Cinemanía > Películas > ¿Y si vivimos todos juntos? > Comentario
Destacado: Cate Blanchett estrena 'TÁR' con un nuevo Globo de Oro
¿Y si vivimos todos juntos? cartel reducido¿Y si vivimos todos juntos?(Et si on vivait tous ensemble)
Dirigida por Stéphane Robelin
¿Qué te parece la película?

Entrevista con Stéphane Robelin
¿Y SI VIVIMOS JUNTOS?, una película que habla de películas corales, temas sociales, de Jane Fonda, de actores, humor, sexo, envejecimiento, de la vida en común y el individualismo.

EL PRINCIPIO
P: ¿Cómo se le ocurrió una trama tan poco convencional para la película?

R: Siempre había soñado con reunir a varios actores legendarios en una película coral que tuviera que ver con la familia y la amistad. Además, me interesa mucho el tema de la dependencia y de los mayores, que no suele tocarse en el cine. Al empezar a escribir el guión, recordé a mis abuelos cuando yo era adolescente y cómo empeoraba su salud. Mis abuelos no sabían cómo enfrentarse a la situación porque nadie les había preparado para algo así. Me inspiró para escribir una historia sobre un grupo de amigos que deciden vivir juntos.

P: ¿Cómo desarrolló el proyecto y cómo encontró a los actores?

R: Me gusta empezar un guión con algunos actores en mente, pero el reparto original cambió durante los años de desarrollo por cuestión de disponibilidad. Solo Claude Rich estuvo siempre, desde el principio; los otros actores se unieron a él durante las diferentes etapas de la escritura. Tuvimos que esperar cuatro años antes de empezar a rodar en 2010. Al principio, la idea de una película acerca de gente mayor y el hecho de que yo era muy joven desanimó a nuestros socios financieros, pero cuando les convencimos, se enamoraron del proyecto. La región de L’Île de France y Canal + fueron los primeros en apuntarse.

EL REPARTO
P: ¿Cómo convenció a los actores, sobre todo a Jane Fonda?

R: Considero a Jane Fonda como una gran actriz (solo hace falta pensar en Klute y El regreso), conocida por su activismo político y su fuerte personalidad. Hacía casi 40 años que no había trabajado en Francia, desde Todo va bien, de Jean-Luc Godard, pero habla francés con soltura y decidimos probar suerte. Le gustó el guión, la idea de rodar con Géraldine Chaplin y otros conocidos actores franceses. Mi productor Christophe Bruncher la sedujo mandándole unas cartas preciosas hasta que firmó el contrato. Jane se unió al reparto más tarde, después de Claude Rich, Géraldine Chaplin, Guy Bedos y Pierre Richard.

Me hizo muy feliz poder contar con la presencia de Pierre Richard. Sus comedias fueron una parte importante de mi infancia, y ha sido un gran honor trabajar con él. Le atrajo la posibilidad de hacer una interpretación más reservada, centrada sobre todo en las emociones y no tanto en los chistes.


P: ¿Cómo juntó a los actores para que formaran una comunidad?

R: La legendaria actriz Jane Fonda, el humorista Guy Bedos, el gran Claude Rich, el actor cómico de mi niñez Pierre Richard y la muy “chaplinesca” Géraldine Chaplin, todos son muy diferentes. Reunirlos representaba un reto, entre otras cosas porque no se conocían de nada. La primera reunión en París antes del rodaje fue muy positiva, se llevaron bien porque todos son muy generosos y, en muchos puntos, compatibles.

Como joven director, era feliz de ver el respeto que sentían el uno por el otro, y sobre todo por Jane Fonda. No tardaron en estar cómodos, lo que ayudó a crear la dinámica del grupo.

EL ESTILO
P: ¿Cómo consiguió el estilo y el particular encanto de la película?

R: Decidí centrarme en los actores y confiar plenamente en el director de fotografía. El director artístico y yo estábamos empeñados en crear un entorno de otro tiempo, acorde con el de los personajes. Los decoradores y la iluminación tienen una calidad peculiar, un encanto pasado de moda, pero en ningún momento son lúgubres o trágicos.

EL DESEO Y LA VEJEZ
P: El personaje al que da vida Claude Rich sigue siendo un seductor y no está dispuesto a perder la sexualidad. ¿Tenía especial interés en enseñar esta vertiente de la vejez?

R: Todos somos seres sexuales, el deseo nos guía mientras estamos vivos. Claude (Claude Rich) encarna la búsqueda sexual de los mayores, pero en la relación entre Jane Fonda y Daniel Brühl también hay cierta ambigüedad sexual. Por eso quería al menos una secuencia de amor en la película: cuando vemos a la pareja interpretada por Géraldine Chaplin y Guy Bedos reconciliarse después de una discusión y hacer el amor.

EL HUMOR
P: ¿Cómo enfocó el humor en la película?

R: La vida en una comunidad como la que describo puede ser trágica y cómica a la vez. Todo el humor en la película nace de las dificultades que presenta la vida en común y de lo que significa envejecer. Siempre hay una pequeña catástrofe esperando a la vuelta de la esquina, y las situaciones divertidas en la comunidad de viejos amigos aparecen espontáneamente. No me gusta el humor obvio del que hacen gala ciertas películas. Prefiero que el humor se base en algo misterioso, sutil.

LA FAMILIA Y LA VIDA EN COMÚN
P: ¿Cree que compartir una casa con amigos es una buena solución para el problema de la vejez? ¿Los personajes lo hacen por idealismo o por necesidad?

R: Vivir en comunidad puede ser una aventura maravillosa. Mucha gente de la edad de mis personajes ha vivido experiencias similares en el idealismo comunitario de los setenta. Las personas de esa generación soñaban con pasar la vejez debajo del mismo tejado que sus amigos, pero muy pocos lo llevaron a la práctica. Personalmente, me gustaría hacerlo, pero soy consciente de que pueden surgir muchas dificultades.


P: ¿Qué dice su película acerca de la vida familiar?

R: Nuestra sociedad va a tener que hacer frente a una “invasión” de personas mayores en las próximas décadas, y deberá encontrar una solución. ¿Qué haremos con el resto de nuestras vidas si nuestros hijos no nos ayudan? Ha llegado el momento de enfrentarse a la pregunta, y no intentar evitarla. Antes, cuando los padres envejecían, quedaban automáticamente al cuidado de sus hijos. Pero desde Mayo de 1968, los ancianos ya no viven con sus familias.

CONVERTIRSE EN DIRECTOR
P: ¿Cómo se convirtió en director?

R: De joven me encantaban las películas de Bertrand Blier por su innovación y libertad en la narración. Soñaba con explorar la libertad que demostraba tener Blier y experimentar con situaciones surrealistas, contar historias con originalidad a mi manera. Cuando estudiaba Cine en Niza, me empezaron a interesar las comedias italianas de los sesenta y de los setenta de Ettore Scola, Dino Risi, Marco Ferreri y, más tarde, Nanni Moretti.

Actualmente me gusta mucho Pedro Almodóvar. No me limito a un solo género cinematográfico, disfruto tanto con un thriller estadounidense perfectamente construido como con una película de arte y ensayo lenta y misteriosa. Soy un espectador muy abierto.


P: ¿Cree que el cine popular puede hacer que el público reflexione sobre ciertos temas?

R: Quiero hacer películas originales que sean populares. Considero que mis películas son un intercambio con el público. Me parece que esta historia acerca de personas mayores no asusta a los espectadores, más bien se sienten intrigados por su amistad y sus deseos.

La película les ofrece la posibilidad de explorar el tema mientras disfrutan de la vertiente cómica de la historia. La combinación de estos dos aspectos ha abierto la película a un público más amplio. En Francia se tiende a separar el cine comercial de las películas de arte y ensayo. Sinceramente, no me apetece que me encasillen en cualquiera de las dos categorías.


P: Si viviera en una comunidad, ¿preferiría que fuese libertaria o colectiva?

R: Libertaria, claro. Creo que un grupo funciona mejor si cada uno se responsabiliza de sí mismo. Además, una comunidad no debe ser demasiado estricta. Si todos se ven obligados a respetar unas reglas draconianas, la vida no puede ser muy divertida, ¿verdad?


Acerca del director
Stéphane Robelin empezó a trabajar en cine en la década de los noventa como guionista y director de cortometrajes. Posteriormente realizó varios documentales, sobre todo para la cadena nacional francesa France 2. Su primer largometraje fue Real Movie (2004), estrenado en el Festival de Cine Underground de Danshanzi, en Pekín. ¿Y SI VIVIMOS JUNTOS? es su segunda película.

Filmografía escogida
2011 - ¿Y SI VIVIMOS JUNTOS?
2004 - REAL MOVIE (Largo)
2002 - SORTIR DE L’APARTHEID (Documental TV)
2000 - LE CURÉ DE LA SORBONNE (Documental TV)


La prensa ha dicho
20 Minutes: "Toca temas tabúes, como la dependencia y la sexualidad en la tercera edad".

Excessif: "Tiene la osadía de tratar un tema difícil con simplicidad, realismo y humor, barriendo tabúes. Convence".

Le Point: "Esta comedia toca con sutileza y alegría algo de lo que no suele hablarse: la vejez".

Marianne: "Una película viva, divertida y conmovedora".

Metro: "Una película conmovedora que regala sonrisas".

Le Figaroscope: "Una comedia dramática que rompe todos los tabúes acerca de la vejez".