema colaboración, explica Nolasco. "En un principio todos nos sentamos y conjuntamente aportamos nuestras ideas. Cada uno tuvo la posibilidad de establecer una agenda propia y desarrollar los motivos propios de cada personaje. Todos teníamos una razón diferente para estar en esto".

A Antal le impresionó la disposición del actor a arriesgarse para tratar de encontrar las sutilezas de su personaje. "Palmer hace algo bastante desagradable en un punto de la película y encuentra una respuesta emocional que no estaba esperando. Había un charco de agua en el set y Amaury lo utilizó para lavarse las manos".

"Fue una improvisación", relata Antal. "Es uno de mis momentos preferidos de la película, porque da la idea de que no se trata de blanco o negro, no hay buenos y malos en este filme".

Estar en el rodaje junto a Antal y sus compañeros de reparto, inspiró a Nolasco a bucear en las profundidades. "Nimród es ávido, apasionado", cuenta el actor. "No es un director que se sienta en su silla a mirar el monitor. Estaba allí, junto a ti, dándote luz verde para que le dieras vida al personaje y poniéndote al límite. Siempre está dispuesto a escuchar. Finalmente era él quien tomaba las decisiones, pero jamás dejó de escuchar a nadie".

"Actuar con este reparto fue una oportunidad de oro", continúa Amaury. "Matt Dillon, Jean Reno y Laurence Fishburne han trabajado con algunos de los mejores directores de la industria. Y luego estábamos Skeet, Columbus y yo que éramos como los nuevos pupilos yendo al colegio. Traté de absorber todo lo que pude, cual esponja. Un profesor me dijo una vez: ‘Roba de los mejores y hazlo tuyo’, y eso fue lo que hice".

Milo Ventimiglia, probablemente más conocido por su papel como Peter Petrelli en la serie televisiva de éxito Héroes (Heroes), es otro de los "jóvenes aprendices" del reparto. El interpreta a Eckhart, un oficial de policía que se topa con los aspirantes a millonarios en el momento en que están escondiendo el dinero. "En un principio había imaginado a este personaje como alguien con más edad", afirma Antal. "Pero cuando Milo se presentó, él era ‘el policía’. Su concentración y nivel de compromiso era constante. Estaba siempre presente e interesado en lo que ocurría. Fue estupendo ver a alguien que ha tenido el éxito de Milo y que sin embargo sigue amando el proceso de hacer una película como él lo hace".

Simpson también había pensado en un actor un poco más maduro para el papel, pero concuerda en que Ventimiglia aportó algo esencial al proyecto. "El personaje de Eckhart es la consciencia que Ty necesita", explica el guionista. "Me gustó hacia dónde fue la historia con Milo a bordo".

Ventimiglia se describe a sí mismo como un gran admirador de sus compañeros de reparto. "Son unos actores increíbles", afirma. "Cuando aparecí en el rodaje vi que estaban igual de encantados que yo de ser parte del grupo, fue estupendo. Nos lo pasamos estupendo haciendo una película de tíos, entre tíos, con armas y sangre, fue una experiencia genial".

La preparación y visión de Antal fue lo que dio a los actores y al equipo la libertad de hacer bien su trabajo. "Ser director tiene dos caras. Tienes que ser capaz de hablar y confiar en tus actores, pero también tienes que poder hacer algo bueno con la cámara y hablar con el equipo. Ha sido un verdadero placer estar en el rodaje con él y verlo trabajar", concluye el actor.

Por su parte, Antal opina que el mérito del éxito de Blindado es del talentoso e inspirado reparto. "Lo más importante fueron todos esos actores que no solo había visto sino que también admiro", afirma. "Fueron el grupo de tíos más estupendos con los que tuve la oportunidad de trabajar".


Detrás del blindaje
Tal como cada una de las anteriores películas de Nimród Antal, Blindado tiene un estilo visual propio, y eso se debe a la meticulosa atención del director al detalle. "Visualmente la película es simplemente espectacular", afirma Farah. Antal reunió a un equipo de primera para que lo ayudara a construir el look único que quería lograr, incluyendo al director de fotografía Andrzej Sekula, quien entre sus trabajos incluye Pulp Fiction y Reservoir Dogs de Quentin Tarantino.

Blindado es la continuación de la colaboración entre el director y el director de fotografía, que comenzó en Habitación sin salida (Vacancy). "El director de fotografía es probablemente la persona con la que trabajo más estrechamente en el rodaje", sostiene Antal. "Prefiero una relación de colaboración íntima. Tengo un sentido visual bastante fuerte, pero además invito y aliento a que se me aporte todo lo posible, y Andrzej es ‘el colaborador’. Su estilo visual es sobrio, muy limpio y espectacular. La luz, la película y todo lo que utiliza va en contra del grano. Tiene un ojo absolutamente fantástico".

Antal compara la experiencia de trabajar con Sekula como a la de sentarse como acompañante en un coche de carrera conducido por un experto. "Si el tío es un buen conductor, aunque vaya a 320km/h allí sigues, y te sientes cómodo. Andrzej piensa que ir a esa velocidad, derrapando y girando no tiene nada de especial porque es algo que hace todos los días".

Una de las inspiradas ideas de Sekula fue la de rodar una escena crucial desde un inesperado punto de vista: el espejo retrovisor del camión. "Suena simple", se admira Antal. "En la realidad resulta muy poderosa y sirve muy bien al propósito de la historia".

Otro de los alumnos de Habitación sin salida (Vacancy), el director artístico Jon Gary Steele, también se unió al equipo de Blindado e hizo lo que Antal describe como una invaluable contribución a la imagen total de la película. "Los decorados que construyó eran realmente especiales", afirma el director. "Encontramos una localización en Fontana, California, era una vieja fábrica de acero que se estaba cayendo a cachos. Desde fuera era perfecta, tuvimos que crear el área interior para que encajara de forma orgánica con las localizaciones exteriores".

Debido a que casi la mitad de la película transcurre dentro de la fábrica, Antal y Steele se enfrentaron al reto de que visualmente mantuviera el interés. "Decidimos construir el interior en un estudio que tuviera varios niveles", explica Steele. "Eso le permitió al director contar con diferentes opciones para una persecución a varios niveles en un inmenso espacio".

"Gary tuvo la excelente idea de usar diferentes niveles para crear más tensión", cuenta Antal. "Diseñó un sistema de escaleras al estilo Escher que fue sensacional. Le dio al decorado una profundidad que jamás hubiéramos tenido si nos hubiésemos mantenido todo el tiempo al nivel del suelo".

Steele construyó una maqueta del decorado para que Antal y Sekula lo utilizaran para planificar cada toma. "Entonces pudimos hablar de la forma en que lo íbamos a utilizar", explica el diseñador artístico. "Andrzej entonces decidió dónde necesitaba poner los focos. El proceso de diseño finalizó en un par de semanas".

Entonces el equipo tuvo menos de siete semanas para construir el decorado entero. "Todo se hizo en madera nueva pintada que semejaba concreto", cuenta Steele. "Casi todo es nuevo a excepción de un par de piezas de equipamiento alquiladas. Todo lo demás lo tuvimos que envejecer. Nuestro director de arte, Charlie Bryant, acumuló polvo y basura para que pareciera que había estado allí durante muchos, muchos años".

Además de dar a los realizadores más control sobre la localización, construir un decorado les supuso más ventajas a los actores. "Todo el tiempo me olvidaba de que me encontraba en un estudio", confiesa Fishburne. "He trabajado en fábricas abandonadas que habían sido convertidas en set de rodaje y sin duda se parecían muchísimo a este decorado. Pero tuvimos calefacción y no había ningún bicho vivo dando vueltas. También tuvimos buggies, baños y agua corriente".

Sin embargo estos elementos de confort no pusieron en juego la verosimilitud para los realizadores. "Realmente me impresionó la manera en que fueron capaces de recrear la fábrica de acero", observa Dillon. "Era tan grande y las superficies de todo eran exactamente iguales a las de una fábrica real. Las texturas concordaban completamente con el resto de la película".

"Era como si hubieran cogido una fábrica de acero y la hubieran depositado en un estudio", agrega Ventimiglia. "Eso le dio mucha textura a la historia. Respirábamos suciedad, y teníamos gravilla bajo las botas. Me ponía inmediatamente en la escena".

La segunda parte de la película está llena de escenas de acción que parecían bastante peligrosas, sin embargo Antal trabajó estrechamente con el coordinador de escenas de acción Lance Gilbert y su equipo para tomar todas las precauciones necesarias. "Tuve mucha suerte de estar rodeado de gente con tanto talento", afirma el director. "Lance es un tipo espectacular y muy bueno en lo que hace. Me da terror hacer escenas de acción peligrosas porque me da mucho miedo que alguien salga herido, pero han quedado geniales y finalmente todo salió bien".

La planificación de las sofisticadas secuencias de acción comenzó con una escena con la que cualquier niño de diez años se puede identificar. "Lance y yo estábamos en el suelo jugando con cochecitos de carrera tratando de bloquear al otro. Si alguno del estudio nos hubiera visto, sin dudas se habría preocupado. Dos hombres mayores tirados en el suelo jugando con cochecitos no es algo que de mucha confianza".

El reparto, completamente masculino, se lo pasó en grande con las secuencias de acción del filme. Nolasco admite que es un poco temerario y que le gusta hacer las secuencias de acción él mismo. "Salté de un edificio de seis plantas", cuenta. "Se habían tomado todas las precauciones necesarias. Para Lance, la seguridad es lo primero. Estuvo conmigo a lo largo de todo el proceso y luego me preguntó si quería hacerlo. Yo le respondí: ‘¿Estás de broma? ¿Por qué no?’ Tuve un doble que era increíble, pero yo quería saltar y saber qué se sentía. Eso era lo divertido".

"En algunas ocasiones me gusta la parte física de mi trabajo", confiesa Ulrich. "En alguna medida es más relajante que las secuencias de diálogo. Te involucras de forma diferente. Pero luego de algunas escenas es muy difícil conciliar el sueño. Tienes tanta energía acumulada por la experiencia que es difícil liberarte de ella".

Aunque muy poca gente ha experimentado el hecho de custodiar millones de dólares en un camión blindado, el director Nimród Antal cree que el público, no importa la edad y el origen, se puede identificar con el tema central de la película. "Todos hemos vivido momentos en los que nos hemos sentidos atrapados entre la espada y la pared", explica. "Creo que es una emoción humana básica que todos pueden entender".

"Hemos hecho una película de robos repleta de acción que no se ha visto desde hace tiempo", continúa. "Hacer Blindado fue una experiencia intensa e intimidante en algunas ocasiones, tanto por los actores como por el género de la película. Pero todo el mundo aportó su mejor juego día a día y eso me recordó constantemente lo afortunado que era".