Cinemanía > Películas > Precious > Comentario
Destacado: Milla Jovovich protagoniza 'Monster hunter'
Precious cartel reducidoPrecious(Precious: Based on the Novel Push by Sapphire)
Dirigida por Lee Daniels
¿Qué te parece la película?

Gran éxito del Festival de Sundance 2009, que ganó el Premio Especial del Jurado, el Premio a la Mejor Actriz para Mo'Nique y el Premio del Público.

Protagonizada por Mo'Nique, Paula Patton, Mariah Carey, Sherri Shepherd, Lenny Kravitz, y con la presentación de Gabourey Sidibe. PRECIOUS: BASADA EN LA NOVELA 'PUSH' DE SAPPHIRE está dirigida por Lee Daniels, con guión de Geoffrey Fletcher basado en la novela 'Push', de Sapphire.

El productor y director Lee Daniels leyó por primera vez la novela de Sapphire 'Push' cuando se publicó, en 1996. "Tuve que respirar hondo. Me afectó sobremanera porque conocía a muchas personas que prácticamente coincidían con las penurias que pasaban los personajes. Para mí eran extremadamente identificables a todos los niveles humanos". Daniels también se identificó con la ambientación de la novela en los años 80: "Entendía la jerga, así como el mundo político y cultural de que escribía, porque en aquella época también era mi mundo. Y, por supuesto, respondí igual que todos sus lectores, me fascinó la honestidad inflexible de su narrativa".

'Push' fue la primera novela de Sapphire (Ramona Lofton), una poetisa neoyorquina que ya era conocida por su colección de prosa y poesía 'American dreams' (1994), repleta de crudos y realistas retratos de individuos cuyas vidas han estado marcadas por la pobreza, la violencia y el abuso. "Estas personas no son invisibles", comenta Sapphire. "Oímos hablar de ellos casi cada día. Sin embargo, están totalmente incomprendidos, y yo quise mostrar lo que se oculta detrás de las estadísticas". Como la Srta. Rain en la novela, Sapphire trabajaba en Harlem enseñando a adolescentes y adultos a leer y escribir. "La inspiración para el personaje de Precious fue la inteligencia silente y la belleza de muchas mujeres jóvenes que tuve en clase, que para mí fueron un ejemplo de perseverancia a pesar de las paupérrimas circunstancias en que vivían", añade.

'Push' es un libro intransigente, extremo y chocante que presenta retos para cualquier lector. "Quise ampliar los límites porque sentí que hacía falta ampliarlos", explica Sapphire. "Las historias que conté necesitaban ser contadas". Daniels y el guionista Geoffrey Fletcher se enfrentaron a la dura tarea de realizar una película que fuera fiel al espíritu de la novela sin provocar el rechazo del espectador por la temática extrema que trataba. "Sabíamos que no podríamos rodarlo tal y como estaba escrito en el libro", confiesa Daniels. "Aquello era demasiado duro".

Daniels se hizo suyo el personaje de Precious incorporándole sus propios recuerdos de la infancia. "Yo nunca sufrí abusos sexuales, pero sí maltrato físico", confiesa Daniels. "Cando me pasaba algo malo o veía que se lo hacían a alguien, me ponía a fantasear". Daniels relata un desgarrador recuerdo: "Cuando tenía doce años vi cómo asesinaban a una persona. Recuerdo claramente cómo me introduje en una burbuja imaginaria y me convertía en un príncipe con una corona de plata, y ordenaba caballero a un guerrero con mi espada. De repente me encontraba en un lugar como ese, de modo que no sentía dolor alguno. Mi imaginación era la forma que tenía Dios de protegerme y de preservar mi salud mental".

Hurgando en la fantasía infantil de Daniels, el guión de Paul se pudo permitir que Precious escapara temporalmente de la crudeza de su realidad. Paul reimaginó y elaboró algunos de los personajes secundarios: el enfermero John (interpretado por Lenny Kravitz), mencionado de paso en la novela, se convierte aquí en un nuevo personaje que añade compasión al mundo de Precious; y la recepcionista alternativa del instituto, Conrows (Sherry Shepherd) es un papel más desarrollado, con problemas con su novio y un sentido del humor algo caradura.

Los recursos económicos para llevar "Push" a la gran pantalla proceden de los productores Gary Magness y Sarah Siegel-Magness, de Smokewood Entertainment Group (SEG), quienes ya habían formado equipo con Daniels para producir "Tennessee". Aunque no conocía el libro, enseguida descubrí que había sido una novela importante y que afectó a muchos de mis amigos que la leyeron en el instituto", admite Sarah Siegel-Magness. "Cuando mi marido y yo montamos la productora nos propusimos contar historias asombrosas. Y esto es precisamente lo que es 'Push'. En realidad no importa el trasfondo socioeconómico que tengas. El libro te atrapa y te empuja a las entrañas de la historia". Siegel-Magness adoptó un papel activo en la producción del filme y estuvo en el set de rodaje todos los días. "El apoyo de Sarah fue firme y crucial", dice Daniels. "Me transmitió una fuerza positiva que me ayudó a dar lo mejor de mí".

El casting para el personaje de Precious fue un reto enorme. "Después de ver a todas las chicas que nos mandaron de las agencias de actores, la dura realidad nos dio el batacazo", recuerda Daniels. "El catálogo de Hollywood no tiene este tipo de chicas". El equipo de producción organizó castings abiertos en Los Ángeles y Nueva York, dirigidos por Billy Hopkins. "Seleccionamos a un grupo de diez chicas de Nueva York, Nueva Jersey y Maryland", explica la productora ejecutiva Lisa Cortés. "Ninguna de ellas había trabajado de actriz anteriormente, aunque realizaron unos castings realmente buenos y tenían el aspecto y el feeling que se requería para Precious". Entonces se llevó a las diez jovencitas a una especie de campamento de arte dramático. "Era como una especie de Operación Triunfo", recuerda Daniels. "Cada semana tenían que ser mejores que la anterior y se eliminaba a dos aspirantes". A pesar de los esfuerzos, Daniels seguía sin estar satisfecho. "Lee no encontraba a ninguna que entendiera por completo el rango completo de emociones por las que tendría que pasar el personaje, y por lo tanto, ninguna la podría interpretar con total autenticidad", afirma Cortés. Así pues, a pesar de que la producción tenía que empezar en unas semanas, Daniels le dijo a Hopkins que se tenía que reanudar el casting.

Una chica de 24 años residente en Harlem, Gabourey "Gabby" Sidibe, ni siquiera se había planteado presentarse. Había salido en un par de producciones menores de instituto, pero no tenía ambición de ser actriz. "Nunca creí que me darían el papel", recuerda, "así que, ¿para qué perder el tiempo?". Pero una amiga le insistió y, casualmente, a su madre, la cantante Alice Tan Ridley, sí le habían propuesto interpretar a la madre en una producción anterior de la misma historia, así que Gabby se había leído el libro. Cuando le hicieron leer parte de su papel, casi no se lo había preparado. Sin embargo, su espontaneidad y la vida que le dio al personaje dejaron a los directores de casting boquiabiertos.

Los otros miembros del equipo de producción quedaron igualmente sorprendidos con las grabaciones del casting de Sidibe, lo cual propició una segunda audición al día siguiente, y una entrevista con Lee Daniels. "Pasamos un par de horas hablando en profundidad del personaje", cuenta Daniels. "Gabby dijo muchas cosas que me hicieron ver que había entendido a Precious, a pesar de ciertas discrepancias sobre aspectos del personaje que partían de sus propias experiencias vitales. No se rebajó lo más mínimo para conseguir el papel. Me dijo las cosas claras, tanto si me gustaba como si no".

Sidibe recuerda la entrevista: "Estuvimos un rato hablando, y yo estaba ansiosa por saber cuándo íbamos a ir al casting siguiente. Entonces fue cuando me dijo 'Te quiero en la película'. Y yo respondí 'Pero…' Y me replicó: 'Nada de peros, quiero que seas Precious'. Y me puse a llorar. Ya sé que es la típica reacción, pero todo pasó muy rápido. El primer casting fue en lunes, y el miércoles… ¡bum!".

Sidibe se había hecho una idea muy simple de Precios para guiarse en la prueba de selección. "Creo que Precious se siente la chica más fea del mundo", comenta. "Ésa es su parte más triste, que lucha por ser alguien distinto, lucha por ser normal porque cree que no lo es. He conocido a muchas chicas como Precious. También hay un poco de ella en mí. Hace tiempo que ya no me siento así porque he crecido y me he dado cuenta de que soy normal y que en el fondo lo 'normal' no existe. Así que me inspiré en la 'Gabby del instituto' para interpretar el papel".

Haber hecho el casting en el último momento significó para Sidibe que sólo disponía de seis semanas para prepararse para el rodaje. A pesar del nerviosismo inicial, una vez entró en el set se sintió como pez en el agua. "Gabby vive su verdad", dice Daniels. "Incluso los actores más experimentados tienen la verdad absoluta". Sidibe está de acuerdo: "Para mí no es nada fácil introducirme en las emociones de Precious porque el guión es muy crudo y abierto. Le tengo un gran cariño a Precious, así que puedo ponerme triste y llorar cuando toca hacerlo". Mo'Nique, quien encarna a la madre de Precious, explica: "Somos gordas de barrio que nos hemos hartado de llorar en nuestras vidas. Por eso nos ha salido con tanta facilidad. Nos han llamado culogordos, vacaburras, focas sebosas, cerditas… Así que muchas de esas lágrimas eran verdaderas".

Si fue difícil encontrar a la persona que interpretara a Precious, Daniels siente que aún le costó más hallar al personaje de Mo'Nique. "Es difícil encontrar a Precious, pero una vez la tienes, ella es la heroína y desde el primer momento tiene el favor del público. Pero ¿quién podría dar vida a un personaje macabro como Mary y hacerlo creíble?" Ciertamente, la imagen de Mo'Nique como artista de comedia le daba pocas posibilidades de ser la elegida, pero Daniels conoció su vertiente dramática en la primera película que dirigió, "Shadowboxer" (donde, por cierto, su personaje se llamaba Precious). "Aquí, Mo'Nique interpreta a Mary", explica Daniels. "En la novela nunca se aclara por qué Mary hace todo lo que hace. Sin embargo, la interpretación de Mo'Nique nos ayuda a comprenderla".

Mo'Nique coincide en que el público considerará a Mary un monstruo. "No conoce otra forma de hacer las cosas", justifica la actriz. "Ella lo sabe: 'No me pienso bañar, no me pienso cuidar, no pienso cuidar de mi hija, no pienso nada de nada'. Se deja caer por el precipicio, hasta llegar a la terrible situación en que se encuentra. Pero, ¿Qué le debió pasar en su vida para haber llegado a este punto?". Daniels añade: "Como cineasta y narrador de historias, siempre busco la zona de sombras, y Mo'Nique me ha ayudado mucho a conseguirlo con Mary. Todo el mundo, incluso el más 'malvado', ha sido la niña de los ojos de alguien alguna vez".

Los problemas de Precious se agravan por su analfabetismo. Ingresa en la academia alternativa Each One Teach One (todos aprenden y todos enseñan), donde estudia lectura y escritura con un grupo de mujeres jóvenes cuyas vidas domésticas tienen tantas carencias como ellas mismas. Paula Patton ("Dejà vu") interpreta a la Srta. Rain, la abnegada profesora de Precious. "La Srta. Rain le enseña lo básico, aunque también le enseña a respetarse a sí misma y a los demás", comenta Patton. "Es como una madre, aunque es difícil cogerle cariño. Esos niños vienen de la calle y si ven en ti la más mínima vulnerabilidad, la interpretarán como un signo de debilidad. Así que se construye un muro: si estás en clase es porque quieres aprender. Si no, te largas".

Daniels quedó gratamente sorprendido con la interpretación que Patton realizó de la Srta. Rain. "Yo tenía a la Srta. Rain como alguien que había vivido unas circunstancias parecidas a las de las chicas de clase", admite. "Paula aportó sofisticación y estilo a la Srta. Rain, lo cual acentuaba el contraste entre ellas. La Srta. Rain es una afroamericana con formación y con una forma de pensar muy distinta a la de Precious. La Srta. Rain quiere que Precious dé a su bebé en adopción para que tanto ella como el niño puedan tener una vida mejor. Precious proviene del gueto, y su concepto es que tiene que cuidar de la criatura porque es su propia sangre y es lo que quiere hacer".

El músico de rock ganador de varios premios Grammy, Lenny Kravitz interpreta a John, un enfermero de hospital que se interesa por Precious. "En el libro es un médico de urgencias hispano que le dice 'Empuja, Prescita, ¡EMPUJA!' al dar a luz a su bebé", comenta Daniels. "Geoffrey Fletcher eliminó este momento y le dio al personaje un nombre y una presencia más continuada en la historia". Mientras Precious está en el hospital surge una verdadera amistad entre John y ella. Y más tarde, la joven recurrirá a él tras irse de casa de su madre con el niño. "John tiene un pasado duro. Ha estado en la cárcel", explica Daniels, "pero se preocupa de verdad por Precious. Es algo así como su ángel de la guarda en la vida real, y la protege bajo sus alas".

Cuando Precious realiza su viaje inicial a la academia Each One Teach One conoce a la recepcionista del centro, Cornrows, interpretada por Sherri Shephert, la actriz/cómica copresentadora del programa de la ABC "The view". "Cuando Precious entra, Cronrows es un poco arisca con ella", dice Shepherd. "Precious la interrumpe en medio de una discusión con su novio, pero hay algo en el espíritu de la chica que le genera una cierta afinidad, más que por cualquier otro alumno del instituto".

En cuanto llegó al set de rodaje, Shepherd se dio cuenta de que Daniels no iba a dejarla apoyarse en ninguna de sus facetas populares como cómica o actriz. "Llegué allí con mi maquillaje y mi peluca y al instante dijo '¡No quiero nada de Sherri! ¡Quizá te tendré que vendar y comprimir los pechos!' Y yo le repliqué, '¡Lee, me gustan mucho mis tetas, no me las hagas más pequeñas! ¡Y no me quites la peluca!' Pero me la quitó, y me llenó el pelo de trencitas, me puso hombreras, pintalabios negro y laca de uñas de 1987. Y dejadme decir que cuando te hacen trencitas de raíz por toda la cabeza, ¡te tiran tanto que parece que te hagan un lifting!".

Daniels puso presión a todos los actores y les sacó de sus zonas de confianza. "Íbamos a rodar una escena", cuenta Sidibe, "y el guión era muy sencillo: primero A, luego B y luego C, ¡pero entonces entraba Lee y le metía una D, y una F, y no sé cuántas cosas más! Era siempre como una montaña rusa llena de sorpresas". "Siempre evita lo convencional y busca lo inesperado", añade Patton. "Me empujó más allá de mis límites y me hizo ir más y más hondo". "No acepta un no por respuesta", dice Mo'Nique. "Es de los que dicen 'Podemos estar aquí toda la noche hasta que hagas lo que te pido'".

Tenía que incorporarse una actriz en el último minuto. Y entonces fue cuando entró la superestrella Mariah Carey, amiga de Daniels desde hacía años y una de las protagonistas de su anterior filme "Tennessee", para interpretar el pequeño papel de la Sra. Weiss, la asistenta social de Precious. "Le insistí que apareciera por el rodaje, aunque fuera para hacer un pequeño papel", cuenta Daniels. Carey tuvo que compartir una caravana y llegó con su guardaespaldas, no estaba en su ambiente habitual. No tuvo tiempo de aprenderse su papel y tenía que compartir escenas con Mo'Nique y Sidibe, que llevaban meses de preparación.

"Aunque el personaje de Mariah en "Tennessee", Kristal, tenía poco glamour, ella seguía estando muy sexy", afirma Daniels. "La Sra. Weiss no tiene nada de glamour. Le costó un poco realizar el papel, pero aun así creo que fue una grata experiencia para ella".

La fundadora de Essence Magazine, Susan L. Taylor, interpreta a un hada madrina en una fantasía de Precious. "La fantasía de apertura de la película es un pase de moda, donde Precious se imagina que es una modelo", explica Daniels. "El personaje de Susan le regala una bufanda naranja, un objeto que tendrá gran relevancia a lo largo de toda la historia". La selección de Susan para el papel no fue arbitraria. "Susan Taylor es una figura icónica para las mujeres", afirma Cortés. "Su inclusión en la producción dice mucho de la capacidad de trascender, de quererse a una misma y de ser algo más que una mera superviviente".

Casi toda la película se rodó en Nueva York a finales de 2007, con las únicas excepciones del apartamento de Precious y Mary y de un baile de una fantasía, que se rodaron en un estudio. Las localizaciones iban desde Inwood, el barrio más septentrional de Manhattan (más arriba de la calle 200) hasta Harlem, pasando por el hospital de Coney Island, donde se filmaron escenas del parto de Precious. La escuels Each One Teach One se construyó en una planta vacía de un edificio municipal de Brooklyn, cerca del Ayuntamiento. Trabajar en espacios tan estrechos fue todo un reto para el equipo de producción, pero añadió una gran dosis de autenticidad al filme. A pesar de que las horas de trabajo fueron largas y las condiciones meteorológicas no acompañaron, la ilusión no se perdió lo más mínimo, en gran parte por la energía y las ganas del director y de la joven protagonista.

"Cada día aprendía algo nuevo de Gabby", dice Daniels. "Ya se sabe, ella es y ha sido en parte una chica como su personaje. La gente tiene una cierta aversión por las personas obesas. Yo doy por supuesto que cuando paseo por la calle la gente no se girará a mirarme. Y no voy a fingir ni a decir que no lo hacen, porque según a quién, les dan cada repaso… Y yo he estado con ella y he visto cómo se lo hacían. Pero Gabi es plenamente consciente de quién es y lo lleva con gran orgullo".

"Me encanta mi aspecto", afirma Sidibe. "Yo nunca llevaré una talla 36. Sencillamente no tengo esa estructura. Así que debo trabajar con lo que tengo, y eso es lo que hago. Y, pero qué coño, ¡me encanta! Una de las cosas más apasionantes de esta película es que puedo trabajar con Mo'Nique, una persona que consigue que todo el mundo se sienta cómodo con su propio cuerpo". La voz de Sidibe se quiebra cuando habla de su primer encuentro con Mo'Nique. "Le dije que la veía por la tele y que me gustaría ser como ella y llegar a hacer lo que hace ella. Y fue muy amable conmigo. Solamente sonrió y me dijo: 'Pero cariño, si ya lo estás haciendo'".

Aunque en realidad Sidibe nunca tuvo que enfrentarse a las situaciones horribles por las que pasó Precious en 'Push', el camino de Precious todavía se asemeja al viaje de Gabby de autoaceptación y potenciación. "Precious es una valiente", comenta Daniels. "Es inmune al dolor y al ridículo y poco a poco va descubriendo lo bella que es. Es un proceso lento, pero está pasando. Sabemos que pronto se sentirá totalmente a gusto. Está aprendiendo a leer, y también a quererse a sí misma".

La palabra 'push' (empujar, 'tirar p'alante') suele asociarse al despertar y al crecimiento: fortalece tu cuerpo, te abre puertas, se grita durante el momento del nacimiento. 'Push!' es una orden, pero también es algo que nadie más puede hacer por ti. "Push" significa que empujes tu mente", afirma Sidibe. "Que no te quedes donde estás. Que si estás entre una roca y un muro, te empujes a ti misma para escapar de ahí. Siempre hay un espacio hacia donde te puedes empujar. Eres mejor de lo que crees. Lo único que debes hacer es empujarte a ti misma".

"Todos tenemos nuestro propio viaje y nuestro propio destino, y es una lucha que cada día debemos ganar para pasar al siguiente minuto", comenta Daniels. "Pero si Precious puede salir de su calvario, entonces cualquiera de nosotros podemos".