Cinemanía > Películas > Julia > Comentario
Destacado: Gal Gadot protagoniza 'Wonder Woman 1984' acompañada por Chris Pine
Julia cartel reducidoJuliaDirigida por Erick Zonca
¿Qué te parece la película?

A competición en la 58 edición de la Berlinale.


Entrevista con Tilda Swinton

¿CÓMO TE CONVERTISTE EN JULIA?

Me llegaron rumores sobre la película antes de que hubiera ningún acer camiento oficial, porque había conocido a Zonca en Cannes en circunstancias muy frívolas y realmente me gustó. Es un animal extraordinario con un raro instinto. Recuerdo a alguien decir de Rosellini que sólo filma los hechos, y Zonca hace lo mismo. Simplemente lo organiza y lo filma. No es un simple testigo, quiere meterse en la cabeza de los personajes y en todo lo que les rodea, abrazarlo todo. Creo que es algo único y quería ser parte de eso.


¿CÓMO DESCRIBIRÍAS AL PERSONAJE?

Hay una relación principal al inicio de la película entre Julia y la bebida. En la primera escena en el bar, hay 50 personas, todas borrachas, beben porque es viernes y puede que sólo beban uno de cada cinco o seis viernes. Sin embargo, hay un par que son alcohólicos y Julia es una de ellas. Pero no lo parece. La ves, y en teoría lo está pasando muy bien, aunque ella en realidad sólo está ahí por la bebida, y se come las aceitunas de su cocktail porque es posible que sea todo lo que coma en el día. Cómo resultado de su alcoholismo, Julia es adicta a la mentira. No sabe cómo decir la verdad y ni siquiera piensa que aprender a hacerlo sea una buena idea. Tiene el pie en el acelerador al máximo y va en una dirección tan equivocada, que cuanto más avanza más indefensa se ve.


¿SOLO PUEDE IR HACIA ABAJO?

Cuando la conocemos, Julia está realmente en un estado de pánico. Cuando Johnny la echa del taxi y se niega a recogerla, sabes que la vida se está poniendo de verdad difícil para ella. Una de las escenas que más me gustan, porque es posiblemente uno de los pocos momentos en los que ella dice la verdad, es cuando va a ver a Nick, su ex amante, y le intenta persuadir para que cometa una estafa junto a ella. Veinte o incluso diez años antes, hubiera funcionado, pero ahora su vida se hace pedazos. Si buscas un motivo de por qué secuestra a Tom, es porque está asustada.


SU ENCUENTRO CON TOM ES CRUCIAL...

Es un momento crucial en la vida de Julia. La vemos como una chica que ha tenido demasiadas fiestas, pero esto mete una marcha más en su alienación. Un alcohólico está alienado. No puedes decir que Julia tenga una relación con nadie. Devora a la gente y luego la escupe. La única razón de que le preste atención a Elena es porque empieza a hablar de dinero. Con el chico, es diferente porque él no se comporta como ella esperaba que lo hiciera. Pensaba que estaba secuestrando a un niño de 4 años, pero en realidad tiene 9 y es tan duro o más que ella.


¿COMO SE RELACIONAN LOS DOS? ¿CUÁL ES EL IMPACTO EN JULIA DE SU ESCAPADA A TRAVÉS DELDESIERTO A MÉJICO?

Queríamos hacer algo radical, una mujer que no estuviera en contacto con sus sentimientos maternales. En el cine, eso es algo raro de ver, porque es algo que se supone que todas las mujeres Me encanta el hecho de que ella sea la única americana que he visto en una película saltar el muro hacia
tienen. Es algo monstruoso que una mujer en esta etapa de su vida haga cosas como apuntar con una Méjico. En Los Angeles se respira una cierta claustrofobia. No tiene que ver con los edificios, sino la pistola a la cabeza de un niño. Por otra parte, ella ayuda a otra persona y es tan real que tienes que estar falta de vistas. Y entonces en Tijuana, cuando se levanta tras su noche con Diego, mira por encima de su lado. esa pequeña ciudad y es hermoso para ella. Hay una textura. Ha escapado. Y entonces, veinte segundos después, está persiguiendo a unos gangsters que se han llevado a Tom.


ADEMÁS DE CRUZAR FRONTERAS, LA PELÍCULA TAMBIÉN TRASPASA GÉNEROS...

Me gusta el hecho de encontrarte de repente en una película totalmente distinta, un thriller, una película de gangsters, una película negra... Creo que es a consecuencia de ser una alcohólica. De repente te ves metida en algo mucho más profundo de lo que pensabas y para cuando te quieres dar cuenta, estás en medio de una carretera con una pistola apuntando a tu cabeza. Formalmente es arriesgado, pero en términos de la atmósfera es realmente radical.


LA PELÍCULA NO INTENTA EXPLICAR LA ADICCIÓN DE JULIA...

Creo que es algo valiente no hacerlo. Ella tiene el instinto de supervivencia de los animales. Pierde al chico, pero consigue recuperarlo. Y consigue pensar otra mentira al final. Fácil viene, fácil se va. En el corazón de la protagonista y por tanto en el corazón de la película, está la habilidad para dejarse llevar, para hacer cosas sin motivo, al azar. Es raro en una película sobre un adicto no verle derrumbarse y oírle decir que su vida es un asco.


JULIA ES UNA LUCHADORA, DERRIBANDO A TODO EL QUE LLEGA, ¿TE SENTISTE ASÍ INTERPRETÁNDOLA?

Me sentí bastante como una luchadora, sí. Erick y yo estuvimos de acuerdo en que debía ser físicamente extenuante, porque ella maltrata su cuerpo de muchas formas. Hay una sensación de estar siempre sudando, por tener que salir de una crisis, o por tener que pensar alguna mentira o solamente por caminar con esos zapatos por Los Angeles o Méjico. La batalla física nunca acaba. En términos de la actuación, esta es la primera vez que me alejo tanto de lo que soy porque siempre intento aportar mi experiencia a los personajes.


¿CÓMO FUE EL RODAJE?

La atmósfera fue animal, frenética. No tenías que interpretar a Julia para sentir un ligero sudor por la espalda. En Méjico, aunque nos encantó rodar allí con un equipo fenómeno, fue rodaje extremo. Como una trinchera. Todos fuimos puestos a prueba.


¿Y TRABAJAR CON ERICK ZONCA?

Esta película es como el principio del tipo de trabajo que he estado esperando toda mi vida. Me siento orgullosa de ella y feliz de que ocurriera. Me encanta la oportunidad de poder trabajar en esta película con este director. Su cine es emocional y espiritual. Los personajes de Zonca son supervivientes. La persistencia del espíritu humano. Es increíblemente optimista. Y lo refrescante es que no es moralista. No hay una gran declaración del artista.


Entrevista con Erick Zonca

¿CÓMO COBRÓ VIDA JULIA?

Mi deseo de hacer esta película viene de una foto de Helmut Newton de una atractiva pelirroja conduciendo por L.A. en un BMW. Inmediatamente quise oponer esa imagen glamurosa a otra más violenta. La degeneración causada por el alcohol, el aislamiento, las mentiras, perderte a ti mismo y ensuciar tu relación con otros... La deshumanización.


¿QUIÉN ES JULIA EXACTAMENTE?

Una mujer que cree que todavía puede engañar a la gente, pero que al mismo tiempo siente que su vida se resquebraja. Toma decisiones alocadas y violentas desafiando cualquier consideración, convencida de que el dinero es su salvación. Se ve forzada a huir, y es entonces cuando los acontecimientos la fuerzan a redescubrir su humanidad. Eso es lo que me interesó, no un personaje que sabe lo que hace, sino uno que cambie por sus acciones.


¿CÓMO ELEGISTE A TILDA SWINTON?

En cuanto vimos la fotografía, nos vino a la cabeza a Aude Py, mi coguionista, y a mí, su belleza extraña, su altura. Nuestra primera reunión fue extenuante. Su energía, su vitalidad y su forma tan física de expresarse confirmó mi intuición. Quería un personaje que estuviera muy vivo, era ella, aunque Tilda es lo opuesto a Julia, ya que no bebe nunca. De hecho el día antes de comenzar el rodaje, decidió tomar un par de copas y se quedó dormida.


¿CÓMO INFLUENCIÓ ELLA EN EL DESARROLLO DEL PERSONAJE?

No lo influenció, se sumergió en lo que le ofrecíamos. Tiene fe absoluta en su director. Me dijo, soy un muñeco y tú tiras de los hilos. En realidad es todo más complicado, el personaje nació del intercambio. Yo puse la dirección y Tilda desplegó una creatividad enorme, con la cantidad de tomas que rodamos, su energía no tiene límite.


¿FUE FÁCIL PARA TI COMBINAR ELEMENTOS DE UN THRILLERY DE UN ESTUDIO PSICOLÓGICO DE UN PERSONAJE?

Quería coger a un personaje y el caos de su vida diaria, hablamos de una alcohólica, y gradualmente sumergirla en el argumento de un thriller. No era cuestión de fácil o difícil, simplemente era crucial que el público no supiera a dónde se dirigía.


¿POR QUÉ ELEGISTE RODAR EN ESTADOS UNIDOS YMÉJICO?

Quería espacios abiertos, luz y colores. Por eso elegí Los Angeles en vez de Nueva York. No quería encerrar una historia violenta y oscura en la verticalidad. En cuanto a Méjico, parece ser una salida, pero la violencia se intensifica allí sólo por el hecho de que Julia es americana. Tijuana, como ciudad, es esclava de Estados Unidos y su dinero. El sueño americano es inaccesible para la vasta mayoría de los mejicanos que viven allí.


¿CUÁL FUE TU INSPIRACIÓN PARA LA ESTÉTICA DE LAPELÍCULA?

Además de Helmut Newton, también está Cassavetes, Nan Goldin. Cada uno a su manera, muestran realidades duras, dramas violentos, con un sentido intuitivo para los colores y la iluminación que fuerza al público a contemplar algo que es más sobre la vida que sobre el espectáculo. A la vez que me atenía a la lógica de un thriller, quería imbuir a la historia de esas cualidades.


¿CÓMO FUE PARA TI TRABAJAR CON ACTORES AMERICANOS Y MEJICANOS?

Fue una experiencia fabulosa. De lo que me di cuenta fue que los actores americanos llegaban al set movidos por todo lo que habían imaginado para encarnar a sus personajes. Detalles, experiencias, emociones, etc. sobre lo que querían hablar conmigo para mejorar su personaje. Saul Rubinek, por ejemplo, podría hablar horas de Mitch y su relación con los otros personajes, y al mismo tiempo ser muy receptivo a mis sugerencias, aunque a veces era difícil parar. Los actores mejicanos son menos expansivos en términos de lo que les mueve y lo que motiva a sus personajes, quizá más reservados, pero con un gran entusiasmo y una gran alegría por estar allí. Podías sentir que buscaban algo muy sincero. Y esa sinceridad fue lo que me gusto desde el primer momento de, por ejemplo, Kate del Castillo.


¿HAY ALGUNA MORALEJA EN LA HISTORIA?

Definitivamente no. No estamos juzgando a Julia o justificando lo que hace. Simplemente se ve atrapada en las consecuencias de sus propios actos, es víctima de su confusión. No hay redención al final de la película. No se salva. No tenemos ni idea de lo que la espera en el futuro. Todo lo que sabemos es que finalmente recuerda que existen otras personas.