Cinemanía > Películas > Niños grandes 2 > Comentario
Destacado: Gal Gadot protagoniza 'Wonder Woman 1984' acompañada por Chris Pine
Niños grandes 2 cartel reducidoNiños grandes 2(Grown ups 2)
Dirigida por Dennis Dugan
¿Qué te parece la película?

Un filme de Dennis Dugan. Protagonizado por Adam Sandler, Kevin James, Chris Rock, David Spade, Salma Hayek, Maya Rudolph, María Bello, y Nick Swardson. Dirigida por Dennis Dugan. Producida por Adam Sandler y Jack Giarraputo. Escrita por Fred Wolf & Adam Sandler & Tim Herlihy. Los productores ejecutivos son Barry Bernardi y Allen Covert. El director de fotografía es Theo Van de Sande, ASC. El director de producción es Aaron Osborne. El montador es Tom Costain. El diseño de vestuario es de Ellen Lutter. La música es de Rupert Gregson-Williams. La supervisión musical es de Michael Dilbeck, Brooks Arthur, y Kevin Grady.


Sobre la película
¡Han vuelto! Adam Sandler, Kevin James, Chris Rock, y David Spade vuelven a formar equipo para montar el numerito este verano en Niños grandes 2.

Su antecesora ha sido la comedia más exitosa de la larga carrera de Sandler: en el 2010 el filme Niños Grandes arrasó en la taquilla, cosechando risas y recaudando más de 260 millones de dólares en todo el mundo. Lo que resulta aún más asombroso para una estrella de la comedia es que Sandler ha gozado de la misma popularidad tanto dentro como fuera de casa: la película recaudó más de 100 millones de dólares fuera de Estados Unidos.

Eso explica por qué, después de más de una década de exitosas comedias, Sandler se estrena en un terreno desconocido: una secuela. Niños grandes 2 marca la octava colaboración del director Dennis Dugan con Sandler. Para el director sobran los motivos para explicar que éste era el momento adecuado para la secuela. "Ha sido emocionante reunirlos a todos. Todos los personajes y las relaciones eran tan ricas y divertidas que sabíamos que habían muchas historias más que contar. Es como visitar a viejos amigos".

Para Chris Rock, volver a formar equipo con sus divertidos compañeros supuso la ocasión perfecta de hacer una película especialmente graciosa. "Es una competición juguetona entre graciosos", explica el actor. "Yo quería ser más gracioso que Spade, Spade quería superar a Kevin, y Kevin, a Adam. Cuando eres humorista, no lo puedes evitar. Pero gracias a eso somos más graciosos, eso es lo bueno".


Ellos
ADAM SANDLER vuelve como Lenny Feder. Después de su último viaje a su pueblo natal, la estrella de Hollywood comprendió, gracias a sus viejos amigos, lo que realmente importa en la vida. Y esa es una lección que no olvidará. "Lenny ha dejado su trabajo como agente de Hollywood para hacer las maletas y llevarse a la familia al lugar donde se crió", explica Dugan. "Quiere que sus hijos se críen en un lugar normal, alejados de la locura Hollywoodiense".

KEVIN JAMES interpreta a Eric Lamonsoff, un personaje que tendrá que hacer frente al mayor de sus temores en el filme. "Uno de los temas que trata la película es cómo estos personajes reviven su juventud de alguna manera, y ahora que son adultos, se enfrentan a cosas desconocidas con las que nunca tuvieron que lidiar de jóvenes", explica James. "Mi chico es el que nunca se atrevió a saltar a la cantera de crío. Lenny y los demás tíos no me han dejado superarlo… por eso cuando se me presenta un reto, tengo que vencer aquellos temores de mi juventud…o acabar en un restaurante, una de dos".

CHRIS ROCK vuelve como Kurt McKenzie. En la primera película ejerció de amo de casa pero en Niños grandes 2 vuelve al trabajo, aunque lo disimula bien. "Se supone que es un técnico de asistencia de televisión por cable pero, como todos ellos, ha descubierto la forma de no dar un palo al agua, o hacer lo menos posible", asegura Rock. "Te da una opción: 'Estaré entre las doce y las cuatro de la tarde' – y luego espera el momento más inoportuno en el que no podrás abrirle la puerta. Llama, como no hay respuesta, pumba, deja la nota: hay que concertar otra cita".

El personaje de DAVID SPADE es Marcus Higgins, y en esta nueva entrega de Niños grandes 2, recibe finalmente su merecido. "En la primera película, descubrió que el estilo de vida que pensaba que quería: siendo soltero y libre, no era tan gratificante como el de sus amigos, a pesar de que ellos tenían ataduras de esposas e hijos", asegura Spade. "Pues resulta que, en la secuela, se da cuenta que su vida fácil y libre no lo es tanto, tiene un hijo cuya existencia desconocía y vuelve al pueblo para pasar tiempo con el padre que nunca conoció. Y además, el "niño" tiene 18 añitos, es enorme, y está muy pero que muy amargado por el rencor".

NICK SWARDSON te hará reír con su personaje, Nick. "Me entusiasmó la idea de trabajar con tanta gente maravillosa en esta película", sonríe el actor. "Gente con la que nunca pensé trabajar. Esta película es realmente divertida, una locura, y me alegra formar parte de ella".


Ellas
SALMA HAYEK interpreta a Roxanne, la mujer de Lenny. Esta mujer que sigue de cerca la moda, deja atrás Los Ángeles y acaba en un pueblo pequeño de la coste este.

Explica Hayek: "Es como un pez fuera del agua, la única que no encaja. Los demás personajes se criaron juntos. Así que a ella le lleva más tiempo encontrar su lugar en su nuevo hogar".

El único aliciente que necesitó Hayek para comprometerse fue la oportunidad de volver a trabajar con el reparto de Niños Grandes. "Me encantó la idea de reunirme con estos maravillosos actores y humoristas. Hemos seguido en contacto y me apasiona trabajar con ellos – tienen mucho talento. Quiero mucho a las chicas, especialmente María y Maya. Nos llevamos genial la última vez y en esta ocasión estamos más relajadas. Maya es una de las grandes humoristas estadounidenses y cada año lo hace mejor. Y María derrocha fuerza. ¡Es una fiera!"

Para Hayek estar en el set es una fuente de inspiración y hace que todos los actores aporten su mejor trabajo cómico. "No deja de impresionarme lo graciosos que son todos, incluso los que no te esperarías. Para mí Shaquille O'Neal fue una revelación: te partes de risa con él y en esta película te hará reír más que nunca".

MAYA RUDOLPH interpreta a Deanne McKenzie, la mujer del personaje interpretado por Chris Rock, a quien le dedica unas palabras: "Chris es, con diferencia, una de las personas más inteligentes y graciosas del planeta. Trabajar con él siempre es una gozada. Puede hablarte seriamente de cualquier tema y te garantizo que su visión será la más conocedora, inteligente y desternillante que jamás hayas oído. Podría leerme la carta del bar de la esquina y estaría encantada de la vida".

MARIA BELLO interpreta a Sally Lamonsoff. Asegura que trabajar en una producción de Adam Sandler es una experiencia sin parangón. "Tienes tantísima libertad", asegura la actriz. "Adam y los chicos esperan que improvises con tu personaje. No todas las improvisaciones saldrán en la película pero algunas sí, y serán de los momentos más graciosos de tu personaje".

"Esta vez, cuando me llamaron, ya sabía qué esperar. Era como volver al campamento de verano. Adam y Happy Madison crean ese ambiente para todos nosotros en Marblehead y en Swampscott. Es una producción realmente divertida, y yo, encantada".


El pueblo
Alexander Ludwig interpreta a Braden, el hijo de Marcus. Recientemente vimos al actor en Los juegos del hambre. "Marcus nunca supo de la existencia de su hijo Braden, pero Braden no lo sabe", explica Ludwig. "Él piensa que Marcus lo ha sabido siempre y sencillamente ha optado por ignorarle. Por eso la relación entre ambos es muy tensa desde el principio porque Braden lleva años y años alimentando su ira y rencor hacia su padre. Ha sido divertido interpretar a un personaje así de loco e intimidante".

De tal palo, tal astilla. "Es una versión enorme de Marcus", aclara Ludwig. "Lleva el pelo largo, perilla, pero sobrepasa por completo a su padre".

A Ludwig le resultó especialmente gratificante unirse a la comedia. "Después de Los juegos del hambre, agradezco la oportunidad de hacer algo diferente y sorprender al público. Además, cuando llama Adam Sandler diciendo que está interesado en que participes en su próxima película, tienes que aprovechar la ocasión".

El filme rebosa de cameos e interpretaciones estelares de reparto. El rompecorazones Taylor Lautner se suma a la diversión como el líder de la pandilla de la fraternidad que causa estragos en las filas de nuestros héroes. "Mi personajes y sus amigos no son los chavales más agradables, pero eso es lo divertido de la película", explica el actor. "No se me ocurre un mejor plan para el verano que pasar el rato con la pandilla de Adam Sandler. Me crié viendo sus películas. Soy un gran fan".

La leyenda de la NBA Shaquille O'Neal asume el papel del Agente Fluzoo, protegiendo a los ejemplares ciudadanos de Stanton, Connecticut. Ha demostrado ser todo un Superman tanto en la comedia como en la cancha. Para Shaq su papel ha evolucionado de cameo a un auténtico papel de reparto. "Es genial conocer a Adam, es genial trabajar con él", asegura el jugador 15 veces All-Star. "En mi primera escena, me sentí un poco nervioso de hecho. Tuve que meterme en modo baloncesto. Vi a Adam, a Chris, y a David, y pensé: 'vale, ahí están Jordan, Bird, y Magic. Tú haz lo tuyo, Shaq.' Y eso hice, y espero que la peli os guste a todos".

El compañero de Shaq es el habitual de Happy Madison Peter Dante, quien interpreta a, casualmente, el Agente Dante. "Nos conocimos y, cinco minutos después, éramos mejores amigos", recuerda Dante. "No me puedo creer que Shaq sea mi compañero. Es el tío más real, molón, normal, sencillo, y genial. Uno de los mejores que se hayan sumado a una de nuestras fiestas. Desde la primera escena el tío lo bordó".

Afirma Dante que los cameos son los que elevan el listón de humor de la película. "Si echas un vistazo por la mañana cuando estás en maquillaje y peluquería descubrirás a Colin Quinn, a Cheri Oteri, Chris Rock, David Spade, cada actor que te hecho reír en 'Saturday Night Live' – y todos siguen siendo amigos, y todos están ahí por Adam. Es la amistad y lealtad de ambas partes que los une. Y eso es lo más bonito".

Repiten por segunda en Niños Grandes los antiguos alumnos de 'SNL' Colin Quinn, Tim Meadows, Steve Buscemi y Dan Patrick. "Estos tíos fueron los rivales en la primera entrega", dice Dugan. "Y por supuesto, siguen viviendo en el mismo pueblo, y siempre vivirán, por lo que vuelven, tan excéntricos como siempre".

Vuelven también al reparto de Niños grandes 2 los críos: Jake Goldberg, Cameron Boyce, y Alexys Nycole Sánchez como los hijos de los Feder; Ada-Nicole Sanger y Frank y Morgan Gingerich como los hijos de los Lamansoff; y Nadji Jeter y China Anne McClain como los hijos de los McKenzie. "Es un placer volver a ver a los chicos, se han hecho mayor", afirma Dugan. "Los niños preadolescentes ya son adolescentes. Y ya sabes como son. ¿Qué hacen el último día de clase? Escaparse a la cantera".

Pero en la vida real las cosas también han cambiado para los actores. "Cuando fichamos a estos chavales hace cuatro años eran críos, y entraron acompañados de sus padres", recuerda Dugan. "En esta ocasión estábamos organizando los horarios de Niños grandes 2, y fue fácil conseguir a Salma y a Kevin… pero Cameron está en el programa 'Jessie' de Disney Channel y China se ha convertido en una gran estrella con su programa 'A.N.T. Farm: Escuela de talentos!' Es súper famosa ahora. Y los demás críos van por el mismo camino. ¡Son más famosos que nuestros chicos famosos!"


Sobre la producción, los sets y los exteriores
Para rodar Niños grandes 2, el equipo técnico se trasladó nuevamente a la costa norte del estado de Massachusetts, donde rodaron la primera entrega. El director de producción Aaron Osborne asegura que quisieron partir de y construir sobre la imagen de la primera película. Explica: "Niños Grandes 1 desprende una sensación auténticamente americanas. Quería honrarla y a la vez, construir, y añadir cosas".

Afirma Osborne que los sets, los exteriores y los diseños sirven para darle a los humoristas un entorno en el que puedan dar lo mejor de sí. "Es un enorme placer trabajar con Adam, porque le encanta colaborar y se crece con todo lo que le eches: sea una idea de diseño, o parte del mobiliario del decorado, él coge la pelota que le lances y echa a correr con ella".

Asimismo, explica que Dennis Dugan es el hombre que une todos los hilos. "Dennis es un fantástico director – está abierto a todo", dice Osborne. "Lo que me inspira tanto de Dennis es que con él todo es abierto, posible, y nuevo. Y eso es emocionante, es contagioso, todos los que estamos a su alrededor caemos en esa onda. Nadie es inmune".

Para los realizadores los pintorescos e históricos pueblos de Marblehead y Swampscott supusieron los exteriores ideales para crear el pueblo ficticio de Stanton, Connecticut.

El distrito histórico de Marblehead y sus alrededores, entre ellos Old Town House, Abbot Hall, los comercios situados junto a las pintorescas calles Washington, Atlantic y Ocean y las escuelas del barrio se convirtieron en el pueblo natal de Lenny Feder y sus amigos. La tienda de juguetes se transformó en el restaurante Red Arrow Diner (comparte nombre con un conocido bar de comidas de New Hampshire), mientras que la galería de la esquina se convirtió en la boutique Hermosa de Roxanne. Mientras tanto, en el parque Gatchell – con una superficie de ocho acres y campos de beisbol, fútbol, y cancha de baloncesto – los realizadores construyeron la heladería. "Para mí era un cumplido cuando los vecinos se acercaban para pedir helados. Claro, no comprendían por qué no se los podíamos servir", recuerda Osborne.

En Swampscott se utilizaron la estación de tren, el colegio, y varias casas residenciales, además de calles, mientras que Marian College se convirtió en una casa de fraternidad de la ficticia Brunson University.

Los realizadores construyeron un impresionante plató de 4180 metros cuadrados en Swampscott, donde Osborne creó el jardín trasero del hogar de los Feder, con casa en el árbol y piscina incluidas. "Sencillamente no fuimos capaces de encontrar una casa que tuviera el jardín adecuado", explica Dugan. "Y si la hubiéramos encontrado, teniendo en cuenta que íbamos a rodar una fiesta nocturna y esto conlleva seis semanas de rodaje nocturno, de nueve de la noche a seis de la mañana, no compensaba. Así que construimos un plató. Así evitábamos molestar a los vecinos y podíamos rodar durante el día como si fuera noche – y para los actores es mucho más fácil soltar una gracia a las tres de la tarde que a las tres de la mañana".

La solución comenzó cuando los realizadores encontraron una casa con un hermoso jardín delantero; a continuación se pusieron manos a la obra para diseñar un jardín trasero que encajara. "La casa real daba al mar por detrás", recuerda Osborne. "El jardín delantero era precioso pero no tenía jardín trasero. Partimos del diseño de esa casa y empezamos a construir modelos de posibles jardines traseros. Los del departamento de artes son unos crack y construimos modelos a escala del jardín que nos gustaba – y jugamos con cientos de figuritas simulando la escena de la pelea colectiva. Lo repasamos con Dennis y Adam y lo modificamos y modificamos hasta dar con el diseño final. Mientras tanto, íbamos construyendo modelos del plató, para que pudiéramos incorporar las dos".

¿Cómo se construye un plató en un campo de fútbol? Siendo creativo. "Lo construimos de contenedores de transporte", dice Dugan. "Mide tres contenedores de alto, 53 metros de ancho, y 76 de largo. A continuación colocamos una tienda enorme encima de los contenedores y la iluminamos; construimos el jardín trasero ahí, colocamos el césped, una piscina y árboles. Es un espacio más amplio que el mayor estudio de Hollywood, y funcionó de maravilla".

"He estado haciendo esto mucho tiempo y debo decir que el decorado del jardín trasero de Niños grandes 2 es el set del que más orgulloso me siento en toda mi carrera", dice Osborne.

Usaron otros exteriores en Massachusetts como las calles de los pueblos de Saugus, Lexington y el comercio Kmart en Tewksbury. "Nuestro set de Kmart lo construimos en un Kmart de verdad", explica Osborne. "Trabajamos con su equipo de marca corporativo y ellos nos enviaron a un estilista para que nos ayudara. Creo que quedaron encantados. ¡Quisieron dejar todo lo que habíamos hecho nosotros! Todo gira en torno a Adam y al reparto – construirles un gran decorado donde podamos darles un escenario para que hagan de las suyas".

Además, los realizadores hallaron la cantera perfecta que necesitaban para la película en la línea Westford/ Tyngsboro.


Sobre los vestuarios
Niños grandes 2 es la duodécima película de Adam Sandler en la que ha colaborado la diseñadora de vestuario Ellen Lutter. Al igual que la mayoría de los "delincuentes reincidentes" del equipo técnico de Sandler, para ella formar parte de esta experiencia es como ser parte de una familia. Es una experiencia que jamás anticipó. "En estos tiempos que corren en la industria no es nada usual que el mismo grupo de profesionales sigan trabajando juntos, proyecto tras proyecto. Ninguno nos percatamos pero creo que Adam sí que era muy consciente de esta forma de trabajar: él tenía claro que quería crear una compañía, una familia, que trabajara junta vez tras vez. El equipo técnico se convierte en una red de seguridad: te importa el proyecto y te importan los demás. Y te da alas– si se te ocurre una idea arriesgada, no te vas a agobiar pensando en que si no la entienden te van a echar a la calle".

Niños grandes 2 representó uno de los mayores retos de Lutter hasta la fecha, ya que el clímax de la película es una fiesta de los años 80 en la que todos los personajes principales, los de reparto, y los extras van vestidos de celebridades de la época. El clímax del filme crea muchas risas y muchas vienen del choque de reconocer a los personajes y celebridades en esos guiños visuales.

¿Cómo encajar una escena así? Un vestuario a la vez, asegura Lutter. "Siempre sabes cuando eres responsable por hacer reír. No hace falta que te lo digan", explica la diseñadora. "Pensé en cada uno de los personajes a título individual. Era mucho más interesante crear un disfraz con un pequeño comentario social, evocar una celebridad en específico y no simplemente encrespar el cabello. Hicimos lo mismo con los extras. Es más interesante y desafiante lograr ese momento en el que los espectadores reconocen una celebridad o un idea porque se nos ocurrieron tantas, que favorece visionados múltiples. Sacar el baúl de los recuerdos añade a la broma y además, muchos de los disfraces en sí son graciosos. Hay muchas maneras de sacarle partido y risas" dice con un guiño.

Muchas de las referencias a las celebridades estaban contempladas en el guión pero muchas más nacieron fruto de conversaciones con Sandler y Dugan y la documentación del departamento de vestuario. "Redactamos listas de posibilidades", explica Lutter. "Adoro la documentación. Nada supera una representación visual como punto de partida, por eso confeccionamos las listas con nuestras referencias visuales para que pudiéramos adaptarlas a nuestros personajes. Al final, Adam y Dennis tienen la última palabra".

Entre las celebridades de los 80 que aparecen en la fiesta se encuentran:

- Adam Sandler como Bruce Springsteen
- Kevin James como Meat Loaf
- Chris Rock como Prince
- Alexander Ludwig y David Spade como Hall y Oates
- María Bello como Madonna
- Maya Rudolph como Tina Turner
- Nick Swardson como Boy George
- Oliver Hudson como Indiana Jones
- Shaquille O'Neal y Peter Dante como Miami Vice
- Kevin Grady como Magnum PI
- Dan Patrick como Larry Bird
- Steve Buscemi como Flavor Flav

Según Lutter en general los actores se mostraron encantados de seguir el juego de los disfraces. "El que me preocupaba era Jake Goldberg, quien interpreta a Greg, el hijo de Adam y se disfraza de Risky Business", confiesa la diseñadora. "Como sabes ese disfraz consiste en camiseta, calcetines y calzoncillos, y gafas de sol y no sabía hasta qué punto estaría dispuesto un adolescente. Así que pensé en plan B. Se suponía que Colin Quinn iba a disfrazarse de Top Gun, y pensé, bueno como tiene buenas piernas, si hace falta, intercambian papeles y ya está. Y se lo pregunté a Colin y me dijo '¿Estás loca? ¡Ni hablar! Yo no voy de Risky Business.' Aunque por cierto, no le supuso ningún problema hacer de Lover Boy de plan B llevando unos ajustados pantalones rojos que poco dejaban para la imaginación, más o menos como los calzoncillos de Risky Business. Pero tuve suerte, Jake estaba dispuesto y además le queda genial el vestuario".

El otro gran reto de Lutter con la producción de Niños grandes 2 son las ostentosas botas con incrustaciones e iluminación incluidas, que lleva Ada-Nicole Sanger como Donna Lamonsoff. "Aunque parece una tontería supuso un gran reto y llevó muchísimo tiempo hacerlo bien", admite la diseñadora. "Comenzamos con bocetos y collage, y a seguidamente elaboramos unos cuantos prototipos. No sabíamos lo que queríamos hasta que los vimos en vivo y ante la cámara en una prueba. Finalmente fuimos capaces de ensamblar los materiales que nos gustaban, empezamos a trabajar en las lucecitas para que parpadeasen. Colaboramos con Theo Van de Sande, el director de fotografía, y el departamento eléctrico para dar con las luces adecuadas para que pudiéramos controlar la intensidad con un control remoto. Controlamos las luces detrás de las cámaras con una pauta de iluminación normal, como si un actor entrara a una habitación y encendiera la luz. Fue divertido darle personalidad a las luces – podían ser intermitente, o no, o bajar la intensidad. Fue híper divertido crear un chisme práctico que funcionara a la perfección".


Sobre las escenas especiales
Scott Rogers, el Director de la Segunda Unidad y Coordinador de especialistas de Niños grandes 2 asegura que su papel ha ido cambiando desde el inicio hasta el final. "Cuando leí el guión por primera vez pensé: 'Hay muchos gags graciosos.' Pero al final, mirando hacia atrás, me asombra lo mucho que hemos hecho. Lo que comenzó siendo una comedia de lo más sencillita resulta ser algo más complejo con grandes saltos al vacío, un neumático rodante, y una pelea épica", explica sonriendo.

Rogers afirma que el salto al vació es lo de siempre, si eres un especialista profesional claro está. "Básicamente, consiste en impactar el agua a toda velocidad cuando llevas ropa muy, muy incómoda".

Chris Rock dice con timidez: "Yo salté de la cantera, a lo Tom Cruise en Misión Imposible. ¿No cabe duda de que saltó del edificio verdad?"

Alexander Ludwig se lo pasó pipa. "Fue una de las mejores secuencias que he tenido el placer de rodar. ¿En qué otra película puedes saltar de un precipicio de 15 metros entre toma y toma?"

En otra secuencia David Spade tuvo que rodar con un neumático. "Eso sí que fue un reto. Si entierras al actor en el neumático, lo pierdes de vista", explica Rogers. "Por lo que tuvimos que construir a posta un neumático en el que David no quedara completamente cubierto, pero tenía que parecer real el neumático. Además teníamos que montar la cámara dentro. Pues en realidad sí, le metimos dentro del neumático y rodó por la calle. Es una de esas escenas que son tanto más graciosas cuando compruebas que el actor está realizando la acción. Estando David dentro, teníamos control pleno del neumático porque conducíamos un carro que lo arrastraba. Y después, con un especialista, alcanzamos los 30 kilómetros hora, qué gracia".

Dugan explica que a Spade no le convenció del todo la escena especial en un primer momento. "Tuve que hacerlo yo primero" dice el director. "Tras ver a un viejo como yo le dio vergüenza, tanto como para intentarlo. Y menos mal, porque es muy gracioso. Mola mucho esa escena".

En la última escena de la fiesta, la pelea multitudinaria, aparecieron muchos especialistas y acróbatas de la calle para coreografiar la acción. Según la explicación de Rogers: "Los actores iban a toda pastilla, fue bastante asombroso verles en acción. Entre el reparto, los especialistas, los extras, teníamos en torno a 300 personas ante la cámara. Estuvimos casi una semana trabajando en cada una de las pequeñas peleas de la secuencia".

Pero Dugan asegura que la escena de la fiesta contiene otra memorable secuencia de acción. "Queríamos que un tío esquiara por el tejado y callera en plancha bocabajo en la piscina, Bueno, llega Peter Dante y dice: 'Yo lo hago,'" recuerda el director. "Claro que, no lo iba a hacer en serio, estaría en un arnés, atado con cables, etc. Pero aún así, cayó en plancha en la piscina, bocabajo. Me duele la cara y el estómago sólo de pensarlo. Salió de la piscina, un tanto atolondrado, y pasó tres días bobos, pero claro, el medianamente bobo de Peter Dante supera con creces la tontería de los demás".

Pero aunque Niños grandes 2 contuvo mucha más acción de la esperada, para Rogers hay una forma de superarla: "Niños Grandes 3D, eso sí que sería épico".