Cinemanía > Películas > Fama > Comentario
Destacado: Llega a los cines una película de animación con una familia con mucho 'Encanto'
Fama cartel reducidoFama(Fame)
Dirigida por Kevin Tancharoen
¿Qué te parece la película?

Dirigida por Kevin Tancharoen, a partir de un guión de Allison Burnett, basado en el largometraje Fama (Fama, 1980), escrito por Christopher Gore, el joven reparto de la película incluye a Asher Book, Kristy Flores, Paul Iacono, Paul McGill, Naturi Naughton, Kay Panabaker, Kherington Payne, Collins Pennié, Walter Pérez, y Anna Maria Pérez de Tagle. Sus profesores son Debbie Allen, del reparto original de Fama --ahora como la directora Angela Simms--, Charles S. Dutton, Kelsey Grammer, Megan Mullally, y Bebe Neuwirth.

Fama se ha producido por Tom Rosenberg y Gary Lucchesi, y por Richard Wright y Mark Canton, ejerciendo como productores ejecutivos, Eric Reid, David Kern, Beth DePatie, y Harley Tannebaum. Al otro lado d ela cámara están el director de fotografía Scott Kevan, el diseñador de producción Paul Eads, el montador Myron Kerstein, la diseñadora de vestuario Dayna Pink, la coreógrafa Marguerite Derricks, y el compositor Mark Isham.

"Voy a vivir siempre…"


Reinventando Fama
Esta nueva reinvención de Fama de 2009 se inspira en el oscarizado film de Alan Parker de 1980. Con sus imágenes indelebles de estudiantes danzando alegremente sobre los taxis y la exitosa interpretación de Irene Cara de la canción principal del film sonando en los oídos de la nación entera, Fama devino un éxito de los que hacen historia y una experiencia cinematográfica que la gente se tomó muy en serio. La cinta fue nominada a seis estatuillas de la Academia y se granjeó dos: el Oscar a la mejor música original y el de mejor canción original por "Fama". Las nominaciones restantes fueron por montaje, canción original por "Out Here On My Own", sonido, guión y guión original.

Contando con una ingente volumen de entregados admiradores, la cinta tocó la fibra del público y, a lo largo de las siguientes dos décadas, Fama devino una industria floreciente que se expandió como serie televisiva muy popular emitida a lo largo de varias temporadas y que siguió existiendo por sindicación y en DVD, como musical de Broadway con gira internacional, y aún como un reality show, mucho antes de que American Idol (2002) o or So You Think You Can Dance (2006) se convirtieran en éxitos estables de la televisión. Ahora, casi treinta años después, una nueva generación se calza los zapatos de claqué, se sienta al piano, y agarra el micrófono para hacer ostentación de su material.

El atractivo de la marca Fama siempre ha residido en la visión de jóvenes con talento persiguiendo sin reposo sus objetivos de triunfo a través del trabajo duro, mientras entretiene y emociona a lo largo de todo el proceso. "Pagan por ello con sudor". En un mundo de reality shows televisivos y de fama instantánea con sólo pasearse por las alfombras rojas y hacer el numerito patéticamente, y con una generación acostumbrada y cómoda ventilando sus vidas en Internet mediante sites como YouTube, Fama rebate la teoría de los "15 minutos" de Andy Warhol con la idea de la "auténtica y duradera fama". Actuaciones, carreras y éxitos bastidos sobre la noción del talento innato diligentemente perfeccionado por media de una disciplina de hierro y la práctica incesante.

"He sido un auténtico fan del film original, y ello aunque la naturaleza de la fama haya cambiado enormemente en los últimos 25 años" --comenta el productor Tom Rosenberg--. "Queríamos reseguir el mismo tipo de espectro temporal, lo que quiere decir reseguir a los personajes a lo largo sus cuatro años en el Instituto de artes escénicas. Pero no queríamos imitar el original, queríamos que los personajes fueran nuevos y contemporáneos. Y parte de ello implicaba examinar la naturaleza del talento y del trabajo duro versus fama 'instantánea'".

"Cuando Alan Parker realiza el primer film" --sigue Rosemberg--, "la naturaleza de la fama probablemente estaba más ligada al talento de lo que está hoy en día, y existía la idea de que el trabajo duro y la lucha estaban implícitas en la fama. Eso sigue siendo cierto, sin embargo, actualmente la visión que se tiene de ser famoso sin talento se ha generalizado". Cualquiera con página en un site social conectado a la red deviene instantáneamente 'famoso,' y cualquiera con cámara digital resulta un realizador en potencia. "De tal modo que, como en el original, la intención reside en el examen del trabajo y talento auténticos necesarios para ser artista".

Con miras a reinventar el producto con estilo y energía actuales, los productores recurrieron al experimentado y joven realizador, Kevin Tancharoen, diestro en más de un oficio, quien como sus personajes, tuve que pasar por una audición para obtener el trabajo.

"Era un viernes por la tarde, y teníamos previsto entrevistar a unos 30 o 40 directores" --informa el productor Gary Lucchesi--, "pero ninguno parecía el adecuado. Kevin se sentó y comenzó a hablarme sobre su trabajo. Había sido bailarín, conoció a Britney Spears e hizo alguna coreografía para ella, para acabar dirigiendo su gira internacional contando sólo 19 años, lo que es inimaginable". Su labor como coreógrafo también incluye los enormes shows con 'N Sync y trabajo para Madonna, además de dirigir la gira "Onyx Hotel" de Spears. "Le hablamos de su trabajo con Jennifer López dirigiendo Dancelife, y de su trabajo con The Pussycat Dolls; y le preguntamos de dónde era. Era de Los Ángeles, había crecido en el negocio cinematográfico, pero no era parte de la 'élite' privilegiada, sino del sector responsable y trabajador, lo que me parecía absolutamente fascinante".

Lucchesi le pidió a Tancharoen que le enviara "todo cuanto hubiera dirigido".

"Al día siguiente, llegó ese sobre grueso. Nos impresionó no sólo la coreografía sino el modo en que había rodado la danza y las escenas dramáticas. Mostré la labor de Kevin a Tom, y estuvimos de acuerdo de que se trataba del director que estábamos buscando".

Pese a que Fama es el primer largo de este director de 24 años, su actividad pasada, una mezcla de música, danza, y cultura pop, es la combinación perfecta de experiencia de la que obtener cuanto precisa un film como Fama. Pero con independencia de que todo su savoir faire contribuía a prepararle para la empresa, fue el hecho de que Tancharoen conectaba con el material de un modo tan personal lo que hace que esté convencido de que le convertía en el tipo adecuado para el trabajo.

"Antes de ser coreógrafo, era ese bailarín con número en el pecho que espera descubrir si estará a la altura" --comenta Tancharoen--. "Era un crío con mucho vigor, y mi hermana estaba en un grupo que cantaba que se llamaba 'Pretty in Pink' Tenía que ir con ella a los ensayos, después del colegio, y con toda esa energía a punto de explotar, tenía que hacer algo, de tal modo que acabé tratando de seguirles y me gustó. Mi madre me obligó a tomar clases de danza y artes marciales y me divertí con ello. Todo esto acabó conduciéndome a algunos trabajos de manera profesional, lo cual me llevó a mi interés por la música. Compré algo de equipo y empecé a producir canciones".

"Y siempre me han gustado las películas" --continúa--. "Mi padre es jefe de transportes en los rodajes de películas, de tal modo que le visitaba a menudo en los platós. El mayor, para mí, fue Batman vuelve (Batman Returns, 1992). Recuerdo estar caminando por el plató mientras se dedicaban a llenarlo de nieve, y ahí estaba Arnold Schwarzenegger paseándose con un puro, y también el Pingüino y Catwoman. Era increíble, y esa magia del cine todavía me fascina, y ciertamente ha influido en mi trabajo".

"Para esta película, hasta cierto punto, vivía mi propio historia a lo Fama. He estado haciendo esto desde que tenía ocho años, y no he cesado de trabajar en lo mismo, aprendiendo nuevo material, siendo aleccionado por grandes profesores y mentores. Cada factor de todo ello me llevaba a dirigir esta película" --comenta Tancharoen.

Tancharoen se muestra de acuerdo en que el panorama ha cambiado mucho desde los días del Fama original por lo que se refiere a lo que el público espera de una película llena de danza, música, y drama. Con todos esos reality shows compitiendo en televisión, "The History of Dance" y su émulo en la web, y películas de gran éxito como Save the Last Dance (2001) y Step Up. Bailando (Step Up, 2006), "todos los géneros de interpretación de la danza y la música se han expuesto de maneras realmente entretenidas y de alcance masivo" --comenta--. "Ahora tenemos un público más educado; el listón ha subido. Hemos visto a gente desafiando la física dando vueltas sobre sus cabezas, deslizándose a través del suelo. Hemos presenciado a cantantes de gran audacia y brillantez, desde el rock al country, pasando por el rap". Tancharoen quería asegurarse de subir el listón en su propia película; ése era uno de sus mantras efectivos durante la producción.

Dicho esto, con todo lo "nuevo", quería asegurarse de mantener la película aferrada a lo que la hace única e irresistible. "Cuando la Fama original se estrenó" --comenta--, "era una novedad. Significaba que el musical cambiaba desde los clásicos de la MGM de la década de los cincuenta. Asimismo, mostraba en qué consistía ser un artista adolescente luchador, dispuesto a todo con tal de llegar, y aún así no estar seguro del éxito. Eso no lo afronta cualquiera. Creo que lo que estamos tratando de hacer es volver a captar la esencia de esa idea y casarla con la danza y los estilos de interpretación actuales. No se trata tan sólo de la danza y las canciones, están las historias que hay tras la danza y las canciones".

Con el objetivo de mostrar la lucha de esos jóvenes artistas, Tancharoen quiso unir a un conjunto de principiantes con talento que, en muchos aspectos, presentaban en su vida real semblanza con sus personajes. Los jóvenes intérpretes de la película en muchos aspectos viven en la realidad lo que sus personajes en la pantalla están pasando, lo cual confiere a las historias de la película honestidad e inmediatez emotiva. "El reparto aporta autenticidad a los personajes" --informa Tancharoen--. "Entienden este mundo. Esencialmente, ellos mismos son los personajes de la película". Los actores sintieron que vertían mucho de sí mismos en sus respectivos personajes, y ello hizo que el proyecto deviniera increíblemente especial para cada uno de ellos, al personalizar sus papeles.

"Mírame, muñeca… "


El libro del año del estudiante

ASHER BOOK da vida a MARCO, un cantante
Lugar de nacimiento: Arlington, Virginia
Actuaciones previas: Con su banda, V Factory, de gira por todo Estados Unidos.
Cómo empecé: La gira nacional de "Beauty and The Beast". Mi papel era el de Chip la taza de té.
La mejor experiencia de mi vida como intérprete: Mi audición para "Beauty and The Beast", porque al lograr ese papel logré enfilar este sendero.
El momento más bajo: Mi vida en el instituto fue de lo más normal. Me dediqué también a la interpretación, pero no estaba logrando realmente suficiente trabajo, de tal modo que prácticamente lo dejé por la Universidad. Me disponía a estudiar empresariales. Lo siguiente que recuerdo es la recepción de una llamada telefónica de Warner Bros. Dieron conmigo a través de un instructor de voz con quien estaba trabajando. Fui a la audición y acabé por convertirme en el principal cantante de la banda.
Lo que casi hizo que lo dejara: El querer experiencias de una vida "normal" por contraposición a estar en la brecha todo el tiempo.
Ritual previo a la actuación: flexiones, rezo, y ejercicios vocales.
Artistas favoritos: Michael Jackson, The Beatles, Billy Joel, Elton John, Seal
Si pudiera actuar con alguno: Me encantaría actuar con Justin Timberlake. Por cuanto se refiere estrictamente a trabajar como actor, sería un papel junto a Jim Carrey.
Álbum favorito: "Speakerboxx/The Love Below" de Outkast
Película favorita: Dos tontos muy tontos (Dumb and Dumber, 1994).
Musical favorito: "The Lion King"
Cuando adolescente, me obsesionaban: los deportes.
Lo que le diría a alguien que comienza: Cree en tus sueños. Acepta la negativa, porque ocurrirá; recuerda que de ella en ocasiones aprendemos nuestras mejores lecciones.
Si pudiera tener otro talento: Me gustaría ser inventor.
Si tuviera que ejercer un trabajo distinto: gerente de empresa.
Canción: "Born To Be Wild"
Consigna de vida: No abandones.
Próximo proyecto: V Factory va a distribuir su primer álbum con Warner Bros Records.

KRISTY FLORES encarna a ROSIE, actriz y bailarina
Lugar de nacimiento: Bronx, Nueva York
Actuaciones previas: The Bronx Dance Theater
La gran oportunidad: Ahora hace un año, tenía tres ocupaciones: trabajo en un hospital de animales, impartir clases de danza en escuelas públicas, y atención de una farmacia. Mi mundo ha cambiado completamente.
Cómo comencé: Tenía tres años cuando hice mi primera actuación de danza. Comencé a tomar clases de danza contando tan sólo dos años y medio.
Lo que casi hizo que lo dejara: Cuando era muy joven, me deprimía cuando una chica era más delgada que yo. Estaba en clase con chicas cuyo físico era el del típico estereotipo de bailarina, y allí estaba yo, una chica curvilínea tratando de deslizarme sobre el piso como ellas. A medida que he ido sumando años, he aprendido a aceptar mi cuerpo.
Mis más fieles fans: La primera tendría que ser mi madre: es quien me empujó a que tomara clases de danza y lecciones de canto. En segundo lugar, estarían todos mis profesores de danza y arte dramático; me han apoyado en todo, desde cómo sobrellevar la defunción de mi madre, pasando por el traslado a un nuevo lugar, hasta incluso animarme para la audición de Fama.
El artista que me ha influenciado más: Jennifer López. En quinto grado, era quien deseaba ser. Tenía sus pósters en la pared, sus álbumes, sus películas. ¡Era una FAN!
Álbum favorito: "Mezmerize" de System of a Down. En cierto momento, aquel álbum era la banda sonora de mi vida.
Película favorita: La boda de mi mejor amigo (My Best Friend's Wedding, 1997). Mi película Disney favorita es La sirenita (The Little Mermaid, 1989).
Musical favorito: "West Side Story"
Cuando adolescente, me obsesionaba: Bailar, anotar todo en mi diario, y los dulces de chocolate M&M.
Si pudiera tener otro talento: Probablemente, me encantaría producir, tener la última palabra en la visión que uno tiene y hacer arte.
Mi canción favorita: "Step Into a World" de KRS-One.
Próximo proyecto: Actualmente, Flores vive en Los Ángeles, donde asiste a audiciones para proyectos nuevos.

PAUL IACONO da vida a NEIL, director
Lugar de nacimiento: Secaucus, Nueva Jersey
Actuaciones previas: Iacono ha actuado en más de 50 espectáculos, entre ellos, SAIL AWAY, en el Carnegie Hall, y MAME, en la Papermill Playhouse. Entre los largos en los que ha intervenido, cabe citar Consent (Consent, 2009); Glow Ropes (2005) y Winter Solstice (2004).
Comienzos: Iacono efectuó su primera aparición en los proscenios de Nueva York contando cuatro años cantando tonadas de Frank Sinatra en el célebre Don't Tell Mama's. "Ahí estaba, con cuatro años, vistiendo smoking e imitando a Sinatra. Ese fue mi primer gag. Mis padres escucharon mucho Sinatra en el coche y por toda la casa, y en calidad de niño me paseaban por bares donde cantaba a grito pelado una canción de Sinatra y todo el mundo enloquecía con ello. Creo que me gustaba la atención que recibía".
El momento más bajo: El ultimo día de rodaje de Fama. Ésa fue la parte más dura del rodaje, aquel último día de filmación, consciente de que cuando se acabara la última toma y gritaran "¡corten!" la experiencia más satisfactoria de mi vida se acabaría.
De regreso a la escuela: De hecho, rodábamos en el instituto Paul McGill, donde había asistido. Eso era raro, aunque también increíble. Creo que a esa escuela le debo mucho de lo que soy. Regresar tres años después de haberme graduado y rendir homenaje al centro celebrándolo con esta película, es una sensación alucinante.
Próximos proyectos: Iacono se halla actualmente escribiendo un pieza ("Prince / Elizabeth") y protagonizará Hard Times (2009), de MTV. "Es como Aquellos maravillosos años (The Wonder Years, 1988), pero para la generación de Supersalidos (Superbad, 2007)".

PAUL McGILL encarna a KEVIN, bailarín
Lugar de nacimiento: Pittsburgh, Pensilvania.
Actuaciones previas: En la cinta ganadora del Oscar, Man on Wire (Man on Wire, 2008), donde interpreto al joven Philippe Petit.
Comienzos: Comencé con la danza cuando tenía tres años en un estudio local porque mi hermana ya estaba tomando clases. Cuando contaba diez años, fui a un lugar llamado Pittsburgh Musical Theater, que es donde comencé a estudiar en serio.
Despuntar: La primera semana de mi tercer año de instituto, asistí al revival de Broadway de La Cage aux Folles. Logré el trabajo y me trasladé a Nueva York.
El momento más bajo: Cuando La Cage aux Folles se acabó, dos días antes de que acabara mi último año de instituto, de repente reparé en que no tenía nada que hacer. No podía obtener un trabajo en absoluto. Vivía solo en Nueva York y tenía que pagar mis facturas. Tenía que tomar una decisión: regresar a casa, en Pittsburgh. Pensé que eso sería un enorme contratiempo, pero un mes después de que me hubiera ido, recibí una llamada para que fuera a una audición para A CHORUS LINE en Broadway. Acabé actuando en la obra durante dos años y medio.
La mejor experiencia de mi vida como intérprete: A CHORUS LINE, en Broadway. Haciendo aquel espectáculo, aprendí más que nunca en mi vida sobre mi cuerpo, mi mente, mi espíritu, mis prioridades, mis objetivos, mis valores, mis amigos, mi potencial y, por último, mi vida.
Mi peor pánico de escena: Mi primera exhibición de danza. Se me tuvo que sobornar con un libro para colorear y un muñeco de duende.
Ritual previo a la actuación: Ejercicios de calentamiento, cepillarme los dientes, y respirar. También necesito mi propio espacio para recogerme. La preparación es muy importante para mí.
El artista que más me ha influido: Gene Kelly
Cuando era adolescente, me obsesionaba: La conversación, los calcetines de tubo, el teatro musical, coreografiar, teñir mi cabello, remozar mi habitación, las clases de danza, el Cirque du Soleil, el fitness, AIM, y los SIMS.
Me encantaría poder: Tocar el violonchelo.
Si tuviera que ejercer un trabajo distinto: Sería fisioterapeuta. Como bailarín, veo por lo que la gente pasa. Querría ayudar a la gente a que pudiera jugar con sus nietos y no que acaben en una silla de ruedas a los 70 años.
Mi canción: "Don't Stop Me Now" de Queen
Consigna de vida: Leer "Los cuatro acuerdos" de Don Miguel Ruiz.
Próximos proyectos: ¡Ni idea! Voy a audiciones, de tal modo que esperemos que surja algo.

NATURI NAUGHTON interpreta a DENISE, pianista y cantante
Lugar de nacimiento: East Orange, Nueva Jersey
Actuaciones previas: En Broadway, dando vida a Little Inez en HAIRSPRAY. Para la pantalla grande, encarnando a la rapera Lil' Kim en Notorious (2009).
Comienzos: Comencé a cantar en el coro de mi iglesia con cinco años. Supe entonces que quería ser cantante. El gusano interpretativo no me atacó hasta un poco más tarde, pero siempre era muy dramática.
Despuntar: Contando 14 años, fui a una audición para integrar un grupo de chicas que se estaba formando llamado 3LW. A los 15 logramos un contrato, un acuerdo con Sony Epic, y nuestro primer álbum logró un disco de platino.
Sobre la música de Fama: Tengo algunas canciones, y me ha encantado y me he sentido afortunado de tener la oportunidad de participar tanto en la música. Realmente es como si un sueño se hubiera hecho realidad para mí.
La mejor experiencia interpretativa de mi vida: Mi noche de estreno en Broadway en HAIRSPRAY! El teatro estaba lleno, y toda mi familia y amigos estaban allà y me sentía inmensamente feliz. Fue un momento especial.
Lo que casi hizo que abandonara: Sentí gran desánimo cuando mi antiguo grupo, 3LW, se deshizo. En un momento dado, era una estrella del pop adolescente, y un instante después toda mi carrera se había desintegrado. Las cosas que viví con 3LW duelen, definitivamente, e hicieron que me planteara si seguir o no cantando. Sin embargo, esa misma lucha interna me hizo fuerte, de tal modo que no me quejo.
Ritual previo a la actuación: Normalmente rezo un poco para mí misma, y le pido a Dios que calme mis nervios! También me gusta beber te o zumo de arándanos: va muy bien para la voz.
Los artistas que más me han influido: Mientras crecía, me inspiraban mucho Whitney Houston, Mariah Carey, y Aretha Franklin. Asimismo, también era un gran fan del difunto y gran Michael Jackson… verle actuar, mirar sus vídeos, y escuchar su música generaba en mi un enorme efecto.
Si pudiera actuar con alguien: Me encantaría actuar junto a Denzel Washington; es un actor fenomenal, y sé que aprendería muchísimo con tan sólo estar junto a él. Asimismo, me encantaría actuar con Ne-Yo. Creo que podríamos presentar juntos un gran show!
Álbum favorito: "Respect" de Aretha Franklin
Películas favoritas: El color púrpura (The Color Purple, 1985); y Love & Basketball (Love & Basketball, 2000).
Pieza teatral favorita: FENCES, de August Wilson.
Cuando adolescente, estaba obsesionada con: ¡Hablar por teléfono! Tenía el auricular pegado a la oreja. La cosa no ha mejorada substancialmente ¡una vez adulta!
Lo que le diría a alguien que comienza ahora: Prepárate para trabajar duro, para sudar, llorar, ser rechazado, y ¡el sacrificio! El éxito es maravilloso, pero no es sencillo, de tal modo que ¡tienes que QUERERLO con todo tu ser!
Si tuviera un don distinto: Me encantaría dedicarme a los ejercicios gimnásticos. Mientras crecía, admiraba al campeón olímpico Dominique Dawes. Pasé por una fase en la que quería ser gimnasta, pero no creo que el destino fuera ése.
Si tuviera que atender una ocupación distinta: Sería abogada. Creo que tengo un don para plantear argumentos enérgicamente!
Mi canción: "Fama"! Cantar esa canción realmente hace que conecte con sus palabras. Quiero ser recodada… recuerda mi nombre!
Próximos proyectos: Un proyecto musical en solitario.

KAY PANABAKER interpreta a JENNY, actriz
Lugar de nacimiento: Naperville, Illinois
Actuaciones previas: Como Nikki Westerly en la serie Summerland (2004), junto a Zac Efron.
Comienzos: Teatro comunitario; mi hermana (Danielle Panabaker) y yo comenzamos allí como divertimento, y ambas acabamos teniendo agentes de este modo.
Despunte: En 2001, conseguí entrar el reparto de Dead Heat (2002), con Kiefer Sutherland y Anthony LaPaglia. Desde entonces, el lugar donde siempre he querido estar ha sido el plató.
Acerca de la preparación para Fama: Disponíamos de seis semanas para estar listos. Aquello era una especie de campamento para reclutas: algunos aprendían instrumentos, otros iban a ensayos de danza... Yo tenía ensayos de arte dramático: me dedicaba a mis monólogos, al trabajo de escena, tomaba algunas lecciones de canto. Cantar se erigía como lo más difícil de afrontar por mi parte, con diferencia, sin embargo, resultó bien porque mi personaje es exactamente así. No se siente a gusto allí arriba, cantando ante la clase entera, lo que es una de las primeras escenas que rodamos. Fue la cosa más desquiciante que he hecho jamás".
Cómo empecé: Con ocho años, fui una chica del grupo y pulpo en una producción de "PINOCCHIO".
Mis mejores fans: Mi familia. Han vivido tanto mis mejores días como los peores.
Ritual previo a la actuación: Reír, y explicar chistes entre todos.
Los artistas que más me han influido: La gente cuya pasión se refleja en su obra.
Si me fuera dado actuar junto a alguien: Johnny Depp; se diluye completamente en cada uno de los personajes que encarna.
Álbum favorito: El CD que mi hermana hizo para mí con motivo de mi decimotercero aniversario.
Película favorita: Una escuela de altos vuelos (Sky High! 2006), y no sólo porque mi hermana intervenga en ella.
Cuando adolescente, me obsesionaba: Los Fluffernutters (sandwiches de mantequilla de cacahuetes y malvavisco)
Mi momento favorito rodando Fama: Todo el rodaje. Me encantaría hacerlo de nuevo, de arriba a abajo.
Soy distinta de mi personaje en Fama en que: me muestro mucho más sociable que Jenny.
Esto es lo que le diría a alguien que empieza: Trabaja duro y no abandones la escuela.
Si me fuera dado un talento distinto: Tocar la batería.
Si tuviera que trabajar en otra cosa: Maestra o adiestradora de animales.
Canción: Cualquiera que pueda bailar.
Mi lema: Todo ocurre por algún motivo.
Proyectos venideros: The Lake Effect (2010), con Tara Summers (Boston Legal (2004-2008)) y Ross Partridge, bajo dirección de Tara Miele.

KHERINGTON PAYNE es ALICE, bailarina
Lugar de nacimiento: Yorba Linda, California
Actuaciones previas: En la serie So You Think You Can Dance (2005); trabajó como modelo para Nike, McDonald's, Limited Too, Mattel, y Disney.
Despunte: Cuando Payne cumplió 18 años, asistió a la audición de So You Think You Can Dance, y logró estar entre los diez primeros concursantes. "Participé para divertirme, pero acabé lográndolo, lo que es de locos. Los realizadores de Fama me vieron en la serie, y así es como logré estar en esta película. Esto ha cambiado rotundamente mi vida".
Sobre las experiencias que cambian la vida: Iba a ir a la universidad a estudiar enfermería. No esperaba esta vida. Pero invertí todo mi esfuerzo y capacidad de trabajo duro, y lo logré. Si tienes un sueño, si tienes un objetivo, y realmente vas tras él, entonces hay posibilidades de que lo consigas.
Cómo comencé: Tenía dos años, y mi madre me puso en una clase, ¡y me quedé prendada!
La mejor experiencia interpretativa de mi vida: So You Think You Can Dance, hacer lo que me encanta ¡por la televisión nacional!
El peor momento en escena: So You Think You Can Dance. Estás en la televisión nacional; eso es mucha presión.
Lo que casi hace que abandone: Probablemente, ser consciente de que podría estar con mis amigos en la playa, o de que dispondría de más tiempo libre. Ha sido duro; hay ocasiones en que quieres ser una chica normal.
Artistas favoritos: Michael Jackson fue un artista magnífico, y también Britney Spears.
Si pudiera actuar con alguien: Me hubiera encantado ir de gira con Michael Jackson o Britney Spears.
Musical favorito: CHICAGO. Es mi tipo favorito de danza, ¡es muy agradable de ver!
Cuando adolescente, me obsesionaba: ¡¡¡¡Ir de compras!!!! Definitivamente, soy una adicta a las compras.
Lo que le diría a alguien que comienza: ¡Practica! ¡Practica! y ¡Practica! El trabajo duro compensa, y puedes hacerlo si pones toda tu mente en ello.
Si me fuera dado un talento distinto: ¡Cantar! Mi voz es horrible, pero creo que sería divertido cantar a grito pelado y que sonara realmente bien.
Dentro de cinco años, espero ser: Una actriz de éxito.
Si tuviera que aceptar una ocupación distinta: enfermera de posparto.
Consigna de vida: "¡Vive, ríe, ama!" y "Creyó que podía, así que ¡pudo!"
Próximos proyectos: Clases de arte dramático y más práctica.

COLLINS PENNIÉ actúa como MALIK, actor y rapero
Lugar de nacimiento: Brooklyn, Nueva York.
Actuaciones previas: En películas como Half Nelson (Half Nelson, 2006); Una noche para morir (Prom Night, 2008); y como modelo de la agencia Ford y portavoz de la campaña de la fragancia CK One de Calvin Klein.
Comienzos: Tras pasar la mitad de su infancia en casas de acogida de menores, Pennié se fue por su cuenta contando 15 años para tratar de lograr una vida mejor. "Durante un tiempo, no tuve techo, y luché para seguir mi sueño".
Despunte: Mi primer trabajo en serio fue en Ley y orden (Law & Order, episodio 2004). Por aquel tiempo, logré firmar para Ford Model Management simplemente yendo, dejando caer una fotografía, y diciéndoles que ellos necesitaban verme.
El momento más bajo: Cuando estaba en la calle. Pero era todavía un momento en que me embargaba la fe en mi sueño, y estaba dispuesto a ir tras él. Bregué hasta conseguirlo estando con amigos y estudiando mi material a mi modo. Tenía que ser ingenioso, de tal modo que iba tanto como podía a bibliotecas, librerías, el Broadway Dance Center y a clases para audiones. Cuando comencé a hacer algo de dinero, pude comprar comida y otras cosas, y por fin logré un apartamento".
Sobre su personaje en Fama: Mucho de cuanto tuve que pasar tiene similitudes con todo lo que Malik afronta en la película: Tuve que estar dispuesto con suficiente honestidad a verter todo ello en mi interpretación, y olvidarme de ser cauto. Se me hacía extraño interpretar algo que me era tan próximo, pues parecía como si la gente estuviera mirando a hurtadillas en mi propia vida. Pero era también una oportunidad de poder expresarme.
El peor momento en escena: Mi verdadero primer concurso de canto, que fue en un centro comercial. Acabé por lograr ¡el primer premio!
Mi mejor fan: Courtney Vance, mi mentor, ha sido quien más me ha ayudado, aconsejándome y enseñándome los fundamentos del negocio del espectáculo.
Ritual previo a la actuación: Siempre me aseguro de estar cien por ciento preparado.
Artistas favoritos: Michael Jackson y Biggie. Michael por su intrepidez, y Biggie por su honestidad.
Si pudiera lograr un papel: Me gustaría encarnar a James Bond.
Mi momento favorito durante el rodaje de Fama: Rodar junto a Charles Dutton. Trabajar con él fue, en un primer momento, muy intimidatorio, sin embargo hizo la experiencia fácil y aprendí muchísimo de él.
Canción preferida: Juicy, de Biggie
Mi lema: Mi karma es mi armadura.
Próximos proyectos: Ahora mismo me dedico a trabajar en música, a leer un buen montón de guiones, y a mirar qué hay por ahí.

WALTER PÉREZ encarna a VÍCTOR, músico y compositor
Lugar de naimiento: South Gate, California
Actuaciones previas: Como actriz invitada en series como CSI: Miami (CSI: Miami, episodio 2002); The Closer (episodio 2008); y Friday Night Lights (episodios 2006); en el telefilm Walkout (2006), y en los largos August Evening (2007) y A Beautiful Life (2008).
Comienzos: Siempre quise actuar para la gente. Siempre quise entretener. EN casa, mi padre tiene esa vieja cámara de VHS, así que la cogí y empecé a hacer películas caseras.
Despunte: La primera vez que se me pagó. Eso fue para un anuncio de McDonald que hice en 2002. Tras aquello, he estado trabajando sistemáticamente estos últimos siete años. De hecho, no he parado y puedo vivir de mis actuaciones.
El momento más bajo: Tras dejar el instituto, tardé un año y medio en lograr aquel primer trabajo. Fue duro: me dedicaba a trabajillos extras, ocupaciones extrañas, la construcción, luchando por llegar a finales de mes y poder pagar las facturas.
Sobre el mayor reto afrontado en Fama: Para mí, la mayor dificultad estuvo en el aprendizaje de muchos instrumentos: piano, teclados, órgano, la batería, y también algo de guitarra, todo al mismo tiempo. Finalmente, aprendí cada una de las canciones que interpreto en la película. Me agradó poder aprender todo eso, y cuando la gente vea la película, se dará cuenta de que soy yo en realidad.
Lo que casi hace que abandone: El miedo a que jamás lo lograría, de que todo el ingente esfuerzo y trabajo duro que vertía no daría fruto alguno.
Ritual previo a la actuación: técnicas de respiración profunda que requieren absoluta concentración antes de salir a plató. Habitualmente, las hago en mi remolque.
Mis artistas favoritos: Sean Penn, Dustin Hoffman, Jim Carrey, Charlie Chaplin, Buster Keaton, y la lista sigue…
Los artistas que más me han influido: me influía sobremanera la ética laboral de Charlie Chaplin. Hay que trabajar muy duro para lograr un trabajo bueno.
Si me fuera dado trabajar con alguien: Me encantaría poder trabajar con Jim Carrey. La mayoría de mis videos domésticos me muestran bien encarnando a Carrey bien a Charlie Chaplin.
Álbum favorito: SI tuviera que elegir uno que me inspirara para convertirme en la persona que soy, diría "August & Everything", de Counting Crows.
Cuando adolescente, me obsesionaban: Jim Carrey y Legos.
Si me fuera dado un talento distinto: Cantar. Querría ser el John Legend mejicano.
Si tuviera que trabajar en algo distinto: Trabajaría como investigador de la escena del crimen.
Canción: "Mr. Jones", de Counting Crows.
Próximos proyectos: La película independiente en que aparece Pérez, Emilio (2008), se estrenó en EE.UU. en abril de 2009. "También hay algunas otras cosas esperando, pero no quiero ser gafe, pues nada está todavía consolidado".

ANNA MARÍA PÉREZ de TAGLE da vida a JOY, actriz
Lugar de nacimiento: San Francisco, California
Apariciones previas: Como Ashley Dewitt, una fanática de la moda de Hannah Montana (Hannah Montana, episodios de 2006 a 2008) que es algo corta.
Despunte: Tras rogar a sus padres que le dejaran intentarlo, De Tagle logró su primera audición para televisión, consiguiendo finalmente su papel para la serie de Disney, Hannah Montana. Fama significa su debut en la gran pantalla. "Hice la audición para Fama pero no hubo respuesta hasta tres meses más tarde. Ya estaba pensando que no lo había logrado, pero un día recibí una llamada telefónica que me dijo: 'Mañana, tienes una prueba de pantalla.' Me puse muy nerviosa; no había nada que quisiera más que estar en esa película".
Comienzos: Fue e una producción de A LITTLE PRINCESS; era un ángel y una estudiante.
El peor momento en escena: Tenía dos años. No me acuerdo de ello, pero recientemente estuve mirando vídeos caseros. Mi papa me llamó desde el escenario con un micro y subí allá arriba muy nerviosa, comencé a llorar desconsoladamente y me precipité fuera del escenario. Gimoteaba sin parar.
Ritual previo a la actuación: Vocalizar, asegurarme de que me se todo mi diálogo, y beber mucha agua.
Artistas favoritos: Christina Aguilera como cantante, y Reese Witherspoon como actriz.
Película favorita: El diario de Noa (The Notebook, 2004). Soy una fnática de las películas de mujeres, y me encanta Ryan Gosling.
Musical favorito: "Miss Saigon"
Cuando era pequeña, me obsesionaba: Las Spice Girls. Coleccionaba todas las muñecas, adquirí la película, Spiceworld (Spice World, 1997), y la veía casi cada día. Tenía todo que tuviera que ver con las Spice Girls.
Lo que le diría a alguien que empieza: ¡Has de adorarlo! También has de ser consciente de cuánto tiempo y esfuerzo se requiere para una producción. La clave está en estar dispuesta a perderte las fiestas de fin de semana y en lugar de ello ir a clases de arte dramático, de canto o de danza.
Si me fuera dado un talento distinto: Tocar instrumentos, ayudaría mucho a mi actividad como cantante y compositora de cancionesletrista .
Si tuviera que aceptar un trabajo distinto: O bien periodista o bien diseñadora de moda.
Canción: "Fama". :)
Lema: "Apunta a las estrellas, pero si llegas a la luna, ya está bien"; y "Vive como si estuvieras abajo, aunque estés arriba".
Próximos proyectos: Un nuevo film, A Forgotten Innocence (2010), del director Sinohui Hinojosa, basada en la novela de Reno Ursal.

Instituto de música, danza y artes escénicas Fiorello H. LaGuardia
Actualmente conocida como la Escula de Fama, el Instituto de música y arte se fundó en 1936 por el alcalde Nueva York, Fiorello H. LaGuardia, quien quería crear un lugar donde los estudiantes de las escuelas públicas de Nueva York con mayor talento y capacidad pudieran desarrollar sus posibilidades creativas al tiempo que asimismo recibían un completo programa de instrucción académica. La Escuela de artes escénicas se creó en 1948 para formar a los estudiantes de cara a carreras profesionales en danza, música, o drama. Las dos escuelas devinieron una organización en 1961 anticipándose a su traslado a un único edificio en el Lincoln Center, en el que por fin se reunieron en 1984. En honor a LaGuardia, la nueva escuela recibió el nombre de Instituto de música, danza y artes escénicas Fiorello H. LaGuardia.

El centro de las artes de LaGuardia Arts fue la primera escuela de la nación en ofrecer programas gratuitos y de fundación pública a los estudiantes con talento para las artes. Los estudiantes son admitidos en base al potencial y el éxito por medio de una audición competitiva y un resumen de sus historiales académicos.

Destacados alumnos del LaGuardia son:

Jennifer Aniston
Ellen Barkin
Marilyn Bergman
Steven Bochco
Adrien Brody
James Burrows
Charles Busch
Diahann Carroll
Keith David
Dom DeLuise
Omar Epps
Sarah Michelle Gellar
Erica Jong
Eartha Kitt
Hal Linden
Melissa Manchester
Liza Minnelli
Isaac Mizrahi
Laura Nyro
Al Pacino
Suzanne Pleshette
Freddie Prinz
Carol Bayer Sager
Wesley Snipes
Suzanne Vega
Ben Vereen
Leslie Ann Warren
Marlon Wayans
Billy Dee Williams


"Dame tiempo y haré que te olvides del resto…"


Cuerpo docente

Para dar vida a los profesores y mentores del Instituto, los realizadores recurrieron a un grupo de actores cada uno de los cuales ha alcanzado el éxito en una gran variedad de escenarios. Desde la gran pantalla a la televisión, desde el proscenio al estudio de grabaciones, las distintas disciplinas de la escuela se reflejan en la versatilidad y en las carreras multifacéticas de los actores que encarnan a la gente al frente de las aulas.

En la película original, Debbie Allen, quien encarna a la célebre profesora de danza Lydia Grant, advierte a sus alumnos que tendrán que pagar con sudor por la fama, y continuó apareciendo en episodios de la serie televisiva. Desde entonces, la actriz ha sumado a su currículum una plétora de títulos, y ahora regresa al nuevo Fama como la directora Angela Simms.

Allen entiende a Angela Simms como una rencarnación de Lydia Grant. "Por lo que a mi respecta" —nos dice—, "es Lydia Grant que se ha casado y se ha convertido en la Sra. Simms. Le dije a uno de los productores: 'Puede ponerme el nombre que te de la gana. El público va a pensar que ahí arriba, en la pantalla, quien está es Lydia Grant.' Ahora es la directora, y se ha hecho cargo del centro".

Simms es un papel que la ocupada Allen entiende a un nivel muy personal. "Dirijo la Academia de danza Debbie Allen", —nos dice—, "y cuando estás al mando tienes un mapa, un plan de juego para cada niño que atraviesa el umbral. En unas pocas y breves escenas, como directora Simms, es mi trabajo permitir a los alumnos que tomen consciencia de que hay pasos que hay que dar para lograr dar lo máximo de cuanto somos capaces. Y que si no se siguen todos esos pasos, la cosa no va a funcionar".

Charles S. Dutton encarna al profesor de arte dramático James Dowd. De hecho, Dutton enseñó en cierta ocasión en un instituto de artes escénicas de Baltimore; dos de sus estudiantes fueron Jada Pinkett Smith y Tupac Shakur. Sin embargo, para su papel, Dutton comenta que recurrió a algunos de sus profesores de arte dramático, quienes le inculcaron no tan sólo una ética laboral sino también la noción de arte entendida como una vocación mayor.

"Di forma al Sr. Dowd a partir de muchos profesores de arte dramático que tuve yo mismo" —informa Dutton—. "Nos trataron con amor severo, intensidad y disciplina. Creo que Dowd procura que sus estudiantes entiendan que no se trata tan sólo de ser un actor que entretenga, se trata de ser artista. Hay diferencia. Un actor hará cualquier cosa, pero un artista sólo hará cosas que sienta que hacen que la civilización evolucione. De ahí es de donde Dowd proviene".

Dutton, licenciado por la Escuela de arte dramático de Yale, ganador de un Emmy y un Tony, y nominado a los globos de oro por su interpretación en el telefilm La lección de piano (The Piano Lesson, 1995), según la pieza de August Wilson, cree que el arte puede ser una experiencia que transforma la vida, con independencia de la "fama".

"Cuando me di cuenta de que actuar era para lo que había nacido" —comenta— "realmente, ello cambió mi vida". Siempre he considerado la búsqueda individual de las artes como medio para descubrir y redescubrir tu humanidad. De eso va todo. Éso es lo que debiera ser la auténtica esencia". Es una filosofía en la que Dutton cree de modo tan profundo que, tras las conversaciones iniciales sobre el personaje, Tancharoe decidió incorporarla en una charla que el Sr. Dowd mantiene con sus alumnos.

Kelsey Grammer da vida a Martin Cranston, uno de los profesores de música de la escuela. Grammer ha logrado un total de 16 nominaciones a los Emmy, ocho nominaciones a los Globos de Oro, y 16 más a los SAG. Ha dirigido, producido, y aparecido en muchos filmes, entre ellos, en la reciente serie de X-Men, con X-Men, la decisión final (X-Men: The Last Stand, 2006), así como en calidad de protagonista en producciones de Broadway como MY FAIR LADY; MACBETH; y OTHELLO. Grammer considera a un profesor de canto como el primero que le inspiró para ir en pos de una carrera artística. Estudió y se preparó para su arte en la Juilliard, pero, dice, fue el dejar esta célebre escuela lo que le enseñó una valiosa lección.

"Tras el instituto, fui a la Juilliard y estudié arte dramático" —comenta—. "Allá habían un par de profesores verdaderamente difíciles, y también había una mentalidad conservadora; realmente hicieron más dura la supervivencia de uno en el centro que en la vida real. Y, por supuesto, no sobreviví allí. Me echaron, lo cual para mí fue fenomenal. Me siento muy orgulloso de eso porque les quería enormemente y me hicieron un favor expulsándome, dado que, con franqueza, lograron mi atención haciendo eso".

Las lecciones que aprendió nutrieron su retrato del Sr. Cranston. "Cranston es un personaje muy duro" —comenta—, "un tipo difícil de superar. Puede tratarse del primer muro con que esos jóvenes se topan, y el valor de un buen muro en la vida de un artista es aprender cómo escalarlo. Está deseando alimentar y guiar a jóvenes talentos, pero ellos deben entregarse al trabajo, no permitirá que abandonen. Si las cosas llegan fácilmente, sabe muy bien que no van a tener la más mínima posibilidad, particularmente en esta profesión, la cual es cuestión de una combinación de talento, dedicación y suerte. Tarde o temprano los chicos se van a topar con un muro, y necesitarán los instrumentos para tenérselas con él"

Fran Rowan, la irónica y pícara profesora de voz, cobra vida por medio de la actriz Megan Mullally. Ganadora en dos ocasiones de un Emmy por Will y Grace (Will & Grace, 1998-2006), debutó en Broadway en GREASE, y recientemente ha finalizado una gira con el exitoso musical, YOUNG FRANKENSTEIN. Ideal con un papel como profesora de voz, los logros como cantante de Mullally resultan tan impresionantes como su interpretación. Recientes aparaciones suyas en concierto han sido en The Allen Room, en el Lincoln Center, el Kennedy Center, el Seattle Symphony, y el Goodman Theatre de Chicago. Asimismo, ha aparecido como solista en el Walt Disney Concert Hall.

En Fama, Mullally tiene la oportunidad de mostrar sus dotes musicales cuando lleva su clase a un club de karaoke para que puedan actuar ante una audiencia en vivo. Sus alumnos la convencen para que suba al escenario, y ella les sorprende con una virtuosa interpretación de "You Took Advantage of Me", de Rodgers & Hart. Esta oportunidad para cantar fue uno de los factores que atrajeron a la actriz a la hora de decidir incorporarse al reparto.

"La película original me impactó considerablemente" —comenta Mullally—. "Estaba en la universidad y fue algo grande en mi pequeña comunidad teatral. Fue una de las primeras películas entre las que había visto con un reparto enteramente integrado por gente de mi edad. Yo también soy cantante, y la música es muy importante para mí. La mayoría de la gente me conoce como la Karen de Will y Grace, lo que está muy bien, pero también he cantado mucho, tanto o más teatro musical que televisión. De tal modo que cuando se me ofreció el papel de la profesora de canto, y en verdad que ella canta en la cinta, pensé 'Bueno, quién sabe si nunca más logro una película en la que logro cantar nuevamente?"

Mullally sugirió la canción que canta en pantalla, una con la que tiene cierta experiencia. "Me encontré con Kevin (Tancharoen) y Gary (Lucchesi) y estuvimos hablando acerca de que la esencia absoluta de la escena reside en que ha de dejar a todos boquiabiertos, pues no se lo esperan. Pero ¡sin prisas!" —ríe—. "Así que tuvimos que pensar en una canción que fuera un éxito colosal. Tengo esa banda en la que llevo un millón de años, que se llama Supreme Music Program, en la que habíamos interpretado 'You Took Advantage of Me.' Es la única especie de tonada de show, el tipo de canción que siempre hemos ofrecido, y es una que en verdad siempre complace al público; la usamos mucho como pieza para ser solicitada de nuevo por el público cuando actuamos en directo. Asi que lance esa canción y a ellos les encantó la idea".

Completando el cuerpo docente, está Bebe Neuwirth como la estricta profesora de danza, Sra. Lynn Kraft. Por igual en la televisión norteamericana, en las películas, y en el escenario, el haber de Neuwirth deviene particularmente impresionante. Recientemente, fue protagonista como Roxie en la producción de Broadway de CHICAGO, habiendo ya logrado los premios Tony, Drama Desk, y Astaire por su papel como Velma en el mismo espectáculo, convirtiéndola en la única persona que ha encarnado en CHICAGO ambos papeles protagonistas en Broadway. Además recibió un Tony por su papel como Nickie en SWEET CHARITY. Entre las otras piezas en su haber, hallamos FOSSE, DAMN YANKEES, DANCIN', LITTLE ME y A CHORUS LINE.

La pasión de Neuwirth es la danza, y fundó el Dancers' Resource Advisory Council como parte del Actors Fund, una organización de servicio humanitario que ayuda a todos los profesionales de las artes escénicas y de la industria del entretenimiento. Aboga por la danza mediante la inculcación de la disciplina y una sensibilidad lúcida en sus rasgos que comparte con la Sra. Kraft.

"Casi toda mi instrucción en danza era ballet" —comenta Neuwirth—, "Me gano la vida como profesora de danza y he impartido jazz por el camino, pero mi formación es el ballet. Lo que se obtiene estudiando ballet seriamente es un cierto nivel de disciplina, profesionalismo, literalmente un sentido de dónde estás tu y dónde los otros. Pongamos por caso que estás ejercitando el battement en la barre, esas enérgicas elevaciones de las piernas en la barra; tienes que tener un ojo puesto en la persona que te precede y en la que te sigue para procurar no darles una patada. Es algo simple, pero lo que ello connota, para el mundo, es la tenencia de un sentido del espacio y de la cortesía. Existen lecciones de vida en este tipo de entrenamiento".

"La Sra. Kraft también se fundamenta en el ballet, de tal modo que exige una sólida ética laboral por parte de sus alumnos" —continúa—. "Creo que se preocupamente profundamente por ellos porque sabe que es una vida muy difícil. Ve demasiados jóvenes intentarlo; algunos trabajarán y triunfarán, otros no. Creo que lleva en la escuela mucho tiempo. Una se pregunta la razón por la que permanece allí, y creo que la respuesta está en que posee la capacidad de ver la verdad por lo que se refiere al talento. Sabe qué joven lo logrará y cuál no; es duro, pero tiene que exponerlo para ellos. Es la realidad, y ello inspira. Es una auténtica representación de cómo es tratar de convertirse en un artista. Hay un espacio para los finales felices y también otro para inculcar a la gente el sentido de realidad, y creo que eso es lo que esta película hace".

"Alumbra el cielo como una llama…"


Canto y danza
Fama contiene una música fantástica, descomunal, y unos movimientos de danza extremadamente elaborados. Al reinventar la película para un público actual, los realizadores quisieron preservar parte de la música del film original a manera de homenaje hacia lo que hubo antes (y para tener felices a los más empedernidos fans), sin embargo, también querían "mirar a lo nuevo" y proponer una banda sonora que fuera tan efectivamente atronadora en un estéreo de cocho como lo es en el contexto de la película. Con miras a componer esa banda sonora, se convocó a la flor y la nata de la producción musical con el fin de que propusieran una nueva serie de canciones.

"Añadimos seis nuevas canciones" —comenta el productor Richard Wright—, "pero el contenido básico en realidad es muy similar. Lo que hizo al film original exitoso fue que mezclaba una narrativa realista con indelebles interpretaciones. Todos los números de música y danza se explican porque estamos en una escuela para las artes escénicas, no hay nadie que súbitamente comience a expresarse cantando y bailando fuera de la realidad normal de la narrativa".

Tancharoen dice que la música ha pesado enormemente en su película particularmente porque el film original dejó el nivel muy alto. "Dos canciones de la primera cinta se nominaron para un Oscar, y una de ellas ganó. Nos tomamos la música muy en serio" —concluye Tancharoen.

La producción recurrió a tres equipos artísticos dispares para las nuevas canciones: The Matrix, James Poyser, y Damon Elliott, que, como colectivo, han creado algunas de los mejores sonidos en música popular a lo largo de estos últimos diez años. Tancharoen se aseguró de que las grandes capacidades musicales de aquéllos se ajustaran a escenas específicas o a personajes del film. The Matrix supervisó la espectacular e inmensa canción que el reparto canta en la graduación, así como la interpretación de Naturi Naughton del tema "Out Here on My Own"; Poyser se encargó de la música de tono urbano de los personajes Victor y Malik, particularmente de la música de la fiesta de los chicos en Halloween con "Carn-evil", y una actuación en vivo de "Get on the Floor", con Malik y Denise; Elliott manejó la forma libre del rap de la vieja escuela en lo que se ha hecho célebre como la "Cafeteria Jam", el homenaje de Tancharoen al número "Hot Lunch" del film original.

"The Matrix comprende a tres superproductores que son cantantes y compositores (Scott Spock, Lauren Christy, y Graham Edwards). Han creado una gran variedad de música, desde Shakira, pasando por Korn, y llegando a Brittany" —comenta Tancharoen—. "Para parte del hip-hop, quería mantenerlo orgánico, así que recurrimos a James Poyser, quien ha trabajado con Erykah Badu, Common, y The Roots. Posee una auténtica credibilidad en este mundo y es un tipo realmente inteligente. 'Cafeteria Jam,' que podría decirse es una de las escenas más divertidas, es de Damon Elliott, un productor sorprendente. Quería que esa secuencia tuviera un aire lo más espontáneo posible porque era necesario que fuera así. Esencialmente, tenía que ser como una band jam, todo lo contrario a alguien apretando el 'play' de un CD player y entonces ocurre que todo el mundo se sabe la misma canción. Fue difícil, pero creo que Damon lo ha conseguido con creces".

Para hacer que los cuerpos del reparto se muevan con la música, los realizadores dejaron a los bailarines y actores bajo la supervisión de la galardonada coreógrafa Marguerite Derricks. El reparto principal se unió a toda una serie de artistas de relleno de gran talento con miras a incorporar el ballet, el claqué, el jazz, la danza moderna, e incluso la gimnasia en aquel caos coreografiado, a menudo fundamentado en sus audiciones iniciales para el film. Efectivamente, seleccionar el cuerpo de bailarines de relleno devino tan intenso y esencial como la selección de los principales actores.

"Estábamos buscando más que grandes bailarines" —comenta Tancharoen—. "Así que si bien los pasos de baile habían de ser buenos, otra tanto de buen nivel también debía haber en la conducta y la calidad humana. Había allí tal número de excelentes jóvenes con gran talento, que tartar de efectuar una selección se hacía irreal y fantástico, pero también desgarrador porque no podíamos contratarlos a todos. Aunque fue extraordinario constatar que el nivel de danza había subido. Antes, la gente solía especializarse en jazz, ballet, o claqué, y había un grupo central de bailarines de hip-hop. Ahora, todos ellos dominan dos, tres o cuatro especialidades; pueden hacerlo todo".


La banda sonora
Accede a la información sobre la banda sonora Fame 2009.