Cinemanía > Películas > Insensibles > Comentario
Destacado: Carlos Sedes dirige a Blanca Suárez y Javier Rey en 'El verano que vivimos'
Insensibles cartel reducidoInsensiblesDirigida por Juan Carlos Medina
¿Qué te parece la película?

Primer largometraje del cortometrajista franco-español Juan Carlos Medina, con guión de Luiso Berdejo (“[Rec]”) y el propio Medina, cuyo reparto está encabezado por Àlex Brendemühl (“Héroes”, “Las 2 vidas de Andrés Rabadán”), Juan Diego (“Lope”, “Vete de mi”), Tómas Lemarquis (“Noi Albínói”), Derek de Lint (“La insoportable levedad del ser”, “El libro negro”), Ramon Fontserè (“Soldados de Salamina”, “El 7º día”), Silvia Bel (“Año Mariano”, ”Torapia”), Félix Gómez (“Trece Rosas”, “Agnosia”), Bea Segura (“Hierro”, “Salvador Puig Antich”), Lluís Soler (“Cámara oscura”, “Bienvenido a Farewell-Gutmann”) e Irene Montalà (“La mujer del anarquista”, “Las muñecas rusas”).

Coproducción hispano-franco-portuguesa participada por Roxbury Pictures, A Contracorriente Films, Les Films d’Antoine, Tobina Film y Fado Filmes, en colaboración con Televisió de Catalunya.

El equipo técnico está formado por el director de fotografía Alejandro Martínez (“Hierro”, “Stay Alive”), el director de arte Iñigo Navarro (“Vicky Cristina Barcelona”, “El Orfanato”), la figurinista Ariadna Papió (“Bruc”), Ester Velasco (“Agnosia”) en la dirección de producción, Raúl Romanillos (“Mortadelo y Filemón”, “Mar Adentro”, “El Reino de los Cielos”) a cargo de los efectos especiales y DDT (“Agora”, “El Laberinto del Fauno”) del maquillaje especial, el montador Pedro Ribeiro (“La noche de los girasoles”) y Onirikal Studio, responsable de los efectos digitales. La producción ejecutiva corre a cargo de Antoine Simkine (“Ecoute le temps”, “Sons of Norway”), François Cognard (“Amer”), Miguel A. Faura (“Hierro”, “Agnosia”) y Manuel Monzón (“La habitacion de Fermat”, “Océanos”).


Notas del director
El dolor físico y el psicológico son elementos básicos de la humanidad y un tema central en todas las grandes religiones y sistemas filosóficos.

Siempre he querido desarrollar un guión en torno a este tema; sobre cómo el dolor puede influir en la existencia y las condiciones del ser humano. Fue entonces cuando oí hablar del síndrome de Nishida o de insensibilidad, una enfermedad congénita muy poco frecuente que me inspiró para afrontar la cuestión: ¿qué pasa si los niños crecen sin sentir dolor? Encontré algunas respuestas investigando en archivos médicos. Los niños que sufrieron este desorden tenían una tendencia a la auto-mutilación. Eran agresivos y su esperanza de vida era considerablemente corta.

Situando la vida de los niños insensibles en el contexto trágico de la historia reciente de España, su vida sin sentimientos y falta de humanidad se convirtió en una metáfora del destino colectivo de una nación muy antigua y, al mismo tiempo, muy joven que ha sido desgarrada por el odio y la intolerancia entre hermanos y hermanas.

INSENSIBLES es así un thriller histórico influenciado por películas como "Music Box" (de Costa Gavras), y cercano al cine de William Friedkin y David Cronenberg, dos directores de cine que me han influenciado mucho.

Dos historias diferentes en dos períodos diferentes. Las dos historias no están vinculadas directamente ni cronológicamente, sino más bien de una manera metafórica. Ese es el desafío de INSENSIBLES Luiso y yo no queríamos caer en la trampa de una narrativa dual y predecible. Queríamos desarrollar un conjunto homogéneo y redondo. Nuestra referencia es “El Padrino II” de Francis Ford Coppola, que utiliza la narración dual para contar las historias de Vito y Michale Corleone, en dos períodos diferentes.

Para las imágenes de la película, estoy influenciado por la obra de arte de varios pintores de Europa oriental que expresan la terrible historia reciente de sus países: Zdzislaw Beksinski y Ernst Fuchs (uno de los maestros de Giger). También me gustaría hacer referencia a la cinematografía de “The Yards” (James Gray), "Seven" (David Fincher), "El maquinista" (Brad Anderson), "El silencio de los corderos" (Jonathan Demme) y, sobretodo, "Idi I smotri" (Elem Klimov).

Juan Carlos Medina