Cinemanía > Películas > The amazing spider-man 2: El poder de electro > Comentario
Destacado: Llega a las salas de cine 'Spider-Man: No way home'
The amazing spider-man 2: El poder de electro cartel reducido teaser The amazing spider-man 2: El poder de electro(The amazing Spider-man 2)
Dirigida por Marc Webb
¿Qué te parece la película?

Columbia Pictures presenta The Amazing Spider-Man 2™: El poder de Electro, una producción de Marvel Entertainment / Avi Arad / Matt Tolmach, protagonizada por Andrew Garfield, Emma Stone, Jamie Foxx, Dane DeHaan, Campbell Scott, Embeth Davidtz, Colm Feore, con Paul Giamatti y Sally Field. Dirigida por Marc Webb. Producida por Avi Arad y Matt Tolmach. El guión es de Alex Kurtzman & Roberto Orci & Jeff Pinkner. El argumento adaptado para la película es de Alex Kurtzman & Roberto Orci & Jeff Pinkner y James Vanderbilt. Basada en un cómic de Marvel de Stan Lee y Steve Ditko. Los productores ejecutivos son E. Bennett Walsh, Stan Lee, Alex Kurtzman, y Roberto Orci. El director de fotografía es Dan Mindel, ASC BSC. El director de producción es Mark Friedberg. El editor es Pietro Scalia, A.C.E. Los efectos visuales especiales son de Sony Pictures Imageworks Inc. El supervisor de efectos visuales es Jerome Chen. La diseñadora de vestuario es Deborah L. Scott. La música es de Hans Zimmer y The Magnificent Six con la colaboración de Pharrell Williams y Johnny Marr.


Sobre el filme
"Es duro ser Peter Parker, pero es una gozada ser Spider-Man", dice Andrew Garfield, quien vuelve a encarnar al personaje en The Amazing Spider-Man 2™: El poder de Electro, tras haber lanzado un nuevo capítulo de la saga del héroe en 2012 con The Amazing Spider-Man™, un éxito mundial de taquilla que recaudó más de 750 millones de dólares en todo el mundo. "Peter Parker tiene los mismos problemas que tenemos todos: las chicas, el dinero. Pero cuando se pone el traje, se siente libre. Es un respiro. Spider-Man siempre sabe lo que hay que hacer, lo que es correcto – es un vehículo del bien, de energía heroica, y salva a las personas. Para él supone una alegría, un placer. Y además da rienda suelta a su lado más juguetón".

"Queríamos aportarle a esta nueva entrega un punto más juguetón, más divertido", dice el director Marc Webb, nuevamente en la silla de director. Captar el ingenio natural de Peter Parker – especialmente como Spider-Man – fue una de las claves de la película que ha querido hacer Webb. "Cuando lees los comics salta a la vista – sus golpes de humor y sus respuestas, su gracia, su amenidad. Todo ello explica parte de su atractivo y son motivos por los que tantos aman a Spider-Man – y sin duda es algo que a mí también me encanta".

Pero no todo le sonríe a Peter. Ha jurado proteger a sus conciudadanos de Nueva York, y ese afán lo conducirá directamente al corazón de la empresa más poderosa y prominente de la ciudad: Oscorp. La empresa para la que en su momento trabajó su padre, y que tuvo algo que ver con la desaparición de éste y de su madre, parece estar detrás de los nuevos enemigos que cada vez manifiestan más poder y avances tecnológicos. "Tanto Spider-Man como Peter enfrentan el momento más arriesgado de sus vidas en esta película", asegura el productor Matt Tolmach. "Spider-Man, porque se enfrenta a enemigos que han unido fuerzas en su contra – todos mantienen alguna relación con Oscorp – y Peter, por las decisiones que toma, las promesas que intenta mantener, y las consecuencias de todas ellas".

"En esta entrega, está claro que Spider-Man ama ser Spider-Man", dice el productor Avi Arad. "Como en todas las películas de Spider-Man, ser un héroe choca con la vida y deseos cotidianos de Peter Parker. Surge un formidable villano que es Oscorp. Su vida, la de su padre, la de Harry y la de todos los villanos manan de esa misma torre del mal. El peligro se intensifica cuando Peter se ve enfrentado a una institución poderosísima".

"Oscorp se fundó con un único propósito– preservar la vida de Norman Osborn", explica Webb. "Padece una terrible enfermedad, y los beneficios de la empresa se han invertido en la creación de la división de Proyectos Especiales – soluciones demenciales para un problema muy sencillo. Pero como Norman Osborn no es un hombre ético, existen muchos recovecos ocultos, oscuros, y asquerosos en dicha división – cosas que jamás querríamos ver desatadas en nuestro mundo".

En cuanto a Electro y al Duende Verde – dos de los enemigos a los que se enfrentará Spider-Man – no sólo tienen motivaciones diferentes para atacar al hombre araña, sino que de alguna manera, consideran que luchan contra un enemigo diferente. "Son dos hombres diferentes, el uno odia a Spider-Man, el otro, a Peter Parker", explica Alex Kurtzman, uno de los guionistas. "Quieren matar a la misma persona por motivos diferentes. Por eso forman equipo – les impulsan sus emociones".

Jamie Foxx, quien da vida a Electro, dice que unirse a la franquicia de Spider-Man supone una experiencia interpretativa diferente. "Es una bonita sensación la de trabajar en una peli de Spider-Man", confiesa el actor. "Recuerdo la primera vez que pisé el set y vi a Andrew con su traje. Para mí, fue un momento único en la historia. Estamos haciendo algo que a la gente realmente le importa. Es parte de nuestro tejido, de nuestra cultura. Eso significa mucho para mí y me sentí responsable y me lo tomé en serio a la hora de representar a Electro porque quise ser un adversario formidable".

Para Webb y sus colegas realizadores era importante recordar que aun cuando Spider-Man encara estos villanos, es el chico detrás de la máscara el que hace que Spider-Man sea quien es. "Como Spider-Man, Peter disfruta luchando contra el crimen, derrotando matones y columpiándose entre rascacielos de Nueva York – pero en la piel de Peter Parker sus retos son más familiares", prosigue Webb. "Peter es un chico enamorado de una chica. Y cuando Gwen tiene la oportunidad de cumplir un sueño de toda la vida, Peter tendrá que hacer frente a una dura verdad que todos podemos comprender: a veces, la parte más difícil de amar a alguien es dejarles marchar".

"Como siempre, Peter Parker intenta conciliar el hecho de ser un hombre joven, novio, y superhéroe – e intenta que todo ello funcione. Cree que puede tenerlo todo. Pero en la vida hay que decidir y ceder", dice Tolmach. "Esto es fundamental en toda historia de Spider-Man. Es y será su eterno dilema. Y en esta película se desencadenarán sucesos que se confabularán para obligar a Peter a decidir cosas importantes que no necesariamente controla".

Peter le prometió al padre de Gwen, en su lecho de muerte, que se alejaría de ella para protegerla, pero es evidente que a los dos les une un vínculo romántico más fuerte que toda promesa. Ella es su par y su complemento, intelectual y emocionalmente. "Éste debería ser un momento bonito en la vida de Gwen – es la mejor de su clase, está a punto de ingresar en la universidad de Columbia, le han ofrecido estudiar en Oxford – pero además, llora la muerte de su padre e intenta encontrar su camino con este chico que tiene sus propias dificultades", dice Emma Stone, quien interpreta nuevamente a Gwen Stacy. "Estoy encantada de que los espectadores tengan la oportunidad de ver la historia de Gwen – interpretarla supone una experiencia rica y emocionante".

La historia de Gwen Stacy le resultó interesante a los realizadores en parte porque supuso un antes y un después en la historia del cómic. Les resultó atractiva la oportunidad de ir a las páginas del cómic para presentar esa historia en la gran pantalla con sinceridad y emoción. "Las películas de Spider-Man han hecho referencia a esta historia en el pasado pero nosotros quisimos rendirle homenaje de una forma diferente", asegura Webb. "Nos hemos tomado alguna libertad creativa pero los comics son nuestra fuente de inspiración. Amazing Spider-Man #121 es uno de los fascículos más profundos del canon – profundo por el impacto que tiene en Peter Parker. El destino de Gwen está directamente relacionado con las decisiones del héroe. Gracias a esa historia los cómics pudieron darle un giro más complejo y, a partir de ahí, le dimos un tono más Shakesperiano y operístico al filme".


Marc Webb ocupa nuevamente la silla del director tras The Amazing Spider-Man y la película romántica independiente (500) días juntos. Arad dice que Webb ha demostrado ser un maestro en todos los aspectos relacionados con las exigencias requeridas por una película de Spider-Man. "Uno de los muchos ingredientes de la genialidad de Marc es su gusto por los personajes y los relatos. Pero además comprende genuinamente cómo hacer una película de acción, cómo entretener al público", asegura Arad. "Tiene la habilidad de hacer una película de superhéroes enorme y llena de acción. Nunca pierde de vista a los personajes, incluso en las secuencias de acción más impresionantes. Y eso aporta nuevos ángulos a estas películas. Él sabe que en el centro de una película de Spider-Man se encuentra la historia del personaje y que ésta debe estar presente en cada cuadro, incluso en las grandes escenas de acción. El agudo sentido del humor de Marc nos brinda la auténtica historia de Spider-Man en la que podemos disfrutar de una de las características más famosas del hombre araña: su divertido sentido del humor".

"El género superhéroe se construye sobre la creación de extremos– extremos físicos, pero también emocionales", dice Webb. "El rasgo de Spider-Man con el que más me identifico es que no es estoico – es un chaval. Creo que es importante que los héroes expresen sus emociones, que las dejen fluir de una forma genuina y honesta. En mis películas me gusta llegar al interior de los personajes, allí donde la vida es más brutal pero también más feliz".

"El núcleo de esta película es la relación que mantienen Peter Parker y Gwen", prosigue Webb. "El destino de Spider-Man es crucial, pero llega a expensas de la identidad de Peter Parker, y eso le resulta muy complicado a Peter. A medida que Peter lucha contra la sombra creciente de Oscorp, un poder que todavía no alcanza a comprender, la dificultad real que tendrá que enfrentar es cómo llevar su amor por Gwen. Esa es la parte más importante y con la que más fácilmente nos identificamos".

Según Webb, esto es lo que diferencia a las películas de Spider-Man. "Nuestra película contiene tanto o más espectáculo y acción que otra del panorama actual. Es extraordinaria en su alcance. Pero ese dinámico conflicto visual, o acción, no significan nada si no te importan los personajes. Los conflictos que enfrenta Peter Parker crean una historia increíblemente tierna y humana acerca de un chico que intenta hacerse mayor en este mundo. Eso lo ampliamos de una forma épica y operística, pero el alma sigue viva, está bien protegida y es bella, divertida y entretenida por sí misma".

En otras palabras, Webb lo deja claro: "Los poderes de Peter son solo parte de su heroísmo – y ni siquiera la más importante. Su carácter, su integridad, estas son las cualidades que lo definen como persona".

Para esta película los realizadores acudieron al equipo guionista de Alex Kurtzman & Roberto Orci & Jeff Pinkner – escritores responsables de franquicias y programas de televisión rompedores como Star Trek, Transformers, "Alias", "Fringe (al límite)", entre otros muchos. (El argumento para la adaptación cinematográfica es de Alex Kurtzman & Roberto Orci & Jeff Pinkner y James Vanderbilt).

Arad dice que el trío guionista aportó una frescura a la franquicia. "Esta película es muy diferente a todas las demás pelis de Spider-Man – diferente en cuanto a su alcance, intensidad, pero sobre todo, humanidad", dice Arad. "Es la forma en la que se relacionan las personas, es el humor – piensa en la escena en la que Peter y Gwen definen las reglas de su relación. Lo importante no es lo que se dice, la gente se enamora con un gesto. El equipo de escritores creó una historia de esperanza con la que todos podremos identificarnos y que nos dejará con ganas de más".

"Cuando comenzamos a desarrollar la historia discutimos en qué momento vital se encuentra Peter Parker", dice Webb. "Los escritores tienen una capacidad brillante de profundizar en partes del personaje que no hemos visto antes".

Con todo y eso, cuando Kurtzman, Orci, y Pinkner se unieron al equipo de la franquicia, fueron muy cuidadosos para asegurarse de que su guión encajara dentro del mismo mundo establecido por la primera entrega de Amazing Spider-Man. "Nos encantó la película por su tono", afirma Kurtzman. "Porque está anclada en el mundo real, se siente fresca, y sin embargo no traiciona ni desvela quién es en realidad Spider-Man; de hecho, es simplemente una versión nueva y mejorada. Por tanto, nuestro reto consistió primero en honrar eso y después, llevarlo a un terreno nuevo y emocionante. La primera entrega nos dejó muchas preguntas sin resolver – y eso nos motivó muchísimo".

Añade Pinkner, "La película refleja cómo va madurando Peter – no solo en su relación con Gwen, sino también en lo que supone pasar de chico joven a joven adulto. Entre otras cosas Peter tendrá que hacer frente al hecho de que la vida es corta y siempre cambia, las relaciones vienen y van, y lo mejor que puedes hacer es disfrutar el viaje y aprovechar al máximo el tiempo disponible".

Apunta Kurtzman que aunque los guionistas se tomaron alguna licencia creativa a la hora de contar la historia, algunas nociones básicas del canon permanecieron inmutables, y se esforzaron por rendirles homenaje. "Supuso un reto interesante - ¿cómo mantenerte fiel al espíritu y origen de los personajes y actualizarlos a su vez? Tan solo hemos subido a hombros de gigantes y debemos honrar lo que nos ha precedido. Para nosotros fue de gran utilidad la serie 'Ultimate' de Marvel – porque en ella se marca el camino".


Sobre los personajes

Peter Parker / Spider-Man
Andrew Garfield, el actor ganador del BAFTA quien creó una nueva visión de Peter Parker en The Amazing Spider-Man, vuelve para interpretarlo una vez más.

El productor Avi Arad dice que el papel es bastante complicado. Spider-Man es capaz de muchas cosas que no puede lograr Peter Parker, pero el alma del personaje siempre es Peter. "Stan Lee y Steve Ditko crearon un personaje increíblemente complejo – el actor básicamente tiene que interpretar dos papeles: Peter Parker y Spider-Man", explica Arad. "Pero Andrew lo puede hacer todo – es el mejor actor que he visto en muchos años. Tiene esa humanidad, puede crear el conflicto y el drama, incluso puede hacer todas las escenas peligrosas que le permitamos. Es un joven asombroso. Y además, el sentido de humor de Andrew es tanto mental como físico, encarnando así la auténtica esencia de Spider-Man".

Garfield estaba ansioso de repetir el papel por varios motivos – no menos importante el hecho de que es un gran admirador del personaje desde niño. "Sé lo importante que es ser un fan. Sé lo que puede llegar a representar Spider-Man para niños – y no tan niños", explica el actor. "Para cualquier persona que conozca el personaje, que sienta cierta afinidad, supone un gran alivio ver que lo han representado bien. No importan los problemas que puedas tener en tu vida, Spider-Man es prueba de que los puedes vencer – porque Peter Parker tiene todos los problemas de un chico corriente y él también los está superando. Te tiende la mano y te dice que todo saldrá bien".

Garfield ve en Spider-Man el protector por excelencia del perdedor. "Tiene un sentido de la responsabilidad híper desarrollado y además siente un impulso heroico y una sensación de justicia en lo más profundo de su ser", asegura Garfield. "Eso no es algo aprendido – naces así".

Garfield dice que en esta película los realizadores abrieron mucho más el personaje – retomando la caracterización original del cómic. "Peter Parker se tropieza él solo, pero Spider-Man le pone la zancadilla a cualquiera. Es un bromista", asegura Garfield. "Una de las características que definen a un bromista es que hace que las debilidades de sus enemigos se vuelvan en su contra – en lugar de dar puñetazos y patadas, hace que sus oponentes se castiguen".

Para ello, Garfield entrenó, practicó, y estudió a los maestros. "Cal McCrystal fue nuestro 'inventor de payasadas' – un nombre que inventamos para designar a nuestro consultor de comedia física. Algunas escenas, ideas, surgieron directamente de conversaciones que mantuve con Cal. Y me encantan Charlie Chaplin y Buster Keaton – admiro esa capacidad. Tuvimos la oportunidad de explorar ese terreno ya que Spider-Man tiene ese mismo punto juguetón y bufón".

Mientras que Spider-Man tiene que hacer frente a la posibilidad de que varios villanos unan fuerzas contra él, Peter intenta averiguar qué camino tomar respecto a la parte más importante de su vida – Gwen Stacy. Peter no olvida la promesa que le hizo al Capitán Stacy, pero es una promesa que sencillamente no puede cumplir. "Peter y Gwen lo están intentando", dice Garfield. "Para bien o mal, Peter tiene un sentido de la responsabilidad híper desarrollado y le es difícil soportar que está incumpliendo esa promesa, pero es que le resulta imposible vivir sin ella. Se siente culpable por romper la promesa pero no puede negar el destino que les une. Es un muchacho confundido y angustiado que intenta hacer lo correcto".

Gwen Stacy
A Garfield le emocionó la oportunidad de volver a formar equipo con Emma Stone, quien vuelve a interpretar a Gwen Stacy. "Con ella, siempre tienes que estar súper atento y hacer los deberes para poder seguirle el ritmo", dice Garfield. "Le puedes lanzar lo que quieras y ella lo encaja. Es la actriz más talentosa que conozco".

Stone devuelve el cumplido: "No había visto gran parte de su trabajo antes de rodar la primera entrega. Pero ahora lo sé: es muy, muy capaz", afirma la actriz. "Es un honor trabajar con un actor así. Aprendo tanto trabajando a su lado – es increíble comprobar su preparación, su precisión y su enorme valentía - ¡todo a la vez! Él aporta mucha profundidad al personaje".

"Emma Stone es Gwen", dice Arad. "La actriz más asombrosa, quien aporta encanto, amor, luz, y un espíritu de independencia a la película. Ella encarna las cualidades que deseamos encontrar en nuestras mujeres: inteligencia, ambición y lealtad".

"Gwen es una mujer poderosa, un personaje poderoso por mérito propio", dice Tolmach. "No espera a que Peter Parker decida si va a estar o no con ella. Sus sueños son tan significativos como los de Peter".

El filme arranca el día de la ceremonia de graduación del instituto, en la que Gwen merecidamente ocupa el puesto de primera de la clase. "Al final de la primera entrega Gwen y Peter rompen – pero evidentemente la ruptura no dura", dice Stone. "Ella tiene mucho que pensar. Había pensado estudiar en la universidad de Columbia pero le han ofrecido la oportunidad de estudiar en Oxford, y encima, intenta encontrar su lugar con un chico que atraviesa sus propias circunstancias y dificultades".

Para Stone resultó emocionante la oportunidad de retomar el papel – uno de los personajes míticos y más poderosos del canon. "Gwen Stacy tiene mucho peso en el universo Spider-Man", explica. "A todo el mundo le encanta comentar el destino de su personaje y Marc está exprimiendo el jugo del argumento y contando su versión en estas películas. Antes de hacer el casting para la primera entrega, leí su historia, y cuanto más leía, más ganas me entraban de darle vida".

Explica Stone que Gwen tiene una perspectiva de su relación muy diferente a la de Peter – la suya es una visión emancipada. Gwen es una mujer dispuesta a tomar sus propias decisiones y no siente la necesidad de ser protegida por ningún hombre, ni siquiera por Spider-Man. "Peter juró alejarse de Gwen – y ella lo sabe – pero ella está mucho más abierta a estar con él", explica Stone. "No sólo porque están enamorados. Su padre ha muerto y eso le hace comprender la urgencia del tiempo – que todo es pasajero. Para Peter no es tan fácil, y eso crea mucha tensión entre ellos durante toda la película".

Simultáneamente, dice Webb que se vislumbra algo de peligro para el futuro de la relación. "Gwen tiene que vivir su vida", dice el director. "Le brindan la oportunidad de estudiar en Inglaterra. Quiere ser médico y salvar vidas. Tiene tanto potencial. Peter quiere dejarla marchar, se alegra por ella, pero no puede, porque la ama y él es así – está ligado a ella, a su alma, con ese vínculo que sólo los amores adolescentes pueden forjar".

Max Dillon / Electro
Tras el telón de fondo de la historia amorosa se plasma por supuesto, la promesa de Spider-Man de proteger Nueva York. Ya que la mayor batalla del héroe comienza en The Amazing Spider-Man 2: El poder de Electro, los realizadores consideraron importante poner en su camino el mayor obstáculo al que se ha enfrentado jamás. Simultáneamente, querían un villano profundamente enraizado en la tradición de Spider-Man: una figura trágica, con la que incluso llegamos a sentir cierta empatía, un personaje que toma el camino equivocado y acaba enfrentado con Spider-Man.

"Los villanos de Marvel son también víctimas de las circunstancias. Tienen sus problemas y expresan su dolor mediante una equivocación, y así, se convierten en villanos", dice Arad. "Aunque tienen sus problemas como todo el mundo, a diferencia de Spider-Man ellos no distinguen entre el bien y el mal. Electro es buen ejemplo de ello. Max Dillon es el perdedor, no un villano. Te entran ganas de compadecerte de él. Es un hombre que ha sido ignorado toda su vida. Pero cuando se convierte en Electro, desea reconocimiento sobre todas las cosas y a cualquier precio. Electro, el villano, descarga su ira y frustración sobre la raza humana y específicamente su diana es Spider-Man. Toda buena obra será castigada".

"Spider-Man es la persona más visible de Nueva York – compáralo con Max Dillon, quien es literalmente casi invisible", explica Kurtzman. "Llega a decir, 'ojalá todos me vieran como a Spider-Man.' Tiene fantasías con Spider-Man – llega a pensar que son buenos amigos en base a un breve encuentro. Lo único que desea es ser reconocido por lo que hace bien – todos anhelamos eso".

Tiempo atrás Max fue el admirador número uno de Spider-Man, pero, como Electro, se convierto en su mayor enemigo. "Nadie recuerda su nombre, a nadie le importa si llegó al trabajo. No tiene familia, no tiene quién le cuide ni nadie a quien cuidar", prosigue Arad. "Tiene un modelo a seguir, un amigo, Spider-Man. Pero cuando malinterpreta un gesto de Spider-Man, se siente traicionado y se endurece. Las cosas se desmoronan y se convierte en Electro. Max vivía en la oscuridad, desapercibido; como Electro le quitará el poder a las personas para que ellos también sientan lo que es vivir así. Es un gran villano".

"Max es un hombre muy, muy listo. Deberían de respetarlo por sus valiosas aportaciones a Oscorp", explica Jamie Foxx, quien encarna al personaje. "A Max le deberían dar coche y tarjeta de crédito de empresa – y sin embargo, no le dan nada. Siente rencor y está dispuesto a hacer daño, pero no sabe cómo".

Y entonces Max encuentra la forma de desquitarse – con la persona que una vez fue su ídolo. "Spider-Man fue el único que aparentemente se fijó en Max y lo llamó por su nombre", señala Foxx. "Max siente que en realidad Spider-Man era su amigo y por eso se obsesiona – cuelga fotos en la pared, y cosas por el estilo. Se lo toma muy en serio. Pero luego, cuando Max recibe sus poderes y acude a Times Square, Spider-Man intenta evitar que Max se haga daño y que a su vez haga daño a los demás. Max se siente traicionado por su héroe. Trágicamente malinterpreta lo que Spider-Man intenta hacer. Piensa que Spider-Man se está llevando toda la gloria a su costa – aunque no era esa la intención de Spider-Man. Pero no importa – para Max supone traición".

Tolmach explica porqué Jamie Foxx era el actor ideal para el papel. "El personaje pedía alguien que pudiera romperte el corazón – un chico con el que pudieras realmente sentir empatía, un hombre reservado, con el que podrías cruzarte en la calle sin darte cuenta – el chico que tiene una gran riqueza interior pero todos pasan por alto", afirma Tolmach. "Pero el personaje también requería alguien que pudiera personificar una fuerza poderosa cuando la situación se tuerce trágicamente – el alter ego del hombre tímido y compasivo – un hombre extrovertido, imponente y grandilocuente. Jamie Foxx era perfecto para el papel".

Prosigue Tolmach recordando la interpretación de Foxx en el filme de 2001 Ali como parte del motivo por el cual estaba tan seguro que Foxx era el fichaje idóneo. "Interpretó a Bundini Brown, un hombre vulnerable, compasivo, y de voz suave, una bella persona", recuerda. "No olvidaré esa mágica interpretación. Todos hemos visto a Jamie en plan fanfarrón, con esa potente voz, y es increíblemente carismático y divertido, pero aquella interpretación mostró otra faceta. Es una combinación de cualidades extremadamente inusual".

Con todo y con ello, antes de asumir el papel, Foxx buscó el consejo de unos de sus asesores más cercanos respecto a lo que le esperaría como Electro. "Cuando le conté a mi hija que iba a estar en una película de Spider-Man, me dijo, '¿A quién vas a interpretar?' Contesté, 'Electro.' Ella respondió, 'Ay, papá, sabes que te van a pegar una paliza verdad. ¿Lo sabes, verdad?'".

Harry Osborn / el Duende Verde
Para el papel crucial de Harry Osborn se une al reparto el actor Dane DeHaan, quien ha llamado la atención del público por sus trabajos en películas tales como Chronicle, Sin ley, Kill Your Darlings, y Cruce de caminos.

En esta visión del personaje, Harry es el amigo de la infancia de Peter con el que perdió contacto años atrás. "Sus padres fueron socios– pero cuando se rompió la relación entre Norman Osborn y Richard Parker, y Richard desapareció, Peter y Harry se separaron. Pasaron años sin hablar – hasta ahora", explica DeHaan.

Tras pasarse años fuera estudiando en un internado, le piden a Harry que vuelva a Nueva York – su padre está a punto de fallecer. "Piensa que su padre le va a decir 'Te quiero, adiós' pero el mensaje es muy diferente. Harry descubre que él también padece la misma enfermedad que está acabando con la vida de su padre y él básicamente le dice, 'Resígnate'." prosigue DeHaan.

"Y en ese momento vuelve a entrar Peter en la vida de Harry", dice DeHaan. "Al final, recuerdan el amor y la amistad que les unió en la infancia".

Harry se ha convertido en una persona muy diferente a Peter. "Mi perspectiva inicial era que Harry era un rico heredero – un niño hipster Neoyorquino", dice DeHaan. "Hablamos de una localidad muy concreta, de una clase de persona muy específica- una identidad que dictamina incluso su imagen y apariencia. Harry se aferra a lo material porque las posesiones son las únicas cosas que no teme lucir – de hecho usa el materialismo para ocultar lo que siente en su interior. A Marc le gustó esa visión, y tras escuchar mis ideas, me guió por un camino específico para crear a Harry".

El camino que recorre Harry pasa de ser un privilegiado niño de papá hasta convertirse en el villano más temido de Nueva York. Al tomar las riendas de Oscorp, Harry – al igual que hizo su padre – administra los amplios recursos de la compañía para intentar salvar su vida. Cuando descubre la guarida secreta de los Proyectos Especiales de Oscorp, llega a pensar que la sangre de Spider-Man es la respuesta a sus plegarias- y esta esperanza se convierte en una obsesión que le lleva a ser el Duende Verde.

"Harry Osborn representa el singular y clásico conflicto entre Peter Parker y Spider-Man", dice Arad. "Harry era su mejor amigo y después, por circunstancias de la vida, Harry se torna en un enemigo dispuesto a destruir a Spider-Man. Y para colmo, lo más duro para Spider-Man es sentir la necesidad de ayudar a su amigo y evitar que éste se convierta en un villano autodestructivo".

"Hemos presenciado muchas versiones del Duende dentro del canon de Spider-Man", dice DeHaan. "Realizamos una labor investigadora para entender cómo se convirtieron dichos personajes en el Duende, y qué era exactamente. Sentimos la responsabilidad de honrar el material y hacerlo nuestro. Aunque nos permitimos algunas libertades, era esencial honrar los elementos clásicos del Duende Verde que todos aman y conocen".

Marc Webb explica que en realidad Peter y Harry hacen frente a las mismas decisiones – solo que cada uno de ellos responde a dichas elecciones de formas diferentes. "Harry es el contraste de Peter", dice Webb. "Es inteligente, al igual que Peter. Tanto Peter como Harry fueron abandonados por sus padres, aunque con sus matices – el abandono de uno fue físico y el del otro, emocional. Pero la diferencia es que Harry no contó con el apoyo de sus tíos, como tuvo Peter en May y Ben, que lo consolaron, lo guiaron. Y por eso ha desarrollado una personalidad más áspera, más abrasiva. Así soporta la vida, se ha endurecido un poco. Comienzan siendo mejores amigos, y acaban como mortales enemigos, separados por los celos y la furia".

La sensación de traición que siente Harry se convierte en algo muy personal cuando concluye que la sangre de Spider-Man podría ser la anhelada cura de su enfermedad. "Pero Peter sabe que la sangre de Spider-Man transformó al Dr. Curt Connors en el Lagarto", dice uno de los guionistas, Jeff Pinkner. "Si fuera capaz de darle a Harry la misma sangre, le haría un mal igual o mayor. Peter desea desesperadamente hacer lo que sea con tal de ayudar a su mejor amigo, pero su sangre podría hacer algo mucho peor que matarlo. Claro que Peter no le puede explicar todo eso a Harry – y aunque lo hiciera, no sabemos si Harry lo aceptaría. Es un gran problema para Peter, y eventualmente lleva a Harry a unir fuerzas con Electro".

"Harry y Electro pactan en base al odio mutuo que sienten hacia Spider-Man", explica Kurtzman. "Ese es un gran momento – dos villanos odian al héroe, pero por motivos diferentes. Y como resultado, Harry utilizará todos los recursos de Oscorp en contra de Spider-Man".

Tolmach dice que, a la hora de hacer el casting, DeHaan no fue necesariamente el primero en quien pensaron Webb y los productores. "Lo vimos en un par de películas pero realmente desconocíamos el alcance de su trabajo", recuerda Tolmach. "Pero entonces, ocurrió algo mágico. Él fue totalmente original, y singular. Nos obligó a ver el personaje de una perspectiva nueva y extraordinaria. Nos cautivó. Tiene algo en la mirada, vimos una intensidad brutal, y mucho sentimiento, pero además dolor, y oscuridad. Era Harry Osborn".

"Dane es un fantástico actor. Es único" dice Arad. "Esos ojos son suyos. Es vulnerable; puede mostrar su evolución, su incomodidad, su demencia – lo que requiera cada escena. Además encaja muy bien con Marc Webb, cuyo estilo directoral consiste en dejar que sus actores le sorprendan con lo que tengan en mente – Dane es capaz de dejar volar su imaginación y darte secuencias que no esperas".

"Fue emocionante interpretar a Harry porque el personaje vive una evolución plena, dinámica y demente", concluye DeHaan. "Sabía que se trataba de un papel jugoso y contundente".

DeHaan se pasó horas en maquillaje y vestuario para convertirse en el villano. "La diseñadora de maquillaje Sarah Rubano, y yo, desarrollamos una evolución del maquillaje", dice DeHaan. "Comienza con una espinilla en el cuello que se irradia al rostro –Harry lo intenta ocultar pero no puede. Y entonces, una vez que ingiere el veneno arácnido en un acto desesperado por intentar salvarse, acelera la enfermedad hasta llegar al umbral de la muerte – alcanzando la misma fase de Norman Osborn en su lecho de muerte. Me aplicaron unas cuantas partes protésicas – orejas y la punta de la nariz – pero más que nada son heridas y úlceras que elegimos específicamente. También llevaba dentadura postiza y lentillas – la sonrisa amenazante del Duende es un clásico, junto con sus grandes ojos. La forma de mi pelo rinde tributo también a la capucha morada que lleva el Duende Verde en los comics".

Aleksei Sytsevich / Rinoceronte
Entre los enemigos reunidos en The Amazing Spider-Man 2: El poder de Electro, se encuentra el siniestro gánster ruso Aleksei Sytsevich. Tras ser detenido y derrotado por Spider-Man al principio del filme, vuelve como una invención altamente mecanizada de Oscorp– el Rinoceronte.

De hecho el rinoceronte era el personaje Marvel preferido de Paul Giamatti cuando era crío. "Es pura fuerza bruta, y a los chavales les encanta eso", sonríe el actor, describiendo el atractivo de Rino. "Puede destruirlo todo, atravesar una pared de ladrillo. El Rino además lucía siempre esa cara enfadada, y molaba".

Allá por el 2011 apareció en el programa de Conan O'Brien y gracias a ella Giamatti resultó ser fichado como el Rinoceronte en The Amazing Spider-Man 2: El poder de Electro. "En plan broma, me preguntó Conan a quién me gustaría interpretar si alguna vez me fichaban para una peli de Spider-Man y contesté: el Rino", recuerda Giamatti. "Supongo que lo habría visto Marc Webb y cuando se pusieron manos a la obra con la entrega quedamos y me preguntó, '¿En serio que te gustaría interpretar a Rino?' Es raro. Parece una fantasía - ¡vuelvo a tener siete años!".

La tía May
La actriz dos veces ganadora del Oscar® Sally Field repite el papel de May, la tía de Peter. "Ella es la brújula moral de su sobrino", asegura la actriz. "Es ella quien le ayuda a mantener las cosas en perspectiva, pero también comprende cómo se siente. Es su principal apoyo. Pero también conoce cosas que él ignora – secretos que desvelará en su momento".


Sobre la producción y el rodaje en Nueva York
"La ciudad de Nueva York siempre fue y será el dominio de Peter Parker/Spider-Man – allí nació, creció, fue al instituto y a la famosa Universidad Empire State", dice Arad. "Rodar toda la película en Nueva York fue una oportunidad única para captar las imágenes y los sonidos del mundo de Peter. La idea era aportar autenticidad y que el público de todo el mundo sienta que se une a su viaje en esta ciudad".

The Amazing Spider-Man 2: El Poder de Electro es la primera película de la franquicia de Spider-Man rodada enteramente en el estado de Nueva York. "Spider-Man es de Nueva York y su historia es una historia de la ciudad", dice Webb. "Por lo que rodar en nuestra localización real, en lugar de duplicar un estudio de rodaje, fue realmente fascinante".

Además de rodar en la ciudad de Nueva York y en Rochester, Nueva York, la producción rodó en escenarios en Long Island y Brooklyn – incluyendo el mayor escenario jamás visto en el Empire State. De hecho, según el Gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, The Amazing Spider-Man 2: El Poder de Electro ha sido la película más grande que se ha rodado allí.

El director de producción de la película, Mark Friedberg – neoyorquino – estaba muy emocionado por la posibilidad de rodar en su tierra natal. "Confío plenamente en el equipo técnico. Creo que esto aporta mucha energía a nuestro proceso creativo. Y creo que nos ayuda a contar la historia – es la historia de Nueva York y podemos hacer que Nueva York sea parte de la narración. Spider-Man es un superhéroe particular porque nuestra gente, los neoyorquinos, también lo somos" dice.

Al rodar por todo Nueva York, la producción atrajo a miles de espectadores que estaban ansiosos de ver a su héroe local en acción. "Los neoyorquinos responden a Spider-Man con mucho cariño y alegría", dice Andrew Garfield. "Todo el mundo salió a la calle. Salían de sus pisos, casas, tiendas, gritaban y bailaban. Spider-Man es su personaje. Les pertenece. Él pertenece a la ciudad, por eso se siente bien allí".

"La gente viene de muy lejos para ver el rodaje de una película de Spider-Man, porque es una historia de Nueva York, y una gran producción", agrega Emma Stone. "Es un personaje muy querido y eso se siente en la ciudad".

Garfield también tuvo la oportunidad, cuando pudo, de entrar en contacto con los neoyorquinos. "Viví un gran momento entre toma y toma. Jugué al baloncesto con unos niños enfundado en mi traje de Spider-Man", recuerda Garfield. "Fue muy divertido. Tenía media hora libre, estaban jugando los chavales al básquet en la calle así que me uní al partido. Fue muy, muy divertido – uno de mis momentos favoritos…".

Claro que, como todo neoyorquino que se respete, aquellos niños se lo tomaron con calma. "Decían 'Sí, estamos jugando al baloncesto con Spider-Man, ¿y qué?'." dice entre risas Garfield.

Friedberg explica que como la casa de Peter Parker está a las afueras de Manhattan, el público experimentará un lado de Nueva York casi nunca visto. "Nueva York no es solo el centro de la ciudad – es Queens, Brooklyn, DUMBO, los puentes y túneles – de hecho, Spider-Man le deja un mensaje a Gwen al lado del puente Franklin D. Roosevelt. Hay barrios que no se exploran mucho en el cine – lugares a los que nunca pensarías ir si solo tuvieras dos semanas para rodar en Nueva York".

Y efectivamente, la película se rodó por toda la ciudad de Nueva York, incluyendo el exterior del edificio Hearst, que hace de las Industrias Oscorp, en la calle 57 de la Octava Avenida; en el Lincoln Center del West Side; en el barrio Bensonhurst en Brooklyn; el Distrito Flatiron de Manhattan; Union Square; Park Avenue; Chelsea; el Upper East Side; DUMBO en Brooklyn; el distrito financiero; Throgs Neck en el Bronx; East River Park en el Lower East Side; Windsor Terrace en Brooklyn; y Chinatown en Manhattan.

Aún así, algunas de las zonas más famosas de la ciudad tienen papeles protagónicos. En una de las secuencias de acción más importantes de la película, Max Dillon, interpretado por Jamie Foxx, recientemente transformado en el resplandeciente Electro de piel azul, deambula por las calles de Manhattan, asombrado por su recién descubierto poder para controlar la electricidad. Al descubrir que su fuerza incrementa al absorber más voltaje, Electro naturalmente acaba en Times Square – el lugar que compite con el bulevar Las Vegas Strip en términos del mayor consumo eléctrico de los Estados Unidos.

La producción rodó a Jamie Foxx en el concurrido Times Square por una noche, mientras que la mayoría de las secuencias fueron rodadas en el estudio de rodaje en los Estudios Gold Coast en Bethpage, Nueva York. "Construimos una gran sección de la parte norte del Times Square fuera de Long Island para tener el mayor control posible", dice Webb. La réplica incluye copias perfectas de las fachadas de Broadway y la Séptima Avenida desde las calles 46 a 47, incluyendo Father Duffy Square, con sus gradas rojas y la cabina de TKTS rodeadas de las resplandecientes señales lumínicas de Times Square.

"Todos sabemos cómo es Times Square – es un lugar icónico. Aunque lo recreamos, tenía que ser y parecer exactamente como Times Square", dice Tolmach. "Construimos un plató que era literalmente del tamaño de Times Square, con pantallas verdes literalmente tan grandes como las que se ven en Times Square – y lo iluminamos como Times Square. Era simplemente enorme".

¿Por qué decidieron los realizadores re-crear Times Square en lugar de rodar en la localización real, una de las más transitadas del planeta? La respuesta es más que evidente para cualquiera que haya visto la película. La acción conlleva explosiones de Jumbotrons, coches de policía que vuelan por los aires, tiroteos y una multitud aterrada. "Creo que la ciudad de Nueva York se alegra de que la hayamos recreado y no hayamos intentado hacer eso en la de verdad", dice entre risas Friedberg.

Otros de los enormes platós que Friedberg y su equipo construyeron incluyen varios interiores de las Industrias Oscorp, la corporación que en nuestra historia está a la vanguardia de la investigación genética y militar. En los teatros Grumman en Long Island, la producción construyó el despacho ático de Osborn, así como la División de Proyectos Especiales de Oscorp, mientras que la planta eléctrica de la misma se edificó en el estudio exterior de Gold Coast.

En el cavernoso Marcy Armony de Brooklyn, que la producción utilizó como escenario, Friedberg y su equipo construyeron el elegante vestíbulo Oscorp de tres plantas de altura, lleno de obras de arte auténticas prestadas por algunas de las galerías más prestigiosas de Nueva York. "El reto que teníamos era el de construir el vestíbulo de un edificio de quinientos millones de dólares, sin gastarnos quinientos millones de dólares, e intentar ofrecer una arquitectura buena e interesante", dice el director de producción.


Sobre el traje de Spider-man
"Resulta interesante que siempre trata del mismo personaje, pero en cada una de las películas el traje de Spider-Man cambia", dice la diseñadora de vestuario ganadora del Oscar® Deborah L. Scott, quien diseñó su primer traje de Spider-Man para The Amazing Spider-Man 2: El Poder de Electro.

Para esta película, Marc Webb quiso seguir una dirección más tradicional en el estilo de Spider-Man. "En la primera película, quería que el traje fuera muy realista – como si nos preguntáramos '¿Cómo haría este disfraz un niño?'" dice Webb. "Utilizamos tejidos y diseños que un niño en Queens podría conseguir. Por ejemplo, los ojos – estaban hechos literalmente de gafas de sol, porque eso es lo que él tendría a mano. En esta ocasión, quise adoptar lo que hicieron en los cómics – los elementos icónicos, cálidos y familiares que conocemos de Spider-Man. Y una vez más, los ojos son una parte importante – en esta ocasión se pueden ver unos ojos grandes y amigables. Cuando las personas interactúan con el traje, te transmite calidez y cercanía, seguridad, posibilita una conexión con la gente – y creo que tiene que ver con esa mirada".

Bajo la dirección de Webb, la investigación de Scott para el diseño del nuevo traje requería volver a los cómics específicos. "Fuimos muy fieles con el texto original, los cómics originales", continúa Scott. "Y realmente queríamos tomarlos como punto de partida y trasladarlos a las técnicas y cosas que hoy tenemos disponibles para hacer una versión más estilizada y cool".

"Marc y los realizadores le dieron mucha importancia a los ojos del traje", dice Scott. Ahora son blancos y más grandes que en la última película, están hechos de plástico de alta tecnología con unos lentes reales a través de los que puede ver. "Su forma es muy icónica", asegura Scott.

"Para mi también era muy importante conseguir los tonos específicos de rojo y azul", prosigue Scott. El azul del nuevo traje de Spider-Man es más oscuro que en la última película, con un tejido de cincha en la parte delantera y en la espalda.

"Hay capas y capas de diferentes tipos de efectos estampados que se hicieron primero a ordenador, se delinearon en un patrón, y serigrafiaron en múltiples capas. Todo ello se confeccionó con increíble precisión", explica Scott.


el diseño de Eletro
Para la imagen de Electro, Marc Webb eligió una dirección diferente del retrato en los comics. Se trajo al grupo KNB EFX para desarrollar los efectos especiales de maquillaje para el personaje y Sony Pictures Imageworks agregó las capas de efectos visuales que dieron vida a Electro. Greg Nicotero de KNB EFX encabezó el diseño y el maquillador Howard Berger, ganador de un Oscar® por efectos especiales, completó el look en las pruebas previas a la producción, y trabajó como maquillador durante el rodaje tanto para Foxx como para el especialista de Electro.

Para crear el maquillaje, KNB hizo una serie de escayolas a escala y escáneres corporales de Jamie Foxx, desde las cuales crearon esculturas tridimensionales. A partir de ahí, los artistas estudiaron diferentes diseños bajo la dirección de Webb. "Terminaron siendo 21 piezas individuales de silicona que cada día se pegaban a Jamie y a su doble Clay Fontenot", dice Berger. "Suponía mucho trabajo, pero quise mantener la calidad de piel".

Las venas de Electro son visibles en su piel azul luminiscente. En ellas fluye electricidad en lugar de sangre. Sus ojos son brillantes irises blancos.

Para Berger, un elemento clave en el diseño de Electro era asegurarse que el maquillaje no entorpeciera la interpretación de Jamie Foxx, con quien KNB trabajó en Django desencadenado y en Ray. "Quería asegurarme de que Jamie podía hacer lo que tenía que hacer, y que de ninguna manera esto entorpeciera su actuación", dice Berger. "Esculpimos todo los gestos hasta el más mínimo detalle, tanto que si Jamie fruncía el ceño, lo notabas. Es azul y lleva lentillas extravagantes pero sabes de sobra que es Jamie".

Bajo la dirección de Webb, Berger también trabajó de cerca con Jerome Chen, el supervisor de efectos visuales de Sony Pictures Imageworks, cuyo trabajo aporta el efecto de electricidad al aspecto final de Electro. "Estudiamos las nubes en el horizonte y las tormentas eléctricas que se producen en ellas", dice Webb. "Ves una luz desconcertante, mágica, de calidad etérea. Creo que es muy estimulante".

"Yo sabía que trabajando con Jerome, con la combinación de los dos, podríamos hacer algo diferente y no un hombre azul normal y corriente", agrega Berger. "Por encima de nuestro diseño y los efectos visuales de Imageworks, Jamie Foxx creó un personaje bastante increíble, algo nunca antes visto".

"Marc siempre nos recordaba, 'El personaje tiene que resplandecer'." dice Chen. "Bajo la dirección de Marc, empezamos a investigar e imaginar el fenómeno eléctrico. Casi por accidente, encontramos una imagen de un cráneo con una linterna detrás – su resplandor provenía del interior. Y eso es lo que comenzamos a analizar – la electricidad no estaba solo en la superficie de su piel, sino también en su interior – se convierte en su sangre. Él es un ser eléctrico revestido de carne. La electricidad está en el interior de su piel, filtrando su luz sobre la superficie de la misma".

Como inspiración, el equipo de efectos visuales en Sony Pictures Imageworks miró al cielo. "Bajo la dirección de Marc, referenciamos las tormentas nocturnas", dice el supervisor de efectos digitales David Alexander Smith. "Si te fijas en una de esas tormentas puedes ver que mayormente hay nubes, pero algunas veces el cielo entero se ilumina, o un rayo o relámpago lo atraviesa. Esa fue nuestra inspiración. Y lo combinamos con la red neurológica dentro del cuerpo humano – que se convirtió en nuestra iluminación interna que atrae las cargas eléctricas. Así, todo empieza en la frente de Electro – ahí se desata la tormenta eléctrica – y se va extendiendo por todo su cuerpo. El aspecto de Electro es impresionante, y combinado con la interpretación de Jamie Foxx, hace del personaje algo muy especial".

"Ese azul asombra a cualquiera, dieron con un color maravilloso", reconoce Jamie Foxx. "En cuanto me metía en la onda, me transformaba por completo, hasta mi voz cambiaba – me imaginaba que las cuerdas vocales de Electro se habían quemado".

Al final, unos 150 artistas trabajaron durante un año para dar vida en la pantalla a este elemento del personaje.

Los realizadores querían que la primera vez que vemos a Electro – en Times Square – pareciera real. "Acaba en Times Square en sudadera y pantalones anchos – era importante que se pudiera ver cómo la luz iba saliendo de su cuerpo", dice Tolmach. "En gran parte, fuimos muy prácticos – pusimos luces en la sudadera, pero tal y como se proyecta la luz en su rostro, pareciera que la luz emana de él. Fue increíble hacer algo así".

Después, Electro roba uno de los ceñidísimos uniformes negros de sus guardias en el Instituto Ravencroft para delincuentes dementes. Fue una decisión que surgió tras un largo proceso de investigación. "Los trajes de Deb tienen su propia mitología", dice Tolmach. "Tienes que entender porque un personaje llevaría ese vestuario; tiene que ser auténtico, verosímil y creíble. A todos nos encanta el aspecto de Electro en los comics, pero el traje no es trasladable al mundo real. Así que las preguntas que hizo Deb fueron: ¿qué haría él? ¿Cuáles son las opciones de la narración? ¿Qué ropa llevaría la gente en Ravencroft? ¿Qué llevarías puesto si estuvieras trabajando próximo a alguien que tiene carga eléctrica? ¿Cómo te protegerías?". El traje surge de estas y otras preguntas.


Sobre el entrenamiento, las escenas especiales y la acción
The Amazing Spider-Man 2: El Poder de Electro arranca a toda marcha con un Peter Parker que ha logrado dominar sus habilidades como Spider-Man. "Es un virtuoso en el papel de Spider Man", dice Webb. "Atraviesa el aire a toda velocidad, volando hacia nosotros. Es el cumplimiento de un deseo vibrante –queremos ofrecer a la audiencia, especialmente a la infantil, la sensación de volar por los aires. Empleamos mucho tiempo intentando perfeccionar esa sensación de vuelo con los especialistas y los animadores - es emocionante que este chico sea capaz de saltar desde las azoteas y volar por los aires a gran velocidad… y además se lo pasa bomba".

Para ayudar a captar secuencias de acción innovadoras y memorables, los cineastas volvieron a contar con el equipo de Armstrong, el Action Team, la renombrada familia de coordinadores de especialistas, responsables también del diseño y la creación de escenas especiales para The Amazing Spider-Man.

"Procuramos que fueran grandes y reales, recurriendo a ordenadores sólo cuando fuera imposible hacerlas mejor en la vida real", dice el coordinador de especialistas Andy Armstrong.

La idea de realizar en la práctica tanta acción como fuera posible se debió a la decisión del director Marc Webb. Explica Matt Tolmach: "El público sabe intuitivamente cuándo ve algo real. Tenemos toneladas de tomas con efectos visuales –Spider-Man hace cosas que ningún ser humano puede hacer- pero quisimos que el mundo tuviese peso, credibilidad y gravedad. De manera que, donde fuera posible, hacerlo de verdad fue una parte integral de la visión de Marc para Spider-Man".

Un buen ejemplo de ello es una las secuencias iniciales de la película, cuando Spider-Man va tras un camión de plutonio robado y conducido por un demente ruso, Aleksei Sytsevich. "Colocamos cámaras en la calle que fueron atropelladas", dice Arad. "Además, un camión enorme chocó contra la cámara. Buscábamos una sensación visceral, como si realmente estuvieras allí, una sensación de verdadero peligro. Contamos con el increíble equipo de especialistas Armstrong. Iban encima de la parte trasera de vehículos, suspendidos con cables. Cuando lo ves, notas que se ha hecho de verdad, no en el ordenador. Transmite realidad porque es una toma real".

"No se rodó ninguna escena de acción por que sí", continúa Arad. "La acción impulsa la historia, pero la historia va sobre los personajes y el conflicto. Por ejemplo, la escena inicial no trata únicamente sobre lo difícil que es detener a este ruso loco que ha secuestrado un camión –aunque también lo es- trata además sobre lo divertido que es ser Spider-Man. Al volar entre los precipicios, quisimos hacer de la experiencia algo magnifico, elegante –subir el ánimo. Buscamos formas de hacerlo de una forma distinta e interesante. Y luego, cuando captura al hombre, se burla, se ríe de él, y nosotros también nos podemos reír. Puedes reírte porque Spider-Man lo va a lograr".

"Atravesamos la ciudad a toda pastilla con un convoy de veinticinco coches de policía, un camión de agentes especiales SWAT, una enorme grúa que remolca un coche blindado, todo a alta velocidad, y chocamos contra otros vehículos, apartándolos del camino", dice Armstrong. Aunque gran parte de la secuencia se rodó en Manhattan y en DUMBO, Brooklyn, las tomas a alta velocidad se rodaron en Rochester, Nueva York, donde la arquitectura histórica del centro encajó muy bien con Manhattan.

"La ciudad de Rochester se portó maravillosamente con nosotros", asegura Armstrong. "Nos permitió hacer una gran secuencia de acción con vehículos en una película enorme. En la mayoría de las ciudades americanas no es posible hacer algo así".

The Amazing Spider-Man 2: El Poder de Electro arranca con una secuencia de acción en un jet G-5 que fue rodada en el estudio de Gold Coast utilizando una innovadora combinación de tecnología de simulación de vuelo nunca antes utilizada.

"Construimos entero el interior de un avión G-5 y luego hicimos algo que no se había hecho nunca", dice el ganador del Oscar® John Frazier, supervisor de efectos especiales de la película. Por primera vez se le sumó a la aeronave una base en movimiento, la misma tecnología utilizada en simuladores de vuelo, unida a su vez a dos enormes aros para hacer girar el avión, como en un asador. "Es la primera vez que incorporamos una base en movimiento. Es la que proporciona el cabeceo, el bandazo, y los giros", explica Frazier. "Cuando el avión atraviesa turbulencia la base nos da la opción de poder girarlo, incluso 360 grados o en cualquier ángulo que queramos".

"Casi todas las tomas del vuelo dentro del avión las protagonizan actores, no especialistas", dice Armstrong. "Y lo hemos hecho con mucha gravedad a su favor, para que pudieran tropezarse y caer, luchando contra fuerzas reales".

La misma tecnología la empleó posteriormente la producción en una escena en la que Peter Parker salta a la pared y hasta el techo, intentando quitarse el traje rápidamente antes de que su tía May entre a su habitación. Para esta escena el plató del cuarto descansa sobre dos enormes aros alrededor de los cuales giraba la habitación.

Durante el rodaje Andrew Garfield permaneció mayormente erguido mientras la habitación y la cámara giraban 360 grados, usando la misma técnica de la famosa secuencia de Fred Astaire en la película Bodas Reales, en la que Astaire bailó en las paredes y el techo.

"Nuestra versión es muy diferente porque Spider-Man, usando sus poderes arácnidos casi va tropezando por el techo, recorre toda la habitación, los 360 grados", dice Armstrong, quien trabajó estrechamente con su coordinador conjunto de especialistas e hijo, James Armstrong.

Tras conversar en un primer momento con el director Marc Webb, a Armstrong se le ocurrió buscar inspiración estudiando las escenas especiales de los primeros días del cine. "Marc y yo, y Andrew Garfield también, admiramos la acción física vintage hecha enteramente frente a las cámaras", explica Armstrong. "Copiamos una acción –el tamaño y el cuadro, paso por paso- de Buster Keaton, en el que se un coche en movimiento".

Los amantes del cine reconocerán un momento famoso de un corto de comedia de 1920 cuando, en plena huida, Keaton agarra la parte trasera de un coche en movimiento y lo perdemos de vista rápidamente ya que vuela en sentido horizontal casi fuera del cuadro. "Lo estudié cuadro a cuadro, descubrí cómo lo hizo y lo reproduje exactamente", dice Armstrong.

"Andy Armstrong tiene una gran afinidad con Keaton", añade Andrew Garfield. "En esta película hemos querido remontarnos a Harvey Keaton y Charlie Chaplin con el carácter físico y el humor físico de Spider-Man –queríamos captar su jocosidad y alegría".

"Hay un par de payasadas en las que el propio Andrew se columpia como lo haría Spider-Man pero se estampa contra un muro y se cae, resbalándose por la pared. Esto puede parecer sencillo pero en realidad es muy difícil", añade Armstrong. "Requiere un actor muy físico, y en esta ocasión lo hace como Peter Parker, así que no hay trucos. Lo hace el propio Andrew".

Para lograrlo Garfield tuvo que seguir un estricto entrenamiento y régimen nutricional que comenzó semanas antes de rodar y continuó durante la producción.

"Mi entrenador, Armando Alarcón, es una de mis personas preferidas en el mundo entero", dice Garfield. "Es una especie de general, muy amable y poderoso, le apasiona la salud y el ejercicio. El régimen fue bastante intenso –y más vale que así sea, estoy prácticamente desnudo en un traje de lycra- así que le estoy muy agradecido a Armando. No podría haberlo hecho con nadie más. Es una relación muy íntima la que tienes con tu entrenador personal".

"Quise saber en qué cambiaría esta película con respecto a la primera entrega de The Amazing Spider-Man", dice Alarcón, quien repite su papel de la primera película. "Aprendí que Peter es un poco mayor –no es el joven adolescente que era en la primera película. Pues bien, para aparentar ser mayor los músculos tienen que madurar –tienen que ser más gruesos y densos. Es fácil reconocer la diferencia entre un adolescente y un hombre -el músculo simplemente es diferente. Y, ya que es un superhéroe, quisimos acentuarlo: hombros anchos, espalda grande y gruesa, y cinturita de avispa".

Alarcón dice que Garfield fue un discípulo dispuesto, capaz y dedicado –aún cuando el actor diga lo contrario. "Andrew te dirá que no es un tío al que le guste entrenar, o que no se le dan bien las pesas, pero su físico y su capacidad dicen lo contrario" Y es que Alarcón también se implicó en que Garfield recibiera la nutrición necesaria para construir músculo: "Tuvimos que ponerle una dieta de entre 4000 y 5000 calorías al día -fuentes inmediatas de energía, como vegetales y carnes magras y simples. Tiene entre cuatro y cinco por cien de grasa corporal así que, sin energía inmediata, su cuerpo quemaría el músculo. En ocasiones comía pasta –y luego bromeaba conmigo cuando ocasionalmente me tomaba un trozo de tarta".

Claro que algunas escenas exigieron especialistas bien entrenados. Para éstas, los cineastas recurrieron a Ilram Choi y William Ray Spencer. "Son dos de mis personas favoritas, me hacen quedar tan bien", ríe Garfield.

"Andrew se siente verdaderamente vinculado a Spider-Man, y le gusta forzar los límites tanto como le sea posible", dice Tolmach. "Si le dejamos hacer una escena especial, la hace encantado. Pero siente un gran respeto hacia William e Ilram, quienes también llevaron el traje; hay cosas que ellos son capaces de hacer que Andrew no puede hacer".

"Entre nosotros tres forjamos una auténtica colaboración, porque nunca se trata de nuestro ego, siempre se trata de quién puede hacer mejor la escena, sea yo, William o Ilram", continúa Garfield. "Todo gira en torno a servir al personaje".


Sobre los efectos visuales
Para los efectos visuales de la película, los cineastas acudieron al equipo ganador del Oscar® en Sony Pictures Imageworks, quienes han trabajado los efectos visuales en todas las entregas de Spider-Man, y al supervisor de efectos visuales Jerome Chen, quien repite su papel de The Amazing Spider-Man. Chen dice sentirse encantado con la oportunidad de volver a formar equipo con Marc Webb. "Marc es un gran colaborador", dice Chen. "Comprende intuitivamente los efectos visuales. Son como un segundo idioma para él. Crea un diseño básico, un encuadre holgado y luego te permite despegar, hacer tu propia investigación y regresar con tus propias ideas. Aún la más chalada de la ideas –la aceptará, la comentará y la adaptará en la historia".

Toda película de Spider-Man enfrenta fuertes retos de efectos visuales, y The Amazing Spider-Man 2: El poder de Electro no ha sido una excepción. Uno de los mayores retos según Chen, ha sido el de crear los elementos de efectos visuales de Electro. El reto se planteó en dos frentes –primero, añadir el elemento eléctrico al propio personaje y segundo, descubrir cómo se manifiesta la electricidad generada por el personaje".

(Para más información sobre los elementos de efectos visuales en el personaje, por favor consulte la sección "El diseño de Electro").

Para Chen era importante conseguir que la electricidad disparada por Electro fuera tan visualmente impactante como fuera posible. "Hemos querido hacer algo inesperado", dice. Estudiaron la naturaleza. Recuerda: "Analizamos los colores y texturas en fotografías del espacio y animales subacuáticos. Observamos las nebulosas, las tonalidades y gamas de los animales tropicales. Introdujimos esos colores en la transformación de Max en el tanque y luego, cuando Electro empieza a disparar sus rayos eléctricos, no es un simple arco de electricidad azul –es naranja y morado. Mantenemos el color en la gama".

"Desde el principio la pauta directoral fue que la energía de Electro debía ser 'hermosa pero letal'." dice uno de los supervisores de generación por ordenador, Christopher Waegner. "Estudiamos imágenes a alta velocidad de relámpagos para ver las grietas eléctricas. Estudiamos las bobinas Tesla, esferas de plasma, cada una de estas representaciones de la energía y las juntamos. Los relámpagos se componen de una docena de capas de elementos, dependiendo de qué tipo de descarga se dispare y cómo ésta reacciona con el ambiente".

El equipo de efectos visuales fue responsable también de generar digitalmente gran parte del Times Square. Aunque el equipo de producción construyó un enorme e impresionante plató, algunos elementos sólo podían lograrse por ordenador. Esto incluía los edificios, el interior de los mismos, escaparates, letreros, carteles, iluminación e incluso pequeños detalles como macetas y farolas.

Para recrear Times Square, el equipo de efectos visuales comenzó por la realidad. "Mucho antes de que el equipo de producción empezase, rodamos una panorámica de Times Square –cubrimos cada pulgada con una cámara de cine, otra fija y contamos con un equipo de topógrafos", dice el supervisor de efectos digitales David Alexander Smith. "Captamos cada detalle, lo llevamos al taller y lo construimos. Le aportamos una geometría compleja pero eficiente que nos resultara útil y brinda además un aspecto auténtico".

"Times Square es obviamente un lugar enorme. Por ejemplo, hay 140 pantallas gigantes Jumbotron –cada una reproduce un material distinto", dice Chen. "Tuvimos que crear nuestro propio material para cada pantalla gigante. De manera que no sólo creamos un ambiente digital sino además, cientos de vídeos. Y, posteriormente en la secuencia, esto se convierte en un punto importante de la historia: todas estas pantallas muestran a Spider-Man o a Electro. Para Marc, esta es una escena sobre cómo Electro desea ser visto así que, cuando las pantallas cambian para mostrar a Spider-Man, se produce un momento crucial para Electro al percibir este que Spider-Man le roba la atención".

Como si el hecho de construir uno de los espacios urbanos más emblemáticos del mundo no bastara para complicar la secuencia, Webb y Chen añadieron otro elemento –el Sentido Araña. "Electro ha destruido uno de los lanza- telarañas de Spider-Man, y éste debe ingeniar cómo salvar a la gente en las gradas", explica Chen. "A Marc se le ocurrió la idea de que se detuviera el tiempo, y entonces, Spider-Man intenta averiguar cómo salvar a toda esta gente en un solo momento. Lo llamamos la toma del Sentido Araña -todos están de pie, congelados en el tiempo- y Spider-Man es el único que se mueve y lo atraviesa".

Aunque existían una variedad de soluciones para lograr la secuencia, los cineastas eligieron una sorprendentemente práctica.