Cinemanía > Películas > Dos tipos duros > Sinopsis
Destacado: La historia que cambió la imagen de París para siempre en 'Eiffel'
Dos tipos duros cartel reducidoDos tipos durosDirigida por Juan Martínez Moreno
¿Qué te parece la película?

Paco (Antonio Resines) es un matón a sueldo venido a menos, un tipo lleno de caspa y de deudas. Una de ellas es con Don Rodrigo (Manuel Alexandre), el Vito Corleone de la ciudad de provincias donde viven, que harto de esperar que le pague le ofrece dos soluciones: una, meterle un tiro; dos, enseñarle la profesión a su sobrino Alex (Jordi Vilches), un adolescente con aspecto de idiota que no parece tener el más mínimo talento para nada que no sea meter el cuezo. Paco, aunque tentado por la primera opción, se ve obligado a elegir la segunda. Una de las meteduras de cuezo de Alex es incorporar al grupo a Tatiana (Elena Anaya) una chica de alterne que parece estar necesitada de ayuda.

Y en estas están, con Paco al borde del suicidio al verse rodeado de semejante patulea, cuando parece que la suerte les sonríe: una llamada de trabajo. El trabajo consiste en secuestrar a una dulce e inofensiva carnicera, Aramís (Rosa María Sardá), y pedir un suculento rescate que permitirá a Paco pagar sus deudas y perder de vista a sus nuevos socios.

Todo parece muy sencillo aunque, con la gente adecuada, es posible hacer que hasta la cosa más simple se convierta en un desastre. Y así, pasito a pasito, chapuza a chapuza, nuestros héroes consiguen llegar a tener a todos los criminales del lugar queriendo acabar con ellos. Pero parece que tienen algún que otro recurso...

Los personajes:
Paco (Antonio Resines).
Un día descubrió que con la paga mínima no vivía. Sobre todo si no pillaba el " mínimo interprofesional". Desde entonces ha hecho de todo: camarero, chulo putas, mensajero, camello, dromedario, de cocodrilo en un circo... y ahora resuelve conflictos humanos: alguien tiene un conflicto con un humano, y él " se encarga" del humano.

Tatiana (Elena Anaya)
A los 14 ya disparaba con pistola. A los 19... mejor no decir qué hacía a los 19... Desde luego, calceta, no.

Aramis (Rosa María Sardá)
Ejemplo de los empresarios de la provincia, medalla al mérito turístico por su trabajo en chacinería y cortes rápidos. Empezó de la nada y poco a poco, ahorrando y con esfuerzo, ha ido levantando su negocio de carnicería... ¿Sólo de carnicería? .... Por supuesto... siempre hay malpensados. Aramis y Gumersindo: una pareja modelo para la ESPAÑA del siglo XXI...

Alex (Jordi Vilches)
0 en Matemáticas, 0 en Literatura,0 en Ciencias,0 en Geografía... Si hubiera jugado bien al fútbol, tendría futuro... Pero no, tampoco es muy mañoso. Su destino.... trabajar con Paco (triste destino)

Víctor (Joan Crosas)
Primero de la clase, licenciado en ingeniería, físico nuclear... No pudo pillar oposiciones: se las llevó el hermano del primo de un bedel... Ahora se gana la vida afinando la puntería.

Bebe (Fele Martínez)
Era un chico tranquilo, monaguillo, gente de bien... hasta el día en que le pillaron destripando a un ratón... vivo. Es tuerto. Donde pone el ojo, sólo pone el ojo. Es un pedazo c..... Le encantan las nueces: las que casca, y jugar a Guillermo Tell con ellas.

Reme (Mariola Fuentes)
Empezó de secretaria, pero el jefe se la trajinaba gratis. Decidió hacerle al jefe un favor y empezar a cobrarle. Mujer emprendedora, ahora es MADAME. Y regente su propio negocio. Una mujer de empresa. Y ahora el jefe se arrastra para pedirle que le haga caso.

Don Rodrigo (Manuel Aleixandre)
Pilla de la UE con su granja de corderos. Pilla de Ministerio de Agricultura con sus viñedos. Pilla de Hacienda con su jubilación de contable. Y a quien le pilla, se lo carga. Es el ejemplo de hombre de bien. Los bancos no están contentos, porque hace lo que ellos, pero él cobra más interes. Y siempre, siempre cobra.

Don Reinaldo Peña (Jaime Blanch)
Elegante, educado, Harvard School of Business. Cuando estudiaba en USA se hizo amigo de un par de Colombianos. Y decidió hacer las Américas. Volvió en una nube de polvo blanco. Y de un polvo llego a otros... Vamos, que culpa suya no es: es cuestión de business.