Cinemanía > Películas > Abuelos al poder > Comentario
Destacado: Ryan Gosling protagoniza junto a Emily Blunt 'El especialista'
Abuelos al poder cartel reducidoAbuelos al poder(Parental guidance)
Dirigida por Andy Fickman
¿Qué te parece la película?

Todos los públicos pueden identificarse con el tema, los personajes y los actores de ABUELOS AL PODER –que es una cómica y emocionalmente rica descripción del choque generacional sobre la forma de educar a los hijos–. Los jóvenes disfrutarán con la jarana que montan los tres hijos de la familia; el tema de la película –verse atrapado entre los abuelos y los propios hijos– tendrá eco entre los adultos; yABUELOS AL PODERes la primera comedia desde hace muchos años que muestra a los abuelos como personajes activos, divertidos y comprometidos –y fundamentales en la moderna vida familiar–.

"ABUELOS AL PODER mezcla la comedia y la melancolía de forma óptima", asegura Billy Crystal, que encarna a Artie Decker."La vida gira en torno a eso. Esta película tiene algo para todos".

En el argumento, Artie (Billy Crystal)y Diane (Bette Midler) son "los otros abuelos" de sus tres nietos, lo que significa que los padres de su yerno mantienen una relación mucho más estrecha con los niños, algo que Diane envidia y ansía corregir desde hace mucho.Pero las infrecuentes visitas de Artie y Diane al hogar de su hija Alice (Marisa Tomei) les han relegado al segundo nivel, donde están acompañados por unas pocas fotografías de la pareja ocultas en la repisa de la chimenea de Alice.

"No es que Artie y Diane no quieran a Alice –que es su único retoño– y a sus tres hijos; es que, sencillamente, no los comprenden", explica Midler.La esperanza de Diane se ve renovada cuando Alice –a regañadientes– les invita a ella y a Artie a hacer de canguros de sus nietos mientras Alice y su esposo, Phil (Tom Everett Scott),disfrutan de unos días lejos de casa.Para Alice, la invitación es (para qué ocultarlo)un acto de desesperación: sus suegros no están disponibles por loque debe recurrir a la ayuda de Artie y Diane. (El recelo de Alice incluso le provoca un sarpullido). Pero Diane ve una oportunidad de oro: "Ser abuelos es una segunda ocasión" de formar parte de las vidas de sus nietos y de la de Alice–le dice a Artie, que está mucho menos entusiasmado con la idea de pasar un tiempo con unos niños a los que apenas conoce–.

Los sentimientos encontrados de Artie acerca de esta "segunda oportunidad" se deben en parte a sus recientes fracasos profesionales.Artie, comentarista de las ligas menores de béisbol durante más de 30 años, acaba de ser despedido viendo así frustrado su sueño de trabajar en las ligas mayores.No habiéndose recuperado aún de tal decepción, lo último que quiere es cuidar de sus nietos.Pero Artie acabará descubriendo que la vida no se acaba en el comentario de partidos."Le han despedido de un trabajo que le encantapero entonces descubre que siente un gran cariño por sus nietos, o algo parecido", dice Crystal.

Antes de llegar a ese punto, Artie sufre una serie de divertidos percances y comete un montón de cómicos errores del tipo "abuelo contra hija/nietos", por no hablar de la escasa confianza que su hija tiene en que su padre sea capaz de atenerse a la multitud de normas y reglas que ella ha establecido.Marisa Tomei afirma que "Artie y Diane son como un ‘club de sólo dos miembros’ y han descuidado sus relaciones con sus nietos.Han disfrutado de lo lindo viviendo sus propias vidas, pero se han olvidado de familiarizarse con los niños".

Artie tiene realmente que intensificar su labor de abuelo porque Alice es por demás estricta y exigente, y nada menos que el motor del hogar que ha formado con su esposo Phil.Es la definitiva madre multitarea, vive para educar a sus hijos y hará cuanto sea necesario –hasta camelar, hechizar o gastar bromas– para que todo siga funcionando sin problemas y conservar así su relación con sus hijos."Como muchas mamás, Alice es capaz de ver los árboles y el bosque", asegura Tomei, quedándose más bien corta.

Los métodos del siglo XXI que emplea Alice para criar a sus hijos se ven facilitados por las maravillas tecnológicas de "hogar inteligente" diseñadas por Phil.Todo lo que hay en su casa es totalmente automático e interactivo, gracias a una inteligencia artificial que lo programa todo, desde el horario de los niños hasta lo que comen, y que es compatible con la grabadora digital y la cafetera.Pero para Artie, claramente superado por la tecnología, el sistema es más parecido al amenazante ordenador HAL 9000 de la película de Kubrick "2001: Una Odisea del Espacio"… o incluso peor."Con que sólo nos deis los códigos de lanzamiento, estamos listos", dice, poniendo cara de póker, cuando ve en acción el programa de la casa inteligente, llamado "R-Life".

Luego está la formidable tarea de acostumbrarse a tener a tres niños alrededor, a quienes Artie expone inmediatamente algunas de sus propias reglas de juego, una de las cuales prohíbe el uso de todos y cada uno de los términos cariñosos usados para referirse a un abuelo."No me llaméis abuelito, yayo ni ‘güeli Artie’", advierte a los tres jovenzuelos, "soy simplemente Artie".

Además, a Artie le dejan perplejo las excentricidades de los chicos.Harper (Bailee Madison), de 12 años, es intensa, cerebral, rinde más de lo esperado y está tan ocupada con su floreciente carrera musical que no le queda tiempo para ser niña.Está casi tan tensa como su madre. "Harper está atacada y siempre quiere agradar a sus padres", dice Bailee. "Es víctima del conflicto entre el mundo de sus padres y el de sus abuelos".

El nieto más joven, Barker (Kyle Harrison Breitkopf), de 5 años, al igual que muchos niños, tiene un amigo imaginario, un canguro llamado Carl."Dicen que inventarse un alter ego es una faceta propia de un genio",explica Alice, pero Artie ve en Carl una razón más por la que tenerle pavor a su nueva misión de canguro.

El hijo de en medio, Turner (Joshua Rush), de 9 años, es un buen niño que tiene que cargar con un defecto del habla que le convierte en blanco de los ataques del abusón de la escuela.Además, cuando Turner juega un partido de béisbol de la liga infantil, a Artie le deja de piedra el extraño nuevo reglamento del clásico deporte.Después de que, aparentemente, Turner haya eliminado a un bateador adversario, Artie rebosa de orgullo y no cabe en sí de gozo, hasta que se entera de que los equipos ya no cuentan los tantos y de que nadie es nunca eliminado."¿Quieres decir que ya no existe la agonía de la derrota, sino sólo la emoción de un empate?", exclama, incrédulo, Artie.

La idea deABUELOS AL PODERnace de una experiencia del mundo real, cuando Billy Crystal y su esposa, Janice, se encontraron cuidando de su primer nieto durante unos pocos días mientras su hija y su yerno estaban de viaje."Fue muy divertido", recuerda Crystal, "pero después de unos pocos días estaba agotadísimo. Entré tambaleándome en la oficina y dije: ‘Tengo una idea para mi próxima película: Dos abuelos hacen de canguros de sus nietos mientras sus hijos están de viaje’".

"Es un cuento de terror", añade con una sonrisa.

Al igual que algunas de las otras películas predilectas de Crystal, ABUELOS AL PODERrepresenta un momento clave de su vida privada y su trayectoria profesional."Cowboys de Ciudad [el gran éxito cómico de Crystal sobre tres amigos de mediana edad que emprenden unas vacaciones al estilo del Oeste] fue rodada cuando yo iba a cumplir los 40 y atravesaba una pequeña crisis", explica. Antes de ello, ‘Cuando Harry Encontró a Sally’ [la comedia romántica de Crystal y Meg Ryan], "llegó durante mi periodo romántico y se convirtió en nuestra película romántica. Y ahora, ABUELOS AL PODERes mi película de abuelo".

Joe Syracuse y Lisa Addario, compañeros guionistas, marido y mujer, y padres de dos hijos, aseguran que la idea de un enfrentamiento entre diferentes estilos de paternidad de generaciones distintas les sonaba bien. "Cuando fuimos padres, nos dimos cuenta de que no estábamos criándolos tal y como nuestros padres lo hicieron con nosotros", afirma Addario.Ambos escritores, como tantos miembros de su generación, crecieron en una época en la que los asientos de coche para niños estaban aún por inventar;cuando no se sabía qué eran los fumadores pasivos y los niños montaban en bicicleta sin casco.Pero cuando nuestra generación tuvo hijos, "la palabra ‘progenitor’ dio origen a un verbo –algo así como ‘progenerar’– además de ser un sustantivo", añade Syracuse."Pero cuando la realidad de criar a nuestros hijos nos salió al encuentro, llegamos a apreciar la sabiduría de la forma como nuestros padres hacían las cosas, y comenzamos a poner en duda la educación, los mimos y la sobreprotección que los de nuestra generación dispensamos a nuestros hijos".

El director Andy Fickman, padre de un adolescente, asegura haberse sentido cautivado por el interésqueABUELOS AL PODER tiene para todos, observando que "en cualquier país del mundo cada generación se cree en posesión de una forma mejor de ser padre". Como Syracuse y Addario, Fickman toma especial nota de los diferentes métodos de cría de las distintas generaciones."Cuando yo estaba creciendo, me daban Pop Tartsde desayuno.Mis padres tenían el libro del [famoso pediatra] Dr. [Benjamin] Spock para orientarles en todas las situaciones; hoy en día, todas las preocupaciones imaginables nos llevan a ver al médico.Para los padres de hoy todo gira en torno a las emociones y los sentimientos de los niños, y todo se convierte en un episodio de ‘Dr. Phil’".

Esto es lo que opina Bette Midler sobre los conflictos entre generaciones de padres: "La mayoría de la gente se siente avergonzada por la forma como fueron criados y no pueden esperar a criar a sus propios hijos de forma distinta.Yo estaba en el vértice de los estilos de cría de la vieja y la nueva escuela, por lo que comprendo las motivaciones que hay detrás de cada uno".

Una gran motivación para que Midler se incorporara a ABUELOS AL PODERera la ocasión de formar equipo con Billy Crystal.Son amigos desde hace casi 30 años pero ésta es su primera colaboración profesional."Billy y yo tenemos gustos teatrales, cinematográficos, musicales y humorísticos semejantes, de modo que nos resultó muy fácil encarnar a un matrimonio", afirma la actriz."Sabemos los que el otro va a hacer y concordamos de una forma singular".

"Unir a Billy y Bette fue como poner sobre el cuadrilátero a dos primeras figuras", dice Fickman, que hace varios años trabajó como ejecutivo en la productora de Midler, All Girl Productions. "Todos nos quedamos maravillados por la rapidez con la que se hicieron con el papel de un matrimonio".

Otro gran golpe de la producción fue que Marisa Tomei se uniera al proyecto para dar vida a Alice.La actriz, galardonada con un Oscar, es conocida tanto por sus espléndidas interpretaciones dramáticas como por la agudeza de sus números cómicos y emplea ambos recursos en su encarnación de la mamá New Age, bienintencionada, archidisciplinada, enfrentada con los métodos más relajados y tradicionales de su padre."Trabajar con Marisa fue como tener una gran pareja de baile", dice Tom Everett Scott, que da vida a Phil, el marido de Alice.Scott afirma que Phil tiene un punto de vista menos complicado sobre que Artie y Diane hagan de canguros de sus hijos."Phil, naturalmente, no ha tenido con ellos la experiencia por la que Alice ha pasado", dice el actor."Es capaz de tomarse con calma el distinto enfoque de Artie y Diane".

El inicio oficial de la producción de ABUELOS AL PODERtuvo lugar en Atlanta (Georgia).El hogar de los Decker en Fresno fue fotografiado en Alpharetta (Georgia)y la casa de Alice y Phil se encuentra en la zona residencial de Dunwoody, donde el rodaje se desarrolló durante tres semanas. Losmonitores de la "casa inteligente" están basados en la realidad, gracias a la ubicuidad de las conexiones de banda ancha y la proliferación de teléfonos inteligentes y tabletas dotados de Internet. Sin embargo, la automatización doméstica está mucho más extendida en el Japón, que lleva un par de años de ventaja a los Estados Unidos.

Una escena que describe la prueba a la que se somete Artie para ser comentarista de los ‘Juegos Extremos’ exigió dos días de rodaje en Piedmont Park, donde fue construida una pista semitubular, y donde el mundialmente famoso ídolo del monopatín Tony Hawk, junto con Mike McGill y Sergie Ventura, enloquecieron al equipo técnico y al artístico con su talento. Hawk, que se interpreta a sí mismo, pierde el equilibrio en la pista semitubular cuando el joven Barker pone en práctica el viejo adagio: "Cuando tienes que irte, tienes que irte".

Se emplearon dos días de rodaje en el Centro Cobb Energy, de Atlanta, donde los Decker y sus nietos asistieron a un concierto de música clásica en el que actuó la Orquesta Sinfónica DeKalb.

La penúltima secuencia de la película recoge una actuación especial a cargo de Ralph Branca, el octogenario as lanzador de los Brooklyn Dodgers, que interpreta el papel de jurado de una prueba musical en una escuela secundaria.La intervención de Branca hará las delicias de los entendidos en béisbol cuando contemplen una emotiva interpretación de la famosa sintonía radiofónica usada en 1951 para anunciar los partidos, "The Shot Heard Around the World", de la que Branca era un intérprete destacado.

Para Billy Crystal, fanático del béisbol desde hace mucho, la intervención de Branca fue uno de los muchos momentos destacados de la producción de la película.Pero, primero y principal, su objetivo y el de todo el equipo de ABUELOS AL PODER es provocar sonoras carcajadas en todos los públicos, jóvenes y viejos."Cuando el público abandone la sala después de haber visto la película, espero que digan: ‘Yo conozco a esta gente; en realidad, somos nosotros’", dice Crystal."ABUELOS AL PODERsignificará algo diferente para abuelos, padres e hijos.Y creo que si lo logramos estaremos haciendo algo bueno".