Cinemanía > Películas > La boda de mi mejor amiga > Comentario
Destacado: Llega a las salas de cine la película de animación 'Del revés 2'
La boda de mi mejor amiga cartel reducidoLa boda de mi mejor amiga(Bridesmaids)
Dirigida por Paul Feig
¿Qué te parece la película?

Los productores BARRY MENDEL (Hazme reír, El sexto sentido) y CLAYTON TOWNSEND (Lío embarazoso, Virgen a los 40), así como las guionistas y coproductoras Kristen Wiig y ANNIE NUMOLO se unen al productor Judd Apatow y al director y productor ejecutivo Paul Feig.

El equipo técnico está encabezado por el director de fotografía ROBERT YEOMAN (Los Tenembaums, una familia de genios, Di que sí); el diseñador de producción JEFFERSON SAGE (Lío embarazoso, Paul); los montadores WILLIAM KERR (Paso de ti, Supersalidos) y MIKE SALE (Resacón II ¡Ahora en Tailandia!, Todo sobre mi desmadre); la diseñadora de vestuario LEESA EVANS (Paso de ti, American Pie); el compositor MICHAEL ANDREWS (Donnie Darko, Hazme reír), y el supervisor musical JONATHAN KARP (Lío embarazoso, Superfumados).


Desde los Groundlings a LA BODA DE MI MEJOR AMIGA: Empieza la producción
Las amigas Kristen Wiig y Annie Mumolo se conocieron hace años en la compañía teatral de improvisación The Groundlings, con sede en Los Ángeles, donde empezaron a escribir sketches juntas. Kristen Wiig recuerda: "Annie y yo ingresamos en la compañía casi a la vez y empezamos a escribir juntas. Siempre ha funcionado, no hay cuestiones de ego, nunca nos hemos peleado por quitar o añadir algo a un guión. Tenemos una muy buena relación creativa en la que nos respetamos mutuamente. Es una de mis mejores amigas".

Después de un pequeño papel en la segunda película de Judd Apatow, Lío embarazoso, se le ofreció otro cometido a la popular actriz de la serie "Saturday Night Live". A Judd Apatow le gustó su estilo cómico en la pantalla y se interesó por saber si estaba dispuesta a hacer algo más. "Judd me pidió que escribiera un guión", dice Kristen Wiig. "Llamé a Annie y le pregunté si le apetecía unirse a mí. Me había hablado de una idea suya y sugirió que la usáramos".

Hablando de su participación en el proyecto, Judd Apatow explica: "Cada vez que hacemos una película me pregunto si los actores de reparto no podrían protagonizar su propia película. Después de Lío embarazoso, pensé que Kristen merecía ser la protagonista. Le pregunté si tenía algunas ideas y no tardó en contarme una historia de damas de honor que había preparado con su amiga Annie Mumolo".

Annie Mumolo dice que cuando escribe con Kristen Wiig no hay barreras: "El primer día que nos sentamos juntas a escribir, Kristen y yo nos hicimos amigas y fue todo un éxito. Siempre nos lo hemos pasado tan bien como el primer día, y hemos trabajado juntas muy a menudo".

Empezaron a escribir el guión en 2006, después de que Kristen Wiig llevara aproximadamente un año en "Saturday Night Live" ("SNL"). "Había sido dama de honor en varias ocasiones y no me había gustado nada", cuenta Annie Mumolo. "Era más bien lo que puede decirse una dama de honor ‘antisocial’, y empezamos a escribir sobre mis aventuras con las otras damas". Cuando llegó la gran oportunidad, la guionista recuerda que todo ocurrió con mucha rapidez: "Después de Lío embarazoso, Kristen me pidió que se lo vendiera a Judd. Me dijo que fuera a verle y le contara de qué iba. Nunca había hecho un ‘pitching’ antes, ni siquiera sabía lo que era. Pero le conté la idea".

Durante los siguientes años, perfeccionaron el guión con el productor para que no se pareciera en nada a "otra película de boda". Kristen Wiig insiste en que no es otra historia acerca de una chica en una boda: "La película se centra en algo muy familiar para muchas mujeres: la gente que está en la boda. Queríamos enseñar lo que de verdad significa participar en una boda y lo que se tiene que hacer. Es un auténtico rollo".

A la hora de buscar material en el que basarse, no tuvieron que investigar mucho. Kristen Wiig dice, riendo: "Annie ha ido a muchas bodas y despedidas de soltera. Lo que cuenta es perfecto para una película. La invitaron a una despedida de soltera que costaba 2.500 dólares por persona porque había que ir de viaje".

Annie Mumolo está de acuerdo en que el humor del guión está basado en conversaciones y situaciones reales que vivió antes de diversas bodas. Su intención no era hacer una comedia romántica dulzona acerca de cómo cazar a un hombre, sino una comedia ácida que mostrara cómo se relaciona entre sí un grupo de mujeres. "Queríamos contar nuestras experiencias, hacer una versión sucia, dura y nada romántica de cómo son las damas de honor, unas mujeres con peinados no tan perfectos y no tan guapas ni sonrientes", dice la guionista. "Aprendimos sobre la marcha con la ayuda de Judd. Siempre busca la originalidad y no se detiene hasta encontrarla".

Cuando se empezó a pensar en un director para LA BODA DE MI MEJOR AMIGA, Kristen Wiig recuerda que Paul Feig estuvo entre los primeros de los que hablaron. "Judd me sugirió que hablase con él. Paul me dio mi primer papel en la gran pantalla en ¡Peligro! Menores sueltos, haciendo el papel de una madre poco presentable. Después de reunirme con él, llamé a Judd y le dije que sí. Paul no solo tiene mucho talento, también un enorme sentido del humor, y es muy paciente. Las chicas de la película le adoraban. No se me ocurre nadie más que hubiera podido dirigirla".

El director ya había trabajado con Judd Apatow en un proyecto que les catapultó a la fama, la serie "Freaks and Geeks", creada por el primero y producida por el segundo. "Judd y yo seguíamos en contacto y siempre buscábamos un proyecto en el que pudiéramos trabajar juntos de nuevo. Judd me pidió que leyera el guión de LA BODA DE MI MEJOR AMIGA y me pareció hilarante. Me interesé inmediatamente por el proyecto".

Paul Feig y Judd Apatow se conocen desde que iban a la Universidad del Sur de California a finales de los ochenta. El productor, hablando del estilo del director, dice: "Paul tiene el don de saber controlar las escenas sin que por eso pierdan humor. Ya sé que no parece complicado, pero es lo más difícil del mundo. El público debe sentirse atraído por unos personajes que actúan de una forma hilarante, pero al mismo tiempo nunca deben ser tan disparatados como para que deje de creer en ellos".

Hubo que esperar unos años antes de tener la oportunidad de volver a trabajar juntos. "A principios de 2010, estaba en Nueva York rodando un anuncio", recuerda Paul Feig. "Me llamó mi agente. Llamé a Judd, y al cabo de diez minutos me había comprometido. No he parado desde entonces".

El director explica que su interés en el guión se debe a la sinceridad y a la proximidad de unas situaciones a las que se ha inyectado una fuerte dosis de humor sucio: "Siempre me han interesado las historias de mujeres. Disfruto con la trama, las emociones y la comedia. Me entusiasmó la idea de llevar a la pantalla el estilo de humor tan característico de Judd sin perder la honradez y realismo de la historia. Hemos explorado temas con los que las mujeres se identificarán y los hombres se partirán de risa. Queríamos mostrar cómo hablan las mujeres entre ellas, sin ningún hombre alrededor".

Barry Mendel, con quien Judd Apatow trabajó en Hazme reír, y Clayton Townsend, con el que colabora desde Virgen a los 40, volvieron a reunirse para producir LA BODA DE MI MEJOR AMIGA.


El club de la lucha femenino: El reparto de la comedia
Annie, una empleada de joyería de treinta y pico años, nos presenta a las otras mujeres de LA BODA DE MI MEJOR AMIGA. Annie no consigue encauzar su vida: ha perdido su panadería y a su novio, y además, la esperanza de un futuro perfecto. De pronto, su mejor amiga le anuncia que se casa. "Es una historia elegante acerca de una persona intentando rehacer su vida", dice el director. "Kristen es una actriz muy humana y tiene un don poco habitual: la capacidad de interpretar de forma muy comedida y, a la vez, saltarse todas las barreras. Por muy exagerada que sea, siempre permanece anclada en el realismo. Se muestra vulnerable en los mejores momentos".

Annie Mumolo, Kristen Wiig y Judd Apatow estaban de acuerdo en que cada personaje debía ser matizado, tener sus manías y excentricidades. Sabían que era fácil caer en la trampa de los estereotipos, y trataron de evitarlo a toda costa, sin por ello reducir la dosis cómica. "En numerosas ocasiones, las mujeres en las películas son muy ‘femeninas’, perfectas, se limitan a ser la chica de al lado o la esposa. Pero hay muchísimas actrices muy divertidas, y escribir una película con tantos papeles femeninos, en vez de dos como es lo habitual, fue muy gratificante para Annie y para mí", dice Kristen Wiig.

Para encontrar a las actrices que trabajarían con la descentrada Annie, las guionistas y los productores hicieron un casting exhaustivo. "LA BODA DE MI MEJOR AMIGA es una comedia coral, y es difícil acabar el diálogo sin tener a los intérpretes", dice Judd Apatow. "Lo mejor del proceso fue hacer pruebas a las mujeres más divertidas de la profesión para reunir al grupo que daría vida a los personajes. Luego hubo un par de semanas de improvisaciones con Paul para que todas se apropiaran del personaje. Y empezaron a salir los mejores chistes".

Para encarnar a Lillian, la futura novia, los cineastas se inclinaron por otra amiga de Kristen Wiig y antigua compañera en "SNL". "La amistad que une a Maya y a Kristen es palpable", dice Paul Feig. "Me pareció importante que Lillian y Annie tuvieran una relación auténtica porque la cámara es un detector de mentiras. Debían dar la sensación de conocerse desde siempre, pero no hacen faltan muchas explicaciones si es verdad".

Annie Mumolo dice que la concepción final del personaje no fue un proceso fácil: "Nos costó mucho saber quién era Lillian porque, en principio, no era un personaje muy importante. Cambió cuando supimos que Maya haría el papel. Es una espléndida actriz cómica. Encarna a la chica con la que todos desean llevarse bien: es libre, feliz y está dispuesta a divertirse".

Maya Rudolph estaba muy decidida a dar vida a Lillian, un personaje al que describe como "un pegamento para esas mujeres", y a volver a trabajar con Kristen Wiig: "Cuando dos personas se conocen bien, no hace falta hablar mucho, hay una especie de código. Kristen y yo tenemos una peculiar forma cómica de comunicarnos que está en la película. Pocas veces se tiene la oportunidad de hacer una cosa así en un rodaje".

La mujer que también opta a ser primera dama de honor es Helen, un dechado de virtudes de la comunidad y una favorita en el circuito de los clubes de campo. "Nunca quise que Helen fuese una mala de verdad", explica el director. "Es un personaje con una versión muy particular de la sinceridad que saca de quicio a todo el mundo. Creo que muchas películas de este tipo no aguantan porque los personajes son muy extremos y la mala es malísima".

Para interpretar a la antagonista escogieron a una actriz conocida por sus papeles dramáticos, hasta que Judd Apatow la unió al personaje de Jackie Q en Todo sobre mi desmadre. "Judd acababa de terminar la película y aún no se había estrenado", dice Paul Feig. "Me pidió que bajara a la sala de montaje para que viera algunas escenas de Rose Byrne. Me asombró lo divertida que llegaba a ser. Luego vino, llena de energía, dispuesta a todo. Reúne tres cualidades difíciles de encontrar: es guapísima, divertida y real".

En principio debía hacer otro papel, pero la actriz tenía una petición: "Dadme la oportunidad de ser la cabrona de la historia". Rose Byrne lo tuvo claro desde el principio: "Pocas veces aparece un guión acerca de un grupo de mujeres divertidas en una situación tan conocida de todos. Me atraía la idea de ser una dama de honor, y Helen era deliciosa. Siempre que salía en el guión, me preguntaba qué iba a hacer el personaje, si se atrevería a hacerlo. Y lo hacía. Cada vez era peor".

Para el papel de Megan se buscó a una actriz que pudiera ser el contrapeso de Annie. Esta última solo desea encajar con las otras damas de honor, pero a Megan, la futura cuñada de Lillian, una ingeniera nuclear miembro de un club de lucha, es lo que menos le preocupa. "Megan debía ser la rara, el alivio cómico", dice Paul Feig. "Después de ver a muchas actrices, Kristen y Annie me hablaron de su amiga Melissa McCarthy".

La actriz era una de las favoritas de la serie "Las chicas Gilmore". Actualmente protagoniza "Mike & Molly", la exitosa serie de CBS. Decidió jugarse el todo por el todo en la prueba y consiguió comunicar la libertad de alguien que ve el mundo de otra manera. Annie Mumolo reconoce que "Megan tiene la actitud que me gustaría tener. Es como Annie, pero sin la inseguridad, al contrario, le gustan los extremos. El personaje está basado en uno de mis personajes en la compañía The Groundlings. Pero cuando Melissa se apoderó del papel, lo llevó a otro nivel".

Melissa McCarthy describe su personaje como una máquina excavadora: "Me encanta Megan. Desde un principio decidí que su ropa no sería femenina, aunque se pinte las uñas y lleve perlas. Parece estar loca, pero es feliz y muy equilibrada. No tiene problemas con los hombres, sabe lo que quiere".

El papel de Rita, la prima de Lillian y ama de casa harta de serlo, fue para Wendi McLendon-Covey, la seductora de "Reno 911!". "Escribimos el papel para Wendi en la primera versión del guión hace años. Trabajamos juntas en la compañía The Groundlings e imaginamos su personaje como una mujer franca, a la que le gusta divertirse y que no se preocupa por lo que puedan pensar de ella", dice Kristen Wiig. "Está casada y siempre se queja, pero en el fondo le gusta. La improvisación y Wendi van de la mano, no podía haber sido mejor".

Annie Mumolo reconoce que se identificó con Rita cuando crearon el personaje: "No lo digo por mi marido, le quiero, le adoro. Pero cuando estás casada y tienes hijos, empiezas a sentirte como un felpudo. La vida te pasa por encima. No sé por qué le toca a la mujer hacerlo todo". Y añade: "A lo mejor llevábamos semanas intentando buscar un diálogo para llevar a los personajes a un punto. Wendi aparecía y, sin pensarlo, decía una frase que lo hacía encajar todo".

Wendi McLendon-Covey habla de su papel: "Rita vive en una casa llena de hombres. Tiene tres hijos desagradecidos y un marido muy salido, cuyo ardor no se ha apagado con los años, al contrario, ha aumentado. Se siente como un colchón que pasa la aspiradora y hace la colada". La actriz se doblegó a las exigencias del guión, incluso en los peores momentos (quitarse vómito falso del pelo), aunque "no es algo para lo que nos preparan en clase de interpretación".

Aunque Ellie Kemper no trabajó en la compañía The Groundlings como sus compañeras, fue parte de otro grupo de improvisación, Upright Citizens Brigade. Para el papel de la ingenua Becca, los productores querían a alguien especial que encarnara a la perfección a la recién casada que espera tener hijos. "Trabajé con Ellie en "The Office" y tiene algo espontáneamente divertido".

La actriz dice que conoce a unas cuantas mujeres como Becca y que también ha estado en unas cuantas bodas: "Lo que más me gusta de la película es que todas estas mujeres son amigas de Lillian, y ella las quiere. Pero cuando se juntan, todo se vuelve incómodo y muy gracioso. Todas quieren ayudar a la novia e intentan ser las mejores damas de honor".

El actor cómico CHRIS O’DOWD (de la serie británica "Los informáticos") encarna a un galán de origen irlandés, el agente Rhodes. Annie siempre se equivoca con los hombres, pero Rhodes es el primero en aceptarla tal como es. Quiere tener una relación adulta con ella, lo que asusta a Annie. Pero según va conociéndole, empieza a ver un lado de él que le gusta mucho.

Chris O’Dowd estaba encantado de interpretar al policía que se enamora de la chica. Y también disfrutó con la improvisación: "Conozco a muchos guionistas que protegen su guión a capa y espada. Pero en este rodaje, se han quedado con los mejores diálogos y las mejores escenas".

Hablando de la prueba, el productor Barry Mendel recuerda: "Chris empezó hablando con acento americano, pero se me ocurrió pedirle que usara su habitual acento irlandés. De pronto, surgió un lado desconocido, con mucho más encanto. Nos ayudó a darle cuerpo a su personaje. También creo que se sintió más cómodo durante el rodaje".

El idiota del que Annie está enamorada es Ted, encarnado por JON HAMM, de la serie "Mad Men". "Jon es Ted, el tipo con el que Annie se acuesta y con quien le gustaría salir", explica Judd Apatow. "Solo es una relación sexual, lo que demuestra lo mal que se siente en su piel por no cortar. Pero es tan apuesto que no puede resistirse".

Los otros actores que participan en la película son MATT LUCAS (de la serie inglesa "Little Britain") en el papel de Gil, el extraño compañero de piso de Annie; REBEL WILSON es Brynn, la hermana mayor de Gil; MICHAEL HITCHCOCK es Don, el dueño de la joyería donde trabaja Annie; KALI HAWK es Kahlua, la empleada favorita de Don; TIM HEIDECKER es Dougie, el novio de Lillian; TERRY CREWS es el sargento que echa a Lillian y a Annie, y la lamentada JILL CLAYBURGH es Judy, la madre de Annie.


Sigue su ejemplo: Improvisación en el plató
Con cinco actrices y una guionista muy acostumbradas a la improvisación, estaba claro desde el principio que LA BODA DE MI MEJOR AMIGA se basaría tanto en el guión como en la espontaneidad. Annie Mumolo dice que el proceso empezó mucho antes que el rodaje: "Nos pasábamos horas improvisando y Judd nos filmaba. Repasábamos la filmación e integrábamos partes en el guión. Seguíamos sus consejos. Luego, durante el rodaje, reescribimos muchas cosas, cambiamos los chistes, afinamos más".

"Annie y yo venimos del mundo de los sketches. Tenemos mucha experiencia con los personajes y los diálogos", dice Kristen Wiig. "Si nos empeñábamos en una escena que no funcionaba, Judd sugería un cambio. Hay que aprender a sacrificar para que todo fluya. Judd nos ayudó mucho porque podía alejarse del guión".

Sigue diciendo: "Paul y Judd pidieron a los actores que ensayaran e improvisaran a la vez. Algunas de las escenas que nunca habíamos cambiado, no quedaban bien durante los ensayos, o a alguien se le ocurría una idea brillante. El guión evolucionó durante los ensayos y el rodaje, gracias a la improvisación. Sobre todo, adquirió naturalidad".

El director Paul Feig habla de los ensayos con las actrices: "Empezábamos con las escenas tal como estaban en el guión. Luego hacíamos una versión improvisada para explorar un poco más. Durante esta parte, Judd y yo a veces proponíamos un diálogo para ver cómo funcionaba. A partir de ahí, escogíamos lo que más nos gustaba".

"Los ensayos nos dieron material que incluimos en el guión y que repetimos cuando rodamos", sigue diciendo el director. "También nos permitió saber en qué parte po-díamos improvisar directamente en el rodaje. Las actrices se lo pasaron muy bien. Les encantó saber que colaboraban y mejoraban algunos diálogos durante los ensayos".

"Este método permite trabajar con especialistas de la improvisación para que aporten ideas frescas e interpreten de forma realista, natural", añade Paul Feig. "Espero que para las mujeres sea una película honrada y abierta, con un toque escandaloso".

Al productor Barry Mendel le impresionó la capacidad de improvisación del reparto: "Nunca había visto actrices con tanto nivel de improvisación. Es un reparto de estrellas. Judd tenía muchas ganas de producir una película basada en papeles femeninos, y desde el principio decidimos que serían actrices expertas en improvisación a las que daríamos libertad total".


De prestado: Decorados y diseño
El diseñador de producción Jefferson Sage empezó a trabajar con Judd Apatow y Paul Feig en la época de "Freaks and Geeks". "Tuve la suerte de que me contrataran para la serie cuando la estaban preparando", explica. "Posteriormente he vuelto a trabajar con Paul y con Judd en otros proyectos. Lo primero que me atrajo de LA BODA DE MI MEJOR AMIGA fue la disparidad de los dos mundos: el de Annie en Milwaukee, y el de Helen en Chicago. Era la dicotomía perfecta para subrayar la rivalidad entre las dos".

Los Ángeles hace las veces de Medio Oeste
La comedia transcurre entre dos ciudades, pero se rodó íntegramente en Los Ángeles. Jefferson Sage explica cómo lo consiguió: "Los interiores son bastante más fáciles de imitar. Para los exteriores, buscamos una arquitectura que recordara a esos dos puntos del Medio Oeste americano. Chicago es una ciudad preciosa, con detalles arquitectónicos muy particulares, pero hay partes del centro de Los Ángeles que recuerdan a la ciudad del viento. Hicimos lo mismo para Milwaukee, buscar edificios que se parecieran lo máximo posible".

Ya que Annie, Lillian y el resto de damas de honor van de una ciudad a otra, era importante dar la sensación de que viajaban por un lugar muy diferente de la costa oeste. "Recorrimos las ciudades adyacentes para encontrar lugares similares a los de Milwaukee", dice el diseñador de producción. "Lo más difícil fueron los paisajes. Annie conoce al agente Rhodes en una autovía entre Milwaukee y Chicago. Acabamos rodando en Oxnard, una zona muy verde y plana, alejada de las colinas".

Las pruebas
Cuando las señoras se van de compras a la tienda de novias más exclusiva de todo Chicago, hay un auténtico desastre digestivo. Según Jefferson Sage, los personajes penetran en "un santuario prístino, blanco, dedicado a las novias. Están rodeadas de preciosas telas, maravillosas moquetas blancas y sedas carísimas". Todo eso después de haber realizado una comida nada saludable.

El diseñador y el director artístico DOUG MOWAT trabajaron mano a mano para que las chicas quedaran atrapadas de manera que, cuando tuvieran que explotar, no hubiera escapatoria. Todas debían precipitarse hacia el único baño. "Lo diseñamos para que fuera lo más incómodo posible", dice Jefferson Sage. "La paleta de colores es muy limitada, solo hay blancos. Si vas a vomitar, ¿hay algún color peor?"

Pero crear la perfecta tienda para novias llevó tiempo. El director de fotografía ROBERT YEOMAN estudió qué telas ofrecían los tonos más adecuados y cuáles no darían problemas de iluminación. El departamento de decoración recreó una de las tiendas más exclusivas de la ciudad, donde se debe pedir hora con meses de antelación. Estamos en el mundo de Helen, y ella no tiene problemas en conseguir una cita en la tienda.

En esta película, el diseño de producción y los decorados están inextricablemente unidos al vestuario. Jefferson Sage trabajó con la diseñadora de vestuario Leesa Evans para asegurarse de que la paleta de colores encajara con la selección de prendas. "Hubo grandes debates acerca de qué vestido funcionaba en qué decorado", explica el diseñador de producción. "Tenemos una foto del vestido, ¿de qué color deben ser las paredes? Leesa enviaba una selección de colores y me llamaba si había un problema. Estábamos muy sincronizados".

Para Leesa Evans era muy importante que el vestuario nunca fuera ridículo: "En una película como esta, creo que uno de los mayores retos es no convertir los preparativos en una caricatura. Al juntar a seis mujeres, tener una fiesta de pedida, una despedida de soltera y una boda, hay una tendencia a pasarse a todos los niveles. Optamos por un tono divertido con un toque de ironía, sin alejarnos de la realidad".

Además de las actrices, había otra persona siempre iba impecable. "Paul es un auténtico dandi", dice Leesa Evans. "Siempre lleva traje y sombrero".

La despedida de soltera
A pesar de que Annie es la primera dama de honor, Helen está decidida a ser la anfitriona de la despedida de soltera más chabacana jamás vista en su mansión de falso estilo Tudor. Para conseguirlo, el equipo de diseño decidió usar las mejores malas ideas que habían visto para este tipo de celebraciones. "La despedida era una escena importante", dice Paul Feig. "Había mucha gente en un decorado muy grande, el escenario perfecto para que Kristen se pasase. La soltamos y la seguimos con dos cámaras".

El mayor reto para el director de fotografía Robert Yeoman era no perderse nada de la acción con las seis protagonistas en el salón. "Las primeras tomas de Kristen en la ducha son muy dramáticas y conmovedoras", dice el realizador, "pero pensamos que podíamos sacar algo aún más divertido".

El diseñador de producción también debió tener en cuenta los chistes: "Repetir los colores de la tienda de novias en la casa de Helen fue intencionado. Annie entra en el mundo de Helen, y la tensión aumenta. Se encuentra en un ambiente que desconoce, incómodo, que no va con su forma de ser".

Cuando Annie llega a caballo, claro está, a la despedida de soltera, se da cuenta de que Helen le ha robado la idea de ofrecer París a Lillian. Ha redecorado la casa desde la fiesta de pedida y no hay nada en la mansión que no sea típicamente parisino. La terraza se ha transformado en un café. Hay varios pabellones con emblemas parisinos repartidos por el jardín. También vemos una torre Eiffel en miniatura y, para colmo, en el centro de todo, una espléndida fuente de chocolate. Esta hecha de mármol, mide 2 metros y mana chocolate fundido. Annie está a punto de perder los nervios, lo que es bastante comprensible.

Hablando de la facilidad con que la protagonista se mete en situaciones hilarantes, el productor Barry Mendel dice: "Las personas que han disfrutado con Kristen en "SNL" van a estar encantadas cuando la vean en LA BODA DE MI MEJOR AMIGA. Es un placer verla rebozada en chocolate fundido cuando hace migas a una galleta gigante".

La boda
Cuando Lillian le dice a Annie que teme que Helen haya exagerado organizando la boda, Annie la consuela. Ya es demasiado tarde, va a ser lo nunca visto. "Nos divertimos mucho rodando la boda porque fue otra pasada de Helen", dice el director. "Era importante salir de la boda en sí y ampliar la toma para revelar cada vez más".

Una boda no es una boda sin luces láser, fuegos artificiales, fuentes y niebla que sale del agua. La ceremonia transcurre con los invitados en plataformas montadas encima de una piscina. Hay luces dentro y fuera del agua, luces alrededor. El equipo eléctrico instaló una barra de luces detrás del pastor, desde donde salen los haces de láser mientras surgen oleadas de niebla falsa.

El Arboretum del condado de Los Ángeles es el decorado para la extravagante boda de Lillian y Dougie. "Es una serie de magníficos jardines, con una piscina en medio de una gran extensión de césped", dice Jefferson Sage. "Vaciamos la piscina para instalar el decorado y la iluminación, la dejamos inmaculada y volvimos a llenarla. Con la iluminación correcta, se tiene la impresión de estar en medio de un inmenso campo de golf".

Otros decorados
Antes de que Annie se traslade a casa de su madre, comparte un piso en Milwaukee con Gil y su hermana Brynn, un lugar que Jefferson Sage describe como "sacado de los años setenta y bastante deprimente". El diseñador de producción se aseguró de que hubiese paneles de madera en las paredes, que la moqueta fuese marrón oscuro y que la mesa de formica estuviera totalmente pasada de moda. Se siguió el mismo criterio a la hora de crear la tienda donde trabaja, la joyería Cholodecki, donde se pusieron más paneles de madera y anticuados cajones para guardar las joyas. Annie intenta despegar, pero el entorno la retiene.

El Club de Campo Sherwood también sirvió de decorado para la película. "Creo que es la primera vez que se rueda allí", dice Jefferson Sage. "Nos vino muy bien porque es un sitio espléndido y no parece estar en California. El edificio es muy tradicional y hay un bosque precioso, muy denso. Claro que hay bastantes encinas mezcladas con los otros árboles; espero que pasen desapercibidas…"