Cinemanía > Películas > Big bad wolves > Comentario
Destacado: Llega a las salas de cine 'Cazafantasmas: Imperio helado'
Big bad wolves cartel reducidoBig bad wolvesDirigida por Navot Papushado, Aharon Keshales
¿Qué te parece la película?

Premio a la Mejor Dirección y una mención especial a la Banda Sonora en el Festival de Sitges 2013.

Big Bad Wolves es un thriller de venganza con toques de comedia negra, una versión moderna del cuento clásico de Caperucita Roja y el Lobo Feroz. Está dirigida por los israelíes Navot Papushado y Aharon Keshales. Profesor y alumno respectivamente, debutaron en la dirección de un largo con la película Rabies, la primera película israelí de terror. Bid Bad Wolves es el segundo largometraje que dirigen juntos.

La película está protagonizada por Lior Ashkenazi (Caminar sobre las aguas), Rotem Keinan y Tzahi Grad.

Además del Festival Internacional de Cine de Sitges, Big Bad Wolves pasó por otra veintena de Festivales, como el de Tribeca; también estuvo en Austin Fantastic Fest y en Fantasia Film Festival, de Montreal, entre otros. En este último se alzó con los premios a la Mejor Película y al Mejor Guión.

La Academia de Cine Israelí la premió también con 7 estatuillas incluyendo Mejor Guión, Mejor Dirección y Mejor Fotografía.


Ficha artística
Lior Askenazi - Micki
Rotem Keinan - Dror
Tzahi Grad - Gigi
Dov Glickman - Yoram


Notas del director
Big Bad Wolves es un cómico thriller sobre secuestros que se inspira en la sociedad en que vivimos. La ansiedad existencial sienta las bases de la fundación de Israel, así como los intentos de definir y reforzar la legitimidad del estado: el miedo a las actividades terroristas, especialmente los secuestros, la constante sensación de ser perseguido, la intolerancia y el machismo inherentes, añadidos a la histórica sed de venganza crean el marco ideal para las acciones extremas y sus consiguientes reacciones.

Se produce una serie de asesinatos brutales y espeluznantes. El asesino no identificado acosa a las niñas y las decapita al terminar sus monstruosos actos. Arroja los cuerpos donde la policía los pueda encontrar pero se queda las cabezas, impidiendo a las familias en duelo enterrar completo a su ser querido.

La trama sigue el violento e inevitable camino de la destrucción de tres personajes, el principal sospechoso –un profesor de religión–, el padre de una víctima en busca de venganza y el impetuoso detective de la policía asignado al caso. El filme hace aflorar cuestiones relacionadas con un dilema moral universal: ¿ser la víctima te legitima para convertirte en un vengador sangriento?

Aharon Keshales y Navot Papushado