Cinemanía > Películas > Prince of Persia: Las arenas del tiempo > Comentario
Destacado: Zendaya, Josh O'Connor y Mike Faist es el trío protagonista de 'Rivales'
Prince of Persia: Las arenas del tiempo cartel reducidoPrince of Persia: Las arenas del tiempo(Prince of Persia: The sands of time)
Dirigida por Mike Newell
¿Qué te parece la película?

Entrevista con Gemma Arterton
El productor Jerry Bruckheimer es el hombre que estuvo detrás de algunos de los films más espectaculares de Hollywood – entre ellos, los dos de La leyenda del tesoro perdido y los tres de Piratas del Caribe – pero quizás se supere a sí mismo en esta gigante y ambiciosa aventura de acción, PRINCE OF PERSIA: LAS ARENAS DEL TIEMPO.

El film está situado en la Persia de ficción del siglo VI, protagonizado por Jake Gyllenhaal (más conocido por su actuación en Brokeback Mountain y The Day After Tomorrow) como Dastan, un joven príncipe de espíritu independiente que debe unir fuerzas con la bella princesa Tamina, personificada por Gemma Arterton, a fin de impedir que un noble villano controle las Arenas del Tiempo, un regalo de los dioses que puede revertir el tiempo y permitir a su poseedor el dominio del mundo.

El rodaje de la película – protagonizada también por Sir Ben Kingsley y por Alfred Molina – abarcó más de cinco meses, requirió más de 2.000 personas en el equipo de realizadores y 400 extras en las locaciones de Marruecos y en los famosos Estudios Pinewood de Londres e implicó la producción de 7.000 trajes realizados a mano. En Marruecos, la filmación se realizó en localizaciones históricas en los alrededores de Marrakesh y de Ouarzazate, así como en algunos de los sets más grandiosos que se hayan construido para una película de Hollywood. De regreso en Pinewood, el elenco, el equipo de filmación y el director Mike Newell (entre cuyos créditos se cuentan Harry Potter y el cáliz de fuego y Donnie Brasco) ocuparon nueve de los 12 escenarios del estudio, adonde llevaron docenas de palmeras, caballos y toneladas de arena desde Marruecos para crear un dramático desierto en los suburbios de Londres. La actriz Gemma Arterton era una debutante cuando fue seleccionada para el papel protagónico junto a Jake Gyllenhaal, pero desde entonces se ha hecho de un nombre con el último film de James Bond, Quantum of Solace, y como la protagonista de la aclamada serie de televisión de la BBC "Tess of the D’Urbervilles".

En una pausa entre escenas, cerca del final del prolongado rodaje de PRINCE OF PERSIA, conversamos con Gemma.

P: Al ver los gigantescos sets en los que estás trabajando, la única reacción posible parecería ser "¡Vaya!"

R: Es alucinante. La escala del film está fuera de este mundo. Cuando estábamos en Marrakesh antes de comenzar el rodaje, me llevaron a visitar el set del reino donde vive mi personaje, Tamina: era increíble. Había calles por donde se podía caminar, palacios, fortalezas y mercados callejeros. Y yo pensaba: "Estoy interpretando a la princesa de este lugar, ¡yo!" [Ríe]. Es humillante porque después de todo este trabajo, uno realmente debe estar a la altura de las circunstancias.


P: ¿Y cómo lo estás llevando? ¿Estás a la altura de las circunstancias?

R: [Ríe] Me encanta interpretarla, eso es lo que sé. Tamina es muy interesante porque no es simplemente "la chica" sino que posee un montón de facetas. Es una importante sacerdotisa, una aventurera, a veces algo masculina, y en determinado momento debe fingir que es una especie de camarera de ficción del siglo VI. También llevo unos trajes grandiosos, tatuajes de henna y joyas en el cabello. Soy la única chica en el film, ¡así que tengo que tratar de verme bien!


P: ¿Tienes hasta ahora una escena favorita?

R: Lo que naturalmente se me ocurre es el intercambio verbal ingenioso entre Tamina y Dastan, el personaje que hace Jake. Empiezan llevándose mal, pero obviamente se gustan. Y tenemos algunas escenas brillantemente escritas, muy divertidas de actuar. Realmente disfruto de todo y lo grandioso del film es que tiene muchos elementos: hay romance, aventura, enormes batallas, mucho de comedia, lo que quieras. ¡Realmente es épica!


P: ¿Cómo obtuviste tu papel? ¿Simplemente Jerry Bruckheimer cogió el teléfono y te ofreció un papel en su última película taquillera?

R: Ojalá hubiera sido tan simple... [Ríe]. Fue antes de que yo hiciera Bond y "Tess". Mi agente me dijo: "Preséntate para esta película, pero es probable que no lo logres porque es muy grande". Entonces me reuní con la directora de reparto, quien pareció estar verdaderamente interesada, y luego con [el director] Mike [Newell]; pero me faltaba hacer las pruebas de cámara y ganarme a muchas personas convenciéndolas de que una es lo suficientemente bella, talentosa y todo eso… Pensé que nunca lo lograría, así que estaba bastante indiferente al respecto. La espera fue tan larga que cuando recibí el llamado que me decía que el papel era mío ya me había olvidado de eso.


P: ¿Cuál fue tu reacción cuando recibiste la noticia?

R: Fue surrealista. Simplemente me senté en la cama y no podía digerirlo. Es extraño pensar que vas a ser una princesa.


P: ¿En qué momento lo conociste a Jake Gyllenhaal?

R: Fue gracioso porque hice una prueba de cámara con Daniel [Craig] para Bond, pero para esta película no lo conocí a Jake hasta un mes antes de comenzar el rodaje, así que fue un poco estresante. Tenía mariposas en el estómago, pero él fue muy dulce y me dijo: "Me enteré de que eres maravillosa", y una serie de cosas amables como esa.


P: ¿Qué piensan tus amigas de tu papel junto a uno de los galanes más guapos de Hollywood?

R: Siempre me preguntan si le beso. Y yo les respondo: "Sí, le beso, ¡ahí tienen!" ¡Se vuelven locas de celos! Pero lo mejor de Jake es que es un muchacho adorable, divertido, amable y práctico. En realidad, eso es lo grandioso de este film: que todo el elenco y el equipo no se toman demasiado en serio a sí mismos. Toman su trabajo seriamente, pero no a ellos mismos, y me parece que esa es la mejor actitud que se puede tener, porque cuando estás en medio del desierto en Marruecos, con un calor abrasador y todos exhaustos, es mucho más fácil si se puede bromear con eso.


P: ¿Hay algo que te haya resultado difícil de hacer en este film?

R: Fue una verdadera aventura. En Marruecos vi lugares que nunca podría haber visitado si no fuera por esto, pero extrañé mi casa. Tampoco había montado a caballo antes, así que tuve que aprender desde cero, hasta realizar escenas de riesgo como saltar y montar un caballo en galope. Pero me encantó, aun cuando fallé en un par de maniobras… Algo un poco embarazoso cuando uno le ha dicho a todos: "¡No se preocupen, puedo hacerlo!" [Ríe]


P: ¿Cómo fue trabajar con actores legendarios como Sir Ben Kingsley y Alfred Molina?

R: Aprendí muchísimo, especialmente al ver cómo las personas como Alfred Molina y Sir Ben Kinsgley se muestran siempre tan entusiastas por su trabajo y parecen disfrutar de lo que hacen, sin importar cuánto tiempo hayamos estado filmando ni cuán difíciles sean las condiciones. También aprendí estrategias. Para mí es difícil no llorar; creo que es porque interpreté a Tess y eso me destrabó algo. Ayer, Sir Ben me dijo: "Si tú controlas tus emociones, el público no podrá controlar las suyas". Eso me ha resultado una gran ayuda.


P: ¿Tienes planes de mudarte a Hollywood y vivir como una estrella?

R: [Ríe] Amo a Londres y necesito estar en un lugar rodeada de gente normal, como mis padres, quienes me mantienen centrada. También necesito ir de vez en cuando al pub. ¿Tienen pubs en Hollywood?


Entrevista con Ben Kingsley
Sir Ben Kingsley es uno de los actores más distinguidos del mundo, famoso por films como Schindler’s List, House of Sand and Fog, Searching for Bobby Fischer y Gandhi, el trabajo que lo hizo merecedor de un Oscar® al Mejor Actor. Y aun cuando Sir Ben ha trabajado en Hollywood durante casi 25 años, a su trayectoria todavía le faltaba un éxito taquillero de aventura extrema y con los efectos especiales sorprendentes que el género requiere.

Finalmente, su entrada a este reino de la acción total se produjo: es PRINCE OF PERSIA: LAS ARENAS DEL TIEMPO, el último film de Jerry Bruckheimer, el mega-productor responsable de los dos films de La leyenda del tesoro perdido, y de los tres de Piratas del Caribe. LAS ARENAS DEL TIEMPO está situado en la Persia de ficción del siglo VI y tiene como protagonista a Jake Gyllenhaal en el papel de Dastan, un joven príncipe que debe volverle la espalda a su despreocupada vida para impedir que varios villanos roben la Daga del Tiempo, un artefacto antiguo que puede hacer volver la historia atrás y que le permite a su poseedor dominar el mundo.

Sir Ben interpreta al misterioso Príncipe Nizam, el tío adoptivo de Dastan, quien puede o no tener en cuenta los intereses de su sobrino. El rodaje de la película, también protagonizada por Gemma Arterton y Alfred Molina, y dirigida por Mike Newell (Harry Potter and the Goblet of Fire y Donnie Brasco), se extendió durante más de cinco meses en locaciones de Marruecos y en los Estudios Pinewood de Londres, y aun para los generosos estándares de Jerry Bruckheimer, su realización es a gran escala. Dos mil integrantes del equipo de realizadores, 7.000 piezas de vestuario confeccionadas a mano, docenas de palmeras y toneladas de arena transportadas a Londres para imitar los exteriores de Marruecos: las cifras resultan verdaderamente apabullantes.

Esta charla con Sir Ben se dio en los Estudios Pinewood, en una pausa entre escenas filmadas en una duna que lucía muy convincente.

P: ¿Cómo va su primer film ‘taquillero’?

R: [Ríe] Es un gran film, ¿cierto? Pero dando esto por sentado, entre "acción" y "corte" uno se encuentra en una zona donde el género, el presupuesto y el tamaño de los sets no hacen diferencia. Lo que importa es lo que ocurre entre nosotros, los actores, y la historia está llena de personajes interesantes que creo que van a suscitar el interés del público.


P: ¿Aceptó usted sin reservas salir a la carga, a caballo y en el desierto, así como aprender a luchar con la espada?

R: ¡Por supuesto! Sonaba maravilloso. Creo que la idea de que yo soy "un actor serio" es un poco una carga; espero ser más un "entretenido" que un "actor serio". La envergadura del film me resultaba muy atractiva, al igual que el género de aventuras y el grandioso equipo. [El director] Mike Newell me ofreció el papel de Nizam mucho antes de que yo leyera el guión, pero una vez que lo hice, me pareció muy bellamente trabajado. Por supuesto, está sustentado en la narrativa, pero conociendo a Mike y su trabajo, era claro que iba a equilibrar la acción con el personaje, con examinar algunos motivos complejos y la psicología, y así resultó ser. Por ejemplo, me parece interesante que los protagonistas del film no se dividan simplemente en buenos y villanos. Hoy hice una escena en la que de pronto nos damos cuenta de que este personaje que hasta ahora era totalmente encantador y educado posee la capacidad de ejercer una violencia completamente casual. En un instante puede desenvainar la espada, degollar a alguien, guardar la espada y continuar conversando.


P: Por lo que he visto hasta ahora, su personaje parece particularmente difícil de desentrañar...

R: ¡Eso me complace! Diría que mi trabajo es el de ser lo más inescrutable posible, hasta que la gente comience a captar la esencia de lo que está haciendo, ya bien avanzado el film. Nizam tiene una relación especial con Dastan, el personaje de Jake –es quien lo rescató de las calles cuando era niño– y tanto Dastan como sus hermanos no tienen más opción que confiar en él.


P: Usted ha personificado en el cine a muchos personajes de la vida real, en films como Gandhi o Schindler’s List. Prepararse para esos papeles debe de haber implicado mucha investigación. ¿Cómo se prepara para interpretar a un príncipe completamente ficcional del siglo VI en Persia?

R: Uno piensa en sus emociones, en lo que va ocurriendo en su alma. Nizam está regido por la envidia y el pesar: fue su hermano y no él quien llegó a ser rey. Siempre está pensando: "¡Tendría que haber sido yo!"; y esas emociones nos resultan familiares, ya sea en la antigua Persia, en la política contemporánea o en una pieza de Shakespeare.


P: Usted hace que suene muy shakespeariano...

R: [Ríe] ¡Cualquier cosa que yo haga termina siendo shakespeariana! Me parece que finalmente llevo todo hacia allí.


P: ¿Hasta qué punto estos asombrosos sets y trajes lo ayudan a entrar en su personaje?

R: Oh, ayudan enormemente. Los trajes están confeccionados con telas extraordinarias y uno se siente distinto al vestirlos. Y dondequiera que se mire en el set, se ven superficies maravillosamente detalladas en las que deben de haber trabajado cientos de artesanos. La energía proviene desde donde se pose la vista. Nada es aproximado sino que está todo finamente acabado en los detalles. Y cada día en el set es sorprendente. Simplemente lo veo a Jake [Gyllenhaal] pasar junto a mí a caballo, rápido y temerario, blandiendo su espada y gritando ferozmente. Por cierto, hay grandeza en el film.


P: ¿Qué diferencia hace el tener a Jerry Bruckheimer como productor? Habiendo trabajado con él por primera vez, ¿ha logrado percibir en particular la razón de su éxito?

R: Es su entusiasmo. No se puede fabricar el entusiasmo, y si no se lo tiene en el corazón, nunca se tendrá la energía. Yo lo vi a Jerry caminar por nuestro set en Marruecos con una cámara fantástica, fotografiando cosas, y en su rostro había un enorme goce. No era "¡Esto es mío!" sino "¡Esto es bello!"


P: Hablando de Marruecos, ustedes estuvieron filmando allí durante un par de meses y aparentemente sobrevivieron a inundaciones repentinas y a temperaturas de hasta 51ºC ¿Eso enriqueció la experiencia o alguna vez desearon haber realizado la película en Pinewood?

R: ¡Gracias a Dios ni lo pensamos! Creo que para nosotros, como grupo de actores, viajar juntos y enfrentar el desierto es invalorable. Además, trabajar con artesanos locales y tener a esa gente tan bella como extras le agregó textura al film. Este es mi sexta película allí y amo a Marruecos. No es para nada agotador y, en cuanto a los extras, ¡los reconozco de otros filmes anteriores!


Entrevista a Jake Gyllenhaal
"Yo lo veo a mi personaje como una conjunción de Rafael Nadal, Mick Jagger y Daniel el Travieso", dice Jake Gyllenhaal al referirse a su último film, la aventura PRINCE OF PERSIA: LAS ARENAS DEL TIEMPO. "Se trata absolutamente de pasarlo bien y de divertirse", agrega el joven actor, en lo que bien podría ser un punto de despegue para una estrella que se ha hecho conocida por sus papeles en los filmes The Day After Tomorrow, Brokeback Mountain y Zodiac, pero claramente es un objetivo normal para el productor del film, Jerry Bruckheimer, quien es el hombre detrás de éxitos como Piratas del Caribe y La búsqueda.

PRINCE OF PERSIA promete más de lo mismo en la línea de la aventura, más una gran dosis de comedia, un poco de romance y profusión de impactantes efectos especiales. Al igual que los Piratas..., PRINCE OF PERSIA es también una producción a gran escala, con un equipo de realizadores de 2.000 personas y un incontable número de extras a lo largo de una filmación de cinco meses de duración, dividida entre los Estudios Pinewood y localizaciones varias en Marruecos. Gyllenhaal encarna a Dastan, un travieso y joven príncipe cuya vida adquiere un viso de seriedad cuando es convocado a impedir que la Daga del Tiempo –un antiguo elemento que puede hacer retroceder la historia– caiga en las manos equivocadas. Los consumados actores Sir Ben Kingsley, Alfred Molina y la novata Gemma Arterton ofrecen también su apoyo. El director del film, Mike Newell, conoce todo sobre éxitos taquilleros desde su trabajo en Harry Potter y el cáliz de fuego. Un Gyllenhaal de cabello largo, todavía caracterizado en su traje, se sentó con nosotros para llevar a cabo la entrevista a mediados del rodaje en Pinewood. Llevaba un atuendo de lo más apropiado y heroico, con botas altas hasta la rodilla, pantalones de cuero, camisa abierta de lino y dos dagas calzadas en el cinturón.

P: ¿Es justo decir que este film es algo diferente para ti? ¿Fue por eso que decidiste hacerlo?

R: Realmente fue el hecho de que amo ver este tipo de películas, así que es difícil negarse a la oportunidad de estar en la pantalla, actuando en un film así. Hay muchísimos aspectos concernientes a la actuación, pero si uno es una persona muy física, como yo lo soy, es grandioso estar saltando por todas partes, por sobre edificios, montar a caballo, jugar con espadas e intervenir en batallas. Realmente es muy divertido. Y además, si uno va a hacer una película grandiosa, entonces hacerla con personas que saben cómo hacerla, y para eso no hay nadie mejor que Jerry Bruckheimer.


P: Después de mirar algunas escenas, pareciera que Dastan tiene un poco de Indiana Jones ¿Era esa tu intención?

R: Sí, definitivamente, junto con algo de Daniel el Travieso y todo el resto. Me gusta que Dastan sea travieso, un poco cascarrabias, que casi siempre crea que tiene razón y que sea bastante sarcástico, irónico y por sobre todo muy descarado.


P: Tú has interpretado a varios personajes basados en personas reales, pero ¿por dónde empezar con un príncipe persa ficticio del siglo VI?

R: Podría hablarte de montones de investigaciones pretenciosas, pero de verdad empecé con el acento y también con la proyección de la voz. Para que una película así tenga éxito se necesita que todo sea a gran escala, grandiosa y teatral. Trabajé con una instructora de voz, quien trajo textos antiguos. En Los Ángeles, yo me paraba en un extremo de la piscina y ella en el otro, mientras me gritaba: "¡Por encima de la pared, hombre, por encima de la pared!" Era como hacer teatro. Eso me dio más fuego interior, me hizo sentir como un guerrero. También hubo mucho trabajo físico.


P: ¿Cuál implicó a cuál?

R: Fueron seis meses de entrenamiento y, para mí, lo importante es que eso fue muy funcional. Todo lo que hice fue para poder llevarlo al set, no por la estética. Usaba un chaleco antibalas para entrenar y salía a correr con un peso de 20 libras, a fin de simular la armadura, que es muy pesada. Cuando corría llevaba algo en la mano para acostumbrarme a correr con una espada. También practiqué mucho boxeo para asegurarme de estar simétrico de ambos lados, ya que Dastan suele pelear con dos espadas a la vez y todo debe ser simétrico.


P: ¿Nunca pensaste en un doble de escenas peligrosas para que hiciera lo más difícil?

R: [Ríe] No, siempre quiero hacer yo lo más que pueda. Y en las secuencias de lucha soy bastante perfeccionista. Quiero que cada movimiento sea perfecto y me niego a aceptar algo menos que eso.


P: Tú hiciste algunos films grandiosos, pero parece que EL PRÍNCIPE DE PERSIA está a una escala diferente...

R: Simplemente pensé: "¡Vaya...!" Aún durante los ensayos, cuando vi imágenes de lo que el diseñador de producción estaba planeando, me impactó; y más al avanzar, desde los asombrosos trajes hasta los gigantescos sets y las locaciones en Marruecos. No es sólo la envergadura del film ni su alcance, sino también el detalle en los trajes y en los sets. Puedes doblar una esquina en un set y probablemente sea un lugar que nunca será filmado, pero incluso allí están los detalles: tallas increíbles o bellas tejas. Eso significa que si Mike [Newell] decide que quiere filmar a la vuelta de esa esquina o si yo llego a correr por allí, ya está preparado, pensado.


P: PRINCE OF PERSIA comparte su productor con Piratas del Caribe. ¿Crees que esta película tendrá un atractivo tan grande?

R: Creo que Piratas del Caribe fue más que una simple adaptación del juego temático del parque, y este film será más que la adaptación del video juego "Prince of Persia", si bien obviamente este fue el punto de partida. Definitivamente, esto va a ser muy divertido y es una gran historia, pero también tiene personajes interesantes y un sentido de lo épico. Nunca dijimos que esta película es solo para niños o para fanáticos de los video juegos; siempre la concebimos como algo con un atractivo muy amplio. Aunque ahora estoy pensando que todos estamos concentrados en hacer este film lo más sólido y fuerte posible.


Entrevista con Jordan Mechner
Jordan Mechner es el creador del exitoso videojuego "Prince of Persia". Dada la popularidad del juego, sólo era cuestión de tiempo hasta que llegara a Hollywood y, por supuesto, la cuarta entrega de la saga de juegos "Prince of Persia, The Sands of Time" se ha convertido en una película de aventuras de gran presupuesto dirigida por Mike Newell (conocido por Four Weddings and a Funeral y Harry Potter y el cáliz de fuego) y producida por Jerry Bruckheimer, el hombre detrás de infinidad de éxitos como La leyenda del tesoro perdido y las tres películas de Piratas del Caribe. La nueva película cuenta con un elenco encabezado por Jake Gyllenhaal en el papel que da el título a la película, así como Sir Ben Kingsley, Alfred Molina, y Gemma Arterton, quien realizó una memorable actuación en la última película de James Bond Quantum of Solace. Jerry Bruckheimer, rey de grandes éxitos de Hollywood, ha llevado la producción de PRINCE OF PERSIA: LAS ARENAS DEL TIEMPO a gran escala. Más de 2000 personas han trabajado para la película y se filmó en un período de cinco meses en locaciones en Marruecos y en los famosos Pinewood Studios de Londres. A su vez, los realizadores construyeron un casbah en las afueras de Marrekesh, considerado uno de los mayores sets de filmación creados para una película de Hollywood en los últimos veinte años. Hablamos con Jordan Mechner en una de las locaciones reales de la película: un auténtico oasis en las afueras de la ciudad de Ouarzazate al sur de Marruecos. Cerca del mediodía la temperatura ascendía a 50° centígrados y los asistentes de producción pidieron especial cuidado con las serpientes y los escorpiones entre las palmeras. Mechner habló sobre cómo fue llevar a "Prince of Persia" a la pantalla grande y sobre sus expectativas para la película que se estrenará en la primavera del hemisferio norte de 2010.

P: Usted creó este mundo y estos personajes, ¿cómo se siente estar aquí en el set en Marruecos y ver cómo todo cobra vida?
Es una carrera increíble. El primer día tenía una sonrisa enorme todo el tiempo. No podía dejar de maravillarme y sorprenderme de todo al ver la magnitud de esta producción y lo que implica dar vida a todo esto. A lo largo de la realización de todas las versiones de los juegos me acostumbré a ver el arte conceptual de desiertos y de ciudades persas de ficción tratando de hacer que luzcan lo más reales posibles y de pronto estamos aquí, en un verdadero desierto con escorpiones, calor y palmeras.


P: Y serpientes. ¿No cree que podría haber sido más fácil hacer todo en Pinewood?

R: [Risas] Eso es algo que me encanta de esta producción, que Jerry [Bruckheimer] y Mike [Newell] hayan elegido Marruecos para venir a filmar. ¿Cuántas películas hemos visto con un oasis, pero que era un oasis en un estudio? Y no es lo mismo. Estuve en el casbah esta mañana, donde vamos a grabar en unos días y no te das cuenta de dónde termina el set y dónde empieza la ciudad de verdad. Ni te das cuenta de cuáles son extras o gente que vive allí.


P: Volviendo a los orígenes de "Prince of Persia", la primera versión del juego salió en 1989, lo que era como la Edad de Piedra de la industria del videojuego...

R: Sí, y si cualquiera de nosotros en ese entonces hubiera podido ir 20 años más adelante y ver en lo que los videojuegos se han convertido hoy en día, con su increíble belleza y sofisticación técnica, nos habría parecido un sueño. Todo era artesanal en esos días. "Prince of Persia" era sólo mi trabajo en un ordenador Apple II en mi habitación de la casa de mis padres en Nueva York. Mi padre contribuyó con la música, que consistía en realidad una serie de pitidos y zumbidos, e hice que mi hermano corriera y saltara para grabarlo en video y utilizarlo como guía para los movimientos de los personajes. Era realmente muy básico y los personajes en la pantalla tenían sólo 40 píxeles de alto.


P: El juego fue un gran éxito. ¿Por qué cree usted que lo fue?

R: Creo que cuando un juego tiene éxito es por una combinación de factores: es divertido de jugar, tiene la cualidad de ser adictivo y es novedoso en términos de diseño y tecnología. En la base hay como una respuesta emocional de los jugadores que tienen que decidir si quieren entrar en este mundo. Mi juego anterior, "Karateka", se desarrollaba en el Japón medieval, con el Monte Fuji de fondo y creo que el exotismo de la ambientación fue importante para el éxito del juego. Por lo tanto, para el nuevo juego quería encontrar algo que fuera por lo menos igual de novedoso y empecé a pensar en las historias de las "Arabian Nights" que veía en dibujos animados o en imágenes de libros y otras películas de Hollywood como The Thief of Bagdad. Era un mundo fantástico de leyenda y mitología que aún no se había usado y fue perfecto para el tipo de acción que quería hacer como correr, saltar y luchar.


P: Hablando de héroes de lucha, el juego tiene algo de Indiana Jones. ¿Fue Indiana Jones una fuente de inspiración?

R: Sí, una inspiración directa. Pensé que estaría bien hacer un video juego con el tipo de acción de los primeros diez minutos de Raiders of the Lost Ark, donde Indiana Jones corre, salta sobre un hoyo y no acierta, pero se aferra con las uñas y trepa para salir. Los personajes de video juegos de esa época parecen no tener peso: corren y saltan pero nunca se lastiman. Yo quería un personaje que fuera de carne y hueso, que cuando cayera sobre espinas le doliera.


P: ¿Siempre tuvo la esperanza de que el juego se convirtiera en una película?

R: Sabía que tenía potencial pero no sabía lo complicado que es conseguir que hagan una película. Cuando llegué a Hollywood por primera vez la gente se reía de mi ingenuidad porque yo creía que íbamos a hacer la película de inmediato. Con los juegos uno dice "Vamos a hacer el juego y lo mandamos". Con las películas no es así. Es un proceso de años. PRINCE OF PERSIA: LAS ARENAS DEL TIEMPO necesitó cuatro para poder realizarse, lo que para mí es mucho tiempo, pero mis amigos de Hollywood me dicen: "Tuviste suerte, no te das cuenta de lo raro que esto es".


P: ¿Tuvo una actitud cuidadosa respecto del juego? ¿Fue importante para usted encontrar a los realizadores que lo llevaran a la pantalla?

R: Totalmente. Sin embargo, cuando Jerry Bruckheimer y Disney mostraron interés pensé que no hay nadie mejor para hacer una película como esta y yo sabía que se haría de la manera y en la escala que había previsto. Entonces, cuando Jerry trajo a Mike Newell, que es un fantástico director de actores y director, tuve plena confianza en que elegiría muy bien no sólo el papel principal, sino también a todos los actores, que es exactamente lo que ha sucedido. Y es curioso porque Sir Ben Kingsley fue la inspiración para el personaje en el juego. Fue el actor que le mencioné al artista que estaba dibujando el juego "Sands of Time" y ahora aquí está él en la versión cinematográfica.


P: ¿Cómo cree que los fans del juego van a reaccionar ante la película? ¿Será lo que esperaban?

R: Creo que lo que importa en última instancia es hacer una buena película y tengo muchas esperanzas de que vamos a ofrecer algo que a los fans les va a gustar. Entiendo que si te gusta un video juego o una novela hay probablemente una resistencia inicial hacia la película, es el momento en el que se piensa que no es como lo imaginaste. Pero si una película es buena, después de unos minutos te atrapa.


P: ¿Tiene idea de cómo reaccionarán los fan respecto de la elección de Jake Gyllenhaal como el príncipe?

R: Ningún actor de carne y hueso será exactamente como el príncipe que millones de fans ya tienen en su cabeza. Además, si nos fijamos en el juego, el príncipe del juego "The Sands of Time" no se parece en nada al príncipe del juego original. Para mí, Jake Gyllenhaal es una gran opción.


P: Bueno, realmente se ve muy bien en el set de RODAJE...

R: Sí, Jake se ve fantástico con su vestuario. También creo que no es tan importante el aspecto físico cuando se elige a un actor para el papel principal de una película sino cómo es y cómo expresa su personalidad, y Jake tiene credibilidad y vulnerabilidad, que son parte importante del personaje del príncipe, porque el príncipe tiene su lado desvalido. Es también una especie de embaucador, por lo que hay algo en él que disfruta de sí mismo a pesar de todo lo que le pasa, y tiene la certeza de que al final va a hacer lo correcto.


Entrevista con Mike Newell
Mike Newell fue el director de Harry Potter y el Cáliz de Fuego – es decir que sabe cómo hacer éxitos de taquilla– pero admite que está impresionado por la magnitud que ha alcanzado su última película: PRINCE OF PERSIA: LAS ARENAS DEL TIEMPO, que se grabó durante cinco meses en Pinewood Studios en Londres y en Marruecos. Se contrataron 2.000 personas para detrás de las cámaras e incontables extras, y se construyó uno de los más grandes sets de Hollywood de los últimos tiempos. "Hay días que al llegar miro a mi alrededor y pienso que todo esto es increíble", dice el director de origen británico cuyos créditos incluyen además Cuatro bodas y un funeral y Donnie Brasco. "En una de las locaciones de la filmación tomamos prestada la mitad de un pueblo y le agregamos estructuras colosales como palacios, edificios públicos, plazas, jardines y pasadizos secretos, y los actores cabalgaban alrededor de su perímetro. PRINCE OF PERSIA está inspirado en el popular video juego homónimo y está protagonizado por Jake Gyllenhaal como Dastan, un rebelde y joven príncipe que de pronto es atrapado en una lucha entre la vida y la muerte en el afán de impedir que varios villanos roben la daga del Tiempo, un antiguo y sagrado elemento que puede hacer retroceder la historia. Como ayudantes u oponentes de los esfuerzos de Dastan se encuentran Sir Ben Kingsley, Alfred Molina y la recién llegada Gemma Arterton, quien interpreta a la vivaz y hermosa Princesa Tamina. El productor de la película es Jerry Bruckheimer, el hombre detrás de éxitos como Piratas del Caribe y La búsqueda, por lo que PRINCE OF PERSIA: LAS ARENAS DEL TIEMPO promete mucha aventura, comedia y efectos especiales de última generación. Mike Newell nos habló de los desafíos de hacer esta película durante una entrevista en el set que está en un auténtico oasis en las afueras de la ciudad de Ouarzazate, al sur de Marruecos. Cerca del mediodía la temperatura ascendió a 50° centígrados y los asistentes de producción nos avisaron que tuviéramos cuidado con las serpientes y los escorpiones.

P: ¿Qué le hizo decidir formar parte de esta película?

R: Me gustó la historia. Es el clásico cuento de alguien que encuentra que su mundo se ha dado vuelta por circunstancias extraordinarias y tiene que utilizar todos sus recursos para volver las cosas a su lugar. Además me encantó la idea de ir a lugares donde nunca antes había estado. Tuvimos la libertad de crear este mundo maravilloso porque nadie sabe exactamente cómo es. El período en el que transcurre la película es una época en la que estas historias se tomaban muy en serio y no había una clara división entre lo que era una fábula y lo que era real. Para mí la historia de la película parece uno de los grandes mitos: algo que es bastante sencillo de alguna manera, pero cala profundamente y lo recuerdas toda la vida.


P: El personaje de Dastan parece tener influencias de Indiana Jones. ¿Ha tenido eso en cuenta mientras hacía la película?

R: Dastan es muy atlético e irreverente, sin duda como Indiana Jones; pero yo tengo influencias de grandes historias, como Kidnapped y La isla del Tesoro, que leí en mi infancia. Me encantaba el hecho de que nunca poníamos en duda ni por un minuto que había realmente un tesoro escondido, una isla desierta o un marinero con una pata de palo.


P: ¿Jake Gyllenhaal fue su primera opción para interpretar a Dastan? ¿Qué fue lo que le interesó de él para el papel?

R: Buscábamos a alguien de una determinada edad y con manejo de la pantalla, lo que obviamente Jake sabe hacer y lo hace en parte ser un actor muy interesante. El de Jake fue el primer nombre que vino a mi cabeza, y a pesar de que vi muchos actores, regresé a él.


P: ¿Fue necesario persuadirlo para que aceptara el papel?

R: Jake se mostró interesado desde el principio. Creo que es muy poco frecuente poder crear un personaje desde cero en una historia original como esta.


P: Usted ha hecho muchas películas más pequeñas y de bajo presupuesto entre todas sus producciones de Hollywood. ¿Son experiencias muy diferentes?

R: Sin duda hay diferencias. Creo que con el presupuesto de catering de Harry Potter se hubiera podido hacer toda Cuatro bodas y un funeral [risas]. Así que ciertas cosas son más fáciles sólo porque hay más dinero y más tiempo. Hicimos Cuatro bodas y un funeral en 33 días y ahora ya hemos tardado cinco veces más. Pero hay algo que es esencialmente igual en cualquier película, que tiene que ver con la concentración y la intensidad y con asegurarse de que todo esté correcto además de que luzca real y satisfactorio. No importa cuánto dinero se tenga para hacer una película, nunca es suficiente. Siempre pienso, si hubiera tenido más sets o escenas más multitudinarias...


P: Los sets que tiene son increíbles. Me pregunto si tiene un favorito.

R: Sí, hay un jardín persa creado por el diseñador de producción en Pinewood que es absolutamente impresionante. Puso miles y miles de hojas de colores hermosos, y cada hoja estaba individualmente cosida a las ramas de los árboles. Fue mágico.


P: Al mirar alrededor en este lugar se nota que se están manejando muchas cosas a la vez: cientos de extras, decenas de caballos, el calor extremo y algunos avestruces que no están cooperando. Hubo incluso una tormenta de arena el día de ayer. ¿Cómo se hace para no distraerse?

R: ¡Te distraes! No hay manera de que no suceda. Solo hay que separar las cosas en diferentes áreas del cerebro. Los caballos están actuando, el set se derrumba, el clima no ayuda y se archiva lo del caballo en una parte del cerebro, la tormenta de arena en otro compartimiento y piensas qué vas a hacer al respecto, pero no permites que afecte la forma de trabajar con los actores ni la filmación de una escena importante. Una vez que lo consigues vuelves a persuadir a los avestruces para que hagan lo que deseas.


P: ¿Cuál es el secreto?

R: Para dirigir un avestruz no hay secretos. El avestruz es una criatura increíblemente tonta y sólo tienes que esperar hasta que haga lo mejor que pueda. De hecho estoy muy, muy satisfecho con las interpretaciones de los avestruces. [Risas]


P: Independientemente de los desafíos y a pesar del calor, todos parecen divertirse. ¿Es importante para usted que todo transcurra tranquilo y feliz?

R: No me gusta que haya un clima incómodo en el set y que el director actúe como un dictador. Me gusta que todos se diviertan. Se obtienen mejores resultados de esa manera y de eso debería tratarse esta película. Si hacemos bien nuestro trabajo, deberíamos divertirnos. Cruzo los dedos para que así suceda.


Localización: Persia
Prince of Persia: Las arenas del tiempo cuenta la apasionante historia de Dastan (Jake Gyllenhaal), un príncipe que antes vivía despreocupadamente y que ahora tendrá que unir sus fuerzas con las de la bellísima gran sacerdotisa Tamina (Gemma Arterton). El objetivo es que una daga misteriosa y mágica no caiga en las manos equivocadas y pueda invertir el curso del tiempo. Es una emocionante historia que mezcla acción, aventura, comedia y romance a partes iguales y que también nos muestra las maravillosas tierras de Persia. La Persia de Dastan era un lugar real y fue en su tiempo uno de los mayores imperios del mundo. Los realizadores de Prince of Persia: Las arenas del tiempo se han inspirado en elementos históricos reales, restos arqueológicos y en cuentos, mitos y leyendas tradicionales para recrear los magníficos escenarios de la película. Vamos a saber algo más de la verdadera Persia y descubrir algunos de los hechos que se esconden detrás de la ficción…

Situación en el mundo
Persia es una antigua nación cuyo territorio seco y montañoso incluía partes de lo que hoy es Irán y Afganistán. En su apogeo, hacia el año 500 a.C., el Imperio persa controlaba territorios tan lejanos como partes del Egipto y la Grecia moderna al oeste, la India al este, el Golfo de Omán al sur, y las fronteras de Rusia al norte. Los territorios bajo control persa ocupaban unos 8 millones de km2.

Palacios, templos e impuestos
Cuando muchos en el mundo seguían viviendo casi como sus ancestros de la Edad de Piedra, en la antigua Persia, la filosofía, la medicina, la astronomía, las matemáticas y el arte vivían una era de enorme esplendor. Los antiguos persas construyeron grandes ciudades comunicadas con carreteras empedradas, erigieron fastuosos palacios, enormes bibliotecas e intrincadas tumbas, y diseñaron jardines geométricos. Uno de los gobernantes más famosos de la antigua Persia, Darío el Grande, vivió del 521 al 486 a.C. y además de ampliar enormemente el imperio, elaboró un complejo sistema impositivo y postal, construyó una red de 2.500 Km. de carreteras que siguen utilizándose en la actualidad, y dirigió un cuerpo de espías que eran conocidos como "los ojos y los oídos del rey". Darío también tenía un verdadero ejército de guardaespaldas formado por 10.000 hombres, conocidos como los "Inmortales".

Tesoro
Darío construyó una nueva capital en Persépolis. La leyenda dice que mucho después de la muerte de Darío, Alejandro el Grande conquistó Persépolis en el siglo IV a.C., necesitó 20.000 mulas y 5.000 camellos para llevarse su fabuloso tesoro.

La ciudad de Nasaf
Dastan (Jake Gyllenhaal), el héroe de Prince of Persia: Las arenas del tiempo, vive en la villa real de Nasaf, un lugar con espléndidos palacios, maravillosos jardines e impresionantes fortificaciones. Nasaf es ahora Karshi, una ciudad de Uzbekistán y está en el centro de un oasis fértil lo que la convirtió en uno de los lugares preferidos por diversos gobernantes para erigir sus palacios.

Los Hassanins
En Prince of Persia: Las arenas del tiempo, los Hassansins son algunos de los enemigos más peligrosos de Dastan: son despiadados asesinos a sueldo entrenados para utilizar todo tipo de armas, pero también están especializados en el arma que mejor se adapta a cada individuo. En la vida real, los Hassansins era una secta militante que controlaba parte del norte de Persia y eran temidos como sus homólogos en la pantalla. En Occidente eran conocidos como "Assassins" (Asesinos) y la palabra se aplicaba, como ocurre ahora, a cualquier persona que da muerte a una importante figura política o religiosa.

Las mil y una noches
"Las Mil y Una Noches" es una recopilación de cuentos que data de siglo IX, y está considerada una de las obras maestras de la literatura persa. En los cuentos hay genios, alfombras voladoras, poderosos visires y lámparas mágicas, así como personajes de fábula que pueblan las historias, como Aladino, Simbad y Alí Babá, que siguen gozando de la misma popularidad en todo el mundo. Jordan Mechner, que creó el videojuego original de la serie "PRINCE OF PERSIA", ha reconocido que "Las Mil y Una Noches" fue una notable fuente de inspiración.

Alfombras persas
La fama de las alfombras persas tiene una tradición de al menos 2.500 años cuando el Imperio persa estaba en su apogeo. Las complejas alfombras tejidas a mano siguen elaborándose en el actual Irán y apartando los ojos de la acción de Prince of Persia: Las arenas del tiempo, se puede apreciar reproducciones fidedignas de alfombras persas de incalculable valor en el Palacio Real de Nasaf. Se estima que actualmente, hay más de 1,2 millones de tejedores de alfombras en Irán.

Código de honor
Un historiador griego del siglo V a.C. escribió que los jóvenes persas de 5 a 20 años recibían formación en tres ámbitos: montar a caballo, usar un arco y decir la verdad. En Prince of Persia: Las arenas del tiempo, Dastan (Jake Gyllenhaal) es un buen jinete y domina varios tipos de armas, como la daga y la espada.

La ciudad de Alamut
En Prince of Persia: Las arenas del tiempo, la Princesa Tamina (Gemma Arterton) se ha criado en la ciudad santa de Alamut (que en persa significa "el nido del águila") que también es un lugar real. Situado a unos 100 Km. del actual Teherán en Irán, Alamut era una fortaleza montañosa, famosa por sus jardines y bibliotecas y que era prácticamente inexpugnable. Pero en 1256, el comandante al mando se rindió a un ejército mongol sin luchar y la fortaleza fue destruida. Hoy sólo quedan algunas ruinas.

Farsi
La lengua persa también se llama "farsi". Se trata de una antigua lengua que es en nuestros días el idioma oficial de Irán y Afganistán. Lo hablan unos 60 millones de personas. A lo largo de la historia, el persa ha dado muchas palabras a la lengua inglesa (a menudo a través del latín y del griego debido a los intensos intercambios entra Persia y la Grecia Antigua). Según el Oxford English Dictionary, algunas de estas palabras son "caravan" (caravana), "jasmine" (jazmín), "khaki" (kaki), "sugar" (azúcar) y "pyjamas" (pijama).


Curiosidades

Localizaciones del rodaje
- EN LAS ALTURAS — La primera localización del rodaje de "Prince of Persia: The Sands of Time" (Prince of Persia: las arenas del tiempo) tuvo lugar a 2.500 metros de altitud en la cordillera del Atlas, rodeados de bereberes. El reparto y el equipo técnico tuvieron que aclimatarse a estas condiciones para rodar las difíciles secuencias de acción.
- ARENA DE VERDAD -- El equipo de rodaje tuvo que enfrentarse a implacables tormentas de arena en Little Fint, a las afueras de la ciudad marroquí de Ouarzazate.
- CALENTITOS— Durante el rodaje en Marruecos, las temperaturas superaron los 37 grados. Se montaron enormes tiendas dotadas de aire acondicionado en el Liceo Hassan II de Marrakech. Una de ellas, del tamaño de un campo de fútbol, acogía el vestuario, la peluquería y el maquillaje de los extra. La tienda de al lado se construyó sólo para lavar y secar la ropa. El último día de rodaje en Marruecos la temperatura alcanzó la agobiante cifra de 50 grados (Dunas de Merzouga a las afueras de Erfoud). Según Grégoire Mouveau, jefe de las instalaciones en Marruecos, el equipo de la película se bebió 1.114.894 botellas de agua durante el rodaje en ese país.
- CUIDADO— Advertencias habituales en las hojas de instrucciones del rodaje en Marruecos: SE RUEGA NO TOCAR EL AVESTRUZ QUE ESTÁ HOY EN EL PLATÓ o PELIGRO – EN ESTE LUGAR HAY SERPIENTES Y ESCORPIONES DEBAJO DE LAS PIEDRAS. TENGAN MUCHO CUIDADO.
- UN PUEBLO ENTERO — En Marruecos, la película reunió un total 1.350 personas entre reparto y equipo técnico, incluyendo 800 marroquíes. Si a esta cifra se añade las 500 personas que trabajaron en la postproducción, el total asciende a más de 1.850.
- EL TIPO DE LAS SERPIENTES -- Se contrató a un marroquí para que limpiara las zonas de rodaje de víboras y escorpiones. Llevaba una camiseta que ponía "Snake Dude" (El tío de las serpientes), así que era fácilmente reconocible.
- MONUMENTOS LOCALES — El mercado de Nasaf y las puertas de la ciudad se construyeron al lado de Ait Ben Haddou, monumento histórico reconocido como patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, pero los realizadores no tocaron la estructura original.

Detalles, detalles
- Y MUCHAS DAGAS—Se fabricaron para la película unas 20 versiones diferentes de la Daga que sostiene las Arenas del Tiempo. Desde la versión "héroe", hecha de acero a las versiones "látex" para las secuencias de los especialistas.
- CARRERAS DE AVESTRUZ Y MOMENTOS ROMÁNTICOS — Sólo hay otra escena con carreras de avestruz además de la de "Prince of Persia". Fue en la versión de 1960 de "La familia de los robinsones suizos", una película de Disney. El momento en el que Alfred Molina, que interpreta al Jeque Amar, besa en el cuello a su avestruz favorito no estaba en el guión. Molina afirma: "Pensaba que me moriría del susto o que sería un momento increíblemente divertido".
- DIRECTO A LA FUENTE— El asesor de parkour de la película es nada menos que el francés David Belle, el inventor del parkour.
- JUEGO DE CIFRAS— El plató exterior de Alamut, diseñado por Wolf Kroeger, se construyó alrededor de los muros de 700 años del pueblo de Tamesloht, a 20 kilómetros al sur de Marrakech. Se necesitaron 48 kilómetros de tubos de andamio y 400 toneladas de yeso, y el equipo de construcción estaba compuesto de 350 personas. Los frescos multicolores y los murales que adornan el plató se pintaron en siete semanas. El plató de la Puerta Este de Alamut se construyó en el "Plató 007" de los Estudios Pinewood y también lo diseño Wolf Kroeger. Para su construcción se necesitaron 3.000 planchas de madera de 2,4 x1,2 m, 21 kilómetros de placas de madera de 7,62 x 2,54 m, y 40 toneladas de escayola para los moldes. Se construyó en un tiempo récord de 14 semanas.
- ARMADO Y PELIGROSO— El armero Richard Hooper y su departamento fabricaron 3.500 artículos individuales, incluyendo espadas, escudos, lanzas, hachas, flechas, arcos, carcajes, vainas, estuches de arcos, dagas y armas.
- LA ÉPICA d.C.— Michael Stevenson, el legendario ayudante de dirección británico trabajó algunos días en el rodaje de la película en los Estudios Pinewood. Stevenson sabe un par de cosas sobre películas épicas ya que ha trabajado en cintas de la categoría de "Lawrence de Arabia", "La caída del imperio romano", "Doctor Zhivago", "La carga de la brigada ligera" y "Barry Lyndon".

Vestuario
- TRAJES A MILES — La diseñadora de vestuario Penny Rose y su departamento diseñaron y fabricaron más de 7.000 trajes, superando los que se hicieron para las películas de "Piratas del Caribe", donde también se encargó del vestuario.
- TRUCOS DE LA PROFESIÓN — Los abrigos de patchwork que lleva Alfred Molina en el papel del Jeque Amar se hicieron cosiendo colchas indias. Los jirones, que dejan ver las diferentes capas de tela, se hicieron frotando ralladores de queso contra los abrigos. Otros trajes se envejecieron introduciéndolos en una hormigonera con piedras.
- TRAJES MULTICULTURALES— La diseñadora de vestuario Penny Rose encontró las telas de los trajes de la película en lugares tan diferentes como India, Tailandia, Italia, Francia, Malasia, China, Inglaterra y por supuesto Marruecos.
- LA ROPA NUEVA DEL TÍO— El personaje que tiene más cambios de vestuario no es Tamina, que interpreta la bellísima Gemma Arterton, sino Nizam, que encarna Sir Ben Kingsley.