Cinemanía > Películas > Frozen el reino del hielo > Comentario
Destacado: Danny Boyle dirige 'Yesterday', una película en modo Beatles con Himesh Patel y Ed Sheeran
Frozen el reino del hielo cartel reducido Frozen el reino del hielo(Frozen)
Dirigida por Chris Buck, Jennifer Lee
¿Qué te parece la película?

Un cuento épico de aventura y comedia. Largometraje animado por ordenador dirigido por Chris Buck ("Tarzán", "Locos por el surf") y producido por Peter Del Vecho ("Winnie the Pooh", "Tiana y el Sapo").

La película cuenta con canciones originales de dos grandes figuras de Broadway: Robert Lopez y Kristen Anderson-Lopez.


Comedia de aventuras para la gran pantalla inspirada en "La Reina de las Nieves", el cuento de Hans Christian Andersen.

La optimista y valiente Anna se une al rudo montañero Kristoff y a su leal reno Sven y juntos emprenden un viaje de proporciones épicas para encontrar a su hermana Elsa, cuyos poderes han congelado el reino de Arandelle sumiéndolo en un invierno eterno. Para salvar el reino, Anna y Kristoff lucharán contra los elementos enfrentándose a temperaturas extremas, trols místicos y a un desternillante muñeco de nieve llamado Olaf.

"Aunque 'Frozen. El Reino de Hielo' está inspirado en el cuento clásico de Andersen", dice el director Chris Buck, "es una historia muy nuestra por su estilo y su espíritu fresco y moderno. Es emocionante y rebosa acción, aventura, magia, además de deleitarnos con unos personajes inolvidables.

La directora Jennifer Lee, que escribió el guión adaptado añade: "La historia empezó con una idea muy sencilla: el poder de la familia. Pero se ha convertido en algo que abarca mucho más". "Contrapone el amor al mido a través de la aventura que vive una familia. Relata su lucha por superar el miedo y encontrar el verdadero significado del amor".

"Frozen. EL Reino del Hielo" está dirigida por Buck (“Tarzán”, “Locos por el surf”) y Lee (guionista, “¡Rompe Ralph!”), y producida por Peter Del Vecho (“Tiana y el sapo”, “Winnie the Pooh”). Presenta las voces de Kristen Bell (“Paso de ti”, “Hit and Run”, "House of Lies" de Showtime, "The Crucible" en Broadway) como Anna, Idina Menzel ("Wicked" y "Rent" de Broadway, “Encantada. La historia de Giselle") como Elsa, Jonathan Groff (“C.O.G” que se estrenó en el Festival de Cine de Sundance 2013, “Destino: Woodstock”, "Glee" de Fox, "Spring Awakening" en Broadway) como el montañero Kristoff, y Josh Gad (“Los becarios”, “Amor y otras drogas”, "The Book of Mormon" en Broadway) como el adorable hombre de nieve Olaf. El reparto de voces también incluye a Santino Fontana ("Cinderella" en Broadway", “Mi querida familia”, “Billy Elliot”) como Hans, un atractivo miembro de la familia real que conquista a Anna, Alan Tudyk (“¡Rompe Ralph!”, “42”) como el Duque de Weselton, Chris Williams (“Bolt”, “Prep & Landing”-historia de/EP) como Oaken, y Ciarán Hinds (“Juego de tronos”) como Grandpabbie.

“Siempre supimos que estábamos haciendo una película muy especial, casi mágica", dice el productor ejecutivo John Lasseter. "Estamos tremendamente orgullosos de esta película. 'Frozen. El Reino de Hielo' es un homenaje al legado de Walt Disney Animation Studios por su raíces clásicas pero sus magníficos personajes, su maravillosa historia y su fuerza visual están hechos para el público actual”.

Ambientado en el reino ficticio de Arendelle, "Frozen. El Reino de Hielo" cuenta con un impresionante telón de fondo que se inspiró en los espectaculares paisajes de Noruega, desde sus montañas cubiertas de nieve a sus apacibles fiordos." "El entorno juega un papel fundamental en nuestra historia", dice Lee. "Elsa tiene un poder mágico que le permite crear nieve y hielo pero no puede controlarlo y accidentalmente desencadena una gigantesca tormenta que amenaza a su país".

"Nuestro equipo superó todas las expectativas en lo que se refiere a la nieve y el hielo", añade Buck. "No es fácil hacer que el hielo resulte creíble en animación. Investigaron mucho y crearon una innovadora tecnología para lograr el aspecto que debía tener ese mundo. Lograron armar una película maravillosa que no se parece a ninguna otra".

Con una impresionante paleta de colores, "Frozen. El Reino de Hielo" se inspira en la singularidad de la arquitectura, la cultura y las tradiciones de Noruega y sumerge al público en un mundo asombroso y fascinante. Del Vecho afirma: "Esta historia tiene una dimensión épica con una extraña capacidad para atraparte, crees que ese lugar existe y sientes su magia. Te olvidas de que estás viendo una película.

“Es lo quiere lograr todo realizador, artista y animador de Disney", continúa diciendo Del Vecho. "En Walt Disney Animation Studios, películas como 'Enredados' y '¡Rompe Ralph!" nos han permitido alcanzar un nuevo nivel de perfección con 'Frozen. El Reino de Hielo', creando una historia de gran calado y con un tipo de personajes que son tan diferentes, tan novedosos, que consiguen llegar al público de manera extraordinaria".

"Frozen. El Reino de Hielo" llega a los cines en 3D el 27 de noviembre de 2013 con canciones originales de Robert Lopez, ganador del Tony® (“The Book of Mormon”, “Avenue Q”) y Kristen Anderson-Lopez (“In Transit”, “Winnie the Pooh”), y banda sonora original de Christophe Beck (“Los Muppets”, cortometraje "Paperman" ganador de un Oscar®).


El nacimiento de un clásico contemporáneo
Los realizadores elaboran una historia contemporánea con personajes tremendamente atractivos y elementos del famoso cuento

“Frozen. EL Reino de Hielo” abarca elementos clave de "La Reina de las Nieves" de Hans Christian Andersen, un cuento que se publicó por primera vez en 1845, que ya había interesado al mismísimo Walt Disney. Por supuesto, la idea era capturar el sentir de la historia original, pero dotándolo del espíritu moderno de los clásicos de Disney como "La Sirenita", otro de los cuentos de Andersen, que se adaptó para la gran pantalla en 1989. El director Chris Buck decidió asumir el reto hace unos años.

"La Reina de las Nieves" es la historia de la lucha entre el bien y el mal contada a través de un espejo que se rompe en mil pedazos y que provoca que Kai, un joven muchacho, vea todo lo malo que hay en el mundo. "Esa lucha nos inspiró y también el mensaje general que transmite", dice Buck. "También nos fijamos en Gerda, la chica del cuento que quiere salvar a Kai. Sus principales rasgos -optimismo, amor, fuerza y determinación- comenzaron a moldear el personaje que acabaría siendo Anna".

Pero el equipo de la historia se sentía intrigado por la Reina de las Nieves. Según Jennifer Lee, que se incorporó al equipo primero como guionista y después como codirectora con Buck, la versión de Andersen del personaje principal era bastante misteriosa. "Ella tiene un cariz más simbólico en la historia original", dice Lee. "Sabíamos que necesitaría tener su propia voz en 'Frozen. El Reino de Hielo' para que el público actual se identificase con ella.

“Queríamos que la película fuera actual e intemporal al mismo tiempo", continúa Lee. "Queríamos algo contemporáneo que entendiera todo el mundo y nos dimos cuenta de que muy a menudo, el miedo es lo que nos da una perspectiva negativa, lo que amenaza nuestras relaciones. Cada una de las escenas, a su manera, avala nuestros temas de la familia y el amor, y del amor verdadero en contraposición al miedo. Y es el miedo lo que impulsa a Elsa".

La incapacidad de Elsa para controlar su poder de crear nieve y hielo conduce a un trágico suceso cuando ella y Anna están jugando cuando son pequeñas. La magia de Elsa hace las delicias de la joven Anna. Hace un muñeco de nieve y las niñas juegan entre empinadas laderas de nieve dentro de su casa. Pero Elsa pierde el control de su magia y hiere a Anna. A partir de ese momento, Elsa vive temerosa de volver a hacer daño a Anna y decide apartarse de la persona a la que más ama en el mundo. "Anna, que no recuerda nada de lo que pasó, crece intentando llegar a Elsa", dice Buck. "Así que Anna se ve obligada a encontrar su propio camino durante gran parte de su vida".

"Representa a muchas de las chicas con las que crecí", dice Lee al referirse a Anna. "Podemos identificarnos con ella ya que representa una verdadera heroína de nuestro tiempo. Es fuerte y valiente -a su manera- pero también tiene debilidades. No es perfecta y eso me gusta de ella. Ha recorrido un largo camino hasta convertirse en lo que estaba destinada a ser: segura de sí misma, pero también graciosa con un sentido del humor muy suyo". Según Lee, Kristen Bell es la que le ha dado al personaje ese cariz desprovisto de artificio. "Kristen desprende una gran calidez y mucho humor. Es muy auténtica, muy Anna".

Del mismo modo, Idina Menzel aportó calidez y simpatía a lo que de otro modo hubiera podido ser un personaje frío -nunca mejor dicho-. "Idina tiene un timbre de vulnerabilidad en su voz", dice Buck. "Interpreta un personaje muy fuerte pero que vive presa del miedo. Así que necesitábamos a alguien que pudiera interpretar ambas vertientes del personaje e Idina ha estado increíble".

La historia de los lazos familiares rotos da un giro cuando Anna, que ahora ya es una joven, se enfrenta a Elsa, y sin buscarlo, libera las emociones reprimidas de su hermana y provoca un estallido glacial que revela al mundo el secreto que Elsa esconde hace tanto tiempo. Elsa huye de Arendelle, dejando en su estela un reino frío y gélido, y a una hermana que sólo quiere arreglar las cosas. El viaje de Anna para encontrar Elsa la lleva a buscar ayuda en Kristoff, un rudo montañero que no está por la labor de unirse a la aventura. Es posible que Kristoff (con la voz de Jonathan Groff) desconcierte al público, pero en el buen sentido. "Nos gustó la idea de un héroe atípico de Disney", dice Buck. "Es un tipo normal. Es desordenado, sucio e imprevisible. Vive en las montañas a las afueras de Arendelle y su mejor amigo es un reno llamado Sven". ".

“Kristoff es muy importante para la historia, porque no le importa poner en cuestión el punto de vista de Anna", dice Lee. "Sabíamos que íbamos a necesitar a alguien como Jonathan, alguien que gusta a la gente incluso cuando no está de acuerdo con ella. Y Jonathan era esa voz”.

“Todo el mundo cae rendido a sus pies", añade Buck. "Aporta un encanto irresistible al personaje. Es un chico normal, un hombre que no se complica la vida".

Kristoff y Anna se enfrentan a un clima extremo, a lobos, y a un muñeco de nieve extrañamente familiar llamado Olaf, que les desconcierta tanto a ellos como al público. "Cuando Elsa huye de Arendelle", dice Lee, "comienza a jugar con la misma magia que ha escondido durante tanto tiempo. El muñeco de nieve que crea proviene de los recuerdos de momentos felices que compartió con Anna cuando eran pequeñas. Olaf representa la inocencia más pura, la alegría de la infancia. Y cuando logramos infundirle esas cualidades, se convirtió en un personaje por sí mismo. Es divertido como sólo pueden serlo los niños. No lo afecta nada de lo que pasa en el mundo. Es el único personaje que no libra una batalla entre el miedo y el amor. Porque él es amor".

"Para el equipo de animación, Olaf era como una enorme caja de juguetes", añade Buck. "Está compuesto por tres bolas de nieve que pueden separarse y que se unen de diferentes maneras. Sus ojos se mueven, la nariz puede deslizarse hacia dentro y hacia fuera. Sus brazos de palo eran de quita y pon. Así que los animadores podían hacer de todo con él."

“Olaf atravesó muchas transformaciones durante su creación", dice Lee. "Tenía mucho potencial. Dimos con él en cuanto nos preguntamos: '¿Cómo piensa un muñeco de nieve? Empecé a escribir el personaje de Olaf como el de un pre-adolescente, de unos 12 años, que es bromista, directo, más sofisticado que un niño pequeño, pero sigue siendo muy inocente. Después, llegó Josh Gad y decidimos jugar con el personaje en la escena en la que Anna y Kristoff se encuentran por primera vez. Nos lo pasamos genial improvisando y descubriendo quién es Olaf en realidad. Fue perfecto. No volvimos a repetir esa escena.

"Hay algo muy conmovedor y emocional en Olaf que lo hace divertido de forma natural, sin esfuerzo", continúa diciendo Lee. "No creo que nadie hubiera podido hacer eso aparte de Josh".

“Queremos que los personajes y las situaciones sean el vehículo de la comedia y el drama”, añade el productor Peter Del Vecho. “Olaf es uno de los personajes más divertidos de la película, pero además tiene una visión del mundo muy inocente que le permite decir cosas que te llegan inmediatamente al corazón”.

Según Del Vecho, Olaf representa la auténtica belleza de “Frozen. El Reino del Hielo”. “Está repleto de sorpresas. Tiene todo lo que el público espera de una película de Disney, diversión y emoción, pero también se adentra en caminos inesperados. Eso es lo que me gusta de esta película”.


Un telón de fondo impresionante para una aventura épica
El espectacular paisaje de Noruega, su arquitectura y sus trajes tradicionales, y el Ice Hotel de Quebec inspiran la ambientación de la película

El guión de "Frozen. El Reino de Hielo" exigía un escenario espectacular, con hielo y nieve, castillos y montañas. Los realizadores tomaron como referencia el cuento original de Hans Christian Andersen ambientado en los países escandinavos. El equipo de producción se inspiró en Noruega para recrear el reino ficticio de Arendelle, que está situado en un fiordo, e incluye elementos de la arquitectura clásica, como la iglesia de madera. El majestuoso telón de fondo de las montañas es el escenario perfecto para el viaje de Anna y Kristoff.

“Es una especie de road movie por lo que los escenarios son una parte fundamental de la historia," dice el director Chris Buck. "Uno de mis primeros mentores fue un hombre llamado Eric Larson, que es uno de los Nueve Ancianos de Walt Disney. Eric siempre decía: "No tenemos que crear un mundo real, pero sí tenemos que crear un mundo creíble". Por eso, aunque nuestros escenarios no quieren ser una réplica de Noruega, queríamos caricaturizarlos y hacerlos a nuestra manera. Al público le resultará familiar y anclará a nuestros personajes en un lugar que tiene sentido”.

El director artístico Mike Giaimo añade: "Queríamos crear un mundo íntimo con una ambientación mágica y dinámica que las futuras generaciones reconocieran inmediatamente. Noruega ofrecía un contexto cultural que nunca habíamos explorado antes. Así que pensamos que sería genial mezclar sus paisajes espectaculares, su arquitectura y la estética de sus trajes tradicionales. Es el universo de una película clásica de Disney, pero es completamente nuevo".

Giaimo y su equipo se inspiraron en los trajes folclóricos bunad tradicionales de Noruega con sus diseños elaborados y coloridos. Rosemaling, un estilo de pintura ornamental muy común en la historia de Noruega, aparece en toda la película: en la ropa, en la arquitectura y también se trasluce en la magia de Elsa y en sus creaciones heladas.

Los realizadores comprendieron enseguida que cuando los poderes secretos de Elsa salieran a la luz, ella utilizaría su magia para construir un majestuoso palacio de hielo. "Enviamos a varios miembros del rodaje a la ciudad de Quebec a un Hotel de Hielo para averiguar cómo se refleja la luz en la nieve y el hielo", dice el productor Peter Del Vecho.

La estructura, que se construye cada año y sólo dura cuatro meses, está hecha de 15.000 toneladas de nieve y 500.000 de hielo. Algunas paredes tienen hasta 1,20 metros de espesor. "Hace frío", dice Buck, que lo visitó durante el rodaje. "Fue increíble ver cómo la luz del sol se refractaba a través del hielo. En ese momento supimos que el palacio de Elsa podía ser algo absolutamente espectacular".

Pero no fue fácil. "50 personas trabajaron en la tecnología necesaria para realizar un plano en el que Elsa construye su palacio", dice Lee. "Y el plano es tan complejo que se invirtieron 30 horas en realizar un fotograma. Es un ejemplo perfecto de lo mucho que este equipo ha puesto en la película. Y se nota. El resultado es increíblemente hermoso".


Datos curiosos

Cuéntame un cuento
¿QUÉ HE DICHO? – Una de las frases favoritas de Anna—“¿Qué he dicho?”— se incorporó al guión por cortesía de Kristen Bell.

DIVERSIÓN EN ESTADO PURO – Cuando el equipo de guionistas estaba desarrollando el personaje de Olaf, se dio cuenta de que ofrecía un sinfín de posibilidades. Y cuando se preguntaron cómo pensaría un muñeco de nieve dieron con Olaf: tenía que ser puro, sencillo e inocente. Su sentido del humor proviene de su forma tan simple de razonar.

SO SAMI – El personaje de Kristoff tiene muchas influencias de los Sami, el pueblo indígena autóctono del norte de Noruega.
- Los Sami se dedican a la cría del reno. Eso explica que el mejor colega de Kristoff sea un reno llamado Sven. Los realizadores visitaron una granja de cría de renos propiedad de los Sami en Roros, Noruega.
- En cierto momento, los realizadores le pusieron Thor al reno, pero abandonaron la idea debido a la repentina popularidad de ese nombre en la compañía.

ES UN LIMÓN – El caballo de Hans, que impide que Anna se caiga al agua antes de la coronación, tiene un nombre: Sitron, que significa “limón” en noruego.

Haz los deberes
¡DE ESO NADA! – El director artístico Mike Giaimo y su equipo viajaron a Noruega para empaparse del ambiente, familiarizarse con la arquitectura, investigar sobre la cultura y la mitología
local y reunir ideas para crear su reino ficticio de Arendelle. Visitaron fortalezas, castillos, tiendas, muesos, catedrales, fiordos y glaciares y lo hicieron en coche, en tren y en barco.
- Para recrear el castillo de Arendelle, el equipo visitó el castillo medieval de Akershus en Oslo, y el Palacio Real de Stiftsgården en la ciudad de Trondheim, uno de los mayores edificios de madera del norte de Europa. Costó casi 10,5 millones de euros en 1778.
- Los artistas hicieron excursiones en barco por Geirangerfjord y Sognefjord, que con sus 205 kilómetros, es el fiordo más largo de Noruega (y el tercero más largo del mundo). Los fiordos son uno de los mayores atractivos del paisaje noruego. De hecho, el Geirangerfjord y el Nærøyfjord están incluidos en la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO.

HASTA EL FONDO - Animadores y artistas de efectos viajaron a Jackson Hole, en Wyoming, para experimentar las profundidades de la nieve. Se vistieron con diferentes prendas, incluyendo faldas largas, para capturar el impacto creado por sus pasos y cómo interactúa la nieve con la ropa.

DÍA DEL RENO – Los realizadores se trajeron un reno de verdad a los Walt Disney Animation Studios para estudiar la fisionomía y la gestualidad del animal que después caricaturizaron en Sven, el colega reno de Kristoff en "Frozen. El Reino del Hielo".

- El reno utilizó una técnica inesperada para rascarse la oreja: usó sus patas traseras, como hacen los perros. Así que Sven también adoptó esta técnica.

- El reno se adapta muy bien a la nieve y al frío y puede reducir la temperatura de sus patas a niveles que rozan la congelación, para mantener su calor corporal constante en condiciones climáticas extremas. También son sorprendentemente rápidos; una nueva cría de reno puede superar fácilmente a un hombre, lo que explica por qué Kristoff confía en Sven cuando necesita llegar hasta Anna rápidamente.

CASA DE HIELO – Varios miembros del equipo de producción viajaron al Ice Hotel de Quebec buscando ideas para el palacio de hielo de Elsa en “Frozen. El Reino de Hielo”. Aunque a los artistas les entusiasmó la arquitectura helada, ninguno quiso pasar la noche en las gélidas habitaciones.

QUE NO PARE DE NEVAR – Para perfeccionar la magia helada de Elsa, realizadores pidieron al Dr. Thomas Painter, un científico del Laboratorio de Propulsión a Chorro de Pasadena conocido como "Dr. Nieve" que les ilustrara sobre la composición molecular de los copos de nieve.

- El 80% del agua dulce de la tierra está congelada en forma de hielo o nieve. La nieve es incolora y transparente, pero la luz que se refleja de manera uniforme en los cristales del copo de nieve le da su aspecto blanco.

- Aunque el invierno eterno que cayó repentinamente sobre Arendelle en "Frozen. El Reino Helado" compite con cualquier registro de nieve, la mayor nevada en un solo día se produjo en Silver Lake, Colorado, en 1921 y alcanzó 1,92 metros. Se sabe que se puede superar esta cifra en lugares más remotos pero nadie ha ido hasta allí para medirlo.

LA VERDAD ES QUE SE PARECE BASTANTE – Para salpicar el guión con palabras, acentos y frases auténticamente noruegas, los realizadores acudieron a Jackson Crawford, que enseña nórdico antiguo, mitología y sagas escandinavas e historia de los vikingos en la UCLA. Sus investigaciones se centran en la historia del nórdico antiguo y del noruego.

- La película también cuenta con el auténtico kulning noruego, un silbido melódico que utilizan los pastores para llamar a cabras y ovejas en los pastos de montaña. La cantante noruega y aspirante a compositora de cine Christine Hals realizó las distintas voces de la película.

En términos técnicos
MUY ESPECIAL – Una película animada normal tiene efectos especiales en el 45% de sus planos. Sin embargo, como casi todo "Frozen. El Reino del Hielo" discurre en medio de una tormenta de invierno y la nieve y el hielo son considerados efectos especiales, se puede decir que "Frozen. El Reino del Hielo" es extra -casi exclusivamente- especial.

ES UNA LARGA HISTORIA – La escena en la que Elsa sale al balcón de su recién construido palacio de hielo tiene 218 fotogramas e incluye el fotograma que costó más tiempo. Se emplearon nada menos que 132 horas en realizarlo (que es más de cinco días).

Qué estilazo
GLAM NORUEGO – El director artístico Mike Giamo mezcla la ropa popular tradicional noruega con la era dorada de Hollywood y con una paleta de colores vivos que consiguen que el vestuario de "Frozen. El Reino del Hielo” tenga un look fantástico.

STYLIN’— Para lograr el look de Elsa cuando huye del reino, los realizadores invitaron al peluquero de celebridades Danilo a los estudios de Burbank para experimentar con diferentes estilos y recrear la nueva osadía de Elsa.

ROSAS POR TODAS PARTES – Rosemaling, un estilo de pintura ornamental muy común en la historia de Noruega, aparece en toda la película: en la ropa, en la arquitectura y también se trasluce en la magia de Elsa y en sus creaciones heladas.

Por último pero no menos importante
¡DING! – En las dailies de animación, los animadores se sentaban en una "silla de la verdad" roja y presentaban sus tomas a los directores para obtener feedback. Si a los directores les gustaba y no hacían comentarios, tocaban una campana -¡aprobado!- y todo el mundo aplaudía.