Cinemanía > Películas > El exótico Hotel Marigold > Comentario
Destacado: Fernando León de Aranoa estrena 'Sintiéndolo mucho' el documental sobre Joaquín Sabina
El exótico Hotel Marigold cartel reducidoEl exótico Hotel Marigold(The best exotic Marigold Hotel)
Dirigida por John Madden
¿Qué te parece la película?

Un reparto que incluye a Judi Dench, Maggie Smith, Tom Wilkinson, Bill Nighy, Penelope Wilton, Celia Imrie, Ronald Pickup y Dev Patel. La película está dirigida por John Madden (SHAKESPEARE IN LOVE) a partir de un guion escrito por Ol Parker, basado en la novela "These Foolish Things", de Deborah Moggach. Producen Graham Broadbent y Peter Czernin, de Blueprint Pictures. Jeff Skoll, Ricky Strauss y Jonathan King son productores ejecutivos.


"En la India tenemos un dicho: Al final, todo irá bien. Por lo tanto, si no va todo bien, es que todavía no es el final" - -- Sonny Kapoor


Cuando estos siete primerizos espíritus intrépidos llegan para inaugurar este hotel de jubilados en la India, concebido para los ciudadanos británicos en sus años otoñales, no se parece en nada a lo que la publicidad especificaba. El director del alojamiento les promete realizar una profunda transformación, pero no va a ser únicamente el edificio el que resultará transformado en la película de John Madden EL EXÓTICO HOTEL MARIGOLD.

Las aventuras de estos jubilados se iniciaron en la mente de la novelista británica Deborah Moggach, que imaginó a un grupo de pensionistas de escasos recursos económicos que se ven obligados a "deslocalizarse" en la India, cada uno de ellos dispuesto (o forzado) a intentar reubicarse en un exótico escenario por un precio menor al habitual en este tipo de residencias. El libro recibió muchos elogios por sus personajes, quienes, a una edad en la que la mayoría de la gente se toma la vida con calma y se queda en un entorno conocido, se embarcan en la mayor aventura de su vida.

Los productores Graham Broadbent y Peter Czernin advirtieron su potencial para realizar una inusual y original película. "Nos gustó la idea de la deslocalización de la etapa de jubilación, llevando mucho más allá el concepto de subcontratación que tenemos en labores tan habituales como la banca o el servicio al cliente", dice Broadbent. "Deborah reflexionó acerca de dónde le gustaría pasar sus años de vejez, y pensó que vivir encima de un bazar indio resultaría extraordinariamente fascinante. Lo más maravilloso es que precisamente cuando estos personajes podrían entrar en el período más gris de su vida, ante ellos se abre un capítulo vital absolutamente nuevo, con una explosión de brillo y color, literalmente, y la oportunidad de reinventarse".

El guionista Ol Parker asumió y desarrolló este escenario. "Vi la oportunidad de crear una comedia romántica para una generación diferente, la que se halla entre los 60 y 70 años de edad", dice Parker, que recientemente ha escrito y dirigido la comedia romántica destinada a veinteañeros ROSAS ROJAS. "Algo que resulta muy interesante es que a medida que nos hacemos mayores tendemos a no alejarnos de los ambientes que nos aportan seguridad, entonces, me gustaba la idea de ubicar a este grupo de personas en un sitio donde se sienten completamente fuera de su elemento. También me atraía la idea de una historia de amor sobre hombres y mujeres que tienen detrás toda una vida llena de experiencias".

Para la dirección del filme, Broadbent y Czernin contactaron con John Madden, uno de los cineastas más reconocidos de Inglaterra, entre cuyos trabajos destacan la ganadora del Oscar a la mejor película SHAKESPEARE IN LOVE y el reciente thriller LA DEUDA. A Madden la premisa le pareció irresistible: siete personas –estancadas, por diferentes motivos, en un momento de sus vidas en el que las oportunidades han desaparecido– que de repente se ven inmersas en un extraño, embriagador e inquietante mundo nuevo. La historia proporcionaba comedia con el tema de la deslocalización, además de cierta melancolía con lo que la pérdida representa; así como las tribulaciones y alegrías que se producen al intentar envejecer con la máxima elegancia y vitalidad.

"El guion es divertido y espléndido, y no es simplemente una comedia", señala Madden. "También aborda temas como el dolor, la soledad y la marginación, y plantea el interrogante de qué es posible hacer realmente cuando envejeces. ¿Todavía puedes volver a empezar? ¿Nunca es demasiado tarde para cambiar?".

La respuesta a tales cuestiones podría resultar incierta en el caso de los residentes del Hotel Marigold, pero se traduce en un "No" rotundo para la mayoría de los personajes, aunque de una forma muy particular y personal para cada uno de ellos.

Desde el principio, Madden se mostró entusiasmado por trabajar con un reparto coral que diera vida a cada una de las historias de una forma intensa y verdaderamente humana. "Buena parte de mi trabajo lo he realizado con repartos corales, y me interesan las historias de gente enfrentada a un entorno acotado, donde es necesario aplicar ciertas reglas, donde sólo importa el tiempo presente", afirma. "En SHAKESPEARE IN LOVE, los personajes se enmarcaban dentro del fascinante universo del teatro, y de la obra; en EL EXÓTICO HOTEL MARIGOLD, los personajes cuentan con un límite geográfico de características similares. Han penetrado en un mundo desconocido, alejado de su antigua realidad, que no tiene nada que ver con su pasado, y donde deben inventarse una nueva vida".

El hecho de que los personajes estuvieran en la última etapa de su vida se convirtió en una indiscutible ventaja. "Como todos los personajes tienen cierta edad, tuvimos la oportunidad de elegir a actores que se encuentran en la cima de su capacidad actoral", señala Madden. "Ellos supusieron el recurso más extraordinario del filme e insuflaron de vida la historia. Su delicado talento cómico, su habilidad interpretativa y su vasta experiencia, eran verdaderamente asombrosos. Lo único que tuvimos que hacer fue juntarlos con un elenco de actores indios igualmente talentoso, y después observar cómo interactuaban con este magnífico país".

"En esta historia, la ortodoxa definición de edad y madurez queda desterrada por completo", resume Madden, "porque los personajes vuelven a sentirse jóvenes debido a las situaciones a las que se enfrentan. Anonadados y abrumados por su experiencia en la moderna India, sumidos de diferente forma en sus reajustes emocionales –amistades, relaciones, rivalidades–, así como en asuntos pendientes que desencadenan cómicos estallidos de cólera, finalmente descubren que la única cosa que importa es lo que sucede entre ellos justo allí, en ese momento".


Los residentes
En EL EXÓTICO HOTEL MARIGOLD, todo gira en torno a las necesidades y deseos de los residentes, que resultan ser asombrosamente complicados y diversos. Ellos son:

Evelyn / Judi Dench
Estado Civil: Ha enviudado recientemente
Estado Financiero: Ha heredado un montón de deudas que su marido le ocultó
Qué busca: Un empleo (y experimentar por primera vez una auténtica sensación de independencia)

Evelyn pensaba que su matrimonio era perfecto, pero cuando su esposo fallece repentinamente, dejándola una deuda financiera que mantenía en secreto, empieza a cuestionarse todo su pasado y, lo que es más importante, su ahora incierto futuro. Desesperada por encontrar una forma de subsistir que no sea aceptar la oferta de su hijo de vivir con él y su familia, Evelyn decide formarse en técnicas informáticas, y se topa con la página web del Hotel Marigold. Evelyn sabe que su vida en la India no se parecerá en nada a la de Londres, pero, tan patético como suena, allí le ofrecen una esperanza, y tranquiliza a su incrédulo hijo prometiéndole escribir regularmente un blog.
Evelyn es interpretada por la Dama del Imperio Británico Judi Dench, oscarizada actriz con un gran don para hacer que sus personajes resulten creíbles y extraordinarios. Dench trabajó anteriormente con Madden en las películas SU MAJESTAD MRS. BROWN y SHAKESPEARE IN LOVE, obteniendo una nominación al Oscar por la primera y el premio de la Academia como mejor actriz secundaria por la segunda.
"En esta película, Judi interpreta a una mujer que se ve forzada a asumir el control de su destino, algo que nunca había hecho en toda su vida", señala Madden.
"Ella es realmente el corazón de la historia", añade Graham Broadbent. "Y, al igual que Judi, Evelyn es una persona tremendamente cariñosa".
Respecto a la aventura de Evelyn, Dench afirma: "Yo creo que ella piensa que no tiene nada que perder al verse de repente sin marido, sin dinero y sin un verdadero plan de futuro, por lo tanto, cuando llega a la India la acepta sin reservas. No fue algo muy difícil de interpretar, puesto que descubrí que cuando estás en la India te ves impelido a conocer mucho más sobre su gente y su cultura".
La actriz añade: "Ésta es una historia de la que realmente quería formar parte, porque trata sobre personas que se preguntan qué va a ser de ellos en ese preciso momento de sus vidas y, no obstante, cada una de ellas encuentra su particular respuesta. También era una oportunidad de trabajar junto a gente que conozco –Maggie Smith, Penelope Wilton, Celia Imrie, Bill Nighy, Ronald Pickup, Tom Wilkinson y, por supuesto, John Madden–, así como la ocasión de estar todos juntos por primera vez".

Muriel / Maggie Smith
Estado Civil: Toda una vida como ama de llaves
Estado Financiero: Lo único que necesita es una nueva cadera
Qué busca: Salir de la India lo más rápidamente posible

Muriel es una mordaz y obstinada ama de llaves jubilada que habría permanecido felizmente en su propia y constreñida esquina del mundo si no fuera porque una latosa cadera la obliga a trasladarse a la India para ser operada. Está absolutamente convencida de que la experiencia será horrorosa, hasta que la India, poco a poco, le va derribando todos sus prejuicios. Maggie Smith, una de las actrices más célebres y reputadas del mundo, ganadora del Oscar en varias ocasiones, asume el importante papel de esta mujer que, inconcebiblemente, se convierte en la más firme valedora del hotel.
Cuando supo que Smith estaba en el reparto, el guionista Ol Parker tiró la casa por la ventana con el personaje. "Fue tremendamente divertido escribir para Maggie, que tiene tanta facilidad de palabra, y también fue uno de los honores más grandes de mi vida", dice. "Muriel tiene miedo de todo lo que no es británico y odia viajar al extranjero, por lo tanto, parte hacia la India como si fuera su peor pesadilla, pero precisamente eso es lo que hace que el cambio que se produce en ella resulte más interesante".
John Madden prosigue: "Muriel es un tipo frecuente de persona, en cualquier lugar, y desde luego en Inglaterra: xenófoba instintivamente, que nunca, de ninguna manera, ha querido salir de su seguro entorno. De las siete aventuras, la suya es una de las más interesantes, puesto que debe enfrentarse a lo desconocido. Paradójicamente, Muriel establece una amistosa relación con la gobernanta india del hotel, de una casta inferior, con quien, por supuesto, descubre que tiene algo en común".
Graham Broadbent señala que Smith tenía el talento de mostrar sutiles destellos de sentimientos tan humanos como la compasión y la curiosidad, reprimidos hace mucho tiempo, bajo la aparente intolerancia de Muriel, ofreciendo así una delicada y conmovedora interpretación. "La aventura que emprende Muriel resulta extraordinariamente humana y Maggie consigue que el público llegue a quererla", afirma. "A pesar de tener a veces una actitud cruel e inflexible, uno empieza a darse cuenta de la mujer tan inteligente y divertida que hay en su interior".

Graham / Tom Wilkinson
Estado Civil: Soltero y sin ataduras
Estado Financiero: Pudiente, pero a costa de su alegría de vivir
Qué busca: Un pasado que dejó atrás

Graham es el único nuevo residente del Hotel Marigold con experiencia previa en la India, que fue el lugar donde transcurrió su infancia. Tras llevar una convencional vida de éxito y estatus como juez del Tribunal Supremo, Graham se encuentra con que sólo tiene una cuestión pendiente: reconciliarse con sus primeros años en la India, y corregir un error que le obsesiona desde entonces. Graham es interpretado por Tom Wilkinson, actor nominado al Oscar por sus inolvidables interpretaciones en los filmes MICHAEL CLAYTON y EN LA HABITACIÓN.
Wilkinson señala que Graham es atraído hacia la India para completar el círculo de su vida. "Ha sido juez durante toda su vida adulta, ahora ha decidido que ya ha tenido bastante de leyes y se va a la India a redescubrir su pasado, redescubrir el amor y, sobre todo, redescubrir quién es él realmente", afirma. "Me pareció muy interesante porque es una historia en la que hay que equilibrar el humor con la emoción. Lo más complicado es no caer en el sentimentalismo, que es el principal enemigo de una historia de este tipo".
A diferencia de su personaje, Wilkinson nunca había estado en la India, que le pareció tan estimulante como abrumadora. "Es un enorme y complejo país multicolor, con una mezcla tal de belleza y pobreza que resulta difícil deleitarse en él por completo", observa. "Sin embargo, yo creo que la película ofrece una imagen realista de todos esos contrastes. Para Graham, la India está repleta de recuerdos de juventud, amistad y, ahora, incluso amor".
John Madden, que ha trabajado con Wilkinson en varias películas anteriormente, dice que "el personaje de Tom es alguien que ya no es capaz de tolerar la agobiante complacencia del mundo de la justicia, por lo tanto, abandona esa vida y regresa a la India, donde vivió cuando era niño. Lo que no percibimos en un principio es que Graham en realidad está inmerso en la muy personal búsqueda de alguien que conoció en el pasado, alguien que es la clave de esas cuestiones que Graham necesita resolver para estar en paz consigo mismo. Es un personaje enormemente rico que aporta a la historia una variopinta paleta de colores".
Graham Broadbent añade: "Tom verdaderamente hizo alarde de algo que tiene su personaje. Todos los días aportaba algo absolutamente extraordinario, una generosidad y una ternura que yo no creo que la gente haya visto en sus anteriores trabajos".

Douglas / Bill Nighy
Estado Civil: Casado y con hijos
Estado Financiero: Cometió el error de prestarle a su hija los ahorros que tenía para su jubilación
Qué busca: Una forma de contentar a su mujer... y, quizás, un cambio

Douglas podrá ser un afable funcionario del gobierno, un marido calzonazos y un desafortunado padre que le prestó a su hija el dinero destinado a su jubilación, pero, sorprendentemente, en la India se despoja de toda su reprimida identidad y se convierte en un hombre totalmente distinto. Para recrear esta cómica y delicada transformación se contó con el actor británico Bill Nighy, que alcanzó fama mundial tras interpretar a un envejecido roquero en el filme LOVE ACTUALLY, notoriedad que prorrogó luego con papeles en taquilleras sagas como PIRATAS DEL CARIBE y HARRY POTTER Y LAS RELIQUIAS DE LA MUERTE.
"La India proporciona una segunda oportunidad a todos los personajes", dice Nighy sobre su atracción por el personaje de Douglas. "Douglas tenía una vida en Inglaterra que no le satisfacía y está casado con una mujer que se siente constantemente decepcionada con él, pero su llegada a la India le afecta de una forma que a él mismo le sorprende. Se siente liberado por la novedad que tiene ante sí, y le resulta imposible volver a actuar como lo hacía antes. Se lo pasa muy bien".
A medida que se va despojando de su armadura, Douglas confraterniza también con la viuda Evelyn, interpretada por Judi Dench, lo que da lugar a un conflictivo triángulo. "Evelyn se ríe de sus bromas, lo cual, obviamente, es la forma de llegar al corazón de un hombre", señala Nighy. "Pero como ambos son unos británicos pudorosos, intentan reprimir lo que está sucediendo entre ellos; casi hasta el punto del desastre".
Todo esto constituye lo que Nighy cree que hace que el guion de EL EXÓTICO HOTEL MARIGOLD destaque dentro del género de las comedias románticas. "Lo que más me gusta es la comedia encubierta: la comedia que parece que surge de la nada, a partir de personajes y detalles creíbles", dice.
Graham Broadbent señala que este estilo cinematográfico saca partido del admirable talento de Nighy. "Haga lo que haga, Bill aporta su enorme carisma y extraordinaria elegancia. Interpretó a su personaje con una naturalidad aplastante".
Ol Parker se quedó fascinado por lo que Nighy hizo con sus palabras. "Cuando le vi, pensé: ‘Estoy seguro de que yo he escrito esas líneas pero, sinceramente, me parece como si las escuchara por primera vez’. No hay nadie que haga eso igual que Bill. Su interpretación es tan personal que hace completamente suyo el personaje".

Jean / Penelope Wilton
Estado Civil: Casada, y malhumorada, con Douglas
Estado Financiero: No se siente preparada para afrontar una vida en monótonos y opacos complejos residenciales para jubilados
Qué busca: Algo que no la decepcione

Jean llega a la India en un desesperado intento de poder pasar la etapa de jubilación disfrutando del lujo a un precio asequible, sólo para encontrar que nada –ni el Hotel Marigold, ni la India, ni desde luego su marido– está a la altura de sus reducidas expectativas. Mientras los demás residentes se disponer a explorar y descubrir su nuevo entorno, Jean se queda en el hotel refunfuñando y quejándose. Penelope Wilton, cuya filmografía abarca títulos como LAS CHICAS DEL CALENDARIO o ZOMBIES PARTY: UNA NOCHE… DE MUERTE, y que recientemente ha aparecido en la popular serie de televisión DOWNTON ABBEY, abordó el personaje siendo comprensiva con la muy distinta aventura que Jean emprende.
"Yo creo que Jean es alguien que llega a la India con el típico punto de vista de un foráneo, y allí se encuentra con todas esas cosas que no puede controlar ni entender, y eso realmente la intimida", señala Wilton. "Es incapaz de lidiar con la forma de comportarse de la gente o con el calor. Todo le resulta tremendamente confuso y, al mismo tiempo, en su matrimonio se ha instalado el resentimiento. La India le parecía una oportunidad de cambiar las cosas, pero, en su caso, no es en absoluto lo que se había imaginado".
Parte de la diversión radica en la forma en que las trayectorias de Jean y su marido se oponen frontalmente. "Mientras Douglas descubre su voracidad por saber todo acerca de la India y su cultura, Jean se amilana, sucumbiendo a una especie de crisis nerviosa, incapaz de salir del hotel", dice John Madden. "No obstante, también busca consuelo en su amistad con Graham, el personaje que interpreta Tom Wilkinson".
En muchos aspectos, el papel de Wilton era uno de los más complicados, ya que es un personaje que en vez de salir de su concha, se introduce más adentro. Graham Broadbent afirma: "Penelope consigue la empatía y el cariño hacia un personaje difícil. Interpreta maravillosamente al único personaje que verdaderamente necesita volver a casa".

Madge / Celia Imrie
Estado Civil: Divorciada varias veces, en busca de un nuevo marido
Estado Financiero: Saca el máximo partido de lo que tiene
Qué busca: El amor en los sitios más equivocados

Madge viene a la India no sólo buscando el descanso y la relajación sino también firmemente decidida a cazar un marido. E inmediatamente se dirige a los clubes locales en busca de romance. Celia Imrie, conocida por sus papeles cómicos, entre los que destacan un personaje principal en la película LAS CHICAS DEL CALENDARIO, interpreta a este vibrante personaje, del que Graham Broadbent dice que "no dejará de bailar hasta que se apaguen todas las luces".
Imrie señala, "Adoré a Madge enseguida. Laurence Olivier siempre decía: ‘tienes que amar al personaje que encarnas, y yo realmente amo a Madge. Creo que ella tiene muy buen perder. Ha tenido muchos maridos y probablemente ha perdido a algunas personas también, pero es alguien que vive el momento presente y que está siempre dispuesta a experimentar algo nuevo. Su plan es seguir pasándoselo bien hasta que ya sea demasiado tarde".
A Imrie también le entusiasmaba la idea de unirse a un grupo de personajes tan variado. "Todas las personas que llegan al Hotel Marigold van en busca de algo nuevo y diferente. Todos son muy valientes al correr un riesgo así", señala. "A algunos les sale bien y a otros no, pero, sorprendentemente, no hay nada delicado ni bonito en ello, no hay ni una pizca de sentimentalismo. Lo mejor ha sido que, como actores, todos más o menos nos conocemos, y eso fue de gran ayuda porque podíamos echarnos unas risas al mismo tiempo que interpretábamos a personas que no se conocían en absoluto".

Norman / Ronald Pickup
Estado Civil: Solterón vitalicio
Estado Financiero: El dinero no puede comprar el amor que ansía
Qué busca: Toda la pasión que echa en falta

Norman se retira al Hotel Marigold con la esperanza de tener una aventura en los últimos años de su vida, preferiblemente de tipo sexual. Tras toda una vida de soledad, e intentando ser alguien que realmente no es (lo que incluye fingir que tan solo tiene 40 años en los eventos de citas rápidas), únicamente tiene en mente una cosa, pero nunca podría llegar a imaginarse lo que finalmente va a encontrar en la India. Norman está interpretado por Ronald Pickup. "John Madden lo incluyó en el reparto porque había trabajado con él en teatro", recuerda Graham Broadbent. "Yo no le conocía muy bien, pero le aportó mucho encanto al personaje. Ronald tenía que hacer verdaderos equilibrios puesto que el desvergonzado apetito sexual de Norman fácilmente podía írsele de las manos, pero Ronald supo mantenerse en el lado más divertido y encantador en este aspecto".
Madden señala que Pickup afinó en esa necesidad que tiene Norman de escapar de la soledad, a cualquier precio. "En realidad, Norman es un hombre acuciado por la soledad más profunda, pero eso lo disimula comportándose como un gigoló extravagante e inapropiadamente descarado", comenta el director. "Yo creo que Norman es alguien que ha recibido muy poco de la vida, por lo tanto, cuando se abre la puerta de entrada a la India, inmediatamente la franquea y encuentra inesperadamente otra realidad".
A Pickup le conquistaron los esfuerzos de su personaje, por muy excesivos que pudieran ser, por seguir creyendo que va a encontrar ese momento perfecto de pasión que ha buscado toda su vida. "Es un personaje maravilloso de interpretar porque, por un lado, es un hombre muy bobo, pero también busca algo más profundo en su vida y que no ha tenido nunca jamás: un alma gemela", afirma.
En cuanto a trabajar junto al estelar conjunto de actores del filme, con muchos de los cuales Pickup ha trabajado en teatro, Pickup concluye: "Prácticamente no hay nada que pudiera decir sobre este reparto que no sonara a cliché, pero trabajar con este grupo me estimulaba cada día y en cada uno de esos maravillosos momentos".


La dirección
En el Exótico Hotel Marigold, los residentes son atendidos con un extraordinario sentido de la compostura –y de pánico– por parte de la dirección. A pesar de las fanfarronadas del fastuoso folleto publicitario del hotel, éste es resultado de la actuación de un solo hombre, Sonny Kapoor, un simpático y ambicioso joven al que sin embargo le viene demasiado grande la tarea.

Los realizadores sabían que seleccionar al actor adecuado para interpretar a Sonny –a quien se le ocurre la ingeniosa idea de "deslocalizar el asueto de los jubilados británicos a la India" sin tener en cuenta los riesgos– era algo esencial para conseguir esa absoluta química que se da en la historia. ¡Después de todo, sólo es la actitud de que ‘todo es posible’ que mantiene Sonny la que impide que los residentes huyan nada más llegar!

La necesidad de un actor que combinara perfectamente un verosímil carisma con las dotes cómicas llevó a la elección de Dev Patel, cuyo papel protagonista en el gran éxito internacional SLUMDOG MILLIONAIRE le valió la atención del mundo entero. "Dev es un artista espectacular", afirma Madden. "Es cómico por naturaleza; una especie de Jacques Tati, con una sorprendente presencia física y un instinto extraordinario".

Judi Dench añade: "Es un comediante nato, y tiene la seguridad de alguien que ha hecho esto durante mucho, mucho tiempo. Nos cautivó a todos".

Patel estaba fascinado con las contradicciones de su personaje. "En pocas palabras, Sonny es la persona más desorganizada que te puedas encontrar pero, a su vez, es extremadamente servicial", puntualiza. "Manipuló con Photoshop el folleto del Hotel Marigold para que pareciera un sitio idílico, y ahora se esfuerza por lograr que sus huéspedes crean que puede hacer realidad todo lo que prometió. Al mismo tiempo, intenta convencer a su muy tradicional madre de que su empeño puede tener éxito. Para complicar las cosas aún más, está enamorado de una chica moderna, una relación que su conservadora madre no aprueba".

El hecho de que las esperanzas que Sonny deposita en el hotel sean algo más que simplemente delirios de grandeza se basa en un sueño muy real: convertir el fracaso de su padre en un significativo triunfo. "El fuerte vínculo emocional que Sonny siente por el hotel tiene relación con su padre, quien se desesperó por intentar que fuera un éxito pero que sin embargo fracasó, como en todo lo que hizo en su vida", señala Patel. "Ésa es la razón por la que a Sonny se le ocurre la idea de crear un bello e idílico lugar para gente mayor, aunque todavía no sea una realidad".

También Patel tenía una personal conexión con la historia. "Mi madre efectivamente ha trabajado como cuidadora de ancianos", apunta, "y esas personas me parecían extraordinarias por su sentido de la ironía y su sabiduría. Me enamoré del guion porque todos los personajes brillan con luz propia, de diferente manera, y todos y cada uno de ellos son absolutamente creíbles".

En cuanto a trabajar con Dench, Smith, Wilkinson, Nighy, Wilton, Imrie y Pickup, Patel señala: "Fue maravilloso; y decir esto es quedarme corto. Simplemente observarlos me parecía increíble. Me sentía algo nervioso por actuar junto a este elenco tan importante, por supuesto, pero John me dio la suficiente confianza como para soltarme. Hasta las escenas más pequeñas suponían una gran lección para mí".

Patel también disfrutó en la producción trabajando con muchos actores indios, tales como Lillete Dubey, que interpreta a la madre de Sonny, que desprecia el proceso de modernización de la cultura india, y la principiante Tena Desae, que da vida a Sunaina, la novia de Sonny, una típica chica india del siglo XXI que trabaja en un servicio telefónico de atención al cliente.

Dubey es una conocida actriz de cine y teatro de la India, y Madden señala, "¡Ayudó mucho que Dev ya le tuviera algo de miedo!". Dubey se identificó inmediatamente con la exasperación que le produce su hijo a la señora Kapoor. "La señora Kapoor es un tipo de personaje que conozco bien, porque yo procedo de Delhi. Ella es una madre urbana, de clase media, elegante pero algo anticuada, que tiene dominados a sus tres hijos. En este personaje hay sombras pero también grandes dosis de humor", comenta Kapoor.

Desae debuta en el cine de habla inglesa con EL EXÓTICO HOTEL MARIGOLD, demostrando sus dotes cómicas al interpretar a una joven cuyo proscrito idilio con Sonny la coloca en una situación muy comprometida. Su relación amorosa cobró vida gracias a la fuerte química que se estableció entre ambos actores. "Cuando los ves, te apetece que Dev y Tena sigan juntos. La actuación de Tena está a la altura de este sumamente experimentado reparto", dice Graham Broadbent.

Para Desae, la experiencia fue absolutamente excepcional. "Todos fueron muy accesibles, humildes, cálidos, estimulantes y, sobre todo, extraordinariamente divertidos", confiesa.


Las vistas
El atractivo del exótico Hotel Marigold empieza por su localización en el centro de Rajastán, uno de los estados más románticos de la India, un caleidoscópico lugar repleto de engalanados templos, vestigios de antiguos reinados y coloridos saris, todo mezclado con el vertiginoso ritmo de las ciudades que se modernizan a toda velocidad. El entorno que los residentes encuentran a su llegada es ciertamente tan exuberante y exótico como uno se podría imaginar; pero igualmente abrumador e incomprensible para quienes han vivido toda su vida en Inglaterra, lo cual provoca un inmediato choque cultural.

En el guion, Ol Parker y John Madden habían reflejado en su mayor parte la tensión que surge naturalmente al trasplantar a unas personas con arraigadas costumbres a un lugar que requiere una manera de ser completamente diferente. Pero la verdadera sorpresa todavía estaba por llegar, puesto que tanto el reparto como el equipo técnico empezaron a experimentar su propio "pasaje a la India", un país que produjo un profundo impacto en todos y cada uno de ellos.

E.M. Forster declaró que ‘una vez que has visitado la India, tu vida ya no vuelve a ser la misma’, y este axioma también lo pudieron confirmar los actores. Bill Nighy afirma: "La mayoría de nosotros no habíamos estado nunca en la India, y como gran parte de nuestros personajes tampoco, la experiencia fue igualmente intensa. Lo primero que adviertes es la generosidad de la gente y la amabilidad con que te reciben, son extraordinariamente acogedores".

A Judi Dench también le conmovió la gente que conoció, y le gustaron las sorpresas que cada día en la India deparaba. "No resulta frecuente en la vida que al volver a tu alojamiento por la noche tras un día de trabajo te encuentres con una manada de elefantes", observa.

Celia Imrie, que había estado en la India hace 20 años, revivió aquella experiencia. "No hubo nada que no disfrutara de cada día que permanecí allí", considera. "Es un lugar encantador en todos los sentidos, un país pobre y rico a la vez, con gran energía, entusiasmo y alegría por todas partes".

Ronald Pickup añade: "Yo sólo puedo mencionar algo que Judi Dench dijo al cuarto o quinto día de estar allí: ‘La India es un constante asalto a los sentidos y a todo lo que siempre has dado por sentado’. Es un lugar lleno de contrastes y que te transforma realmente. Es una experiencia que no se parece a ninguna en el mundo; experiencia que a veces resulta emocionante, turbadora, espeluznante pero rica en todos los aspectos de la vida".

Madden colaboró con el director de fotografía Ben Davis, que acababa de rodar con él LA DEUDA, para intentar captar toda esa energía y exuberante humanidad sobre la pantalla. No querían retratar a la India al estilo de una tarjeta postal, sino ofrecerle al público una sensación más realista de lo que podrían ver y sentir estos recién llegados.

"Hay imágenes de la India que asociamos con las guías turísticas. Desde luego, ese tipo de iconografía aparece, pero lo que Ben y yo intentábamos analizar era cómo captar la textura de la vida en la India de igual forma que la sientes en la realidad", explica. "Hay muchas cosas que te impactan cuando llegas por primera vez. Todo está desmoronado y destartalado, y es ruidoso y caótico, pero en su gente existe una alegría contagiosa, además de una profunda simpatía y espontaneidad. Visualmente resulta abrumadora: extraordinarias telas y colorido por todas partes, y una sorprendente sensación de vida".

Una de las primeras tareas en la India fue encontrar el entorno más exótico y adecuado para el genuino Hotel Marigold. "El hotel es un personaje en sí mismo, y probablemente su casting fue el más difícil", dice John Madden.

Los realizadores tenían claro que querían que el hotel estuviera a las afueras de la ciudad de Jaipur, también conocida como "La Ciudad Rosa"; antaño sede de los gobernantes de Rajastán pero actualmente una frenética y abarrotada metrópolis, con un tráfico cada vez más intenso, mezcla de coches, camellos, elefantes, bicicletas y camiones que inundan sus estrechas calles. "Exploramos diferentes áreas de la India, y nos decidimos por Jaipur porque la cultura, los colores y la atmósfera es realmente apabullante allí e irradia mucha energía, sobre todo si la comparamos con el monótono invierno inglés que nuestros personajes han dejado atrás", señala Graham Broadbent.

Respecto al hotel en sí, los realizadores eligieron finalmente el Ravla Khempur, un palacio real reconvertido en hotel especializado en servicios ecuestres, contiguo a la pequeña ciudad de Khempur, justo en las afueras de la pintoresca región de lagos de Udaipur. "El palacio fue construido en torno a un patio, tiene unos grandiosos miradores desde los cuales el harén del jefe tribal podía contemplar el mundo, y numerosas atalayas a distintos niveles, con una estética ligeramente disparatada. Definitivamente, el edificio tenía magia y un inconfundible encanto", señala Madden. "Tenía ese algo especial que a la larga podría atraer a los personajes. Disponía de unos maravillosos interiores, frescos y oscuros, que dejaban atisbar la explosión de luz y la fecunda vida que se desarrollaba fuera de sus paredes".

La labor de decorar el hotel con la ambición y la ingenuidad de Sonny Kapoor recayó en el diseñador de producción Alan MacDonald, entre cuyos trabajos destacan los filmes de Stephen Frears THE QUEEN y CHÉRI. MacDonald afirma que Sonny fue su inspiración de principio a fin. "Una vez que comprendes a Sonny, eres capaz de visualizar la extravagancia y excentricidad que debía tener el hotel. La aspiración de Sonny es tener un lujoso hotel boutique, pero desgraciadamente no tiene el gusto que ello requiere", bromea el diseñador. "Se advierte el choque existente en una cultura tan viva, que mira a su pasado pero también abraza su futuro, y así fue como decoramos el hotel. Buena parte de su fascinante mobiliario está inspirado en la India colonial, hay discordantes tejidos locales, y todo ello mezclado con modernos cachivaches de plástico, totalmente envejecidos y deteriorados por un clima extremo".

El propietario del Ravla Khempur, que atiende principalmente a turistas indios, se quedó tan encantando con las habitaciones que se construyeron para Madge y Evelyn en la terraza, así como con el ‘nido de águila’ de Normans erigido en el tejado, que decidió mantener las estructuras y utilizarlas para sus huéspedes.

Alrededor del hotel, MacDonald recreó un animado mercado, típico de Jaipur. "A las afueras del edificio real había simplemente un sendero mugriento, así que lo primero que hicimos fue un camino y luego creamos desde cero un bullicioso mercado indio", explica. "Las investigaciones que realicé en Jaipur me revelaron que en la India se halla todo mezclado (la arquitectura, los colores, las texturas), por lo tanto, configuré un palpitante collage a varios niveles. Construimos la parte delantera de las tiendas y puestos, y fuimos hasta la ciudad local para traernos a los tenderos y a todos sus artículos a Khempur, añadiendo también bicicletas, camellos, cabras y vacas. Así conseguimos transmitir una simultánea sensación de caos y orden".

También se rodó en el centro de Jaipur, en los alrededores del City Palace, en el mercado Marigold, así como en los abarrotados autobuses urbanos y en un rascacielos que alberga un call center, desde el cual se podía divisar gran parte de la ciudad. En las afueras de la urbe, las localizaciones incluyeron el Kanota Fort, que representa el Viceroy Club, donde tanto Madge como Norman esperar conocer a nuevas parejas. En la cita de los jóvenes amantes Sonny y Sunaina, él la lleva al Step Well, unos pozos de agua del siglo X que están rodeados por diez niveles de escaleras de piedra en color oro blanco, creando visualmente una especie de laberinto en el que uno nunca sube o baja por la misma ruta.

El rodaje se adaptó rápidamente al ritmo indio, ya que la filmación se desarrollaba mientras algunas importantes festividades y celebraciones de la India tenían lugar coincidiendo con la producción. Antes de iniciar el rodaje, un hombre sagrado de la localidad efectuó un puja, bendiciendo al reparto, al equipo técnico e incluso al equipamiento de cámaras. Solo una delicada labor de diplomacia evitó que los actores tuvieran que interpretar sus primeras escenas con la emblemática marca roja (bindi) sobre su frente sin profanar la tradición local. El director y el reparto fueron invitados por el marajá de Udaipur, Su Alteza Real Arvind Singh Mewar, a asistir a su fastuosa celebración del Diwali, que incluyó una recepción musical interpretada con cornamusa y un espectáculo de fuegos artificiales que iluminaban el lago colindante y toda la ciudad. Asimismo, aceptaron acudir a una boda real, repleta de elefantes y estrellas del rock, todos mezclados con la alta sociedad de la India en los terrenos del Hotel Rambagh Palace.

Pero era de las calles de Jaipur de donde provenía la inspiración que tanto el reparto como los realizadores obtenían incesantemente. "La verdad es que no puedes evitar que la India te afecte, y esto se cumple fielmente tanto en los personajes del filme como en los propios actores, que lo experimentaron igualmente", dice Madden. "Ves que la gente es capaz de manifestar su devoción, espiritualidad y optimismo a pesar de tener unos niveles de austeridad que los estándares occidentales considerarían miseria. Es un entorno muy duro y no debiera darse una visión sentimental del mismo. No es intención de la película contar unas patrañas políticamente correctas sobre el lugar, y únicamente esperamos que provoque la curiosidad respecto a un país tan fascinante".

No fue sólo el magnetismo visual de la India lo que fascinó a Madden, sino también sus sonidos, que fueron incorporados a la banda sonora por el músico nominado al Oscar en diez ocasiones Thomas Newman, que durante el proyecto también experimentó un proceso de descubrimiento.

"Desde luego, para mí supuso una orientación distinta puesto que nunca había hecho una película que se desarrollara en la India", señala Newman. "Pero a mí me interesa mucho la tonalidad de los sonidos, entonces, era un reto que quería asumir y realizar de la forma más respetuosa posible. Me gustan los instrumentos tradicionales de la India, pero la gente se pasa toda la vida estudiando la música tradicional india, con lo que pretender llegar a tener esa clase de conocimiento por mi parte hubiera sido estúpido. Por lo tanto, en vez de eso, quise aproximarme desde una perspectiva mucho más sencilla, como alguien que disfruta de los colores y las frases de la música india, pero circunscribiéndome al contexto de la película. El énfasis lo puse en una especie de alegría creativa, que evocaba las sensaciones del filme en los acordes y la música en general".

Las emociones de los personajes se asemejaban a las que experimentaban los miembros del reparto y del equipo, puesto que entre éstos también se fraguaron amistades y sentimientos de admiración y amor hacia la India. Para el guionista Ol Parker, que viajó a la India acompañando a la producción, fue muy gratificante observar que el impacto que la India produce se reflejaba igual que en el filme. "Lo que me pareció fantástico fue escuchar a la gente decir que el viaje había cambiado su vida", concluye, "porque ésa es la idea que hay detrás de toda la película; que nunca es demasiado tarde para cambiar tu vida y descubrir algo nuevo".