Cinemanía > Películas > Roman Polanski: Wanted and Desired > Comentario
Destacado: Danny Boyle dirige 'Yesterday', una película en modo Beatles con Himesh Patel y Ed Sheeran
Roman Polanski: Wanted and Desired cartel reducidoRoman Polanski: Wanted and DesiredDirigida por Marina Zenovich
¿Qué te parece la película?

¿Qué ocurre cuando uno de los directores más famosos del mundo se ve atrapado en una de sus propias películas?

Dirigida y producida por Marina Zenovich, Roman Polanski: Wanted and Desired es una mirada al escándalo público y tragedia privada que determinó la súbita huida de Estados Unidos por parte de este legendario director cinematográfico tras ser condenado por estupro al mantener relaciones sexuales con una menor en 1977. 30 años después, el documental reabre este complejo y aún controvertido caso desafiando a muchas de las leyendas que se han erigido en torno al mismo, al tiempo que explora las circunstancias que llevaron a la condena de su protagonista así como el circo mediático que se originó a continuación.

Acreedor del premio al mejor montaje en film documental de 2008 en el marco del Festival de cine de Sundance, Roman Polanski: Wanted and Desired se presentó internacionalmente en la selección oficial del Festival de cine de Cannes y la distribución corre a cargo de The Weinstein Company. HBO Documentary Films emitió el film en el ámbito norteamericano el 9 de junio; TH!NKFilm hizo posible el debut del documental en salas cinematográficas estadounidenses el 11 de julio.

Célebre por películas como La semilla del Diablo (Rosemary Baby, 1968) y Chinatown (Chinatown, 1974), la vida de Roman Polanski se ha visto marcada por la tragedia. Su madre fue asesinada por los nazis en el contexto del holocausto, y el idilio amoroso propio de cuento de hadas que tuvo con su esposa, la actriz Sharon Tate, tocó a su fin cuando ésta fue asesinada por seguidores de Charles Manson en 1969. Por aquel entonces, la actriz estaba embarazada de ocho meses. Recomponiéndose de esas desgracias, rehizo su carrera en la década de los 70, hasta que cometió un fatídico error durante una sesión fotográfica con una joven de 13 años. Seguidamente condenado por estupro por mantener relaciones sexuales con una menor, Polanski se declaró culpable y estuvo 42 días entre rejas. Roman Polanski: Wanted and Desired explora de qué modo el caso afectó tanto a la joven como a Polanski al tiempo que plantea cuestiones permanentes de mayor peso específico acerca de los medios de comunicación, nuestra obsesión cultural para con la fama, y la justicia en los Estados Unidos.

Sacando a la luz un tesoro oculto hecho de metraje revelador proveniente del pasado, y añadiendo entrevistas actuales del todo ilustrativas, la cinta repasa los hechos que pueden haber influido en el comportamiento de Polanski, revelando información muy poco conocida sobre los mismos. Particularmente, el documental vierte luz acerca de la inusual conducta del juez encargado del caso, Laurence Rittenband, cuyo entusiasmo por los sucesos con celebridades no conocía precedentes. Mediante encuentros con muchos de los principales protagonistas —desde la cándida víctima de ojos claros, pasando por los abogados representantes de ambos lados, hasta llegar a los miembros de los medios de comunicación y amigos—, la película ofrece un examen exhaustivo del caso.

Entre estas entrevistas exclusivas hallamos las de: la víctima, Samantha (Gailey) Geimer, que ahora cuenta 45 años de edad, quien perdonó públicamente a Polanski en 1997; el antiguo ayudante del fiscal del distrito, Roger Gunson; y el abogado defensor de Polanski, Douglas Dalton, quien rompe su silencio tras 30 años para revelar las extraordinarias maniobras que hubo en la trastienda, las cuales, en última instancia, motivaron la huida de Polanski.

Otras entrevistas son las de: Lawrence Silver, la abogada de Samantha Geimer; el productor Andrew Braunsberg, un estrecho amigo de Polanski; Philip Vannater, del Departamento de Policía de Los Ángeles (ya retirado); Dave Wells y Jim Grodin, ambos ayudantes del fiscal de distrito (ambos retirados); Richard Brenneman, periodista del Santa Monica Evening Outlook; Marilyn Beck, columnista de cotilleos de Hollywood; la actriz Mia Farrow; el productor Hawk Koch; el psiquiatra Dr. Ronald Markman; el productor Daniel Melnick; y el guionista Lorenzo Semple, Jr.

Actualmente con 74 años de edad, Roman Polanski lleva viviendo en Francia a lo largo de estos últimos 30 años, país donde ha sido altamente reconocido y sigue siendo reverenciado. Se le otorgó «in absentia» el Oscar al mejor director por el film El pianista (The Pianist, 2002).

Roman Polanski: Wanted and Desired es una presentación de The Weinstein Company, HBO Documentary Films y TH!NKFilm, que ha dirigido Marina Zenovich, bajo producción de Jeffrey Levy-Hinte, Lila Yacoub y la propia Marina Zenovich, siendo los productores ejecutivos Steven Soderbergh y Randy Wooten, con guión de Joe Bini, P.G. Morgan y Marina Zenovich. La dirección de fotografía ha corrido a cargo de Tanja Koop; el montaje es de Joe Bini; y la composición y arreglos musicales son de Mark Degli Antoni.


Declaraciones de la directora
En enero de 2003, apareció un artículo en Los Angeles Times que se preguntaba si Polanski podría regresar a Los Ángeles en caso de que resultara nominado al Oscar por su film El pianista.

Poco después, Samantha Geimer y su abogado aparecieron en Larry King Live, donde ella perdonó a Polanski públicamente. Aquella noche, su abogado dijo algo, y fue lo que puso en marcha mi odisea de cinco años. Lo que dijo fue: ‘Cuanto ocurrió aquel día, tanto a Polanski como en cierta medida en el sistema judicial americano, creo honestamente que fue propio de una jornada vergonzosa.’

¿A qué se estaba refiriendo? Sabía que Polanski había huido del país pero me era del todo imposible imaginar cómo o por qué el abogado de Geimer pensaba que se había sido muy injusto con Polanski. Estaba intrigada. Me di cuenta de que el único modo de llegar a la verdad estribaba en hablar con la gente que estuvo allí. No tardé en comprobar que este caso tremendamente equivocado todavía agitaba sentimientos extremadamente convulsos 30 años después.

Una vez que hablé con la mayoría de cuantos estuvieron involucrados, pude darme cuenta de que la huida del país por parte de Polanski había eclipsado totalmente lo que aconteció durante el proceso judicial. También reparé en que el caso había devenido trágico para cuantos estuvieron implicados. Polanski sigue residiendo en Francia imposibilitado para regresar a los Estados Unidos o a cualquier otro estado que tenga con éstos un tratado de extradición para casos de estupro. Samantha Geimer será conocido por siempre jamás como ‘la chica que mantuvo relaciones sexuales con Roman Polanski.’ Y tanto la acusación como la defensa han expresado su arrepentimiento por lo que se refiere al modo en que se desplegó el caso.

Con esta película no se ha pretendido hacer apología alguna a favor de Roman Polanski. Quería investigar el caso en sí mismo y lo que ocurre cuando los medios de comunicación y la opinión pública invaden los tribunales.

Marina Zenovich


Han dicho
"Ciertamente, Roman Polanski es admirado y respetado como uno de los directores cinematográficos más importantes del mundo. Sin embargo, su reputación se ha visto para siempre empañada debido a la condena pública por haber cometido estupro al mantener relaciones sexuales con una menor hace ya más de 30 años, y por haber huido de los Estados Unidos para evitar el ingreso en prisión. Cuanto menos es lo que todo el mundo piensa. En su particular y fascinante reobertura de este controvertido caso de complejidad innegable, la realizadora Marina Zenovich efectúa una exploración muy perspicaz e inteligente acerca de cuanto sucedió realmente hace ya tantos años y vierte una luz muy distinta en lo referente a la decisión que tomó Polanski así como sobre los mecanismos del sistema legal.

Recurriendo a todos los principales protagonistas —abogados, la víctima, y los medios de comunicación—, y centrándose en la conducta del juez y en su modo de llevar el caso, del todo inusual, así como desempolvando metraje revelador del pasado e incorporando penetrantes y actuales entrevistas, Roman Polansky: Wanted and Desired desarrolla todos los aspectos de un caso que claramente evidencia un error de la justicia. Sin embargo, lejos de resultar una apología en favor de Polanski, la película se limita a tratar de verter comprensión y claridad sobre unos hechos que llevan mucho instalados en la leyenda y en las suposiciones. De seguro un documental de los que usted no querrá perderse que plantea muchas preguntas y acaso resuelve el limbo que todavía rodea a Polanski"
.

Geoffrey Gilmore, Festival de cine de Sundance

"El documental Roman Polanski: Wanted and Desired, marcadamente controvertido, no trata sobre la inocencia o culpabilidad de su máximo protagonista, quien, tras declararse culpable de “cometer estupro al haber mantenido relaciones sexuales con una menor” en 1977, huyó de Los Ángeles a Londres para no volver nunca jamás a los Estados Unidos. Tampoco versa sobre la simpatía de Polanski, su pasado trágico, su moral, baja estatura, filmes brillantes y pésimos, su factor inmoral, o acerca de lo que personalmente se puede pensar en torno a si hay algo que no está bien en un hombre de 43 años que mantiene relaciones sexuales con una chica de 13. En el film se hace repaso a todos esos elementos de un modo irónico, sin embargo éste es un film acerca de un tipo de perversión muy distinto".

Manohla Dargis, New York Times


Protagonisas principales
Roman Polanski
Douglas Dalton, abogado de Polanski
Roger Gunson, ayudante del fiscal de distrito
Samantha (Gailey) Geimer, la víctima
Lawrence Silver, abogado de Samantha Geimer
Juez Laurence J. Rittenband (ahora finado), juez del caso
David Wells, ayudante del fiscal de distrito
Jim Grodin, ayudante del fiscal de distrito
Phillip Vannatter, departamento de policía de Los Ángeles
Richard Brenneman, periodista del Santa Monica Evening Outlook
Claus Preute, periodista del Bunte Magazine
Andrew Braunsberg, productor y amigo de Polanski
Gene Gutowski, productor y amigo de Polanski
Daniel Melnick, productor
Hawk Koch, productor
Anthea Sylbert, amigo de Polanski
Mia Farrow, actriz
Lorenzo Semple, Jr., guionista
Fred Sidewater, Dino De Laurentiis Productions
Marilyn Beck, columnista de cotilleos de Hollywood
Hans Mollinger, amigo de Polanski
Pierre-Andre Boutang, amigo de Polanski
Istvan Bajat, fotógrafo
Arnaud D'Hauterives, Academia de Bellas Artes
Michael M. Crain, antiguo abogado de oficio
Steve Barshop, ayudante del fiscal de distrito
Dr. Ronald Markman, psiquiatra
Diane Tschekaloff, empleado de Rittenband
Elliot Rittenband, sobrino del juez
Marlene Roden, amiga de Rittenband
Madeline Bessmer, amiga de Rittenband