Cinemanía > Películas > Tentación en Manhattan > Sinopsis
Destacado: Llega a las salas de cine 'Furiosa: De la saga Mad Max'
Tentación en Manhattan cartel reducidoTentación en Manhattan(I don't know how she does it)
Dirigida por Douglas McGrath
¿Qué te parece la película?

Durante el día, Kate Reddy (Sarah Jessica Parker) se deja la piel en una firma bostoniana de gestión financiera. Al caer la noche, vuelve a casa para reencontrarse con su marido Richard (Greg Kinnear), un arquitecto que acaba de perder su trabajo, y sus dos hijos pequeños. Este precario equilibrio entre trabajo y familia es el mismo que mantiene a diario la mordaz Allison (Christina Hendricks), la mejor amiga y compañera de trabajo de Kate, y que trata de evitar a toda costa la joven Momo (Olivia Munn), la competente ayudante de Kate con fobia a los niños. Cuando Kate recibe un importante encargo que la obliga a realizar frecuentes viajes a Nueva York, Richard consigue a su vez el trabajo de sus sueños, situación que debilita el delgado hilo que mantiene unida a la pareja. Para complicar todavía más las cosas, el nuevo y encantador colega de Kate, Jack Abelhammer (Pierce Brosnan), acabará resultando una inesperada tentación para ella…


Sinopsis larga
Kate Reddy (Sarah Jessica Parker) es esposa, madre, trabajadora y se podría decir que malabarista: lleva una vida de lo más ajetreada, aunque también bastante satisfactoria. Su estupendo marido, Richard (Greg Kinnear), es un arquitecto que se acaba de poner a trabajar por cuenta propia. Kate tiene también dos hijos adorables, Emily (Emma Rayne Lyle), que está a punto de cumplir seis años, y Ben (Theodore y Julius Goldberg), un pequeñajo que la idolatra. A Kate le encanta su trabajo como gestora de inversiones para la filial en Boston de una asesoría financiera neoyorquina; a pesar de que sus compromisos laborales la obligan a viajar con frecuencia, ella se implica tanto en la educación de su hija y en sus actividades extraescolares como cualquier ama de casa. Sus compañeros, conocidos y familiares siempre hacen el mismo comentario al referirse a su capacidad para compaginar tan bien todas las áreas de su vida: "No sé cómo lo hace".

A esta frase Kate suele responder con una amable sonrisa, y Allison (Christina Hendricks), su mejor amiga, compañera de trabajo y también madre, con una sonrisa escéptica. La realidad es que Kate no recuerda la última vez que durmió toda la noche del tirón, y su lista de cosas por hacer es interminable. La joven Momo (Olivia Munn) se escandaliza cuando la ve llegar al trabajo salpicada con trozos del desayuno de sus hijos, pero Kate no suelta prenda sobre su vida familiar delante de sus compañeros del sexo opuesto. Para ella, una cena íntima con su marido Richard suele incluir el microondas y aquel bizcocho que Emily tenía que llevar al cole para recaudar fondos. Una cena que sabe a resignación... y a sentimiento de culpa.

Tras años de aplicarse tenazmente, Kate se anota un tanto en el trabajo cuando su propuesta de un nuevo fondo de inversión recibe una entusiasta acogida por parte del jefazo de la compañía, Jack Abelhammer (Pierce Brosnan). Y no sólo eso: Jack quiere ofertar el fondo de inversión a uno de los mejores clientes de la firma. Pero no disponen de mucho tiempo para la propuesta y eso significa que Kate tendrá que pasar aún más tiempo fuera de casa para preparar bien la jugada con Jack en Nueva York. Mientras tanto, a Richard también le llega su oportunidad: acaba de conseguir su primer gran contrato desde que empezó a trabajar por su cuenta y está en un momento crucial de su carrera.

Entonces es cuando Kate Reddy tiene que pasar a hacer sus malabarismos en la cuerda floja...