Cinemanía > Películas > Al filo del mañana > Comentario
Destacado: Josephine Langford y Hero Finnes Tiffin protagonizan la segunda parte de 'After'
Al filo del mañana cartel reducido final Al filo del mañana(Edge of tomorrow)
Dirigida por Doug Liman
¿Qué te parece la película?

El nominado al Oscar®, Tom Cruise (las películas de Misión Imposible, Collateral, Jerry Maguire), y Emily Blunt (El diablo viste de Prada, Destino oculto) protagonizan el thriller de ciencia ficción de Warner Bros. Pictures y Village Roadshow Pictures Al filo del mañana, bajo la dirección de Doug Liman (El caso Bourne, Sr. y Sra. Smith).

El reparto también incluye a Bill Paxton (Aliens (El regreso), la serie de HBO Big Love), Brendan Gleeson (Harry Potter y las reliquias de la muerte - Parte 1), Jonas Armstrong (el Robin Hood televisivo de la BBC), Tony Way (Millennium: Los hombres que no amaban a las mujeres), Kick Gurry (Tangle, de la televisión australiana), Franz Drameh (Attack the Block), Dragomir Mrsic (Snabba Cash II) y Charlotte Riley (Un mundo sin fin).

Liman ha dirigido Al filo del mañana sobre un guion de Christopher McQuarrie, Jez Butterworth y John-Henry Butterworth, basado en la novela de Hiroshi Sakurazaka, All You Need is Kill.

La película ha sido producida por Erwin Stoff junto a Tom Lassally, Jeffrey Silver, Gregory Jacobs y Jason Hoffs.

Los productores ejecutivos son Doug Liman, David Bartis, Joby Harold, Hidemi Fukuhara y Bruce Berman, ejerciendo Tim Lewis y Kim Winther como coproductores.

El equipo técnico incluye al oscarizado director de fotografía Dion Beebe (Memorias de una geisha), el diseñador de producción Oliver Scholl (Jumper, Independence Day), el editor James Herbert (Sherlock Holmes, Sherlock Holmes: Juego de sombras), la diseñadora de vestuario Kate Hawley (Pacific Rim) y el supervisor de efectos especiales nominado al Oscar® Nick Davis (El caballero oscuro).

Música de Christophe Beck (Frozen).

Al filo del mañana es la primera película en rodarse en los estudios Leavesden de Warner Bros.

Warner Bros. Pictures presenta, en asociación con Village Roadshow Pictures y RatPac-Dune Entertainment, la película de Doug Liman Al filo del mañana, una producción de 3 Arts Production, en asociación con Viz Productions.


CAGE - Lo que voy a contaros os parecerá una locura. Pero tenéis que escucharme. Vuestras vidas están en juego


En Al filo del mañana el mundo entero está en guerra contra una fuerza extraterrestre infatigable a la que ningún ejército ni persona individual puede vencer, y la mayor de las batallas está aún pendiente.

Innumerables hombres y mujeres lucharán y perecerán frente a esta especie mimética, a menos que el miembro de las Fuerzas Unidas de Defensa que menos posibilidades parecía tener logre ganar la batalla mediante la estrategia menos plausible: Vive. Muere. Repite.

En la película, Tom Cruise interpreta al Comandante William Cage, un oficial del ejército que nunca ha estado en primera línea de combate y que, debido a la amenaza que hace a un general de cuatro estrellas, acaba atrapado en un bucle temporal inducido por los extraterrestres, luchando por su vida... y muerte.

El director Doug Liman se implicó en el proyecto dado lo extremo y extraordinariamente inusual de la situación en la que se ve envuelto Cage. En palabras del propio director: "La idea de este giro temporal totalmente único fue lo que me logró atrapar. Abría multitud de posibilidades y creaba la oportunidad de explorar el lado más interesante del personaje de Tom además de para presenciar, día tras día, de un mismo día, qué es lo que lleva a Cage al límite. También le fuerza a convertirse, no solo en el soldado, sino también en el hombre que debe ser. Cuando doy con un proyecto como este, con un significado más profundo envuelto en una acción trepidante y un humor fantástico, sin duda quiero hacerlo".

La inusual situación de Cage le lleva a su primera batalla con un extraterrestre, batalla que, aparentemente, también será la última. Pierde rápidamente y, aunque debería perder también la vida, su habilidad única para "reiniciar" el día, despertando una y otra vez en el mismo lugar, en el mismo instante, en que se encontraba esa mañana. Extremadamente confuso, Cage es incapaz de comprender por qué nadie más es consciente de los increíbles acontecimientos que ya han tenido lugar. Aún es más, siguen preparándose para la batalla que, sin ser conscientes de ello, ya han perdido.

Cruise afirma que le intrigaba una situación totalmente nueva e indeseable, y cómo su personaje reaccionaba ante ella: "La estructura de la historia y la forma en que el tiempo gira permite que el público se meta en la película, entienda cómo funciona todo y acompañe a Cage en una progresión a cada vez mayor velocidad. Incluso a pesar de vivir una y otra vez el mismo día, Cage nunca tiene las mismas impresiones debido a que su comportamiento es siempre diferente. La acción mantiene un progreso continuo".

Según Liman: "Todos los demás siguen actuando de la misma forma, lo único que Cage puede controlar son sus propias acciones".

Emily Blunt interpreta el papel de la soldado que hace posible que Cage mantenga las ganas de seguir adelante: la sargento Rita Vrataski, la mejor soldado de la resistencia. "Ha sido increíble interpretar a alguien tan fuerte, resabiado y físicamente peligroso como Rita pero, al leer el guion, también vi un montón de risas y una determinación y perseverancia increíbles que se entremezclaban con una historia fantástica y secuencias de acción intensa".

Al filo del mañana está basada en el manga japonés All You Need is Kill, de Hiroshi Sakurazaka. El productor Erwin Stoff, que recibió el libro de manos del productor Tom Lassally, enseguida vio el potencial cinematográfico que tenía la historia. En palabras del propio Stoff: "Enseguida me di cuenta de que sería una película fantástica. Es exactamente el tipo de película que me gusta hacer: grandiosa, con una acción trepidante y una estructura narrativa realmente interesante. Me encantó la idea de una persona atrapada en una guerra en la que está en juego la supervivencia de la humanidad, y el personaje tiene que desarrollar tanto sus habilidades físicas como emocionales para poder hacer que el final cambie".

En opinión del productor Jason Hoffs, cuya empresa publicó el manga en EE.UU.: "Me encantan las historias heroicas, y esta cuenta con una elegante estructura dramática dividida en tres actos, así que se prestaba maravillosamente para su adaptación cinematográfica".

La existencia de una pareja de personas totalmente dependientes entre sí, a pesar de que solo una de ellas puede recordar que ya se conocen, permitió aportar una buena dosis de humor, especialmente entre Cage y Rita. El guionista Christopher McQuarrie destaca: "Cage empieza siendo un ente individualista que solo ve a Rita como el medio de lograr un objetivo, pero la experiencia en combate de Rita no tiene parangón, y es capaz de entender la situación en que Cage se encuentra mejor incluso que él mismo. En resumen: ella es la clave para que Cage logre acabar con su pesadilla. Entre tanto, Rita empieza cada día no queriendo saber nada de él". Cage se da cuenta enseguida de que su encanto habitual no funciona con ella, así que tendrá que buscar otra forma de ganársela. El productor Jeffrey Silver recuerda: "Cage tiene que romper, una y otra vez, la barrera emocional que Rita se ha levantado.

Creo que es el guion más original que he leído en mi vida sobre un combate. Me encanta la forma tan original en que Cage revive un mismo día, atrapado en este giro temporal. De hecho, se dan bastantes situaciones graciosas, y creo que también ha funcionado al nivel más básico, a nivel humano, gracias a unos personajes que tienen una relación de lo más inusual ".

La historia se desarrolla principalmente en Londres, París y la costa y el campo de Francia. Para lograr plasmar el ambiente polvoriento, destrozado por la guerra que los cineastas habían imaginado, se rodó casi todo en los Estudios Leavesden de Warner Bros., resultando la primera producción de los recién renovados estudios.

Como excepción destacable, muy al principio de la película, es la llegada de Cage a la sede central de las Fuerzas Unidas de Defensa (UDF, por sus siglas en inglés). Por primera vez en la historia se permitió que el helicóptero de una productora cinematográfica aterrizase en el centro de la emblemática Trafalgar Square de Londres.

La siguiente vez que Cage sale de un helicóptero, lleva enfundado el Exotraje; el inconfundible traje del ejército de la película. Estos trajes, de creación exclusiva, están entre los elementos de diseño más llamativos de la película.

En palabras de Liman: "En esta película he contado con los mejores colaboradores que existen. En términos de escala, esta es la película más grande que he hecho en mi vida. Hasta ahora nunca había hecho una película de ciencia ficción ni una película sobre viajes en el tiempo, y esta tiene las dos cosas, y mucho más. Todo el equipo, tanto el que trabaja delante de las cámaras como el que lo hace detrás de ellas, estaba totalmente comprometido con aprovechar la oportunidad y hacer la película más realista que fuese posible. Y sin duda creo que lo hemos conseguido".


RITA - Ven a buscame cuando despiertes


Cuando vemos por primera vez al Comandante William Cage no es más que un hábil oficial del ejército de los EE.UU., cargo que ha logrado ocupar al desaparecer su carrera de publicidad debido al conflicto global. En su mundo de oficina, nunca ha tenido ninguna lesión mayor que cortarse con un folio, y ni siquiera es capaz de ver sangre. Cuando se ve a punto de unirse a las tropas de la UDF en el frente de batalla en la etapa final de la guerra (llamada, irónicamente, "Operación Caída"), no solo no es preparado, sino que está aterrado.

Cruise ha disfrutado creando a un antihéroe real, el último de quien se esperase acciones heroicas, un soldado sin capacidad alguna de supervivencia al que han dejado completamente solo en la misión que le han encomendado, ni deseo real para siquiera intentarlo. En palabras de Cruise: "Cage ha sido un personaje cuya interpretación me ha resultado súper divertida. Está en el ejército pero no es un militar para nada. No es más que el tipo del que habla todo el mundo y no tiene nada de heroico. De hecho, ni siquiera es un héroe a la fuerza; solo es un cobarde que hará lo que pueda para huir del campo de batalla. Ahora no le queda más que vivir una y otra vez la sangrienta batalla. Cada vez que se despierta, vuelve a empezar su peor pesadilla".

En palabras de Liman: "Al contrario de lo que le pasa a Cage, Tom no tiene miedo alguno. Está abierto a probar cualquier cosa, lo que sea. Se lanzará a la batalla incluso a pesar de que su personaje haya sido humillado o asesinado de las formas más dispares. Se preocupó tanto de la película y ha trabajado tan duro que ha servido de inspiración para todos los que estábamos a su alrededor".

Según Cruise: "Llevo mucho queriendo trabajar con Doug. Sus películas cuentan con el tipo de personajes que me gusta interpretar. Es capaz de mantener un tono y una intensidad que logra atraparte, y hace que el drama y la acción estén rebosantes de una humanidad y un humor enormes. Me gusta poner toda la carne en el asador en mi trabajo, y él lo hace también, haciendo que siempre sea muy divertido trabajar con él".

Stoff afirma: "Tom trabaja con un esfuerzo y una energía sin parangón. Trabaja sin descanso y tiene una enorme condición física, además de contar con conocimiento total y absoluto de cómo se hace una película".

La extraña capacidad de Cage de hacer que el reloj dé marcha atrás solo empieza a tener sentido cuando logra contar con la ayuda de la única persona que parece entender lo que ocurre: la sargento Rita Vrataski. En palabras del propio Cruise: "Cage y Rita lideran la batalla en la historia. Juntos, forman un equipo perfecto. Quizá empiecen como aliados forzosos, pero ambos acaban descubriendo que solo lograrán sobrevivir si trabajan en equipo".

Liman añade: "Siempre quiero que aparezcan personajes femeninos fuertes, y creo que Rita es el más fuerte de todos los que han aparecido hasta ahora en mis películas. Rita es una veterana en las artes de la guerra, líder de la resistencia y que ha matado a cientos de Mimics".

Gracias a su heroismo en batallas anteriores, los medios de comunicación han otorgado a Rita el título de "El Ángel de Verdun", y las tropas se refieren a ella como "La Zorra de Hierro". El director continúa con su relato: "Ahora le toca ser la mentora de Cage y entrenarle para que sea un luchador tan hábil y poderoso como ella misma si quieren tener alguna oportunidad de sobrevivir a la batalla. Emily aportó al personaje una fuera increíble y logró ser la reputada guerrera que era Rita".

Blunt nos indica que, a pesar de que Cage hace que Rita le ayude, es Rita quien realmente usa a Cage ya que él tiene el poder de que todo vuelva al principio, hecho que ella ve como un arma de valor incalculable. A través de sus experiencias, Rita puede adaptar su táctica de ataque para lograr llegar cada vez más lejos en la batalla y así, en algún momento, lograr sobrevivir a la batalla y así ganar la guerra".

El concepto de esta película ha supuesto uno de los desafíos más extraños ante los que se ha enfrentado Blunt a la hora de interpretar a Rita personaje que, día tras día, no recuerda a Cage ni nada de lo ocurrido anteriormente, por lo que él tiene que reempezar su alianza con ella cada vez que el día vuelve a su comienzo.

En palabras de Blunt: "Rita no conoce de nada a Cage una y otra vez, así que crear un personaje cuya interacción con otro personaje se produce siempre en el mismo ambiente y entorno, lo que hace muy complicado que la relación entre ellos tenga algún tipo de evolución. ¿Cómo puede cambiar su forma de tratarle? ¿Cómo puede aumentar la familiaridad entre ellos si ella ni siquiera puede acordarse de él? Para mí ha sido complicado interpretar un papel así y lograr dar con el punto justo de intimidad".

Cruise también coincide en que fue muy interesante interpretar esa relación unilateral: "Cage pretende protegerla, pero ella no hace lo mismo a cambio porque opina que 'todo se reduce al mismo día una y otra vez". Esto le da un toque especial a la conexión que hay entre los dos, y fue muy divertido investigarlo".

El estilo de dirección que tiene Doug sirvió de ayuda para que Emily expresara la más sutil de las alteraciones de su personaje. "Fue muy estimulante trabajar con Doug, porque nunca sabía lo que me iba a proponer o lo que querría rodar a continuación, y eso me permitió encontrar las diferentes facetas de Rita. Además, Doug huye de las cosas que tienen una apariencia muy brillante o perfecta; en lugar de hacer eso, tiene una especie de desorganización y humanidad que le permite captar momentos de espontaneidad, y creo que el público puede comprobar que eso le añade veracidad.

Según Doug, Tom y Emily dieron en el blanco. "Ambos son unos actores fantásticos, y a pesar de todos los elementos dramáticos de la historia, muchos de los momentos más cómicos surgen de la química que tienen cuando actúan juntos".

Para Cruise, "Emily estuvo sensacional, me encanta la interpretación que hace de Rita, fue perfecta. Se puede palpar su humanidad, y fue muy emotivo. Además, Emily nunca ha hecho ninguna película de acción, pero no se nota nada, porque la lanzaron al ruedo y no era nada fácil, demostró tener un empeño excelente. Es una actriz brillante y tiene un humor fantástico; ha sido un verdadero placer trabajar con ella".

Por lo que podemos ver, la admiración es mutua, pues Emily nos cuenta lo siguiente: "Nunca he conocido a nadie con tanta dedicación por hacer la mejor película posible. Tom se esforzó mucho por sacar lo mejor de cada momento, cada escena y cada día. Nunca le he oido quejarse o aburrirse de su papel, a pesar de que su personaje era un inépto e inútil al principio, pero él dio lo mejor de sí mismo. Creo que eso es lo que hace que su papel sea más convincente".


FARELL - El soldado Cage es un desertor. Os hago responsables a todos de su rescate. Estará listo para el combate mañana a primera hora


J Squad
Tras su altercado con los jefazos en la oficina central, Cage se encuentra en el aeropouerto de Heathrow en Londres, requisado por la UDF como la base del ejército. De un vistazo, se da cuenta de que algo va muy mal, y nada de lo que pueda decir le puede sacar del lío en el que se ha visto envuelto. Presionado por sus superiores, ahora está bajo el mando del Sargento Farrell, un militar de los pies a la cabeza, quien se encarga de que Cage no se escabulla de su misión.

Farrell sabe que Cage quiere desertar, y con la tarea de entrenarle, el sargento supervisa al J Squad, su nueva compañía de inadaptados. Bill Paxton interpreta al orgulloso soldado americano de toda la vida, impaciente por llevar a su equipo al combate.

Paxton nos cuenta que: "El Sargento Farrell está preparando a sus tropas para que lleven a cabo el que cree que será el último contraataque en Francia para evitar que los alienígenas exterminen a la humanidad. Cuando leí el guion, lo que más me impresionó es la imaginación, el alcance y la escala de la historia. Mi personaje dice en una parte de la película 'No existe la valentía si no hay miedo'. Una cosa no puede existir si no existe la otra, y para mí, eso es lo crucial de la historia.

A pesar del mortífero método de guerra, el personaje de Paxton y su equipo a prueba de batallas también le ponen un toque de humor. "A pesar de que estamos en guerra, el escenario y los personajes dejan un hueco para las bromas; es algo oscuro, pero gracioso", dice Paxton.

Como si fuera un grupo de ex-convictos, el J Squad está compuesto por seis soldados deficientes e inconexos: Skinner, Kimmel, Griff, Ford, Kuntz y Nance. Para Silver, "El J Squad sería el último equipo que llevarías contigo a la guerra, pero son muy determinados a la hora de la lucha".

Jonas Armstong interpreta a Skinner, un tipo británico muy habilidoso que no tiene ningún tipo de aprecio por Cage desde que se conocieron, hasta el punto que muchas veces se pelea con él. El actor tuvo muy poco tiempo de preparación para la escena, y de hecho, esta secuencia se añadió en el último momento. Jonas recuerda que "No sabía si reír o llorar; sentí un pánico instantáneo porque, '¿qué pasa si le pego un puñetazo a uno de los actores más conocidos del mundo?' Estaba muy nervioso, pero Tom estuvo genial y me lo puso muy fácil, me dijo que me pusiera todo lo agresivo que pudiera. Al final fue una de las mejores experiencias que recuerdo del rodaje".

Tony Way interpreta a Kimmel, el soldado menos atlético de todos, pero según el actor "lo compensa con otras cosas, porque se da cuenta de que no habría llegado muy lejos de no ser porque estaba haciendo las cosas bien". Se equivoque o no, Kimmel va a la batalla casi desprovisto, y según Tony: "Le da un toque cómico a algunas situaciones intensas".

Griff es un tipo excéntrico, y dice su opinión aunque nadie se la pida. Según Kick Gurry, el actor que lo interpreta, "Es probablemente el tipo de persona que querrías tener de tu parte en la batalla, porque está chalado, pero puede que no salga vivo o que te salve la vida".

Dragomir Mrsic interpreta al silencioso pero observador Kuntz, un soldado de pocas palabras que está siempre dispuesto y preparado para luchar hasta el final. Mrsic explica que "Kuntz lo dice todo con sus expresiones. La guerra afecta a la gente de maneras muy dispares, y Doug pensó que si mi personaje no hablara resultaría efectivo. Sin embargo, Cage no sabe qué hacer con él".

Ford, el más joven del J Squad, es un gamberro que se piensa que lo sabe todo. A diferencia de su personaje, el actor Franz Dameh estaba dispuesto a dejarse aconsejar por los actores más veteranos del proyecto, especialmente por Tom. "Siempre he sido fan de Tom, y ha estado genial poder presenciar su increíble ética y pasión por su trabajo; es muy competente y pude aprender mucho observándole".

Charlotte Riley interpreta a la única mujer que hay en el grupo, Nance. Su personaje tiene la nariz rota y los dientes dorados, por lo que la actriz está casi irreconocible. Charlotte comenta que: "Nance está en un mundo dominado por los hombres, pero ella les hace saber que puede ser tan dura como ellos, e incluso más". Para conseguir la apariencia debilitada del personaje, Charlotte dice: "Tuve que dejar que mis cejas crecieran hasta convertirse en las típicas que se llevaban en los 80, y eso, junto con mis rizos, me permitió transformarme en Nance".

Doug Liman nos cuenta que "Con muy poco tiempo, los actores tuvieron que crear las diferentes personalidades del J Squad, y creo que eso le va a encantar al público".

Antes de que Cage se encuentre en las trincheras con sus humildes tropas, un error de cálculo provoca aterrice allí topándose de mala manera con el General Brigham, un comandante de rango cuatro.

Según Cruise, "Cage ha hecho un trabajo muy bueno en relación con la guerra, y el General Brigham, interpretado de manera brillante por Brendan Gleeson, quiere que le informe desde la zona de impacto, para que el resto del mundo pueda tener clara la visión del campo de batalla. Quiere que desde su posición, se puedan ver perfectamente los puntos clave".

Por desgracia, Cage intenta rechazar la petición del general, con lo que consigue enfurecerle y ofenderle, lo que provoca altercados que cambiarán, de una manera u otra y para siempre la vida de Cage, y la de sus compañeros.


CAGE - No soy un soldado. RITA - Claro que no, eres un arma


Como si estuvieran preparándose para una batalla real, Tom y Emily empezaron a entrenar mucho antes de que comenzara el rodaje de Al filo del mañana. Según el productor: "Tom y Emily empezaron a prepararse meses antes de que comenzáramos a filmar; se lo tomaron muy en serio. El primer día de rodaje, los dos estaban preparados para la acción que requería la película, y eso es un sueño hecho realidad para cualquier director".

Sin embargo, según Emily: "Por mucho que entrenes o te pongas a correr mil kilómetros, nunca vas a estar del todo preparado. Tienes que acostumbrarte, y es algo duro. El estilo de lucha que tiene Rita se desarrolla sobre todo en el aire, tiene que deslizarse bajo tentáculos de alienígenas, saltar sobre ellos, dar la vuelta y cortarlos mientras está volando en el aire todavía. Queríamos que tuviera un aspecto intenso, pero también que tuviera un toque bonito. Había que capturar la coreografía y el talento con el que lleva a cabo el ataque, y eso supuso un reto tremendo".

Cruise admite que, "Fue un proceso muy severo; además, muchas veces tenía que rodar los siete días de la semana, escenas de primera y segunda unidad".

El coordinador de dobles, Wade Eastwood, realizó la coreografía de las complejas secuencias de lucha que Tom, Emily y el resto del reparto realizan en la película, además de entrenar también a los dobles. El entrenamiento no sólo era esencial para las partes específicas de acción, sino que también había que tener en cuenta los trajes que se usan en las batallas.

En cuanto al proceso de creación de la armadura y las armas que los soldados llevan durante la batalla, Doug Liman le describió todos los detalles al diseñador de producción Oliver Scholl y a la diseñadora de vestuario Kate Hawley: cualquier salto tecnológico creativo que pueda haber en cuanto a las armaduras tiene que quedar creíble en un futuro cercano, parecido a lo que están haciendo en todo el mundo con los programas de defensa.

Doug añade: "Necesitábamos algo innovador, algo que el ejército pudiera haber inventado en el futuro. El ejército no le vende sus productos a nadie, así que el enfoque de diseño es mucho más funcional y con actitud; personalmente, así es como quería que fuera la apariencia de la armadura, simple y puro, nada rimbombante". El resultado se puede apreciar en el diseño inolvidable de un traje multifuncional.

El director quería que el traje dejara ver la forma del cuerpo humano, y que se pudiera ver a los personajes a través del mismo, sin que los cubriera. Como el reparto tenía que correr, luchar, saltar y arrastrarse con el traje, tenía que tener un diseño que permitiera el movimiento, como una pieza articulada de una sofisticada marioneta, que pudiera seguir los movimientos que hace el actor. El traje tiene una apariencia real porque es real.

Scholl y su equipo desarrollaron varios conceptos acerca del traje, trabajando junto al jefe de creación del mismo, Pierre Bohanna, para asegurar su funcionalidad y su forma: al principio, algunos conceptos en 2D y 3D anticiparon un prototipo de aluminio con partes articulables y puntos de giro para determinar cuáles serían las reglas que había que seguir para el diseño del traje. Después, Hawley colaboró con el equipo en los detalles estéticos y las proporciones, los colores y tratamientos necesarios. Era necesario que se realizara una integración de manera cuidadosa entre los departamentos de arte y vestuario para que todo estuviera unificado, y hubiera una practicidad y continuidad entre el armamento y los trajes.

El resultado final complementaba los numerosos ejes de las articulaciones humanas, para que pudieran moverse y doblarse igual que el cuerpo humano. Se realizó una réplica con gomaespuma sobre la estructura y después se la enseñaron a Tom, quien nos explica:

"Me pasé por allí un par de meses antes de empezar e investigué mucho acerca de los trajes. Tan solo la estructura de los mismos pesaba entre 27 y 45 kg, y dependiendo de las armas, el peso total podía ascender a 54 o 56 kg. Fue una prueba verídica de mente sobre materia, algo que nunca consigues dominar del todo, pero funcionó a la perfección con el personaje".

Con respecto a la creación del exotraje y trajes militares de faena para Cage, Hawley y Cruise colaboraron desde el primer momento. Como explica Hawley, "además de adaptar constantemente el traje para soportar prácticamente la interpretación de Tom, una de las cosas que dijo Tom fue que quería que su armadura evocara la imagen de un cuadro o una fotografía de guerra, donde se percibe un crudo y heroico romance y, a veces, incluso humanidad".

Scholl, Hawley, Cruise y el equipo del exotraje hicieron terribles esfuerzos para perfeccionar el traje. Desde el casco hasta el calzado, todo tenía que estar perfectamente sincronizado, especialmente porque Cruise, Blunt y muchos de los demás actores estaban interpretando sus propias escenas peligrosas.

Se confeccionaron 70 exotrajes de material duro manualmente durante el rodaje, así como 50 de material blando. Cada exotraje fue fabricado con 200 componentes fundidos a mano. En el momento culminante de la producción de exotrajes, el taller de fundición creaba 650 componentes al día, incluyendo 170 piezas, como tuercas, pernos y tornillos, utilizados para completar cada uno de los trajes. Cada pieza salía del taller de moldes e iba al taller de fabricación, donde sería lijada, pintada y limpiada. Había tres tipos distintos —soldados, tanques y perros— y cada uno tenía armas integradas en su diseño, desde las pistolas lanzadoras de cohetes de los perros que parecen alas emergiendo del traje hasta lanzagranadas, y desde las enormes metralletas de los tanques hasta las armas más reducidas de los soldados.

"Tan solo la construcción de los exotrajes ya llevó de cuatro a cinco meses", dice Liman, "así una vez que abordábamos un nuevo diseño, no podíamos proponer una nueva idea y esperar a que se hiciera realidad pronto".

"Tom sacó el primer exotraje de la cadena de montaje", continúa. "Había estado ya ensayando con pesos para acostumbrarse a cargar con el peso del traje. Eran todos estos pequeños detalles de interpretación lo que lo harían creíble: incluso cuando solo estás caminando con el traje, estás interpretando. En la película, el traje mueve al ser humano, pero en realidad es el ser humano quien mueve al traje".

"El exotraje creado para Rita tenía que percibirse de modo distinto al de los demás soldados. Rita es una guerrera, heroica sin igual, pero al mismo tiempo bella", dice Hawley. "Queríamos evitar que su look fuera muy de chica, como esos tipos de trajes de chica-gato que pueden resultar demasiado fantásticos. Tenía que tener su propio paso arrogante y su propio lenguaje que la distinguiera de los demás y que fuera más personal, y eso debía reflejarse en el traje, como el aspa del rotor de un helicóptero caído, que es el arma de su elección. Rita tiene un aire de Juana de Arco, así que rociamos unas franjas oblicuas con espray en el pecho de su traje —un guiño a la novela— como para decir que había estado en el infierno y había vuelto para contarlo".

Blunt añade: "Rita ni siquiera lleva casco en la película porque sabe que no la va a ayudar. Esto sí que es una chica dura. Y era algo bastante poderoso ponerse esa armadura y desfilar con 20 tipos enormes detrás".

Poner el exotraje a los miembros del reparto no fue un reto fácil. Cada actor tenía su equipo personal de cuatro operarios de traje para meterlos en él. Cruise se hizo el firme propósito de reducir el tiempo que llevaba ponerse el traje. "En las pruebas, llevaba unos 30 minutos ponérmelo", explica. "Si por cualquier motivo te lo tienes que quitar, son 30 minutos que perdemos de producción. Así que le dije al equipo que en cuanto empezáramos a rodar, teníamos que hacerlo en menos de un minuto. Empecé a cronometrarlo literalmente. Era como una competición. Y lo lograron; lo redujeron a 30 segundos".

Cuando Hiroshi Sakurazaka, autor de All You Need is Kill, visitó el plató durante el rodaje, Cruise le propuso probarse uno de los exotrajes. "Realmente no tenía el espíritu ni el aguante para cargar con el traje a mis espaldas" relata Sakurazaka. "Apenas podía caminar con él, y ya no digamos actuar o hacer cualquier otra cosa. Doug Liman me puso en una escena como extra, con el exotraje, ¡y después de estar allí de pie durante diez tomas ya estaba agotado!"

Hawley cuenta: "Crear un exotraje totalmente funcional era un proceso realmente complicado, pero al final estábamos todos tremendamente orgullosos del trabajo que habíamos realizado. Los entresijos eran de infarto. ‘La forma viene dada por la función’ es la conclusión final que sacamos de ello".

Para los trabajos militares diarios, Hawley incorporó las tradiciones de los oficiales británicos, personalizando cada traje de modo que cada personaje pudiera adaptar el uniforme para hacerlo suyo: las botas Dr. Martens de Rita, la camisa de Griff, el osito de peluche de Kimmel. También incorporó diseños de logos de armas de batallas pasadas, dándoles un aire magullado, amoratado y destartalado que contrasta totalmente con los miembros del personal militar uniformados que no se atreven a salir de las paredes de sus oficinas. Y, como el mundo entero está en guerra con los "miméticos", trajes militares y uniformes debían tener un aire internacional. Hawley recogió datos de todo el mundo, cruzando diseños y unificándolos con la marca de las Fuerzas de Defensa Unidas que aparece en el vestuario y el atrezo de la película.

Dado que el mundo de Al filo del mañana está en un bucle temporal continuo, Hawley y su equipo debían afrontar retos de continuidad adicionales. "Muchas veces, durante el rodaje, nos preguntábamos: ‘En qué bucle estamos ahora?’" (ríe). "Así que en cierto modo, se impuso el arte que imita la vida, un poco como el personaje de Tom".


CAGE - La invasión fracasará. Lo perderemos todo


Cuando Scholl se reunió por primera vez con los cineastas para hablar del diseño general del filme, estos insistieron en que, pese a ser una película de guerra e invasión alienígena, no querían que fuera apocalíptica. Scholl cuenta: "Queríamos que quedará claro que aún existía un mundo que salvar".

Liman, aficionado a los filmes clásicos de la Segunda Guerra Mundial, intentó evocar aquella época recreando a la vez un mundo futurista para un público actual. Por tanto, Scholl creó un ambiente que da a entender que no estamos en el mundo actual, como evidencia la tecnología utilizada, pero aun así resulta familiar. Para lo que es un periodo de dos días en el filme, aunque revividos una y otra vez, el equipo de diseño creó 47 decorados —27 exteriores y 20 interiores. Y dado que la historia se desarrolla en el bucle de tiempo, muchos de los decorados fueron rehabilitados y rediseñados para adecuarse al bucle en cuestión.

La totalidad del filme se rodó en Inglaterra, principalmente en los estudios Leavesden de Warner Bros. Además de los nueve estudios de las instalaciones, con una superficie de más de 90.000 metros cuadrados, estas cuentan con una área para rodar exteriores de más de 400.000 metros cuadrados, lo que hace de Leavesden el sitio ideal para recrear la invasión masiva de una playa, dependencias militares con base en el aeropuerto de Heathrow incluyendo una zona cubierta de prácticas de combate y naves de descenso, o un Louvre casi desmantelado, entre otros escenarios o telones de fondo.


La playa
La zona de exteriores de 200 metros de largo por 150 de ancho no era más que un gran campo cubierto de hierba hasta que el equipo de Al filo del mañana se hizo con él. El desafío era crear una playa que evocara Normandía, alrededor de la Segunda Guerra Mundial. Llevó cuatro meses. Primero allanamos el terreno y luego trajimos 1.300 toneladas de arena. Se cavaron hoyos y trincheras meticulosamente para recrear un campo de batalla, con la colaboración del departamento de escenas peligrosas de Wade Eastwood, encargado de diseñar las secuencias de acción que iban a tener lugar ahí.

El departamento de efectos especiales equipó el terreno y la arena para las explosiones de la batalla; fue especialmente difícil lograr que la arena no se convirtiera en barro debido a la humedad en el aire, de modo que los ambientadores de decorados tenían que remover la arena constantemente para mantenerla fresca. Entre aquella arena llena de hoyos y trincheras estaban esparcidos fuselaje y escombros.

Rodeando este enorme plató exterior había una pantalla verde de más de 500 metros, que después sería sustituida por ambientes ampliados que representaban el enorme paisaje y la línea de la costa, junto a 100.000 tropas luchando en la batalla contra "los miméticos". El cielo se llenó de aviones militares, naves de descenso, aerodeslizadores, helicópteros y misiles. Para cubrir toda la acción, el director de fotografía Dion Beebe tenía a menudo nueve cámaras grabando a la vez.

"Dion cuenta con un talento asombroso y es un colaborador increíble", subraya Liman. "Es uno de los mejores directores de fotografía con quien he trabajado jamás y volvería a hacerlo con los ojos vendados".

La playa suponía un trabajo muy complicado. Liman cuenta: "Pasamos probablemente en aquella playa 35 días del rodaje, y el último día era justo antes de Navidad. Inglaterra es lluviosa, todos lo sabemos, pero llegamos nosotros y nuestra playa estaba cubierta de nieve. Jeff Silver, nuestro increíble productor, me miró y dijo: 'Quizás la Madre Naturaleza nos esté diciendo que es el momento de marcharnos de la playa.’"


La base
Los cineastas exploraron el aeropuerto de Heathrow para determinar qué es lo que podían y lo que no podían rodar en él, de acuerdo con las normativas aeroportuarias y las necesidades de producción. En Heathrow fueron increíblemente complacientes, pero es uno de los aeropuertos más concurridos del mundo, de modo que los cineastas decidieron que sería mejor para sus intereses construir ellos mismos parte del aeropuerto.

Se cubrió con un nuevo revestimiento la superficie de los edificios de Leavesden, se construyeron pasarelas de acceso, se duplicaron las marcas de seguridad y de tráfico en el suelo. Los especialistas de Heathrow trabajaron estrechamente con el departamento artístico y el equipo de construcción en la réplica de la pista de despegue de Heathrow.

Los exteriores del aeropuerto eran tan inmensos que la gran parte de los actores y el equipo utilizaban carros de golf para moverse en ellos. No obstante, Liman recuerda que no todo el mundo tenía necesidad de ellos. "Estábamos haciendo una escena con Tom y los actores del Escuadrón J, junto con unos 40 extras, que requería que fueran haciendo footing de un extremo a otro, y cuando hubieran llegado al otro extremo, cortaríamos y entonces tendrían que volver para volver a empezar. Estaba bastante lejos, pero Tom sencillamente arrancó a correr. Y de pronto 60 personas le estaban siguiendo, corriendo de nuevo hasta la posición de salida, de modo que, en vez de estar cinco minutos a poder empezar con la segunda toma, tardaron solo 30 segundos. De hecho, Tom golpeó el carro de golf con la cámara".

Para convertir el aeropuerto en una base militar, instalaron tiendas del ejército en la zona que servirían como base de operaciones para los soldados. Se utilizaron tiendas de rangos militares reales para ambientar la escena.

El cubierto para prácticas de combate donde Rita entrena a Cage para luchar contra los miméticos estaba hecho con enormes piezas de hormigón bombardeado, acribillado de balas. Construido en un gigantesco estudio, este escenario fue diseñado dándole un aire industrial, y era uno de los pocos de la película en que se utilizaron colores claros como rojos, amarillos y naranja. Particularmente, los colores se utilizaron para los llamativos "simuladores" de los miméticos de acero, en forma de garfios, utilizados en el adiestramiento para la lucha. La gama de colores más claros, comparada con los grises y caquis monocromáticos utilizados en todo el resto de la película, pretendía indicar sutilmente el alto nivel de alarma en estos tiempos de guerra tan turbulentos, así como mostrar la toxicidad potencial del ambiente.

No obstante, antes de que Cage pueda ejecutar realmente un momento de entrenamiento, es enviado a la batalla con el resto del Escuadrón J en una nave de descenso que los traslada desde la costa y desde la que literalmente bajan con cables hasta la playa. Scholl elaboró el sofisticado diseño de la nave de descenso, que en escenas exteriores parece una mezcla entre un Osprey de rotor basculante y un helicóptero Chinook. Estaba entusiasmado cuando se convirtió en realidad gracias al esfuerzo conjunto del supervisor de efectos especiales Dominic Tuohy y el director de construcción Paul Hayes, cuyos equipos construyeron y equiparon este escenario, y Nick Davis, cuyo equipo de efectos especiales compondría más tarde las trampillas de la aeronave que se abrirían para dejar a los soldados en la batalla, así como duplicar el exterior de miles de naves en plena batalla.

Para esta escena, los actores, en sus exotrajes, estaban en realidad colgados con cables y caían al suelo en colchonetas de seguridad situadas cuatro metros por debajo de ellos. Este escenario también estaba equipado con hidráulica, de modo que podía temblar y balancearse como un simulador de vuelo. Los actores aguantaron una semana de rodaje en este ambiente claustrofóbico, enganchados a un soporte con sus pesados exotrajes, con los pies colgando.


París
Para las escenas de la película en un París en guerra (todas ellas rodadas en Leavesden) Scholl diseñó un emplazamiento emblemático en ruinas: el Louvre. El centro de visitantes había volado en pedazos; enormes bloques de hormigón habían caído sobre barro, escombros y restos humanos; la barandilla de una escalera mecánica, que parecía haberse partido en dos, llevaba a ninguna parte, creando la sensación de que estaba mitad por encima de tierra, mitad por debajo. Seis saltos de agua fueron construidos en el escenario para mostrar la inundación constante en la posguerra. Y, en un guiño a la novela original de Sakurazaka, incluyeron carteles japoneses de publicidad de una exposición que había tenido lugar en el museo antes de que empezara la invasión alienígena.

Todo un lateral del escenario era una pantalla verde —el ambiente en segundo plano sería extendido por el departamento de efectos especiales para mostrar las calles de París, utilizando placas con secuencias escénicas rodadas previamente.

Para una escena esencial en los Campos Elíseos, la compañía se enfrentó a temperaturas bajo cero para rodar noches de exteriores en la plaza de la Concordia creada por Scholl. Con 75 metros de ancho por 75 de largo, el depósito construido para la ocasión tenía una profundidad de 15 cm y contenía 87.000 litros de agua. Alrededor de este escenario había una pantalla verde de ocho metros y medio de altura. Mostraba estatuas y verjas metálicas del mismo estilo que las de la plaza de verdad, y quien tenga buen ojo para los detalles podrá vislumbrar partes del Obelisco mientras coches explosionados abandonados flotan por las calles inundadas.

La producción también se arriesgó a salir de Leavesden. Se rodaron escenas de efectos visuales en el aeropuerto de Heathrow, en las playas de Saunton Sands en Devon y en el interior de un parking en Vauxhall. Las secuencias de conducción se organizaron en Barton Stacey, Lavant Road en Sussex, y en el circuito de Millbrook, conocido por sus punteros tests a los vehículos.

Actores y equipo rodaron en numerosas localizaciones prácticas, incluyendo el edificio del Ministerio de Defensa en Whitehall y Horse Guards Avenue; el puente de Waterloo; una granja de 1690 de English Heritage en un terreno de 90.000 m2 en Petersfield; el pub Coach & Horses en Farringdon; y el paseo The Mall junto a Hyde Park. Y, en lo que sería un momento extraordinario para todos los implicados, Al filo del mañana y que pasarán a la historia del cine en Trafalgar Square.


Trafalgar Square
Durante una de las primeras reuniones de producción, cuenta Stoff, "Tom dijo: ‘¿No sería una manera genial de empezar la película con un helicóptero sobrevolando el Támesis y aterrizando en Trafalgar Square?’ En aquel momento, miré a nuestra directora de localización, Sue Quinn, que se había quedado pálida" (ríe).

Hacer aterrizar un helicóptero en Trafalgar Square era un privilegio que nunca se le había concedido a nadie antes, a parte del ejército británico, y solo en casos de emergencia. Afortunadamente, los cineastas contaban con el apoyo del alcalde de Londres, Boris Johnson. La alcaldía trabajaba en colaboración con la autoridad metropolitana de Londres, el ayuntamiento de Westminster, Transportes de Londres, el departamento de policía de Charing Cross, la Policía Montada, la Guardia a Caballo, el metro de Londres, la National Gallery y otras autoridades para ejecutar la secuencia.

Además, el departamento de localización de producción había enviado 8.000 cartas a empresas y casas particulares a 700 metros a la redonda de Trafalgar Square para asegurarse de que todo el mundo conociera los planes de rodaje.

El día del rodaje, las famosas fuentes de Trafalgar Square se apagaron. El equipo de Beebe había situado 11 cámaras en tierra firme y en tejados para captar la escena. La policía acordonó la zona y el tráfico fue desviado de Trafalgar Square. No se dejó ningún detalle al azar.

El RAF Puma Eurocopter utilizado para rodar se situó al otro lado del Támesis, en el estadio de cricket The Oval. Desde allí, Cruise se subía al helicóptero y lo conducía por encima del río, pasando por el London Eye, el puente de la Torre, el Big Ben y Whitehall para aterrizar en Trafalgar Square. El helicóptero principal fue seguido por otro Eurocopter con una cámara instalada para filmar las escenas aéreas. En varias de las tomas, Doug Liman estaba dentro del helicóptero con Cruise, manejando él mismo la cámara.

Cruise reflexiona: "Hacer aterrizar un helicóptero en Trafalgar Square fue uno de esos momentos excepcionalmente geniales de una carrera en que has estado en localizaciones de todo el mundo. Todos estábamos muy emocionados por hacer esto, y era fantástico que Doug estuviera dentro para filmarme en directo para la secuencia de apertura. Fue realmente divertido para todos".

"Cerrar Trafalgar Square y hacer aterrizar un enorme helicóptero de la Royal Air Force fue uno de esos momentos en que vuelves a sentirte como un niño", sonríe Liman. "Desde un punto de vista técnico, fue de lejos el mayor desafío que he afrontado en mi carrera, porque teníamos tres horas para hacerlo todo, sin la posibilidad de ensayar in situ, y una vez que está planeando, se hace imposible cualquier tipo de comunicación debido al enorme ruido. Y solo teníamos aquella mañana, de modo que tienes lo que tienes. Si necesitas un minuto más, nunca lo tendrás. Y pensé para mí: ‘Esta es una oportunidad que solo pasa una vez en la vida; aprovéchala al máximo.’"


CAGE - No estamos preparados para lo que hay ahí afuera


Al filo del mañana tiene lugar durante la ofensiva final en una guerra mundial contra una invasión aparentemente infranqueable de una raza alienígena con mentalidad de colmena que ha escogido vivir y tomar el poder en la Tierra. El equipo de efectos especiales tuvo un enorme trabajo con ellos.

"Había trabajado antes en efectos especiales, aunque espero que el público no necesariamente lo haya notado", sonríe Liman. "Pero nunca había hecho una película en que cualquiera de los personajes principales estuviera totalmente compuesto de efectos visuales, especialmente del tipo que tienen que interactuar totalmente con los actores".

Liman tenía la ventaja de trabajar con el supervisor de efectos especiales Nick Davis. "Nick y yo pasamos cientos de horas haciéndonos una idea de los movimientos alienígenas, estilos de lucha, todo. Y él no hablaba solo de efectos, sino de historia. Sabía que este proyecto iba a ser un extravagante matrimonio del mundo real, sus personajes y su acción con un mundo de computación gráfica, sus personajes y su acción, y Nick realmente me guió a través de este proceso".

Davis explica: "Había que hacerlo justo desde la decisión inicial, debido a la complejidad de las secuencias de batalla".

Liman admite haber "dado muchas vueltas a los miméticos para asegurarse de que eran entidades específicas con sus propios atributos. Nunca quiero desperdiciar una oportunidad para aportar algo interesante a la vida, especialmente mis villanos. De modo que tenía que enfocar el diseño de los alienígenas teniendo eso en cuenta".

El diseño de los miméticos fue un proceso continuo y en evolución. El verdadero reto era crear un alienígena que pareciera original. Stoff cuenta: "Inventar algo nuevo es más duro de lo que parece, y cuando lo haces, corres el riesgo de que parezca fortuito, y no natural de tu película. Así que lo que hicimos fue trabajar realmente en la historia que se escondía detrás de los miméticos. Cuando tu diseño se inspira en una historia, te mueves en un terreno mucho más seguro".

El equipo decidió que los miméticos tendrían numerosos tentáculos que colgarían de su cuerpo durante la batalla, como una jabalina. ¿Pero cómo se moverían los miméticos? ¿Qué textura tendrían? Los cineastas iniciaron sus investigaciones y evolución de los miméticos, llevando a cabo estudios de movimiento y animación. Debían determinar cómo interactuarían en combate los miméticos y sus oponentes humanos.

"Todos los distintos tipos de los miméticos tienen rasgos de personalidad diferentes", prosigue Davis. "Algunos tienen cuatro patas y tentáculos que salen disparados de su cuerpo. Otros se mueven con increíble velocidad y destreza. Pero todos están ahí para matar a un enemigo de rapidez y brutalidad incomparable".

Blunt, junto con muchos de sus compañeros de reparto, tuvo que ejecutar numerosas escenas de lucha contra una pantalla verde, con adversarios que en realidad no estaban allí. "Hubo que acostumbrarse a ello, lanzarse al vacío en cables, blandiendo una enorme espada pero sin impactar realmente en nada" recuerda.

Las compañías de efectos especiales, incluyendo Framestore en Londres y Montreal y Sony Pictures Imageworks en Los Ángeles, echaron una mano en el diseño de la criatura. Las escenas principales con los miméticos fueron esbozadas por artistas de efectos especiales en previsualización antes del rodaje. En el rodaje, en un día normal, el departamento de efectos especiales tenía a un equipo de seis personas que captaban los datos y texturas que se utilizaban como materiales de referencia para la creación de secuencias en posproducción. Con la ayuda de imágenes fijas digitales de alta resolución y vídeo digital, los especialistas capturaban toda la luz y la información de la escena, de modo que los artistas informáticos pudieran recrear más tarde el mismo ambiente.

"Uno de nuestros objetivos era crear secuencias con efectos especiales fotorrealistas, de modo que el espectador no pueda detectar dónde acaba la secuencia rodada y empieza la extensión de efectos especiales", explica Davis.

Para las piezas finales de posproducción, Liman trabajó con el compositor Christophe Beck, quien creó una banda sonora que captaba el suspense, la acción y la diversión del extraordinario viaje de Cage y Rita.

"Cuando encuentro un proyecto que tiene un significado más profundo y al mismo tiempo es un increíble viaje en montaña rusa que tendrá secuencias de acción que el público no ha visto nunca antes, comedia, y supone diversión para todos, obviamente quiero hacer esa película inmediatamente" afirma Liman.