Cinemanía > Películas > Los juegos del hambre: En llamas > Comentario
Destacado: Tom Holland vuelve a interpretar al Hombre Araña en 'Spider-Man: Lejos de casa'
Los juegos del hambre: En llamas cartel reducido final Los juegos del hambre: En llamas(The hunger games: Catching fire)
Dirigida por Francis Lawrence
¿Qué te parece la película?

Dirigida por Francis Lawrence, a partir de un guión de Simon Beaufoy y Michael deBruyn, basado en la novela "En llamas", de Suzanne Collins, y producida por Nina Jacobson y Jon Kilik. La novela es la segunda de una trilogía que tiene más de 50 millones de ejemplares impresos sólo en Estados Unidos.


"En el 75 aniversario de los Juegos del Hambre... Los tributos elegidos saldrán del grupo de los vencedores" - Presidente Snow de Panem


Katniss Everdeen nunca se había jugado tanto. Parece que fue ayer cuando la joven luchaba por sobrevivir en la infame competición al estilo de los gladiadores en la que su tiranizado distrito se ve obligado a participar anualmente. Pero, ahora, se acerca una vez más el momento de los Juegos del Hambre de este año. Y en esta ocasión toca una edición muy especial de aniversario, el Vasallaje de los Veinticinco, que obligará a competir entre sí a los vencedores más famosos de ediciones anteriores, incluida la propia Katniss, que jamás imaginó que se encontraría de vuelta en la arena convertida en una persona cambiada por las experiencias vividas.

LOS JUEGOS DEL HAMBRE: EN LLAMAS sigue la línea iniciada en 2012 con el monumental éxito de taquilla "Los juegos del hambre", con un nuevo capítulo del fenómeno mundial suscitado por los bestsellers de Suzanne Collins, que continúa la historia y profundiza en ella. La primera película, que cosechó grandes elogios de la crítica, presentó a los espectadores el fascinante mundo distópico de Panem, en el que cada año doce distritos oprimidos se ven obligados a enviar a una pareja de jóvenes adolescentes para competir en una prueba de pura supervivencia en el fastuoso Capitolio de la nación. La ganadora del Oscar® Jennifer Lawrence encarnó a la reticente heroína de 16 años de la historia, Katniss Everdeen, en su esfuerzo por sobrevivir ante decisiones imposibles en la arena de los Juegos del Hambre, poniendo de manifiesto un intenso vínculo con su personaje.

Menos de un año después, cuando el equipo se reunió para trasladar el segundo libro de la trilogía de Collins a la gran pantalla, no tenía intención de dormirse en los considerables laureles. Se sumieron en una nueva etapa de la historia de Panem y de los dilemas morales cada vez más complicados a los que Katniss debe hacer frente, con la misma fidelidad al relato que les había servido de guía desde el primer momento, así como con su deseo de llegar aún más lejos.

La película, con una historia que fuerza a Katniss a vivir una experiencia que jamás podría haber imaginado, al obligarla a participar en unos segundos Juegos del Hambre, llevó al reparto y al equipo a territorios técnicos y emocionales previamente inexplorados. Al inicio de la trama, Katniss emprende junto a su compañero tributo, Peeta, la Gira de la Victoria por los distritos de Panem, pero luego se verán reclutados para tomar parte en unos juegos creativamente ideados para acabar con ellos. Estos elementos proporcionaban al equipo de la película una emocionante oportunidad para llevar más allá la narración y los personajes, sin dejar en ningún momento de mantenerse fieles a lo que había despertado Collins en la imaginación de sus lectores de todo el mundo.

"Queríamos ser tan ambiciosos con esta película como lo fuimos con la primera y seguir asumiendo riesgos creativos", asegura la productora Nina Jacobson, que repite en esta nueva entrega. "Hemos intentado respetar la esencia básica de 'En llamas' del mismo modo que lo hicimos con 'Los juegos del hambre'".

Erik Feig, presidente de producción de Lionsgate, agrega: "'En llamas' es una historia muy distinta a 'Los juegos del hambre'. Katniss se ve empujada, literalmente a una competición de nivel superior, y no sólo vemos cómo se ve sometida a una presión cada vez mayor, sino también cómo se preocupa cada vez más por los demás. Nos pareció una oportunidad cinematográfica maravillosa para dar vida a su mayor complejidad interior y a la mayor la escala visual".

Mientras se descubre poco a poco cómo Panem va camino de sufrir profundos cambios en LOS JUEGOS DEL HAMBRE: EN LLAMAS, Katniss también se encuentra a medio camino entre la chica indecisa que era y la joven en que se va a convertir.

"Nos hace mucha ilusión poder seguir avanzando en la evolución de Katniss como personaje", afirma Jacobson. "Vemos cómo se va transformando en alguien que domina mucho más su propio destino, en lugar de ser un peón al servicio de intereses ajenos. Podemos observar cómo se despierta en ella una conciencia social y ética, a la vez que vemos esa reticencia tan humana que siente a la idea de convertirse en una heroína, cuando en el fondo lo único que de verdad quiere hacer es volverse a casa".


Katniss sumida en el caos
Los acontecimientos de "Los juegos del hambre" llevaron a Katniss Everdeen a lo que ella creía que eran sus límites tanto en el aspecto físico como en el emocional, por lo que lo único que quería después de semejante experiencia era regresar por fin con su familia y su mejor amigo, Gale Hawthorne. Pero Katniss no podrá volver a casa, por mucho que venciera contra todo pronóstico. Ahora es una persona distinta, una chica angustiada por sus recuerdos, por el control que continúa teniendo el Capitolio sobre su vida, por el constante peligro en que siguen viviendo sus seres queridos. Y lo que es más, ahora es una figura pública, tanto si le gusta como si no. No sólo es la célebre "chica en llamas" del Capitolio, sino que se está convirtiendo en un símbolo que sirve de inspiración para unos y en un peligroso enemigo para otros.

Ahora, al verse reclutada por segunda vez para participar en los 75º Juegos del Hambre, todo ello lleva a Katniss a un nuevo lugar en su mente y en su alma. Tan rebelde y tremendamente independiente como siempre, su trayectoria en LOS JUEGOS DEL HAMBRE: EN LLAMAS la lleva a lidiar con la doble naturaleza del heroísmo, tanto la carga que supone como, al mismo tiempo, el poder que conlleva.

El papel vuelve a estar interpretado por Jennifer Lawrence, cuya carrera ha despegado desde el estreno de "Los juegos del hambre", además de recibir recientemente el Oscar® a la "Mejor actriz", entre otros galardones, por interpretar a la complicada viuda 'Tiffany Maxwell' en la célebre cinta de David O. Russell "El lado bueno de las cosas (Silver Linings Playbook)".

A Lawrence le encantó encarnar al personaje en la gran pantalla en la primera entrega y en LOS JUEGOS DEL HAMBRE: EN LLAMAS, llevó a la joven a veces desinteresada y a menudo astuta que interpreta por momentos oscuros y confusos, para hacerla evolucionar hasta alcanzar un nuevo nivel de madurez y fuerza.

"Katniss sigue siendo un personaje que adoro, pero lo que tiene en juego esta vez es muy distinto", señala Lawrence. "En la primera película, era una heroína indecisa que lo único que quería realmente era salvar a su familia, pero ahora soporta una carga mucho mayor. Siente una responsabilidad hacia todas esas personas que cuentan con ella, aunque tenga ciertos problemas con eso, porque no es ni mucho menos lo que quería".

Como vencedora, a Katniss le prometieron una vida sin tener que volver a preocuparse por tener que volver a tomar parte en los juegos nunca más. Pero las reglas han cambiado. Cada Vasallaje de los 25 (cada 25 años se celebra de manera especial el triunfo del Capitolio sobre los distritos rebeldes) los juegos siguen unas instrucciones especiales, y este año dicen que los participantes tendrán que ser antiguos vencedores, una maniobra que Katniss sospecha está dirigida específicamente contra ella. "Creo que Katniss estaba empezando a aceptar que tenía estrés postraumático y estaba intentando superarlo, sólo que ahora tendrá que afrontar lo inimaginable: volver a los juegos", explica Lawrence.

Al volver a meterse de lleno en el personaje y sus matices, Lawrence era plenamente consciente de que Katniss estaba tratando de asumir todas las experiencias vividas y todo lo conseguido, así como su recién alcanzada fama y la aparente capacidad de esta para sembrar el caos. "En JUEGOS DEL HAMBRE: EN LLAMAS, Katniss se vuelve muy consciente de toda la gente que la observa, que cuenta con ella, y todo eso se vuelve muy real para ella", comenta la actriz. "Siente que tiene que decidir entre salvar a su familia o luchar por su gente".

Katniss también debe hacer frente a una relación cada vez más compleja con su compañero tributo, Peeta Mellark, con quien se le vincula ahora como pareja, lo que incluye unos fastuosos planes de boda, como parte de la maquinaria publicitaria del Capitolio, pese a sus intensos sentimientos por Gale, que la espera en casa, en el Distrito 12. Por mucho que quiera retroceder en el tiempo a un momento en el que las cosas fueran mucho más sencillas con Gale, no puede. "Ahora todo parece distinto para Katniss", observa Lawrence. "Hay cosas sobre su vida que Gale ya no es capaz de entender, mientras que antes solía comprenderlo todo. Y ahora hay partes de su vida que únicamente Peeta puede entender".

Estos juegos también son distintos para Katniss, en parte porque ahora es una veterana que llega a ellos muy consciente de los peligros y amenazas. Pero también llega a ellos en una condición nada familiar para ella: la de favorita. "Estos juegos son sin duda distintos, porque todos han pasado antes por ellos. Todos tienen experiencia", apunta Lawrence.

Esta vez, el terreno en el que lucharán también es nuevo y desconocido, así como inconcebible para Katniss. "Esta arena es algo con lo que Katniss no se ha encontrado jamás", prosigue Lawrence. "Se crió en los bosques, así que esa fue siempre su especialidad. Pero esto es todo nuevo para ella: una selva, y encima una selva especialmente siniestra. La selva se convierte en otro mortífero adversario más".

Al igual que debe hacer Katniss, Lawrence volvió a meterse de lleno en la intensa preparación física necesaria para afrontar estos juegos, más exigentes aún que los anteriores, y pasó horas practicando con el arco y puliendo toda una serie de movimientos y habilidades de estilo parkour. "Las escenas de acción de esta película son realmente fantásticas, así que mereció la pena invertir esos meses extra de preparación para poder hacerlas", asegura.

El intenso proceso de meterse en la atormentada piel de Katniss para hacer frente a dilemas cada vez más complicados recibió todo el apoyo del director Francis Lawrence (con el que no guarda parentesco alguno). "Tiene una imaginación enorme y se le da estupendamente crear distintos mundos que consigan calar realmente en los espectadores", comenta la actriz. "Me pareció que entendía perfectamente la historia y resultó muy liberador trabajar con él".

Francis Lawrence quedó por su parte cautivado con el firme compromiso de Jennifer de hacer justicia a Katniss en esta nueva etapa de su vida. "Jennifer encarna perfectamente al personaje", opina el director. "Y muestra muchas facetas nuevas en esta película. Hay oportunidad de ver crecer verdaderamente a Katniss como persona. Resultó fascinante observar a Jennifer a lo largo de todo el proceso, porque interpretar a Katniss es algo que le sale de manera sumamente natural. Su estilo como actriz es muy instintivo y, cuando se pone a ello, se pone de verdad".

El productor Jon Kilik agrega: "Lo más importante para nosotros era mantener la fidelidad e integridad de Katniss, algo que Jennifer hace posible. Está tan metida en la cabeza de Katniss que hasta el último gesto que hace parece real y sincero. Su técnica es invisible, lo que resulta asombroso a tan pronta edad. Cada día de rodaje, lograba sorprendernos, cada día era capaz de llegar un poco más lejos o dotar a Katniss de una nueva faceta. Siempre descubría algo nuevo y nunca se repetía".


Panem, ampliada
"Los juegos del hambre" presentó a los espectadores el original a la vez que inquietantemente familiar mundo de Panem, con sus distritos esclavizados, en los que la vida es muy dura, y el llamativo Capitolio, lleno de oropel y glamour, y su dependencia de espectáculos televisados para distraer a la gente. LOS JUEGOS DEL HAMBRE: EN LLAMAS se encarga de ampliar los horizontes de Panem, para desvelar mucho más de esa nación oprimida en la que está a punto de estallar una rebelión de lo que ha habido ocasión de ver hasta la fecha en la gran pantalla. Dados el cuidado y la creatividad necesarios para dar vida a todo ello, los productores se pusieron a buscar un director que pudiera aportar su propia visión personal y que comprendiera además por qué la gente se identifica tanto con los personajes y el mundo ficticio creados por Collins.

Encontraron esa combinación en Francis Lawrence, que hizo visceralmente real otra clase distinta de mundo apocalíptico en la épica cinta de ciencia ficción "Soy leyenda", protagonizada por Will Smith. "Buscábamos a alguien que sintiera verdadera pasión por los libros y por este libro en concreto", recuerda Nina Jacobson. "Desde nuestra primera conversación, Francis entendía tan bien a los personajes y la dinámica entre ellos que nos convenció".

Jon Kilik agrega: "Francis no sólo sentía una profunda conexión con el material, sino que también veía cómo seguir creciendo a partir de las bases sentadas por la primera entrega. Era magnífico poder contar con alguien que tuviera una visión sobre cómo poder ampliar y desarrollar la historia".

Lawrence abordó la película como una oportunidad para que los espectadores pudieran aventurarse y profundizar en el corazón de Panem, tanto su Capitolio como su gente. "LOS JUEGOS DEL HAMBRE: EN LLAMAS amplía el mundo de Panem, y permite descubrir más sobre los personajes, mientras la historia los obliga a avanzar", explica. "Es la película más compleja desde el punto de vista técnico que he hecho hasta ahora, y sin embargo creo que lo más alucinante de ella es sencillamente la fuerza de la propia historia. Estoy muy orgulloso de lo emotiva que es. Los fans van a disfrutar viendo muchas facetas nuevas de Panem, pero al mismo tiempo es una historia que se sostiene por sí misma".

Para asegurar que todas esas relaciones fueran lo más auténticas posibles, el director colaboró muy estrechamente con la propia Suzanne Collins, para pulir lo que ya era un guión muy sólido de Simon Beaufoy y Michael deBruyn. "Nunca habrá nadie que conozca el mundo de Panem y sus personajes tan bien como Suzanne, y sé que a la gente le importa mucho y confía en la opinión de Suzanne sobre todos ellos", comenta Lawrence. "Se convirtió en una parte vital para encontrar la mejor manera de contar esta parte de la historia".

La oportunidad de permitir a los espectadores vivir una experiencia visceral en una nueva e imaginativa arena también entusiasmaba a Lawrence, y sirvió para avivar su creatividad cinematográfica. Desde tormentas eléctricas a una lluvia de sangre o una Cornucopia girando a lo loco, así como una secuencia culminante que lo cambia todo, Lawrence disfrutó con los retos. "Esta arena no se parece a ninguna otra", describe. "Los vigilantes de los juegos pusieron especial cuidado a la hora de crearla y tiene un papel importante en nuestra historia. Es una arena muy interactiva y sus secretos la hacen mucho más peliaguda".

Pero lo más emocionante para Lawrence fue la oportunidad de mostrar las esperanzas y preocupaciones más íntimas de los personajes de Collins, sobre todo de Katniss, de una forma que no se había visto jamás. Al empezar el Vasallaje de los Veinticinco, Katniss y Peeta cuentan esta vez con la sabiduría, la capacidad física y el escepticismo obtenidos en sus primeros juegos, pero deberán llevar todas esas cualidades a un nuevo nivel si esperan salir con vida de esta. "Todos estos tributos ya han ganado antes unos juegos, así que son más inteligentes, más hábiles y espabilados a la hora de crear alianzas", observa el director. "Las alianzas se convierten en un tema importante para Katniss y Peeta en esta historia, mientras intentan dilucidar en quién pueden confiar y en quién no".

Pero Katniss deberá afrontar sola la presión que supone convertirse en el mayor símbolo de esperanza de la nación. Para Lawrence, la reticencia de Katniss a que nadie, y mucho menos los millones de personas que buscan algo de luz entre la chusma de los distritos de Panem, la vea como una heroína forma parte de lo que la hace tan querida como personaje moderno. "Es uno de los aspectos con el que creo que todos nos identificamos con Katniss; siente una necesidad muy personal de proteger a su propia familia, que no es una necesidad egoísta, pero entra en conflicto con lo que ahora se pide de ella. No quiere que la gente la admire, porque ya tiene bastante de lo que preocuparse con lo suyo, pero se va dando cuenta de que tampoco puede evitar eso. Es lo que verdaderamente la hace tan creíble como personaje, que nunca se propuso convertirse en el héroe de nadie", observa.

Dado que LOS JUEGOS DEL HAMBRE: EN LLAMAS profundiza aún más en el mundo y en las relaciones de Katniss, Lawrence optó por utilizar la tecnología cinematográfica existente que mejor permite sumergirse en el mundo que refleja: las cámaras IMAX®. Puso a trabajar las cámaras de gran tamaño al empezar los juegos, lo que permitió dotarlos de una frenética inmediatez. "Quería que la arena resultara una experiencia lo más visceral posible, como puede apreciarse desde el propio punto de vista de Katniss", explica. "Ver el mundo a través de IMAX® permite ampliar la pantalla y que te sientas dentro de las imágenes".

Además de los interminables retos creativos de la película, también supuso un gran placer para Lawrence el simple hecho de trabajar con un elenco tan variado y lleno de talento. "Era un reparto de lo más extraordinario, y ha sido muy divertido ver a cada uno aportar su propia mezcla de humor, humanidad y emoción a unos personajes tan increíbles", resume Lawrence. "Todos tienen personalidades muy definidas y dinámicas".


Quién es quién: Personajes que regresan

Peeta Mellark: tributo del Distrito 12
Al igual que Katniss se verá obligada a regresar a la arena de los Juegos del Hambre y hacer frente a todas las cuestiones que plantea la lucha por la supervivencia una segunda vez en LOS JUEGOS DEL HAMBRE: EN LLAMAS, también tendrá que hacerlo Peeta Mellark, su compañero tributo y vencedor inesperado de la edición anterior. Josh Hutcherson vuelve a interpretar el papel y comenta al respecto: "Resultó muy emocionante volver a encarnar a estos personajes, pero en un tipo de historia y un momento de sus vidas completamente distintos".

Hutcherson ve a Peeta, al igual que Katniss, esforzándose todavía por superar todo lo que tuvieron que ver y pasar para sobrevivir, pese a disponer de todo tipo de comodidades en la Aldea de los Vencedores. Aún no se ha recuperado de sus sentimientos románticos no correspondidos hacia Katniss, así que le parece bastante agridulce tener que emprender una "Gira de la Victoria", sumamente prefabricada y perfectamente preparada, en la que ambos deben fingir estar locamente enamorados. "Nos resulta muy duro que nos hagan desfilar contra nuestra voluntad", comenta. "Hemos estado intentando ambos retomar nuestra antigua rutina pero ahora somos distintos, somos famosos y tampoco resulta nada fácil volver a casa después de vivir experiencias tan intensas. Están pasando los dos por una gran transición, desde luego".

Parte de esa transición supone tratar de descubrir qué significan el uno para el otro. "A estas alturas, Peeta se ha dado cuenta de que Katniss sólo fingía estar enamorada de él durante los juegos para poder sobrevivir y volver con su familia", señala. "Pero Peeta está enamorado de ella desde siempre, y siempre lo estará. Eso es lo que hace tan interesante su relación".

Y esa relación pasará pronto por más pruebas, giros y vueltas cuando Peeta se presente voluntario (en lugar de Haymitch Abernathy) para ser el tributo varón junto a Katniss en los juegos del Vasallaje de los Veinticinco. Esta vez, Peeta intentará hacer que Katniss confíe más en los demás. "Esta vez es todo muy distinto de la primera, porque aunque entonces pensaron que iban a la arena solos, ahora están descubriendo la importancia de establecer estrechas alianzas", explica.

Hutcherson atribuye a Francis Lawrence el mérito de dotar de buenas dosis de emoción y dinamismo a la electrizante acción de estos Juegos del Hambre de las estrellas. "Francis estaba muy bien preparado, se mostró con muchas ganas de colaborar y, siempre que se te ocurría alguna idea, decía: 'Probémoslo'. Sabe lo que quiere pero, al mismo tiempo, está dispuesto a cooperar contigo si tienes un punto de vista distinto sobre cualquier cuestión. Esta película es mucho más grande, pero no deja por ello de prestar atención a cada detalle".

Gale Hawthorne: minero del Distrito 12
Liam Hemsworth vuelve a interpretar a Gale, alma gemela de Katniss, a quien se vio obligado a dejar atrás cuando se presentó voluntaria en sustitución de su hermana para los 74º Juegos del Hambre. El actor explica que la vida de Gale ha sufrido un profundo cambio desde que la joven se marchara y regresara convertida en vencedora. "Gale trabaja ahora en las minas y sigue intentando sobrevivir. Pero su ira va creciendo más y más cada día por culpa de todo lo que el Capitolio hace a los distritos y creo que ya empieza a sentir cierta obligación de hacerles frente", comenta Hemsworth.

Por otro lado, Gale no tiene nada claro en qué situación se encuentra con Katniss. Hemsworth observa que "Gale siente que va un poco a ciegas. No está seguro del lugar que ocupa en la vida de ella ahora que ha cambiado tanto. Al mismo tiempo, cuando ve que su mejor amiga tiene que volver a los juegos, creo que algo se despierta en su interior. Resulta emocionante para mí porque toda la historia de Gale se está volviendo más compleja".

Su estrecha colaboración con Jennifer Lawrence hizo aún más interesante esa nueva complejidad, según Hemsworth. "Somos grandes amigos y eso siempre ayuda a reforzar la química en pantalla. Siempre está tan llena de energía y es tan auténtica, que hace que todo resulte más fácil para todos los que la rodean".

A Hemsworth también le encantó tener la oportunidad de consultar a la propia Suzanne Collins mientras preparaba el papel de Gale y su evolución como personaje. "Ha participado mucho en ambas películas, lo que es genial, porque así se asegura la fidelidad de la película a los personajes", sostiene. "Es una mujer realmente encantadora y me comenta a menudo lo mucho que le gusta el personaje de Gale. Eso significa mucho para mí e hizo que me esforzara mucho más, porque quería que estuviera contenta con el personaje, al igual que los millones de fans".

Effie, Cinna y Haymitch: el equipo de Katniss y Peeta
También regresan para confortar y ayudar a Katniss y Peeta ante la injusticia de tener que participar en unos segundos juegos los miembros clave del equipo que se encargó de prepararlos a ambos para la victoria en los 74º Juegos del Hambre: el ingenioso estilista Cinna, el astuto mentor Haymitch y la efervescente encargada de relaciones públicas Effie.

"Estaba deseando volver", afirma Lenny Kravitz, el actor y estrella del rock que, en su papel de Cinna, asume nuevos riesgos en esta película, al dotar al conjunto más deslumbrante de Katniss de ciertos toques de rebelión. "Esta vez, Cinna parece más contenido. Pero, en vez de rebelarse abiertamente, dice lo que tiene que decir a través de su trabajo y en lo que significan sus creaciones para Katniss. Entre Katniss y él se ha forjado una relación duradera. La joven confía en él, algo que sigue apreciándose en esta entrega. Él está completamente entregado a Katniss y piensa hacer cuanto esté en su mano para asegurarse de que sobreviva al siguiente capítulo".

Puesto que interpreta al diseñador de Katniss, Kravitz quedó especialmente encantado con el vestuario de LOS JUEGOS DEL HAMBRE: EN LLAMAS. "Nuestra diseñadora de vestuario, Trish Summerville, hizo un trabajo asombroso", afirma. "En cuanto a Cinna, encontró muchas cosas que yo mismo llevaría en la vida real, así que Cinna y yo nos hemos aproximado un poco más en lo que a moda se refiere".

En su papel de Haymitch Abernathy, el antiguo vencedor de los juegos con fama de inestable, Woody Harrelson, candidato al Oscar® en dos ocasiones, también tenía sus propios retos que afrontar en LOS JUEGOS DEL HAMBRE: EN LLAMAS. "Haymitch lleva más o menos de juerga desde los 74º Juegos del Hambre", confiesa Harrelson. Pero, cuando Katniss y Peeta se ven obligados a volver a la arena, recobra la sobriedad y ofrece a ambos una ayuda que resultará fundamental.

"Creo que le preocupa mucho tener que volver a ejercer de mentor de los dos, pero se da cuenta de que esta vez es mucho más importante, porque se encuentran en un momento verdaderamente crucial de sus vidas, de su relación y de la historia de Panem", explica Harrelson.

Para Harrelson, fue especialmente divertido reunirse con Jennifer Lawrence y Josh Hutcherson. "En la primera película, nos estábamos conociendo todos, pero ahora somos como viejos amigos", sostiene. "Estoy deseando que los espectadores nos vean a todos haciendo lo nuestro, con más drama todavía y una acción más innovadora. Pueden esperar muchas cosas estupendas".

Elizabeth Banks, en su papel de la inimitablemente bulliciosa Effie Trinket, siempre vestida de punta en blanco, estaba absolutamente encantada de volver a meterse de lleno en la vistosidad del personaje. "Me encanta hacer de Effie", proclama. "Me encanta el pelo, el maquillaje, la ropa... toda la transformación. Me encanta que Effie proporcione una buena dosis de alivio cómico entre todos esos momentos tan intensos y emotivos. Y ofrece otro punto de vista sobre el mundo de Panem y una forma divertida para el público de descubrir todo ese aspecto".

En LOS JUEGOS DEL HAMBRE: EN LLAMAS, Effie es la responsable de hacer que la Gira de la Victoria parezca un espectáculo perfecto de felicidad absoluta, tarea nada fácil dados los tiempos que corren en Panem. "Es la responsable de todo lo que pasa", explica Banks. "Pero, al emprender su gira, todos tienen ocasión de ver realmente, de primera mano, el efecto que Katniss y Peeta están teniendo en los distritos".

Y entonces, cuando Effie empieza a sentirse más cercana a Katniss y Peeta, las reglas cambian de repente y los vuelven a reclutar, algo a lo que ni siquiera ella le puede buscar el lado positivo. "Creo que Effie se siente estafada de un modo que nunca se había sentido nunca", opina Banks. "Como ciudadana del Capitolio, nunca ha tenido que experimentar los sentimientos que viven los distritos cada año cuando llegan los Juegos del Hambre. Ahora, de pronto, se siente como un progenitor afectuoso que vio a los dos jóvenes competir magníficamente en los juegos y ganar, y considera que se merecen todo lo que el Capitolio les garantizó. La injusticia y sinrazón del Vasallaje de los Veinticinco afecta a Effie de una forma inesperada. Se puede ver que bajo todo ese glamour, tiene buen corazón".

En cuanto a lo que los fans pueden esperar de LOS JUEGOS DEL HAMBRE: EN LLAMAS, Banks resume: "La verdad es que es sobre la idea de estallar en llamas. Es sobre el viaje de Katniss, de un pequeña ascua a algo que empieza a propagarse y a envolver a todo el mundo".

Presidente Snow y Caesar Flickerman: el poder del Capitolio
En el despótico centro del Capitolio de Panem seguimos encontrando al presidente Snow, papel que vuelve a interpretar Donald Sutherland con una vileza aún más carismática, en su empeño por impedir que el poder y la popularidad de Katniss sigan aumentando en los distritos. Sutherland dice que, por frío que pueda parecer Snow, es un personaje que no deja de resultarle interesante. "Siento afecto por Coriolanus Snow", confiesa el actor. "Es un político muy hábil. Puede que a veces tenga que matar a alguien, pero me fascina la precisión con la que trabaja".

En cuanto a la opinión que Katniss le merece al presidente, Sutherland comenta: "Creo que la ve como la encarnación misma de una amenaza, y le encanta. Para él, es como una partida mágica de ajedrez en la que intenta vencer a una criatura exquisitamente intuitiva que lucha por su libertad. Es consciente de lo frágil que es la estructura de la sociedad que gobierna y sabe que se vendrá todo abajo si permite que esta simple chispa prenda fuego".

Sutherland estaba especialmente entusiasmado de volver a trabajar con Jennifer Lawrence, como la rival ya no tan inocente de Snow. "Me encantó volver a ver a Jennifer", asegura. "Posee un enorme talento. Lo hace todo de manera visceral y es algo exquisito de ver".

Cuando el presidente Snow pone en marcha los juegos del Vasallaje de los Veinticinco, la figura de la televisión Caesar Flickerman tendrá que encargarse una vez más de dar color y energía a un proceso que ha enfurecido a todos los vencedores, y tratar de convertir su inminente pesadilla en un gran espectáculo televisivo. "Ha sido estupendo volver", declara Stanley Tucci sobre su segunda intervención en el papel del llamativo personaje, tan ducho con los medios. "Es muy divertido interpretar a este tipo de personajes tan teatrales y desbordantes. Al mismo tiempo, las diferencias entre lo que dice Caesar y lo que está pasando realmente en LOS JUEGOS DEL HAMBRE: EN LLAMAS son bastante inquietantes".

Aun así, Tucci señala que Katniss quizá tenga ventaja en esta ocasión con la maquinaria de relaciones públicas del Capitolio. "Esta vez se muestra más astuta todavía", comenta. "Y creo que demuestra que de verdad entiende cómo sacar partido de los medios y de alguien como Caesar".

En cuanto a cómo se justifica Caesar a sí mismo su papel en los juegos, Tucci reflexiona: "Creo que mantiene un delicado equilibrio, porque no quiere hacer enfadar a nadie. Se muestra increíblemente educado y, tal vez, se niegue en redondo a reconocer al mismo tiempo su papel. Pero creo que también se siente impresionado por Katniss y Peeta, como todo el mundo. Sabe lo listos que son, así como lo peligrosos que son".

Primrose Everdeen: la hermana de Katniss
En "Los juegos del hambre", Katniss se presentó voluntaria para ocupar el lugar de su hermana pequeña, Primrose, cuando fue seleccionada para los 74º Juegos del Hambre. Ahora, Primrose está creciendo y descubriendo sus propias habilidades como sanadora. También crece rápidamente la actriz que la interpreta, Willow Shields, que volvió al set convertida en una versión más madura de sí misma, y unos 30 cm más alta. "Sin lugar a dudas, he crecido con el personaje", comenta riendo Shields.

Al comienzo de LOS JUEGOS DEL HAMBRE: EN LLAMAS, Shields explica que Primrose ha desarrollado sus propios talentos. "Sigue los pasos de su madre, y se ha convertido en una especie de médico para el Distrito 12. Va camino de convertirse en una persona muy fuerte, después de todo lo que ha pasado con Katniss".


Quién es quién: las nuevas incorporaciones

Plutarch Heavensbee: Vigilante Jefe de los 75º Juegos del Hambre
Los 75º Juegos del Hambre cuentan con un nuevo Vigilante Jefe, Plutarch Heavensbee, cuyo trabajo es traicioneramente creativo en todos los aspectos imaginables. Este nuevo personaje clave está interpretado por uno de los talentos más galardonados del cine: el ganador del Oscar® y candidato a este galardón en otras cuatro ocasiones Philip Seymour Hoffman.

El equipo responsable de la película se mostró encantado de contar con Hoffman para encarnar a uno de los ciudadanos más astutos del Capitolio. "Plutarch es un personaje sumamente importante y Phillip es uno de los mejores actores del panorama actual, así que nos pusimos en contacto con él y, por suerte, le encantaban los libros y le encantaba la historia", recuerda Francis Lawrence.

Para Hoffman, la enorme imaginación de Collins suponía un gran aliciente. "Empecé a leer los libros y me absorbieron por completo. Me dejó alucinado lo que había hecho Suzanne. Así que me interesaba la idea de ayudar a llevar esta historia a la gran pantalla como se merecía", explica.

A Hoffman también le interesaba encontrar la forma de hacer del enigmático Plutarch un personaje de carne y hueso. "Resulta complicado trasladar un personaje así de la página al cine", confiesa. "Tuve que profundizar un poco más en Plutarch, más allá de lo que se recoge en el libro. Tiene todas las cualidades que exhibe en el libro, pero creo que ahora tiene más todavía, lo que resultó emocionante".

A Jennifer Lawrence le encantó en especial la oportunidad de trabajar con Hoffman. "Como actor, tener ocasión de hacer una escena con Philip Seymour Hoffman es uno de esos momentos para pellizcarte y comprobar que no estás soñando", comenta. "Creo que es posiblemente uno de los mejores actores de nuestros tiempos. Es una persona muy inteligente y agradable, y está increíble encarnando a Plutarch".

Finnick Odair: tributo del Distrito 4
Tras iniciarse los juegos del Vasallaje de los Veinticinco, Katniss no tardará en aliarse con uno de los tributos más curiosos de esta edición: Finnick Odair, un joven armado con un tridente, increíblemente hábil, pero excesivamente seguro de sí mismo, que ganó con facilidad los 65º Juegos del Hambre cuando no tenía más que 14 años.

Para interpretar a uno de los vencedores más populares de Panem, el equipo responsable del proyecto eligió a Sam Claflin, el actor británico en alza visto recientemente en "Blancanieves y la leyenda del cazador". Puede que Claflin pareciera una elección sorprendente para el papel, pero Francis Lawrence estaba convencido de que poseía las tres cualidades necesarias más importantes: encanto natural, sorprendente capacidad atlética y, bajo todo eso, cierta profundidad y dureza. "Probamos a mucha gente para Finnick pero no dejaba de acordarme de Sam", recuerda el director. "Es un tipo apuesto, sexy, gracioso y atlético, pero también puede mostrar verdadera fuerza emocional, eso fue lo que más me convenció".

Jennifer Lawrence se cuenta entre los que quedaron convencidos de inmediato por la interpretación que ofrecía Claflin de Finnick. "Sam posee un encanto maravilloso y dulce. Cuando oyes a Sam decir las sarcásticas líneas de diálogo de Finnick, suenan rebosantes de encanto y eso es algo muy difícil de conseguir, pero Sam lo hace", comenta. "Estuvo tan asombroso que no me imagino a nadie más interpretando a Finnick".

Claflin sintió una afinidad instantánea por Finnick. "Finnick es una persona muy complicada", observa. "No es capaz de compartir fácilmente sus sentimientos y emociones, porque siente que siempre lo están observando. Pero también está dispuesto a luchar por lo que considera apropiado para el futuro del mundo en el que vive. En última instancia, se alía con Katniss y sigue una interesante trayectoria como personaje".

Aun así, Katniss no siempre responde a Finnick cómo él esperaría. "Intenta conquistarla con su encanto, básicamente, pero eso no le funciona como tenía previsto", comenta Claflin entre risas. "Todas las demás chicas pierden la cabeza por él, salvo Katniss. Creo que eso en cierto modo le resulta fascinante".

Claflin tenía en todo momento muy presentes las expectativas de millones de fans impacientes a los que les entusiasmaba el personaje, lo que sólo sirvió para motivarlo a prepararse más intensamente y esforzarse aún más tanto física como emocionalmente. "Podía sentir la presión, desde luego", admite el actor. "Pero puedo decir sin temor a equivocarme que nunca me había esforzado tanto para conseguir un resultado final".

Beetee, Wiress, Johanna y Mags: tributos de los Distritos 3, 4 y 7
Los tributos que se alían con Katniss en los juegos del Vasallaje de los Veinticinco son un grupo muy ecléctico de distintas edades y procedencias. Para interpretar el papel de Beetee, el vencedor que se valió casi exclusivamente de su cerebro en lugar de sus músculos para ganar, eligieron al ganador del Globo de Oro y del Emmy® Jeffrey Wright. Wright poseía la combinación perfecta de inteligencia y brío para hacer del genio de la electrónica. "Beetee necesitaba a un individuo muy particular, alguien inteligente y metódico, pero a la vez peligroso", explica Kilik. "Jeffrey posee ese talento y versatilidad".

Wright reconoce que no estaba muy familiarizado con el fenómeno de "Los juegos del hambre" cuando recibió la llamada para ofrecerle el papel, pero eso cambió rápidamente. "En cuanto descubrí la gran riqueza del material original, lo complejo y relevante que era, me entusiasmé", recuerda.

Le resultaba especialmente fascinante la idea de todos esos antiguos guerreros que se ven obligados a regresar a esa peligrosa arena. "Lo interesante sobre la forma en que Suzanne Collins ha perfilado estos personajes y la forma en que intentamos interpretarlos es que todos están, hasta cierto punto, dañados. Empieza a convertirse en un verdadero estudio del precio que pagan los guerreros por hacer lo que hacen", observa Wright.

En cuanto a Beetee, sostiene: "Lo que lo impulsa es su sentido de desconfianza hacia la misma idea de los juegos y hacia la idea de una sociedad de exclusión. Tendrá que valerse de sus mejores ideas y de sus conocimientos tecnológicos para tratar de escapar".

Beetee está estrechamente ligado al tributo femenino del Distrito 3, Wiress, interpretada por Amanda Plummer, ganadora del premio Tony, también conocida por títulos tan clásicos como "Pulp Fiction" y "El rey pescador". "Wiress y Beetee forman una pareja curiosa y excéntrica y fue fantástico trabajar con Amanda", afirma Wright. "Es muy abierta como actriz, sumamente generosa y frágil, y su relación se vuelve muy personal".

Puede que Wiress tenga un lado tímido, pero tras su fachada tranquila se oculta una mente muy perspicaz. Plummer se metió de lleno en su personaje y confiesa que disfrutó especialmente con lo compenetrada que está con Beetee. "Tienen una relación muy especial, que hace que Wiress tenga la sensación de que él le guarda las espaldas y ella se las guarda a él", explica. "¿Alguna vez has tenido un alma gemela? Trabajar con Jeffrey fue algo parecido. Es un actor muy generoso y gentil".

Katniss y Peeta también tendrán que intentar descubrir si pueden contar con la lealtad de la impredecible y emocionalmente manipuladora lanzadora de hachas Johanna Mason, del Distrito 7. Para encargarse de este personaje tan libre de cualquier tipo de inhibiciones, el equipo responsable del proyecto eligió a Jena Malone ("Sucker Punch", "Hacia rutas salvajes (Into the Wild)"), que está logrando convertirse rápidamente en una gran estrella tanto en el cine como en el teatro. Malone los conquistó con una prueba que los fascinó a todos. "Su audición fue tan intensa, tan cruda y peligrosa", recuerda Nina Jacobson. "Después de verla, no podíamos imaginarnos a nadie más que pudiéramos plantearnos siquiera elegir. Parecía dura, pero como resultado de haber sido dañada, no dura porque estuviera simplemente tratando de intimidar".

Malone dice que sintió verdadera fascinación desde el primer momento por Johanna. "Creo que el mayor punto fuerte de Johanna, y el que más me interesaba explorar, es lo imprevisible que es", opina. "No está enfadada por sistema, ni es agradable por sistema. Me pareció que tiene ese punto en el que nunca sabes realmente qué es lo que te vas a encontrar con ella".

También se alía con Katniss y Peeta uno de los tributos más insólitos de todos: Mags, una antigua vencedora de 80 años de edad conocida por su compasión. Se encarga de interpretarla la veterana actriz Lynn Cohen ("La conspiración del pánico", "Munich", "Sexo en Nueva York"), que comenta que tanto su nieta como una amiga sugirieron que se presentara a las pruebas. No tardó en encontrarse teniendo que valerse de la fuerza particularmente femenina de Mags. "Mags es mujer hasta el final, fuerte, divertida y astuta", reflexiona Cohen. "¿Cómo resistirse a eso? ¿Cómo vas a resistirte a interpretar a una mujer tan fuerte en una película sobre mujeres fuertes?".

El nuevo grupo de tributos se completa con Alan Ritchson ("Blue Mountain State") como Gloss, el tributo en perfecto estado de forma del Distrito 1, la recién llegada Stephanie Leigh Schlund como Cashmere, la hermosa y serena hermana de Gloss, Bruno Gunn ("Hijos de la anarquía") como Brutus, el sanguinario tributo "profesional" del Distrito 2, Meta Golding ("CSI Las Vegas") como Enobaria, el tributo del Distrito 2 que se ha limado los dientes hasta convertirlos en colmillos dorados, E. Roger Mitchell ("El vuelo (Flight)") como Chaff, el tributo herido del Distrito 11, Bobby Jordan ("Los amos del barrio") como el agradable leñador Blight del Distrito 7 y Maria Howell (Revolution) como Seeder, del Distrito 11.


Los creadores: el diseño de En llamas
Cuando se hizo patente la ambiciosa escala de LOS JUEGOS DEL HAMBRE: EN LLAMAS, Francis Lawrence decidió rodearse de un equipo creativo de primera. Tenía muy claro que no podía conformarse con menos que una creatividad indómita si quería dar vida a todos los nuevos elementos de Panem: la Gira de la Victoria que recorre en tren a toda velocidad los distritos a punto de estallar, una suntuosa fiesta presidencial en pleno centro del Capitolio y, por supuesto, la arena tipo selva amazónica ideada específicamente para hacer casi imposible una nueva victoria de Katniss.

"Estamos deseando mostrar a los espectadores muchos más detalles del Distrito 12, como la Aldea de los Vencedores, ofrecer distintos momentos de la Gira de la Victoria por los distritos 11, 4 y 8, ampliar el retrato del reluciente Capitolio y llevarlos a una nueva arena verdaderamente impresionante", señala el director.

El equipo de Lawrence está encabezado por el director de fotografía Jo Willems, returning el diseñador de producción Phil Messina, que repite tras la primera entrega, y la diseñadora de vestuario Trish Summerville, cada uno de ellos asumió riesgos para llegar aún más lejos con sus diseños.

Messina asegura que sabía que le esperaba una experiencia totalmente nueva. "Supe desde el primer momento que el listón iba a estar más alto que la última vez y eso fue lo que realmente me atrajo", explica. "No se trataba simplemente de que Lawrence quisiera hacerlo todo más grandioso porque sí. Se trataba más bien de reaccionar al hecho de que la historia se está ampliando y cada vez hay más en juego. Todo lo que hicimos fue al servicio de eso, lo que me resultó muy emocionante".

Disfrutó especialmente al consultar con Lawrence. "Francis es sumamente visual y lo enfoca todo de una forma muy similar a la mía, a los dos nos gusta hablar en imágenes. Así que fue muy divertido improvisar ideas a partir de las imágenes que nos intercambiábamos y fue una colaboración estupenda, sobre todo teniendo en cuenta los retos".

La película empieza pocos meses después de los 74º Juegos del Hambre, con Katniss y Peeta viviendo en la Aldea de los Vencedores, parte de su premio por sobrevivir. Aun así, en comparación con el Capitolio, Messina observa que su entorno es más bien modesto. "Su nuevo mundo es elegante, pero sigue siendo bastante sencillo. Supongo que, en el contexto del Distrito 12, tener comida y calor ya supone todo un lujo, pero sigue habiendo un gran contraste con la residencia del presidente Snow. La casa de Katniss es un especie de versión en miniatura del palacio de Snow, con gran parte de la misma estética, así que también tienes la sensación de que no se siente tan cómoda allí como en su antigua casa, pese a que era mucho más pequeña".

Pero Katniss también está a punto de emprender la Gira de la Victoria junto a Peeta, que los llevará por primera vez por algunos de los demás distritos, y descubrirá que cada uno se encuentra a su manera en tan mala situación como el suyo. A lo largo de su viaje, Lawrence y Messina querían que Katniss viera sutiles pero crecientes indicios de que el pueblo empieza a agitarse y que las tropas de asalto del presidente Snow se están concentrando para responder. "Mostramos en pequeños retazos lo que Katniss va averiguando: que hay una especie de rebelión de base que está empezando a gestarse en distintos lugares", explica Messina. "Está en detalles como la frase que pintamos en grafiti: 'La suerte nunca está de nuestra parte'".

El diseño recupera rápidamente la fastuosidad y el lujo cuando Katniss y Peeta regresan al Capitolio para preparar los juegos del Vasallaje de los Veinticinco. Una de las escenas favoritas de Messina en el Capitolio es la fiesta en la mansión del presidente Snow, donde Katniss y Peeta anuncian su compromiso, que sirve para volver a centrar la atención de la nación en su historia de amor.

La producción utilizó una elegante mansión de la década de 1920 de Atlanta, Swan House, como base para los dominios de Snow. "Tenía verdadero sentido que Snow viviera en este tipo de casa elegante con sensación de vivir en una zona de grandes jardines en mitad del Capitolio. La arquitectura parece muy real, lo que permite que sean los habitantes del Capitolio los que aporten la extravagancia", comenta Messina.

El Capitolio también luce apartamentos nuevos y un reluciente centro de entrenamiento de alta tecnología para los tributos, que se recreó utilizando el enorme atrio futurista del hotel Atlanta Marriott Marquis, diseñado por el arquitecto John Portman. "Este es como el partido de las estrellas de los Juegos del Hambre, así que todo tenía que ser nuevo", explica Messina.

Pero la mayor labor de diseño fueron los propios juegos, para los que Messina tuvo que meterse de lleno en el tema selvático de Plutarch Heavensbee, con elementos tales como devastadores rayos, niebla venenosa, monos agresivos, inquietantes charlajos y una Cornucopia acuática especialmente peligrosa. Cuando Messina y su equipo estuvieron localizando exteriores de selvas tropicales en Hawái, llegó la inspiración para la Cornucopia. "Cuando nos encontrábamos en Hawái, vimos muchas rocas volcánicas y formaciones de lava, y a Francis y a mí se nos ocurrió la idea de que debía encontrarse en una isla rocosa que diera un mal presentimiento".

Como parte del genialmente retorcido diseño de Plutarch, toda la isla tenía que funcionar como un vil reloj, y que también diera vueltas, con numerosos actores colgando e intentando no soltarse. "Todo era cuestión de conseguir que las fuerzas adecuadas actuaran sobre los cuerpos de los actores y lograr que girara a la velocidad correcta", explica Messina. "Pero también era muy importante encontrar un diseño lo suficientemente seguro como para poner en él a nuestro reparto. Utilizamos un sistema similar a una noria, una simple rueda movida por fricción en el exterior de un gran anillo".

El coordinador de efectos especiales Steve Cremin observa que el diseño de la Cornucopia también obligó a su equipo a inventar nuevas formas de trabajar con agua y generar olas. "Es tremendamente complicado manejar más de cinco millones y medio de litros de agua rápidamente, poder desaguarlos, llenarlos y crear oleaje. Pero nos pareció que se podía hacer, y lo hicimos", proclama.

Pese a las dificultades logísticas, Messina dice que tenía un objetivo principal: "La idea fue siempre estar con Katniss a medida que va descubriendo todas esas cosas sobre Panem y sobre sí misma que desconocía, y sabiendo que todavía queda mucho por descubrir".


Monos, relámpagos y lluvia de sangre
También se buscaba provocar una sensación de asombro y descubrimiento con todos los elementos del aspecto visual de la película, desde la innovadora fotografía IMAX® a sus efectos digitales fotorrealistas. Todo empezaba con el trabajo del director de fotografía belga Jo Willems ("Hard Candy"), cuya cámara se sumerge en el punto de vista cada vez más desafiante de Katniss, y que también aportó a la cinta un innovador manejo de la cámara IMAX®. Jon Kilik comenta sobre la labor de Willems: "Jo se compenetró a la perfección con Francis para conseguir la fantástica escala y grandiosidad de la película. Su creatividad en el uso de las cámaras IMAX® contribuye a sentirte completamente inmerso en la experiencia de la arena, donde la verticalidad de los árboles y el exuberante follaje se vuelven no sólo muy hermosos, sino también muy intensos e inmediatos".

Francis Lawrence quedó absolutamente encantado con lo que las cámaras IMAX® lograron captar, sobre todo el instante en el que Katniss pisa por primera vez la inesperada arena. "La fotografía IMAX® consigue un momento absolutamente increíble cuando vemos desde el punto de vista de Katniss este espléndido y peligros nuevo mundo por primera vez. Nos sentimos todos sobrecogidos junto con ella".

Para supervisar las cámaras especializadas, se reclutó al técnico de IMAX® Doug Lavender. Lavender comenta que la producción utilizó las cameras de formas innovadoras: "Mientras los personajes compiten en estos enormes juegos tan arriesgados, utilizamos cámaras sujetas con cables, grúas y en la mano, de modo que la cámara IMAX® volaba por el bosque, y mucho de ello es realmente único. Muy pocos directores han usado cámaras IMAX® de mano, así que eso era una novedad. Queda muy impactante ver a los actores experimentar grandes emociones en ese mundo tan enorme visto tan de cerca".

Lawrence reconoce que las cámaras, que tienen fama de resultar un tanto armatoste, supusieron una complicación añadida durante el rodaje, pero afirma que merecieron totalmente la pena. "Me habían advertido que las cámaras eran más grandes, voluminosas e incómodas de manejar a mano, pero encontramos maneras de hacer exactamente lo que queríamos. Después de pasar unos días sudando, asediados por mosquitos, cargando con equipo muy pesado por la selva y aguantando los largos tiempos de espera a los que obligan las cámaras, cuando vas viendo las imágenes grabadas cada día y te das cuenta de lo increíblemente asombrosas que quedan... resulta muy satisfactorio".

En el apartado de efectos visuales, se formó un equipo entregado de artistas bajo la dirección del supervisor de efectos visuales Janek Sirrs, entre cuyos trabajos más recientes figuran "Los vengadores", "Iron Man 2" y "Soy leyenda" (en la que ya colaboró con el propio Lawrence). Sirrs, que se encargaría de unos 1000 planos de efectos para la película, señala que el director tenía una meta muy clara en mente: integrar a la perfección los efectos en la historia. "Francis tiende a un estilo muy naturalista, así que era importante que los efectos no llamaran innecesariamente la atención. El objetivo era no considerar las secuencias cargadas de efectos de manera distinta a las secuencias 'normales'", explica. "Era fundamental para este proyecto crear un mundo totalmente creíble y realista. Si vas a pedir a los espectadores que se crean una realidad alternativa, lo último en lo que quieres que se fijen es en el entorno, en lugar de las interpretaciones de los actores. Si el público no se cuestiona cómo se han conseguido los efectos visuales, podremos considerar que hemos hecho un buen trabajo".

Sirrs y Lawrence empezaron por hablar del ambiente dentro de la arena. "Teníamos una idea muy clara de cómo debía ser una selva: con una humedad y un calor opresivos, para lo que nos basamos en documentación fotográfica de selvas de todo el mundo, en especial de Costa Rica. Entre tomas, se rociaba constantemente a los actores con atomizadores de agua, y se dispersaba humo por los escenarios para crear la ilusión de humedad/neblina en el ambiente para dar mayor sensación de realismo".

Tanto la selva de verdad en la que filmaron en Hawái como la selva digital que creó el equipo en sus ordenadores plantearon cada una sus propios desafíos. "Transportar material entre la densa vegetación resulta agotador, sobre todo cuando el suelo se convierte en un cenagal a las primeras gotas de lluvia que caigan. Y además estaban los bichos... en retrospectiva, ojalá hubiera comprado acciones en la compañía que produce repelente de insectos", bromea Sirrs.

Entretanto, para crear la Cornucopia, el equipo de Sirrs empezó a generar una selva fotorrealista totalmente digital, con masas de agua incluidas. "Hasta el último elemento de la vegetación que se puede verse, todas las palmeras, banianos , arbustos pequeños, etc., son modelos completamente generados en 3D, en los que cada una de sus hojas se mueven individualmente con el viento, para dar una sensación de movimiento muy real", explica. "Teníamos tantos elementos de vegetación generada por ordenador que no era posible almacenarlos todos, así que a efectos prácticos es como si tuviéramos que 'replantarlas' digitalmente cada vez que se generaba un fotograma".

Double Negative ("El caballero oscuro: La leyenda renace", "Skyfall", "Rush") y el supervisor de efectos visuales Adrian de Wet se hicieron cargo de más de 400 planos digitales. Su trabajo incluye la secuencia de la Avenida de los Tributos (para la que la calzada, gradas, edificios, fuentes, la plaza Presidencial y todo el trazado del Capitolio que puede verse tras el desfile de tributos se tuvo que idear, modelar, aplicarle texturas, iluminar y generar por ordenador). Double Negative también creó el efecto de fuego de los trajes que llevan Katniss y Peeta en la fiesta del presidente Snow. Además, su labor fue fundamental en el escenario de la arena, donde se encargaron de elementos como el maremoto, la niebla venenosa y los charlajos hostiles.

La niebla fue especialmente complicada. "Se debatió largo y tendido sobre cómo debía comportarse la niebla", recuerda de Wet. "La idea es que fuera como una oleada imparable que avanzaba por la jungla. Uno de los retos de esta secuencia es que se rodó sin ninguna niebla y luego teníamos que añadirla, manteniendo en todo momento la continuidad de su velocidad y dirección, y haciendo que interactuara con la vegetación de la selva, todo ello a resolución IMAX®".

Una de las misiones más estimulantes del equipo de efectos visuales fue recrear el ataque de los monos del libro de Suzanne Collins, en el que docenas de primates de colores muy vivos surgen de pronto como por arte de magia y empiezan a amenazar y poner en peligro a Peeta. Esa tarea recayó en Guy Williams, de WETA Digital, conocido por su labor en "Avatar", "X-Men: Primera generación" y "Los vengadores", por la que fue candidato a un Oscar®. Los monos no suponían más que 80 planos de efectos, pero Williams sabía que Francis Lawrence tenía grandes ambiciones para esa secuencia.

"Francis quería que resultara un momento muy real, en el que Katniss, Peeta y Finnick se enfrentan a una enorme amenaza para su supervivencia", comenta Williams. "Su idea era desarrollar la escena de modo que los espectadores empezaran fascinados por los monos, para ir haciendo que se vayan preocupando cuando quede claro lo peligrosos que son. Lo tenía todo maravillosamente coreografiado desde el primer momento. Y, desde nuestras primeras conversaciones, Francis usaba un lenguaje de dirección que hablaba de emociones, lo que hizo muy divertido el reto".

Williams y su equipo se pusieron a continuación manos a la obra con los monos, documentándose sobre primatología para averiguar más sobre cómo se comportan y se mueven los monos. Basaron las criaturas de la película en dos especies estrechamente relacionadas con los babuinos: los driles, una especie en grave peligro de extinción que puede encontrarse en los bosques de África y conocida por sus robustas complexiones y temibles colmillos, y los mandriles, la especie de mono más grande que existe, famosa por sus coloridos rostros que parecen como si estuvieran pintados. "Básicamente, fusionamos el cuerpo más ferozmente primario de un dril con los colores chillones del mandril", explica Williams. "Partimos de la base de monos reales y nuestro fantástico supervisor de animación, Daniel Barrett, encontró cantidades ingentes de material de referencia de zoológicos, así que dispusimos de una amplia biblioteca de consulta de movimientos de la que sacar los ademanes y gestos más adecuados".

Prosigue: "A partir de ahí, se convirtió más bien en un arte, el arte de no conformarse nunca y esforzarse por acercarse cada vez más y más a un movimiento absolutamente natural. Tuvimos la suerte de contar con Janek para presionarnos en todo momento. Consigue hacer que la gente se esfuerce para estar a la altura de los restos a los que se enfrenta, para hacerlo cada vez mejor".

Para ayudar a los actores a sentir la presencia de los monos en el set, el equipo de efectos visuales utilizó recortables de cartón y a pequeños especialistas como dobles. "Seguro que hay alguna toma eliminada en la que también se me puede ver a mí haciendo mi mejor imitación posible de un mono", bromea Sirrs.

Por el camino, irían surgiendo toda suerte de problemas técnicos, especialmente porque los monos atraviesan el agua, lo que añade al proceso digital otra complicación significativa: generar el pelaje húmedo de los mismos. Pese a todo, Williams asegura que su equipo quedó sumamente complacido con el resultado final. "Cuando consigues crear algo que parece tan real a la gente, resulta realmente satisfactorio", concluye.


La alta costura de Panem
Dado que la moda forma una parte tan importante del universo de Panem, Francis Lawrence estaba resuelto a llevar el vestuario de LOS JUEGOS DEL HAMBRE: EN LLAMAS al extremo de lo provocativo, desde los suntuosos conjuntos de las jóvenes de la alta sociedad que celebran su puesta de largo en el Capitolio a la harapienta arpillera de los obreros de los distritos. Para conseguirlo, recurrió a una de las diseñadoras más interesantes del panorama cinematográfico actual: Trish Summerville, que se encargó recientemente de otro gran fenómeno de la literatura popular, al vestir a 'Lisbeth Salander', protagonista principal de "Millennium: Los hombres que no amaban a las mujeres".

Summerville ya había colaborado anteriormente con Lawrence en varios vídeos musicales, y llegó a LOS JUEGOS DEL HAMBRE: EN LLAMAS repleta de ideas. Según explica: "Francis y yo empezamos hablando de dar una imagen un poco más oscura, pero a la vez más chic, algo más moderna, manteniendo a la vez ese aire extraño y perverso que caracteriza claramente al Capitolio".

Se metió especialmente de lleno a crear una línea de vestidos de alta costura para Effie Trinket, cuyo estilo se va volviendo cada vez más fabuloso a medida que se acercan los juegos del Vasallaje de los Veinticinco y se va poniendo más y más frenética. Summerville colaboró con firmas de diseño tan destacadas como Alexander McQueen (cuyo hipnótico vestido estructurado de mariposas rosas Effie luce de manera deslumbrantemente inquietante en la "Gira de la Victoria") para crear prendas que fueran la esencia misma de la vanguardia. "Quería rendir homenaje a McQueen, porque me ha inspirado mucho su obra y sus prendas estructuradas", explica Summerville. "La verdad es que Elizabeth nos permitió torturarla mucho con algunas de estas creaciones. Sus zapatos son de locos, sobre todo dos pares de Alexander McQueen que la obligaban a mantenerse en todo apoyada sobre la almohadilla del pie. Pero lo soportó todo por la belleza del resultado, lo que encaja a la perfección con el carácter de Effie".

Summerville también reclutó a otras firmas de diseño, como el diseñador de ropa masculina Juun.J, cuyos conjuntos lucen Haymitch y Peeta, o Jean Paul Gaultier, con creaciones que luce la "gente bien" del Capitolio en la exclusiva y moderna fiesta del presidente Snow.

Pero el plato fuerte sería el espectacular vestido de novia de Katniss, diseñado por Cinna para transformarse de la forma más atrevida posible. Summerville colaboró con el diseñador Tex Saverio, un indonesio de 28 años que está consiguiendo hacerse rápidamente un hueco en la élite enrarecida de la alta costura, para crear algo que reflejara tanto el romance como la oscuridad del momento en el que Katniss desvela su vestido antes de los juegos. "El vestido, tal como se ve en la película, es sin duda una obra de art", reflexiona Summerville.

Saverio quería llegar al límite por Katniss Everdeen. "Queríamos algo aún más atrevido y vanguardista, así que usamos la estructura metálica superior, que tiene cualidades de una llama y luego la falda está llena de cintas y encaje. Los materiales simbolizan todas las contradicciones de Katniss", explica.

Además de trabajar con prendas de alta costura, Summerville también diseñó numerosas creaciones originales suyas. Explica algunos de sus conceptos para los personajes: "Peeta lleva mucho verde porque descubrimos que es el color preferido de Katniss, así que subconscientemente, suele vestir de verde para conquistarla. Gale lleva tonos más apagados como minero, pero cuando está con Katniss visto un poco mejor, porque pretende causar buena impresión. Cinna, como la mayoría de los grandes estilistas, no es muy llamativo, la verdad, pero queríamos que fuera muy guay, pero de una manera más recatada y profunda, así que lleva muchos tonos oscuros. Para Haymitch, usamos muchas fibras naturales y tejidos con textura; además, quería adecentarlo un poco, así que ahora va un poco más chic y arreglado, aunque sin estar del todo bien, como corresponde a Haymitch".

Jon Kilik comenta sobre el alcance de la trabajo de Summerville: "Participó hasta en el último hilo de todos los personajes, incluidos los extras. Estaba todo hecho a mano o elegido personalmente por la propia Trish, cada detalle, cada capa, y ha hecho un trabajo asombroso para ayudar a crear este mundo".

Aunque algunos de los diseños de Summerville se han inspirado en desfiles de moda y tendencias reales, sus diseños para LOS JUEGOS DEL HAMBRE: EN LLAMAS están a su vez caldeando el mundo de la moda, y Lionsgate se está asociando con el minorista online de moda y belleza Net-A-Porter para ofrecer una línea de ropa de lujo con la etiqueta "Capital Couture by Trish Summerville" ("Alta costura del Capitolio, por Trish Summerville"). Esta colección de 16 prendas de confección estará disponible en exclusiva a través de Net-A-Porter.com, y hará referencia a elementos clave de la película como cuero cortado a láser, siluetas elegantes y glamurosos vestidos de noche.

Las creaciones de Summerville se complementan con los memorables rostros creados una vez más por la diseñadora de maquillaje Ve Neill ("The Amazing Spider-Man"). "Las enormes exigencias de esta película han obligado a Ve a poner en uso todos sus conocimientos y su amplia experiencia, ya fueran las ampollas de la niebla venenosa, la lluvia de sangre, los latigazos de Gale, hasta la propia decadencia del Capitolio", comenta Nina Jacobson. "Lo domina todo con soltura, ya sea el maquillaje de efectos especiales, el puro glamour o la imagen sencilla pero sexy y contemporánea de alguien como Cinna".

Neill se mostró encantada ante la oportunidad de utilizar la gama completa de sus habilidades. "Esta película es un sueño para cualquier artista de maquillaje", asegura. "Tenemos sangre, tenemos fantasía y tenemos a Effie, que se merece un capítulo aparte para ella sola".

La diseñadora de peluquería y pelucas Linda Flowers se expresa en términos similares sobre lo especial que es este proyecto. "Esta es una de las únicas películas que he hecho en las que el pelo es una parte tan importante de la narración. ¿Y con qué frecuencia tiene alguien oportunidad de formar parte de la creación de personajes cuya imagen a la gente le encanta copiar y duplicar?".

Neill y Flowers intercambiaban a menudo ideas, sobre todo en lo tocante a Effie. "La primera vez que vemos a Effie, parece un enorme copo de nieve, lo que es fantástico", comenta Neill. "Linda Flowers creó una peluca con nieve blanca incrustada verdaderamente asombrosa".


La banda sonora
Accede a la información sobre la banda sonora The Hunger Games Catching Fire.