Cinemanía > Películas > En pata de guerra > Sinopsis
Destacado: La historia que cambió la imagen de París para siempre en 'Eiffel'
En pata de guerra cartel reducidoEn pata de guerra(Furry vengeance)
Dirigida por Roger Kumble
¿Qué te parece la película?

Para la Madre Naturaleza, la venganza es un plato que se sirve mejor... ¡bien peludo! En esta desternillante comedia familiar, unos codiciosos promotores inmobiliarios tratan de urbanizar el paraíso e inician sin darse cuenta una divertidísima batalla entre el hombre y la naturaleza. ¡Y todo el que no aprenda que el "verde" no es solamente el color del dinero se arriesga a acabar arrollado por el conflicto!

Después de trasladar a su familia de Chicago a los bosques de Oregón por su nuevo trabajo como supervisor en la construcción de una nueva urbanización que supuestamente respeta el medio ambiente, Dan Sanders (Brendan Fraser) cree que su mayor problema será ayudar a su urbanita mujer Tammy (Brooke Shields) y a su hijo adolescente que siente fobia por la naturaleza (Matt Prokop) a ajustarse a su nuevo entorno, a la vez que mantiene contento a su exigente jefe (Ken Jeong). Pero los problemas de Dan no habrán hecho más que empezar cuando los animales descubran su gran parte de responsabilidad en la destrucción de su hábitat natural. No tardará en acabar en lo más alto de su lista de los más buscados y descubrirá, para su pesar, cuántos problemas pueden provocar unas cuantas criaturas del bosque con malas pulgas.

Los ingeniosos animalejos le hacen la vida imposible a Dan día y noche, sabotean su trabajo, su tranquilidad e incluso su vestuario. Bajo este constante acoso, Dan ve pronto cómo su otrora perfecta vida se viene abajo. Fracasa por completo en sus intentos de atrapar, disuadir o incluso fotografiar al equipo de asalto animal y, sin pruebas de la conspiración encubierta de la naturaleza contra él, nadie cree sus afirmaciones. Con su mujer y su hijo a punto de abandonarlo y su proyecto de construcción en la cuerda floja, Dan lleva el conflicto más allá todavía, para convertirlo en una guerra total entre especies de la que no saldrá más que un único vencedor.