Cinemanía > Películas > Viernes 13 > Comentario
Destacado: Gal Gadot protagoniza 'Wonder Woman 1984' acompañada por Chris Pine
Viernes 13 cartel reducidoViernes 13(Friday the 13th)
Dirigida por Marcus Nispel
¿Qué te parece la película?

Viernes 13 está dirigida por Marcus Nispel y protagonizada por Jared Padalecki, Danielle Panabaker, Aaron Yoo, Amanda Righetti, Travis Van Winkle y Derek Mears como Jason. La película está producida por Michael Bay, Andrew Form y Brad Fuller, quienes juntos produjeron 'La matanza de Texas' y 'Horror en Amityville', y el director/productor del 'Viernes 13' original, Sean Cunningham.

Nispel dirigió la película partiendo de un guión de Damian Shannon & Mark Swift, basado en una historia de Damian Shannon & Mark Swift y Mark Wheaton. Walter Hamada, Guy Stodel y Brian Witten ejercieron como productores ejecutivos, con Alma Kuttruff co-produciendo.

El equipo creativo responsable de las escenas fue encabezado por el director de fotografía Daniel C. Pearl, el diseñador de producción Jeremy Conway y el editor Ken Blackwell, con música de Steve Jablonsky.

La película ha sido calificada para menores acompañados, por su fuerte y sangrienta violencia, algunos contenidos sexuales explícitos, lenguaje y temas de drogas.


"Lo que uno hace al hacer una película como ésta es preguntarse: '¿Qué clase de mitología es la que hace que la gente la vea una y otra vez?'", dice el director Marcus Nispel. "Luego, uno se asegura de darles lo que quieren, pero no exactamente lo que esperaban. Eso es lo que lo hace divertido".

"Jason Voorhees, Darth Vader, Freddy Kruger… hay unos cuantos villanos que se te quedan grabados en la memoria", afirma el actor Jared Padalecki. "Uno se interesa por lo que les va a pasar a continuación, qué otra catástrofe van a desencadenar. Incluso aunque no se hayan visto sus películas, uno ha oído hablar de ellos, uno ha oído hablar de 'Viernes 13'. Y todo por Jason".

Después del éxito en 2.003 de 'La matanza de Texas', los productores de Platinum Dunes, Michael Bay, Andrew Form y Brad Fuller, se reunieron con Nispel para llevar un nuevo 'Viernes 13' a la pantalla.

"Dado el éxito de 'La matanza de Texas'", observa Fuller, "Michael y Drew y yo nos sentamos y dijimos: '¿Hay algún otro título de película que nos gustara cuando estábamos creciendo?' Y fue entonces cuando nos acordamos de 'Viernes 13'".

"A todos nos pareció que sería genial tomar al personaje de Jason Voorhees y llevarle de nuevo a la gran pantalla", añade Form.

"Ante todo somos fans de las películas de terror antes que productores, y todos crecimos con 'Viernes 13' y nos encantaron sus películas", informa Fuller. "Eran fantásticas, y muy divertidas a su manera. Crearon realmente un género dentro del género de terror que sintonizó plenamente con el público. Así que, cuando se presenta la oportunidad de hacer una película como ésta, es imposible decir no cuando uno es verdaderamente un fan".

Fuller opina: "Lo mejor de las películas era la experiencia de ir al cine y sentarse junto a otras personas, y llevarse un montón de sustos. Fui a un campamento de verano en Maine, y una de las razones por las que la gente se asusta tanto al ver la película es porque muchos han pasado por la experiencia de ir a un campamento de verano o han estado de acampada".


El Legado…
El 13 de junio de 1.958, dos monitores del campamento del lago Crystal Lake se marchan sigilosamente de la reunión de sus amigos alrededor del fuego de campamento, rumbo a una cita clandestina donde son descubiertos y asesinados por un atacante invisible. Más de dos décadas después, el campamento ha sido restaurado y se prepara para reabrir sus puertas. El loco del pueblo advierte que sobre el "Campamento Sangriento", como él lo llama, pesa una maldición mortal, pero el responsable y sus jóvenes monitores no hacen caso de la misteriosa superstición, sólo para ser cruelmente asesinados por Pamela Voorhees, una mujer cuyo hijo pequeño, Jason, se ahogó en 1.957. Sólo el monitor sobrevivirá para contar la historia de las 24 horas del terror de pesadilla que impresionó y horrorizó a los espectadores en la película de 1.980 'Viernes 13'.

La violencia cruda y detallada de la película rompió moldes como una de las pioneras de una época nueva y diferente para las películas de terror, y rápidamente se convirtió en un clásico instantáneo así como en un gran éxito de taquilla. La saga subsiguiente, una de las sagas de terror más taquilleras de todos los tiempos, se extendió más allá de la gran pantalla e incluyó una serie de televisión, novelas, cómics, videojuegos y más cosas. El icónico villano de la película y la mueca de su característica máscara de jockey se convirtieron en parte de la cultura pop moderna. Los socios en la producción de Platinum Dunes, Form y Fuller, pensaron que la saga estaba lista para ser modernizada.


Una Reinvención…
Fuerza dinámica en el plató de 'La matanza de Texas', el director Marcus Nispel tiene un proceso creativo que "funcionó realmente bien la primera vez", recuerda Fuller. "Marcus tiene un gran sentido del estilo, y al volver a formar equipo con el director de fotografía Daniel Pearl, a todos nos pareció que iba a tener un aspecto único, bello y rico".

Fuller continúa: "Marcus entiende perfectamente el ritmo del susto, probablemente mejor que nadie en la actualidad. Puede que no parezca algo muy complejo, pero es como un director de comedia que sabe dónde poner exactamente la broma. También le infunde una frenética energía a la película".

"Yo les dije, 'Haced lo que sea, pero recuperad la diversión y encontrad la forma de añadir una red subterránea para que Jason actúe a través de ella", explica Nispel. Me gustó esa idea porque me parece que los campamentos de verano en general ya no dan tanto miedo en estos tiempos, y hacía falta algo más".

'Viernes 13'es el séptimo título hasta la fecha de este equipo de productores, y con todo el éxito del género de terror que se había alcanzado, a los productores les pareció que era imprescindible encontrar escritores que estuvieran realmente vinculados a la saga.

"Tuvimos mucha suerte de que Damian Shannon y Mark Swift, que habían escrito 'Freddy contra Jason', se entusiasmaran al recibir la propuesta", dice Fuller. "Sabíamos que les importaba el legado de Jason tanto como a nosotros, y estábamos completamente seguros de que iban a producir un guión que tomaría todos los mejores elementos de las primeras películas y los combinaría con algún material fresco e inventivo. Realmente lo bordaron".

"Cuando llegó el guión, me encantó", comenta Nispel. "Es el mismo y terrorífico Jason, sólo que revela aspectos suyos que no se habían mostrado hasta ahora".

Para los guionistas Shannon y Swift, actualizar a uno de los malos más reconocibles de todos los tiempos implicaba regresar a las raíces de la saga. "Nos pareció que era importante retornar a lo básico y volver a poner a Jason de nuevo en el bosque", revela Swift.

"Nuestra idea era hacer la historia mucho más cruda que en los últimos años, con un Jason rápido y suelto como nunca se la había visto antes", añade Shannon. "Queríamos hacer de él alguien que realmente está en el bosque sobreviviendo de la tierra como lo haría un ser humano de verdad".

"Queríamos que el personaje fuera territorial, como un cazador", completa Shannon. "No es que vaya por ahí asesinando gente al azar. Si se invade su territorio, él va a proteger su espacio, y quien sea va a pagar un precio espantoso".

A Nispel le agradó el enfoque respetuoso del escritor. "Nunca se referían a Jason como el monstruo o el malo. Él es el anti-héroe. Y eso es lo que me atrae de esta clase de personajes. En general, no me interesan mucho los personajes sobrenaturales. Lo que a mí me da miedo es que alguien como Cara de Cuero o Jason pueda ser mi vecino".

Para Shannon y Swift, así como para los realizadores, uno de los mayores desafíos de desarrollar y escribir el guión fue decidir dónde empezar la película y qué incluir de las 11 películas anteriores.

"Existe una gran presión al relanzar una saga como ésta, porque uno realmente tiene que complacer a dos públicos", dice Fuller. "Están los fans que ya conocen la historia y que van a venir a verla a causa del factor curiosidad. Luego, hay que procurar captar también a los que no eran necesariamente fans del título, pero les encanta una buena película de terror. Nos pareció que una buena forma de seducir a esos dos públicos era darles algo que no hubieran visto nunca antes, pero vinculado también a momentos icónicos de las películas originales".


Felices Campistas…
Una vez que el guión estuvo listo, los realizadores se concentraron en reclutar a un joven elenco de actores para interpretar a los estudiantes que entran sin querer en el territorio de un asesino.

El primer personaje cuyo casting tenían que hacer los realizadores era el de Clay Miller, el joven que busca a su hermana, quien ha desaparecido tras un campamento de fin de semana. Jared Padalecki, que protagoniza actualmente la serie de TV 'Sobrenatural', fue el elegido para el papel.

"La hermana de Clay se marchó enfadada y lleva más de un mes desaparecida, y él sólo quiere averiguar por sí mismo lo que sucedió", explica Padalecki. "Llama a la puerta de una casa al lado del lago, y termina enredado con un grupo de chavales que están allí pasando el fin de semana".

"Jared Padalecki fue la primera persona contratada para la película, y eso realmente le dio el tono", dice el productor Brad Fuller.

"Ya éramos fans de Jared por 'Sobrenatural'", observa Andrew Form. "Tiene mucho talento y es muy trabajador, y además es un gran tipo, así que supimos que teníamos a alguien capaz de darle su merecido al malo".

"Yo estaba en el instituto cuando vi el 'Viernes 13' original, y recuerdo que me asustó de muerte", ríe Jared Padalecki. "Cuando me enteré de que estaban volviendo a hacer la película, me ilusionó mucho participar".

Mientras busca pistas sobre el paradero de su hermana desaparecida, Clay conoce a Jenna, que está de fin de semana de acampada con sus amigos. Interpretada por Danielle Panabaker, "Jenna está medio saliendo con Trent, cuyos padres son los propietarios de una gran cabaña a la que van ella y otros amigos a pasar el fin de semana", dice la actriz. "Ella y Trent no han congeniado, y no está segura de que sea algo con lo que quiera seguir. Sólo está allí para divertirse y pasar el rato en una preciosa casa junto al lago".

"El personaje de Jenna es un poco complicado. Necesitamos que le guste al espectador, incluso aunque vaya a la casa del lago con un tipo y le deje por otro diferente", explica Nispel.

El casting pudo haber sido complicado. "Hay una inocencia increíble en Danielle", dice Form. "No es ingenua, sólo tiene una visión amplia del mundo, lo que se necesitaba para Jenna. El personaje tenía que ser agradable para que el público entienda por qué toma la decisión que toma, y la quiera por hacerlo".

Interpretando al frustrado pretendiente de Jenna, Trent, está Travis Van Winkle, que llamó la atención de los productores por un pequeño papel en 'Transformers', de Michael Bay. "Travis había trabajado con Michael y fue la primera persona en la que pensamos para interpretar a Trent", revela Form.

Interviene Fuller: "Hay matices en su personaje que no estaban en el guión, cosas que hizo que realmente mejoraron a su personaje. Travis le aportó muchísimo".

"Trent es un imbécil", afirma tajante el director Nispel. "Es un arrogante, pero tiene que ser agradable a la vez, si es que eso es posible".

"Trent intenta anotarse un tanto, así que piensa que si lleva a un grupo de amigos a la casa de lago de sus padres para hacer una gran fiesta, podrá enrollarse por fin con esta chica en concreto", explica Van Winkle. "Por desgracia, las cosas no salen como había planeado".

Para Van Winkle, la oportunidad de estar en el relanzamiento de 'Viernes 13' era algo que no podía dejar escapar. "¿Bromeas? ¡Estaba ilusionadísimo!", se entusiasma Van Winkle. "¡Es Jason! ¡La máscara de jockey! Lo único que quería era que la escena de mi muerte fuera horrible".

Mientras Jason aterroriza los bosques alrededor de Crystal Lake, los personajes de Lawrence y Chewie, interpretados por Arlen Escarpeta y Aaron Yoo, aportan una nota cómica a la película como una pareja de amigos que nunca dejan escapar la oportunidad de hacer que siga la fiesta y que se sucedan los chistes.

"Chewie es el bufón de la película", ríe Aaron Yoo. "Alguien me dijo entonces que, en una película como ésta, en cierta forma es necesario ver morir a un payaso. La primera vez que Arlene y yo nos reunimos con los productores, dijeron: 'No tenéis que hacer nada que de miedo en la película, sólo ser graciosos. Si no sois graciosos, os haremos picadillo y os enviaremos de vuelta a casa'". Yoo espera que estuvieran de broma, pero en una película de terror, no se puede estar seguro.

"Chewie y yo somos la versión moderna de Zipi y Zape, y cuando nos juntamos, es la debacle total", piensa Escarpeta. "Lawrence y Chewie juntos forman una combinación ideal: es como hacerse con las hamburguesas, las patatas fritas y todas las calorías que aportan. Saben bien, pero son malos para la salud", sonríe el actor. "Con cualquiera que nos encontremos en la película, o le hacemos bromas o se las hacemos a alguien a costa de ellos. Somos como chicos de una peña de estudiantes sin estar en una de ellas. Somos nuestra propia peña".

Tanto Arlen como Aaron fueron capaces de hacer más graciosos sus papeles, y más orgánicos de lo que eran en el guión", comenta Form.

Interpretando el papel de Whitney, la hermana desaparecida de Clay, está Amanda Righetti, de la famosa serie de televisión 'El mentalista'. "Yo era bastante joven cuando salieron las primeras películas, pero me acordaba muy bien del personaje de Jason", comenta Righetti. "Cuando hice la prueba para el papel, no me dejaron leer el guión, así que fue realmente un acto de fe. Después de conseguir el papel y leerlo, me ilusioné mucho porque pensé que Whitney tenía una gama interpretativa inusual que no me esperaba. El guión era innovador y fresco, y uno no sabe realmente quién va a morir y quién se va a salvar, algo que mantendrá al público intrigado".

"Amanda es una chica dura, y tiene los redaños y el coraje para moverse y actuar cuando llega el momento", dice Form con admiración. "Se lo toma muy en serio, y le aporta una cantidad de entrega al personaje que me encanta".

Mientras Nispel y los productores estaban ocupados reuniendo al reparto de personajes que se encuentran a merced de un asesino psicópata, tuvieron además que decidir quién iba a empuñar el machete y a ponerse la icónica máscara de hockey, convirtiéndose de hecho en el nuevo Jason Voorhees. Esta vez, los productores eligieron al actor y especialista Derek Mears para interpretar al malo de este género, reconocible al instante.

"Cuando hablamos de quién iba a interpretar a Jason, todos estuvimos de acuerdo en que queríamos a un actor imponente", dice el director Nispel. "Ya habíamos contratado a Jared Padalecki, que mide alrededor de dos metros, así que sabíamos que necesitábamos un actor muy corpulento que fuera a la vez un especialista, para que hiciese de doble del actor que interpreta a Jason".

"Cuando Derek se plantó en la habitación y pudimos ver claramente su constitución y su forma de moverse, supimos que era Jason", recuerda Form. "Tenía la complexión exacta que estábamos buscando, y fue una suerte que además fuese también un especialista. Estábamos mucho más interesados en su forma de actuar, porque era muy importante para nosotros que no fuese mecánico en ningún sentido. Queríamos tener a un auténtico actor detrás de la máscara, y Derek se lo tomó muy en serio".

"Yo crecí jugando a Dragones y Mazmorras y coleccionando libros de cómics, y me encantaba la ciencia-ficción", dice Derek Mears. "'Viernes 13' es una de mis favoritas. Es un gran honor interpretar a Jason Voorhees, y siento una tremenda responsabilidad hacia los fans".

"Derek trascendió realmente al personaje y puso mucho cuidado y meticulosidad en su interpretación", dice el director Marcus Nispel. "Le aportó tal intensidad y fluidez al personaje, que el público no ha visto nada parecido. Espero que los espectadores tengan la perspicacia de mirar detrás de la máscara. Le añade tantas cosas que la traspasa, y levanta de verdad la película".

"Para mí, hacer el casting para nuestras películas es algo muy personal", admite el productor Brad Fuller. "A algunos de los actores de la película ya los conocíamos y estaban en una lista de gente con la queríamos trabajar. Cada uno de los actores que escogimos tiene una parte de sí mismo en el personaje que interpreta".


Las muchas caras de Jason…
Un gran reto para los realizadores y el equipo de escritores al desarrollar la película fue decidir qué iba a llevar puesto Jason para cubrir su deformada cara. En la larga historia de la saga, Jason aparece por primera vez en las escenas finales de la película original, haciendo que los espectadores pegasen un brinco en la butaca con su terrorífico salto fuera de Crystal Lake. En la segunda película, los fans acudieron en tropel para ver al famoso villano vestido con un saco de arpillera. Sería en el tercer capítulo de la saga cuando Jason se pondría la máscara de hockey que le propulsaría a un nuevo nivel de estatus en la cultura pop.

Ya desde el principio del proceso de elaboración del guión, los realizadores decidieron que Jason empezase la película llevando el saco de arpillera de 'Viernes 13 Segunda Parte', dando a los fans la oportunidad de ver qué les parece lo que se ha convertido en el sello de marca del personaje: la desgastada máscara de hockey.

"Decidimos muy pronto que no queríamos retorcerle las orejas y crear una máscara a la que la gente no estuviera acostumbrada", observa Fuller. "Y queríamos añadir nuestro propio saco, como el que Jason llevaba en la segunda película. Visualmente es espléndido".

"Fue emocionante para nosotros crear un momento en el que Jason descubriese la máscara", afirma el guionista Mark Swift.

Fuller está de acuerdo. "A todos nos pareció que, si íbamos a hacer una película como ésta, debía incluir ese momento en el que se quita el saco y se pone la máscara, y se convierte en Jason".

"Ojalá que les guste a los fans", dice Swift. "Fue una escena que escribimos para que fuera realmente ese momento de la película en que uno dice: '¡Guau!'".

La creación del aspecto del saco y de la máscara fue encomendada al supervisor de maquillaje de efectos especiales Scott Stoddard y su brillante equipo.

"Scott fue la primera persona que contratamos para la película", dice Andrew Form. "Había hecho antes trabajos asombrosos para nosotros, y es sencillamente un artista con un talento increíble".

"Scott creó una nueva versión del saco que nos encantó a todos nada más verla", dice el productor Fuller. "Sabíamos que la máscara era la imagen que conocía todo el mundo, pero pensamos que sería una combinación estupenda si pudiera llevar las dos".

Stoddard observa: "Soy un gran fan de 'El hombre elefante', y Jason en realidad es una figura trágica como John Merrick, así que le pedí a Tim Jarvis que hiciese un agujero a través del cual mira Jason, que fuese un poco cuadrado y recortado burdamente. Tim hizo un trabajo fantástico, y creo que a los fans les va a gustar de verdad su aspecto".

Para Stoddard y su equipo, elaborar el aspecto global de Jason nacía del respeto. "Queríamos sobre todo mantenerle más humano", indica Scott, "porque detrás de cada asesino en serie hay una historia de por qué se han convertido en un sociópata, y Jason tiene una historia estupenda".

Para Derek Mears, ver por primera vez el trabajo de artesanía de Stoddard fue algo que el actor no olvidará fácilmente. "La primera vez que me calcé la máscara en el estudio de maquillaje de Scott en Los Ángeles, me dieron escalofríos", revela Mears. "Todos los del estudio dejaron lo que estaban haciendo y me miraron. Me sentí como si estuviera levantando a Excalibur, y lo único que veía eran caras que se miraban y sonreían de oreja a oreja. Fue un momento increíble para mí".

El propio Stoddard transportó la máscara de hockey desde Los Ángeles hasta Austin para el rodaje de la película. Fue una aventura. "Llevé en la mano la máscara de hockey de Jason metida en un estuche plateado, porque me daba demasiado miedo enviarla por cualquier otro medio", explica Stoddard. "Estaba pasando el control de seguridad del aeropuerto cuando llegaron dos guardias y me pidieron que les siguiese. Me llevaron a un cuarto especial, abrieron el estuche y dijeron: '¿Ésta es la máscara de Jason? Somos muy fans, ¿podrías por favor sacarla y dejar que la veamos?'".

Otro elemento que los realizadores querían recuperar era esa actitud despreocupada de 'sexo, drogas y rock and roll' que impregnaba las primeras películas. "Queríamos de verdad devolverle la diversión a la saga", dice el productor Form. "Queríamos tener a unos chavales que se divierten un montón siendo chavales. Es un grupo maravillosamente vivaz de chicos a los que es muy divertido ver, incluso aunque sufran todas esos sustos horrorosos".


Crystal Lake
La última pieza del rompecabezas fue encontrar la localización para rodar la película. En la original, se utilizaron las localidades rurales de Nueva Jersey de Blairstown y Hope para el pueblo de Crystal Lake, con el campamento Camp NoBeBoSco de Hardwick Township, Nueva Jersey, haciendo las veces del campamento. Esta vez, los realizadores eligieron Austin, Texas, y las pequeñas localidades de sus alrededores como base de producción y localizaciones para el rodaje de la película.

Fuller explica: "El hecho es que el equipo técnico de Austin es el mejor con el que hemos trabajado, y es la cuarta película que hemos rodado aquí. Son sentimos muy cómodos haciendo películas aquí".

Aun así, la ambientación requería frondosos bosques y lagos serenos. Fuller admite que resultó arduo encontrar localizaciones apropiadas. "La zona no se prestaba a ello, y cuando uno ve Crystal Lake en la película, son en realidad tres o cuatro lagos diferentes: uno tenía los árboles apropiados, otro tenía el agua apropiada. A veces tuvimos que esforzarnos de verdad, pero teníamos un jefe de producción asombroso, Jeremy Conway, que fue capaz de convertir localizaciones normales en sitios realmente geniales".

Por supuesto, no todo se rodó en exteriores, según revela Form. "Una de las cosas de las que hablamos al principio fue de si Jason era una persona real o sobrenatural. Decidimos que queríamos que fuera un tipo real. Y si es real, ¿cómo vive? ¿Dónde ha estado escondido los últimos 20 ó 30 años, o el tiempo que haga desde que su madre fue asesinada? Marcus tuvo la gran idea de que hubiera una vieja mina en las cercanías de Crystal Lake, que está en lo profundo del bosque y que ha sido cerrada. Jason ha hecho de esa mina su casa, viviendo bajo tierra, a salvo de indiscreciones, y luego sale y caza, consigue comida y vuelve bajo tierra. Nadie sabría nunca dónde está. No molesta a nadie, ni nadie le molesta. Por supuesto, lo que ocurre en nuestra película es que éste es el primer grupo de gente que realmente le molesta. Le perturban, hacen cosas que no deberían hacer, lo que le lleva a hacer algo que no debería hacer. Así es el renacer de Jason".

Form continúa: "Hablamos con Jeremy y le dijimos, '¿Puedes construirnos unos túneles? ¿Puedes hacerlos bien grandes? Necesitamos que sean grandes y largos, tiene que ser un laberinto. Necesitamos una cámara de los horrores'. Entonces empezaron a volar los esbozos y luego se construyeron los modelos delante de nosotros. Miramos a aquellos modelos en 3-D y pensamos que iban a quedar muy bien. Luego entramos en el plató, ¡y había 50 metros de túnel! Y había mugre y era claustrofóbico, y tenía un techo y estaba todo cubierto. Uno no sabe ni dónde está, y entonces uno se metía y tiraba hacia la izquierda y de pronto se encontraba viendo el lugar donde Jason afila su machete…"

Finalmente, en un campamento scout en Bastrop, Texas, mientras el sol poniente se ocultaba bajo las turbias aguas del lago Bastrop, empezó la producción de 'Viernes 13'. Se oía un murmullo patente entre los miembros del reparto y el equipo mientras esperaban con expectación el anochecer y la primera aparición de Derek Mears entrando en el plató caracterizado como uno de los asesinos más infaustos de Hollywood: Jason Voorhees.


El arte de matar…
Para los realizadores, para revitalizar la saga era esencial hacer que las muertes de la película fueran memorables. "Cuando emprendimos esto, supimos que las muertes eran uno de los aspectos más importantes de la película", dice Andrew Form. "De lo único que no nos dimos cuenta fue de cuántas muertes hay en las películas de 'Viernes 13'. Cada muerte tenía que ser única y diferente. No se puede sencillamente matar a todo el mundo con un machete, porque eso llega a hacerse viejo y aburrido. Afortunadamente, a Damian Shannon y Mark Swift se les ocurrieron unas muertes realmente ingeniosas que los espectadores van a comentar mientras vuelven a casa".

"El viaje que intentamos ofrecer es una montaña rusa total, y si lo hacemos bien, habrá un montón de sustos fenomenales que harán que el público salte en su butaca", dice Brad Fuller. "Sean Cunningham ha creado un estupendo villano. Cuando llega el momento, a la gente le encanta ver a Jason matar. Es por eso por lo que la gente va a ver estas películas".

"Así pues, sepan los fans que pueden estar completamente seguros de que van a ver todos los elementos icónicos de la saga que han llegado a encantarles" dice Form. "En esta película, recuperamos la diversión así como la intensa violencia, los asesinatos únicos y los grandes sustos. Está todo ahí".

Marcus Nispel bromea: "El saco de dormir resume todo lo que esperábamos conseguir con 'Viernes 13'. Da miedo. Se te mete debajo de la piel. De alguna manera, deja que uno se ría… pero es una risa de pánico".